Está en la página 1de 6

Ensayo Final:

INFLUENCIA DE LA TELEFONIA CELULAR EN LOS ADOLESCENTES

Autor: Camila Martínez Azocar Profesor: Carlos Barrientos Curso: Expresión Escrita Fecha: 29 de abril de 2013

INDICE

3

Ensayo………………………………………………………… Bibliografía……………………………………………………… 6

..

Martínez 1

Influencia de la telefonía celular en los adolescentes.

La comunicación es un proceso vital para el desarrollo individual y de la sociedad. Actualmente se han multiplicado en gran número las posibilidades de comunicación a distancia, y uno de los medios más populares y con más difusión en el mundo es el teléfono celular. Todo el mundo hoy en día posee un celular, porque éste ayuda a acortar distancias. Al tener un celular, podemos contactarnos rápidamente con la persona o institución que necesitemos, sin importar lo lejos que este, y en casi cualquier lugar en que nos encontremos. Esto es posible gracias a que este dispositivo es totalmente portátil, por lo que podemos llevarlo a donde queramos. Nos facilita la vida en cierto modo porque nos desconecta de la realidad logrando que nos insertemos en otro mundo lleno de aplicaciones, redes sociales y entretenciones de todo tipo.

Si bien el celular nos ha brindado innumerables beneficios también nos ha brindado variados problemas como lo es en el ámbito educacional. La mayoría de los jóvenes ven el uso de estos aparatos como algo usual, algo normal y cotidiano para ellos. Lo cual es verdad hasta cierto punto, porque en cuanto a ayudar a estudiar para un examen el celular no te ayudara a rendir del todo bien. En cierto modo, el celular te puede brindar un millón de información acerca de un tema específico pero no te brindara las respuestas de un examen. Si bien hoy en día estos aparatos son vistos como una herramienta ideal tanto para niños como para jóvenes, una herramienta ideal que brinda información acerca de cualquier tema, y capaz de entregar todo que necesitemos al instante.

Un problema que se está viendo hoy en todos los colegios es que los alumnos se distraen fácilmente con el celular. Durante las clases muchos estudiantes no dejan de lado estos aparatos para prestar atención al docente que está explicando la clase. Muchos jóvenes durante las clases juegan con ellos, envían mensajes de textos y hasta los más extremistas hacen llamadas durante un horario inapropiado. El resultado de todos estos problemas se verá finalmente en las notas finales del estudiante, notas que serán malas pero en muchos casos paupérrimos que difícilmente podrán subir a fin de año para pasar de curso.

La mayoría de los directores de las escuelas consideran el uso del teléfono celular como perjudicial y molesto, y han puesto en práctica varias políticas que prohíben su uso en la escuela. Los teléfonos celulares son una interrupción en la escuela. Los mensajes de texto, por ejemplo, se pueden utilizar para copiar en los exámenes. Los estudiantes envían mensajes de texto no son capaces de dar toda

Martínez 2

su atención a al profesor o a lo que se está explicando en la pizarra. Si móvil suena en la mitad de la clase este totalmente interrumpe la clase durante un período considerable de tiempo. Muchos teléfonos móviles también poseen cámaras que muchas veces presentan una invasión de la privacidad en las escuelas o privacidad de los propios alumnos.

Durante el día escolar, los estudiantes deben centrarse en la enseñanza de la clase y sin distracciones. Mientras que los teléfonos son muy convenientes y una parte común de la vida cotidiana, en su mayor parte, son una distracción en todas partes. ¿Alguna vez has estado en un bus o en un avión y alguien está llevando a cabo una conversación personal fuerte? La respuesta probablemente será sí. En una escuela, la distracción puede ser aún mayor que en un lugar público. Para muchos profesores, una de las mayores preocupaciones sobre la inclusión de los teléfonos celulares en las escuelas es que se van a utilizar inadecuadamente ya sea como medio de distracción o para hacer trampas en las pruebas.

Los estudiantes envían mensajes de texto entre sí todo el tiempo durante la clase, y hay momentos en que los profesores no se dan cuenta. Los teléfonos celulares son una distracción en todo el sentido de la palabra. Si el estudiante tiene que llamar a casa sólo tiene que ir a la oficina del inspector o secretaria para contactar a un padre o cualquier otro familiar. Sus aplicaciones actuales son para la distracción, la interacción social, y la fotografía obscena en muchos casos. Y no vamos a ignorar a los padres que llaman a sus hijos (as) durante la clase para hablar de temas que no son de suma importancia. Si se trata de una verdadera emergencia, los padres pueden llamar directamente al colegio y decir que necesita hablar con su hijo(a).

Aquí está también el control que los padres puedan ejercer sobre sus hijos y sobre el manejo incontrolado de los celulares durante las clases. Muchos padres entregan celulares a sus hijos como un modo de comunicarse con ellos a toda hora, pero no ven la gran distracción que un celular puede ser para un niño de 5 o 6 años. Probablemente este niño podría recaer en una adicción a los celulares por el constante uso y manejo de los mismos. Si bien los padres lo ven como algo normal dentro de la vida del niño pero lo que ellos no saben es cuáles serán las consecuencias para su hijo cuando tenga 15 o 16 años. Lo más seguro es que el niño tendrá malas calificaciones, mal comportamiento o una mala interacción social con sus compañeros lo que en un futuro será un problema con el cual tendrá que lidiar por un cierto tiempo hasta que el niño logre insertarse en la sociedad de modo normal para todos.

Martínez 3

Un estudio realizado por The Pew Internet Project descubrió que el uso de los teléfonos celulares entre adolescentes se ha incrementado de manera constante desde el 45% en 2004 hasta el 71% en 2008. Como lo muestra la gráfica inferior, más del 80% de los adolescentes tienen un teléfono cuando llegan a la edad de 16 años. Sin embargo, el estudio Pew demuestra también que la mitad de todos los niños de 12 años tienen un teléfono: un gran salto desde el 18% registrado anteriormente en 2004. El mayor aumento en la propiedad ocurre a la edad de 14 años, justo alrededor de la transición entre la escuela y el liceo o colegio. (1)

Martínez 3 Un estudio realizado por The Pew Internet Project descubrió que el uso de los

Como fue menciona anteriormente el uso de celulares en clases debería estar prohibido ya que función como un medio de distracción para los estudiantes, logrando menos concentración y obviamente bajas calificaciones. También el uso indiscriminado de los celulares puede recaer en una adicción con seguras consecuencias en el niño, aislándolo de la sociedad, sintiéndose extraño dentro de esta misma. Si bien los padres ven todo esto como una etapa normal de un niño, aquí es donde se debe poner más atención al desarrollo de los niños porque será vital para la inserción de este en el mundo que nos espera mañana.

BIBLIOGRAFIA

1. Pew Internet &American Life Project, Gaming and Civic Engagement Survey of Teens/Parents (Nov. 2007).