2013.

Año Treinta Aniversario de la vuelta de la Democracia

PROYECTO DE RESOLUCIÓN La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires resuelve

Artículo 1º.- Organícese en la Sala de Exposiciones de este Palacio Legislativo una muestra fotográfica de la obra del artista Horacio Coppola titulada “El Buenos Aires de Horacio Coppola”. Art. 2º.- La exposición se realizará del 18 al 29 de junio de 2013, semana en la que se cumple un año de su fallecimiento.Art. 3°.- Comuníquese, etc.

Último cambio: 9/04/2013 04:52:00 PM - Cantidad de caracteres: 4349 - Cantidad de palabras: 866 Pág. 1/4

2013. Año Treinta Aniversario de la vuelta de la Democracia

FUNDAMENTOS

Sra. Presidente: La obra de Horacio Coppola ha estado siempre íntimamente ligada a la Ciudad de Buenos Aires. Como en otros grandes artistas argentinos, sus viajes formativos a Europa no fueron sino acopio de experiencias y confrontación con prácticas diversas para luego enriquecer su mirada sobre la ciudad natal. Recordemos que antes del primer fugaz viaje a Europa en 1930, del que volvió con su primera cámara Leica, ya había realizado, a los veintidós años de edad, las fotografías de los rincones menos pintorescos y más entrañables del barrio de Palermo: las que ilustrarían en 1930 la primera edición del Evaristo Carriego de Borges. En 1929 también había fundado el primer Cine Club argentino. Atento a la vinculación del lenguaje y la técnica cinematográfica con las tendencias de vanguardia de las artes plásticas, Coppola iba a realizar varios cortometrajes experimentales. De su año en la Bauhaus, 1932, el último de la institución creada por Walter Gropius antes de que los nazis la clausuraran en 1933, fue decisivo el estímulo de Walter Peterhans, quien le señalaría que es el ojo del fotógrafo, antes de aplicarlo al objetivo de la cámara, el que reconoce el motivo de lo que será su obra. Es algo que reconocemos en las imágenes que iba a captar a su regreso a Buenos Aires. En la Bauhaus también conoció a quien sería su esposa, la fotógrafa alemana Grete Stern, que lo acompañaría en la diáspora antifascista. Durante su posterior estadía en París, Coppola iba a realizar sus primeros trabajos de repercusión internacional: los famosos retratos de Marc Chagall y Joan Miró, publicados en los Cahiers d'Art, y las fotografías de las colecciones de arte sumerio del Louvre y del British Museum, reunidas en un libro, L'Art de la Mésopotamie, analizado en un largo ensayo nada menos que por Henry Moore. También esta experiencia iba a tener su culminación en la Argentina: el relevamiento fotográfico, años más tarde, de las colecciones de arqueología precolombina en el Museo de La Plata y luego en Brasil, al fotografiar la obra del artista barroco conocido como El Aleijandinho.

Último cambio: 9/04/2013 04:52:00 PM - Cantidad de caracteres: 4349 - Cantidad de palabras: 866 Pág. 2/4

2013. Año Treinta Aniversario de la vuelta de la Democracia

De regreso a Buenos Aires en 1934, en compañía de Grete Stern, realizaron una exposición conjunta en la redacción de la revista Sur cuyo impacto derivó en el encargo de la Municipalidad de Buenos Aires para que realizara un libro sobre la ciudad, como parte de los festejos del cuarto centenario de su fundación. Ese libro, Buenos Aires 1936, consagró no sólo su prestigio sino también su relación con la ciudad. Coppola fue el primero en reconocer y captar el latido de la ciudad en imágenes que no se engolosinan con la belleza de jardines y de sus monumentos. El Paseo Colón, una villa junto al Riachuelo, las tribunas de un estadio de fútbol, una farmacia de barrio están entre las muchas imágenes que, documentalista y artista, Coppola ha captado con una precisión única, definitiva. Vale la pena recordar que por ese entonces Coppola también filma la construcción del obelisco en un documental en 16 mm: Así nace el obelisco. Tras su exposición "Cuarenta años de fotografía" en el Museo de Arte Moderno en 1969, Coppola viajó por varios museos y universidades de los Estados Unidos. En Buenos Aires, realiza en 1984 una muestra retrospectiva de 1927 a 1984 en la Fundación San Telmo. La monumental exposición retrospectiva realizada por el IVAM de Valencia en los años 90, aunque centrada en sus fotografías de Buenos Aires, demostró que su obra no sólo interpela al espectador contemporáneo como documento de un pasado perdido. El espléndido volumen editado por el Fondo Nacional de las Artes lo confirma. Así como Borges contó que fue necesario haber pasado los años de su primera juventud en Europa para reconocer, al volver, una belleza particular, casi secreta, en Buenos Aires, Coppola nunca dejó de ser sensible a las transformaciones de su ciudad tanto como a los rasgos permanentes de su carácter. Su mirada sobre Buenos Aires ha definido a la ciudad en los años decisivos de su transformación en metrópolis de América. El 18 de junio de 2012, con 105 años, falleció este fotógrafo declarado Ciudadano Ilustre por esta Legislatura quien trajo al país las vanguardias de Europa y reflejó a Buenos Aires y sus personajes como sólo los grandes saben hacerlo Horacio Cóppola fue y es un símbolo de la fotografía argentina contemporánea. Su gran longevidad hizo que se mantuviera vigente en la escena artística local incluso en los comienzos de este convulsionado siglo XXI. Hacía ya muchos años que estaba retirado en su departamento de la calle Esmeralda; pero los homenajes se sucedieron sin pausa y ello debe seguir aconteciendo por su amplia trayectoria y por su impecable e irremplazable trabajo.
Último cambio: 9/04/2013 04:52:00 PM - Cantidad de caracteres: 4349 - Cantidad de palabras: 866 Pág. 3/4

2013. Año Treinta Aniversario de la vuelta de la Democracia

Es por ello, que solicito la aprobación del presente proyecto.

Último cambio: 9/04/2013 04:52:00 PM - Cantidad de caracteres: 4349 - Cantidad de palabras: 866 Pág. 4/4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful