Está en la página 1de 2

ENSAYO INFORME DE BRUNDTLAND

En 1987, el documento Our Common Future (Nuestro futuro común) o, como se lo suele llamar, el Informe Brundtland, presentó una nueva manera de ver el desarrollo, que se define como aquel proceso que “satisface las necesidades presentes, sin amenazar la capacidad de las generaciones futuras de abastecer sus propias necesidades”. A partir de ahí se empieza a difundir el concepto de desarrollo sostenible. Elaborado por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, el Informe Brundtland indica el carácter incompatible del desarrollo sostenible para con los modelos de producción y consumo, lo que plantea una vez más la necesidad de establecer una nueva relación entre “ser humano-medio ambiente”. A la vez, ese modelo no sugiere que tenga que haber un estancamiento del crecimiento económico, sino su conciliación con las cuestiones medioambientales y sociales.

EL CLIMA EN LA PRENSA El Informe Brundtland no aparece citado ni una sola vez en la muestra de textos sobre cambio climático publicados en 50 periódicos brasileños durante el periodo comprendido desde julio de 2005 a junio de 2007. En este documento se destacan algunos problemas medioambientales, como el calentamiento global y la destrucción de la capa de ozono (conceptos nuevos en aquella época), y se expresó la preocupación existente con relación al hecho de que la velocidad a la que se dan los cambios excede la capacidad con la que cuentan las disciplinas científicas, así como nuestras propias habilidades a la hora de evaluar y de proponer soluciones, tal como consta en la publicación Perspectivas do medio ambiente mundial GEO 3 (Perspectivas del medio ambiente mundial – GEO 3) En el Informe Brundtlandt también aparecía ya una lista de medidas que tenían que poner en práctica los Estados, a la vez que definía las metas que se debían alcanzar internacionalmente, cuyos agentes serían las diferentes instituciones multilaterales. No obstante, de acuerdo con el profesor de la Universidad de São Paulo, Brasil, Pedro Roberto Jacobi, en su artículo “Medio ambiente e sustentabilidades" (Medio ambiente y sostenibilidad), publicado en el libro “Los municipios en el siglo XXI”, “los resultados a finales de la década de 1980 no han alcanzado ni de lejos las expectativas previstas y se derivan de lo complejo que resulta establecer y pactar los límites de emisiones o la protección de la biodiversidad, en especial por parte de los países más desarrollados”.

silvicultura. . Se realizaron reuniones abiertas al público. y este proceso hizo posible que diferentes grupos expresaran sus puntos de vista sobre temas como agricultura. tras evaluar los 10 años que habían transcurrido desde la celebración de la Conferencia de Estocolmo. El documento se publicó tras tres años de sucesivas audiencias celebradas con líderes del gobierno y con el público en general. el desarrollo de tecnología para el uso de fuentes energéticas renovables y el aumento de la producción industrial en los países no industrializados por medio de una tecnología adaptada ecológicamente como corresponde. con el objetivo de promover la realización de audiencias por todo el mundo y de producir un resultado formal a partir de los debates realizados. agua. a los que se entrevistó en todo el mundo sobre cuestiones relacionadas con el medio ambiente y el desarrollo. presidida por Gro Harlem Brundtlandt y Mansour Khalid. tanto en regiones desarrolladas como en otras en vías de desarrollo. Dicha comisión se creó en 1983. transferencia de tecnología y desarrollo sostenible en general. como la disminución del consumo de energía.Entre las medidas que indica el informe constan algunas soluciones que aparecen citadas más adelante. energía. El Informe Brundtlandt es el resultado de la labor de la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas. de donde proviene el nombre con el que se conoce este documento.