Abril de 2013 / Año 3.

Edición N° 5

Chávez, socialista y feminista

2

Editorial
Situación actual de la Revolución Bolivariana

N

ecesario es, revisar la situación nacional luego del lamentable fallecimiento del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías, y las tareas inmediatas y mediatas que nos tocan como pueblo para contener la ofensiva del imperialismo y las fuerzas burguesas. En primer lugar, debe resaltarse que en un contexto de crisis estructural del capitalismo mundial y de crisis profunda vivida en Venezuela a finales del siglo XX, el Comandante Chávez construyó un potente legado de ideas y políticas que marcan un antes y un después en la historia venezolana y latinoamericana. Por un lado, Chávez levantó las banderas bolivarianas, robinsonianas y zamoranas, dignificando nuevamente valores populares nacionalistas y antiimperialistas, levantó un programa de liberación nacional integral. Chávez impulsó la difusión de un nuevo concepto democrático, la democracia participativa, una democracia sustantiva en el orden político, cultural y económico. Por otro lado, a partir de 2005 enarboló las banderas del socialismo que habían sido deslegitimadas por los procesos de descomposición de la experiencia del socialismo real en Europa Oriental y en la URSS, gracias a Chávez el socialismo nuevamente se colocó en el centro del debate político. Pero además de lo anterior, gracias a la apertura de pensamiento, al poco dogmatismo que caracterizó al Comandante, también alzó otras banderas de lucha progresistas, Chávez reivindicó al feminismo (por un socialismo feminista), al ecologismo (por un ecosocialismo), la teología de la liberación (por un socialismo cristiano), entre otras. Todo este cuerpo de ideas fue plasmado en sus principales documentos, discursos y acciones, en la Constitución Bolivariana de 1999, en los proyectos nacionales Simón Bolívar, en la leyes del Poder Popular, en los documentos fundamentales del PSUV, Hugo Chávez expresó una línea de pensamiento en función de construir Independencia y Patria Socialista. Ahora bien, más allá de este rico legado de ideas que fortalece la discusión y el debate de todo el movimiento revolucionario mundial, el Presidente Chávez también nos dejó un legado político concreto de gran dimensión, una obra en sus 14 años de gobierno que impulsó cambios sustanciales en Venezuela, el continente y el mundo.

El Comandante jugó un papel estelar en la configuración de un mundo pluri-multi-polar, más allá de ese nuevo orden mundial neoliberal que trató de imponer el imperialismo gringo luego del fin de la Guerra Fría; el impulso de la unidad latinoamericana y caribeña por medio de mecanismos de integración como el ALBA-TCP, PETROCARIBE, la UNASUR, la redefinición del MERCOSUR, la CELAC; la derrota del proyecto re-colonizador del ALCA; el reimpulso de la OPEP, del Movimiento de los Países no Alineados, la integración Sur-Sur (ÁfricaSuramérica; China-Suramérica, etc.), son algunas políticas internacionales en las cuales Hugo Chávez jugó un papel de vanguardia, las cuales redefinieron la geopolítica mundial. En el plano nacional, el Comandante impulsó una serie de acciones que implicaron cambios sustanciales económicos, políticos y culturales. Rescató el manejo soberano de la renta petrolera, por medio del pleno control nacional de PDVSA, la recuperación de los precios internacionales del barril de petroleo y el incremento sostenido de la inversión de la renta petrolera para el desarrollo productivo y social del país. Sentó las bases para la diversificación del aparato productivo nacional, por medio del financiamiento e impulso de la agricultura (soberanía alimentaria), la industrialización con transferencia tecnológica, el rescate nacionalista de sectores estratégicos (CANTV, empresas básicas, empresas eléctricas, etc.), el impulso a la investigación científica y tecnológica. Desarrolló una poderosa Banca pública. Desarrolló cadenas de comercialización alternativas para facilitar la compra de bienes y servicios a bajos precios, para la defensa del poder adquisitivo del pueblo. Sentó las bases para nuevas relaciones de producción, por medio de iniciativas de gestión socialista empresarial como el Plan Guayana Socialista (Industrias Básicas), en la cual los trabajadores y las trabajadoras juegan un papel relevante en la planificación y control de la producción más allá de las relaciones jerárquicas, de la división social del trabajo típica del capitalismo. A nivel político, Hugo Chávez nos deja un nuevo marco constitucional y jurídico que permite al pueblo venezolano construir un nuevo sistema social más justo, más soberano, más democrático, más inclusivo, más participativo. A partir del principio constitucional que establece que la soberanía reside de manera intransferible en el pueblo,

se desarrolla un nuevo modelo democrático participativo y protagónico que permite la construcción del Poder Popular, de un nuevo Estado Comunal, las grandes decisiones políticas pueden ser consultadas y revocadas en el cualquier momento por medio de referéndum populares. Por otro lado, se materializaron importantes iniciativas para saldar la enorme deuda social dejada por la IV República, para reducir los altos niveles de exclusión social en diversas áreas, para disminuir y erradicar la pobreza y la miseria; las misiones y grandes misiones sociales lograron resolver problemáticas sensibles como el analfabetismo, el acceso a la salud, a la educación en sus distintos niveles, a la vivienda, a la alimentación balanceada, entre otros, por lo cual distintos organismos internacionales reconocen a Venezuela como un ejemplo en la resolución de las Metas del Milenio. En otro orden, el Comandante al desarrollar una nueva doctrina militar bolivariana y popular realizó una poderosa transformación en la orientación de los aparatos represivos del Estado, convirtiendo a las fuerzas armadas en órganos al servicio del desarrollo nacional y la defensa de la soberanía. La unidad Cívico-Militar es un legado histórico que de mantenerse en el tiempo constituye una condición de irreversibilidad del Proceso Bolivariano. Finalmente queremos resaltar que un aporte fundamental del liderazgo de Hugo Chávez fue concretar la tan anhelada unidad de la izquierda

venezolana, el PSUV y el Gran Polo Patriótico constituyen una herencia invalorable para mantener una correlación de fuerzas a favor del socialismo y la independencia de la Patria Grande. A nivel cultural, el legado de Chávez también es significativo, su liderazgo aceleró procesos de saltos de conciencia del pueblo que implicaron la emergencia de un movimiento masivo popular antiimperialista y democrático. El Comandante nos deja un sistema educativo mucho más masificado y crítico, rescató la autoestima venezolana y latinoamericana, las diversas expresiones de la cultura popular. Heredamos un potente Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (canales de televisión, sistemas de emisoras de radio, públicas y comunitarias, periódicos, etc.). Una industria cultural constituida por producciones televisivas, radiales, editoriales, discográficas y gráficas necesarias para disputarle la hegemonía al imperialismo y la burguesía. Por esta razón el legado de Chávez se ha encarnado en los pueblos, por su legado Chávez se multiplicó, se hizo millones. Y es tarea de los revolucionarios y las revolucionarias proseguir con su obra y pensamiento. El Comandante en su discurso del 8 de diciembre de 2012, nos deja una tarea inmediata: defender la patria y el proceso revolucionario, cerrando filas en torno a Nicolás Maduro, la Unidad Cívico-Militar, el PSUV y el GPP. Hoy la tarea es defender en las calles

y en todos los espacios la revolución y el próximo 14 de abril votar masiva y militantemente por Nicolás Maduro. La victoria electoral del próximo 14 de abril, debe ser lo suficientemente contundente para disuadir cualquier pretensión de la derecha de desestabilizar el orden político nacional para justificar una intervención imperialista. En este escenario, nos comprometemos a adelantar una serie de actividades para contribuir con las tareas antes planteadas: 1. Promover la unidad férrea del PSUV durante esta compleja coyuntura. 2. Motivar actividades formativas y de discusión para elevar los niveles de conciencia y compromiso revolucionario de los sectores populares. 3. Movilización permanente y unidad de las mujeres y demás sectores sociales en torno al proyecto socialista, y a la defensa de los logros conquistados en el marco de la revolución bolivariana, así como de las banderas de lucha que aún faltan por conquistar. Finalmente entendemos que la tarea estratégica legada por el Comandante Chávez es la concreción del Plan Patria, de sus cinco grandes objetivos históricos, pero para ello es condición necesaria la victoria de Nicolás Maduro como garantía de continuidad del Proceso Bolivariano. NOTA: Esta editorial es fruto de una reflexión conjunta realizada con el Centro de Estudios Socialista “Jorge Rodríguez”.

Participantes de esta edición especial:
Alexis Bolívar / Claudia Korol / Elida Aponte Sánchez / Gisela Jiménez / Luis R. Delgado J. / Lorena Giménez / Narciso Isa Conde / Natalia Rosetti / Rebeca E. Madriz Franco / Willey Peñuela Agradecimiento especial: Red de Colectivos La Araña Feminista Diseño y Diagramación: Alexis Bolívar / Gilmer Uscategui CONTACTOS: Correo electrónico: generoconclase@gmail.com Depósito Legal: PP201001CA1404

Blog: http: //generoconclase.blospot.com

3

Chávez…y 8 de marzo
Por Narciso Isa Conde

D

etengámonos en el conmovedor reconocimiento a Chávez seguido del significado del 8 de marzo. No hay imagen capaz de resumir el orgullo de haber tenido a Chávez entre nosotros/as en este periodo de cambios promisorios; y no hay frase capaz de expresar el dolor colectivo que provoca su ausencia física. Nos devuelve la alegría su obra, su siembra. Su intrépido y oportuno rescate de las ideas anticapitalistas y socialistas, temporalmente enterradas en la fosa común del capitalismo neoliberal y el derrumbe del muro de Berlín. Su hermosa rebeldía cimarrona articulada a irreverentes pobrecías masculinas y femeninas que encarnó. Más allá de este triste desenlace, posiblemente inducido como recalcó Evo, Chávez se queda entre nosotros/as; inspirando este ciclo de luchas por la segunda independencia, el renacer de las revoluciones, las nuevas democracias, los nuevos procesos socialistas y el protagonismo de nuestras mujeres. El coronel Chávez, el comandante bolivariano, que como nuestro Francis Caamaño supo casarse con la gloria en un despliegue ejemplar de antiimperialismo, seguirá presente en esta pelea de alto vuelo. EEUU y las derechas habrán de reemprender sus planes sediciosos, mientras nosotros/as procuraremos convertir el dolor colectivo en represalia democrática apabullante. Al recordar en este contexto de re-despegue esperanzador del antiimperialismo y anticapitalismo el Día Internacional de la Mujer, recordé que el capital y sus corporaciones tienen todos los días del año y del mundo. Que el patriarcado y el

Vaticano también. La mujer, por el contrario, tiene uno solo. Y no es casual. Como no lo es la violencia que la somete y martiriza. O la manera como la borran del lenguaje. O la forma como la sacan de la historia. O las normas que la reducen a instrumento de placer, material de cama y de cocina. “Ni una más”, pero se desbordan los cadáveres por las costas del país. Hombre: “!ni una más!” Pero no se detienen con esas campañas los ríos de sangre femeninos… Es que el producto tétrico tiene raíces endurecidas y el capital y el patriarcado se resisten a descubrirlas y arrancarlas, por todo lo que les sirven a su abusivo reinado. La violencia contra la mujer responde a una relación de poder, a un estado de opresión, a una cultura de dominación y sobre-explotación, que la acompaña, alienta, reproduce y justifica. El gran capital y el milenario patriarcado, fundidos en placentera relación carnal, piensan que salvan su alma envilecida cediéndole un solo día a la más sufrida criatura del planeta, a la mitad de la humanidad. Y después… sus grandes beneficiarios suelen dormir satisfechos y tranquilos, aplaudidos por sus medios repletos de aberraciones y mentiras. Vale, pues, impulsar el tránsito al nuevo socialismo participativo, con democracia de género, con democracia integral. Ese que late en la avalancha mundial que tronó silenciosa, con lágrimas y cantos, con rabia y alegría, con dolor y rebeldía en la impresionante despedida terrenal al Comandante bolivariano de la nueva oleada emancipadora.

Con Chávez y Nicolás por el Socialismo Feminista

D

esde el Colectivo Feminista Género con Clase nos unimos al dolor más grande de la patria que embarga al pueblo venezolano, latinoamericano y del mundo por la desaparición física de nuestro Compañero Presidente Hugo Chávez, padre de la Revolución Bolivariana, quien con su incansable lucha fue capaz de dar esperanzas a los pueblos que batallan por su dignidad, quien comprendió que sin igualdad de clase, sin igualdad de género, sin igualdad étnica, no se puede construir una sociedad realmente justa. Quien además como revolucionario planteó una alternativa al sistema capitalista y patriarcal, un proyecto que definió claramente como socialista y feminista encaminado a la construcción de la patria libre y soberana. Muchas cosas quedan por hacer, y en este sentido el papel protagónico del pueblo organizado es central para el logro de las aspiraciones de construir esa patria grande que nos legó el Comandante Chávez. Comprometidas y comprometidos como estamos con la Revolución Bolivariana seguimos en su defensa y por ello apostamos a la más amplia unidad de las fuerzas patrióticas y revolucionarias para seguir

junto a Nicolás Maduro encaminando la revolución por el rumbo trazado por el comandante Chávez. Es por ello que en este nuevo escenario debemos luchar en unidad para conquistar una serie de transformaciones que son impostergables para garantizar el rumbo socialista y feminista que debe tener la revolución, como lo dijera el propio compañero Chávez. En el caso de las mujeres, de las socialistas feministas, recordamos como guía para el pueblo y el gobierno, entre otros aspectos, el compromiso adquirido por el Presidente Chávez en septiembre de 2012 cuando asumiera para esta nueva etapa de Gobierno una lucha sin tregua para declarar a Venezuela para el año 2019, territorio libre de Violencia de Género, y en este sentido, es necesario un compromiso colectivo que garantice la consecución de esta meta, que incluye entre otras cosas: - Un nuevo Código Penal, un nuevo Código Civil, y la Ley Orgánica de igualdad y equidad de género. - La creación de casas de abrigo y protección para mujeres en situación de violencia. - Construir, acelerar y garantizar el funcionamiento de maternidades públicas en cada

Estado del país. - Promover un Modelo de Equidad de Género desde el poder ejecutivo que tome en cuenta el presupuesto sensible al género y lo destine a la promoción de la participación política y socio-productiva de las mujeres. - Transversalizar la perspectiva de género en todos los ámbitos del poder público y del quehacer social. - Promover en los consejos comunales y las comunas la creación de los comités de igualdad y equidad de género. - La paridad con alternabilidad política, o 50 y 50 de participación política entre hombres y mujeres. - Fortalecimiento y reimpulso de toda la institucionalidad creada en la Revolución Bolivariana para garantizar los derechos de las mujeres. Finalmente, reafirmamos nuestro compromiso con Nicolás Maduro de seguir juntos y juntas, construyendo el socialismo feminista. ¡TODAS SOMOS CHÁVEZ! ¡VIVA LA PATRIA LIBRE Y SOBERANA! ¡VIVA LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!

4

Porque Chávez vive y el socialismo feminista sigue
Las mujeres revolucionarias votamos seguro por Maduro
Por: Red de Colectivos La Araña Feminista
rados es lo que incitó a Chávez a estar pendiente de que se incluyera la lucha feminista en todos los espacios y momentos del proceso revolucionario venezolano. Y por esa misma razón, animó una y otra vez a que las mujeres organizadas estuviéramos siempre presentes en esos espacios, que son los espacios del conjunto de nuestras luchas, luchas que son socialistas y son feministas a la vez. Repetidamente nos alentó a ponernos al frente en todas y cada una de las trincheras de la construcción del socialismo. En ese momento las mujeres atendimos por millones a su llamado, y ahora ratificamos ese compromiso con más fuerza y convicción que nunca. En esta nueva etapa del Chávez multiplicado, del Chávez hecho pueblo, hacemos nuestra su enorme sinceridad, su férrea disciplina, su indoblegable coherencia revolucionaria y con esas invencibles armas, los colectivos e individualidades que participamos en el espacio de articulación de la Araña Feminista nos ponemos nuevamente al servicio de la revolución. Al camarada Nicolás Maduro, al equipo político-militar del proceso revolucionario, a la dirección colectiva de la revolución y a todas las instancias del Poder Popular les reiteramos nuestra inquebrantable voluntad de seguir acompañando en esta etapa de continuación y profundización del socialismo, en esta etapa de lucha sin descanso contra el imperialismo, el capitalismo y el patriarcado. Igualmente, una vez más declaramos nuestra irrevocable determinación de continuar

E

l comandante Chávez, nuestro inseparable camarada, siempre estuvo, está y estará al frente del despertar de la conciencia de las mujeres de este pueblo heroico y luchador. Junto a él millones de mujeres comprendimos y enfrentamos las causas de nuestra opresión: el imperialismo, el capitalismo y el patriarcado. Entendimos que las tres van de la mano y que se refuerzan para mantener y reproducir el sistema de dominación del capital. Y con Chávez aprendimos, que sólo unidas y organizadas en la lucha revolucionaria podremos enfrentarlas. Sus palabras acercaron a una gran mayoría de hombres y mujeres del país al proyecto socialista, que es nuestra única vía de emancipación y que nos obliga a luchar por la superación de todas las formas de opresión, dominación y explotación. Nunca olvidaremos las múltiples veces que el Comandante se declaró feminista y recalcó que ningún militante socialista puede ser coherente, sin comprometerse a su vez en la lucha feminista, ya que sin feminismo, no hay socialismo. A su vez insistió en que ninguna feminista puede ser consecuente con la emancipación de todas las mujeres, si no se entrega con pasión y convicción a la lucha socialista, a la lucha por la superación de las clases sociales, a la lucha contra la explotación capitalista. Este convencimiento de que feminismo y socialismo no pueden estar sepa-

abanderando las luchas históricas del feminismo socialista, tan imperiosas para demoler las bases constitutivas del sistema capitalista y avanzar en el socialismo y en la consolidación del Estado Comunal. Hoy más que nunca, hoy para siempre, las mujeres ratificamos nuestro apoyo absoluto al proceso revolucionario y al socialismo, que como señaló nuestro más entrañable feminista, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías, no puede nunca descuidar la lucha contra la explotación y opre-

sión de la mujer. Hoy también, nos activamos con energía y firmeza en la nueva batalla electoral que llevará a la presidencia a nuestro camarada Nicolás Maduro, quien junto al pueblo es Chávez hecho millones, y como siempre hizo Chávez, estamos seguras que él también mantendrá bien altas las banderas de lucha feministas. Hoy, 10 millones somos Chávez y por eso hay 10 millones de razones para votar por Maduro. 10 millones de corazones crecieron y maduraron para dar cabida al cora-

zón gigante del Comandante y cada uno de ellos es una razón firme e irreductible para continuar y profundizar la revolución. MUJERES Y HOMBRES LUCHANDO CON EQUIDAD, ASÍ SE CONSTRUYE EL PODER POPULAR!!! ¡QUÉ VIVA CHÁVEZ, QUÉ VIVA EL PUEBLO, QUÉ VIVA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA Y QUE VIVA EL FEMINISMO! “JUNTXS SOMOS CHÁVEZ”

Juramento ante Rosa Inés
Quizás algún día, mi vieja querida, dirija mis pasos hacia tu recinto. Con los brazos en alto y con alborozo coloque en tu tumba una gran corona de verdes laureles. Sería mi victoria, sería tu victoria, y la de tu pueblo y la de tu historia. Y entonces, por la Madre Vieja volverán las aguas del río Boconó, como en otros tiempos tus campos regó, y por sus riberas se oirá el canto alegre de tu cristofué y el suave trinar de tus azulejos y la clara risa de tu loro viejo. Y entonces, en tu casa vieja tus blancas palomas el vuelo alzarán. Y bajo el matapalo ladrará Guardián, y crecerá el almendro junto al naranjal. Y también el ciruelo junto al topochal y los mandarinos junto a tu piñal y enrojecerá el semeruco junto a tu rosal y crecerá la paja bajo tu maizal Y entonces, la sonrisa alegre de tu rostro ausente, llenará de luces este llano caliente y un gran cabalgar saldrá de repente.

Por: Hugo Rafael Chávez Frías (1982)
Y vendrán los federales con Zamora al frente, y el catire Páez con sus mil valientes, las guerrillas de Maisanta con toda su gente. O quizá nunca, mi vieja, llegue tanta dicha por este lugar Y entonces, solamente entonces, al fin de mi vida, yo vendría a buscarte, Mamá Rosa mía, llegaría a la tumba y la regaría con sudor y sangre, y hallaría consuelo en tu amor de madre y te contaría de mis desengaños entre los mortales Entonces, abrirías tus brazos y me abrazarías cual tiempo de infante y me arrullarías con tu tierno canto y me llevarías por otros lugares a lanzar un grito que nunca se apague.

5
Cuentos del Arañero: Manuela Sáenz

L

a historia es muy machista y las mujeres no aparecen, pero también andaban a caballo, como Manuela Sáenz. La dibujaron las oligarquías que la odiaron y quedó en la historia como la amante de Bolívar. Ella no fue la amante de Bolívar, ella fue primero “Caballeresa del Sol”, capitana de los ejércitos de San Martín y coronela en Ayacucho. El Mariscal de Ayacucho la ascendió en el campo de batalla, junto a un grupo largo de oficiales hombres y mujeres. Porque la Coronela se fue a caballo, pistola en mano, sable en mano, a rendir tropas españolas allá en el campo de Ayacucho. Era mujer de batalla. Salió espada en mano la noche que casi matan a Bolívar en Bogotá, y ella lo obligó, prácticamente, a que se tirara por la ventana. Seguramente, por dignidad, él no quería tirarse, pero como hay un dicho inglés que dice: “Si tu mujer te pide que te lances por la ventana, ve mudándote a la planta baja”. Bolívar estaba casi muerto. Mataron a su edecán, Ferguson, e hirieron a otro, Diego Ibarra, un sablazo y un tiro en un brazo. Ya iban al cuarto a buscarlo. Ella los entretuvo y les dijo: “No, está abajo en la sala de reuniones”. ¡Mentira! Él estaba vistiéndose, agarrando la pistola para salir, y ella lo obligó a que se fuera por la ventana. Después hizo un muñeco que puso en la plaza, lo vistió como Santander y le puso un letrero: “Santander”. Ella misma lo fusiló: ¡pa-pa-pa! Y le dijo a Bolívar: “Eso es lo que tú tienes que hacer con Santander, ¡fusilarlo!”. Bolívar nunca quiso fusilar a Santander. Le perdonó la vida y, al final, a él no lo perdonó la oligarquía santanderista.

Lo que Chávez nos legó…

T

Por: Rebeca E. Madriz Franco
y económicos. No ha sido fácil la lucha, ni lo será, pero la fuerza del liderazgo histórico de Chávez ha trazado el camino. Chávez se declaró feminista y no sólo fue el primer Presidente en hacerlo, (muy a pesar de los prejuicios imperantes) sino que su proyecto histórico de carácter socialista tiene sin lugar a dudas también un carácter antipatriarcal, que fue posible por su visión revolucionaria de la política (compartida con Marta Harnecker) de que ésta es “el arte de hacer posible mañana lo que hoy parece imposible”. En el caso de las mujeres aspectos que resultaban impensables y risibles, como por ejemplo, el lenguaje inclusivo, fueron posibles gracias a esa visión poco conservadora de Hugo Chávez, que apostó al reconocimiento y la emancipación de las mujeres, que le dio un voto de confianza a las banderas feministas y terminó convencido de ellas. Por otro lado, quienes pretenden banalizar a Hugo Chávez, no pueden tapar el sol con un dedo, no pueden ocultar la profunda vocación feminista de nuestro Comandante que llegó a señalar que…“uno de los signos históricos de la ideología burguesa, capitalista y oligárquica que ha permanecido durante siglos ha sido la utilización de la mujer como un simple objeto, al estilo de Trucutrú. Nosotros aquí rechazamos la utilización de la mujer como un objeto, como un instrumento, y reivindicamos lo más puro, lo más bello y lo más noble de las heroicas mujeres revolucionarias (8 de marzo de 2004)…” Esta idea clara de nuestro líder histórico, reivindica una de las banderas profundas del feminismo: la lucha contra las diversas formas de cosificación que se pretende imponer a las mujeres en las sociedades patriarcales, desconociendo nuestras potencialidades y aportes como seres humanos integrales a las transformaciones sociales, porque como él mismo señalaba… “la mujer entregada a una causa es una fuerza indetenible. Y si se trata de una causa suprema como la Patria…entonces es cuando podemos decir como Pablo Neruda, “las rosas rojas insepultas para siempre jamás”. La lucha de las mujeres para siempre (18 de julio de 2002)”… Así estamos y así seguiremos la gran mayoría de las mujeres venezolanas, comprometidas con la causa suprema de la Patria. Es justicia decir que gran parte de ese sentido de pertenencia y amor a la Patria, fue despertado nuevamente, gracias al impulso del liderazgo bolivariano del Presidente Chávez. Por lo tanto, no es casual que las mujeres estemos comprometidas con Hugo Chávez y su legado, y en especial con un movimiento unitario de mujeres de Venezuela que siempre nos llamó a conformar y que aun hoy le seguimos adeudando. Uno de sus principales ejes de lucha fue precisamente la erradicación de las condiciones precarias de existencia en nuestro pueblo. Por ello hablar de Hugo Chávez es hablar de los más altos y nobles ideales, de un proceso que nos remite a la verdadera inclusión que visibilizó los derechos y las luchas de las mujeres venezolanas, resaltando siempre el rostro femenino que la sociedad capitalista impuso a la pobreza. Ante su partida, debemos grabar en nuestra conciencia revolucionaria sus palabras sobre la valoración que hacía del carácter feminista que debemos tener las y los revolucionarios, siempre poniéndose él mismo como ejemplo: “soy feminista, y lucho y lucharé sin tregua, porque la mujer venezolana ocupe el espacio que tiene que ocupar, en el corazón, en el alma de la Patria nueva, de la Revolución socialista”, así lo declaró el 16 de septiembre de 2010. Es cierta la dimensión feminista que Hugo Chávez imprimió a la revolución bolivariana, está presente en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela con todo un articulado vindicador de los derechos de las mujeres. Está presente en los Estatutos del Partido Socialista Unido de Venezuela, que señalan como características del o la militante del PSUV: ser feminista. Está incluido en el Plan de la Patria cuando señala que para construir el socialismo debemos “poner especial atención a las relaciones de género”, y sobre todo, está presente en la práctica política, moral, de un líder de la dimensión histórica de Hugo Chávez, que siempre valoró la participación de las mujeres y cuestionó sin tapujos el machismo imperante. He allí el carácter antipatriarcal de este proceso. Finalmente, hay que decir que con Chávez partió físicamente el principal aliado de nuestras luchas estratégicas como socialistas feministas, pero nos queda la fortaleza de que unidas, todas podremos seguir avanzando junto a los demás sectores del pueblo con el compromiso infinito desde el corazón y el alma, que nos hace jurarle al Comandante Chávez que cumpliremos la tarea que nos encomendó el 8 de marzo de 2004 cuando nos decía “… mujeres …sigan ustedes cumpliendo con la tarea histórica de resembrar, de reconstruir a esa gran mujer que es Venezuela…”. Aquí estamos Comandante, dignificando nuestras vidas y nuestra Patria. HASTA SIEMPRE…

ras la dolorosa partida del Compañero eterno, Hugo Chávez, muchos son los aspectos a resaltar como parte del legado que deja para la lucha de los pueblos del mundo. Sus ideas muchas veces sencillas pero siempre profundas que se convierten hoy en nuestro sur en la lucha por nuestra liberación. En el caso nuestro, no fue poco lo que nos legó Hugo Chávez con su amor infinito a las mujeres más empobrecidas. Ese afecto no fue solo sentimiento, se materializó en esas miles y millones de compatriotas venezolanas que en el marco de la revolución, aprendieron a leer y a escribir, que se hicieron bachilleres y profesionales, las que nos politizamos producto de la influencia de su avasallante liderazgo. El Comandante se hizo vida en aquellas que fuimos visibilizadas en la historia del país, pero también en la vida cotidiana, en infinidad de compañeras que desde las organizaciones de base, consejos comunales, misiones sociales, frentes sociales, hemos hecho posible este proceso histórico que es la Revolución Bolivariana. Chávez es inmenso, su lenguaje cotidiano fue capaz no sólo de revivir las ideas del socialismo que quedaron en un limbo con la caída del muro del Berlín, sino que fue capaz de generar una ruptura en las ideas imperantes de la sociedad patriarcal que satanizaron el feminismo y lo vendieron como el equivalente al machismo, como el dominio de la mujer sobre el hombre. Nuestro Comandante se declaró feminista, y con ello rompió las barreras que por años ubicaron el feminismo al margen de los sectores revolucionarios y populares, y se lo arrebató de las manos a la burguesía que banalizaba con frecuencia la “liberación femenina”, reduciéndola a aspectos estéticos

6

“Me declaro socialista feminista”…
o voy hablar mucho, pero voy hablar con pasión feminista; por aquí me traje algunas notas y conseguí un pensamiento de una mujer norteamericana socialista llamada Louise Knilan…, dijo lo siguiente: “el socialista que no es feminista carece de amplitud”, yo no quiero carecer de amplitud y me declaro socialista feminista... Soy feminista y yo invito a todos los hombres de mi patria y especialmente en primer lugar a los hombres socialistas que nos declaremos y seamos feministas… No nos de vergüenza porque nos han manipulado, entonces creemos que somos más que las mujeres... Ahora fíjate lo que decía esta Louise: “el socialista que no es feminista carece de amplitud y el que es feminista y no es socialista, carece de estrategia”… Carece de estrategia, así que yo llamo a todas las feministas a que asuman la estrategia y eso se llama el socialismo, es el único mundo, el socialismo, en el cual podremos ser iguales de verdad hombres y mujeres, la igualdad del género, la igualdad social, la igualdad política, la igualdad económica, la igualdad humana, la existencia humana, decía Carlos Marx, no se puede lograr en ningún otro mundo que no sea el mundo socialista, ¡viva el socialismo! ¡Viva la igualdad del género! ¡Qué vivan las mujeres! ¡Qué viva el feminismo socialista! ¡Y que viva el socialismo feminista!... Yo digo incluso que socialista que no sea feminista es mocho…, es un bate partido, no es socialista completo pues. Las mujeres han sido, fueron como condenadas al ostracismo en la historia, uno lee las páginas de la historia y pareciera que el mundo hubiese estado habitado sólo por hombres, una condena que comienza desde las escrituras sagradas, que Dios me per-

N

Extractos del discurso donde Hugo Chávez se declara feminista 9no Aniversario del Instituto Nacional de la Mujer, Maracaibo, 25 de octubre de 2008
done, pero yo peleaba con el cura de mi pueblo cuando era monaguillo… cómo es eso que Dios hizo al hombre de barro y entonces de una costilla sacó a la mujer, ¿te das cuenta?, a mi me pareció siempre eso una cosa terrible, una cosa que minimiza a la mujer y ustedes no ven que entonces desde niña las mujeres empiezan a ser condenadas en una especie de división del trabajo, ah, los niños varones no pueden barrer la casa, no, no, eso es para las mujeres, para las muchachas, los niños varones, no pueden ir a botar la basura, no, no, eso para las muchachas… las niñas son las que van a lavar los platos y los niños varones manguareando por allá…, ahí comienza el desastre de la división, vamos a combatir eso, madres de familia, padres de familia, la igualdad tiene que empezar desde ahí, desde la semilla. El machismo es una cosa terrible que hace mucho daño porque distorsiona la realidad, distorsiona la sociedad, todavía, a pesar de que se han dado avances importantes en el mundo no se pueden negar, pero sin embargo los avances son ínfimos comparados con la herencia terrible del machismo y aquí en Venezuela hemos dado pasos importantes, pero hay que dar pasos mucho más profundos, mucho más audaces, mucho más importantes en la conquista de la igualdad del género, en la liberación de la mujer, en la liberación de la mujer de los patrones de conducta impuesto por una sociedad injusta, machista, horrible. Hoy día de Inamujer es bueno recordar a todas las mujeres…, Ana María Campos, Ana heroína de esta tierra. Josefa Camejo, heroína falconiana… Y cuántas de ellas que dieron su vida por el parto patrio, por parir una patria, por crear una patria, Manuela Sáenz, insepulta, bravía, desde aquí nuestra admiración como le cantó el poeta Pablo Neruda, así dice Neruda de Manuela, “ésta fue la noche herida, ésta fue la mujer herida en la noche de los caminos, tuvo por sueño una victoria, tuvo por abrazo el dolor, tuvo por amante una espada”…, Manuela, Manuela, Manuela, Manuela bravía, la insepulta rosa roja de nuestra América… Manuela Sáenz. La comandante Esther, una comandante zapatista del Movimiento Zapatista de Liberación Nacional, en el año 2001 dijo, desde México, lo siguiente: “Nosotras hemos luchado por cambiar y lo seguiremos haciendo, queremos un mundo donde el respeto a la diferencia se equilibre con el respeto a lo que nos hace iguales a los hombres y a las mujeres”, una mujer del pueblo, una mujer aborigen, una mujer rebelde, lanza sus ideas y por aquí este día de hoy, imagínate estas palabras que conseguí por allá de Argelia Laya, la comandanta Jacinta. Argelia Laya, la comandanta Jacinta, en 1975 lanzó estas palabras… palabras que deberíamos grabar en letras doradas en todos nuestros espacios de batalla y especialmente en letras rojas aquí en el corazón, dijo Argelia Laya lo siguiente, que leo para todas y para todos: “las mujeres, dijo Argelia, somos la mitad de la población, tenemos las mismas necesidades, la misma capacidad y tanto valor como los hombres para enfrentarnos a la vida, todos, hombres y mujeres somos responsables ante la historia pero como es ésta una sociedad donde los hombres disfrutan condiciones más favorables que las mujeres creemos necesario reafirmar que los hombres solos no podrán nunca alcanzar el progreso de la nación venezolana”, “Venezuela -sigue diciendo- necesita un cambio progresista de verdad que la convierta de nuevo en una nación independiente y soberana, sin duda alguna el pueblo hará este cambio y las mujeres en estas próximas décadas que faltan para entrar en un nuevo siglo lucharemos por nuestros derechos y por los de nuestra patria porque el problema de la igualdad de la mujer es el problema de la liberación de los pueblos”, Argelia Laya, la comandanta Jacinta, el problema de la liberación de la mujer es el problema de la liberación de los pueblos, el problema de la igualdad de la mujer es el problema de la igualdad de la sociedad, de la liberación de los pueblos, visionaria Argelia Laya, la comandanta Jacinta, era 1975, han pasado ya 33 años pero nunca antes estas palabras tuvieron más escenario apropiado que ahora, nunca más tuvieron más escenario apropiado y más condiciones que ahora para convertirse en una verdadera idea-fuerza para que no se las lleve el viento, para que no se las lleve el viento, el problema de la igualdad de la mujer es el problema de la liberación de los pueblos, el problema de la igualdad de la mujer es el problema de la igualdad de la sociedad, de la igualdad de los pueblos, libérense las mujeres y estaremos liberando a la sociedad, igualémonos hombres y mujeres y estaremos logrando la liberación y la igualdad del pueblo, de los pueblos, de la patria. HUGO CHÁVEZ FRÍAS

7

Un hasta luego de las feministas
Integrantes de la Red de Colectivos de la Araña Feminista se despidieron del Presidente Chávez:
Rebeca E. Madriz Franco - Género con Clase
te. ¡Viva Chávez! ¡Viva la Revolución Bolivariana! Ciertamente Chávez no ha muerto, ni podrá morir ya nunca, porque su fuerza revolucionaria, su ejemplo y su enorme corazón se multiplicó por millones aquí y en todo el mundo. Ahora es que queda Chávez pa´rato. Ahora es que queda Chávez para siempre. Qué tiemble el imperio, que tiemblen las oligarquías de todos los países, que tiemble el capital, porque el huracán Chávez avanza incontenible sumando y uniendo consciencias para liberar al mundo y construir el socialismo. Te amamos Chávez. Cuenta con todos y todas nosotras para continuar, junto a ti, tu obra revolucionaria y libertaria, para construir invencible el socialismo. Alerta imperialismo, alerta capitalismo, alerta patriarcado, alerta porque camina el corazón de Chávez por América Latina y por todo el mundo. Llora la Patria a quien la dignificó para siempre! Sembramos con Hugo las esperanzas necesarias de un mundo mejor que debe renacer en cada venezolana y venezolano que siente a la Matria en sus entrañas! Gracias compañero eterno... Dedicamos este 8 de marzo a quien nos entregó su vida y creyó en la fuerza transformadora de las mujeres de la patria, que nos visibilizó, quien nos ayudó a rescatar nuestra dignidad, a quien cree en nosotras por siempre y para siempre! Viva Chávez y la igualdad sustantiva que nos legó para avanzar en la construcción del Socialismo Feminista! Con un profundo dolor sólo me llega a la mente una reflexión que el Presidente Chávez dijo a mí y mis compañerxs del Colectivo Nuestro Americano Alí Primera cuando lo recibimos en Argentina. Fue el 26 de mayo del 2010, en Buenos Aires cuando nos dijo “La Patria es una niña y hay que cuidarla”. Yo asumo su reflexión como una consigna, por eso volví a mi país y la cuido desde la perspectiva feminista socialista. Qué difícil es no verte andando con tu energía para hacer el bien, no oír tu palabra sonora y orientadora; el dolor parece inagotable, es inconmensurable. Pero sabemos que aquí estás, sembrado con tus ideas, y tu amor para construir el mundo posible. Por tu impulso se acercó la utopía y despertó nuevamente la búsqueda de la justicia social, por tu impulso se fue haciendo posible la inclusión de las y los olvidados de la tierra, y una revolución permanente y continental. No descansaron nunca tus ansias y tus acciones para hacer más humana la vida, tu búsqueda del bien y la felicidad del pueblo, armado de historia y libros despertaste conciencias y ampliaste horizontes. Tu lucha fue contra la opresión en todas sus formas, y hasta te declaraste feminista rompiendo así prejuicios y lastres históricos, a través de tu palabra las mujeres de la patria fuimos reconocidas. Y por todo eso y mucho más, aquí estamos y aquí estás, en cada una de nosotras que –como nos enseñaste con tu vida, tu compromiso y tu coherencia- seguiremos haciendo florecer tu legado, por la Patria soberana y feliz que nos dejaste, por la vida buena que seguiremos construyendo, con la fuerza, la rebeldía y la solidaridad que alentas-

Susana Gómez – Insumisas

Genny Lara – Araña Feminista

Alba Carosio - CEM UCV

Como no llorarte, como no estar triste por ti, muchacho de Sabaneta, arañero, Presidente rebelde, corajudo, irreverente y temple de acero ante las injusticias del Imperio, del capitalismo patriarcal, cuando fuiste capaz de cambiar el rumbo de la historia del mundo, de nuestra Patria, Nuestra América y el Caribe; cuando abriste los caminos al pueblo para ser soberano, participado junto a ti y las Fuerzas armadas en la construcción del socialismo del siglo XXI; cuando te declararte Socialista Feminista a viva voz, como no recordare viendo tu sonrisa, tu alegría, tu amor, tu ternura hacia tu pueblo, en cada mujer, hombre, niña y niño, en tus canciones, en tu prosa poética encendida con la que nos deleitabas. Nuestro homenaje póstumo será seguir el rumbo que nos trazaste, compromiso histórico de consolidar la independencia de nuestra Patria-Matria. Unidad y trabajo colectivo. Hasta la Victoria Siempre, Comandante.

Edith Silva – Frente Bicentenario de Mujeres

enfrentar con coraje los retos que se nos plantean. Eso es lo que quería el comandante.

Yo estoy paralizada por el dolor. Nunca pensé que sentiría esta orfandad, este vacío. Sin embargo, siento que el pueblo venezolano está fortalecido y listo para la siguiente batalla. Ahora nos toca trabajar y más que nunca profundizar en las tres R para que nuestra revolución se consolide. Luchar por la agenda feminista. Ser honestxs, productivxs, justxs y

María Centeno - Mujer tenía que ser

Se hizo inmortal Chávez y con él su pueblo, el pueblo que somos. El corazón del pueblo fue herido en menos de tres días con dos puñaladas del destino: el asesinato de Sabino y la muerte de Chávez. Yo les pido a este par de imprescindibles que se encuentren y guíen nuestras flechas. Decía Martí que cuando muere un justo, “llorarlo sería poco”, y entonces seguir su ejemplo se hace imperativo. Después de lloverlo, pensaba si la noticia del asesinato del cacique yukpa se lo habría terminado de llevar al panteón de los grandes. A través de mí se pasearon todas las emociones. Estaba sentada frente al televisor contemplando la nada, abrazada a la cintura de Ernesto, completamente rota. Entonces, acaricié a mi hija -y este rompecabezas con dos piezas extraviadas que soy- se recompuso, porque en ella Chávez es inmortal.

Indira Carpio – Comunicadora Feminista

Cada 8 de marzo conmemoramos a las valientes obreras que en Chicago

Aimée Benítez –Movimiento de Mujeres Josefa Joaquina Sánchez

(1857) se consumieron en aquella textilera. El dueño de esa fábrica creyó que al incendiarla con ellas adentro quemaba el arrojo de la mujer, el derecho a un salario justo, a amamantar a sus hijos e hijas, el amor que latía en esos corazones, el derecho a exigir respeto a los derechos; no podía aquel verdugo imaginar que aquel fuego estremeció el espíritu de lucha de miles de heroínas que vieron en ese hecho histórico la inspiración para combatir al enemigo: el capitalismo salvaje y sus múltiples perversos rostros. Nuestro Cmte. Chávez, tal como lo había anunciado, se consumió en el fuego de la vida, en la incansable entrega incondicional por el amor a los y las excluidas, por combatir al capitalismo salvaje y a enfrentar con su verbo la barbarie imperialista. A 3 días de su despedida física, conmemoramos al arañero de Sabaneta; en esencia le estamos rindiendo homenaje a ese mismo espíritu invencible que en tiempos distintos expresan su fuerza. No se trata de coincidencias. Es la ley de causa y efecto. La diferencia la marca la velocidad exponencial con que se multiplica esa fuerza ante la ausencia física de nuestro amado Chávez. Seamos Chávez. Para rendirle tributo a su eternidad, activemos día a día en las últimas tareas que nos asignó: Eficiencia o nada! Unidad, unidad, unidad! Consolidar el bien

más preciado…la independencia de la Patria! Y agregamos desde la Matria!

Un dolor inimaginable me embarga, nos embarga. Está presente en nuestras miradas que se encuentran y lloran, que se comunican en silencio, que se saben arrasadas por la misma pérdida. Nuestro amado Comandante Chávez sembró raíces muy, pero muy hondas en la tierra siempre fértil de la lucha revolucionaria, acá y mucho más allá de nuestras fronteras. Ahora, su presencia casi se respira en el aire, está en absolutamente todo. No sólo dejó una gran obra de gobierno, no sólo nos enseñó a ser gobierno, no sólo produjo la transformación de conciencia en una gran mayoría del pueblo venezolano, no sólo era un ser excepcional. Chávez, también dejó trazado un camino. Y hoy, ese dolor está acompañado de una fuerza colectiva revolucionaria inimaginable, de una responsabilidad patriótica levantada, orgullosa, firme. Es pues, momento de la unidad, momento de la acción colectiva contundente. Seguimos adelante camaradas. VIVA CHÁVEZ! VIVA NUESTRA VENEZUELA BOLIVARIANA SOCIALISTA! VIVA EL PUEBLO UNIDO!

Gioconda Mota Gutiérrez - Araña Feminista

8

Chávez y la revolución de las mujeres
Por: Elida Aponte Sánchez / * Profesora de la Universidad del Zulia
a asunción de la revolución de las mujeres (Feminismo) por parte de Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, fue un proceso de concientización que lo llevó desde la percepción comprometida de la vida de mujeres muy cercanas y amadas como su abuela Rosa Inés hasta declararse Feminista y asumir el Feminismo como postulado político, histórico y ético de la revolución bolivariana que -lo afirmó muchas veces- debe ser a un tiempo, única e inescindiblemente: socialista y feminista, feminista y socialista. Esta convicción de pensamiento y acción que de manera gradual hasta convertirse en enunciado de su praxis revolucionaria, es signo de su gobierno fue la que lo llevó a tomar decisiones desde el año 1999, que perviven como la prueba indubitable de que su compromiso no era mero discurso ni se quedaba en el uso del femenino y el masculino (asunto sobre el cual también insistió) sino que se concretaba en actos de trascendencia histórica. Una muestra de ellos son: su apoyo y reconocimiento expreso al trabajo y aportes de las mujeres en la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, la creación del Instituto Nacional de la Mujer (1999), la defensa expresa de la participación paritaria de las mujeres en el ámbito político-electoral (y que aún no hemos logrado), la creación del Banco de Desarrollo de la Mujer (BANMUJER), la creación de la Misión Madres del Barrio “Josefa Joaquina Sánchez”, la firma del Punto de Cuenta, en Consejo de Ministros, al Ministerio de Finanzas atinente a la obligación de la formulación de Presupuestos Sensibles al Género (2005), la promulgación de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (2007), el impulso al Proyecto Madre, el apoyo al Programa de

L

Lactancia Materna, la creación de la Misión Niñas y Niños de la Patria, el llamado a la incorporación masiva de las mujeres a las Misiones Sociales, la creación del Ministerio de Estado para Asuntos de la Mujer y, posteriormente, del Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género, solo por mencionar algunas. También, el Presidente prestó un apoyo irrestricto a la promoción e incorporación de varias mujeres como autoridades máximas de los otros poderes públicos distintos al Ejecutivo, dándoles un espaldarazo incondicional. El Presidente Chávez tuvo con-

ciencia clara de la discriminación histórica de las mujeres y donde quiera que él iba, decía encontrarse con la avalancha de necesidades de ellas, como lo expresó en varias oportunidades, dentro y fuera de Venezuela, considerando que la revolución bolivariana es la única esperanza. “Millones de mujeres en el mundo nos ven con esperanza (…)” (2003), afirmaría el líder en uno de esos actos multitudinarios donde las mujeres y él se expresaban su mutuo amor y compromiso militante. Es llamativa la concientización que hizo el Presidente desde aquellas primeras conversaciones soste-

nidas con la lideresa María León (La Leona) como él mismo la llamaba, hasta su declaración, expresada en alta, clara e inteligible voz de que él era feminista y feminista era, también, la Revolución Bolivariana (2008) considerando que la “ (…) la revolución es mujer y con ustedes estaremos”, prometió el Presidente. Una declaración, sembrada, por cierto, a orillas del Lago de Maracaibo (2008). No registra la historia a otro Presidente, a otro revolucionario, con tan clara, asertiva y desprejuiciada hoja de ruta. En sus discursos aludía constantemente a la presencia de las mujeres

venezolanas en el proceso revolucionario, desde el principio. Diría: “(…) Y fíjense que el pequeño trecho del camino que hemos hecho hasta ahora, si lo revisamos, ahí conseguiremos la huella, el sudor, también la sangre, las ideas y el amor de las mujeres venezolanas. Cómo olvidar a aquellas mujeres que murieron el 4 de febrero de 1992 en Carabobo. Estudiantes de la Universidad de Carabobo, por ejemplo, sólo para citar uno de tantos ejemplos. Así que sangre de mujeres también hay en el camino. Lágrimas, sudor, amor, semilla, siembra, lucha y esfuerzo” (2002). Hugo Chávez Frías se confesó enemigo manifiesto del machismo, sabiendo que este pervivía en nuestra sociedad “como enemigo que está dentro de nosotros mismos” (2002) y que para acabarlo era necesario “(…) transformar las estructuras”. En este momento de pérdida física del hermano, del hijo Hugo Chávez Frías como a él mismo le gustaba llamarse entre y para las mujeres, y en el Día Internacional de la Mujer, es bueno traer a la memoria y anclarlo como compromiso fundamental en los días por venir, su llamado: “(…) la revolución no es un proceso exclusivo de los hombres, tristes los que así lo piensan”. Sirvan las palabras de nuestro Presidente para los hombres y las mujeres que a partir de hoy asumen las primeras y más importantes responsabilidades públicas de la revolución bolivariana, “(…) Yo estoy comprometido, no tengo más nada que hacer en esta vida sino luchar por la unidad de todos, y sobre todo ayudar a fortalecer los movimientos unitarios de las mujeres en Venezuela, en América Latina y en el mundo” (Caracas, 2003). Ojalá que las mismas se conviertan en el legado político, en la tarea más urgente e importante a ejecutar y construir porque sin nosotras, sin las mujeres NO HAY REVOLUCIÓN NI MATRIA-PATRIA NI DEMOCRACIA NI JUSTICIA NI CHÁVEZ.

Dolor y puño arriba

Por: Willey Peñuela
a ver más. Pero no murió, no digas que murió, hijo. Si él es el corazón del pueblo, está en tu corazón porque eres pueblo. Y si nosotros luchamos estamos logrando que esté vivo en las calles, en cada obra y en cada alegría del pueblo. El niño la miró sorprendido con una especie de alegría secreta y le dijo: Gracias maestra (la señora no era maestra), ahora le puedo explicar a mi mamá. En aquel viejo autobús jamás se había aplaudido tanto, como luego de la explicación de la señora.

U

A la mujer trabajadora venezolana, en su día

n amigo, fotógrafo, compañero de trabajo, venía en el autobús. El autobús en silencio, como nunca. Un niño que va al lado, solo, delgado, con sus manos sucias; lo mira a los ojos y como reconociendo un aliado le pregunta con el tono más bajo y los ojos marchitos: ¿Señor, por qué Chávez se murió si él era bueno? Mi amigo no contestó.

Una señora que iba al lado, como de 65 años de edad, acostumbrada a aguantar todo, pudo escuchar gracias al silencio. Soltó el llanto, fuerte, recio. No pudo. El niño volteó a ambos lados. Sale una lágrima. De pronto se incorpora la señora y le dice: - Tú te sabes la canción de Chávez? El niño la mira con miedo y asiente con la cabeza - Acuérdate lo que dice: “Chávez corazón del Pueblo”. No lo vamos

9

Chávez y el feminismo
s indudable que la inclusión de las mujeres dentro del proceso Bolivariano responde a la profunda convicción democrática del Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, quien comprendió desde un primer momento los planteamientos que las mujeres llevamos a la Asamblea Nacional Constituyente, los diversos movimientos de mujeres que por años de lucha habíamos acumulado

E

Por Gisela Jiménez Aranguren

muchas banderas las cuales se fueron convirtiendo en propuestas concretas que propendían a mejorar las condiciones sociales, políticas, culturales y económicas de todas. Hasta esos días constituyentes las feministas venezolanas, guardamos en papeles de trabajo, documentos, discursos y escritos todo tipo de reflexiones e ideas, sentíamos que sólo eran sueños y esperanzas para alcanzar esa igualdad y equidad de género. En esos días de grandes debates se realizó un evento denominado Mujer, Constituyente e Integración, que organizamos las mujeres diputadas del parlamento latinoamericano, en el cual logramos reunir en Caracas a 22 países de Latinoamérica y el Caribe, las conclusiones de dicho evento fueron recogidas como propuestas en su totalidad e incorporadas al texto en la nueva Constitución Bolivariana del año 1999. Sentimos que era nuestra gran victoria y el comienzo de una nueva etapa en el feminismo venezolano, en ese proceso las mujeres pertenecientes a los partidos de la derecha también participaron activamente y fueron

reconocidos sus planteamientos. Desde entonces y hasta hoy, se han dado grandes avances, muchos logros importantes y como en todas las luchas sociales y políticas falta mucho por hacer y construir. La desaparición física de nuestro líder Comandante Presidente Chávez es un duro golpe para nuestro movimiento por cuanto el comprendió perfectamente nuestras luchas y respaldó siempre nuestras propuestas sin cortapisas; pero el compromiso de lucha continúa por la demanda de profundizar la revolución y alcanzar la construcción de una sociedad socialista-feminista en el devenir histórico de la Patria. Nuestras banderas justas y preciadas nos llaman a combatir por la defensa de lo alcanzado y por la conquista de lo nuevo, en tal sentido consideramos necesario un nuevo Código Penal que tiene que superar la inequidad y desigualdad de género en esa materia para avanzar hacia la construcción de una nueva sociedad que respete los derechos humanos de las mujeres para se practique una verdadera justicia de género, es necesario

por tanto erradicar toda terminología patriarcal que reproduzca valores discriminatorios en perjuicio de las mujeres, abordar temas como la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo, tipificar y sancionar el femicidio o feminicidio, los crímenes de odio, así como incorporar la trata ilegal y el tráfico de personas. La violación o agresión sexual, abuso y acoso sexual, estableciendo para esos delitos las penas que están contempladas en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. La paridad política es un factor importante para alcanzar la equidad de género, son tareas impostergables para las mujeres en movimiento. El compromiso que se nos plantea es seguir adelante, luchando contra el capitalismo y el patriarcado, construyendo con la unidad de todas las fuerzas revolucionarias el sueño bolivariano y por supuesto defender el legado de nuestro Comandante Chávez para alcanzar la construcción de la sociedad igualitaria, paritaria, socialista y anti patriarcal que es y será siempre nuestro deber revolucionario.

La transubstanciación de Chávez

H

Por Luis R. Delgado J.

a muerto un hombre, ha nacido un símbolo, un movimiento político y social de dimensiones continentales y con influjo planetario. Chávez se ha encarnado en los pueblos oprimidos y explotados que luchan por su dignidad, por su liberación. Se ha hecho presente en el cuerpo y la sangre de los pobres con esperanza y conciencia. Su transubstanciación es al mismo tiempo su resurrección inmanente, es decir, no se ha ido al más allá se ha quedado definitivamente en el más acá para ponerse al lado de los trabajadores y trabajadoras, de las mujeres, de los jóvenes, de los intelectuales y artistas de buena voluntad, de los pueblos originarios, de los excluidos en su lucha creativa y constructiva de la Patria Grande y el Socialismo, de un mundo más justo y humano. Este milagro histórico concreto es consecuencia del motor fundamental que empujaba la praxis ética y política de Hugo Chávez, el AMOR por los más pobres, por los desvalidos, los maltratados, por los más débiles, por las distintas víctimas de las diversas formas de opresión y explotación que existen en el mundo contemporáneo, y más aún en los países periféricos y dependientes. La transubstanciaciónresurrección del Comandante expresa el agradecimiento de los millones por los cuales él se consagró, es el “amor con amor se paga” de los pueblos

quienes abren gustosamente su corazón como morada eterna para este Libertador. Chávez amaba a los pobres no porque fuese antiimperialista, se hace antiimperialista porque entiende que un pequeño puñado de poderosos y burgueses en el mundo condenaban a la miseria a millones de personas. Chávez amaba a los explotados no

porque fuese socialista, se hace socialista porque se convence que el capitalismo es un sistema económico y social explotador por esencia, que no brinda perspectivas de liberación a los pueblos. Chávez amaba a las mujeres no porque fuese feminista, se hace feminista porque comprende que mientras exista el patriarcado, las lacras del machismo seguirán afectando

gravemente a la mitad de los seres humanos. Chávez amaba a la naturaleza no porque fuese ecologista, se hace ecologista porque para él un planeta, un medio ambiente sano, es condición necesaria para la existencia digna de las generaciones futuras. Para el Comandante, el centro de todo su accionar fue y es el ser humano, fue un humanista radical, revolu-

cionario, un patriota convencido que la patria es la humanidad, que la patria son los hombres y mujeres, los niños y las niñas. Chávez quiso infinitamente a los pobres, no porque fuesen buenos, sino porque eran pobres, no los juzgaba, los amaba, e hizo todo lo posible por emanciparlos, por dignificarlos, por empoderarlos. Chávez nos ha hecho entender algo que desde hace siglos nos han insistido los principales dirigentes y pensadores revolucionarios y revolucionarias del mundo; la revolución, la liberación, la des-alienación, la construcción de un mundo más allá del capital es obra de los sectores oprimidos y explotados conscientes de sus potencialidades creativas y constructivas para erigir un mundo de justicia y libertad, no formal, sino concreto y sustantivo. La construcción de nuevas relaciones sociales liberadoras es obra de la sociedad en su conjunto, el Comandante con su ejemplo nos ha trazado el camino. Comandante Hugo Chávez te has hecho millones porque tu fuego ardiente habita en los corazones de multitudes de personas a lo largo del país, el continente y el mundo. Tu ejemplo y tu legado perdurarán. Tu amor por los humildes se hará fuerza material que seguirá empujando las luchas y transformaciones por venir. ¡Viva Chávez! ¡Hasta la victoria siempre!

10

Hugo Chávez, socialista Chávez es inclusión y diversidad y feminista
Para el Arañero de Barinas
s difícil asimilar la falta física de Hugo Chávez, ese gran padre que nos ayudó a crecer y abrir los ojos al mundo. Chávez llegó en un momento en que Venezuela estaba en el subsuelo económico y los grandes políticos de esa época regalaban al país a las transnacionales a 3 lochas, pero desde el momento en que llegó a Miraflores el pueblo comenzó a tener protagonismo en el camino que hoy estamos transitando y que nos lleva al socialismo. Desde un inicio de la revolución Chávez apostó por el pueblo venezolano y creó una cultura de organización importante, además de demostrarnos que las leyes no sólo son las herramientas de trabajo de las y los abogados, si no que las leyes son de todas y todos y que el pueblo debe leer y defender sus derechos. Hoy en día cuesta mucho ver en un consejo comunal alguna persona que no sepa de alguna ley o un carajito que no te amenace con la LOPNNA (Ley Orgánica para la protección de niñas, niños y adolescentes). Chávez desde un principio elevó la autoestima del pueblo venezolano y como una campesina siembra el campo, nuestro camarada sembró en mucho de nosotrxs el conocimiento, el estudio, el acceso tecnológico y el manejo de esa tecnología para hacer patria. Gracias a ese terreno sembrado podemos ver cómo las grandes luchas se hacen en colectivo. Campensinxs, obrerxs, mujeres, afrodescendientes, jóvenes, estudiantes, diversidad sexual entre otros, hemos alzado nuestras banderas de lucha para ser visibilizados y para ejercer nuestro derecho a no ser excluidos, gracias al arañero de barinas hemos logrado estos grandes avances en todos los sectores sociales que por años fueron invisibles.

E

Por Alexis Bolívar

S

Por: Natalia Rosetti - España

i hay algo innegable de los procesos de transformación social en Latinoamérica es la inclusión de sectores sociales históricamente excluidos. Aunque lo quieran vestir de populismo, hasta la prensa conservadora tiene que reconocerlo. Es difícil revertir siglos de historia colonial e imperialista, pero algunos países como Bolivia, Ecuador o Venezuela han resuelto –están resolviendo- sus encrucijadas de forma particular, pero también cuentan con un elemento en común: el protagonismo de las mujeres. Y lo debemos destacar en estos días en que la revolución bolivariana pierde a Hugo Chávez. Hay personas que resumen ideas, sintetizan programas, representan proyectos y esperanzas. Aunque evidentemente una única persona no puede ejemplificarlo todo, Hugo Chávez será recordado como el gran revolucionario que era, referencia mundial de que sí existen alternativas al régimen capitalista y patriarcal. Un proyecto alternativo tal y como él se definió: “socialista y feminista”. La Constitución bolivariana de 1999, en su artículo 88, establece que “el Estado reconocerá el trabajo del hogar como actividad económica que crea valor agregado y produce riqueza y bienestar social”. Por primera vez se reconocía el trabajo invisible e imprescindible

de las mujeres y se les otorgaba el derecho a tener seguridad social y un salario mínimo. Desde la Europa de los recortes, en un contexto en que las políticas de igualdad han pasado a último plano, esto sin duda parece revolucionario. En el plano simbólico, se incorpora el uso de un lenguaje no sexista para referirse a hombres y mujeres. Que las mujeres sufren especialmente la pobreza está de sobras documentado. Por eso también era importante empoderar a las mujeres y la creación del Banco de Desarrollo de la Mujer (Banmujer) tenía y tiene como objetivo impulsar, a través de la concesión de microcréditos y apoyo técnico, una economía basada en la solidaridad y la ayuda mutua. Entendiendo el desarrollo desde la proximidad, desde el diagnóstico participativo de lo que necesitan las comunidades para aportar lo más necesario y hacerlo desde la cooperación. Un discurso y unos valores de fondo que nada tienen que ver con la competitividad capitalista y que conciben la economía a partir de las necesidades humanas. En las zonas populares, en las Misiones (los programas sociales impulsados por el Gobierno de Chávez) en los Consejos comunales donde la gente se autoorganiza desde abajo, en los movimientos sociales, las mujeres han tenido un papel protagónico. Sólo hay que visitar los cerros y comprobar que

mucho de lo que se ha logrado ha sido en gran parte gracias a la fuerza y obstinación de estas mujeres que han visto, por primera vez en su vida, que un gobierno las ha tenido en cuenta. Por esto, aunque la dimensión feminista del socialismo del siglo XXI no sea aún muy visible sobre todo desde Europa, hay que reconocer que Hugo Chávez supo sumar e incorporar diversas sensibilidades, también la feminista. Comprendió mejor que nadie que sin igualdad de clase, sin igualdad de género, sin igualdad étnica, no se puede avanzar hacia una sociedad realmente justa. Sin duda, aún queda mucho camino por andar y una agenda pendiente de cambios en profundidad para acercarse a la igualdad. Son muchos los retos en cada frente. La revolución bolivariana sería inexplicable sin la figura de Hugo Chávez, y será recordado al lado de luchadores como Salvador Allende, o incluso el Ché Guevara, y de tantas mujeres y hombres que han dado su vida por construir un mundo más justo. Recordemos al presidente venezolano como el hombre que fue capaz, entre otras cosas, de dar esperanza a los pueblos del mundo que luchan por su dignidad, pero también de dar voz a las mujeres dentro de estas luchas. En definitiva, el 8 de marzo reivindicamos que el legado de Chávez también es y será feminista.

Antes de la revolución, en Venezuela hubo una total exclusión con respecto a la sexo-género diversidad, muchas fueron las actividades y marchas realizadas para exigir nuestros derechos, pero las mismas llegaron a ser reprimidas en reiteradas ocasiones por la derecha, y muy a pesar de que desde el actual Estado en ocasiones se han utilizado mensajes machistas y homofóbi-

Del rechazo de una derecha de doble moral a una izquierda en proceso de aprendizaje pero con una visión de inclusión

cos, no cabe lugar a dudas de que como nunca antes se ha tenido una apertura hacia el aprendizaje, de rectificación y progresivamente se han abierto mecanismos de debate y discusión con el pueblo hecho colectivo, logrando incluirnos en leyes que van desde el libre desenvolvimiento de la personalidad, el derecho a elegir a quien amar y el derecho a fundar familia en total coherencia con nuestra orientación sexual, basadas en el principio de no discriminación. La lucha no se detiene aquí, la lucha se sigue profundizando gracias a esa base, a esa lógica y a esa cultura que Hugo Chávez Frías arraigó en el pueblo venezolano, un legado de respeto a la diversidad en todas sus expresiones y de inclusión indiscutible. Hasta la victoria siempre comandante!

11

Cuentos del Arañero: Feminista

Logros de las mujeres con Chávez
Dimensión feminista de la revolución
• Valoración de las mujeres como sujeto histórico/social. • Rescate de la memoria histórica de las mujeres. • Visibilización de las heroínas. Incorporación simbólica de Josefa Camejo al Panteón Nacional. • Inclusión de un lenguaje no sexista en la Constitución Nacional. • El reconocimiento del valor económico del trabajo del hogar en el artículo 88 de la Constitución. • Creación del Instituto Nacional de la Mujer y luego del Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género. • La Ley Orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia. • La Defensoría nacional de los derechos de la mujer y los Tribunales de protección a la mujer. • La Misión Madres del Barrio. • El Banco de la Mujer. • La Misión hijos e hijas de Venezuela. • Presupuestos sensibles al género. • La creación de los comités de familia e igualdad de género en los consejos comunales. • La creación del observatorio nacional de equidad de género. • Reconocimiento de la lactancia materna, la paridad política y la

¿Ustedes saben ese cuento de María León? “Presidente, que las mujeres queremos desfilar en el Campo de Carabobo”. Y yo que soy muy de las mujeres, feminista, respondo: “Pero, ¿cómo te digo que no?”. Y nos llevamos para allá a un poco de gente: desfile de las mujeres. Empieza el desfile, y pasan grupos de mujeres, ¡qué disciplina! Ellas se paraban ahí, y, entonces, la gente: “Pero sigan, caminen”. ¿Qué van a estar caminando? ¡Tiraban flores! Cada grupo se paraba un rato al frente de la tribuna, venían de bloques. Pasaba una por una, aquel desfile interminable. Iban seis

horas ya. Entonces, yo miro para allá y veo grupos. ¿Qué es lo que estaba pasando? ¡Daban la vuelta otra vez!, daban la vuelta por allá, era un ciclo interminable. Yo dije: “Mira, María, yo seré feminista, pero no, tenemos que terminar esto”. Por fin llegamos a un acuerdo, que no fue fácil. Llegamos a un acuerdo que donde iban pasando y se iban parando al frente, que yo les hablara. ¡Ah!, bueno, listo, arreglado el problema. Pero iban llegando nuevas, las que estaban en el público se metían al desfile. A veces llevaban al compañero casi a rastras. Maravillosas esas mujeres.

seguridad social para TODAS y todos incluidos en la Ley Orgánica del trabajo, los trabajadores y las trabajadoras. • Ley de Protección de las Familias, la Maternidad y la Paternidad.

• Reivindicó la participación femenina en el deporte, en las fuerzas armadas, y en todos los ámbitos que siempre fueron concebidos como masculinos. Entre otros tantos.

Mis dolores de Chávez

H

Por Claudia Korol – Feminista de Pañuelos en Rebeldía
la vida desparramada en el continente, formara un ancho río rojo revolución… exigiendo que en este tiempo nadie se conforme con plegarias… que nadie se conforme… que nadie se acomode. Porque Chávez -el que conocimos- se va alejando suavemente de la volcánica aparición en nuestros gestos cotidianos. Y necesitamos con urgencia que nazcan nuevas maneras de revolucionarnos… tal vez con menos liderazgos individuales, tal vez con más creaciones colectivas. Porque no es verdad –aunque quisiéramos- que ahora nacerán miles de Chávez. Como no nacen miles de Fideles ni de Guevaras ni de Ramonas ni de Evitas. Como no nacen Bolívares ni Manuelas ni Bartolinas ni Camilos. Pero nacen sí, una multitud de Juanes y Marías, de Pedros y Sandras, de Pablos y Luisas, formando un collar de estrellas insurrectas, que iluminan cuando brillan juntas los sueños libertarios sembrados en nuestras tierras. Formando un telar de palabras sencillas, que envuelven nuestra memoria y la multiplican en sus historias mágicas. Hoy tengo una esperanza de Chávez en mi corazón. Porque el tipo no se rindió. Porque no se entregó. Porque desafió al sentido común y a las prédicas conservadoras de lo posible. Porque el tipo se hizo querer, así milico como era. Porque se equivocó y se corrigió muchas veces. Porque el tipo se dio todo completito a la historia. Porque así está entrando… con esa sonrisa tan Chávez en el rostro indio. Tan feliz celebrando picardías. Tan cómplice de Fidel. Tan hablando hasta por los codos. Tan abrazadito al pueblo más pobre y más desconsolado. Tan valiente el tipo. Tan entero en cada despedida. Con su espada de Bolívar y su Constitución bajo el brazo, como regalos del rey Melchor. Tan tierno en su dureza. Tan loco en su cordura. Inventando el alba, en la noche oscura. Tan lucero el tipo. Tan Chávez, todavía.

oy tengo un dolor de Chávez en la piel. Como si el mundo se detuviera por un instante y no respirara… para sentir el latido débil de su corazón rebelde, marcando el paso todavía. Hoy tengo un nudo de Chávez en la garganta. Como si toda la rabia se juntara en un nombre… que es la manera cómo eligió llamarse un pueblo, un tiempo de revolución, una posibilidad veintiúnica de existencia de nuestro socialismo. Hoy tengo una marea de Chávez en la mirada. Como si necesitara por un momento ver para creer. Como si supiera que ese mar de gente que ruega por él con lágrimas amontonadas en los ojos, está inventando así una forma entrañablemente absurda de la rebelión del continente. Hoy tengo una inquietud de Chávez en las manos. Como si el puño cerrado y la caricia necesitaran tocar la superficie de la historia para saberlo en ella. Hoy tengo una urgencia de Chávez en la sangre. Como si toda

12

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful