Consolidación de la formación Las terminaciones existentes y algunos nuevos pozos poseen disparos que no están orientados en el plano preferencial

de fracturamiento ni con fase óptima de 0˚ o 180˚. Estos disparos “no alineados” pueden convertirse en una fuente de producción de arena, especialmente a altos gastos de producción y a altas caídas de presión. Para consolidar la formación, históricamente por inyección de resinas orgánicas, se unen los granos individuales de la formación (derecha). En combinación con el fracturamiento TSO y las fibras PropNET, esta técnica estabiliza un volumen limitado con forma de collar alrededor del pozo y de los disparos cuando las resinas se distribuyen en forma pareja a través de los intervalos disparados. Algunas resinas crean una región consolidada de alta resistencia, a la vez que sólo reducen moderadamente la permeabilidad de la formación. La utilización de estos sistemas mantiene algo de productividad después de la consolidación aún sin fracturamiento. Otros sistemas disminuyen considerablemente la permeabilidad de la formación o sellan completamente la región vecina al pozo. Tratamientos TSO subsiguientes extienden las fracturas apuntaladas más allá de la zona alterada para conectar al pozo con la formación no dañada y controlar la producción de arena. La consolidación de la formación fortalece las formaciones pobremente consolidadas y minimiza el riesgo del influjo de arena provocado por disparos no alineados y potencialmente no tratados. Los aditivos para el control del contra flujo en empaques de apuntalantes previenen la producción de arena a través de los disparos comunicados con la fractura hidráulica. La resina estabiliza la formación alrededor de los disparos que no se comunican con la fractura. Esta zona es menos propensa a producir arena. En pozos que ya cuentan con empaques de grava convencionales, la consolidación estabiliza la grava en los disparos y en los empaques del espacio anular que hay entre los cedazos y la tubería de revestimiento. Esta consolidación puede mejorar o extender la productividad del pozo. Durante el fracturamiento TSO, las técnicas de consolidación también ayudan a prevenir los arenamientos prematuros limitando las pérdidas del fluido de tratamiento en los empaques de grava existentes, altamente permeables o en la región vecina al pozo. El éxito de estos tratamientos depende fuertemente de la química del sistema de fluido, del emplazamiento diseñado y controlado del fluido y de la física del pozo.

que limitan el emplazamiento efectivo en intervalos heterogéneos. no se utiliza un fluido de transporte. pero su aplicación se limita prácticamente sólo a tratamientos de remediación de empaques de grava. La profundidad recomendada de penetración dentro de la formación para estos sistemas es de 0. Los tratamientos SANDLOCK comienzan con la inyección de un pre-colchón para limpiar el volumen de la formación cercana al pozo y dejar las superficies de granos de arena húmedas con aceite (petróleo) y listas para adherirse a la resina. Por consiguiente. es el tiempo ilimitado para el emplazamiento de la resina. La utilización de los actuales sistemas de resinas se limita a tratar intervalos de alrededor de 20 pies. porque este sistema no penetra las formaciones con permeabilidades inferiores a 1 darcy. de modo que la reacción comienza inmediatamente después del mezclado. por sus siglas en inglés). de modo que no es necesario . El sistema K300 utiliza un catalizador externo que se bombea luego de colocar la resina en la formación para iniciar la curación. seguido de resina K300. primero se bombea un pre-colchón. Este sistema ha sido utilizado con éxito en operaciones de remediación de contraflujo de apuntalante.6 a 0. y un agente curativo que se mezcla con la resina. pero su desventaja es la incertidumbre acerca del mezclado efectivo en el fondo del pozo del catalizador con la resina.9 m [2 a 3 pies]. El sistema SANDLOCK posee un catalizador interno. generalmente un polímero hidroxietilceluloso lineal (HEC. Al igual que con el sistema SANDLOCK. En los pozos terminados sin cedazos se fracturan las formaciones. sistemas a base de epoxi para controlar la producción de arena que utilizan resina y sistemas K300 a base de furano. para barrer el exceso de resina de la región vecina al pozo. generalmente fluido HEC lineal. Una ventaja de esta técnica. Estos sistemas dependen de múltiples etapas de fluidos inyectados. La concentración del catalizador determina el tiempo de bombeo disponible. En la etapa final.Schlumberger ofrece el servicio SANDLOCK. y se bombea dentro de la matriz de la roca. El paso siguiente consiste en bombear un colchón viscoso. se bombea un catalizador externo. los procedimientos del tratamiento son más complicados. El sistema de resina se mezcla dentro de un fluido de transporte a base de agua.

. Esto simplifica en gran medida los tratamientos de consolidación in-situ.utilizar sistemas que retengan la permeabilidad de la formación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful