Está en la página 1de 14

D-O

LAS ESTRATEGIAS DE DESARROLLO LOCAL:


APROXIMACION METODOLOGICA DESDE UNA PERSPECTIVA
SOCIO-ECONOMICA E INTEGRAL1
14
JOAN RAMON SANCHIS PALACIO
DEPARTAMENTO DE DIRECCION Y ADMINISTRACION DE EMPRESAS
UNIVERSIDAD DE VALENCIA

Resumen 1. Introducción: el concepto integral de


desarrollo
El desarrollo local se está convirtiendo en la actua-
lidad en una de las estrategias de crecimiento El concepto de desarrollo tiene sus orígenes en el
endógeno más importantes, especialmente en el desenvolvimiento del desarrollo económico y está
marco de la inserción socio-laboral. Su importan- directamente relacionado con otros conceptos
cia obliga a dedicar un estudio sobre dicho con- como son el bienestar, el crecimiento y el progreso,
cepto bajo un planteamiento «desde abajo», esto por lo que para poder delimitar y conceptualizar su
es, destacando y analizando el papel que desem- ámbito de actuación resulta necesario establecer de
peñan el conjunto de agentes de una determinada una forma explícita cuáles son las características
localidad en su desarrollo y crecimiento econó- que lo diferencian.
mico y social, aprovechando de la forma más efi- El desarrollo económico consiste en crear, dentro
ciente posible los recursos disponibles. En el pre- de una economía local o regional, la capacidad
sente trabajo queremos sistematizar el conjunto necesaria para hacer frente a los retos y oportuni-
de enfoques existentes sobre el desarrollo local dades que puedan presentarse en una situación de
así como las aproximaciones metodológicas más rápido cambio económico, tecnológico y social. No
destacadas relacionadas con el mismo. Igualmente, se trata tan sólo de un simple incremento de la acti-
se plantea la necesidad de aplicar el proceso de la vidad y la productividad económicas, sino que viene
Dirección Estratégica al ámbito del desarrollo acompañado de transformaciones estructurales; el
local, insistiendo en el diseño de sus objetivos, la proceso implica profundas modificaciones y sus
auditoría del entorno, los planes de acción a llevar estructuras evolucionan hacia formas superiores.
a cabo y los sistemas de evaluación y control. Ahora bien, la conceptualización del mismo y, lo
Finalmente, se destaca el importante papel movi- que es más importante, su implantación, serán dis-
lizador realizado por la Economía Social en el pro- tintas según la zona geográfica en la cual se lleve a
ceso de desarrollo local. cabo, por lo que habrá que estudiar las diferentes

1 Este trabajo es el resultado parcial del «Proyecto para agentes de inserción socio-laboral» de la UNED, dentro del Programa CLEA en el marco del
Proyecto HORIZON de la Unión Europea, promocionado por FVECTA y cofinanciado por la Consellería de Trabajo y Seguridad Social de la Gene-
ralitat Valenciana.
oportunidades y problemas de cada país, región o su conceptualización al considerar otros aspectos
localidad en particular, surgiendo así el concepto de de la calidad de vida como son los indicadores
desarrollo local. sociales (educación, salud, ...).
El término desarrollo es difícil de definir pues pre- Cuando se relaciona el bienestar con la calidad
senta distintos significados según el punto de vista ambiental surge un nuevo concepto que es el de
desde el que se estudie. Para resolver este pro- «desarrollo sustentable» o desarrollo duradero,
blema metodológico a menudo se le asigna un definido como aquel bienestar que no disminuye a
determinado calificativo: desarrollo económico, lo largo del tiempo. Este aspecto está siendo estu-
social, político, tecnológico, etc. Sin embargo, tal y diado por la World Commission on Environment
como manifiesta Jaguaribe (1973), «el desarrollo es and Development (WCED) o Comisión Brund-
un proceso social global, y sólo por conveniencia tland desde el año 1987.
metodológica o en un sentido parcial se puede
hablar del desarrollo económico, político, cultural y De todo lo anterior se deduce que el concepto de
social». En todo caso, en el mismo se incluyen desarrollo es algo más complicado que el de otros
aspectos muy variados: geográficos, históricos, cul- conceptos puramente económicos como el creci-
turales, administrativos, económicos y sociales miento y el progreso. El desarrollo hace referencia,
(OCDE, 1990), que habrá que considerar. no sólo a un crecimiento económico, sino también
a un crecimiento social y cultural en un sentido más
Una primera aproximación metodológica al término amplio, integrado.
se obtiene relacionando los conceptos de sociedad
local2 y de desarrollo: «desarrollo de los recursos Si se tiene en cuenta que el crecimiento económico
sociales, culturales y ecológicos de la sociedad local tradicional es incapaz de resolver los problemas
con el fin de satisfacer las necesidades humanas bási- actuales de la sociedad (desempleo, inserción labo-
cas y con ello aumentar o garantizar las posibilidades ral y social, etc.), llevando a las personas dentro del
de la sociedad local para continuar existiendo». En ámbito local a la exclusión e, incluso, a la autoex-
este sentido, la mayoría de los países europeos aso- clusión, ¿de qué forma se puede enfocar el desa-
cian el desarrollo local con el «mercado local», rrollo en la actualidad?. Entendemos que éste ha de
entendiendo por este último una zona en el interior plantearse como un proceso de integración de las
de la cual la mayoría de los trabajadores pueden dimensiones económica, social y cultural, que
cambiar de empleo sin necesidad de tener que tras- fomente la creatividad de las personas, cubriendo a
ladarse. Así, se puede hablar de las Travel-to-work la vez sus necesidades básicas.
áreas en el Reino Unido, las Labour market áreas en La idea de desarrollo difiere de la de crecimiento.
EE.UU., la Zone locali di occupazione en Italia o las Este último se refiere unicamente al aumento cuan-
Cuencas de empleo en Francia. titativo de la riqueza o del producto per cápita,
No obstante, esta definición, aunque resulta emi- mientras que la idea de desarrollo incluye una
nentemente operativa desde el punto de vista esta- mejora cualitativa en la economía a través de una
dístico, no refleja toda la realidad asociada al desa- mejor división social del trabajo, el empleo de una
rrollo local, por lo que se ha de realizar un mayor tecnología mejorada y la mejor utilización de los
esfuerzo en la conceptualización del término estu- recursos naturales y el capital. Por tanto, el desa-
diado. rrollo es un concepto mucho más amplio que el
crecimiento.
Una forma de facilitar su conceptualización es ana-
lizando cuáles son los indicadores que se utilizan Del mismo modo, el concepto de desarrollo difiere
para medirlo. En términos generales se puede decir del de progreso. El progreso implica una continua
que el desarrollo pretende describir el «bienestar»; incorporación de valores a través de un proceso de
en cambio, estrictamente se define como la «renta descubrimiento y creación de valores que en sí
real o el producto nacional bruto per cápita». En mismo es ilimitado. En cambio, el desarrollo implica
todo caso, no deja de ser un concepto excesiva- que determinadas posibilidades preexistentes se
mente amplio y subjetivo. Durante los últimos años han hecho explícitas y se han materializado, lo cual
se han realizado esfuerzos para tratar de aproxi- conlleva una limitación en términos cuantitativos e
marse un poco más a su significado real, ampliando implica la existencia de directrices básicas de legiti-

2 Entendemos por sociedad local el área geográfica donde la población se encuentra asociada, tanto desde el punto de vista objetivo (marco geográ-
fico determinado) como subjetivo (conjunto de culturas y comportamientos comunes). Por consiguiente, el concepto de sociedad local tiene un arraigo
más fuerte que el de comunidad local (community) (Ronnby, 1994). Los aspectos que la definen son: las personas se sienten partícipes de una socie-
dad determinada, tienen ciertos conocimientos los unos de los otros, conviven socialmente, existe una estructura organizativa social que favorece los
contactos entre las personas, se preocupan los unos de los otros, existiendo una presión en dirección a la uniformidad y existe un conjunto de pro-
blemas comunes, únicos, muy concretos y perfectamente identificados por todas las personas de la comunidad.

148
midad o validez en términos cualitativos. En defini- perspectivas económica y social y donde intervie-
tiva, solo se puede alcanzar unos ciertos niveles de nen mediante la cooperación los diferentes agentes
desarrollo en una comunidad dada y para un perí- implicados en el mismo.
odo dado, y además, en base a unas normas y cri-
terios dictados por las condiciones efectivas en que
se encuentra la sociedad que se desea desarrollar. 2. Enfoques del desarrollo
De todo ello se deduce una cierta racionalidad en Para Schumpeter3, el desarrollo es «la aparición y
el desarrollo, si bien éste puede ser espontáneo o desaparición de productos, empresas y activida-
planificado. El desarrollo espontáneo tiene por des». En este sentido, el cambio estructural de la
objeto los propios intereses de los agentes que economía y el aumento del empleo están fuerte-
intervienen en el mismo, no el desarrollo como mente asociados con la creación de empresas.
tal. En cambio, el desarrollo planificado, con un
alto grado de racionalidad, hace hincapié en el A lo largo de su evolución, el concepto de desa-
«proceso de desarrollo». En este sentido, se rrollo se ha manifestado de múltiples formas,
puede definir el desarrollo como un «proceso de pudiendo hacer referencia a diferentes enfoques
racionalización». del mismo.

La interrelación existente entre los diferentes con- Desde que Birch (1979)4 propuso su interpretación
ceptos planteados en torno al concepto de desa- de la natalidad y mortalidad de las empresas, una
rrollo aparece reflejada en la figura 1. parte creciente de la literatura sobre el desarrollo
trata de explicar el surgimiento y expansión de las
En definitiva, teniendo en cuenta la relación de empresas como una fuente destacada de desarro-
tres conceptos distintos como son crecimiento, llo de las sociedades.
progreso y desarrollo, se ha de considerar el
desarollo como un proceso necesariamente Posteriormente, al incorporar la dimensión espacial
estructurado, a través del cual se puede alcanzar al tema surgen tres nuevas aproximaciones al con-
el crecimiento y el progreso de una sociedad. cepto de desarrollo:
Precisamente, la consideración del desarrollo • La interpretación estructural (Gudgin, 1978; Sto-
desde un punto de vista global permite hablar del rey, 1982), que concede una especial importancia
desarrollo integral como aquel que es capaz de a los factores estructurales y de dimensión.
aunar y coordinar los esfuerzos de todos los
• La Teoría de la reestructuración regional (Marku-
agentes implicados en el mismo, de manera que
sen y otros, 1986).
se potencian las relaciones económicas y sociales
preexistentes y no su ruptura, traduciéndose en • La Teoría espacial al desarrollo (Becattini, 1979;
un cambio incremental controlado y a largo plazo Fuá, 1983).
(Vázquez Barquero, 1984). Las dos últimas teorías ponen el énfasis en los fac-
En última instancia, se entiende el concepto integral tores socioculturales del entorno y los factores de
de desarrollo como un proceso de desarrollo glo- oferta-demanda en las decisiones de inversión y
bal e interrelacionado, donde se complementan las localización de las empresas.

BIENESTAR DESARROLLO CALIDAD DE VIDA

BIENESTAR DESARROLLO

FIGURA 1: EL DESARROLLO Y SU RELACION CON OTROS CONCEPTOS.

3 En su obra de 1939: Business Cycles. A theoretical, historical and statistical analysis of the capitalist, McGraw-Hill, Nueva York.
4 En su trabajo «The job creation process», Program on Neighborhood and Regional Change, MIT, Cambridge, MA.

149
El enfoque tradicional del desarrollo ha consistido Durante los años ochenta surge un nuevo modelo
en la aplicación del Modelo de desarrollo de con- de desarrollo, el modelo «desde abajo» o modelo
centración/difusión, que desde mediados de los de desarrollo local endógeno, según el cual el cre-
años cincuenta tiene sus orígenes en la teoría del cimiento se lleva a cabo aprovechando el conjunto
desarrollo polarizado o de «polos de crecimiento» de recursos humanos y naturales propios de una
(Perroux, 19555; Myrdal, 19576; y Hirschmann, zona determinada. El modelo, aunque surge como
19587). Desde esta perspectiva, el crecimiento alternativa al modelo «desde arriba» o de concen-
urbano/industrial del desarrollo es liderado por las tración/difusión, analizado anteriormente, presenta
grandes empresas, de manera que se producen un alto grado de compatibilidad con el mismo, lo
fuertes desigualdades territoriales, al producirse un cual permite afirmar la necesidad de incorporar
fuerte crecimiento económico en las grandes ciu- ambos elementos en el proceso de desarrollo local.
dades frente al empobrecimiento de las zonas rura- El modelo propuesto presenta las siguientes carac-
les. Con el propósito de resolver dichas desigualda- terísticas (Vázquez Barquero, 1988):
des surge la teoría de la difusión que complementa
• El territorio es un agente de transformación
al Modelo concentración/difusión en el sentido en
social y no simplemente un soporte físico del
que el crecimiento producido en las grandes ciuda-
desarrollo: «del espacio funcional al espacio
des se difundirá territorialmente favoreciendo tam-
activo».
bién el desarrollo regional y rural. Este modelo ha
orientado las políticas regionales de los años • El desarrollo potencial de una zona depende de
sesenta y parte de los setenta. Sin embargo, el sus propios recursos.
modelo presenta importantes inconvenientes: • Ofrece una perspectiva, además de territorial (y
• Se altera el funcionamiento de los mercados de no funcional), microeconómica (y no macroeco-
trabajo dado que la cualificación de la mano de nómica) y de producto (no sectorial).
obra de las áreas deprimidas se queda estancada al • Se muestra relevante el protagonismo y actua-
fomentar la especialización de funciones rutinarias. ción de las administraciones públicas, sobre todo
• Se generan intercambios territoriales de factores de la local, pero también de la regional y central.
y productos que reducen el desarrollo potencial • Es necesaria la actuación conjunta de los gestores
de las áreas menos desarrolladas ya que el aho- públicos y los agentes privados a través de una
rro, los beneficios obtenidos y la cualificación de «interacción colectiva».
la mano de obra permanecen localizados en las
áreas metropolitanas.
• Se produce una idea sobrevalorada del creci- 3. Delimitación y ámbito de actuación del
miento industrial urbano frente al desarrollo local, desarrollo local
que provoca el abandono del campo y la satura-
El concepto de desarrollo local se haya asociado a
ción de ciudades.
múltiples términos tales como Promoción Econó-
A finales de los años setenta y comienzos de los mica Local, Desarrollo Económico Local, Política de
ochenta surgen nuevas variantes de este modelo, Desarrollo Local, Desarrollo Endógeno, Promoción
como es el caso del enfoque de los Distritos Indus- y Creación de Empleo, etc.
triales (Becattini, 1979; Bellandi, 1986), del Modelo
Según Vázquez Barquero (1988), el desarrollo local
de Industrialización Descentralizada (Fuá, 1988;
se «materializa en un proceso de crecimiento y
Vázquez Barquero, 1988) o el de los Polos Tecno-
cambio estructural que afecta a una comunidad
lógicos o Technopols. Son precisamente estas teo-
territorialmente definida, y que se concreta en una
rías, que teniendo su antecedente en el modelo
mejora del nivel de vida de sus habitantes».
concentración/difusión, introducen por primera vez
la noción de localidad en la Teoría del Desarrollo La Asociación Española para el Desarrollo Econó-
(Vázquez Barquero, 1990). Así, durante los años mico (ADELA), en su asamblea constituyente de
ochenta, el desarrollo local se ha convertido en una Sevilla en abril de 1991, lo define como la «optimi-
de las estrategias de desarrollo de las regiones y zación del aprovechamiento de los recursos endó-
localidades europeas, en las que intervienen por genos». Por su parte, la Federación Española de
primera vez los gobiernos locales en los procesos Municipios y Provincias (FEMP) lo define como
de desarrollo y crecimiento económico. «aquella política multidimensional cuyo objetivo con-

5 En su trabajo «Note sur la notion de Pole de Croissance», en Economie Apliquée nº 7, pp. 307-320.
6 En su obra: Economic Theory and Underdeveloped Regions, General Duckworth y Co., Londres.
7 En su obra: The Strategy of Economic Development, Yale University Press, New Haven.

150
siste en el desarrollo integrado de un territorio» • Su dimensión instrumental, lo cual facilita la reso-
(VV.AA., 1991). lución de los problemas de diseño y gestión que
puedan surgir (creación de ayudas de desarrollo
Antuñano y otros (1993) lo definen como «aquella
y otras).
acción integral emprendida de modo concertado
por los agentes sociales de una determinada comu- En el proceso de desarrollo local se pueden distin-
nidad, con el fin de desarrollar el territorio local a guir tres dimensiones principales, una dimensión
través de la valorización de sus recursos humanos y económica y otra socio-cultural (Vázquez Bar-
materiales, manteniendo una negociación o diálogo quero, 1988) y una tercera dimensión político-
con los centros de decisión económicos, sociales y administrativa o de políticas territoriales (Stöhr,
políticos de los que dependen». 1986). La relación entre dichas dimensiones se
refleja en la figura 2.
A partir de las formulaciones expuestas, y siguiendo
a Orero (1993), se pueden identificar una serie de Conviene destacar la importancia, dentro del desa-
elementos que caracterizan al desarrollo local: rrollo local, de su carácter social, lo cual permite
hablar de un «desarrollo local y social», incidiendo
• Su carácter local, dado que se circunscribe a un
en la importancia de los recursos humanos como
territorio perfectamente definido, especialmente
un elemento promordial en la puesta a punto del
municipal y, sobre todo, subregional.
mismo. Esto obliga a insistir en el importante papel
• Su dimensión social, dado que sus acciones se desempeñado por todos aquellos colectivos o gru-
dirigen preferentemente a la creación de puestos pos de personas que intervienen en dicho proceso.
de trabajo, primando el desarrollo personal. Quevit (1986) insiste en este aspecto, distinguiendo
• Su dimensión institucional, al estar controlado tres procesos de desarrollo diferentes, esto es, el
por la Administración Pública (gobierno central) desarrollo difuso o modelo de industrialización
para asegurar la coordinación de los agentes seguido por países como España o Italia (Fuá,
implicados. 19838), el desarrollo voluntarista o rural y el desa-
rrollo social, dirigido al apoyo de los grupos y colec-
• Su dimensión económica, pues las iniciativas que tivos desfavorecidos.
se llevan a cabo se realizan con un carácter ren-
table y eficiente. Surge así la Teoría de la interacción colectiva, que
tiene por objeto la coordinación de las acciones a
• Su dimensión cooperativa, pues dada la magnitud emprender por el conjunto de actores o agentes
del proceso que incluye, exige la colaboración e que intervienen en el desarrollo local, con el objeto
implicación de múltiples organismos y colectivos. de aunar esfuerzos y alcanzar así un efecto multipli-

DESARROLLO LOCAL
CON ENFOQUE SOCIAL

DIMENSION DIMENSION DIMENSION POLITICA


ECONOMIA SOCIAL Y ADMINISTRAT.

RENTABILIDAD GRUPOS DE CONTROL PUBLICO


Y EFICIENCIA PERSONAS DISEÑO Y GESTION

FIGURA 2: PRINCIPALES ELEMENTOS DEL DESARROLLO LOCAL.

8 En su trabajo «L’Industrializzazione nel Nord Est e nel Centro», en Industrializzazione senza Fratture de Fuá, G. y Zachi, C., pp. 7-46, Il Mulino, Bolonia.

151
cador. No obstante, hacer confluir todas las actua- pesimismo; acentuada tendencia a esperar solucio-
ciones y programas que tienen impacto local no es nes del exterior; ausencia de una cultura empresa-
fácil, dado que éstas proceden de diferentes ámbi- rial o de una tradición de gestión adecuada; actitud
tos y obedecen a enfoques totalmente distintos excesivamente administrativa o burocrática, fruto
(económicos y sociales). Mediante la actuación del control ejercido por la Administración; ausencia
colectiva se crean la cultura, la sociedad y la perso- o débil grado de consenso local y de voluntad de
nalidad, tres aspectos fundamentales en el proceso cooperar; inclinación a las decisiones intuitivas e
de desarrollo local y social. En torno a esta idea inmediatas debido a la escasez de información, de
podemos identificar una serie de condiciones nece- análisis, de recursos y de consultas; fuerte disper-
sarias para una actuación colectiva (Ronnby, 1994): sión de las acciones y ausencia de visión coherente
y estratégica de futuro de la localidad; y ausencia de
• Las personas han de experimentar necesidades
buenos sistemas de observación e información y de
insatisfechas, discrepancias inaceptables entre los
instrumentos de análisis y metodología.
deseos realistas y la realidad, donde no hay una
manera de solucionar los problemas satisfactoria- Por su parte, la interacción colectiva se puede ver
mente sin involucrarse en el proceso. favorecida por un planteamiento caracterizado por
los siguientes aspectos: naturaleza endógena del
• Las personas han de tener vivencias comunes
proceso, esto es, promover el desarrollo valori-
sobre la posibilidad de actuar conjuntamente de zando los recursos humanos, financieros y materia-
una manera eficaz. les de una zona concreta; actitud empresarial
• Algunas personas han de plasmar los objetivos basada en la independencia y el deseo de riesgo;
que busca el colectivo de una forma realista, existencia de un entorno cooperativo o asociativo
teniendo el apoyo de la sociedad. que permite el desarrollo de proyectos en común;
acción integrada y global, primando las relaciones
• Han de existir recursos (materiales, sociales, cul- entre los sectores, los sistemas y los programas; y
turales, etc.) controlables y usados para llevar a utilización de métodos de gestión flexibles con
cabo un proyecto o acción determinada. capacidad de adaptación y de respuesta ante los
• En la sociedad local y en el grupo deben haber cambios.
conocimientos suficientes acerca de estrategias, tác-
ticas y métodos para alcanzar los fines deseados. 4. La estrategia de desarrollo local
• Deben haber personas con iniciativas que pue- Durante las tres últimas décadas se ha producido
den animar, motivar, reunir, organizar a las perso- un cambio significativo en la estrategia de desarro-
nas e iniciar procesos y actuaciones colectivas. llo local de los países de la Unión Europea, en la
Algunos autores procedentes de paises escandina- medida en que se ha ido abandonando el enfoque
vos hacen referencia al hecho de que todas las ini- concéntrico del desarrollo (modelo top-down) e
ciativas locales y que vienen de abajo son conside- introduciendo el enfoque endógeno o de abajo-
rados como una amenaza potencial por la arriba (modelo bottom-up).
administración y el sistema establecido, por lo que La política económica impulsora del desarrollo eco-
los grupos de acción local se arriesgan a ser indefi- nómico local arranca de comienzos de los ochenta
nidos o exdefinidos por las autoridades. La indefini- con la aprobación en julio de 1982 del programa
ción significa que las iniciativas/actuaciones locales ILE (Programa de Iniciativas Locales para la Crea-
son absorbidas por lo público y por el sistema esta- ción de Empleo) de la OCDE para 1982-85, pos-
blecido y, por tanto, neutralizadas; los sistemas esta- teriormente renovado. Pasos sucesivos fueron la
blecidos se hacen cargo de las iniciativas, de manera Resolución de la CEE de julio de 1984, planteando
que la actuación colectiva se presenta como poco la contribución de las ILE a la lucha contra el paro
rentable y el colectivo se disuelve. La exdefinición y la recuperación de la actividad económica; y la
siginifica que se rechaza a los activistas, dado que la consideración explícita de las ILE dentro del Plan de
actuación local se presenta como extremista e acción para las Pymes aprobado por el Consejo de
irresponsable y los activistas son aislados; el ele- la CEE en octubre de 1986. Los Programas LEDA
mento de actuación carece de sentido y a los acti- (Local Economic Development Action) en 1986 y
vistas se les presenta como teóricos irrealistas, per- SPEC en 1990, la iniciativa LEADER (Liaisons Entre
diendo su legitimidad y disolviéndose. Actions de Développèment de l’Economie Rural) en
Desde un punto de vista amplio, la interacción 1991 y las redes ELISE en 1985 y MIRIAM en 1991
colectiva puede verse obstaculizada por aspectos marcan el comienzo del desarrollo local a nivel
tan dispares como los siguientes (OCDE, 1990): comunitario.
falta de dinamismo de los actores que intervienen Los trabajos pioneros en este campo de Bennett
en el proceso, por su inercia y su propensión al (1989) y Stöhr (1990) muestran la importancia

152
que ha ido adquiriendo el fenómeno y qué tipo de tacar, por su importancia, las siguientes (Vázquez
iniciativas se han ido desarrollando. En términos Barquero, 1988):
generales se puede decir que el fenómeno se ha
• Los Centro Rurales de Crecimiento de Johnson.
difundido ampliamente, tanto a nivel sectorial
(agricultura, textil, calzado, naval, industria manu- • El Ecodesarrollo de Sachs.
facturera, servicios) como a nivel territorial (gran- • El Desarrollo Regional Integrado de Rondinelli y
des metrópolis, ciudades medianas y pequeñas, Ruddle.
áreas rurales)9.
• Los Enclaves Espaciales Selectivos de Stöhr y
En España, el desarrollo local sufre algunos retrasos Tödtling.
y se inicia con la Orden Ministerial de 21 de febrero
de 1986 de regulación de las iniciativas locales de • La Estrategia de Desarrollo Agropolitano de
empleo. Posteriormente, varias Comunidades Friedman y Douglass (1978).
Autónomas asumen competencias en la materia e Todos estos casos se resumen en dos tipos de
incluso, como en el caso de la Comunidad Valen- alternativas posibles: conseguir la competitividad
ciana y su Programa Operativo 1990-93, han inser- mediante un salto tecnológico y productivo y ajus-
tado esta problemática en su planificación a medio tando completamente la estructura productiva de
plazo. la localidad; o seguir una estrategia de pequeños
En 1990 existían en España unas 258 experiencias de pasos, mediante la transformación progresiva pero
desarrollo local localizadas en regiones desarrolladas equilibrada del sistema económico de la localidad.
(Cataluña), regiones periféricas (Galicia y Andalucía), La cuestión es si este tipo de estrategias se pueden
regiones dinámicas de desarrollo intermedio (Valen-
llevar a cabo por el agente de fomento en un
cia) y regiones en declive industrial (País Vasco) (Val-
ámbito determinado y referido a un colectivo o
cárcel-Resalt, 1992). Se puede considerar como
grupo de personas concreto y de qué manera
punto de partida de la política económica local en
hacerlo. En este caso podríamos analizar con mayor
España la transformación de INESCOP (un centro
detenimiento las principales características de cada
privado de control de calidad creado por las empre-
una de las estrategias planteadas, tratando de adap-
sas del calzado de Elda) en una sociedad de investi-
tarlas a unas circunstancias determinadas11. En todo
gación en 1978 (Vázquez Barquero, 1996). También
caso podemos apuntar, para motivar la reflexión, la
cabe destacar los casos innovadores del Industrial
idea de que la estrategia más apropiada a seguir es
deak de Oñate en 1982 (proporciona suelo indus-
aquella que lleva a cabo el cambio de una forma
trial y servicios a las empresas), el Departamento de
progresiva mediante pequeños pero continuados
Promoción Industrial de Lebrija en 1984 (que actúa
ajustes productivos e institucionales.
como agencia de desarrollo), la Agencia Municipal de
Desarrollo Económico y Empleo de Vitoria en 1986 El desarrollo local, por lo descrito anteriormente,
(especializada en formación) y Barcelona Activa, S.A. obedece a una estrategia de carácter global en la
en 1986 (incubadora de empresas)10. que se manifiestan múltiples enfoques, situaciones y
Las estrategias de desarrollo local han tomado dife- agentes. Este hecho puede suponer una dificultad
rentes manifestaciones en función del punto de ori- para la puesta en marcha de las acciones de desa-
gen desde donde se han activado (Pellegrin, 1991), rrollo local.
surgiendo en todos los casos como un proceso de El desarrollo local exige de la aplicación de un pro-
aprendizaje motivado por la necesidad por parte ceso determinado que ha de ser global e integrado,
de las economías locales de adaptarse a la nueva esto es, holístico, como es el caso de la Dirección
situación de los mercados internacionales mediante Estratégica. En este sentido, la Dirección Estratégica
el aumento de la competitividad y la productividad. proporciona, a la vez, la utilización de un determi-
Reconociendo la existencia de una gran diversidad nado proceso y de un conjunto de técnicas que faci-
de estrategias locales de desarrollo queremos des- litan y favorecen dicho proceso. Se trata de un enfo-

9 Cabe destacar los casos de Sitia (reestructuración del sector agrario y promoción de agrobusiness y turismo rural), Tilburg (industria textil en declive
y los servicios en expansión), Hamburgo (ajustes en el sector naval e industrias afines y un sector servicios estancados), Nottingham (industria manu-
facturera, sobre todo el textil y la confección), Rávena (reestructuración de la industria petroquímica), Dortmund (cierre de los pozos de carbón de
la zona y la fuerte reestructuración de la industria siderúrgica), Prato (innovador ajuste del textil basado en el modelo de organización del «milieu»),
Malmö (crisis de la industria naval) y Swansea (desindustrialización en la industria de manufacturas metálicas) (Vázquez Barquero, 1996).
10 Se puede citar como experiencias de desarrollo local destacadas en España los casos de Galicia en la industria de la confección de Lalín o Verín,
Euskadi con la industria de maquinaria y de transformación de Guipuzcoa, Cataluña con la industria del plástico, hilatura y géneros de punto de Olot,
La Rioja con la industria del mueble de Nájera, Comunidad Valenciana con las industrias del juguete y textil de Alicante, Castilla con la industria textil
de Béjar, Andalucía con la industria de transformación del cuero de Ubrique y las Islas Baleares en la industria del calzado, marroquinería y alimenta-
ción de Inca.
11 Véase al respecto la obra de Vázquez Barquero, 1988.

153
que estratégico que está constituido por dos grandes des de desarrollo, esto es: Recursos Humanos (cua-
etapas: la formulación y la implementación y el con- lificación, actitud empresarial, deseo de cooperar,
trol12. Es importante destacar la importancia de este flexibilidad, formación e información), Recursos
proceso, por la existencia de una serie de caracterís- Financieros, Recursos Materiales (materias primas,
ticas como son las de globalidad, integración, flexibi- recursos naturales, activos tangibles e infraestructu-
lidad y dinamicidad que están asociadas al mismo. ras) y Recursos Tecnológicos (capacidad de innova-
ción, investigación y transferencia de tecnología).
Haciendo una simplificación, el proceso de desa-
rrollo local lo podemos estructurar en las etapas de La coordinación de las actuaciones que tengan
definición de objetivos, de elección de estrategias impacto local es el segundo de los objetivos plan-
necesarias para alcanzar los objetivos, de planifica- teados. Con él se consigue que todos los aspectos
ción de las acciones necesarias para poner en prác- anteriores puedan llevarse a cabo de una forma
tica las estrategias seleccionadas y de control y eva- coordinada e interrelacionada. Incluso se puede
luación de dicha planificación. conseguir que los objetivos del desarrollo local tras-
ciendan del ámbito local y sean incorporados a las
Objetivos propuestos para el Desarrollo políticas nacionales y regionales. En todo caso, este
primer aspecto hace referencia a una fase que
El objetivo general, a largo plazo, del desarrollo podríamos denominar de orientación, a través de la
local es la transformación del sistema económico y cual se trata de identificar el problema real o la
social local. Este objetivo global se traduce a su vez, necesidad existente, quiénes deben participar en el
para su consecución, en dos objetivos a corto proceso de desarrollo, la constitución del grupo y
plazo, la promoción de la actividad empresarial y la las posibilidades de ampliación del grupo.
coordinación de todas las actuaciones y programas
que tengan impacto local. La relación entre los diferentes objetivos aparece
reflejada en la figura 3.
La promoción de la actividad empresarial corres-
ponde a los empresarios locales en su papel diná-
mico y de crecimiento económico y social. Cuando Auditoría del entorno
se plantee la necesidad de iniciar un cambio, del
El conocimiento de la situación actual en la cual se
tipo que sea, habrá que desarrollar un proceso de
encuentra la zona geográfica donde se va a proce-
modernización o de reestructuración, el cual com-
der a su implantación es un aspecto fundamental
prenderá los siguientes aspectos. En primer lugar, el
dentro del proceso de desarrollo local. En muchos
desarrollo de nuevas industrias mediante la promo-
casos, aunque se posee dicha información, ésta no
ción del crecimiento endógeno, mediante la pro-
se encuentra sistematizada, lo cual impide desarro-
moción de la inversión interna o mediante una
llar políticas coherentes. Para ello habrá que tener
combinación de ambas opciones. Se trata de favo-
en cuenta los siguientes aspectos: el entorno y la
recer la constitución de tipos de empresas nuevas:
cultura locales, la economía local, el mercado de
Pymes, cooperativas, empresas comunitarias,
trabajo local, el medio ambiente y las infraestructu-
empresas innovadoras, y especialmente de entida-
ras, los recursos disponibles en la zona y las activi-
des de la Economía Social. En segundo lugar, la cre-
dades de desarrollo en curso.
ación de servicios de apoyo relevantes como la ase-
soría, la información, la formación, el patrimonio, la Un conocimiento, más o menos detallado, de todos
financiación o la tecnología. En tercer lugar, la estos aspectos puede ser de gran utilidad para
mejora de las infraestructuras ya existentes a través tener una perspectiva, más o menos exacta, de la
del establecimiento de nuevos enlaces de comuni- situación actual del marco en el cual vamos a pro-
cación y de la gestión eficiente de los terrenos e ceder al desarrollo. Ahora bien, a menudo la obten-
inmuebles. En cuarto lugar, promocionar la zona ción de información resulta difícil, por lo que hay
utilizando diversas técnicas tales como las inversio- que recurrir a la utilización de diferentes técnicas de
nes internas, el marketing, la mejora del medio análisis del entorno que faciliten dicho proceso. En
ambiente, el fomento del turismo, el desarrollo de todo caso, una vez obtenida la información sobre
actividades culturales, la promoción de la vivienda y cada uno de los aspectos apuntados, es importante
de la educación. En último lugar, el acopio de los llevar a cabo un análisis conjunto de la misma a tra-
recursos necesarios para llevar a cabo las activida- vés de una interacción mutua.

12 La etapa de formulación permite realizar un diagnóstico estratégico (análisis del entorno y análisis de la situación interna), que teniendo en cuenta
los objetivos que se desean alcanzar (diseño del sistema de objetivos), identifica una serie de estrategias a seguir. Por su parte, la fase de implemen-
tación y control permite poner en práctica la estrategia seleccionada previamente, haciendo un seguimiento continuo de la misma mediante un deter-
minado sistema de control. Para ello se diseñan un conjunto de acciones o planes (planificación) y se identifican y distribuyen los recursos y habilida-
des necesarios para poder desarrollar dichos planes (organización) (Menguzzato y Renau, 1991).

154
TRANSFORMACION
ECONOMICA Y SOCIAL

PROMOCION ACTIVIDAD COORDINACION DE


EMPRESARIAL ACTUACIONES LOCAL

Creación de Servicios Apoyo Mejora de Promoción Acopio de


Empresas a Empresas Infraestructura de la zona recursos

FIGURA 3: OBJETIVOS DEL DESARROLLO LOCAL.

El análisis del entorno y la cultura locales ha de grado de desarrollo local será mayor en el último
determinar las características peculiares de la zona de los casos e irá reduciéndose en la medida en
y de su importancia dentro de la región, del país e, que nos acercemos al primero de los casos.
incluso, de Europa, estudiando el contexto geográ-
Por último, la capacidad de renovación y de creci-
fico y físico de la zona, identificando la mayor o
miento de la zona viene dada por la relación entre el
menor facilidad de acceso, así como las peculiarida-
grado de constitución de nuevas empresas y el grado
des culturales en cuanto a la existencia de determi-
de mortalidad empresarial, sobre todo de pequeñas
nadas tradiciones, costumbres o lenguas que pue-
y medianas empresas. Cuando esta relación es posi-
dan ofrecer nuevas oportunidades de desarrollo
tiva, es decir, cuando el porcentaje de constitución de
para la zona o incrementar las ya identificadas.
empresas es superior al de cierre, podemos afirmar
El análisis de la economía local se centra en el estu- que la capacidad de crecimiento de la zona es posi-
dio de la situación del empleo de la zona en cuanto tiva y mayor cuanto más elevada sea dicha relación.
a la mayor o menor capacidad de conservación de
El análisis sobre el mercado de trabajo y la pobla-
los puestos de trabajo ya existentes y de creación
ción locales se centra en la determinación de las
de otros nuevos, examinando las características de
tendencias demográficas y la capacidad de empleo
los sectores económicos existentes en la actualidad,
de la población local. Las tendencias demográficas
de las peculiaridades de los agentes empresariales
dependen del nivel de equilibrio según edades y
que actúan en la zona y de las tendencias de reno-
estratos sociales. Por su parte, la capacidad de
vación y crecimiento para el futuro.
empleo de la población depende del grado de cua-
En relación con los sectores económicos, una vez lificación de dicha población y, sobre todo, de la
identificados, es interesante determinar la fase del existencia de una sintonía entre las cualidades que
ciclo de vida en la que se encuentra, su grado de necesitan las empresas y las cualidades que posee la
eficiencia medido en función del volumen de inver- población. También es importante conocer la acti-
siones realizado, de la remuneración y condiciones tud de la población hacia la mejora de su formación
de trabajo y de su impacto sobre el medio para adaptarse a los puestos de trabajo que se
ambiente, y las posibilidades futuras de crecimiento. demandan y hacia la constitución de empresas pro-
pias o su conversión en trabajadores autónomos.
En relación con los agentes empresariales es con-
veniente diferenciar entre pequeños y grandes El análisis del medio ambiente se ha de efectuar
empresarios, identificando su poder de negociación considerando la relación recíproca existente entre
y de crecimiento. El desarrollo local dependerá de entorno y crecimiento económico, estudiando la
que las estructuras empresariales estén formadas influencia que el medio ambiente ejerce o puede
por: grandes empresas con base industrial reducida, ejercer sobre el crecimiento económico (un
grandes empresas de base industrial amplia, combi- entorno agradable favorece el desarrollo local), y la
nación de grandes y pequeñas empresas de base influencia que el crecimiento económico ejerce
industrial reducida y combinación de grandes y sobre el medio ambiente, protegiéndolo e incluso
pequeñas empresas de base industrial amplia. El mejorándolo o contaminándolo.

155
La calidad de las infraestructuras locales se puede situarlas en tres ámbitos principales: la propia zona,
medir en función de los enlaces por carretera, las empresas locales y la población local. Las prime-
ferrocarril y vía aérea, del nivel de las telecomuni- ras están relacionadas con la infraestructura en su
caciones, de la superficie utilizable y el estado de sentido más amplio, las segundas con las ayudas a la
otras infraestructuras y de las redes de suministros innovación, la prestación de servicios de asesoría o
y alcantarillado y el acceso a los servicios. la provisión de fondos de inversión, y las terceras
con las ayudas a los desempleados o los programas
En relación con los recursos escasos disponibles
de formación específicos.
habrá que valorar tanto las fuentes como la cuantía
de los mismos. Las fuentes proceden en su mayor La elaboración de un plan de acción en el que se
parte de los programas del gobierno central y de los establezcan las acciones concretas que deben
fondos de la Unión Europea, aunque también apor- emprenderse para alcanzar los objetivos de la
tan fondos los gobiernos regionales y locales, así estrategia puede ser de gran utilidad. En general, las
como empresarios, compradores y subcontratistas principales acciones que se acometen varían muy
locales. En menor medida puede obtenerse finan- poco: apoyo a las empresas, restructuración, diver-
ciación de algunas fundaciones independientes, sificación y crecimiento industrial, desarrollo de la
organismos voluntarios y universidades, así como de infraestructura, aportación y mejora de terrenos e
la iniciativa privada en cuanto a recursos en especie inmuebles, mejora del medio ambiente, promoción
como personal, equipos e inmuebles. La utilización de la zona y estímulo a las inversiones externas,
de todos estos recursos de una forma equilibrada asistencia a los desempleados o análisis de califica-
puede favorecer el éxito de la estrategia de desa- ciones y formación.
rrollo local. El examen de los recursos financieros,
Los planes de acción se estructuran en cuatro ele-
humanos y materiales utilizables en el desarrollo
mentos fundamentales: las acciones integradas, que
local puede clarificar su utilización y para determinar
presentan un plan único para la prestación de diver-
los recursos necesarios para llevar a cabo las activi-
sos servicios, los grandes proyectos, para la rehabi-
dades futuras, así como sus fuentes de origen. Para
litación de una zona o de una parte de una ciudad
ello habrá que conocer el nivel de recursos existen-
o pueblo, la adopción de una dimensión europea
tes en la actualidad con especial énfasis en los cos-
para todas las acciones y un elemento de investiga-
tes financieros que se pueden derivar de la utiliza-
ción relativo a cualquier aspecto de la economía o
ción de los mismos, otros recursos necesarios y el
del mercado de trabajo local.
modo de conseguir dichos recursos.
Hay que tener en cuenta que las acciones deberán
Para evaluar la eficacia de las actividades de desa-
estar diseñadas para resolver cuatro tipos diferen-
rrollo en curso se deberá estudiar las características
tes de problemas: problemas relacionados con la
de los diferentes elementos que participan en las
financiación de las empresas locales, como conse-
mismas, esto es, las personas implicadas, las entida-
cuencia del aumento de los costes productivos
des y organismos colaboradores (públicos y/o pri-
(laborales y fiscales), de las dificultades de acceso a
vados) y las propias actividades que se desarrollan.
los mercados financieros y de la inadecuación de las
La identificación de la naturaleza de cada uno de
políticas de ayudas; deficiencias en la dotación de
estos colectivos y las interrelaciones que se dan
servicios de apoyo a la producción y a la comercia-
entre ellos nos permitirá conocer el grado de efica-
lización; restricciones en la accesibilidad a los mer-
cia de las actividades llevadas a cabo para estable-
cados como consecuencia de unas infraestructuras
cer futuras actividades. Esta fase denominada tam-
de comunicaciones y servicios insuficientes; e impe-
bién de orientación del mundo que nos rodea hace
dimentos al surgimiento y expansión de las empre-
referencia a qué otras personas se pueden involu-
sas locales, dada la existencia de un entorno eco-
crar en el proceso, qué aspectos positivos o nega-
nómico y social que no incentiva la capacidad
tivos presentan, la evaluación de reacciones futuras
empresarial local.
y de competencias potenciales, la conducta estraté-
gica según el análisis realizado y la necesidad de A partir de estos problemas se plantean los ámbi-
buscar aliados o cooperantes. tos de actuación de las políticas de desarrollo local
que, según el Modelo del Pentágono de Coccossis
y otros (1991)13, serían los siguientes.
Plan de actuación del desarrollo local
El hardware del desarrollo local se refiere al con-
Son numerosas las acciones que pueden empren- junto de infraestructuras necesarias para el funcio-
derse para estimular el desarrollo, si bien podemos namiento del sistema productivo local como las

13 En su trabajo «Tourism and Strategic Development», Serie Research Memoranda, Facultad de Economía y Econometría de la Universidad de Ams-
terdam.

156
redes de transporte y comunicaciones (construc- El Finware es un conjunto de instrumentos financie-
ción de un puente o de una autopista), el acondi- ros necesarios para el desarrollo de la zona, tanto
cionamiento de suelo para la producción (polígo- procedentes del sector público como del privado.
nos industriales, parques tecnológicos) y las
El Ecoware lo constituyen el conjunto de instru-
instalaciones de capital social (hospitales, bibliote-
mentos necesarios para llevar un uso adecuado de
cas, colegios, universidades, etc.).
los recursos naturales existentes en la zona, prote-
El software del desarrollo local permite crear facto- giendo el medio ambiente y conservando el patri-
res cualitativos necesarios para el crecimiento, monio artístico y cultural.
como las acciones de mejora de los recursos huma- Una vez definidos los ámbitos de actuación pode-
nos, el nivel tecnológico e innovador, la capacidad mos formular los programas de desarrollo local en
emprendedora, la información acumulada y la cul- base a un proceso determinado que consta de tres
tura de la población. La iniciativa local más fre- etapas diferentes. En primer lugar, la iniciativa del
cuente es la creación y desarrollo de empresas, programa, consistente en la toma de contacto con la
siendo el ejemplo por excelencia en la U.E. los zona en la que se desea actuar y con los problemas
«Business Innovation Centres», promovidos por la existentes en la misma, identificando diversos facto-
Comisión Europea desde 1984 (Dirección General res como la demanda social, de empleo y de servi-
XVI, 1984). Las iniciativas para el desarrollo de cios, el dinamismo, capacidad y voluntad política del
empresas tratan de proporcionar servicios financie- gobierno municipal, la disponibilidad de los recursos
ros y servicios reales a dichas empresas, como es el necesarios para el desarrollo y el apoyo y consenso
caso del Centro de Información Textil de la Emilia por parte de los diferentes colectivos e instituciones
Romagna (CITER) creado en Italia en 1980 para la que han de intervenir. En segundo lugar, la formula-
provisión de servicios de información a las peque- ción del programa o definición de las diferentes
ñas y medianas empresas de la región. acciones a emprender mediante la determinación de
El Orgware consiste en mejorar la capacidad de objetivos instrumentales, identificación del proyecto
organización existente en la zona, esto es, el tipo de (sus características, agentes participantes y mecanis-
estructura organizativa de los agentes económicos mos financieros), estimación de la demanda del pro-
y sociales de la zona y su capacidad para relacio- yecto en base a su utilidad y captación de recursos
narse y de cooperar. Las estrategias de desarrollo mediante el apoyo institucional. En tercer lugar, la
local ganan en efectividad si se instrumentan a tra- gestión del programa o elaboración y aprobación de
vés de oficinas con autonomía operativa y flexibili- los instrumentos de gestión necesarios para proce-
dad en la gestión como es el caso de las Local Enter- der a la ejecución del programa y de los proyectos,
prise Agencies del Reino Unido, las Boutiques de especialmente a través de la creación de agencias de
Gestion en Francia, los Fondos de Desarrollo Local desarrollo local especializadas.
en Suecia, los Centros Tecnológicos de Alemania, Los programas que se pueden llevar a cabo en el
los Institutos Tecnológicos en España y las Agencias proceso de desarrollo local son los que aparecen
Financieras de Italia. en la figura 4.

FINANCIACION ASIS.TÉCNICA INFRAESTRUCTURA ANIMACIÓN


BENEFICIARIO Empresas locales. E.L. y población. E.L. y población. Comunidad local.
OBJETIVOS Proveer capital. Dotar de servicios Dotar infraestructuras Estimular capacidad
a la producción. y servicios. empresarial.
PRIORIDAD Financiación. Inform-Formación Financiación. Organización.
Inform.-Formación Organización. Organización. Inform-Formación
Organización. Financiación. Información. Financiación.
ACCIONES Préstamos particip. I+D. Comunicaciones. Agencias de
Cooperativismo. Formac.Profesional Teléfono y Telex. desarrollo local
Capital-riesgo. Ayuda educación. Centros educación.
Otras formas apoyo Fomento Exportac. Hospitales.
EVALUACIÓN Rentabilidad de los Criterios para cada Criterios Utilización potencial
proyectos. servicio particular. particulares. endógeno.

FIGURA 4: PROGRAMA DE DESARROLLO LOCAL.

157
Evaluación del proceso de desarrollo mente complejos o imprevisibles. Otras objeciones
indican una preocupación por la objetividad y por
Las evaluaciones en las actividades de desarrollo
que los resultados no se tergiversen por efecto de
local suelen ser escasas, a pesar de la gran cantidad
otros intereses: no es posible ser objetivo debido a
de personas y colectivos que intervienen en el pro-
un interés excesivo o insuficiente de la persona en
ceso. No obstante, dicha función se vuelve indis-
cuestión, es imposible pormenorizar los resultados
pensable en la actualidad, por lo que conviene dedi-
que se alcanzan o dejan de alcanzar. Igualmente,
carle una atención especial.
existen otro tipos de obstáculos: se dispone de
Existen numerosos enfoques de evaluación en el información pero los datos son poco críticos o
ámbito del desarrollo económico y del empleo, los superficiales, aún no ha transcurrido el tiempo sufi-
cuales podemos agrupar en cuatro grandes blo- ciente para obtener resultados positivos, o el pro-
ques: el control, que se ocupa de garantizar la eje- blema no puede solucionarse a escala local.
cución de las acciones previstas y de la verificación
de las modificaciones, la utilización adecuada y efec- Todos estos resultados pueden superarse siempre
tiva de los fondos y la estimulación de aquellos pro- que: la evaluación esclarezca las acciones, permita
yectos más válidos; el desarrollo y gestión, que sirve aumentar la eficacia de las acciones, permita
de apoyo en las tareas de desarrollo y gestión, para aumentar la rentabilidad de las acciones, examine el
perfeccionar los procedimientos de revisión, los sis- proyecto desde todos los puntos de vista posibles,
temas de información y las actividades y resultados, demuestre los resultados obtenidos por cada grupo
y como ayuda al desarrollo del personal por medio en los diferentes niveles de actuación y permita
de la autocrítica y de los procedimientos de revi- percepciones básicas y juicios de valor y proponga
sión; las repercusiones, que sirven para determinar medidas apropiadas, en lugar de limitarse a un aná-
los efectos del proyecto, para garantizar que los lisis objetivo. Hay que insistir en la importancia de
beneficios lleguen a la población y para garantizar la una evaluación continua centrada en la supervisión,
pertinencia de las políticas aplicadas; y el aprendi- la recogida de datos, la evaluación, la materializa-
zaje y proceso de desarrollo, de utilidad para esti- ción de los resultados en acciones, la modificación
mular el aprendizaje entre los participantes en las de las metas, objetivos, grupos destinatarios y
tareas de desarrollo local económico y de empleo, acciones y la repetición del proceso.
para estimular la participación entre los grupos Por último, hay que estimular la participación de las
interesados, para estimular la innovación y para ayu- personas clave, a cambiar impresiones y a desarrollar
dar a fomentar la difusión o transferencia de la nuevas opiniones e ideas y a aplicar diferentes méto-
experiencia adquirida y de las prácticas aprendidas. dos (estudios iniciales, supervisión de las distintas
Hay que tener en cuenta que todas estas acciones mediciones, listas de consulta, cuestionarios, encues-
deberán facilitar la toma de decisiones a todos los tas y de debates en grupo). La transferencia de los
niveles, mejorar la calidad de los procedimientos y resultados de las evaluaciones se suele dar entre per-
de los resultados y garantizar la adquisición de sonas, entre contextos diferentes o entre el proyecto
experiencia y su utilización en el futuro. y algún responsable de las políticas o patrocinador.
Este proceso se desarrolla mediante comunicación
La evaluación se puede desarrollar bien por sí oral, publicación o radiodifusión de los resultados,
mismo, autoevaluación, o por medio de asesores utilización de los resultados en otras acciones o polí-
externos. La evaluación externa presenta una serie ticas o aplicación pormenorizada de los conceptos.
de ventajas con respecto a la autoevaluación dignas
de mención: hay casos en los que es una exigencia
por parte del promotor del proyecto, la indepencia
5. Perspectivas futuras: Economía Social y
del asesor externo garantiza la calidad y objetividad
Desarrollo Local
de los resultados de la evaluación, favorece la trans-
ferencia de experiencia, permite facilitar informa- Las estrategias de desarrollo local se van a seguir
ción crítica al personal encargado del proyecto, y es dando en el futuro, cada vez con mayor asiduidad,
una alternativa obligatoria cuando desde el interior además de ir consolidando una importante cuota
no se poseen los conocimientos adecuados. En de mercado en el ámbito de la inserción social por
todo caso, la autoevaluación y la evaluación externa el trabajo. Por tanto, se abren unas expectativas de
han de reforzarse mutuamente. futuro realmente positivas, tanto desde el punto de
vista aplicado como desde el campo de la investi-
Los obstáculos a la evaluación son múltiples. En pri-
gación empresarial y académica.
mer lugar podemos considerar aquellas objeciones
que indican que la evaluación es inútil: excesiva Las empresas de la Economía Social pueden, dentro
diversificación en las acciones, el tema no se presta de su ámbito de actuación, favorecer el desarrollo
a la evaluación, hay que actuar y no sentarse a con- local. Los procesos de desarrollo en la forma de
versar o el proceso o los resultados son excesiva- empresas cooperativas, asociaciones, etc. juegan un

158
papel cada vez más importante para muchos muni- cio y/o menor calidad (Westlund y Westerdahl,
cipios rurales y urbanos, creando un nuevo espíritu 1996). La fuerza de la nueva economía social reside
de esperanza para el futuro y estima personal. en sus raices locales y en las oportunidades que
crea de movilizar a las personas en pro de objeti-
Como señala García-Gutiérrez (1991), «... las
vos concretos y comunes; además, el compromiso
empresas de participación ... se encuentran particu-
de las personas aparece como el elemento princi-
larmente ligadas al territorio, precisamente por esa
pal en dicho proceso, bien porque buscan un
característica que las vincula a las personas, y éstas
puesto de trabajo, porque están directamente
lo están al territorio». En este sentido, Morales
implicadas en el trabajo local o en los ideales coo-
(1995) indica que «queda así plenamente justificada
perativos o porque tienen el convencimiento moral
la consideración de la cooperativa como una fór-
de la solidaridad. Por todo ello, hay que insistir en
mula idónea para el desarrollo del potencial endó-
proponer y fomentar las iniciativas locales bajo este
geno de una zona».
tipo de fórmulas organizativas.
El reconocimiento por parte de los Estados y de dis-
La experiencia italiana es especialmente significativa
tintos organismos internacionales permite afirmar
al respecto. La creación de cooperativas sociales
que las empresas de la Economía Social desempe-
repercute positivamente sobre el desarrollo local
ñan también un papel institucional como factor de
mediante la constitución de dos tipos de entidades:
desarrollo endógeno. «El apego al territorio, su
Cooperativas Sociales de Tipo A, que realizan ser-
carácter formativo-empresarial y la especial implica-
vicios de asistencia dirigidos a grupos desfavoreci-
ción que exige de sus trabajadores o clientes en la
dos como discapacitados, ancianos, etc.14; y Coo-
gestión de la empresa (factor motivacional), puede
perativas Sociales de Tipo B, que integran a dichos
ser una herramienta útil para el fomento de activi-
grupos dentro de la empresa, ofreciéndoles un
dades empresariales eficientes y rentables en áreas
puesto de trabajo15.
deprimidas» (Herranz Guillén, 1996).
También aparecen casos muy interesantes en otras
La Economía Social, desde el punto de vista del
zonas como Steiemark (Austria), el distrito berlinés
desarrollo local, la podemos definir como «la eco-
de Kreuzberg (Alemania), en Jämtland (Suecia),
nomía de valor de uso que trata de cómo satisfacer
Alentejo (sur de Portugal) o Navarra y Cataluña16
las necesidades de las personas y cómo aprovechar
(España). En Cataluña, Navarra y zona de los Piri-
los recursos humanos, de conocimientos, cultura-
neos existen pequeñas empresas que actúan princi-
les, sociales, materiales, económicos (en sentido
palmente en la industria de fabricación, además de
estricto) y ecológicos, para aumentar o mantener la
que el sector de los servicios sociales está mos-
calidad de vida de los miembros o de la sociedad
trando una gran capacidad y dinamicidad en toda
local» (Ronnby, 1994). Por tanto, el valor social y
España17.
cultural de la Economía Social nos permite identifi-
car tres tipos de factores imprescindibles en el
desarrollo local: los factores de producción tradi- Bibliografía
cionales, los factores psicológicos, sociales y cultu-
ANTUÑANO, I. y OTROS (1993): «Experiencias de
rales y los factores ecológicos. desarrollo local en la Comunidad Valenciana: un primer
La nueva economía social muestra una orientación avance», Comunicación presentada al 2º Congreso de
clara hacia los mercados regionales/locales, incluso Economía Valenciana, 28-30 abril, Castellón, Instituto
en el ámbito de la producción industrial, contribu- Valenciano de Investigaciones Económicas.
yendo a ofrecer una alternativa directa al paro y BECATTINI (1979): «Dal settore industriale al distretto
cubrir determinados servicios y productos que la industriale: alcune considerazione sull unita di indagine
empresa de capitales o el sector público no pueden dell’ economia industriale», Rivista di Economia e Politica
satisfacer o que los proporcionan a un mayor pre- Industriale nº 1, pp. 7-21.

14 «Humanitas de Prato», creada en 1983, realiza servicios para la tercera edad y personas desfavorecidas en general y, en especial, pacientes psi-
quiátricos. En la actualidad cuenta con 110 trabajadores directos, asiste a más de 50 personas con problemas psiquiátricos, acoge a 30 ancianos y ayuda
en sus domicilios a más de 200, además de abrir un centro recreativo-cultural y ofrecer actividades de formación.
15 «Valmon di Torino», creada en 1986, para la rehabilitación de ex-tóxicodependientes, se dedica a la inserción laboral en actividades de ebaniste-
ría y carpinteria metálica, especialmente en la fabricación de mobiliario urbano como bancos o accesorios para jardines. En la actualidad trabajan 15
personas de las cuales 9 son ex-tóxicodependientes.
16 «Femarec» es una empresa de iniciativa social creada en 1991 por un grupo de cinco trabajadoras provenientes de un centro social con forma jurí-
dica de sociedad anónima laboral. Su actividad se dirige a la recuperación de residuos urbanos, servicios de mensajería, azafatas y servicio de apoyo en
congresos, servicios de catering y servicios de limpieza y mantenimiento de edificios. El colectivo con el que trabajan es principalmente el de dismi-
nuidos psíquicos, físicos y enfermos mentales, además de colaborar con mujeres con cargas familiares, parados mayores de 45 años, jóvenes con fra-
caso escolar, indigentes y ex-drogodependientes.
17 Puede consultarse al respecto a Vidal (1996) y Sanchis (1997), entre otros.

159
BENNETT, R. (1989): «Local Economy and employment Social», Revista Ciriec-España nº 25. Artículo pendiente
and Development Strategies: An Analysis for LEDA de publicación.
Areas», LEDA Report, Comisión Europea, DGV, Bruselas.
STÖHR, W. (1986): «Cambios estructurales en la indus-
COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS tria y estrategias de desarrollo regional», Estudios Territo-
(1993): Libro blanco sobre el crecimiento, competitividad y riales nº 20, pp. 179-201.
empleo, COM (93) 700 final, Bruselas, 5 de diciembre.
STÖHR, W. (1990): Global Challenge and Local Reponse,
COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS Mansell, Londres.
(1994): Política social y de mercado laboral europea. Un
camino de futuro para la Unión. Libro Blanco de la Comi- VALCÁRCEL-RESALT, G. (1990): «El desarrollo en
sión Europea, julio. España», Información Comercial Española nº 679, marzo,
pp. 75-94.
CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL (1996): Economía,
Trabajo y Sociedad. Memoria sobre la situación socioeconó- VALCÁRCEL-RESALT, G. (1992): «Balance y perspecti-
mica y laboral, 1995, CES, Madrid. vas del desarrollo local en España, en C. del Canto (de.),
Desarrollo Rural. Ejemplos Europeos, IRYDA, Ministerio de
FUÁ, G. (1988): The Balance between Industry and Agri- Agricultura y Pesca, Madrid.
culture in Economic Development, McMillan, Londres.
VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1984): «Desarrollo con
GARCÍA-GUTIÉRREZ, C. (1991): «La economía social o la iniciativas locales en España», Información Comercial Espa-
economía de las empresas de participación», en En memo- ñola, mayo, pp. 57-69.
ria de María Angeles Gil Luezas, Alfa Centauro, Madrid.
VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1987): Proceso de formula-
HERRANZ GUILLÉN, J.L. (1996): «La promoción de las ción de las políticas de desarrollo local. La experiencia espa-
instituciones participativas como medida de política eco- ñola, Centro de Publicaciones del Ministerio de Obras
nómica y de bienestar social», Revista Ciriec-España nº Públicas y Urbanismo, Madrid.
24, noviembre.
VAZQUEZ BARQUERO, A. (1988): Desarrollo local: una
JAGUARIBE, H. (1973): Desarrollo económico y político, estrategia de creación de empleo, Pirámide, Madrid.
Fondo de Cultura Económica, México.
VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1990): «Conceptualyzing
MENGUZZATO, M. y RENAU, J.J. (1991): La Dirección regional dynamics in recently industrialized countries»,
Estratégica de la Empresa, Ariel, Barcelona. Environnement and Planning, Vol.21, pp. 477-491.
MINISTERIO DE TRABAJO Y SEGURIDAD SOCIAL VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1993): Política económica
(1992): Empresa y cambio local, Colección Informes local, Pirámide, Madrid.
OCDE nº 43, Centro de Publicaciones del Ministerio de
Trabajo y Seguridad Social, Madrid. VÁZQUEZ BARQUERO, A. (1996): «La política de
desarrollo económico local en Europa», Revista Asturiana
MORALES, A.C. (1995): «Las cooperativas como acción de Economía nº 5, pp. 7-25.
colectiva: una reflexión desde el ámbito rural andaluz»,
Revista Ciriec-España nº 18, julio. VÁZQUEZ BARQUERO, A. y GAROFOLI, G. (edito-
res) (1995): Desarrollo Económico Local en Europa, Cole-
OCDE (1990): Les partenaires pour le Développement gio de Economistas de Madrid, Madrid.
Rural, París.
VV.AA. (1991): Ayuntamientos y desarrollo local: la reacti-
ORERO, J.I. (1993): «Promoción económica local en la vación de las economías locales, ADELA, Madrid.
Comunidad Valenciana», Comunicación presentada al 2º
Congreso de Economía Valenciana, 28-30 abril, Castellón, VV.AA. (1991): Manual de desarrollo económico local,
Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas. FEMP, Madrid.
PELLEGRIN, J.P. (1991): Le rôle des organismes interme- VV.AA. (1991): Por el progreso económico y social,
diaires dans le developpement territorial, Mimeo, OCDE, ADELA, Madrid.
Programa ILE, París. VIDAL, I. (1996): «La inserción social por la economía:
QUEVIT, M. (1986): Le pari de l’industrialisation rurale, una realidad empresarial», Revista Ciriec-España nº 21.
Editions Regionales Européennes, Lausana. VIDAL, I. (1996): Inserción social por el trabajo. Una visión
RONNBY, A. (1994): Mobilizing Local Comunities, internacional, CIES, Barcelona.
Mitthögskolan, Mid Sweden University, Suecia. WESTLUND, H. y WESTERDAHL, S. (1996): «Contri-
SANCHIS, J.R. (1997): «La cooperación en Suecia: la bución de la Economía Social a la ocupación laboral
inserción social por el trabajo a través de la Economía local», Revista Ciriec-España nº 24, noviembre.

160