Está en la página 1de 3

Daniel Higueras López 1º C

ADOLF HITLER

El partido tenía unidades organizadas militarmente, las Sturmabteilungen (SA), más


conocidas popularmente por los "camisas pardas" debido al color de sus uniformes.
Junto a éstas, las Schutzstaffeln (SS), unidades de élite ligadas al propio Hitler mediante
juramento, tenían a su cargo la seguridad interior del estado. Argumentando que el
partido había de ser regido por un único líder, el Führer, Adolf Hitler se erigió en jefe
indiscutible del mismo. La esvástica o cruz gamada fue elegida como emblema y, en
1926, se introdujo el saludo con el brazo derecho levantado y la exclamación "Heil
Hitler".

El movimiento creció con insospechada rapidez, debido en gran parte a la inteligente


utilización propagandista del sueño de una patria recuperada, libre de las limitaciones
impuestas por el Tratado de Versalles; creció también por el temor al comunismo y las
tensiones sociales originadas por la depresión económica y el desempleo. Los nazis
utilizaron la violencia para eliminar a sus oponentes y, gracias a una propaganda
atractiva y una táctica hábil, Hitler asumió el poder legalmente al ser nombrado
canciller del III Reich (1933), comenzando entonces la dictadura del partido. Las masas
fueron cautivadas por los espectaculares desfiles militares, perfectamente organizados;
por los sugestivos ritos de las asambleas del partido y por efectivos lemas acerca de la
grandeza del país. Todos los ciudadanos eran minuciosamente controlados por la
Gestapo, la temida policía secreta.

Sus convicciones y sus intereses políticos triunfaron gracias al rigor con que aplicó
siempre las leyes de la violencia, y a la absoluta falta de respeto a cualquier género de
oposición, incluso la interna, como lo demuestra el dramático episodio de La noche de
los cuchillos largos, el 30 de junio de 1934, cuando todos los líderes nazis con
veleidades de independencia fueron aniquilados junto con sus seguidores. Supo ser
intérprete de la frustración y de las contradicciones de una sociedad destrozada por la
guerra, situación agravada por la falta de clarividencia de los vencedores y la presión de
las condiciones que éstos habían impuesto.

El nazismo ocultó su naturaleza despiadada y antidemocrática tras una confusa filosofía


en la que se mezclaban las evocaciones a la tradición romántica de una Alemania
"bárbara" pero vital, el culto y la exaltación de la fuerza como manifestación, el
desprecio por los ideales democráticos, vistos como señal evidente de debilidad y de
escasa virilidad, la exaltación racista del pueblo alemán, destinado a destruir y a
sustituir a las otras razas, inferiores y decadentes, y temas políticos más concretos como
la polémica en torno al Tratado de Versalles, la militarización de la economía y de toda
la vida nacional mediante la introducción en todos los niveles del Führerprinzip
(principio jerárquico), y la necesidad de una inmensa expansión industrial como única
solución ante la crisis económica.

La idea de la superioridad de la raza aria condujo al genocidio: seis millones de judíos y


miembros de otras razas fueron asesinados en los campos de concentración.
Al contrario de la concepción burguesa y judeomarxista, la filosofía del Volk afirma que
la importancia de la humanidad está vinculada a los elementos fundamentales de la raza.
Esta concepción ve en el hombre sólo un medio para alcanzar un fin: la conservación de
la sustancia racial del hombre. Por lo tanto, no cree en la igualdad de las razas, sino que,
junto a sus diferencias, reconoce una jerarquía de valores y favorece la victoria del
mejor y del más fuerte. De estas premisas derivaba ya en forma explícita toda la
exaltación "aria" y el genocidio que tuvo lugar más tarde. No se trataba sólo de afirmar:
"hay que transformar a todo alemán y hacer de él un tipo nuevo de hombre", o de
"fustigar a las masas para lanzarlas adelante aunque fuese con histérica violencia", sino
de establecer que "sólo quien está sano puede procrear, que es escandoloso engendrar
hijos malsanos o defectuosos".

Hitler contaba con su policía secreta, la Gestapo, y con las cárceles y campos de
concentración para intimidar a sus oponentes, aunque la mayoría de los alemanes le
apoyaban con entusiasmo. El avance de la industria armamentística acabó con el
desempleo, los trabajadores se vieron atraídos por un ambicioso programa de ocio y los
éxitos alcanzados en política exterior impresionaron a la nación. De este modo, Hitler
consiguió moldear al pueblo alemán hasta convertirle en la herramienta flexible que
necesitaba para establecer el dominio de Alemania sobre Europa y otras partes del
mundo. El dictador impuso su propio y brutal código moral tras desacreditar el poder de
las autoridades eclesiásticas, acusándolas de corrupción e inmoralidad.

Los Nazis acosaron brutalmente a los judios desde 1920, discurso tras discurso.

Cuando los Nazis tomaron el poder en 1933, los judios fueron su primer objetivo, el
infame boicot encontra de los negocios de los judios y las primeras leyes encontra de
ellos fueron dictadas el 7 de abril de 1933, los judios fueron progresivamente borrados
de Alemania. Las numerosas leyes encontra de los judios les quitaron sus ultimos
vestigios de libertad. Esto culminó con la sangrienta matanza llamada La Noche De los
Vidrios Rotos en noviembre de 1938

Con el comienzo de la II Guerra Mundial, las acciones contra los Judios eran la de
diferenciarlos de los demas haciendolos usar la estrella de david en su pecho y aislarlos
en los ghettos. En el momento en que se invade la Union Sovietica en 1941 se decide
matar a todos los Judios de Europa Occidental disparandoles en donde los encontrara, y
hacia el final de ese año se decidio que la matanza debia hacerse en toda Europa.

Los comunistas tambien eran el blanco de los Nazis, pero ellos creian que los
comunistas eran una creación de los Judios. una de las expresiones mas comunmente
usadas era "Los Judios y otros indeseables", pero sin duda los Judios eran el principal
grupo que sufrió el acoso de los Nazis.

Hay docenas de documentos que tratan sobre la matanza de los Judios, aunque tambien
habian otros documentos que trataban de grupos no Judios. En el reporte 51 de Himmler
a Hitler en 1943, se muestran a las victimas en una variada categoria (ladrones,
partidarios), pero los Judios entraban en la lista Judios ejecutados".

Hitler dijo antes del comienzo de la guerra que si llegaba a haber otra guerra el
aniquilaria a todos los Judios. Y dijo durante la guerra que estaba en el proceso de
aniquilación de Judios. Y en su testamento dice que hizo exactamente lo que dijo que
haria.

Muchos otros fueron asesinados durante el transcurso de la guerra, rusos,


homosexuales, gitanos, testigos de Jehova, etc, pero la "Solución Final" fue planeada
solo para los Judios.