Sostenibilidad

El avance de la ciudad
Bruno Berthon y Philippe Guittat

En un mundo cada vez más urbanizado, la ciudad de éxito del futuro deberá apostar por alcanzar dos ambiciosos objetivos: la gestión de los recursos desde una perspectiva sostenible y la creación de un entorno económico y social atractivo en el que ciudadanos, empresas y Gobiernos puedan vivir, trabajar e interactuar.

50

Outlook 2011, Número 2

inteligente 51 .

las grandes concentraciones de personas pueden influir positivamente sobre la humanidad. Con el potencial que brindan en términos de oportunidades personales y profesionales. todo ello puesto de manifiesto a través de una amplia variedad de características clave: el valor de sus servicios y la estabilidad de su Gobierno. Las ciudades realmente compiten por los ciudadanos y las organizaciones. empresas y Gobiernos puedan vivir. la participación de la comunidad. consumo de recursos. Esta necesidad de gestionar los recursos desde una perspectiva sostenible coincide con otro objetivo importante: la necesidad de crear un entorno económico y social atractivo en el que ciudadanos. los recursos culturales y artísticos. 52 Outlook 2011. lo que resulta cada vez más importante es el atractivo general de una ciudad concreta y la experiencia que ofrece a los ciudadanos y las empresas. formas de gobierno. creatividad. Hoy. Además. la mitad de la población lo hace y el número crece de manera constante cada año. Por tanto. la urbanización masiva también plantea riesgos para el planeta en forma de hacinamiento.Sostenibilidad Hace un siglo. Sin embargo. empresas. la influencia de las ciudades –sus tecnologías. solo una de cada siete personas en el mundo vivía en la ciudad. las instituciones de educación superior y otras oportunidades educativas para adultos. la calidad de su entorno físico. la calidad de vida que ofrecen y otros muchos aspectos– aumenta de forma significativa. a medida que aumenta la proporción de personas que emigran hacia los grandes centros urbanos. exceso de emisiones de carbono y de residuos y elevadas tasas de consumo de recursos no renovables. la seguridad. de igual forma que estas últimas compiten por los clientes. trabajar e interactuar. estímulo económico y elevada productividad. Número 2 . Por tanto. la apertura y la diversidad. las escuelas y colegios. las oportunidades económicas y de empleo. las ciudades –tanto los Gobiernos municipales como las empresas y los habitantes que impulsan buena parte del crecimiento económico de una ciudad– tienen una gran responsabilidad con respecto a la gestión eficaz de las personas y el medio ambiente. las viviendas.

lo que hace más perentorio conseguir que las ciudades sean más inteligentes. Población en miles de millones 10 8. que permiten incrementar la inteligencia de las infraestructuras para ampliar la eficacia de los servicios ofrecidos a un menor coste.4 3.3 7.5 3. ¿qué significa inteligencia? Una dimensión fundamental es que las ciudades. Para el año 2050. el software y los servicios inteligentes y las redes de comunicación de alta velocidad que conectan todos los servicios relacionados de la ciudad.5 3.5 8. World Population Prospects: The 2006 Revision y World Urbanization Prospects: The 2007 Revision.7 6 4.8 4. en caso de que su organización haga negocios con una ciudad o dentro de ella.3 2 2.4 3.0 2.6 2.8 8.2 3. Todos ellos son elementos del entorno tecnológico global de una ciudad.0 Población urbana Población rural 9. los ciudadanos y las empresas.8 0 1980 1985 1990 1995 2000 2005 2010 2015 2020 2025 2030 2035 2040 2045 2050 Fuente: División de Población del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de la Secretaría de Naciones Unidas.6 6. Además de este tipo de capacidades machine-to-machine posibilitadas por la telemática y las etiquetas RFID.2 6. según las previsiones de Naciones Unidas. que van desde el control de la generación de energía y la optimización del uso del agua y la electricidad hasta la creación de un peaje abierto o sin cabinas en las carreteras urbanas. tendrá especial interés en ayudar a que la urbe sea más inteligente y tenga más éxito. Sin embargo.2 3.8 5. cada vez más.9 3.9 3.9 7. sostenibles.5 3. a la hora de aprovechar e integrar estas Marea urbana Algo más del 50 % de la población mundial vive actualmente en megaciudades y otras áreas urbanas.7 6.6 5. prestan servicios basados en las denominadas «tecnologías inteligentes».3 3. al mismo tiempo.7 2.2 3.com/Outlook Este doble objetivo –fomentar la gestión del medio ambiente al tiempo que se aumenta el atractivo económico y social– se encuentra en la esencia de la «ciudad inteligente».0 3.3 2.accenture. 53 . http://esa. Más que tecnología En el caso de las ciudades. algo que Accenture denomina «infraestructura inteligente».org/unup. entre las que cabe citar las redes inteligentes para fomentar una mejor producción y suministro de energía.4 8.www. Esta capacidad se extiende a varios servicios de las ciudades. Y.4 5.0 2.9 4.un.7 2. algo que es muy probable.1 6.1 9.2 8 6.3 5.2 4. existen otras tecnologías importantes. se espera que esa cifra ascienda al 70 %.4 70 % 4 1. atractivas y habitables.1 3.4 3.0 5.4 3.

los edificios de oficinas y residenciales. la gestión de los residuos. vehículos eléctricos y el diseño de edificios inteligentes. No obstante. el turismo y la Administración Pública. los sistemas se basan en infraestructuras y tecnologías exclusivas y cerradas. Por lo general. además. El desarrollo por fases del plan ha permitido a Ámsterdam ampliar paulatinamente la escala del programa y utilizar las lecciones aprendidas en cada etapa o proyecto piloto a modo de orientación en los esfuerzos posteriores. una disminución de los servicios y una infraestructura que no es lo suficientemente ágil para adaptarse a las necesidades del futuro. Con el tiempo. y sus costes de mantenimiento aumentan. Bajo todo esto subyace una red inteligente que interconecta las redes de electricidad con tecnologías de la información y la comunicación y que suministra en última instancia la electricidad de manera más fiable. la tecnología por sí sola no hace que las ciudades sean sostenibles y atractivas. provocadas por los sistemas heredados. Número 2 . la educación. los servicios y la gestión de forma más eficaz. entre los que cabe citar la gestión de los recursos naturales. El programa cuenta con tres objetivos medioambientales fundamentales: lograr para el año 2025 una reducción del 40 % de las emisiones de CO2 con respecto a los niveles de 1990. que (Continúa en la página 56) Balance cero en emisiones de carbono Para entender mejor las ventajas y las dificultades de convertirse en una ciudad inteligente. la salud y la seguridad. no son compatibles con los de otros departamentos de la ciudad. pionera: Ámsterdam. En otras palabras. Esta combinación puede fomentar la eficiencia energética en el transporte. el reto de la integración supone ir más allá del aspecto tecnológico. incluye su estructura organizativa y la forma en la que se planifica y gestiona. creada en el 2009. incluye la instalación de contadores inteligentes y el desarrollo de un proyecto innovador denominado Climate Street en un área de la popular zona de tiendas y restaurantes de Utrechtsestraat. obtener el 20 % de su energía de fuentes renovables para el 2025 y alcanzar el balance cero en emisiones de carbono para el 2015. Incluye todo el conjunto de servicios y capacidades de la ciudad. Las principales ciudades de todo el mundo tratan activamente de innovar para incorporar más inteligencia al conjunto de los servicios (véase el recuadro de la página 55). La primera de sus redes inteligentes.Sostenibilidad Las auténticas pioneras están haciendo algo más que llevar a cabo iniciativas aisladas: tratan de coordinar las tecnologías. con menores emisiones de carbono. comerciales y gubernamentales. tecnologías. Conseguir estos objetivos supone la combinación de varias tecnologías y enfoques. en un entorno más abierto. La ciudad ha comenzado con un programa de dos años que se va a implantar en tres fases. la necesidad de integración se extiende a todo aquello que en última instancia hace que merezca la pena vivir en una ciudad. La ciudad se halla inmersa en una ambiciosa iniciativa para el desarrollo y la implantación de programas sostenibles y rentables que la ayuden a reducir su huella de carbono al tiempo que la convierten en un lugar más atractivo para vivir y trabajar. las ciudades se enfrentan a serias dificultades. pensemos en una 54 Outlook 2011. que muchas veces obstaculizan sus esfuerzos de integración. segura y asequible. el transporte. entre los que se incluyen contadores inteligentes. Sin embargo. los sistemas de información cobran vida propia. Fundamentalmente. la cultura. los servicios y la gestión de forma más eficaz. así como en la construcción y la gestión de los edificios residenciales. las auténticas pioneras están haciendo algo más que llevar a cabo iniciativas aisladas: tratan de coordinar las tecnologías. en un entorno más abierto. La repercusión negativa de esta fragmentación se deja sentir en unos costes excesivos.

en comparación con los 55 del 2005. la ciudad de Sídney tiene previsto establecer una red de generadores distribuidos que para el año 2030 producirá el 70 % del suministro de electricidad de la ciudad mediante trigeneración. Vamos a exponer solo algunos ejemplos. estableció esquemas y modelos mediante los cuales los Gobiernos federal. Los códigos. es una parte importante de la combinación energética que se pretende lograr. especialmente dirigidos a los miembros de una cada vez más envejecida población. Muchas ciudades están imponiendo códigos y estándares de gran eficiencia en las nuevas construcciones y las renovaciones. Melbourne fue una de las tres ciudades que recibieron una mención honorífica en el Lee Kuan Yew World City Prize del 2010 –un premio internacional bienal que reconoce a las personas y las organizaciones que han hecho aportaciones destacables a la creación de comunidades urbanas vibrantes. Educación y cultura Gestión de los recursos naturales Desde el punto de vista del suministro básico de recursos naturales. Seúl se propone exigir certificados de construcción ecológica a todos los edificios nuevos. Entre el 2004 y el 2008. Outlook. una pérdida energética que las ciudades pueden reducir significativamente mediante el desarrollo de una capacidad de generación más descentralizada. está estudiando las ventajas de prestar servicios de teleasistencia. deportes y otras actividades de ocio y turismo. en São Paulo. más de cien países habían establecido objetivos con respecto a las energías renovables. especialmente a las personas de edad avanzada y a otros residentes con problemas de movilidad. por ejemplo. A continuación. Sídney y Chicago han puesto a prueba contadores inteligentes avanzados que ofrecen a los clientes información en tiempo real sobre el uso energético y su coste. y también a servicios culturales y recreativos de la ciudad. estatal y locales trabajan en cooperación con la comunidad local para abordar los retos de la sostenibilidad. Este aspecto de la ciudad inteligente hace referencia a los sistemas de educación tanto públicos como privados. para el año 2030. el 56 % del consumo energético del estado proviene de estas fuentes de energía. especialmente los que han incorporado las nuevas tecnologías. los estándares y las certificaciones de construcción son otros aspectos importantes en la creación de edificios inteligentes.000 hogares –es decir. Las nuevas tecnologías son también parte del proyecto. habitables y sostenibles en todo el mundo–. Varias ciudades se encuentran a la vanguardia en la forma de educar y conseguir el compromiso de los ciudadanos con respecto a los objetivos de sostenibilidad. la Ciudad del Viento ahorró seis millones de dólares en costes de energía como consecuencia del reacondicionamiento de espacios de oficina. calefacción y refrigeración. Salud y seguridad Las innovadoras tecnologías de la información y la comunicación están transformando la capacidad de las ciudades para prestar a los ciudadanos asistencia sanitaria a distancia. Por ejemplo. algunas ciudades utilizan el reacondicionamiento y la certificación de edificios para reducir el consumo de energía y agua.Sostenible y atractiva Las tecnologías inteligentes y una planificación más preocupada por el medio ambiente en las principales ciudades de hoy se están traduciendo en una cantidad cada vez mayor de innovaciones concebidas para incrementar su sostenibilidad y su atractivo (véase el cuerpo del artículo). Ciudades como Ámsterdam. en especial en la hidroeléctrica y la eólica. Edificios de viviendas y oficinas Para reducir el impacto ambiental negativo de las operaciones de construcción y edificación. la sustitución de las viejas ventanas y el uso de otros métodos para reducir la huella de carbono– para el año 2020. enfermeras tituladas del centro analizan los resultados y recomiendan asistencia adicional. El proyecto se basa en la transmisión digital de datos médicos recogidos de los pacientes en los centros de salud comunitarios. en los hogares y en las residencias de ancianos (véase «O-sarean: una respuesta innovadora al paso de la evolución social». pero algunas áreas ya han superado esos niveles. Otro aspecto de los edificios inteligentes es el que aborda la optimización del consumo de energía y agua de las personas y las empresas que ocupan los edificios. En el 2010. Una de las ventajas del programa es que los pacientes no tienen que salir de su barrio –a veces ni siquiera de su residencia– para recibir asistencia sanitaria básica. Pero un aspecto igualmente importante de la educación en el contexto de la ciudad inteligente es la necesidad de lograr la participación de los ciudadanos mediante su concienciación de cómo un cambio de comportamiento puede mejorar la sostenibilidad general y la calidad medioambiental de la ciudad. Por ejemplo. por ejemplo. que es el proceso de convertir el gas natural y los residuos en electricidad. mediante su Proyecto Piloto de Telesalud. Por ejemplo. Algunos pacientes cuentan con un dispositivo que mide la presión arterial y el nivel de glucosa en la sangre junto con una consola para la televisión que funciona como un ordenador capaz de enviar los resultados de las pruebas al Centro del Servicio de Teleasistencia. Por ejemplo. 2011. la transmisión y la distribución. 55 . hacer que los edificios sean más eficientes en el consumo de energía mediante la instalación de nueva iluminación. Chicago tiene el propósito de reacondicionar 400. Algunos de los objetivos más recientes se encuentran en la banda del 15 % al 25 % de energías renovables para el 2020. Gracias a este programa. Estas innovaciones se extienden por toda la gama de los servicios de la ciudad inteligente. Las plantas eléctricas tradicionales cuentan con un índice de eficiencia de tan solo el 33 %. Un mayor apoyo en las energías renovables. así como contadores y tecnologías inteligentes de construcción que ayudan a optimizar el consumo. como música. El objetivo de Singapur consiste en lograr que el 80 % de los edificios obtengan una calificación de certificación BCA Green Mark de la Autoridad de Construcción y Edificios del Gobierno para el 2030. Melbourne. teatro. el Gobierno de Taiwán. número 1). las dos terceras partes de los recursos naturales que se queman para producir electricidad (en su mayoría gas natural y carbón) se pierden en la producción. muchas ciudades trabajan para reducir la intensidad de carbono de la energía suministrada a sus ciudadanos y mejorar la fiabilidad y la eficiencia de sus redes de suministro y entrega.

Singapur ha ido un paso más allá y ha lanzado un programa para la tarificación vial dinámica. esta integración incluye las comunicaciones y los datos. el transporte público y los servicios de emergencia. deben estar coordinados con áreas como la logística urbana. Uno de los retos a los que se enfrentan Ámsterdam y todas aquellas ciudades que siguen iniciativas similares es la integración de los diversos ámbitos de servicio repartidos entre los departamentos de la ciudad. como electricidad. Pensemos de qué forma la interoperabilidad ayuda a ofrecer soluciones de gestión del tráfico más eficaces. lo cual implica que las diferentes áreas que necesitan utilizar capacidades comunes pueden interactuar de manera más efectiva a través de un eje central. las personas y los procesos. para que estos programas de gestión del tráfico sean eficaces. la detección y el control. La plataforma agrupa todos los servicios necesarios en un único sistema inteligente. los vehículos deben estar equipados con tecnologías que los integren en una red inteligente. Número 2 . sino también la estrategia. Una de las características más importantes de una ciudad verdaderamente inteligente es una plataforma interoperable y escalable. Además.Sostenibilidad (Viene de la página 54) Una de las características más importantes de una ciudad verdaderamente inteligente es una plataforma interoperable y escalable con interfaces que se pueden crear y mantener fácilmente en todos los ámbitos de servicio de la ciudad. con la consiguiente reducción de las emisiones de carbono. Estocolmo y Londres han creado zonas especiales en las que cobran una tasa adicional a los vehículos que acceden al congestionado centro de la ciudad. farolas de gran eficiencia energética y paradas de tranvía que generan energía en lugar de limitarse a consumirla. en el que el diseño. basada en códigos e interfaces no exclusivos. las inversiones y el turismo. que adapta en tiempo real las tasas de uso de las carreteras a los diferentes períodos del día. No obstante. Esta infraestructura mejora también la capacidad de añadir nuevos servicios rápidamente o de ampliar la escala de los ya existentes. agua. lo que significa que se pueden crear y mantener fácilmente interfaces en todos los ámbitos de servicio de la ciudad. Estas capacidades tecnológicas son una dimensión fundamental en la creación de las ciudades inteligentes. Las interfaces flexibles y abiertas facilitan el intercambio de datos y hacen posible incorporar nuevas (Continúa en la página 58) 56 Outlook 2011. Por ejemplo. transporte y edificios. Aquí es donde entra en juego la plataforma abierta. Esta infraestructura aprovecha las tecnologías y las arquitecturas abiertas. y a generar ingresos adicionales mediante la determinación de precios basada en la congestión. y el hardware y las aplicaciones de contacto con el cliente. cuenta con recogida sostenible de residuos. Varias ciudades destacadas están adaptando en la actualidad los peajes abiertos como una forma más eficaz de controlar el tráfico: los sensores pueden ayudar a reducir la congestión de tráfico. Los gestores de la ciudad han sido capaces de controlar el consumo de energía gracias a la utilización de contadores inteligentes y han compartido los resultados con los propietarios de los negocios. porque permiten reducir al máximo la huella de carbono y sirven de apoyo para una mejor coordinación con otros elementos del gobierno de la ciudad que se encargan de la supervisión del empleo. será fundamental adoptar un enfoque más abierto. el funcionamiento y la gestión adecuados aborden no solo la tecnología. A medida que ciudades como Ámsterdam se esfuercen por crear la próxima generación de soluciones para la ciudad inteligente. También es fundamental facilitar capacidades tecnológicas a todos los departamentos.

Por ejemplo. Por ejemplo. 57 . Las iniciativas piloto –proyectos con un alcance limitado y riesgos controlados en un campo de servicios específico. los socios del sector privado y los ciudadanos. Las ciudades pueden ser el catalizador que reúna al sector público y al privado para la adopción de nuevos modelos operativos y de negocio. Por ejemplo. Lograr la coordinación y el compromiso de todas las partes interesadas Para llevar a la práctica con éxito el concepto de ciudad inteligente. sino que además traten activamente de modificar sus comportamientos para lograr un objetivo común que beneficia a toda la comunidad. los modelos basados en el ahorro –procedente de tecnologías en vías de alcanzar su madurez. que representaban alrededor de 350.400 asociaciones de este tipo. será necesario que asociaciones público-privadas financien las inversiones necesarias en infraestructuras tendentes a revitalizar la ciudad.Cómo convertirse en una ciudad inteligente A continuación exponemos unos factores especialmente importantes que se han de tener en cuenta al planificar el camino para convertirse en una ciudad inteligente. las organizaciones necesitan el apoyo de los líderes de la ciudad. Ensamblar las capacidades para impulsar una infraestructura abierta e inteligente Los máximos responsables de tecnologías de la información de la ciudad tienen que empezar a explorar las tecnologías y los conceptos que están en la base de las infraestructuras abiertas e inteligentes.000 millones de dólares en capital. Fomentar y desarrollar nuevas formas de liderazgo y estructuras de gobierno Los líderes de las ciudades y de las organizaciones deben ser enérgicos a la hora de aceptar y defender el concepto de ciudad inteligente. como el transporte o la gestión de la energía– permiten agilizar el desarrollo de infraestructuras inteligentes. por lo general. En la mayoría de los casos. Los líderes de la ciudad necesitan la confianza y el respaldo de los socios empresariales. Las conferencias y los diálogos específicos con los proveedores y los integradores tecnológicos que intervienen en el desarrollo de la ciudad inteligente pueden servir para sentar las bases de conocimiento y experiencia que facilitarán el progreso de iniciativas específicas en este ámbito. Este tipo de enfoque requiere dejar de lado las iniciativas aisladas ejecutadas por agentes individuales y apostar por un esfuerzo coordinado entre todos los actores pertenecientes a ambos sectores. así como de mejores modelos de asociación. La sólida coordinación permite compaginar los intereses y equilibrar la puesta en común de los riesgos entre todas las partes implicadas. de modo que son necesarios modelos y enfoques nuevos. Crear modelos financieros que estén a la altura de los futuros retos y oportunidades Los modelos estándares para la financiación de inversiones en infraestructuras resultan. inadecuados para afrontar los retos que plantea la creación de una ciudad inteligente. los líderes municipales deben esforzarse por coordinar los intereses y los objetivos de cada uno de los sectores de la comunidad: los organismos de la ciudad. el programa de participación ciudadana de Yokohama sirve como práctica idónea de cómo las ciudades pueden ayudar a que los ciudadanos no se limiten a cumplir de forma pasiva las normas medioambientales. a su vez. de forma que las ciudades aprendan de las experiencias de las demás. en apoyo de los objetivos de las ciudades inteligentes. poniendo de relieve los retos y los éxitos en sus comunicaciones con los ciudadanos y los clientes. entre los años 1990 y 2009 se crearon por toda la Unión Europea más de 1. como es el caso de los contadores inteligentes– permiten financiar la investigación y el desarrollo de otras tecnologías en diferentes partes de la infraestructura inteligente.

Según Donnelly. La plataforma abierta también hace posible que los servicios de la ciudad sean prestados de una manera más ágil. mediante la integración de todos los servicios relevantes en una sola entidad de servicio público a través de Internet. Marie Donnelly. el adecuado análisis de los flujos y procesos de gestión de la energía es fundamental para el diseño de cualquier tecnología: «Ese tipo de análisis. la propia red y nuestros procesos deben ser lo suficientemente sólidos para conseguir que la energía esté disponible allí donde se necesita. Por el contrario. que tratan de conseguir el objetivo «20-20-20»: reducción del 20 % de la emisión de gases de efecto invernadero. Las propias ciudades se unen cada vez más para aprovechar su influencia colectiva. a un coste menor que en el caso de las infraestructuras creadas sobre arquitecturas cerradas o exclusivas. en la cual se pueden instalar aplicaciones adicionales en la medida en que sea necesario. Además. el C40 –un grupo formado 58 Outlook 2011.Sostenibilidad (Viene de la página 56) aplicaciones y servicios a la plataforma. El objetivo de CVIS consiste en desarrollar tecnologías que permitan a los vehículos comunicarse entre ellos y con la infraestructura de carreteras y compartir datos sobre el estado del tráfico y las condiciones viales. nuevas energías e innovación en eficiencia energética de la Comisión Europea. Como resultado se consigue que esta infraestructura abierta e inteligente sirva de apoyo al diseño y la implantación de soluciones que pueden crearse de forma más rápida y funcionar de manera más eficiente. Las tecnologías inteligentes solo serán realmente eficaces si son desarrolladas y puestas en práctica de manera coordinada en un país o región. es su sistema local de redes de energía. mejora del 20 % de la eficiencia energética y aumento del 20 % del uso de energías renovables. celebrada en Cancún en el año 2010. varias organizaciones tanto privadas como públicas colaboran en una iniciativa denominada Sistemas Cooperativos Vehículo-Infraestructura (CVIS. pero es absolutamente esencial. derivada de la reducción de la inversión inicial y de los gastos de explotación y mantenimiento gracias al cobro basado en la utilización. destinado al estudio de los flujos de energía que se extienden por diversas áreas geográficas. La organización de Donnelly está planificando y ejecutando programas como la Iniciativa de Ciudades y Comunidades Inteligentes y Energía Inteligente-Europa. Muchos centros de población se hallan literalmente en el centro de los países. Por ejemplo. listo y adaptable a las necesidades específicas de cada ciudad. directora de energías renovables. Ofrece las capacidades de infraestructura como un servicio. al estilo de lo que ocurre con los smartphones. Suficientemente interconectados Uno de los problemas a los que se enfrenta Europa. el proyecto se basa en una plataforma abierta y ya operativa en el mercado. en la Unión Europea. resulta mucho más difícil alcanzar metas concretas». hace hincapié en este hecho. Esto permite una racionalización de los costes de la ciudad. muchas de las formas renovables de energía –solar o eólica. Tenemos que estar interconectados para poder desplazar la energía por la Unión Europea con eficiencia y eficacia». Las tecnologías inteligentes solo serán realmente eficaces si son desarrolladas y puestas en práctica de manera coordinada en un país o región. tanto terrestre como marina– se generan con frecuencia en la periferia. Número 2 . por sus siglas en inglés). Por ejemplo. en los preparativos para la decimosexta edición de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 16). Si no se tiene documentado el flujo de gestión de la energía ni se asume el control de esos flujos para descubrir sinergias y optimizarlos. por ejemplo. no se ha realizado de forma generalizada. «Por tanto –señala Donnelly–.

que significa ‘residuo’ en japonés– con el objetivo de reducir los residuos combustibles (que en Japón se procesan separados de los residuos no combustibles) un 30 % para el año 2010.www.com/Outlook por cuarenta grandes ciudades de todo el mundo– se unió para reclamar un sitio en la mesa de negociaciones sobre el clima basándose en su convicción de que son esenciales para resolver los retos en materia de emisiones de carbono a los que se enfrenta el mundo. es el denominado Pacto entre Alcaldes. denominado CONCERTO. con lo que hacen posible que otros aprendan de sus experiencias. 59 . podremos crear una verdadera marejada de entusiasmo». además de la energía. también las personas deben estarlo. se incluirán cuestiones de transporte y tecnologías de la información para animar a las urbes a adoptar un enfoque exhaustivo e innovador ante su planificación. con el propósito de responder a las necesidades de los ciudadanos y las empresas. fomentando lo que Masato Nobutoki. llama el «sistema social» del cambio medioambiental. por ejemplo. «esta idea de enfoque de pactos ha calado de manera increíble en toda Europa. Si somos capaces de hacerlo. El programa tuvo tanto éxito que la ciudad consiguió su objetivo cinco años antes de lo previsto. Otro aspecto fundamental de la creación y la gestión de una ciudad inteligente es la utilización de la naturaleza más abierta de la infraestructura para comunicarse con los ciudadanos y educarlos. En el año 2003. Las ciudades se unen cada vez más para aprovechar su influencia colectiva. señala Nobutoki. en su convicción de que son esenciales para resolver los retos en materia de emisiones de carbono a los que se enfrenta el mundo. en el año 2008 Yokohama puso en marcha la iniciativa CO-DO30. y los líderes del programa han aprovechado el hecho de que el Enfoque de pactos Uno de los programas de colaboración que Donnelly está ayudando a impulsar. Yokohama ha logrado un éxito notable en cuanto a la comprensión del papel fundamental de la educación en la ejecución de las iniciativas de reciclaje y reducción de residuos. El nombre de CO-DO30 era una adaptación natural del Plan G30. Lo que hace falta. es algo más que tener preparada la infraestructura. Mediante la Iniciativa de Ciudades y Comunidades Inteligentes se ampliarán estos esfuerzos al ámbito de la ciudad y. la ciudad lanzó lo que denominó su Plan G30 –G de gomi. Una ventaja fundamental de las plataformas abiertas es su capacidad para unir a diferentes socios del sector público y del privado con el fin de lograr una colaboración y una innovación más eficaces. Estas comunidades están experimentando con diferentes tipos de programas de energías renovables. un sistema de compromiso por el cual los alcaldes se avienen a reducir las emisiones de dióxido de carbono en su propia área un 20 % como mínimo para el año 2020. Basándose en el éxito del G30. centra actualmente su atención en unas sesenta comunidades de Europa que tratan de poner en práctica soluciones de infraestructura inteligente para mejorar la eficiencia energética en el diseño de edificios. director general del Cuartel General de Política sobre Cambio Climático para la Ciudad de Yokohama. «Este enfoque –dice Donnelly– subraya el hecho de que no es posible examinar en abstracto el desarrollo y la implantación de nuevas tecnologías para la creación de un entorno más sostenible y atractivo. la producción de energía procedente de fuentes renovables y campos conexos. Es necesario reunir a expertos para que aprendan unos de otros. un conjunto de ambiciosos programas de educación ciudadana medioambiental dirigidos a reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero per cápita más del 30 % para el 2025.accenture. En la actualidad contamos con cerca de 2.500 alcaldes que se han adherido a estos objetivos de sostenibilidad». Un programa relacionado. esenciales para avanzar en los objetivos de la ciudad inteligente. Según Donnelly.

la estrategia. niños de centros de educación primaria a pensar de manera creativa sobre cómo llegar a ser mejores administradores del medio ambiente. Otra parte de la campaña de educación de la ciudad ha sido el Reto de la Conservación de la Energía con los Niños. un programa de vacaciones de verano que anima a ¿Cuál es el secreto del éxito de Yokohama? El fuerte liderazgo y el compromiso de dedicar tiempo a los ciudadanos. los procesos. En otras palabras. económica y política. La palabra simboliza el compromiso de la ciudad de actuar en materia de reducción de las emisiones de carbono y convertirse en una «ciudad de acción medioambiental». Otra iniciativa. una forma habitual de comenzar es establecer un punto de partida. «Nos gustaría crear en nuestra ciudad un escenario –afirma Nobutoki– en el cual los ciudadanos estuvieran contentos de esforzarse para reducir sus emisiones de CO2. Yokohama Eco School (YES). ¿Cuál es el secreto del éxito de Yokohama? El fuerte liderazgo y el compromiso de dedicar tiempo a los ciudadanos.000 reuniones con grupos de ciudadanos para explicar la iniciativa y pedir personalmente a la gente que se comprometiera con el programa de reciclaje». sino también un acuerdo activo para cambiar sus modos de comportamiento. en lugar de sentirse simplemente obligados a hacerlo por las normas». saludable y propiciatorio de la prosperidad de la ciudad y la de sus ciudadanos y empresas. Cada ciudad es diferente. que sugiere «guía». lo que la ciudad realmente trata de conseguir de sus ciudadanos no es solo una adhesión pasiva a estas directrices y normas. Los líderes del programa señalaron también las similitudes fonéticas que existen entre codo y la palabra inglesa code (‘código’). basado en su singular situación geográfica. En reconocimiento al éxito de este programa. que significa ‘acción’. la gestión y el gobierno del programa de desarrollo. Por tanto. La sostenibilidad es importante tanto por sus positivas consecuencias sociales como por ser un factor clave en la creación de un entorno habitable. que impartían enseñanzas sobre concienciación energética y ayudaban a mejorar el entendimiento de los riesgos que plantea el cambio climático.000 niños de Yokohama en edad escolar de los cursos comprendidos entre tercero y sexto (nada menos que el 25 % del grupo objetivo). en las comunicaciones recalcan con frecuencia que la verdadera finalidad del programa consiste en lograr que las personas pasen de la «guía» a la «acción». la formación. Número 2 . 60 Outlook 2011. no existe una única manera «correcta» de abordar el desarrollo del conjunto de capacidades necesarias para que llegue a convertirse en una ciudad inteligente. El año pasado se inscribieron en el programa 32. Nobutoki señala que «los integrantes de nuestro Gobierno local acudieron a más de 11.Sostenibilidad CO-DO30 juega con la palabra japonesa codo. La ciudad inteligente se diferencia de las demás en su sostenibilidad y su atractivo. que premia a las ciudades con una buena situación ecológica y económica. y sus programas medioambientales están impulsados por algo más que una mera obligación moral. No obstante. Yokohama fue elegida en el año 2010 para la iniciativa Ciudades Ecológicas y Económicas (Ciudades Eco2) del Banco Mundial. la ciudad puede evaluar diferentes escenarios basados en sus previsiones de costes y las repercusiones y las soluciones de los diversos programas y empezar a planificar la tecnología.000 alumnos y de más de 81 organizaciones no gubernamentales. A partir de ahí.000 de los 120. por tanto. contó con la participación de 32.

accenture. incluidos el transporte público y por carretera. deben esforzarse por implantar la base adecuada: una arquitectura abierta e inteligente capaz de prestar servicios inteligentes en la actualidad y de ampliar su escala posteriormente en función de las necesidades.guittat@accenture. el transporte ferroviario de pasajeros y la construcción. Berthon se ha especializado en ayudar a las organizaciones a abordar los desafíos de la globalización. el cambio a gran escala del modelo operativo. Es miembro del equipo senior de liderazgo de empresa y ha desempeñado la función de innovador esencial de Empresa de Alto Rendimiento de Accenture en los sectores del transporte y la automoción. bruno. con independencia del lugar en el que vivan. philippe. Guittat dirige también el trabajo de la empresa en la puesta en práctica de programas de transformación del e-ticketing para el transporte público.berthon@accenture. la venta al por menor. la innovación y la sostenibilidad. la agenda de la ciudad inteligente es importante para todos los ciudadanos. Ha colaborado en la elaboración de la agenda de transformación con empresas multinacionales de varios sectores.com Philippe Guittat es director global de los grupos sectoriales de Infraestructuras y Transporte de Accenture. ha ocupado diversos cargos de liderazgo en tecnología. Si las ciudades tienen que adoptar medidas centradas y rentables para incorporar inteligencia a todos sus servicios. Además. responsables de la creación de valor para clientes de diversas zonas geográficas y sectores.com/Outlook Dada la influencia de las ciudades en la salud del planeta. Acerca de los autores Bruno Berthon es director global de Servicios de Sostenibilidad de Accenture. entre los cuales se incluyen los de los bienes de consumo.com 61 . Durante los últimos dieciséis años. las telecomunicaciones y los medios de comunicación.www.