Está en la página 1de 4

Sus cinco cantos y 157 octavas, corresponde apenas a la

fundación de la Compañía de Jesús. Aunque la


vastedad del proyecto que se había propuesto
Domínguez Camargo determinó que la muerte
impidiera su terminación, las irregularidades
estructurales del poema son menos imputables a esta
circunstancia cuanto al estilo del poeta, que lo ubica en
un barroco culterano fuertemente influido por la
poesía de Luis de Góngora y Argote (1561-1627), sobre
todo por sus Soledades y la Fábula de Polifemo y
Galatea. Las frecuentes referencias mitológicas y de la
simbología cristiana, las densas metáforas
visuales,encabalgamientos del verso y un hipérbaton
ajustado a los clásicos cánones latinos, además del
recurrente empleo de culteranismos, son rasgos que
dificultan una primera lectura del Poema heroico. En
nuestros días, la crítica hispanoamericana coincide en
afirmar que con el Poema heroico Domínguez se
afirma como el más culto de los poetas de nuestra
literatura colonial. Por la proliferación de formas, por
la plasticidad de su lenguaje simbólico en continua
metamorfosis, por su agilidad narrativa y sus audacias
retóricas, el poema nos revela la riqueza del mundo
cultural del Nuevo Reino de Granada, con el
abigarramiento propio de los altares de las iglesias
coloniales edificadas por sacerdotes españoles en el
siglo XVII. El Ramillete de varias flores poéticas es una
antología de textos de Bastidas, Evia y Domínguez, de
quien incluye cinco composiciones: el soneto "A don
Agustín de Saavedra y Guzmán" y los romances "A un
salto por donde se despeña el arroyo de Chillo", "A la
muerte de Adonis", "Al agasajo con que Cartagena
recibe a los españoles que vienen de España" y "A la
pasión de Cristo", todas ellas de estilo culterano. La
última de ellas fue objeto de críticas, a las que
respondió con su Invectiva apologética, exigiendo el
desagravio. Bastidas publicaría luego otros poemas de
Domínguez Camargo, bajo el título de Otras flores,
aunque pocas. El postrer documento que se conserva
del poeta es su Testamento, que consiste, más que todo,
en una profesión de fe del hombre de iglesia. En 1676
se publicó también, en Madrid, dentro de la
recopilación de Juan Flórez de Ocáriz titulada Libro
Segundo de las Genealogías del Nuevo Reino de
Granada (1676, Arbol XXII, p. 350), el soneto "A
Guatavita", durante mucho tiempo tenido por obra
menor, que en realidad revela a un poeta muy distinto
al del Poema heroico y los romances, en una
descripción caricaturesca y satírica que pone al
descubierto la otra vena poética, coloquial, más
conceptista, y acaso quevediana.
CONCLUSION
De este trabajo concluimos que Hernando Domínguez
Camargo tuvo varias formas para vivir su vida y que
fue uno de los poetas más sobresalientes del barroco
colonial en el nuevo reino de granada.

Intereses relacionados