Está en la página 1de 4

COLOR Y COMUNICACIÓN

INTRODUCCIÓN

El color puede constituir la base de un código de comunicación:

- porque atribuimos significados a los diferentes colores

- porque esos significados contribuyen a enriquecer el mensaje

El color es la base de determinados códigos basados en él: señales marítimas, banderas, señales de circulación, identificación de mercancías peligrosas, catalogación de sustancias, etc

También está presente, aunque de modo mucho más sutil, en el diseño de la presentación de determinados productos: lácteos (leche entera, semi o desnatada), galletas (avena, integrales, con chocolate), productos de limpieza, bebidas refrescantes, bebidas estimulantes, bebidas alcohólicas,

Así pues, un elemento (imagen, escultura, interior, arquitectura, producto, o incluso un candidato político) que incluya de forma deliberada un color determinado en su presentación al público puede añadir matices sutiles al significado original.

La estructura de esta ponencia se articula en tres aspectos:

- en un primer momento veremos cómo los colores más usuales han ido adquiriendo diferentes significados a lo largo de la Historia

- cómo y por qué esos colores se utilizan en el arte a lo largo del tiempo

- y como ese mismo uso tiene su reflejo en una manifestación propia de los siglos XX y XXI como es el.

I.

COLOR PRIMIGENIO Y COLOR CULTURAL

Los colores no tienen significados por sí mismos: en un primer momento se limitan

a identificar a los objetos de la naturaleza que los contienen. Esto es lo que

denominamos color primigenio, en el sentido de que es fruto de nuestra capacidad de apreciar los colores en la Naturaleza (mayor que la de un perro pero menos que

la de una mosca, por ejemplo). Así pues, en el nivel más básico de apreciación de

un color, éste se asociará al elemento natural: tierra, vegetación, sol, cielo, agua, noche, frutos, flores, animales, etc.

A medida que el ser humano se desarrolle culturalmente, los colores irán adquiriendo significados simbólicos, que resultan de la asociación que el hombre hace entre el color y las cualidades o efectos del elemento natural con el que se identifican. Esto es lo que se denomina color cultural.

Por lo general, todos los colores presentan una ambivalencia en cuanto a su

significado, pues presentan, por igual aspectos positivos y aspectos negativos:

- Negro: noche, muerte, miedo, elegancia, sobriedad, poder

- Gris: niebla, frío, indefinición, uniformidad, discreción, eficiencia

- Blanco: frío, soledad, asepsia, higiene, limpieza, pureza, inocencia

- Azul: cielo, espacio, libertad, tristeza, nobleza

-Verde: naturaleza, abundancia, juventud, fertilidad, inmadurez, envidia, veneno

- Violeta: luto, contención, melancolía, dolor, dignidad, sabiduría

- Rojo: sangre, muerte, fuego, guerra, pasión, amor, vida

- Rosa: ingenuidad, dulzura, picardía, empalago

- Amarillo: sol, luz, alegría, vida, alerta (reflectancia), riqueza, poder, avaricia, gafe

- Naranja: frutos, vitalidad, exuberancia, precaución, calor

II.

COLOR Y ARTE

La utilización deliberada del color en el arte: pintura, escultura, arquitectura, etc suele deberse a que se persigue una serie de objetivos:

a) Aproximar la imagen a la realidad: para asemejarla a nuestra visión real. De

ahí que el color, junto con el dibujo y la luz, contribuyan a dar sensación de realidad en un cuadro, por ejemplo (cuadro como fragmento enmarcado de la realidad hasta el siglo XIX). Pero también se puede utilizar para fingir una realidad (sería el caso de los trampantojos o de algunos revestimientos:

estucos, dorados, pinturas murales, etc.)

b) Seguir un criterio estético: y adaptar la obra a una tendencia determinada, armonizar el entorno o contrastar con él, crear efectos visuales, etc. (Sería el caso de la permanencia esqueuomórfica de los colores en los templos arcaicos

griegos)

c) Crear ritmos compositivos: partiendo del principio perceptivo de semejanza,

en una imagen, en un edificio, en un interior, se pueden suceder una serie de

elementos que compartan un denominador común (en este caso, el color) que crean una cadencia visual.

d) Resaltar un elemento: el color se utiliza para centrar la atención en un elemento de la composición de modo que éste se convierta en el centro de interés de la misma.

e) Aportar simbolismo: muy utilizado en el lenguaje iconográfico de propaganda

(religiosa, política, etc.).

f) Provocar la sensación de espacio: a través de la llamada perspectiva

atmosférica, en donde los colores cálidos se sitúan en los planos más cercanos al espectador y los colores fríos en los más alejados.

g) Caracterizar una imagen o un entorno: utilizando una serie determinada de

colores que ayudan a identificar el elemento (género al que pertenece, entorno geográfico, ambiente, etc.)

III. COLOR Y CINE

En el cine el color tiene un papel muy importante que se desarrolla de forma paralela a la del arte.

Hay dos opciones:

a) Blanco y negro: que, a su vez puede ser debido a dos factores:

- A las limitaciones técnicas (hasta 1928), que implicaban la filmación obligada en B/N. Aún así, la calidad de la fotografía y de la iluminación, implicaba una narración detallada de los elementos (por ejemplo, el Kammerspielfilm alemán). Ejemplo: Sigfrido (Fritz Lang, 1924, que no es Kammerspiele propiamente dicho pero adapta ese lenguaje fílmico a la narración de un poema épico). - A la opción del director: esta elección puede deberse a motivos económicos (más barato rodar en B/N que en color), a la adecuación a un determinado género (el B/N y la clave baja se asocia al cine negro, por ejemplo o al realismo social documental), a una opción sentimental (por nostalgia de un determinado tipo de cine), para introducir material anterior ajeno al rodaje sin que desentone o para conseguir determinados efectos narrativos (como la diferenciación entre tiempo presente y pasado, por ejemplo). Ejemplo: Ed Wood (Tim Burton, 1994) y El camino a casa (Zhang Yimou, 1999).

b) Color: que puede utilizarse con diferentes objetivos, similares a los ya vistos en el arte:

Reforzar la narración en pantalla a través de la elección de determinados colores. Ejemplo: Gladiador (Ridley Scott, 2000).

Resaltar un elemento para dirigir la atención del espectador hacia un aspecto determinado. Ejemplo: Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998). Sin City (Robert Rodriguez y Frank Miller, 2005).

Aportar simbolismo a la historia. Ejemplo: Héroe (Zhang Yimou, 2002)

Caracterizar la historia o los personajes. Ejemplo: On a clear day (Vincente Minelli, 1970); Hijos de los hombres (Alfonso Cuarón, 2006); Easter Parade (Charles Walters, 1948).