Está en la página 1de 6
Día de la Tierra Relatoría del encuentro en Maní / 22 de abril de 2010 Conforme

Día de la Tierra

Relatoría del encuentro en Maní / 22 de abril de 2010

Conforme fueron llegando los alumnos de las subsedes fueron entregando una hoja con las cinco frases que eligieron y que trajeron en sus cartulinas. La comisión encargada fue recibiendo estas hojas para adelantar el trabajo de redacción de la propuesta de Manifiesto en Defensa de la Madre Tierra.

A las 4.30 se reunieron todos en el patio central de la Escuela. Estaban presentes alumnos de las subsedes, profesores, promotores y directivos de la Escuela e invitados. Dio la bienvenida Genaro Euán. Se dio la bienvenida a todas las subsedes, al grupo de Misioneros A.C. de Chacsinkín, a Sandra Ramos de Chiapas, a los profesores de la Universidad Chapingo y de la UADY, a los estudiantes del Tecnológico, a los antropólogos del INAH, y al personal de la Fundación Produce.

Después de la bienvenida, dirigió la dinámica inicial Atilano. Reunidos todos en círculo en el patio central, alrededor del símbolo de la cruz maya de los cinco colores que señalan los rumbos cósmicos de los cuales venimos. Tilo invitó a todos a mirar alrededor y a que cada uno escogiera un signo de la naturaleza y regresara al círculo con el signo que hubiera escogido. Todos se dispersaron a buscar su signo. Al reunirse de nuevo se colocaron cada uno en el rumbo del cual vinieron: oriente (Valladolid, Yokdzonot, et al.), sur (Peto, San Simón et al.), poniente (Hunucmá et al), norte (Mérida et al)…

Al regresar al círculo se compartió el significado de los signos. Cada uno dijo: “Para mí la tierra es…” añadiendo el signo que escogió. Va la lista, evitando repeticiones. “Para mí la tierra es:

  • - adaptación

  • - el aire

  • - vida

  • - de donde venimos

  • - esperanza

  • - semilla de vida

  • - cobijo

  • - alimento

  • - firmeza para siempre

  • - madre

  • - fruto

  • - sagrada

  • - continuidad

  • - amor

  • - belleza, perfume

  • - aromas

  • - salvación, germinación

  • - renacer

  • - oportunidad de hacer mejor las cosas

  • - regalo

  • - colores y felicidad

  • - materia orgánica y viva

  • - origen

  • - compromiso

  • - abundancia

  • - agua

  • - somos nosotros

  • - hermosura

  • - futuro

  • - semillero

  • - semilla abundante

  • - ceiba sagrada…”

Tilo terminó señalando que con los signos se había formado un altar y que eso era también un signo: la tierra es el altar de la vida, aunque haya sido profanado y mancillado. Nuestra presencia aquí, a contracorriente, recupera la sacralizad de la tierra.

Al terminar el rito introductorio, se sentaron todos alrededor del altar. Bernardo tomó la palabra para conducir el intercambio entre las subsedes. Pidió a los representantes que pasaran a comunicar a todos las actividades que realizaron en sus subsedes y presenten las frases que escogieron. Al terminar cada representante podrá sus carteles junto a la cruz del altar.

Subsede de Valladolid: (oriente)

En Valladolid los alumnos de la subsede trabajaron el sábado en siete grupos de tres personas. Cada grupo repitió la reflexión en sus propias comunidades. En Yokdzonot repartieron volantes para asistir a una ceremonia maya e hicieron unos cartelones para hacer conciencia. En Ebtún hicieron volanteo, vocearon los spots y proyectaron una película sobre la Tierra. Hicieron lo mismo en varios rumbos de Valladolid. Se trabajó de manera especial con los niños y niñas en las escuelas, de salón en salón.

Subsede de Hunucmá (poniente):

En Hunucmá los alumnos de la subsede trabajaron los materiales el sábado. Decidieron compartir con la comunidad los spots a través del sistema de radio del mercado municipal. Se trabajó también con niños y niñas de un grupo de atención psicológica.

Mérida y alrededores (norte):

Los profesores de Chapingo se reunieron para estudiar la Carta de la Tierra, también escucharon la canción-poema a Gaia. Hicieron crítica de las acciones depredadoras de la especie humana, que está hundiendo el barco donde todos vamos. Hicieron la reflexión con los alumnos del propedéutico.

Los alumnos del Tecnológico de Mérida que estudian ingeniería ambiental hicieron obras de reciclaje e invitaron a los alumnos a cuidar el medio ambiente. Tienen un proyecto más ambicioso dirigido a todos los alumnos.

En Yobaín se compartió Ecológico Aak.

el material con jóvenes. Lo mismo

se hizo

en

el

Parque

Subsede de Peto (sur):

En la subsede Jo-Lu’um de Peto se realizó una ceremonia maya, se reflexionó sobre la Carta de la Tierra. Se hizo cinco grupos que compartieron después en plenario. Cada grupo se comprometió a promover el Día de la Tierra en varias comisarías de Peto usando los spots. También compartieron el material con XEPET y con la estación radial del Mercado Municipal. Además hicieron unos folletos y publicaron en un periódico local algunos mensajes.

Los compañeros de Chacsinkin (Misioneros A.C.) hicieron publicidad sobre los peligros de las semillas transgénicas y la importancia de las semillas criollas y están preparando la feria de las semillas criollas para el 2 de mayo en Xoy. Trabajaron también con alumnos de la facultad de arquitectura, de la especialidad sobre el Hábitat, y descubrieron que la mayoría de los alumnos, aun siendo de Mérida, venían de algunos pueblos en los que se conservaban ritos relacionados con la tierra. Reconocieron que la instrucción académica los ha alejado de estas tradiciones y se comprometieron a conservarlas en el trabajo que realizarán de diseño del hábitat.

Compartieron también su trabajo algunas personas de Calakmul, Campeche, que practican la agricultura orgánica. Trabajan abonos orgánicos con lombricomposta.

Sandra, de Chiapas, compartió que tiene un trabajo ecuménico con varias iglesias que se enfocan a 80 familias de cinco comunidades chiapanecas para valorar y apreciar la madre tierra, desde la recuperación de los valores mayas y los ritos que tienen que ver con la tierra. Es un trabajo bastante difícil porque algunas iglesias combatieron durante mucho tiempo estas prácticas. Compartió que estas comunidades lograron evitar un basurero que podría dañar sus cultivos. Trabajan también para la recuperación de los manantiales que se pretenden privatizar y la valoración de las verduras orgánicas. Tienen también trabajo con niños y niñas. Han publicado algunos folletos sobre las propiedades medicinales de la alimentación sana.

Bernardo cerró este momento diciendo que hay que manifestar nuestro afecto por la tierra de manera sensible. Invitó a todos a ponerse de pie y mirar las cartulinas que fueron depositadas junto a la cruz en las intervenciones de todos. Se invitó a dos o tres personas a manifestar su sentimiento respecto a los pensamientos y trabajos colocados en el altar.

1.

Somos responsables de la conservación de la tierra.

  • 2. Sólo con la unión de todos podemos salvarnos junto con la tierra.

  • 3. La defensa de la tierra no comenzó con la proclamación del Día de la Tierra: es milenario. Las naciones originarias amaban a la tierra. Somos herederos de esa tradición.

  • 4. Parece ser que a nuestros gobiernos les importa muy poco la tierra: propician el uso de químicos y no promueven el trabajo del campo. Hay que obligarlos a promover la tierra, no venderla.

  • 5. Sólo un esfuerzo conjunto, de todos en el mundo, puede ayudarnos a defender la tierra. Hay miles de personas resistiendo. A nosotros nos toca ofrendar esfuerzo y sangre para defender la tierra.

Antes de pasar al receso, Bernardo Caamal dio un mensaje. Hay que ver dónde cayó nuestro tuch y dónde está el cementerio de nuestro pueblo. Somos de la tierra. Los antiguos nos enseñaban no pasarse del punto del equilibrio. Compartió un audio que recoge algunos saberes locales a través de un relato del Arux.

Receso.

Representación de la parábola del Payaso y la Aldea en Llamas.

Genaro presentó al grupo de niños y niñas de san Simón. Se representó la parábola. Genaro lanzó las siguientes preguntas: 1. ¿Cuál es la enseñanza que nos deja esta parábola? 2. ¿A quién representa el pueblo que se incendia? 3. ¿A quién se parece los habitantes muertos de risa? 4. ¿Por qué no le hicieron caso al payaso? 5. ¿A quién representa el payaso? Se invitó a todos los participantes a platicar con los más cercanos estas preguntas. Se dio 10 minutos para el cuchicheo. Al terminar de comentar con los más cercanos, algunos fueron pidiendo la palabra para compartir su reflexión. Se dijo que la enseñanza es que refleja la realidad. Los que tratamos de alertar por el deterioro del medio ambiente damos risa. No nos hacen caso. Hay que tomar acciones a favor del medio ambiente. El pueblo que se incendia es el planeta y los que se ríen son los países ricos y los gobiernos. El payaso puede ser también la tierra, porque clama y nadie le hace caso. A veces las acciones a favor de la ecología parecen poco importantes, y no le damos importancia al deterioro del medio ambiente. Estamos preocupados por otras cosas y no damos oído a los clamores. Se ven a los ecologistas como si fueran payasos. También se dijo que la parábola enseña que si no actuamos ahora puede ser demasiado tarde y el planeta será el que esté en llamas. Vamos en contra de grandes empresas transnacionales que quieren hacerse ricas aunque se muera la gente. Lo que no saben es que les va a alcanzar también a ellos. Hay que aprender a escuchar a la gente que quiere ayudarnos a cambiar nuestro estilo de vida y a la tierra, que a través de sus cambios negativos nos está llamando a cambiar.

Al terminar, Genaro anunció que las frases que cada subsede trajo sirvieron para elaborar una propuesta de manifiesto en defensa de la tierra. Una comisión formada por Hipólito Mendoza y José Castillo lo hizo. Se leyó para proponer a la asamblea. Se dieron algunas aportaciones y quedó finalmente el manifiesto como sigue:

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA MADRE TIERRA

En la Escuela de Agricultura Ecológica “U yits Ka’an” el día 22 de abril de 2010 nos reunimos, venidos de los cuatro puntos cardinales, representantes de las subsedes de Peto, Valladolid, Yokdzonot, San Simón y Hunucmá, participantes de Mérida, Calakmul, Camp., Chiapas, directivos y profesores de la Escuela e invitados, para unirnos a la celebración del Día Mundial de la Tierra.

La tierra se encuentra ante una crisis ambiental, producto del manejo de sistemas de producción degradantes de los recursos y de toda forma de vida que existe en ella. La tierra y sus recursos ha sido vista como una mercancía, por lo tanto, se explotan maximizando los beneficios económicos mientras ponemos en peligro su existencia.

Por lo tanto, producto del análisis y reflexión en torno a estas grandes amenazas que enfrenta nuestra madre tierra declaramos:

Salvemos la biodiversidad para salvar la humanidad

Frenemos la contaminación ambiental, del suelo, del agua para no dañar más el planeta

Cambiemos los patrones dominantes de producción y consumo que están causando

devastación ambiental Usemos abonos orgánicos para no contaminar el suelo y el agua

Impulsemos el estudio de la sostenibilidad ecológica y promovamos el intercambio

abierto y la extensa aplicación del conocimiento adquirido Cambiemos nuestros valores, formas de vida e instituciones.

Desarrollemos un sistema político, social y económico que procure y proteja el medio ambiente

Exigimos que todo comercio o empresa apoye el uso sostenible de los recursos, la protección ambiental para garantizar una tierra no contaminada, con aire limpio y un saneamiento seguro

Promovamos el bien común a partir de mayor libertad, conocimiento y poder

Convivamos con todos los seres vivientes con respeto y consideración

Adoptemos patrones de producción consumo y reproducción que salvaguarden las

capacidades regenerativas de la tierra Alimentemos al suelo para que nunca se canse de darnos de comer

Amemos a la tierra con responsabilidad universal, para que haya justicia

Aprendamos a separar la basura orgánica e inorgánica, cuidemos el ambiente reciclando los desechos

Respetemos la vida en todos los niveles

Dejemos al suelo mejorado para futuras generaciones

Conservemos nuestros árboles para que nos den vida en abundancia

Conservemos nuestra semillas tradicionales

Exijamos que los niños inicien su educación integral y local

Comprometámonos a promover este manifiesto

Se pasó a la clausura que dirigió Tilo. Todos regresaron en torno a la cruz, en el patio central. Tilo invitó a descalzarse para sentir la tierra, tocarla. Nosotros somos la tierra. Invitó a sentir la tierra. Unos minutos de “contemplación” sensible, de caricia a la madre tierra, de sentir cómo formamos parte de ella. Al terminar este momento, se pusieron todos de pie y compartieron lo reunido en torno al altar. Cada subsede compartió sus carteles con las otras. Inmediatamente pasamos a una oración que dirigió don Mario. Después, cada persona tomó el signo que había depositado ante el altar y lo devolvió al lugar donde lo tomó. Para terminar, se dio lectura al manifiesto. Fue aprobado por todos y se entregó un ejemplar impreso a cada subsede.

Se pasó a la cena y al convivio.