Está en la página 1de 22

Ciudad de Buenos Aires

Después del arrollador triunfo electoral de la Revolución Ciudadana

Los desafíos de la radicalización

La victoria fue contundente. Rafael Correa fue reelecto el 7 de febrero con el 57,17% de los votos y amplia mayoría parlamentaria. Dedicó el triunfo a su pueblo y al comandante Hugo Chávez. “A esta Revolución no la para nadie” fueron su palabras. La gran tarea para el Ejecutivo y las fuerzas del Movimiento Alianza País es llevar adelante el programa de gobierno, las 35 propuestas para transitar desde el capitalismo hacia el socialismo del buen vivir, el socialismo del siglo XXI. La síntesis de las entrevistas realizadas en Quito en febrero pasado, con la ministra de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación, titular de Prensa de esa repartición, con diputados/as, todas/os integrantes de la Asamblea Nacional, con el Secretario General de la Empresa Eléctrica y diputado electo, con un integrante de la Juventud de Alianza País, ponen en el centro del debate los dilemas de la transición, el pasaje de una sociedad basada en el lucro capitalista, a una organización socialista, en procesos signados por la vía electoral. Los encuentros tuvieron lugar antes y después de las elecciones. Lo temas planteados en estos contenidos, están presentes en los países y pueblos del Alba, en los movimientos, organizaciones y partidos de Nuestra América. En el primer artículo, se reproducen anuncios del presidente Rafael Correa sobre temáticas estratégicas. Las superintendencias supervisarán los bienes de salud, educación y comunicación Los derechos como bien económico superior Rafael Correa anunció el 31 de Marzo del corriente año que los ministerios de Patrimonio y Ambiente estarán coordinados por el de Sectores Estratégicos, mientras que Cultura y Deportes estarán supervisados por Desarrollo Social.

y Deportes estarán supervisados por Desarrollo Social. El enlace ciudadano llevado a cabo el 31 de

El enlace ciudadano llevado a cabo el 31 de Marzo se realizó en el cantón manabita de Olmedo. Allí se delinearon las reformas que el Ejecutivo emprenderá. El presidente Rafael Correa ofreció más avances sobre las reformas del Estado que se aplicarán en el nuevo periodo constitucional. La explicación la hizo en el marco del enlace ciudadano, que se desarrolló en el cantón Olmedo (Manabí), en donde contó que la reestructuración se hará con base a la definición y clasificación de los bienes de

economía. Explicó que ese concepto actualmente lo trabaja junto con la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y pone especial atención en los bienes que implican derechos. Por esta razón, busca clasificar a los bienes económicos en: superiores, estratégicos y de mercado. Explicó que aquellos que cobijan derechos como salud, educación y comunicación pasarán a ser bienes superiores y “esos deben ser fuertemente regulados por el Estado”. Detalló que habrá superintendencias para que un ente autónomo controle la calidad del bien que, insistió, es un “derecho”. Aclaró que los derechos no son “algo que alguien da porque es buena gente, sino que es algo que nadie te lo puede quitar”. Enfatizó que si estas garantías son provistas por sectores privados como una clínica, está “perfecto, pero con absoluta regulación del Estado porque en un momento de emergencia tiene que otorgar ese derecho”. Correa precisó que en segunda instancia figuran los bienes estratégicos, en donde estarán recursos naturales no renovables, telecomunicaciones, agua, entre otros. Pero aquellos estarán supervisados por agencias de control y regulación. Finalmente, dijo que están los bienes de mercado, en donde ingresarán los generales como los mercados de corbatas, CD, étc, que en principio tendrán que ser regulados, también por la Superintendencia de Poder del Control del Mercado. Justificó aquella decisión en el hecho de que un monopolio, un oligopolio, puede cometer abusos en cualquier mercado, pero que “si en algún momento sube el precio de las corbatas no nos vamos a preocupar tanto como si la diferencia entre la vida y la muerte está en unos cuántos dólares que se pone en salud”. Reformas ministeriales El gobernante argumentó que en base a estos cambios se está reorganizando el Estado. “Estamos haciendo camino al andar y verán que pronto esto estará en la literatura económica a nivel mundial porque son vacíos que actualmente tiene la ciencia económica”, comentó. Dijo que en esta línea y “porque la evaluación es continua” se pondrán en marcha cerca de 50 reformas institucionales al Gobierno, por lo que se van a crear algunos ministerios y otros desaparecerán. Reiteró que su propuesta pretende que se reduzcan a seis los actuales ocho ministerios de Coordinación. Dio algunos avances y explicó que se prevé que los ministerios de Patrimonio y Ambiente pasen al Coordinador de Sectores Estratégicos. Mientras que Cultura y Deportes pasarán al Ministerio de Coordinación de Desarrollo Social. Explicó que el actual Ministerio de Coordinación de la Política se convertirá en una Secretaría de Gestión Política transversal, en donde también estarán la Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana. Correa señaló que las reformas servirán para “optimizar la institucionalidad, la eficiencia y eficacia, básicamente, de la Función Ejecutiva”, aunque la clasificación - dijo- también tendrá repercusión en actividades de control como las superintendencias “y para eso hay que legislar”. Por ello, anunció que la próxima semana se reunirá con los asambleístas del bloque PAIS, con quienes hará un taller “para exponerles estos criterios y discutirlos juntos”. El mandatario puntualizó que esta clasificación no interesó a la ciencia y por ello tratan salud, educación y comunicación como mercado y de igual forma que al “de corbatas, pero resulta que los primeros son derechos y necesitan otra lógica, en esto trabaja Senplades y está dando pasos importantes que contribuirán a la literatura económica mundial”. Transformaciones en la banca

El presidente Rafael Correa manifestó que menos de un 1% de clientes tiene más de

31.000 dólares en el Banco Territorial y que será a ellos a quienes se les pague luego de

que se vendan los activos de la institución.

Correa resaltó que el resto de clientes tiene menos de 31.000 dólares y que a ellos se les entregará su dinero a través del Banco del Pacífico. “El seguro de depósitos cubre hasta

31.000 dólares, cubre la totalidad”, precisó.

En este marco, indicó que los activos “se venderán y servirán para pagar a menos del 1% de ahorristas que no pudo cubrir el seguro”. El banco tiene 71.322 clientes y de este universo 70.554 tienen depósitos menores a 31.000 dólares, mientras que los restantes - en su mayoría- son clientes institucionales. Correa argumentó que desde 2010 el Estado estuvo supervisando al Banco Territorial, en donde se evidenció un “mal manejo privado”. Detalló que la nueva Ley de Instituciones Financieras, que reemplazó la norma impuesta presuntamente por la partidocracia en los años 90, exigió varios niveles de seguridad de la banca y que por ello se detectaron los problemas, mediante una comisión de vigilancia que dio seguimiento al banco y encontró los problemas de solvencia y liquidez que terminaron con el cierre de operaciones. El BNF se llamaría Banco de Desarrollo Rural Rafael Correa analiza una serie de cambios en la banca pública, en donde se trabajará con los bancos del Estado y Nacional de Fomento. Este último se reestructurará y se convertirá en el Banco de Desarrollo Rural. El objetivo es reducir el déficit de vivienda en el país. Por ello, además de entregar a los ciudadanos el Bono para que financien viviendas de más de 15.000 dólares, también se entregarán fondos a las cooperativas, las cuales serán capitalizadas con recursos del Estado. Respecto a otros temas, Correa manifestó que apelará la decisión de los jueces al liberar de culpas a los estudiantes -mayores de edad- del Colegio Central Técnico que produjeron incidentes en edificaciones privadas y públicas en Quito. También precisó que este mes viajará a Alemania y realizará una parada en España para solidarizarse con las familias que sufrieron desahucios de la banca. Así también ratificó que los maestros con más de 70 años de la Universidad Central tendrán que jubilarse y que podrían ser reemplazados por ciudadanos del plan Prometeo y becados de la Senescyt. Por último, acotó que Ecuador rechaza las medidas cautelares de la Cidh porque este organismo no tiene atribuciones para hacerlo, pero que reconoce las medidas de la Corte Interamericana.

Fuente: El Telégrafo- 31 de marzo de 2013

Entrevistas realizadas en Quito, en el marco de la campaña electoral (Febrero 2013 - Revista América XXI)

Reunión con la ministra de Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana Rosa Mireya Cárdenas

Balance electoral y tareas

Balance electoral y tareas El presidente Rafael Correa nos convocó a participar a esta cartera. Decir

El presidente Rafael Correa nos convocó a participar a esta cartera. Decir nosotros implica hablar de la agrupación ¡Alfaro vive carajo! Un movimiento que actuó en la década de los 80, tomamos las armas y teníamos entonces objetivos alfaristas y de justicia social, de Patria Grande. Esa era la propuesta política. Después de una derrota militar, cuando fueron asesinados los principales comandantes, cada uno tomó distintos rumbos. Uno de ellos fue el descubrimiento de lo que había pasado con el caso ABC, una situación emblemática de las denuncias hechas sobre aislamiento y estigmatización de los guerrilleros. Correa planteó una Comisión de la Verdad para abrir los archivos. Cuando él asumió la presidencia en 2007, dio ese paso. Se abrieron los archivos del ejército y del Departamento de Estado de Estados Unidos. Así devolvió la voz a las víctimas y a los familiares. Nunca pensaron los militares que podrían abrirse esos casos y guardaron los archivos. Tuvimos una participación en esa Comisión y es en ese momento que el presidente nos visualiza y hace año y medio que estamos al frente de una cartera de Estado, los guerrilleros, quienes teníamos un pasado diferente a otros sectores del equipo de gobierno. Las tareas fundamentales de la Secretaría están dadas por el trabajo con los pueblos, la comunicación con los movimientos sociales. Creemos que desde aquí es posible construir el poder popular. La Secretaría es el puente transversal de todas las instituciones. Llamamos a un diálogo por la paz. Y fue importante hacerlo nosotros, que antes habíamos tomado las armas. Podemos entender bien qué es la paz. Hace seis meses llevamos adelante el IV Encuentro de Movimientos Sociales, de Pueblos Indígenas, agroecuatorianos, con decenas de reuniones y encuentros previos, y cada uno fue construyendo la agenda política, temática y social, con su voz y sus aspiraciones. Esas agendas fueron un mandato para gobernar. Llegamos más allá de los dirigentes históricos, fuimos a las bases, y allí descubrimos que estaba todo el apoyo para el presidente. Cuando llamamos a este diálogo incluimos también a quienes no

acordaban con el proceso, para establecer qué cosas nos unían y trabajar en esa dirección. Esta Secretaría es parte de este triunfo. Cuando vemos que la Coordinadora de Izquierdas alcanzó algo más del 3%, cuando algunos de esos movimientos históricamente alcanzaban el 10%, tenemos una prueba. Nosotros logramos encaminar de diferente manera a nuestro pueblo. Pudimos alcanzar, por ejemplo, un diálogo entre el pueblo mestizo y el pueblo shoa, que estaban enfrentados. Es un hito histórico, cuando se abrazan los dos pueblos en noviembre de 2012. Hemos llegado a compromisos entre el Estado y esos pueblos. Y la Secretaría empuja para que se cumplan los diferentes compromisos en las distintas instituciones. Buscamos rescatar el sujeto político, social, histórico de este país, la construcción del nuevo ciudadano que defenderá esta Revolución y sus obras. Para estos cuatro años, el objetivo es profundizar todo lo hecho. Creemos que es central la Escuela de Formación Política, permanente, la cual debe estar sobre estas organizaciones y movimientos y debe preparar en todos los ámbitos. El lanzamiento lo haremos en marzo. Necesitamos

ahora trabajar en formación. El presidente pide urgencias a cada una de las instituciones

y nuestra urgencia como Secretaría de Pueblos es la formación política de nuestra

ciudadanía. Para comenzar, tendremos sedes de formación en Quito, Guayaquil y Cuenca. Con relación al Alba, aquí hace falta la difusión del significado del Alba. En Ecuador los movimientos deben empezar a trabajar en pos de la unidad, y comprender esto lleva

a trabajar por la unidad de América Latina. Hay que difundir y sensibilizar en la

construcción de la Patria Grande. También es preciso discutir en los movimientos la verdadera participación y democracia. Hay acuerdos políticos, pero falta el conocimiento del Alba, es preciso difundir más. Necesitamos un pueblo movilizado y con corresponsabilidad. Tiene que haber una participación más consciente. La Escuela de Formación y avanzar en el la construcción del diálogo de paz con carácter permanente, son tareas centrales de esta Secretaría. Para contribuir a la construcción de nuestro país que es plurinacional y pluricultural. También abordamos el Plan contra la discriminación racial. La Secretaría está administrativamente en todas las provincias, tiene 24 delegaciones y 7 coordinaciones. Trabajamos con 18 pueblos, 14 nacionalidades, con movimientos y organizaciones sociales, con jóvenes, mujeres, migrantes, con profesionales. La Secretaría ha transversalizado este proceso de construcción.

Quito, febrero 2013

Reunión con el titular de Comunicación de la Secretaría de Pueblos, Movimientos Sociales y Participación Ciudadana

Jimmy Herrera

Esta Secretaría General ha sido una instancia dedicada a visibilizar la presencia de organizaciones, de los movimientos, de las comunidades, de los pueblos, para establecer una relación de dignidad y reconocimiento. Los movimientos temen mucho a la cooptación porque hubo décadas de relaciones clientelares, sea de las ONG´s, sea de partidos, todos quieren cooptar. La Secretaría de Pueblos busca que este

relacionamiento sea constante. Un proceso de participación ciudadana permanente. Es un trabajo de doble vía, donde hay que establecer puentes con la ciudadanía organizada y no organizada y el Estado. No está la práctica de consulta, de construcción conjunta, sino lo contrario, las instituciones ejercen sus decisiones y de cierta manera canalizan a través de los servicios que brindan. Se trata de hacer más visible este posicionamiento, con un trabajo interno dentro del mismo gobierno y hacia afuera con las organizaciones. Es lo que estamos profundizando, que se vean que esos canales de diálogo están mejorando. Debemos partir de un escenario de movimientos sociales que son en general débiles. Llega la Revolución Ciudadana y los movimientos están débiles. Veníamos de levantarnos contra el gobierno, de la dispersión, nos juntábamos para enfrentar el desgobierno. Incluso la candidatura de Rafael Correa no responde a un partido ni movimiento específico, es un colage de iniciativas ciudadanas, muchas conformadas en las últimas coyunturas y las históricas, con trascendencia de más décadas Hay que considerar que las expectativas generadas a la salida de la dictadura ecuatoriana fueron siempre traicionadas. En los años 80 hubo una gran diversidad de organizaciones: de mujeres, de derechos humanos, jóvenes urbanos especialmente, artistas, expresiones culturales, el canto social, un naciente ecologismo, una presencia de movimientos barriales, eclesiales de base, un verdadero crisol surgió en esa década. Ninguno de ellos tuvo un protagonismo central. En el caso del movimiento indígena, fue protagonista y tuvo liderazgo en la década de los 90 del siglo XX. Ese movimiento también está presente actualmente y por su lugar en los procesos sociales de los 90 tiene fuertes referentes históricos, pero al siglo XXI llegan debilitados, porque ellos fueron parte de las prácticas clientelares que se expresaron en todo el devenir democrático. El Estado se dedicó a paliar, negociar, acordar y hubo recursos. Algunos de esos movimientos están hoy en la oposición (Pachakutik, MPD). Cuando irrumpe la Revolución Ciudadana ya estaban deslegitimados, ahora son un movimiento más. Es el caso de la Conaie, que fue parte de ese crisol que nació en los años 80 y ahora padece divisiones y zancadillas entre lo propios dirigentes. A modo de ejemplo, un sector ha estado reunido con la Junta de Beneficencia de la oligarquía guayaquileña y otro en Quito, haciendo trabajo de base. El sector de Pachakutik que rompe con el gobierno también viene de esas prácticas. Antes tenían propuestas, inserción, una visión programática diferente, popular. No podemos decir que nosotros estemos revolucionando esas prácticas, pero sí estamos tendiendo a cambiarlas.

Nueva matriz productiva

El objetivo es que la distribución de la riqueza sea diferente. Y también la manera de explotación y las consecuencias de esa explotación. No había presencia del Estado en torno a proyectos estratégicos como el petróleo, estaban las empresas haciendo y deshaciendo con las comunidades, de esta manera el proceso implementado era de explotación indiscriminada. Recién ahora Ecuador ha tenido una negociación diferente, para que los recursos queden en el país, porque el Estado está presente y es quien lidera la relación con la comunidad y la empresa en función de esta redistribución. Hay algunas normativas que ya lo evidencian, como el caso de las regalías. Hay un porcentaje de la explotación petrolera que debe quedarse, o de la minera que debe permanecer en la zona. Esto es reciente. ¿Cómo son entregadas las regalías? En forma de Planes de Vida, para que los gobiernos seccionales tengan una parte de esta administración en función de sus planes del Buen Vivir. Se trata de planificación y de

considerar también las diferencias culturales. Hablamos de zonas donde la diferencia cultural es muy marcada. El 80% de los planes nacionales están en la Amazonia y de las 14 nacionalidades hay allí 8 o 10. La marcada diferencia cultural demanda tener otro tipo de tratamientos y no es fácil. Por ejemplo: hay criterios como el de la Consulta Previa. En la Constitución se habla de que en todo lo referente a proyectos con métodos extractivos, de recursos naturales no renovables que afecten a la comunidad, a los pueblos, y a las nacionalidades, debe proveerse primero una consulta previa, ya sea para la exploración como para la explotación. Esos dos momentos son importantes en los procesos extractivos. No necesariamente algo que se explora se explota. Eso lo define el estudio. Sin embargo hay que consultar.

La Consulta Previa

Como bien lo mandan los Tratados Internacionales y la Constitución no es vinculante, es para mejorar y optimizar esas relaciones. Solamente es vinculante cuando requiere el traslado de una comunidad que se verá afectada, en ese caso la comunidad decide si se extrae o no. Lo que la comunidad sí hace es plantear, dialogar, debatir, para que tanto la manera de explotar, el cómo, sean la expresión de un acuerdo. En ese sentido estamos en pañales. Porque básicamente el proceso de Consulta Previa se ligó a un proceso de información, no de diálogo, no de concertación. No es solo una falla del Estado, podemos bien decir que el Estado está desarrollando esos espacios. La Consulta Previa es un concepto con el que se trabaja de manera constante, es lo que hace la Secretaría de Pueblos para elevarlo a una relación permanente. En muchas zonas donde hay oposición a la explotación de recursos, esta negativa ha expresado muchas veces una polarización de la política. Y paradójicamente entre quienes han estado liderando el no, encontramos gente que presiona políticamente para tratar de otra manera las negociaciones. Las nacionalidades son también utilizadas en esas presiones y se han acostumbrado además a mantener una relación clientelar con las empresas y quieren retornar a esa relación. Por ejemplo, que la empresa haga lo que quiere hacer pero, entrega algo a cambio. Todas estas situaciones ocurren. No hay duda que la necesidad está en la conformación de mayores espacios de diálogo y estos espacios deberán institucionalizarse. Es un reto y es complicado porque además, hay que gestionar y eso significa entrar en la carrera de las agendas, y el diálogo es tiempo. Por eso se rompen a veces muchos acuerdos. Hay que gestionar y el diálogo detiene. De repente hay que parar tres, cuatro meses una fase exploratoria. Es casi imposible, porque se están haciendo proyecciones de lo que significa mantener ciertos niveles de explotación petrolera. Porque a pesar de que el Estado ha extendido su base de obtención de recursos, además del petróleo, no puede ocultarse que estamos en un país extractivo. Hablar de un modelo diferente de producción es un debate nuevo. Hay proyectos interesantes. La nueva matriz productiva, cómo ser diferente de aquella distinción entre países desarrollados y subdesarrollados. Nuestro modelo propende a que seamos un país que hace procesamiento de la materia prima, con valor agregado, con procesos industrializados, de exploración, explotación de minerales, pero que además se los procese aquí. En qué momento se deja de ser extractivo. La humanidad ¿qué alternativas está generando? Son grandes desafíos. El país trabaja para ponerse en condiciones de la era pos-petrolera, pos-minera. Eso no quiere decir que no se vaya a explotar. Una etapa sin minerales y sin procesamiento de esos minerales ¿dónde está? ¿De cuántos años hablamos? ¿De 20, 30, 50 años? Se está creciendo en otros ejes de producción, pero no suplen a la extracción, en cantidad de

divisas en una economía dolarizada. Cuántos años llevará la transición a un modelo de desarrollo global, donde no haya que extraer minerales. No es sólo un problema nacional. No hay una línea económica de frenar la extracción de minerales en el país, pero sí del cuidado, para evitar las consecuencias de contaminación, de definir las tecnologías más adecuadas para que se optimicen los recursos que de ahí se extraen. Para que la gente de las zonas involucradas esté en mejores condiciones respecto a la situación extractiva. Sabemos bien lo que el extractivismo ha dinamizado, entre otras cuestiones: el impacto negativo del consumismo, la trata, el alcohol, la delincuencia. Ese fue el modelo utilizado. Paliar todo eso, para que haya un ordenamiento, una lógica, un acuerdo, eso es lo interesante. Hay una fuerte conciencia en la soberanía alimentaria, en la diversidad, en el procesamiento, en que se exporte y que sean beneficiarias las comunidades directamente. Es uno de los lineamientos fundamentales para el próximo período de gobierno, los emprendimientos pequeños y medianos, el cooperativismo. Pero es difícil verlas como alternativas al proceso de industrialización y de extractivismo. La expectativa de profundizar la participación es muy grande. El año 2012 ya fue rico en esta dinámica, el Estado ha llegado donde nunca antes estuvo. Las personas esperan esa presencia, porque es el acceso a la salud, la educación, también la seguridad. Las parroquias se están urbanizando y han crecido. Las tareas, las acciones se realizan de otra manera. Y en esa diferencia está la posibilidad de freno al consumismo, el extractivismo anterior. Pero llevará tiempo. Y se vienen los pleitos mineros grandes, entre mineros y Estado, mineros y comunidad, en los próximos cinco años, los proyectos extractivistas macros y a gran escala. Se negocia a nivel gobiernos con Canadá, China, Chile. Las grandes potencias están alrededor de los grandes recursos del planeta. El Estado interviene, aunque aún se está en el momento de exploración. Las carreteras, aeropuertos, puertos van hacia esas zonas. Cómo hacer de la consulta previa un proceso constante es un gran desafío, cómo hacer una fiscalización, una veeduría para que se cumpla con lo que está en el papel. Hay una reestructuración del Estado en su conjunto, hay una esperanza real y credibilidad. Es un momento de gran vitalidad.

Reunión con candidatos Alianza País de la provincia de Pichincha

de gran vitalidad. Reunión con candidatos Alianza País de la provincia de Pichincha Ximena Ponce León

Ximena Ponce León

Ejes de trabajo

En la Constitución se plantea un equilibrio entre mercado, naturaleza y sociedad. No hay una política social sino una mirada social de todas las políticas. El eje es el interés colectivo, superar el interés individual. De ahí se desprenden ciertos principios y cierta lógica de las políticas públicas. No se invierte para que la producción sea más grande, mejor y barata, sino que invertimos en el sector estratégico para generar empleo, mejores condiciones de vida, los réditos que genera el petróleo ahora vuelven a las comunidades. Antes se vaciaban de cualquier posibilidad de reinversión en la comunidad. Hay una política de cuidado de la naturaleza, de protección de las reservas naturales, de la biodiversidad, como el caso de Yasuní. Ahora se facilita el acceso de la población para que conozca y quiera esa naturaleza. Antes era una entelequia. La línea que implementamos es mitigar el impacto ambiental, teniendo en cuenta que toda actividad humana y productiva genera impacto ambiental. Estos conceptos están en el marco de las 14 líneas estratégicas del programa de gobierno. El papel de los pobladores que defienden su territorio y los recursos es fundamental. En ese sentido la práctica es la discusión legislativa amplia, la ley de participación ciudadana que es la consulta previa. Actualmente se está haciendo una consulta sobre la Ley de Aguas, entendiendo el agua no como un recurso natural sino como un derecho humano. Todo debe ajustarse al mecanismo de la consulta previa, no como improvisación o mero registro en papeles en una esquina para decir “ la gente quiere

esto”. Pararse en una esquina y votar, eso e irresponsable y

un proceso normado, con información, sin manipulación, que permita el conocimiento y la información. Para poder hablar de una verdadera elección con conciencia debe haber información. La comunicación es fundamental. Las sabatinas que realiza el presidente Rafael Correa tienen ese objetivo comunicacional, de generación de conciencia ciudadana.

Tiene que ser

Temáticas urbanas

Los gobiernos autónomos se habían creado sin alineamiento con el Buen Vivir, para satisfacer las necesidades básicas, la seguridad urbana, los espacios verdes, la convivencia ciudadana. Todo esto había quedado afuera, sólo se habían preocupado por hacer aceras, veredas, etc. Esta es una nueva época, la gente quiere que los gobiernos sean responsables de sus necesidades, y dé respuestas con inclusión social. En el Código de Reordenamiento Territorial y Administración Descentralizada se ha trabajado mucho, para distribuir poder con presupuesto, para una administración descentralizada. A los 2000 gobiernos autónomos descentralizados se les entrega poder, atribuciones, y presupuesto, con una fórmula concreta, para que no estén mendigando al Ministerio de Finanzas, sino que se logre de manera automática. También hay que revisar que esas responsabilidades se cumplan. Un tema pendiente es el de la legalización de las escrituras de las tierras, de las personas que sin recursos se han instalado en cualquier sitio, donde podían. Eliminar las mafias inscriptas en los mecanismos de adquisición de terrenos, personas que habían ocupado tierras y luego son estafadas pagando varias veces la propiedad, las casas, la escrituración, un entramado que hay que romper. Hemos logrado quebrar esas mafias, incluso estamos persiguiendo penalmente a esas mafias. Revolución urbana no es solo trazar las líneas de la ciudad, es recuperar el derecho a la ciudad, a la defensa de una vida digna. Hablar de lógicas urbanas de reordenamiento territorial en el país, es pensar en nuevas centralidades, de acuerdo a las particularidades de cada localidad. Hay que romper con las inequidades.

Educación

En un período de reordenamiento es muy difícil resolver todo de inmediato. Tenemos el 95% de acceso al primer nivel educativo, ha disminuido la brecha entre indígenas, mestizos, blancos, afrodescendientes. El 95% en todos los grupos y en afro el 94%. Antes la disparidad era inmensa, ahora hay un avance en la interculturalidad. El programa del Bono de Desarrollo Humano (50 dólares) para los más pobres, quienes viven con 1 o 2 dólares diarios fue muy importante. Se amplió el acceso a la Universidad que ha incluido a quienes son beneficiarios del Bono. Hay una transformación importante en la Educación. La evaluación docente, por ejemplo, que era antes impensado. En este período se promulgó la Ley de Educación General y la Ley Universitaria. El Estado tiene ahora una rectoría en el área educativa. Las medidas han generado cuestionamientos en sectores de oposición y también en la docencia (en las que influyen partidos de oposición). Ahora no tenemos ni un paro de educadores. Antes los paros eran frecuentes al inicio del ciclo escolar, por mayor presupuesto, salario, etc. Ahora el escalafón es unificado, antes había más de 20 categorías de docentes y profesores y hoy hay un básico inicial, algo más de 800 dólares. Se han transparentado los salarios. Antes se declaraba menos de lo que se ganaba para no pagar la seguridad social, y eso desembocaba en una magra jubilación. La evaluación a los docentes ha tenido el objetivo de elevar la capacitación, se ha regularizado la seguridad social (Iess). La Ley de Educación General permite ordenar todo el funcionamiento. La formación estaba anteriormente entregada a los servicios privados y a los partidos, y la visión era totalmente corporativa. Ahora está unificada en una sola Universidad, y se frenan esas prácticas corporativas y se ha logrado la recuperación de los docentes y las docentes en su rol, entregados, bien calificados y cualificados y bien remunerados. Con relación a las Escuelas del Milenio hay que señalar que inicialmente eran maravillosas, pero tenemos que confesar que eran diferentes y generaba elitismo, porque era mejor a la escuelita que estaba al lado, y eso era injusto y creaba ciertas castas en la Educación. Como concepto, la Escuela del Milenio es una escuela grande, superfuncional, con todos los recursos que se requieren para estudiar. Rompen con la vieja escuela, de ahí el nombre. Todas serán escuelas del milenio, su tamaño variará pero tenemos una idea de construcciones modulares. La idea de módulo es porque inicialmente puede ser con una capacidad de 300 y luego puede ampliarse a 500, y se hará mediante los módulos constructivos.

Reforma del Código Penal

La discusión en torno a la reforma del Código Penal fue suspendida en el tramo de la campaña electoral, y ha precipitado múltiples controversias y desencuentros. Si bien se propone no ser regresiva y respetar los derechos adquiridos, el texto disparó arduas polémicas. La idea es integrar en un código y superar los anacronismos precedentes. El derecho a disentir está garantizado por la Constitución. Los medios de comunicación dicen lo que quieren. Lo que está normado y sancionado es la paralización de los servicios públicos. No está permitida. La gente puede protestar, puede expresarse. Por ejemplo, imaginemos parar el bombeo de petróleo, un perjuicio que no es para el gobierno, sino para todos los ecuatorianos. Hay formas específicas en el Código Penal. En estos seis años no hubo paros en la Salud. El caso de las escuelas es similar.

En el sector privado está habilitado el derecho a huelga. El Estado ha sido mediador entre patrones y trabajadores para resolver los conflictos. No es posible paralizar a la ciudad por una posición política de otro sector. El transporte es un servicio público manejado por privados. Sí es viable movilizarse, a la Asamblea por ejemplo, pero parar no. La huelga se garantiza para los servicios que no sean indispensables. En la propuesta de Salud hay una decisión de fortalecer la Atención Primaria. El otro gran eje, además del cambio de la matriz productiva es la territorialización de los servicios públicos, con calidad y calidez. Ese es el gran paso. Que haya institución de salud donde la gente lo necesita con el mismo criterio de las escuelas del milenio, de construcciones modulares. Un Centro de Salud puede ampliarse y convertirse en hospital. Así se va llegando a los territorios con este segundo gran eje de la Revolución.

Participación Ciudadana

La Ley de Participación Ciudadana fue aprobada hace tres años. Con los Consejos Sectoriales Ciudadanos, conformados por grupos de varios ciudadanos que por su desempeño tienen relación con cada Ministerio y cada Ministerio debe tener el propio. Son consultivos para discutir políticas, pero también tienen la responsabilidad de informar a la ciudadanía. Ida y vuelta, no puede ser en un solo sentido.

Movimientos Sociales, roces y desencuentros

Esta revolución revoluciona a todos. Las organizaciones y movimientos suplían el rol del Estado. Hemos encontrado Fundaciones que tenían escuelitas y daban algún “titulito”, ahora esa tarea la ha tomado el Estado. Ante esto, están quienes dicen que estamos debilitando y vaciando la organización social. En realidad más que nunca se necesitan las organizaciones sociales fuertes, porque este proceso es imposible llevarlo solo desde los escritorios. La movilización social es una gran apoyatura. Años atrás salíamos a cuestionar y sacar presidentes, ahora lo hacemos en apoyo. La organización social tiene que refrescar el discurso, no podemos seguir con las mismas propuestas de los años 50, de los años 70, cuando estamos viviendo una Revolución, además en democracia. Diferente hubiese sido llegar por las armas. A veces cuestionan muchos temas, pero tenemos que aprender que en democracia sí es posible construir una Revolución.

Electa - Distrito Norte- Cinscunscripción 1.

Integrante Comisión de Justicia Paola Pabón Caranqui

La reforma del Código Penal La actual norma penal es anacrónica, como gran parte de

La reforma del Código Penal

La actual norma penal es anacrónica, como gran parte de la legislación ecuatoriana. El objetivo de la Revolución Ciudadana ha sido aunar la legislación dispersa, codificar leyes. El Código Integral Penal está en esa lógica. Actualmente hay 700 normas penales dispersas en varias leyes, en temas tributarios, tránsito, temas ambientales, eléctricos. La idea es tener un código que aglutine todas las normas vinculadas con la temática penal. Actualmente nuestra normativa contempla código penal, código de procedimiento penal, hasta ahí llega. El Código Integral Penal consolida tres libros, el sustantivo, donde está toda la tipificación de delitos; el segundo donde está todo lo relativo al procedimiento y con una coherencia con lo sustantivo. El tercero es la ejecución de penas y la rehabilitación, que para nosotros es fundamental. Nunca hasta hoy la rehabilitación había estado integrada a la cuestión penal y es una de las consecuencias de tener un sistema de rehabilitación tan poco efectivo. Como en varios países, la prisión se ha convertido en una universidad del delito. La justicia indígena no está contemplada en el Código. La Asamblea tampoco ha tramitado ese proyecto, nos toca hacer una discusión, profundización y entender la cosmovisión andina que es la que plantea el tema de la justicia indígena. Y también nos interesa generar procedimientos que garanticen los Derechos Humanos. Allí hay una confrontación fuerte, hasta dónde llega mi derecho, y donde empieza el del otro, más con una población que no está geográficamente delimitada. Por ejemplo hablemos de Pichincha que es una provincia básicamente mestiza, hay mucha migración de la sierra central, se encuentran indígenas del Chimborazo que no piensan lo mismo que los de la Amazonia o de Imbabura. La Constitución ha dado pasos de reconocimiento de estos derechos colectivos, donde también se plantea el reconocimiento de la justicia indígena, hay que desarrollar el tema mucho más. Pero no está contemplado en el Código Integral Penal. Hay un proyecto de justicia indígena presentado por Lourdes Timanzi del Movimiento Pachakutik (fue candidata de la lista nacional de la alianza con MPD encabezada por Alberto Acosta- Coordinadora de izquierdas, en las recientes elecciones). Está en tratamiento. Es importante señalar que se ha logrado tipificar algunos delitos que generan preocupación y conmoción social, como el caso del secuestro, pero hoy está la demanda para tipificar el secuestro express. Al no estarlo, los jueces utilizan una libre interpretación para aplicar la ley y ese ha sido uno de los cuestionamientos. También hemos tipificado delitos electrónicos, la cuestión de la pornografía infantil por redes sociales, el tema de trata estaba, pero estamos puliendo los articulados sobre trata de personas. Hemos logrado tipificar delitos como el sicariato. Antes matar por pago era delito de homicidio con un agravante, en este momento la demanda social para tipificar

el sicariato como delito es muy grande. Nos han cuestionado, se nos acusa de hacer proselitismo penal relacionándolo con lo clientelar, con falta de análisis jurídico. Internamente hubo varios proyectos. Se ha criticado que hubo uno más progresista, que mantenía las normas más básicas de la proporcionalidad de las penas y que se retiró y fue reemplazado por otro con un enfoque muy punitivo. No hay blanco y negro, hay claroscuro. Se fue elaborando el proyecto y debo decir que si se le pregunta a los ecuatorianos cuál es su mayor problema, dicen la inseguridad. Tampoco el Código Penal nuevo resolverá la inseguridad, sería demagógico decirlo. Es falso. El Código Penal es un tema que debió asumir la Asamblea para contribuir en este tema de la inseguridad. Es una arista más. El Código enviado desde el Poder Ejecutivo fue modificado por la Asamblea, ese es el rol de la Asamblea. De hecho, cuando hay críticas de que el único legislador es Rafael Correa, él invitó a ver cómo entra un proyecto y cómo sale. Porque hay una fuerte elaboración asamblearia, no solo de los legisladores sino por parte de la ciudadanía. En el proyecto original se contemplaba la imputabilidad de adolescentes, y hemos logrado quitar todo un libro, no un artículo, dos artículos, porque había cuatro libros. Uno era la imputabilidad de adolescentes. Esa era la tesis del presidente y del gobierno, imputar a menores de 16 años. Eso lo cambiamos. Como hay sicarios menores de 16 años, entonces imputemos adolescentes. No se quitó todo el garantismo, hemos tratado de buscar ese justo equilibrio. La derecha dice: cómo es posible que si tienen la posibilidad de votar a los 16 años, no puedan ser imputados. Y la izquierda te dice que ese código no es garantista, es punitivo. No valoran el logro que hemos tenido en Alianza País. La bronca era también en la propia bancada, de sus asambleístas, discutiendo dentro del mismo movimiento.

Respecto a la Ley Antiterrorista, hay una fuerte discusión, porque hay sectores que cuestionan el texto como penalización de la protesta social. Hablan de que se está confundiendo la protesta social con terrorismo. Es importante leer, analizar el texto y compararlo con el antiguo. Se ha tratado de estigmatizar al gobierno como anti-derechos humanos, como un gobierno que persigue y no cumple el debido proceso. Hablan de 200 casos de perseguidos, pero cuando planteamos ver caso por caso ellos no aparecen. Otro tema polémico es el tema de la permisión de consumo mínimo de sustancias. La derecha culpa de una cosa, la izquierda de lo opuesto, pero es importante entender la dinámica del tráfico de drogas a nivel nacional, la maquinaria a nivel regional. No se puede tener una legislación al margen de la de otros países. El tema de mantener consumos mínimos por cuestiones de salud está en discusión a nivel internacional, no solo en Ecuador. En el informe para primer debate en Asamblea se colocó consumos mínimos, en el informe para segundo debate se quitaron las cantidades, se mantiene la misma lógica pero las cantidades se eliminaron porque al ser un tema de salud, se sugiere que sea la entidad sanitaria quien establezca los mínimos. El Código está para segundo debate cuando se reúna el pleno.

Movimiento de Mujeres

En nuestro país la violencia intrafamiliar tiene una ley propia, la Ley 103, que califica la violencia intrafamiliar como contravención. Lo que sucede es que las mismas organizaciones de mujeres tienen miradas diferentes. Hay quienes dicen que la contravención sirve, porque se puede tener una boleta de auxilio y obtener una medida cautelar. Pero hay quienes dicen que hay casos de golpes, agresiones, casi muerte y no puede seguir siendo contravención cuando debería ser un delito.

La Constitución reconoce la violencia intrafamiliar como delito, lo que hacemos en la reforma del Código Penal es tipificarla como delito. La tesis de algunos sectores de los movimientos es que el interés del Código Penal es eliminar la ley 103. Esa ley es una lucha histórica de las mujeres y la compartimos. En el momento de crisis se necesita la acción urgente como exclusión del hogar, la aplicación inmediata de una cautelar. Buscamos el equilibrio. Tipificar, pero mantener la ley 103. Que sea la mujer agredida la que decida qué mecanismo es el mejor. Los intereses van a depender de las realidades de las mujeres. Pero es importante tipificar porque no se puede desconocer que la norma cambia la conducta social. No puede el movimiento de mujeres desconocer que tipificar el feminicidio es un avance. Estamos también trabajando en el tema del matrimonio obligado, que ocurre en algunas comunidades. Y estamos tipificando la trata de mujeres, no tenemos todavía un ministerio dedicado al tema, hay una unidad. No está profundizada la relación entre trata y prostitución, mucho menos la cuestión del cliente que consume y no le interesa saber la procedencia de la mujer. No es aún un tema dominante en la agenda del Movimiento de Mujeres. Otra cuestión importante que no estaba en el proyecto enviado por el Ejecutivo es que se ha incorporado al debate del primer informe la despenalización del aborto en casos de violaciones. La normativa actual permite la interrupción del embarazo en dos casos, cuando está en riesgo la salud de la mujer y cuando una mujer demente o idiota es violada. Lo que hemos hecho es borrar la consideración de demente o idiota, y hemos dejado en términos generales en casos de violación. La Comisión de Justicia y Estructura del Estado tiene 11 miembros de los cuales 6, la mayoría, incluido el presidente es de Movimiento País. El tema duro es que Correa se opone al aborto, él tiene una posición mucho más conservadora en estos temas. Es muy difícil sostener esta confrontación dentro de las propias filas, sería más fácil hacerlo desde la oposición y decir sí al aborto. No hay a veces una valoración por parte del Movimiento de Mujeres de esta pelea que muchas estamos llevando adelante. A veces sentimos que no hay una lectura más estratégica sobre cómo hacer incidencia, somos gobierno, seremos gobierno. Tenemos un bloque importante, y esperamos que sea la mayoría. En mi bloque somos 51 asambleístas y casi mitad mujeres, equidad de género, un bloque duro que se jugará por esto y que nos hemos jugado a pesar de que se venían candidaturas de por medio. No siempre el Movimiento País se quiso jugar por nuestra posición en el tema aborto. El Movimiento de Mujeres debiera cerrar filas y no poner el acento en que no hay avances. Algunas dicen que no hay avance al no hablarse de la despenalización en general, pero debemos lograrlo en el caso de violación y hay un argumento muy fuerte. Nosotros como gobierno hemos puesto mucho énfasis en la cuestión discapacidad. Es una política de primer orden. Si se ha dado otra lógica a los discapacitados, a la discapacidad mental, física, intelectual, la palabra idiota se contrapone con todas las políticas sobre discapacidad. Estratégicamente es el momento de pelear esto. En un intercambio con el Movimiento de Mujeres se nos critica de tener posiciones ambiguas, ya que el presidente puede vetar el artículo, pero la apuesta es a que se ratifique. No solo por parte del Movimiento País sino de la oposición. Las posturas más conservadoras no están en Movimiento País sino en la oposición. No haber discutido en plena campaña el aborto en general, permitió mantener ese punto, el aborto no punible para cualquier caso de violación. Respecto al matrimonio igualitario, no está permitido por la Constitución. En la reforma a la ley de Registro Civil se está incorporando la identidad de género, básicamente para personas transexuales masculinas y femeninas, los mismos derechos y obligaciones.

Está en debate y lo está impulsando Movimiento País. Es una pelea dura, y Movimiento País no está al margen de lo que ocurre en la sociedad. En esa lucha estamos.

Candidata reelecta - Centro-Sur - Quito (distrito más grande de Pichincha, tiene 800 mil habitantes, más de mil barrios y 716 mil votantes).

Reunión con Secretario General – Sindicato Electricidad

– Secretario General del Comité de Empresa de los Trabajadores de la Empresa Eléctrica de Quito – Presidente Nacional de Englase - Presidente de la Confederación de Trabajadores del Sector Público (Ctspe)

Marcelo Solórzano

Trabajadores del Sector Público (Ctspe) Marcelo Solórzano Balance de las elecciones Es un proceso atípico por

Balance de las elecciones

Es un proceso atípico por dos circunstancias, la primera tiene que ver con los resultados, más que con el proceso mismo. La población, más allá de la campaña mediática de la derecha orientada a tratar de recuperar su espacio, se ha dado con la piedra en los dientes, porque la mayoría de los ecuatorianos hemos dicho que estamos conformes, con lo hecho. En la medida que la campaña consolidó un mensaje de afirmación de este proceso y de radicalización, la aceptación hacia Correa creció. La otra circunstancia es que persiste la partidocracia en el Ecuador. Insisten en presentar sus candidatos por separado, no tienen una actitud unitaria. Creo que se ilusionaron mucho con la esperanza de recuperar el poder sobre un supuesto desgaste del presidente Correa, de una mala aplicación de las políticas sociales. A nivel de Latinoamérica la rancia oligarquía es muy vanidosa, creen que con el dinero lo consiguen todo. Pero nosotros hemos recorrido el país, ha sido una experiencia maravillosa e inolvidable. Fue posible palpar en el acercamiento puerta a puerta con

Gabriela Rivadeneira (la candidata titular) lo que la población sentía. Desde Alianza País hemos hecho una campaña muy diferente. Estuvimos siempre juntos planificando, coordinando e innovando sobre la marcha. Nosotros no dimos a la campaña un enfoque afirmado en el sector eléctrico, nos dimos cuenta que el país tiene claro, está en la memoria histórica el trabajo que los eléctricos hemos hecho en la defensa de los recursos, del patrimonio de los ecuatorianos, cuando luchamos contra la privatización. Hemos podido confirmar que somos un sindicato a nivel nacional reconocido en el país. Y luego sostuvimos una lucha muy firme contra la tercerización, que ha sido totalmente superada, quedan solo resquicios por la dinámica de las empresas y del Estado, que hace que determinadas actividades se tengan que tercerizar. El 95% de trabajadores que antes se encontraba bajo tercerización, hoy han sido absorbidos por las empresas. La tercerización era un contrato inmisericorde. Nadie asumía por ejemplo, el riesgo de trabajo. Actualmente está bajo la responsabilidad social y contamos con un Departamento de Riesgos de Trabajo que controla todo lo que sucede en ese campo. Nosotros no sólo somos representantes de los trabajadores, sino también de los movimientos sociales. Esta organización es el eje a través del cual se aglutinaron y se aglutinan los movimientos sociales, particularmente después del 30 de septiembre (intento de golpe a Correa en 2010). Aquí en esta oficina se constituyó la Coordinadora Nacional de Movimientos Sociales por la Defensa de la Democracia y el Socialismo y alrededor de este sindicato se han logrado varias representaciones en la Asamblea Nacional. Una de ellas es la propia, otra es la de Jorge Loor Cevallos, que es un destacado dirigente campesino de la costa (Upocam), está el compañero José Aguasaca, dirigente de la Federación Ecuatoriana de Indios (Fei), Susana Cajas de Alfaro Vive, Gabriela Cruz que representa a los trabajadores de la pesca, de la costa ecuatoriana. Existe una variedad de representaciones de estos movimientos. Nuestro propósito fundamental es apoyar a este gobierno desde la Asamblea, para aprobar las leyes que no fue posible lograr todavía, y que son de interés de estas organizaciones. La Ley de Tierras, para que la tierra esté en propiedad a quien la trabaja. El Estado no puede seguir siendo un regulador, ni del minifundio ni del latifundio, tiene que entregarla a quien la trabaja, y esa propiedad debe ser financiada, tener asesoramiento y capacitación, para que produzca en comunidad lo que el país necesita para la garantía alimentaria. Queremos aprobar la Ley de Recursos Hídricos, el agua sin decirlo, está privatizada. Y curiosamente está privatizada en manos de determinados propietarios de las haciendas y también de comunidades que han hecho de eso un negocio. Y venden el agua a sus propios asociados, lo cual es indigno y no puede continuar. Vamos a regular a través de las leyes para que el Estado, propietario de este recurso, lo entregue de manera igual y con prioridades a todos los productores: grandes, medianos y pequeños. Queremos apoyar la aprobación de un nuevo Código Laboral. El actual tiene 41 años de vida y se ha reformado a la medida de los dueños del capital. Muy pocas reformas que sean de los trabajadores han sido consideradas. Para los nuevos temas laborales, para el trabajador informático, el trabajador de la industria moderna, este Código del Trabajo ya no sirve. Y tampoco para la relación del trabajador con el Estado. Se trata de hacer un único Código Laboral. Existen ahora al menos tres: la Ley Orgánica de los Servidores Públicos (de los Ministerios, de los Servicios del Estado), la Ley Orgánica de Empresas Públicas como la de Electricidad, del agua potable, del petróleo, de Teléfonos, que tiene otro régimen laboral. Hay administradores del Estado que se aprovechan de esa situación para aplicar la que más le conviene, también se encuentran administradores del sector privado que

aprovechan la situación en perjuicio de los trabajadores. Vamos a la construcción de un Código Laboral único.

Derecho a huelga

En Montecristi (donde se realizó la Asamblea Constituyente para reformar la Constitución), se dio un profundo debate sobre el tema. Antes, cualquiera podía hacer huelga. El servicio de salud por ejemplo, si no lograban suscribir contratos colectivos, o no era de su agrado, lo primero que hacían era cerrar la emergencia. Y eso es criminal, porque la gente no puede esperar afuera para terminar de morirse. Así lograban su propósito, en un evidente chantaje. O la típica negociación: nosotros les damos esto y ustedes no digan nada y llegaban a acuerdos. Un administrador del sector petrolero aquí les dijo a los trabajadores: cómo van a pedir 100 dólares de aumento, pidan 300, pidan más que se los vamos a dar. Ustedes no dicen nada respecto a los contratos petroleros. Y así lo hacían y se paraban los servicios. El derecho a huelga está garantizado, pero no para el chantaje al que estábamos acostumbrados antes, sino para garantizarle al usuario, al ciudadano común y corriente, ese servicio. La huelga se puede hacer, pero sin paralizar el servicio. Hay quienes cuestionan: hacer huelga al final de la jornada, un chiste, la hacemos en la puerta de entrada. Es posible crear mecanismos de paralización que no impidan el servicio a los trabajadores. No se cómo será. Pero desde que empezó el gobierno de Correa no ha sido necesario. No porque se ha criminalizado la protesta, como dice la oposición que dice ser de izquierda, pero que es funcional a la derecha. En Ecuador hay ocho Centrales Sindicales Nacionales. El internacionalismo en el sindicalismo está muy mal entendido. No es para la solidaridad, sino para crearse fundaciones, obtener recursos y sobrevivir y vivir de eso. Cada quien aquí quiere gobernar su espacio de acuerdo a sus conveniencias. Tenemos la CTE (Confederación de Trabajadores de Ecuador), que es la Confederación histórica, de la cual nosotros fuimos parte, está la Ceols que es la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Libres Sindicales. Responde al sindicalismo de Estados Unidos. La Cedoc, Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas y que tiene dos vertientes: la CUT, Central Única de Trabajadores (que nunca la harán) y la Clat, el socialcristianismo. Está la Ugte, que es la de los chinos, del MPD (de los tira piedras), como les dice el Presidente. Actualmente debilitados. Ellos funcionan en base a nombres, se crean un montón de organizaciones y no son nadie. Estamos también nosotros, la Confederación de Trabajadores del Sector Público de Ecuador. Y varias de estas organizaciones constituyeron el FUT (Frente Unitario de Trabajadores), pero desgraciadamente ese frente no responde ya a los intereses de los obreros, de los trabajadores del sector público y privado y casi no existe. Estas ocho Centrales sindicales abarcan, de una población económicamente activa de unos 5 millones quinientos mil actores trabajadores, a una población organizada de no más del 3% de esos 5 millones. Un millón y medio a un millón ochocientos mil trabajadores organizados estamos repartidos en todas estas organizaciones sindicales, lo que habla de una gran dispersión, de una atomización del movimiento sindical, de una falta de acuerdo. Porque el sector maoísta por ejemplo, esté el gobierno que esté, nunca estará de acuerdo. Ellos fueron parte del proceso de Correa, de la Revolución Ciudadana, pero cuando no se les satisfizo aspiraciones, directamente se lanzaron a la oposición. Se ha llegado a situaciones donde el dirigente es propietario de un transporte interprovincial pero es el presidente de una central nacional.

El movimiento sindical ecuatoriano está hecho pedazos. En este gobierno hemos construido una nueva organización sindical para tratar de reorganizar ese movimiento, modernizarlo, adecuarlo a la nueva Constitución Ecuatoriana y buscar la unidad por todos los medios. En eso se ha fijado el presidente. Por eso es que nuestra organización no ha retrocedido, más allá de los golpes que nos ha dado el presidente, porque nos ha dado golpes fuertes. Pero nos hemos levantado y hemos dicho: presidente aquí estamos y no vamos a abandonar este proceso. Porque entendemos que nosotros solos no somos el Ecuador. Que somos 14 millones de ecuatorianos que buscamos el Buen Vivir. Cuando el Presidente me ofreció ser miembro de la Asamblea me dijo: ahora es la oportunidad de ustedes de radicalizar el proceso. Yo solo no lo puedo hacer. Para eso están los movimientos sociales aquí, para radicalizar el proceso de la Revolución Ciudadana como ustedes quieren. Desde que candidateamos al presidente Correa hace seis años, nos hemos mantenido firmes.

Relaciones con Centrales Internacionales

Históricamente se mantuvieron relaciones con la Federación Sindical Mundial (FSM), a través de la CTE y hemos participado en el Encuentro Sindical Nuestra América, he asistido a varias de esas reuniones. Tenemos el problema, que los sindicatos están partidizados. La CTE es del Partido Comunista, la UGT es del partido comunista marxista-leninista (MPD), la Cedocs, de la Democracia Cristiana, la Ceols gobernada por el Partido Socialista. Y a nosotros nos dicen que estamos gobernados por Alianza País. Pero la diferencia entre ellos y nosotros es que no hemos permitido que AP partidice nuestra nueva Confederación. Somos un aporte al proceso, no somos el apéndice sindical. Es una dura lucha la que tenemos que dar ahí, porque muchos confunden esa participación. Queremos aportar al proceso desde la realidad y no vamos a rasgarnos las vestiduras entre las 11 organizaciones nacionales, para ver quién es más de izquierda. Aquí vamos a representar a los trabajadores porque entre ellos hay izquierda y derecha, hay moros y cristianos. Tenemos que aprender a representar esa diversidad. No representar al partido del cual soy parte, porque hace mucho daño a las organizaciones sindicales. Hemos dicho somos de izquierda y es más venimos de una raíz ideológica, del marxismo-leninismo, y no renegamos de eso. Vamos a actualizar nuestras formas de actuar. La ideología no la vamos a cambiar, pero sí las formas de actuación. En defensa de los derechos de los trabajadores para este momento. El nuevo régimen laboral tendrá dos partes: Código Laboral y la normativa que lo acompaña. Ya no puede estar disperso, a cada articulado tiene que estar desarrollado de manera tal que sea válido para el sector público y el privado. Por ejemplo, el despido intempestivo tiene ahora tres formas de interpretación. Para el sector público de Salud hay 38 causales para despedir a un trabajador. Para el de la empresa pública, como la Electricidad, hay 3 y el Código de Trabajo tiene 9 para los dos casos. Vamos a legislar para que el despido intempestivo tenga sus causales y mecanismos. Eso garantizará a los trabajadores de los dos sectores que cuando alguien comete una infracción sabe a qué atenerse y el empresario también. Las normas tienen ahora triple y cuádruple interpretación. Son distintas en el mismo sector público, por eso vamos a una sola indemnización. Los sindicatos tienen Estatutos particulares. Buscamos llegar a la sindicalización única del sector público. Que no haya 70 sindicatos del sector público de Electricidad sino uno. Que no haya 20 o 30 sindicatos del sector petrolero, sino uno. En Salud tenemos una organización nacional que abarca a casi 120 sindicatos, y a veces son sindicatos

intrascendentes. Que mejor papel harían estando agremiados a una sola organización. Vamos a la sindicalización nacional por ramas de trabajo. Eso nos lleva a que el Contrato de Trabajo sea de carácter nacional, por rama de trabajo. Un solo contrato colectivo. Por ejemplo, el contrato colectivo del sector eléctrico en Quito es distinto al de Guayaquil y ese es diferente al de Cuenca y tenemos veinte contratos colectivos. Debe haber uno solo. Debemos dar un salto cualitativo. No puede haber dirigentes sindicales pagados por la organización sindical, la dirigencia sindical debe trabajar en una empresa y el sueldo que percibe tiene que ser de esa empresa, no de las organizaciones sindicales. Cuando se separan estas dos situaciones, el dirigente sindical se desburocratiza. En el decreto 225 planteado por el Presidente de la Nación se limita el permiso sindical, antes el dirigente sindical tenía permiso los 365 días del año, no rendía cuentas a nadie. El sindicalismo debe recuperar lo que teníamos en los años 70, lo ideológico, lo voluntario, lo responsable. Y el sindicalismo debe ser político. El movimiento sindical se está rearticulando, lo peor que puede pasar es que siga en este estado.

Candidato electo asambleísta alterno nacional NR: La Constitución de la República de Ecuador establece en su Capítulo sexto, Trabajo y producción en el Artículo 326, punto 14: Se reconocerá el derecho de las personas trabajadoras y sus organizaciones sindicales a la huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias en estos casos. Las personas empleadoras tendrán derecho al paro de acuerdo con la ley. Punto 15: Se prohíbe la paralización de los servicios públicos de salud y saneamiento ambiental, educación, justicia, bomberos, seguridad social, energía eléctrica, agua potable y alcantarillado, producción hidrocarburífera, procesamiento, transporte y distribución de combustibles, tansportación pública, correos y telecomunicaciones. La ley establecerá los límites que asegúrenle funcionamiento de dichos servicios. Articulo 327: La relación laboral entre personas trabajadoras y empleadoras será bilateral y directa. Se prohíbe toda forma de precarización, como la intermediación laboral y la tercerización en las actividades propias y habituales de la empresa o persona empleadora, a contratación laboral por horas, o cualquiera otra que afecte individual o colectiva. El incumplimiento de obligaciones, el fraude, la simulación, y el enriquecimiento injusto en materia laboral se penalizarán y sancionarán de acuerdo con la ley.

Reunión con integrante de la Juventud de Alianza País – funcionario del Banco Biess

David Yepes

Participamos en el Encuentro de Jóvenes por el Alba en Venezuela en Caracas y estamos

Participamos en el Encuentro de Jóvenes por el Alba en Venezuela en Caracas y estamos trabajando para el Encuentro Internacional de la Juventud Alfarista de Ecuador en abril. Nuestra organización es la Juventud Bolivariana Alfarista y somos militantes de Alianza País, desde su nacimiento en 2005. Fuimos dirigentes estudiantiles de la Universidad Nacional de Ecuador. Allí fundamos la Juventud Bolivariana Alfarista de Pichincha. Me reconozco en el socialismo y en el allendismo. En la Universidad surgió un movimiento que llevó a los estudiantes, desde 2002-2003, a una conciencia política. Nosotros caracterizamos que tanto en la Universidad Central como en el país la indiferencia política de los jóvenes ha servido como instrumento de dominación y manipulación política de la partidocracia. Eso nos llevó a una lucha muy fuerte en la Universidad. En el año 2008 ganamos el rectorado y en 2010 la Federación de Estudiantes Universitarios de Ecuador. Conformamos una gran alianza en el movimiento universitario que se llamó la Alianza Socialista Bolivariana Alfarista. En eso tiene mucho que ver Alianza País, somos parte de esa fundación, actualmente soy el presidente provincial de la Juventud Bolivariana Alfarista. Participamos a pleno en la campaña. Utilizamos el método de “esquinas calientes”. Como el voto es optativo para los 16 años, nos colocábamos en muchos colegios estratégicos, comenzábamos a presentar la propuesta, no a repartir propaganda. Decíamos: esta es la propuesta que llevaremos a la Asamblea, estos son nuestros ejes de la Revolución Ciudadana. Nuestro trabajo fue de hormiga, militante. Hemos catalogado este triunfo de AP como un triunfo histórico. No tiene precedentes, está cargado con toda la esperanza del pueblo. Pudimos ver en nuestro recorrido cómo la población recibía con alegría a los candidatos de AP. El triunfo es de la gente más humilde. Porque sectores de la clase media y la oligarquía en Ecuador ha sufrido golpes durísimos con este gobierno. El Bono de Desarrollo Humano lo pagan ahora los banqueros. En este gobierno el Banco Nacional de Fomento implantó, por ejemplo, un proyecto que se llama el 555; 5mil dólares a cinco años al 5%, el cual ha servido a muchos productores, microempresarios a desarrollar un negocio, un emprendimiento productivo. Hay proyectos que nacen desde la población, no solo es el tema de las

carreteras. A las carreteras también las usan las transnacionales, y la utilizan nuestros productores, los medios de transporte en todas sus ramas. Creemos que un tema clave es la Educación. La Constitución garantiza a la población el acceso gratuito hasta un tercer nivel. En la Constitución anterior de 1998, se había abolido la gratuidad y este gobierno la recuperó. El pueblo dio un garrotazo a toda la partidocracia. En la juventud creemos que debe haber una Ley de Comunicación, para que sea un beneficio social y no para los grandes grupos económicos de poder. Es importante la propuesta que los bolivarianos alfaristas hemos hecho para este nuevo período. La Revolución Cultural, cómo llevarla adelante, La Ley de Tierras, la reforma agraria en Ecuador, la Ley de Agua. En determinados lugares ciertas familias poderosas tienen en sus manos las fuentes de agua, están en manos privadas, tienen las vertientes de agua. Este recurso es del pueblo. Con mayoría en la Asamblea Nacional aprobaremos las leyes que el país necesita.

La juventud en la organización de AP

Antes de la Convención Nacional de AP, realizamos una Convención de Jóvenes por la Revolución Ciudadana en agosto de 2010. Con el logo de “somos miles”, participamos ocho mil jóvenes. El 23 de octubre solicitamos a la Directiva Nacional un 30% de participación tanto en los Buró provinciales como en los nacionales, en la representación de las candidaturas para las Asambleas, concejalías, Juntas Parroquiales. Desde esa óptica, estamos integrados orgánicamente en AP. Hemos funcionado en las directivas provinciales, estamos incluidos dentro de los buró provinciales, en los Comité de la Revolución Ciudadana (CRC). En ese sentido, somos ya tomados en cuenta. Hay una gran mayoría de juventud. Un caso claro es el de Gabriela Rivadeneira, de Otavalo, fue gobernadora de Imbabura y su gestión fue la mejor calificada, tanto administrativa como políticamente. Dentro de AP seguiremos buscando los espacios. También, trabajando en una verdadera Reforma Universitaria. La organización política de AP se ha conformado como movimiento, debemos más que nunca reforzar las bases. Nos cabe a los jóvenes ver cómo contribuimos a forjar una verdadera base social, constituir AP como una organización más fuerte orgánicamente. Hemos demostrado electoralmente tener fortaleza electoral, hemos ganado más de siete elecciones. Somos una fuerza política muy importante no solo en Ecuador sino en América Latina. Pero nos falta organización popular, organización de bases. Y esa es la tarea urgente que tenemos como militantes, respetamos nuestra línea orgánica, nuestro buró político, pero creo que los jóvenes debemos, con espíritu revolucionario, seguir ganando los Consejos Estudiantiles, las Federaciones de Estudiantes Universitarios. Se vienen elecciones seccionales en el próximo año y los jóvenes debemos buscar esos espacios para consolidar el proceso de la Revolución Ciudadana. Hay ministros y concejales jóvenes, asambleístas también. Nuestro presidente lo es y nos impulsa a seguir luchando.

Relación con el Alba

Nuestra relación con el Alba es muy buena. Nos afirmamos en la unidad latinoamericana. En marzo de 2010 tuvimos el III Encuentro en Quito con la presencia de más de 2500 jóvenes de distintos países. Fuimos invitados a Venezuela para intercambiar en el plano cultural, para transmitir las experiencias de esta campaña, de la

revolución educativa en Ecuador. Tenemos la oportunidad histórica de transformar los espacios políticos en AP. Creemos en la Patria Grande, por la que lucharon Bolívar y Alfaro: una América unida y libre. La propuesta del sucre, que es una moneda virtual con la cual se comercia en especial con Venezuela esparte de un camino. Sólo la unión latinoamericana convertida en fuerza facilitará que podamos salir de la dolarización. Quienes estamos en las juventudes, éramos niños cuando fue dolarizado el país. Estamos convencidos de que es preciso realizar un estudio profundo, del pueblo, de las familias, para salir de la dolarización. Así como fue fuerte la entrada, lo será también la salida. La respuesta es la integración de América Latina. Una moneda latinoamericana única, producto de una integración muy fuerte.

Encuentro Mundial de Jóvenes

Se realizará el 18 de diciembre y Ecuador será la sede. Vendrán representaciones de todo el mundo y la idea es que no sean sólo organizaciones políticas, sino sociales y culturales. Para que discutamos los jóvenes, para debatir cómo las juventudes están contra el imperialismo, contra el capitalismo. Intentarán desestabilizar al gobierno de Correa por distintas vías, por eso es fundamental la organización de las bases, la formación política, la formación de cuadros. Así lo ha planteado el presidente. Hay que prepararse políticamente, académicamente. Sólo la formación política dará a Ecuador nuevos líderes, nuevas ideas. Correa es el artífice de este sueño ecuatoriano, pero estamos conscientes de que los jóvenes deberemos tomar esa posta.

Lleva adelante una política crediticia para el acceso a la vivienda, entre otras líneas de crédito accesibles a la población, al que ingresó por concurso de méritos. El Biess cumple un papel similar a la Anses en Argentina.

NR: parte de estos contenidos fueron publicados en América XXI Nª 94, marzo de 2013- (americaxxi.com.ve)- Las entrevistas fueron realizadas en Quito para la revista América XXI Folletos Casa del Alba – Nª 2: Ecuador Marzo de 2013