Está en la página 1de 19

Título del trabajo: El podcast como sintaxis en la era de la participación

Datos del autor: Mtro. Jorge Alberto Hidalgo Toledo. Investigador Titular del Centro
de Investigación para la Comunicación Aplicada de la Escuela de Comunicación de la
Universidad Anáhuac; Titular de la Cátedra Televisa en Innovación en Contenidos. Av.
Lomas Anáhuac s/n Cp. 52786, Huixquilucan, Edo. de México. Tel. (55) 56270210 Ext.
8674. jhidalgo@anahuac.mx

Currículum: Jorge Alberto Hidalgo Toledo es investigador titular del Centro de


Investigación para la Comunicación Aplicada de la Escuela de Comunicación de la
Universidad Anáhuac; Titular de la Cátedra Televisa en Innovación en Contenidos.
Comunicólogo por la Universidad Anáhuac; Maestría en Humanidades por la
Universidad Anáhuac; Diplomado en Judíos, Cristianos y Musulmanes en la cuenca
del Mediterráneo de la antigüedad a la actualidad por la Universidad Anáhuac y la
Universidad Hebrea de Jerusalén; así como el Diplomado en Realización, Análisis y
Crítica Cinematográfica en el Museo Carrillo Gil.
Ha sido miembro del Jurado en el premio anual de la Asociación Mexicana de
Comunicadores Organizacionales (AMCO), en el año 2001. Cuenta con más de 15
años de experiencia profesional en áreas de comunicación en las cuales ha trabajado
para distintas organizaciones entre ellas el diario Reforma (Colaborador del
Suplemento Magazzine, Editor de la revista Sí para jóvenes), El Universal (Editor del
suplemento Hogar Joven), El Heraldo (Colaborador del suplemento Feminíssima),
colaborador de las publicaciones Origina, revista MD, The O y editor de la revista de
Andrés Bustamante, Clap!. En Grupo Acir (Conductor y productor de los programas
radiofónicos Las 5 y todo sereno, Con-Trato Humano y Sí para jóvenes), en Grupo
Radio Centro (Productor y director editorial del programa Hogar Joven y A todos nos
pasa). En Televisión Azteca (Miembro fundador del comité de Misión, Visión y
Valores), PCTV-Potencial Humano (conductor y productor del programa Hogar Joven y
productor del programa Con amor de mujer); Fundación México Unido (Gerente de
documentación e Investigación). Cuenta con 10 años de experiencia docente en las
Universidades Anáhuac y Universidad del Mayab en los niveles licenciatura y
posgrado. Ha sido ponente en varias universidades nacionales y asesor de tesis para
alumnos de la especialidad de Radio y Periodismo. Participante de la Cuarta Bienal
Internacional de Radio y Primer Certamen del Premio Banamex a la evolución en
Internet 2000 y Jóvenes creadores del FONCA. Es editor de la comunidad de

1
Empresarios Católicos y Comunicadores Católicos del portal internacional
www.es.catholic.net; y Director de Medios de Global Content. Es coautor del libro
Comunicación masiva en Hispanoamérica: cultura y literatura mediática (Ed. Mc Graw
Hill), Comunicación estratégica en las organizaciones de María Antonieta Rebeil
(Trillas-CICA-Anáhuac), Ética, violencia y televisión de María Antonieta Rebeil (Trillas-
CICA-Anáhuac), Tolkien y Orwell. De la ética a la poética (CICA-Anáhuac).
Actualmente se desempeña como Investigador Titular del Centro de Investigación para
la Comunicación Aplicada (CICA), de la Escuela de Comunicación de la Universidad
Anáhuac.

Resumen: El pasado 28 de junio de 2005 Apple presentó al mundo lo que podría ser
el futuro de la radio. En la ciudad de Cupertino, California, se anunció el servicio de
Podcasting Mainstream, una aplicación que permite a los usuarios suscribirse y
escuchar Podcasts directamente en el software iTunes 4.9. El Podcast en palabras del
propio Steve Jobs,”es la nueva generación de la radio, y los usuarios pueden ahora
suscribirse a más de 3,000 Podcast gratuitos y disponer de cada episodio
automáticamente descargado vía Internet en su computadora y en su iPod” (Martínez
y Ruiz, 2005). Apple está ofreciendo con este dispositivo la posibilidad de que los
usuarios localicen fácilmente las estaciones de radio perfectamente ubicadas en un
directorio digital, suscribirse a sus servicios, organizarlos dependiendo de su interés o
fecha de emisión, escucharlo en su computadora o descargarlo en su computadora.
Cada episodio, puede ir acompañado de imágenes a color, datos como el nombre del
cantante, discografía y año de grabación, así como de enlace directo a la página web
que le diseñó Mac en su tienda virtual para promoción y venta del disco.
Empresas de medios como ESPN, KCRW de Los Ángeles, Catholic.net,
Disney, ABC News y Newsweek se encuentran sindicando contenidos a Mac y
compitiendo, de manera increíble, con usuarios independientes y desconocidos que
están ofertando sus producciones en el mismo servicio de iTunes. El 30 de junio de
2005, a dos días del lanzamiento de la versión 4.9 de iTunes, Apple registró la
suscripción de más de un millón de servicios de Podcast. Esta competencia, es un
fenómeno singular que pone de manifiesto que los usuarios de las nuevas tecnologías
de información no sólo buscan ser el oído detrás del dispositivo sino también la voz
que maquila ideas para otros. Las tecnologías análogas crearon una generación
infantil de lectores y escuchas que fueron educados para recibir; las tecnologías

2
interactivas y digitales nos presentan un auditorio de jóvenes que tienen la necesidad
de ser escuchados y leídos porque han sido alfabetizados inconscientemente para dar.

Área temática: Internet, radio digital y nuevas tecnologías de información

3
El Podcast como sintaxis sonora de la Era de la Participación
Jorge Alberto Hidalgo Toledo∗

Introducción
Al finalizar el milenio pasado, muchos críticos de la industria del entretenimiento
auguraron el fin de la radio tal y como la conocemos. La radio, en sus contenidos,
parecía haber agotado todos los formatos posibles. En sus poco más de 100 años de
existencia –considerando los primeros experimentos radiales- la radio ha probado casi
todos los macro y subgéneros posibles. En México, estaciones fueron y vinieron
apoyándose en las fórmulas comerciales, de revista, noticiosas, musicales,
alternativas, comunitarias y habladas.
Nuestras 1402 estaciones (Consejo de Investigación de Medios, 2006: p. 117)
distribuidas en todo el país, han pasado por crisis de distinta índole: de propuestas,
calidad de contenidos, económicas, políticas, tecnológicas, éticas y publicitarias por
más que han llegado a penetrar en el 96 por ciento de los hogares mexicanos.
Lo que en México ha ocurrido es una muestra de lo que parece ser una
tendencia mundial. El prime time de la radio, ha pasado a manos de la televisión, el
cine en casa, Internet y los videojuegos. La piratería ha golpeado fuertemente a la
industria discográfica que mantiene a los formatos musicales; los noticiarios de larga
duración están saturando el espectro apoyándose en las inversiones publicitarias
derivadas de tiempos electorales; la libertad de expresión es entendida por muchos
productores y conductores “ingeniosos” como libertad para decir lo que sea sin replicar
si ello daña la dignidad de las personas, de las instituciones y la sociedad misma.
En medio de ese caos aparente, la radio mundial está viviendo una serie de
transformaciones orgánicas que hoy se suman a lo que podríamos considerar la
Revolución Digital Mediática.


Investigador Titular del Centro de Investigación para la Comunicación Aplicada (CICA), de la Escuela de
Comunicación de la Universidad Anáhuac

4
La segunda etapa de la radio: La Era Digital
La expedición de concesiones para estaciones que comprimen las señales digitales y
analógicas en un solo canal1; las innovaciones tecnológicas; el inicio de transmisiones
en 1993 de Internet Talk Radio y en 19995 de Radio HK (Peralta, 2004); el boom
comercial de Internet en 1995; el surgimiento de la compañía RealNetworks en 1999 y
la aparición de XM Satellite Radio en noviembre de 2001 -ofreciendo 100 canales
digitales sin comerciales incluyendo transmisiones habituales de radio AM, FM y onda
corta vía satélite- fueron, entre otros, los gestores de la segunda etapa de la radio: la
Era Digital.
Esta Era que se sustenta en la convergencia tecnológica, empresarial, cultural,
económica y comunicativa, permitió, casi desde sus inicios, que más de 40,000
estaciones de radio alrededor del mundo se apoyen en la red para emitir contenidos
en dos modalidades: transmisión simultánea2 y de manera exclusiva para Internet
(Baran, Hidalgo, 2005).
La transmisión simultánea acercó las más de 20,000 estaciones que había en
2001 en todo el mundo a poco más de 13 millones de radioescuchas –tan sólo en la
Unión Americana.
La radio exclusiva de Internet permitió que en un mismo sitio web tipo Spike
Radio se le ofrecieran al usuario más de 100 canales de música, sin comerciales y sin
voz. El ancho de banda disponible, en un principio, evitó que la transmisión fuese en
tiempo real. Hoy día, gracias a las conexiones vía ADSL3 la señal puede ser captada
con la calidad de un CD y sin cortes.
Con la digitalización de la radio algunos de sus aspectos funcionales vitales se
vieron afectados:
• Por un lado, la radio perdió su carácter local y empezó a impactar
globalmente;
• Por otro, la atomización de concesionarios, la saturación de ofertas y la
multiplicación de canales fomentó la fragmentación (muchas estaciones
en muchas zonas);

1
Esta tecnología recibe el nombre en español de Canal en banda (In-band-on-channel, IBOC)
2
Se trata de estaciones tradicionales que transmiten simultáneamente al aire y en Internet. En un principio
sólo repetían la señal original, pero poco a poco incluyeron vía enlaces información complementaria como
las letras de las canciones que se tocan, biografías y fechas de conciertos.
3
La Línea de Suscripción Asimétrica Digital, Asymmetrical Digital Subscriber Line es una tecnología de
transmisión que permite a los hilos telefónicos de cobre convencionales transportar hasta 9 Mbps
(megabits por segundo) mediante técnicas de compresión.

5
• La necesidad de establecer programaciones costeables con contenidos
interesantes orilló a sus ejecutivos a insistir en la especialización para
capitalizar la composición de las audiencias; así tenemos el nacimiento
de la publicidad dirigida, diversificada y multisegmentada;
• El paso de la radio como medio personal a la personalización de la
radio; con ello, el escucha no sólo elige lo que le gusta y cuando le
gusta sino que ahora, por los sistemas de rastreo de hábitos de
consumo, al usuario le son enviados programas que cumplen con sus
intereses y necesidades.
• El paso de la radio como medio móvil a la movilidad global de los
contenidos por los sistemas de recepción de estaciones por Internet vía
wireless.
Con este perfil se empezó a construir la retórica digital de la Neoradio. Tiempos
de esperanza se viven en la industria. Los ingresos derivados de la banda ancha por la
distribución de música digital por medios legales como iTunes y Mp3.com, así como la
descarga de música a celulares y la radio satelital auguran un entorno económico
favorable para el sector. Tal impulso han dado las nuevas emisoras digitales a la
industria que empresas consultoras como PriceWaterHouseCooper en su Global
Entertainment and Media Outlook: 2005-2009, Global Overview, habla de un
incremento sectorial anual de más de 4.7 por ciento lo que equivale a $39 billones de
dólares de ingresos de publicidad para 2009.

La Radiósfera: el nacimiento de la Era de la Participación


Internet, sin duda, alteró de manera radical la manera de operar de la industria
radiofónica. La Revolución Digital Mediática modificó sísmicamente la relación entre
productores, estaciones y radioescuchas. Bajo el nuevo paradigma de emisión nos
estamos acercando a un modelo en el que se llevan los contenidos directamente a un
auditorio que recibe por este canal datos complementarios (texto, video, infografías,
fotografías, bases de datos e hiperenlaces) a lo que escucha, así como la posibilidad
de interactuar directamente con los emisores vía correo electrónico, chat, mensajero
instantáneo, foro de discusión o Skype.

6
Esta posición dialógica entre usuarios y prestadores de servicio hizo que la Era
Digital fuera meramente un periodo de transición4 para dar pie al nacimiento de la Era
Interactiva o de la Participación.
La Neoradio o Radio Interactiva parte de un ambiente sintáctico en el que
tienen lugar los siguientes servicios:
• Radio sobre pedido o en demanda. Los escuchas tienen accesos a una gama
ilimitada de estaciones o programas que pueden descargar de manera gratuita
o por suscripción, cuando quieran y donde quieran. El usuario tiene la
posibilidad de manipular los audios a su gusto, adelantando, retrasando o
haciendo pausas.
• Navegación e interacción hipermediática. De esta forma se enlazan
aplicaciones como correo electrónico, calendarios personales, weblogs, foros
de discusión, juegos interactivos y todos los dispositivos que estén en línea con
su computadora para interactuar con los conductores o la comunidad de
radioescuchas afectos a un programa.
• Comercio electrónico. La Neoradio incluye banners publicitarios (anuncios
visuales interactivos e hipervinculares) y spots comerciales que llevan, de
manera directa, al escucha al sitio del proveedor del producto que están
anunciando; ahí mismo hacen la transacción comercial y registran los datos y
hábitos de consumo del usuario para motivarlo a futuras compras.
• Información local bajo demanda. Gracias a la posibilidad de incluir en un
archivo de audio metainformación, se pueden incluir datos para que el
radioescucha de un debate político pueda solicitar información complementaria
sobre la propuesta económica de algún candidato, recibir la ruta de
conferencias que dará o consultar el historial legislativo de un partido
segmentado por regiones.
• Guías de programación interactivas. Por medio de la integración de bases de
datos y listas inteligentes los usuarios pueden planear lo que quieren escuchar
y armar su propia programación.
• Hibridación de géneros. Las posibilidades narrativas que permite la
digitalización sonora llevan a los realizadores a romper con las estructuras
sintácticas tradicionales y metagéneros radiales para experimentar en la

4
Cabe notar que la Era Digital comprende más la digitalización de procesos como la producción,
almacenamiento, difusión, recepción, multiplicación de canales, plataformas y servicios, que la posibilidad
de interacción que implica una etapa ulterior que aglomera la transformación de los modos de recepción.

7
creación de paisajes sonoros y el mestizaje de soportes multimedia diversos
para ampliar la “constelación metafórica que rodea a lo digital” y dar forma a
programas autómatas, autorreferentes e independientes (Sfez, 2005: p. 234).
La Neoradio o Radio Interactiva, sin lugar a dudas, traerá consigo un sin fin de
beneficios que repercutirán no sólo en el receptor sino también en la industria; que
según predicciones para 2009, recibirá $55 billones de dólares (con una media anual
de crecimiento del 4.9 por ciento) producto de: la descarga legal de música para
dispositivos móviles (iPod, PDA’s, PSP) y celulares; la expansión de suscripciones a
los servicios de radio satelital; el aumento del ancho de banda para transmisión y
recepción; la baja en los costos publicitarios; la explosión de estaciones digitales y por
Internet; y los ingresos productos de la sindicación y licenciación de contenidos
(Winkler, 2005).
Cuadro 1
Evolución de la Radio

Era An‡loga Era Digital Era de la


Participaci—n
Tecnol—gica
Radio Procesos Empresarial
Cultural Radio
Televisi—n Creaci—n Interactiva
(Neoradio)
Conver-
Multimedios gencia
Telefon’a Podcast
Recepci—n (Hiperadio)
Econ—mica
Comunicativa

Radio por Internet


Radio Digital
Internet Radio Satelital
Fuente propia

El Podcast como central semántica de la Era de la Participación y constructora


de la Hiperadio
Internet, como afirma Joan M. Clavaguera i Llaurado “ha conseguido dar una idea de
radio mundial sin obstáculos; una radio que permite interactividad total. Interactividad y
mayor accesibilidad” (De Pablos, 2001: p. 199).

8
Tal ha sido la contribución de Internet y sus múltiples herramientas en la
(r)evolución de la cultura mediática que ante la aparición, el 28 de junio de 2005, del
servicio de Podcasting Mainstream creado por Apple Computers, los críticos de los
medios afirmaron que el futuro de la radio acababa de asentar su primera piedra.
El nuevo sistema, es una aplicación que permite al usuario suscribirse a través
del software iTunes (desde su versión 4.9) a un programa de audio, denominado
Podcast y escucharlo en su computadora o en los dispositivos portátiles iPod
La dimensión del mercado de los reproductores portátiles de Mp3 –en especial
los iPod (que según los voceros de Apple superaban los 40 millones a finales de 2005)
(Caballero, 2005) crece a tal velocidad, que es prácticamente imposible establecer un
cálculo preciso teniendo como antecedente que cada minuto se comercializan 100
iPods en el mundo y que tan sólo en el segundo trimestre de 2006, Apple distribuyó
por el mundo 8,526,000 reproductores que representan un incremento de 61 por ciento
al mismo periodo del año anterior (Dowling, 2006).
Es justo: el fenómeno mundial de los iPods, el mercado ganado por la Mac
Music Store y la constante innovación del software-reproductor iTunes, lo que facilitó,
entre muchas cosas, una introducción exitosa de los Podcast. Ya lo decía el mismo
Steve Jobs, CEO de Apple Computers, el día de la presentación pública del servicio:
“El Podcast es la nueva generación de la radio, y los usuarios pueden ahora
suscribirse a más de 3,000 podcast gratuitos y disponer de cada episodio
automáticamente descargado vía Internet en su computadora y en su iPod” (Martínez
y Ruiz, 2005).
Antes del anuncio público de los Podcast, Apple había hecho alianzas con
empresas del mundo del entretenimiento como ESPN, KCRW de Los Ángeles, Disney,
ABC News, Catholic.net y Newsweek para sindicar contenidos vía Podcast en su
tienda virtual. Todas estas corporaciones con su experiencia generando contenidos
comenzaron a definir la sintaxis de los Podcast:
• Adhesión de galería de imágenes y videos.
• Metainformación. Nombre de la estación, programa, género, conductor y
productor; comentarios; correo electrónico; seriación de contenidos; año de
producción; tamaño del archivo; sistema de compresión; ecualización;
duración; y valoración personal.
• Hipervínculos. Enlaces al sitio de la estación, productor o conductor.
• Pago por servicio. Cargo automatizado a tarjeta de crédito bancaria.

9
• Suscripción a otros servicios. Aunado a la suscripción al Podcast para su
recepción automática está la suscripción a otros servicios de información que
recibirá en su correo personal el escucha.
• Sistemas integrales de interacción. Posibilidad de contacto entre la producción,
el usuario final y la comunidad virtual de usuarios con gustos y preferencias
afines.
El servicio de Podcasting tuvo tal impacto y aceptación que en un lapso de dos
días, posteriores a su fecha de lanzamiento (30 de junio de 2005), Apple registró la
suscripción de más de un millón de cibernautas.
¿Cuál es la magia detrás de este novedoso sistema?: por un lado, cualquier
usuario que tenga una computadora y un software de edición de audio casero y un
micrófono puede producir uno; por otro, sólo basta talento, conexión a Internet y una
cuenta en la Mac Music Store para compartir audiencia con los gigantes mediáticos
que se encuentran produciendo Podcasts en el mundo. Las virtudes del Podcast no
quedan ahí; a la facilidad de producción y competencia se suman otras situaciones
novedosas en la industria del entretenimiento:
1. La confrontación de los programas sin marca contra aquellos que se
sustentan en una firma mediática y su aparato comercial y legal de
respaldo de derechos de autor.
2. La comercialización de contenidos vía sindicación digital en plataformas
seguras de comercio electrónico como la Mac Music Store. Se estima
que para 2009 se alcance la cifra de 56,000 millones de dólares (8.3 por
ciento de incremento anual) por contenidos con licencia para servicios
de distribución digital (Winkler, 2005).
3. Cada usuario toma el control y se asume como un productor cultural
capaz de producir, distribuir y comercializar sus propios contenidos sin
necesidad de intermediarios y una costosa estrategia de mercadeo.
4. Participación activa de los escuchas en la búsqueda de una regulación
internacional efectiva que les apoye en la defensa de sus derechos de
autoría.
5. Competencia directa y voraz entre los productores independientes
contra los medios tradicionales por generar estrategias inteligentes de
seducción y fidelización de las audiencias.
6. Transformación de las organizaciones que participan de la industria
radiofónica. Aquellas estaciones que sólo usan Internet para tener

10
presencia, tendrán que genera un lenguaje que permita al usuario
distinguir las ventajas que tiene su producto contra la posibilidad de
hacer uso de las plataformas que ofrecen audio en demanda,
livestreaming, onda terrestre y podcasting. Así mismo, las que ofrecen
servicios de livestreaming habrán de construir la narrativa para que los
programas que realicen cuenten con valores añadidos suficientes para
que el usuario desee regresar a escucharlos por segunda vez.
Finalmente, los Podcast que se ofrezcan deberán contar con una
sintaxis hipermedial lo suficientemente atractiva y novedosa para
distinguirse de las otras ofertas apoyándose de otras plataformas, otros
servicios y otros medios.
7. Coopetencia y cooperación del escucha con las tiendas virtuales para
generar políticas conjuntas de mercadeo y evitar la competencia
desleal.
8. La personalización de contenidos impulsará la tendencia natural de
escuchar más veces lo poco que quieren realmente escuchar. El
usuario indicará cuánto desea mantener el control de su tiempo,
espacio y movilidad. Ello quiere decir un replantear las formas de
inclusión de publicidad en los programas, pues también los
radioescuchas estarán dispuestos a pagar por descargar contenidos sin
anuncios.
9. La condición de Hiperadio (bajo costo de producción, facilidad de uso
de plataformas e integración de servicios y plataformas) favorece la
producción colaborativa, multidisciplinaria y transgeneracional. Ya no
importará la edad ni la ubicación física de los usuarios, entre ellos se
puede dar tal tipo de interacción que pueden generar redes de
interacción para compartir y producir información.

Con todo ello, hoy un consumidor de Podcast puede localizar fácilmente las
estaciones de radio organizadas en directorios digitales, suscribirse a sus servicios,
recibirlos de forma automática, organizar los programas que solicite de acuerdo a
fecha de emisión y temática y escucharlos cuando guste y donde guste.
El que cualquier persona pueda producir y transmitir un Podcast habla de la
necesidad urgente que existe en los individuos de comunicar, participar y ser
escuchados. Esta cualidad no sólo los convierte en productores culturales sino que

11
además los coloca en planos de igualdad con el resto de la industria, lo que permitiría
una democratización del sector en el que la única regla de mercado estará apegada al
poder de selectividad de cada escucha.
Ello nos demuestra que los usuarios no sólo buscan ser el oído detrás del
dispositivo sino también la voz que maquila ideas para otros.
Por lo visto, las tecnologías análogas crearon una generación infantil de
lectores y escuchas que fueron educados para recibir; las tecnologías digitales,
interactivas e hipermediales nos presentan un auditorio de jóvenes que tienen la
necesidad de ser escuchados y leídos porque han sido alfabetizados
inconscientemente para dar.

Cuadro 2
Sintaxis de la Hiperadio

Tienda virtual Directorio

Servicios Plataformas
Texto
Infogramas
Messenger

Audio Hiperadio Video

Chat E-mail

Fotograf’a
Hiperenlaces Bases de datos

Skype Foros

Fuente propia

12
Tiempos de integración, tiempos de hipermediatización
Con el Podcast la Radio ya no es ni será lo que ha sido. FeedBurner, una agencia
proveedora de sindicación de contenidos anunció, en voz de su Vicepresidente de
Desarrollo Empresarial, Rick Klau que el número de Podcast que administra exceden
el numero de estaciones de radio en todo el mundo. El Podcast, junto con el iPod, son
dos de las tecnologías de más rápido crecimiento en los últimos años. Tan sólo el
número de suscriptores crece un promedio de 20 por ciento mensualmente y 15 por
ciento la cantidad de ofertantes. Sólo FeedBurner registró en Marzo de 2006 haber
administrado 44,889 Podcast y 1,598,988 suscriptores (Podcasting news, 2006);
Apple, en junio de 2005, afirmó que excedía el millón de suscriptores que descargaban
a través del sistema iTunes, razón por la cual PodSpider desarrolló el directorio de
Podcast más grande del planeta con 13,000 programas distribuidos en 300 categorías
(SEO/SEM, 2005).
Por su parte, Narasu Rebapragada (2006) publicó en la reconocida revista
PcWorld que la agencia de investigación de mercado Bridge Ratings, reportó que en
2005, 5 millones de radioescuchas descargaron al menos un Podcast y estiman que
para 2006 se duplique la cifra. La Agencia peruana de Noticias Órbita publicó
recientemente la existencia de 96,600 millones de sitios con información concerniente
al Podcast y 12 millones de sitios que posibilitan la descarga de programas.
El mercado del Podcast ha crecido de tal forma que la consultora eMarketer
estima que la inversión publicitaria para 2010 pasará de $80 millones (2006) a $300
millones y que la audiencia crecerá de 10 millones (2006) a 50 millones en 2010
(Podcast news, 2006b). De igual forma la empresa proveedora de contenidos móviles
y servicios de entretenimiento de audio streaming, UpSNAP anunció que sus
contenidos serían distribuidos vía Podcast (Mobilecast) a más de 200 millones de
dispositivos móviles celulares tan sólo en Estados Unidos y 700 millones en el resto
del mundo de acuerdo a las cifras proporcionadas por Gartner Research (Podcast
news, 2006c).
Algunos de los usos que se le están dando actualmente a esta plataforma van
desde el elaborar programas tradicionales (informativos, musicales y de
entretenimiento) y otros en parte publicidad, para preparar alumnos para entrevistas
de trabajo en ciertas compañías como fue el caso de la consultora global Bain & Co en
Estados Unidos; capacitar alumnos como el Instituto de Administración de Empresas
de India, la Universidad de Georgetown, Florida, Mansfield y Stanford; guías turísticas
que ofrecen a los viajeros historias y datos de los países visitados como las realizadas

13
por Podguides.com y Soundwalk; preparación de personal en hospitales ofreciendo
consejos y precauciones para los empleados de los hospitales de Gasgow, la
Enfermería Real y la Maternidad de la Princesa Real; distribución de sencillos y discos
vía Podcast como lo hace actualmente el sello discográfico chileno Alerce;
conferencias y discursos religiosos como lo hace Catholic.net
En México, aún no se cuenta con un registro del consumo de servicios de
Podcasting; no obstante, sí se sabe (según datos proporcionados por la AMIPCI 2004)
que entre los hábitos de los usuarios de Internet en México durante 2004, 26 por
ciento de los 17.1 millones de internautas5 adquirieron música en formato Mp3; 44 por
ciento usa Internet para escuchar música y 43 por ciento para descarga música.
Los servicios digitales, multimedia e interactivos del Podcast van un paso
delante de la radio tal como la conocemos. Integrar interactividad, interrelaciones
(hipertextualidad e hipermediaticidad), multimedios (gráficos, fotografías, animaciones,
chats, skype, audio, video, texto, mensajes SMS) y multiplataformas (terrestre, digital,
satelital e Internet) y navegación (navegación, buscadores, directorios y guías de
programación de las estaciones) aporta posibilidades informativas y actividades poco
tradicionales pero que ofrecen al usuario máxima satisfacción y respuesta a sus
necesidades comunicativas.
Ante tal diversidad expresiva el Podcast rompe con la capacidad informativa,
creativa y operativa conductista de la radio tradicional y lleva al usuario a experimentar
un modelo constructivista en el que es él quien valora, jerarquiza, elije, plantea,
incorpora, simula, indaga, crea, produce, transmite e interactúa con la información. En
resumen, participa de la acción comunicativa en toda la extensión de la palabra.
Interactuar con las opciones, con las respuestas, con los servicios, productos y formas
de creación vuelven al usuario en un autoconductor de la narración en el relato
hipermediático.
La omnidireccionalidad creativa e informativa producto de la integración de
estas redes multimedia convergentes en el Podcast son las que nos permiten apreciar
su rentabilidad económica, social y cultural.

De la Neoradio a la Hiperadio
En la Neoradio, los públicos se encuentran sobrefragmentados en múltiples canales,
múltiples ofertas, múltiples naciones, múltiples medios y múltiples hibridaciones de

5
Actualmente en México la Tasa de penetración de Internet a nivel nacional es de 18.2 por ciento. 48.5
por ciento cuenta con acceso a Internet por sistema de banda ancha y la población con acceso a una PC
asciende a más de 22 millones de personas.

14
contenido. Ante esta convergencia tecnológica, comunicativa y empresarial heredada
de la Era de la Participación, el usuario ha tomado el control y es él quien configura la
programación y secuencialidad de los contenidos.
La interactividad, hipertextualidad, hipermedialidad, hiperconvergencia, las
cadenas de valor semántico e integración de servicios y plataformas que rodean a los
Podcast están permitiendo el paso de la Neoradio a la Hiperadio.
El discurso radiofónico se ha quebrantado; los ritmos, las tensiones y las
narrativas se están modificando de manera radical. La confrontación competitiva entre
contenidos, audiencias, servicios, servicios a la sociedad, promociones,
programaciones y escenarios que se está dando en el universo radial conlleva el que
se pase de la Neoradio y su condición participativa a la conformación de la galaxia
sistémica e integracionista de la Hiperadio.
Nuevas redes de ofertas de contenido, cobertura, usuarios, servicios de valor
añadido y canales implican nuevas convergencias, nuevos controles, nuevas
organizaciones empresariales, nuevas interfaces, nuevos destinatarios y, por ende,
nuevos modos de recepción.
Con la Hiperadio se sobredimensionan los contenidos, se establecen nuevas
asociaciones e interrelaciones de información y comunicación. La radio enriquecida,
interactiva y expandida ha venido a modificar radicalmente el concepto de auditorio-
receptor. Hoy el usuario es el mensaje. Entender a la persona como central de
convergencias reclama una atención muy especial para el estudio de lo que implica
que el usuario tome el mando tanto en los modos de emisión como de recepción.
Estos son los nuevos terrenos de la radio en la Era de la Participación. La
hiperdimensión del nuevo lenguaje ha sido creado, la I-dentidad se está definiendo, el
significado y sus efectos están por verse y oírse.

Nuevas modalidades organizativas


La historia de la radio se transforma y redefine, los nuevos ámbitos de competencia
nos exigen preparación para nuevas respuestas a problemas y vicisitudes de una
sociedad que se está delimitando por las fronteras y embajadas que le permite la
expresión digital.
El usuario hoy es la pieza clave. Captarlo a través de cualquier vía posible es el
mayor activo. Por ello en los tiempos de la Hiperadio no mueren del todo sino que
persisten:
1. La radio convencional o análoga (pública o privada).

15
2. La radio digital
3. La radio satelital
4. La radio convergente o por Internet y otros dispositivos móviles (celulares,
iPods, consolas de videojuegos, agendas electrónicas)
5. La Neoradio o Participativa
6. La financiación mediante la publicidad, la suscripción y las que pagan para no
recibir anuncios.
¿Están la industria y las mismas organizaciones mediáticas preparadas para
esta transformación sectorial y organizacional? ¿No será que también las empresas
mediáticas requieren una reorganización estratégica que les permita estar preparadas
para reaccionar cuando el entorno que ellas mismas han creado se salga por completo
de control? ¿Existe acaso una nueva mentalidad empresarial que parta del usuario,
sus necesidades, sus consideraciones éticas y a su vez mantenga una lógica de
marketing que ofrezca valor a la empresa? Quizá, como el software de fuente abierta
es necesario plantear un modelo organizacional que considere la posibilidad de que
sean los mismos consumidores los que reprogramen con sus acciones el sistema y la
estructura más efectiva para responder a su principal premisa: “quiero interactuar con
el contenido, pero cuando yo quiera, donde quiera” y con mi interfaz preferida
(Berman, 2004).
Conquistar al público implica conocerlo. El Podcast permite conocerlo en su
triple faceta de productor-realizador, espectador y consumidor. Conocer al usuario a
través de sus hábitos para entenderlo y ofrecerle cadenas de valor semántico es verlo
no como un medio sino como un fin. Hiperfragmentar hasta individualizar la radio,
apoyados en todas estas posibilidades tecnológicas que rodean al Podcast más que
anunciar la muerte de la radiodifusión, la revitalizan.
En la Hiperadio, el escucha es un sujeto vivo, activo, inteligente, dialógico y
pleno de sentido como los programas que emite y escucha. El Podcast es la
materialización de la utopía democratizadora de la radio. El destinatario no es más un
sujeto de compra ni una fábrica de influencias publicitarias, sino destinatario de su
propio obrar comunicativo. Darse al otro en su propio discurso radial es el corpus
doctrinal que hace que el Podcast sea la sintaxis, semántica y pragmática que soporta
la Era de la Participación.

16
Referencias:

Agencia EFE. (2005). “Apple cuadriplica beneficios gracias a las ventas de iPod y
portátiles” en Libertad Digital. Recuperado el 29 de julio de 2005, de:
http://www.libertaddigital.com/php3/noticia.php3?cpn=1276241492
Agencia de Noticias Órbita. (2005). “Ministerio en Puerto Rico Pionero en Crear su
Podcast” en Agencia Òrbita. Recuperado el 22 de abril de 2006, de:
http://www.agenciaorbita.com/index.php?option=com_content&task=view&id=2945&Ite
mid=61
Baran, S. e Hidalgo Toledo, J. A. (2005). Comunicación masiva en
Hispanoamérica. Cultura y literatura mediática. México: McGraw Hill.
Bettetini, G. & Colombo, F. (1995). Las nuevas tecnologías de la comunicación.
Barcelona: Ediciones Paidós.
Berman, S. J. (2004) Media and entertainment 2010: Open on the incide, open
on the outside. The open media company of the future. IBM Business Consulting
Services. EUA: IBM Institute for Business Value.
Caballero, C. (2005). “Ahora más de 1,000 accesorios disponibles para el iPod”
en Apple News. Recuperado el 17 de septiembre de 2005, de:
http://latam.apple.com/pr/articulo/?id=1230
Caballero, C. (2005b). “Apple reporta resultados financieros de su cuarto
trimestre. Apple cierra el mejor trimestre y el mejor año fiscal de su historia” en Apple
News. Recuperado el 12 de octubre de 2005, de:
http://latam.apple.com/pr/articulo/?id=1240
Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (1991), La industria de la
radio y la televisión en México. México: CIRT.
Consejo de Investigación de Medios (2006) Conexión Media Data 2006. México:
Consejo de Investigación en Medios.
Fernández Christlieb, F. (1991). La radio mexicana; centro y regiones. México:
Juan Pablos.
De Anda, F. (2000). La Radio el despertar del gigante. México: Trillas.
De Pablos, J. M. (2001). La red es nuestra: El periódico telemático, la revista
enlínea, la radio digital y el libroweb cambiarán las formas de comunicación social.
España: Paidós.

17
Dowling, S,. (2005). “Apple reports second quarter result: Revenue Grows 34
percent year –over- year; earnings increase 41 percent” en Apple News. Recuperado
el 19 de abril de 2006, de: http://www.apple.com/pr/library/2006/apr/19results.html
González, J. A. (2003). Cultura(s) y ciber_cultur@..(s). Incursiones no lineales
entre complejidad y comunicación. México: Universidad Iberoamericana.
Hidalgo Toledo, J. A. (2005) La revolución del iTunes. Del fenómeno del iPod a la
construcción de una iconósofera podcastera. Ponencia presentada en el Encuentro
Nacional CONEICC. México: CONEICC.
Martínez, C. & Ruiz, C. (2005). “Apple ofrece podcasting” en Apple News.
Recuperado el 29 de julio de 2005, de:
http://latam.apple.com/pr/articulo/?id=1211&r=mx
Martínez, C. & Ruiz, C. (2005b). “Apple reporta los resultados del tercer
trimestre. Apple entrega récord en ingresos y ganancias” en Apple News. Recuperado
el 15 de julio de 2005, de: http://latam.apple.com/pr/articulo/?id=1217&r=mx
Mejía Barquera, F. (1992), “Radio digital y televisión de alta definición en México”
en Intermedios, número 5, diciembre de 1992, México: Dirección General de Radio,
Televisión y Cinematografía de la Secretaría de Gobernación.
Neumayr, T. (2005). “iTunes Podcast subscriptions top one million in first two
days” en Apple News, 30 de junio. Recuperado el 29 de julio de 2005, de:
http://www.apple.com/pr/library/2005/jun/30podcast.html
Peralta, L. (2004). “Radio por Internet: puerta de salida” en Razón y palabra,
Abril 2004, Recuperado el 15 de abril de 2006 de:
http://www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/logos/inmediata/2004/abril.html
Podcasting news (2006). “Podcasts surpass radio stations worldwide; podcast
demand growing faster than supply” en Podcasting News. Recuperado el 20 de abril
de 2006, de: http://www.podcastingnews.com/archives/2006/04/podcasts_surpas.html
Podcasting news (2006b). “Major record labels opt out of podcast revolution” en
Podcasting News, Abril 02 de 2006. Recuperado el 20 de abril de 2006, de:
http://www.podcastingnews.com/archives/2006/04/major_record_la.html
Podcasting news (2006c). “Service delivers podcast to 200 million mobile
devices” en Podcasting News, Marzo 31 de 2006. Recuperado el 20 de abril de 2006,
de: http://www.podcastingnews.com/archives/2006/03/service_deliver.html
Rebbapragada, N. (2006). “Podcasting: Behind the Hype. Could podcasting
revolutioniza the music industry” en PcWorld Recuperado el 20 de abril de 2006, de:
http://www.pcworld.com/news/article/0,aid,124738,00.asp

18
Rebeil Corella, Ma. A.; Alva de la Selva, A. R.; Rodríguez Zárate, I. (1989),
Perfiles del cuadrante; experiencias de la radio, México: Trillas.
SEO/SEM News Desk. (2005). “PodSpider puts world’s largest podcast
directory on tap. More than 13,000 podcast accessible” en SEO/SEM Journal.
Recuperado el 22 de abril de 2006, de: http://search.sys-con.com/read/124079.htm
Sfez, L. (2005). Técnica e ideología un juego de poder. México: Siglo XXI
Solís Leree, B. (1996), “Breve diagnóstico de la radiodifusión metropolitana”, en
Revista Mexicana de Comunicación número 42, noviembre de 1995-enero de 1996,
México: Fundación Manuel Buendía.
Sosa Plata, G. (1996), "Grupos, cadenas y alianzas estratégicas en la radio", en
Revista Mexicana de Comunicación número 45, agosto-octubre de 1996, México:
Fundación Manuel Buendía.
Stratem L. & Jacobson, R. (1996). Communication and cyberspace. Social
interaction in an Electronic Environment. New Jersey, Cresskill: Hampton Press, Inc.
Winkler, P. (2005), Outlook for the Entertainment and Media Industry: 2005-2009.
EUA: PriceWaterHouseCooper

19

También podría gustarte