Está en la página 1de 5

CRÓNICA Y REFLEXIONES SOBRE LO VIVIDO EN EL WOMEN OF THE WORLD SUMMIT EN N.Y.C.

Rosana Agudo. Primavera de 2013.

Hace tiempo que en mis presentaciones y en algunos artículos vengo llamando la atención sobre algunos puntos que son importantes a la hora de ver y tratar los temas que están haciendo temblar el mundo. Asuntos que están haciendo estremecerse a todas las sociedades, ociedades, de todos los países, desarrollados o no, en n estado de guerra (algunas de ellas permanentes) o en estado de paz (algunos de ellos aparentes). En todos los casos, las víctimas son piezas clave y deberían poder formar parte de la solución. Y las víctimas de las que vamos a hablar a continuación, lo son más, cuand cuando además, no se las deja participar en las mesas en las que se discute y se negocia. Est Estoy hablando de las mujeres, y de los los-as niños-as. Hillary Clinton en una espléndida ponencia en el p pasado asado Women Of The World Summit en NYC 7.4.13, hizo hincapié en en: “Los asuntos del mundo son asuntos de mujeres. Los derechos humanos tocan los derechos de las mujeres. Las mujeres no somos víctimas sino agentes del cambio. Cuando las mujeres participan en la economía todo va mejor..... Las mujeres forman parte de la revolución y no les le pueden ser negadas las mesas de negociación. Estamos en un momento de confluencia. Los hombres hacen la guerra pero las mujeres de todo el mundo incluso de aquellos países en los que están en guerra, estamos hablando, hablando ahora mismo lo estamos haciendo. Mantenemos un dialogo.”

Unos pocos años atrás, , durante una visita a N.Y.C C con motivo de otro gran Congreso de Mujeres del Mundo, visité ité la sede de Naciones Unidas y me hice una fotografía junto a los objetivos mundiales para el milenio:

Licencia

Rosana Agudo, 2013

Durante los años siguientes he presentado esta fotografía en todos los encuentros, ponencias y presentaciones que he realizado y siempre he hecho la misma pregunta a las personas asistentes, la que yo misma me hice e en el momento de la foto y que me hago siempre que la veo: : ¿cómo se supone que vamos a conseguir estos logros sin que las mujeres puedan participar activamente en las mesas decisorias?:

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Poner fin a la pobreza y el hambre. hambre Educación para todos. todos Igualdad para la mujer. mujer Salvar las vidas de los niños. Salvar las vidas de las madres madres. Poner freno al SIDA, la Malaria y otras enfermedades enfermedades. Proteger el medio ambiente ambiente. Construir una sociedad global para el desarrollo.

A la vista del orden en que se han ido disponiendo los diferentes objetivos, no cabe duda de que han sido escritas y decididas d en una mesa en la que la voz femenina, o estaba y no fue tenida en cuenta cuenta, o no estaba en absoluto. La visión en red, global, que se requiere para acometer todos estos temas cruciales no existe y parecen ser parciales, no estar conectados en absoluto entre ellos y que pudieran dieran ser tratados de manera lineal.

Licencia

Rosana Agudo, 2013

Se requiere una estrategia rategia global para abordarlos, una visión integral y gran discernimiento fruto del entrenamiento de la atención, además de una gran d dosis de valentía para comprender la magnitud de la empresa. Emprender mprender el camino del d cambio preciso en el modelo mental humano para conseguir la masa crítica inteligente necesaria que pueda ordenar e ir dando forma a esta nueva sociedad que cuide de su entorno, es el próximo paso evolutivo, no solo para poder sobrevivir vivir nosotros-as nosotros en el planeta con sus recursos, , sino por el cuidado debido a la vida toda, toda que convive con nosotros-as y comparte la herencia de la que hemos de cuidar cuidar. Esperamos de nuestros-as as líderes capacidades excepcionales y si no, la inteligencia necesaria para dejarse guiar o invitar al diálogo a voces que puedan añadir ingredientes, soluciones, o matices necesarios para crear los hilos que unen y dan forma a las realidades cuando queremos queremo tejerlas de modo global. Como decía Hillary Clinton en su ponencia, y como he podido constatar y transmitir yo misma un montón de veces, las mujeres de países en guerra o no, “amigos-as” “amigos o “enemigos-as”, ”, hablamos entre nosotras, nos escuchamos, empatizamos empati y lloramos por nuestros hijos e hijas. Sentimos profundamente el llanto de un niño-a niño cuando siente dolor, cuando no tiene qué comer. Cualquier niño-a niño a es nuestro nuestro-a cuando le vemos sufrir, cuando no puede recibir una caricia…. Sentimos s la humillación, el dolor de las s miles de mujeres que son diariamente violadas en una “cultura de la violación” sin freno, la rabia, la frustración, el odio hacia nosotras, el desinterés. Nosotras sentimos el dolor de la tierra porque nuestro cuerpo está siendo utilizado como c campo de batalla de tantas y tantas guerras….. de tantas y tantas maneras….. En este sentido, cuidar de las mujeres es la base ineludible para poder cuidar de los los-as niños-as. . Pero en sociedades donde las mujeres no tienen más valor que el de cambio para ara pagar deudas familiares, por ejemplo, donde su vida no tiene valía alguna y son consideradas como animales en el peor sentido del trato animal, es una tarea imposible. Mas de 17 millones de huérfanos existen, sobreviven a duras penas solamente en África. Porque mujeres mujeres madres, las más de las veces niñas, no han sobrevivido al parto, a la anemia, las infecciones, el hambre, las hemorragias hemorragias, el SIDA... ¡¿Cómo Cómo se espera salvar las vidas de los-as los niños-as si no se cuida a las mujeres, mujeres madres, la mayoría de las veces como consecuencia de violación y que así y todo aman y quieren cuidar dar de sus niños-as niños inocentes?!. ¡¿Cómo Cómo se demanda como objetivo la igualdad para la mujer, la educación para todos todosas (el femenino lo añado yo, naturalmente) cuando las mujeres-niñas mujeres niñas son disparadas a bocajarro cuando van a la escuela, solo porque los hombres mbres (dicho de sus propias bocas que esta que escribe ha escuchado) creen que “cuando las mujeres van a la escuela perdemos autoridad, lo mejor que se puede hacer con las mujeres que estudian es pegarles un tiro.”?!

3
Licencia Rosana Agudo, 2013

A la mujer-niña niña valiente que realizó realizó el video que todo el mundo vio en el congreso congreso, le preguntaron que cómo había podido escuchar estas cosas y soportarlo, ella respondió que en ese momento pensó: “algún día estos hombres trabajarán para mí” mí . Reconoció la ignorancia y el miedo de aquellos hombres h y también el poder de la educación, no pensó en la venganza y mostró así su grandeza humana. Malala Yousafzai, la niña Pakistaní que fue tiroteada en su camino a la escuela escue nos dijo que por cada Malala tiroteada surgen 10 Malalas con ganas de ir a la escuela. Mucho más que eso, leo en las noticias de esta mañana que Malala ha comenzado su misión de que cada niña pakistaní tenga acceso a la educación. Todas las niñas hoy en Pakistán quieren parecerse a Malala y permanecer como rocas contra toda resistencia. resis http://www.nation.com.pk/pakistan http://www.nation.com.pk/pakistan-news-newspaper-daily-english englishonline/national/17-Apr-2013/swat 2013/swat-girls-vow-to-continue-malalas-mission Las mujeres de estos lugares deben también ser educadas en el sentido de que comprendan que ue existe otra manera de hacer y comprender las cosas y comiencen a respetarse. Esta sta labor también se está haciendo, se reúnen grupos de mujeres para infundirse valor unas a otras, para hablar para informar. En n este sentido el liderazgo que están ejerciendo estas jovencísimas mujeres es digno de respeto y admiración por su valentía, la fuerza de sus convicciones y su sentido de la justicia y compasión. Es inútil como vengo diciendo y venimos constatando una y otra vez, solo clamar por los derechos de las mujeres. C Con quien hay que hablar r es con los hombres, ampliar su modelo mental, ellos son los que tienen que escuchar, pero no acuden, se han recluido en un espacio duro, oscuro, pretendiendo que nosotras hablamos de nuestras cosas y que no hacemos más que quejarnos y hacerles sentirse culpables. c ¿De verdad estas son “cosas nuestras”, de mujeres? ¿Qué clase de hipocresía burda muestran entonces los objetivos del milenio que tan pretenciosamente presiden el hall de Naciones Unidas?. Es absolutamente necesario que las mujeres formen part parte e de las mesas de negociación de los foros mundiales donde se deciden estrategias que nos incumben a todos todos-as especialmente a nosotras otras mujeres, a nuestros hijos e hijas y a la Madre T Tierra que nos acoge y nos proporciona hogar y alimento. alimento En Pakistán la represión epresión a las mujeres es terrible :“esta revolución si no lleva medias, llevará pistolas” dicen. . Y en Afganistán inenarrable, hemos escuchado cosas en este congreso en palabras de sus protagonistas que yo no puedo repetir porque el corazón se me hace tan grande que me ahoga de dolor y mi cabeza se niega a reconocer las atrocidades. No olvidemos que en estos países y otros tantos, la guerra no es tanto contra otros países o enemigos sino contra las mujeres, las propias esposas, hermanas, hijas, víctimas inocentes, inocentes, vulnerables cuidadoras y nutridoras que no tienen otra arma para defenderse que un corazón sencillo. No quiero olvidar en estos momentos a mis hermanas de Ciudad Juárez, a las de Guatemala…. Y tantas otras…. y aquí entre nosotras. 4
Licencia Rosana Agudo, 2013

Si en Estados Unidos hemos podido hablar mujeres de todo el mundo, sin importar la situación política de nuestros respectivos países (aunque algunas mujeres han tenido que estar en la sombra de los focos para evitar ser identificadas) ¿no es de vital importancia que estemos mos sentadas a las mesas de decisiones globales?. Nosotras sabemos dialogar y sabemos lo que es primordial, para todas las mujeres del mundo, para todas las madres del mundo. Estamos en un momento decisorio y decisivo para la humanidad, más de la mitad de d los seres humanos no podemos permitir estar excluidos-as. Este es el tiempo para ser protagonistas, aportar nuestros talentos naturales, el tiempo de la co-creación. co No debemos admitir más excusas. Mujeres como Malala nos están mostrando el camino, más que ue nunca debemos decir “Esto no es bueno, este no es el mundo que queremos para nuestros hijos e hijas” y actuar en consecuencia, nosotras somos parte de la solución. Rosana Agudo. rosanaagudo@gmail.com (*) TTi, Tecnología para la Transformación Interior www.tti-transformacion.com transformacion.com (*) Lur Gozoa, Plataforma para una Ciudadanía Consciente www.lurgozoa.com <lurgozoa@hotmail.com> (*) Mirra, Asociación para el Liderazgo de la Mujer www.asociacionmirra.com <asoc_mirra@hotmail.com>

5
Licencia Rosana Agudo, 2013

Intereses relacionados