Medicina Domiciliaria “INTERVENCION PSICO SOCIAL”

Autores: Moreno, Rosana (asistente social) Tilbe, Carolina (asistente social) Palmintiere, María V (psicóloga). Ciampagna, Adriana (medicina general) San Juan, Daniela (medicina general) Jaureguizar, Marcos (medicina general) Dr. Córdoba, Normando (cardiólogo) Cerra, Paula (enfermera)

Lugar de realización ICONO Centro de Salud. Roque Vázquez 36 (6000) Junín - Buenos Aires Teléfono/ FAX(02362) 634444 Teléfono del presentador (02362) 15341928 -mail. iconocentrodesalud@hotmail.com Trabajo inédito Presentación en PowerPoint Fecha: 15/09/08 1

contribuyendo con nuestro aporte a una definición más amplia del sujeto de intervención. La segunda. económico. Históricamente la mayor parte de los servicios de salud en nuestro país y en Latinoamérica se conciben y organizan teniendo como sustento el modelo médico hegemónico. como podría darse si estuviera internado en una institución. tiene otros escenarios de intervención. La técnica de la observación participante más el relato de los propios individuos constituyen una fuente de información. entiende a la salud. Explorando este campo de acción. La primera plantea su accionar específicamente dentro del campo de la salud. es el ámbito cotidiano del paciente. con diferentes características de nivel social. Desde aquí se parte hacia la intervención. la entrevista en el domicilio revela datos sobre el paciente y su entorno que relatados verbalmente. que ayudan a determinar el abordaje terapéutico junto con el equipo de salud. o sea. Frente a esto. Ejerciendo funciones dentro de la Salud Privada. nuestro accionar está dirigido hacia otras direcciones. mencionamos el reconocimiento de la existencias de diversos puntos de vista que cada uno desde su disciplina puede dar. no tienen el mismo valor. Intervenir es actuar en lo desconocido. plantea lo opuesto. En primer lugar. que reconoce al paciente en su totalidad. En segundo lugar. se reproducen ciertas discusiones actuales acerca de los modelos de intervención en salud. es decir. No es repetir lo conocido. se puede desarrollar Trabajo Social en Salud. el rol que tiene el paciente dentro de ella. En quinto y último lugar. donde aparece un elemento fundamental de sostén que es la familia. como lo son los pacientes y su familia. la totalidad de la cuestión sanitaria. social y emocional. no existe relaciones de poder. que muchas veces inciden y obstaculizan el tratamiento médico. en relación con la salud. . Una de ellas se podría denominar sectorial y otra. Hoy comienza a haber una ruptura en este aspecto y se empieza a concebir la idea de una medicina integral. Desde el campo del Trabajo Social. como ha impactado la aparición de la enfermedad. político y estructural. la modificación de roles. aparece otra forma de comunicación. no de importancia sino de orden. Especialmente cuando se trata de medir aspectos cualitativos en una investigación. La internación domiciliaria. como emergente de la cuestión social. consideramos que en esta construcción junto a otros. Son de carácter interpretativos por el profesional y proporcionan una información muy útil a la hora de comprender conductas. y en especial desde la práctica. motivados por la multiplicidad de espacios en que es posible intervenir desde lo profesional. para contribuir a la mejor calidad de atención de los pacientes que se hallan bajo esta modalidad de internación. cultural. se vincula con otros. tanto en las lecturas desde lo teórico como en la práctica. es decir. el asistente social. mas personalizada. En tercer lugar. que realizados en una institución no arrojarían los mismos resultados. suponiendo minimamente su existencia en tres dimensiones -biológica. Convencidos de que los espacios profesionales se construyen y se conquistan. Así esta 2 . promete apelar a prácticas que tengan que ver con generar actos creativos. etc. integral. nos encontramos con una heterogeneidad de actores sociales. como agente de cambio. El trabajo Social en Internación Domiciliaria. en demostrar como en otros ámbitos que no son la función pública. está el ejercicio político de nuestro rol.debiendo ser todas ellas contempladas. secundariza las problemáticas de tipo social o estructural que conforman desde el punto de vista del trabajo social. TRABAJO SOCIAL EN INTERNACIÓN DOMICILIARIA.MEDICINA DOMICILIARIA – ICONO CENTRO DE SALUD Medicina Domiciliaria – “INTERVENCION SOCIAL” INTRODUCCIÓN Nuestra intención se basa. mucho más fluida. En cuarto lugar podríamos citar los estudios de campo que se pueden realizar desde la casa de los pacientes. de su situación y la lectura que los propios individuos hacen de su situación. constituye un hábitat ideal para el desarrollo de nuestras funciones en el área de la salud. desde donde el individuo se relaciona.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS. Comunidad) 3 . institucionales o extra-institucionales (O.aproximación a lo social. porta. El diagnóstico social. plantea su accionar desde el individuo mismo. . desinterés familiar. herramientas y recursos capaces de mejorar su situación actual y modificar su realidad. generando acciones que mejoren la calidad de vida del sujeto de atención. sociales le impiden ver.Asistir al paciente y su familia desde la intervención social en los emergentes que plantea el proceso salud enfermedad. Estos datos junto con otras interpretaciones realizadas por el sujeto mismo. permite establecer y planificar estrategias de abordaje. procurando la integración de los diferentes aportes en los esquemas de trabajo operativo. dentro del equipo de salud. pero que una serie de construcciones históricas.Educar en la adquisición de nuevos hábitos que estén vinculados a mejorar la calidad de vida del paciente. donde en una primera entrevista se recaudan datos que sirven para la elaboración de un informe socio-ambiental. la aparición de la enfermedad. analizada y abordada de manera integral. EL ASISTENTE SOCIAL CON EL PACIENTE: OBJETIVO GENERAL: . la práctica del trabajador social en medicina domiciliaria. junto a otras disciplinas.Evaluar estado psicosocial del paciente y su familia. con su entorno social y familiar.Identificar situaciones de riesgo social que tenga que ver con el estado de abandono del paciente. De esta manera. . culturales. en relación con su historia de vida. está orientado a ofrecer al paciente. como emergentes de una situación más compleja. La modalidad de intervención se realiza en el domicilio del paciente.Gestionar y ofrecer información acerca de los recursos disponibles.Recaudar datos del nivel socio-económico del paciente. El trabajo social en internación domiciliaria. . entiende la consulta. teniendo en cuenta las percepciones y participaciones de los actores involucrados. con sus propios recursos. llevan a la definición de un diagnóstico social. para elaboración de informes socio-ambientales y un posterior diagnóstico social. generando la participación de la familia en el proceso de salud-enfermedad. de su realidad actual. obliga a intervenir conjuntamente con otros profesionales. abarca al paciente. que simplemente develen aquello que el individuo tiene. .Intervenir en el surgimiento de problemáticas sociales que obstaculicen el tratamiento interdisciplinario del paciente. historia de vida. permite pensar en modalidades de intervención. en su contexto y con los otros. Social. La Internación domiciliaria permite al trabajador social abordar al paciente en su medio cotidiano. que debe ser estudiada. relaciones e interpretaciones sociales. . como sujeto de intervención y partícipe de su tratamiento. desde un aspecto más integral. La cuestión social en medicina domiciliaria. .

como lo es un estudio estadístico o de investigación. destinados a la población en general. cuestionario. entrevista abierta o cerrada. la resolución de inconvenientes. relacionadas con el paciente de internación domiciliaria. La satisfacción del paciente es de fundamental importancia. El instrumento.EL ASISTENTE SOCIAL CON LA INSTITUCIÓN: OBJETIVOS: -Elaborar proyectos desde la institución. el cumplimiento de horarios. etc. El profesional pone en práctica un instrumento de recolección de datos. -Implementar programas de pasantías para estudiantes terciarios y/o universitarios en el área de servicio social. -Realizar herramientas de recolección de datos que arrojen resultados estadísticos. Tomamos como indicadores de calidad. La Encuesta Social. -Desarrollar y fomentar actividades en el ámbito de Cuidados Paliativos. la comunicación del equipo de salud con el paciente y su familia. administración y la planificación. consiste fundamentalmente en “hacer un juicio de valor respecto de una intervención o cualquiera de sus componentes. incidencia del medio y entorno en el estado de salud del paciente. entendiendo a ésta. -Crear espacios para la formación de grupos de cuidadores o personas a cargo del paciente. situaciones problemáticas frecuentes con el paciente. en cuanto se relacione con mejoras del servicio.Intervenir en el primer nivel de atención de la salud. pueden variar según lo que se pretenda medir. porque proporciona información sobre el éxito del proveedor en alcanzar los valores y expectativas del paciente. o para la puesta en marcha de un proyecto o programa. debe tener un propósito final. como “propiedad o atributo de las cosas. servicios o personas”. como una medida de calidad de la atención. 4 . La medición de la satisfacción es un instrumento valioso para la investigación. diseñando y llevado a la práctica programas de prevención y promoción de la Salud. entre otras concepciones de diversos autores. destinados a prevenir ciertas problemáticas sociales o familiares. como es la encuesta social. al finalizar la internación domiciliaria reciben la visita del trabajador social. Evaluar en servicios de salud. la disponibilidad de recursos y la experiencia en general del paciente de internación domiciliaria. . la escucha. LA CALIDAD DEL SERVICIO DE INTERNACIÓN DOMICILIARIA. encuesta. el trato. ya sea. -Realizar estudios de investigación relacionados con la calidad del servicio de internación domiciliaria. con el fin de obtener información acerca del servicio de internación domiciliaria. Los pacientes o sus familiares más próximos. la imagen. con el objetivo de generar herramientas y recursos para la solución de problemas. Los instrumentos de medición que se utilizan para medir un servicio. con el objeto de ayudar en la toma de decisiones”. Los resultados obtenidos deberán ser utilizados para la toma de decisiones. La variable a medir es la calidad.

(si hubo detallar) de que forma actúo el Servicio: En cuanto a experiencia en ID. Nº 2 Nº 3 Nº 4 Nº 5 En cuanto al trato recibido(amables. •Un total de 10 encuestados declaran: (Bueno). •Un total de 1 encuestado declara: (Regular) •Un total de 2 encuestados declaran: (Ecxelenta). •Un total de 1 encuestado declara (Regular) •Un total de 59 encuestados declara: (Muy Bueno). • Un total de 2 encuestados declaran (Regular). técnicos . respetuosos . se han encuestado a un total de 67 pacientes o familias que reflejan la calidad del Servicio de internación Domiciliaria: Interpretación de datos: Cuadro: Nº 1 ENCUESTA: El cumplimiento de los Horarios Acordados se respetó de forma: La disponibilidad de recursos Humanos . RESPUESTA DE CALIDAD: • Un total de 53 encuestados declaran: (Muy bueno). •Un total de 56 encuestados declaran: (Muy Bueno). materiales que el Servicio ofrece es : La relación y Comunicación del Servicio de ID con el paciente y su familia. • Un total de 12 encuestado declaran: (Bueno). •Un total de 52 encuestados declaran (Muy Bueno) •Un total de 12 encuestados declara (Bueno). •Un total de 56 encuestados declara : (Muy Bueno) •Un total de 9 encuestados declara (Bueno) •Un total de 1 encuestado declara (Regular) •Un total de 1 encuestado no contesta. •Un total de 2 encuestados declaran : (Regular) •Un total de 10 encuestados declaran no haber tenido inconvenientes. de escucha) ha sido: En la resolución de inconvenientes con el enfermo. •Un de 7 encuestados declara: (Bueno) •Un total de 1 encuestado declara (Regular) •Un total de 43 encuestados declara : (Muy bueno) •Un total de 12 encuestados declara: (Bueno). de que forma el servicio ha cumplido con sus Expectativas: Nº 6 5 .Desde el mes de Noviembre del año 2007 al mes de julio de 2008.

Muy Bueno. 2 43 0 Muy Respuesta: 43 20 40 No 10 60 Bueno.de que forma el servicio a cumplido con sus Expectativas: 1 Regular.materiales que el servicio ofrece: Regular. 1 60 40 20 2 0 Respuesta.etc) ha sido: 60 40 1 9 20 Muy Buena 56 Muy Buena. respetuosos. 53 Disponibilidad de recursos(humanos. de que form a actúo e l s e rrvicio de ID. Regular.Gráficos de la encuesta social Evaluación de calidad del equipo de internación domiciliaria En cuanto a la experiencia de internación Domiciliaria. Muy Bueno. tecnicos. 10 Relación y comucación del servicio de internación Domiciliaria con pacinte y su familia. 10 12 2 Muy Bue no. de escucha. 9 Regular. 12 60 Re gular. En la re s olución de inconve nie nte s . Bueno. Ecxele 2 Muy 52 12 1 Buena. 0 2 12 53 20 M uy 40 Bue no. 1 No 1 0 Respuesta: Muy 59 Bueno. Regular 12 2 Respuesta: Re s pue s ta. 0 20 Muy Bueno. 1 Res pues ta: 56 Cumplimiento de horarios acordados. En cuanto al trato recibido(amables. Regular 12 1 6 . Res pues ta 56 Bueno. Bueno. 7 Reular. 60 52 1 10 56 40 Regular.

se trata. podríamos decir. vida social. en los casos de duelo patológico. la inserción del psicólogo en los servicios referidos como “Internación Domiciliaria” necesita todavía de una delimitación clara. de un intento por rescatar el valor de las percepciones surgidas en la experiencia de campo. claramente. previsibilidad. No obstante el paso que la disciplina supo abrirse en los diversos espacios de la atención de salud. en tanto el concepto mismo de salud se amplía y complejiza. en pos de una descripción/comprensión más exhaustiva de las peculiaridades que presenta el modelo desde el . las nuevas formas y modelos de intervención en el marco de la asistencia domiciliaria no han sido lo ssuficientemente exploradas. todo lo cual no hace más que poner de manifiesto la necesidad que como parte de una comunidad científica tenemos de cual asistimos: I) En primer lugar. resulta fundamental el diagnóstico diferencial entre duelo patológico y depresión: a menudo suelen confundirse puesto que presentan una sintomatología muy similar. vale decir. desde esta discipina particular que constituye la Psicología. los llamados “trastornos de la personalidad”. codiciada y bastardeada “interdisciplina”. hablar de la harto referida. es aquí donde la presencia de la psicología y/o psiquiatría se pone al servicio de una mayor y mejor información al resto del equipo clínico. pues. de hecho. anteriores al advenimiento de la enfermedad actual (siendo éste la que ameritó el acceso a un servicio de Internación 7 volver a mirar lo fenoménico. el panorama no es tan claro: en general.Medicina Domiciliaria – “INTERVENCION PSICOLÓGICA” Hablar del lugar que ocupa la Psicología en los servicios de Internación Domiciliaria es. La diferencia puede parecer anodina. tanto así sus objetivos y sus recursos. lo patológico del duelo goza de apoyatura en cuadros estructurales. pero dista mucho de serlo: es posible que un cuadro depresivo comience a revertir en los tiempos esperados si se administran los psicofármacos correspondientes y se sostiene al paciente desde alguna forma de psicoterapia. de raigambre profunda. aún cuando se base sobre el fundamento legitimador de los beneficios más evidentes de su práctica. al servicio de “Su majestad el cuerpo” en pos de una tendencia creciente hacia el cuidado integral de la salud del paciente. sus bordes respecto del campo mismo de la “Clínica” permanecen bastante difusos. siendo dos de las psicopatologías más frecuentes en la población general y también así en nuestra experiencia particular dentro de “Internación Domiciliaria”. la idea misma de la inclusión remite a la caída del antiguo modelo médico hegemónico. puesto que. Como psicóloga participante en un equipo clínico-técnico multidisciplinario me veo compelida a presentar algunas observaciones surgidas de la experiencia reciente en un Servicio de Internación Domiciliaria. y por ello carecen de un sustento teórico de peso. a menudo suele suponerse la presencia de una u otra porque se estima que lo que el paciente ha perdido (movilidad. salud en general) debe haber dejado alguna especie de marca.

en el marco de su historia personal (sin ahondar en detalles innecesarios) necesite ser asistido por personal de un género o edad específico. II) Vinculado con lo anterior. superado el “furor curandis” (del que. si necesita una atención más continuada que otros pacientes en vista de algún cuadro que pudiere provocar menor adherencia a los tratamiento y derivar en perjuicio para sí mismo. ese 8 . la información que pretendo dar. por moderada que fuese. un objetivo se impone: brindar al resto de los profesionales que asisten al paciente información útil. es necesario un recorte operativo de las metas a perseguir. se presenta un punto eternamente conflicitvo al momento de regular la actividad del psicólogo en el marco de equipos interdisciplinarios: entrenados históricamente para el desempeño individual a menudo nos resulta difícil la disquisición respecto de “qué decir” y “hasta donde decir”: en un intento por evitar caer en lugares comunes. prácticas arcaicas y éticas sin fundamento. apuntalados sobre “el bienestar óptimo” del paciente. de la complejidad psíquica total de este paciente. acompañamiento o terapia para sobrellevar desafíos físicos y emocionales de proyección futura inmediata. conclusiones que. permitan un mejor delineamiento del accionar conjunto. adicciones) y en tal caso. por lógica y regla general. sin vulnerar la intimidad de la relación que construimos con el paciente. etc. que sería posible de traducir en la siguiente pregunta: ¿Qué. está en otros padecimientos físicos la demanda inicial de intervención. considero que es necesario el análisis operativo del concepto mismo de “secreto profesional”. si es posible que. cuál es la magnitud estimada de aquel riesgo y cuáles las posibles consecuencias para su tratamiento médico.Domiciliaria) y con pronósticos diversos. en estos casos se hace menester revisar la función que tenemos dentro del equipo. una serie de otros profesionales intervienen desde ópticas diversas sobre el cuerpo y el ánimo del mismo paciente. si hay alguna intervención posible. las cuales deberán ser asequibles y adaptables a una realidad que generalmete cercena nuestras posibilidades de intervención. que pudiera optimizar recursos vinculares entre el paciente y su familia o cuidadores. si requiere sostén. en cada caso. no olvidemos que. como así tampoco los objetivos del sistema que estamos observando: vale decir. si está en riesgo de algún tipo (suicidios. Desde mi experiencia particular. y que. recaídas. en el marco de dicha actuación mancomunada. solemos padecer los que pertenecemos al ámbito “psi”). refiere a puntos como los siguientes: si determinado paciente amerita una intervención psicológica. entonces. puede/debe ser tratado en tiempo y forma acordes al plan actual de intervención? Es claro que losr ecursos (fundamentalmente de tiempo) con los que contamos en la actualidad no responden a los modelos tradicionales de intervención psicológica. violencias. de modo de promover el sostenimiento de un frente familiarprofesional común al servicio del asistido.

que el encuadre de trabajo se modifica insoslayablemente: en primer lugar. no podrá swervir al desarrollo profesional. un malestar más que se suma a la enfermedad de base. menos agotadora posible. en los que la interdisciplinariedad a menudo nos pone en jaque. IV) Vemos entonces lo fútil que resulta encasillar la Psicología en el marco de las prácticas “puertas adentro” del consultorio. convertido en una ideología de estatuto totémico. la pregunta que me hago generalmente al momento de hacer frente al equipo con algún tipo de devolución sobre un determinado paciente es la siguiente: Esto que estoy por decir: ¿Es necesario que otro miembro del equipo lo sepa? ¿Afecta también a su práctica? ¿Afecta al estatuto general del paciente en el servicio? ¿Servirá para diagramar modificaciones en el modelo de intervención tendientes a mejorar la atención que se brinda? ¿Vulnera los derechos del paciente. podríamos decir. no seremos necesarios para “tratar lopatológico” sino para “acompañar losaludable”. y no sea vivida como una intrusión forzada del equipo. en lugar de que el paciente se acerque a nosotros.“secreto” (término que de por sí no facilita la comunicación) tendrá alcances diversos. qué pasa con los duelos. entonces. que no presenten cuadros patognomónicos no significa que no puedan verse beneficiados por nuestra intervención: claro que en lugar del tratamiento (puesto que nada de lo saludable amerita ser “tratado”) se impondrá la función de sostén. vale decir: estaremos al servicio del paciente promoviendo que la continuidad de los tratamientos que su estado requiera sea una decisión fortalecedora con la que el paciente se desafía a sí mismo. kinesiológico. ahora bien. III) Antes he hablado sobre la relevancia de un diagnóstico diferencial entre Depresión y Duelo patológico. y definitivamente no podrá servir al paciente: toda modificación epistémica requiere de una consecuente variación metódica. esperables en función de lo cambios vitales que ha venido atravesando el enfermo y sobre los que no parece lógico pretender modificación alguna? Nada impide la asistencia psicológica en estos pacientes. con el objeto de apuntalar los recursos emocionales de ese paciente de modo que el resto de sus tratamientos (médico. a menudo formamos parte de un servicio que al paciente “se le ofrece” pero que él mismo 9 . allí. que no supone adaptación a los tiempos que corren y que se sostiene ignorando la especificidad del caso por caso. de modo que representa todo un desafío en la actualidad poner en la balanza qué permanece y qué se transforma en el marco de los nuevos modelos de intervención. “saludables”. etc. sostener al paciente de modo que pueda aprovechar el potencial de aprendizaje que deviene de su estado crítico. “regulares”.) puedan llevarse a cabo de la forma menos dilatada posible. o quizás. y esprecisamente porque la Internación Domiciliaria tiene la peculiaridad de ir hacia el paciente. su vínculo terapéutico? Un concepto que no resiste crítica. transcurridos en tiempo real estimado.

para qué y para quién estamos allí. y sobre todo tipo de dificultades que pudieran perjudicar la atención que se brinda. en el cual poder comenzar a establecer un vínculo terapéutico. veremos cómo manejamos aquella resistencia. esto también es parte de un pensamiento crítico del rol que tenemos: la nuestra es una prestación que sigue siendo “adicional” en un tratamiento médico. es mucho más frecuente encontrar una necesidad de asistencia que nose acompaña de la intención de ser asistido: allí. aquí nuevamente hay que identificar una cuestión central: ¿Quién resiste? Si es el paciente. lógicamente. con las comodidades que el estado físico del paciente requieran. resistencias que son funcionales y que son incluso aprovechables en el marco de cualquier trabajo analítico. A estas alturas.procuración de aquellos espacios. una vez aceptada nuestra presencia. además. si es la familia. el motivo de consulta fue otro. pensemos que insistir yendo al hogar del paciente equivale a la invasión que resultaría de ir a buscarlo para arrastrarlo al consultorio si esto se diera en el marco de la clínica habitual. cuyo estado modifica todas las prácticas familiares y 10 . solo en aquellas en las que hay algún tipo de demanda. la presencia de reuniones regulares es condición de eficacia para este tipo de servicios.no solicitó. y estamos allí para actuar. vale decir. al margen de las intenciones de los familiares y cuidadores. también necesitamos de un día y un horario preestablecidos. pero al enfrentarnos con una decisión ya tomada de no-ser-asistido psicológicamente no hay lugar para la intervención. un lugar para los dos: dentro de su casa necesitamos de un espacio privado. dirigido a otro profesional. si es algún otro miembro del equipo técnico será útil recordar que nuestra profesión requiere de un dispositivo un tanto peculiar en el cual la no-interrupción de la privacidad es su eje ordenador. sobre nosotros mismos y nuestros requerimientos. no hay lugar para nosotros: existen lógicamente. V) Una vez reconocido este espacio inicial. desde la Psicología. el paciente que ha podido decidir que “No quiere” tiene una autonomía que es necesario respetar. en su lugar. el desafío inmediato posterior consiste en hacer para el paciente. es necesario explicar los fundamentos de nuestra práctica. sobre la forma de comunicar: nuestras intervenciones con frecuencia necesitan exceder los límites de lo individual: es parte de la ficción colectiva creer que podemos tratar a un paciente recluído en su casa. VI) Todo lo antedicho nos lleva. allí somos nosotros los visitantes. a considerar que la comunicación fluída entre los miembros del equipo es la herramienta principal para un desempeño conjunto efectivo: se trata de comunicar sobre el paciente que asistimos. y una forma común de resistir nuestro acercamiento es la no. comunicamos. desde otra preocupación. del total de las situaciones en las que seríamos útiles. finalmente. de modo que su voluntad está puesta en decidir si toma o no la asistencia oferada.

y.modos de vinculación en el hogar. y que podemos limitarnos a las intervenciones individuales: en algún momento u otro determinada información será a compartir. distímico) a padecimientos innecesarios. erige la bandera de una acción mancomunada. es posible que esto noquiera ser hablado para evitar la confrontación culposa con el enfermo. aquellas que provocan la falta de intimidad disminuyen seguramente la calidad de vida de todos los convivientes. por lo menos. 1998. a través de sus psicólogos y asistentes sociales. “Investigación cualitativa en los Servicios de Salud” -ALFREDO CARBALLEDA.- BIBLIOGRAFÍA. comunicación y revisión se nutren mutuamente. formación. sumado al resto de las cosas que cambiaron en su vida. 2005. y que puede llevar al paciente (si no depresivo ya. En el marco de una práctica “integral” el desafío excede la mera “negociación discursiva” entre disciplinas disímiles. a veces no queriendo presionar más a su familia y otras veces no queriendo hacer todavía más públicas sus dolencias (que ya de por sí emergen en los intersticiosd e la vida compartida) esconde estos sentimientos y comienza un proceso de aislamiento que quienes lo rodean generalmente no terminan de comprender. “Pensar el Trabajo Social” 11 . este “secreto a voces” a la larga desgasta las intenciones de cuidado de quienes rodean al paciente y este comienza a notar. -MARÍA LUCIA MAGALHAÉS. FRANCISCO JAVIER MERCADO. los encuetros informativos para los familiares (a menudo sobrepasados por las circunstancias) así como la gestión de tiempos y espacios propios a la individualidad de cada conviviente deberían ser también parte de la función asistencial del equipo. acomodándose a esa nueva posición dependiente a menudo una persona asistida puede sentirse disminuído a nivel de su valía personal. en la que asistencia. asimismo. por ejemplo: las condiciones edilicias competen también al equipo: dentro de esas condiciones. “La intervención en lo Social”. La demarcación de algunos patrones perjudiciales de comunicación intrafamiliar. cambios en su estatus personal y su rol dentro del hogar. -NATALIO KISNERMAN. 2007.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful