Está en la página 1de 4

REF.

JRB-40 AGOSTO 2008

INFORME TÉCNICO

LA BRONQUITIS INFECCIOSA: manifestaciones atípicas
La bronquitis infecciosa es una enfermedad infecciosa producida por un coronavirus altamente contagioso y que principalmente afecta al aparato respiratorio, aunque muestra también otros efectos graves en los aparatos urinario y reproductor. La enfermedad fue descrita por primera vez en 1.930 y los primeros programas vacunales empezaron a instaurarse ya en los años 50. Se trata de una enfermedad mundial y de gran importancia económica por la manera en que afecta al rendimiento de los lotes. Aunque sea una enfermedad conocida desde hace mucho tiempo y se vacune contra ella de manera rutinaria, continúa siendo un problema para la avicultura actual. Se calcula que, por ejemplo, en Estados Unidos, aún en las mejores condiciones de trabajo, los problemas producidos por el virus de la BI suponen un 5% del total de los ingresos en aves de puesta. Los síntomas típicos aparecerían en pollitas jóvenes que no hubiesen sido vacunadas y serán principalmente respiratorios: boqueo, estornudos, jadeos, toses, ruidos respiratorios y descarga nasal. Los ojos están húmedos y las aves deprimidas, letárgicas, sin comer ni beber.

INFORME TÉCNICO (Agosto 2008)

lo que da lugar a las llamadas “falsas ponedoras”. Estas aves se comportan como ponedoras normales pero ponen un nivel muy elevado de huevos anormales (20%) y una gran cantidad de ellas no llegan a poner nunca. INFORME TÉCNICO (Agosto 2008) . heces acuosas y aumento del consumo de agua. Pueden aparecer graves lesiones en el oviducto y los ovarios. pero no la suficiente para librarlas del ataque del virus. pero puede ser mayor) y la recuperación suele tener lugar en 6-8 semanas. Puede darse también una afección del riñón. la infección suele cursar de forma inaparente. que evita su manifestación típica. con aves que muestran plumas erizadas. presentan cierto grado de inmunidad frente a la enfermedad. pero nunca se llega a alcanzar el porcentaje de puesta teórico para esa edad. Esto se debe a que las aves. En lotes en producción se observa una caída de puesta y un empeoramiento de la calidad del huevo. La disminución de la producción es muy variable (generalmente es de un 10%. que ya han recibido alguna vacuna.BRONQUITIS INFECCIOSA página 2 En aves de más de 6 semanas.

BRONQUITIS INFECCIOSA página 3 Los huevos tendrán cáscaras muy débiles. INFORME TÉCNICO (Agosto 2008) . con poca uniformidad y huevos de cáscara pálida. deformadas (con anillos. También se sabe que afecta a la pigmentación de la cáscara. rugosas. observándose especialmente una clara muy acuosa. surcos) y su calidad interna es aún peor.

puede haber complicaciones por mycoplasmas o E. y después dos veces más durante la recría en agua de bebida. que dan origen a un proceso respiratorio aún más grave que la propia bronquitis. coli. calidad del agua. interferencia de otras vacunas. a todos los lotes de la explotación. Es fundamental respetar una distancia mínima de dos semanas entre la última vacuna viva y la aplicación de la inactivada. a partir de las 30 semanas. estrés. presencia de cloro. La mejor medida de control es la vacunación preventiva de todos los lotes. conservación y manejo de la vacuna. defensas bajas. una dosis de vacuna viva (H120 en el agua) cada dos meses.BRONQUITIS INFECCIOSA página 4 Esta infección es especialmente frecuente en granjas multiedad. utilizando vacunas vivas e inactivadas. Las primeras se administran normalmente en la incubadora. con un mayor descenso de la puesta y un aumento del número de bajas. ya que esta no se adquiere hasta al menos dos semanas después de la administración de la vacuna inactivada (normalmente por inyección en el muslo) que suele aplicarse a las 14-16 semanas. procedente de los animales de más edad. En ocasiones también se recomienda la revacunación durante el período de puesta. al llegar a la nave con 12 semanas. Es preciso destacar que. método de vacunación (spray o agua de bebida). EDS) y deberían administrarse justo antes del traslado a las naves de puesta. para evitar la aparición de falsas ponedoras. Las vacunas inactivadas van en combinación con otras enfermedades (Newcastle y Síndrome de Caída de Puesta. También pueden influir otros factores tales como los anticuerpos maternales presentes en el lote que podrían interferir con las vacunas administradas. etc. momento en el que la inmunidad vacunal no es aún suficiente. INFORME TÉCNICO (Agosto 2008) . una vez pasada la enfermedad. ya que las aves son expuestas al virus.