Está en la página 1de 3

¿Por qué existe el Universo?

Una forma que tenemos los seres humanos de entender el Universo que nos rodea es la de crear
modelos que nos describan cómo evolucionan las cosas, y a los cuales sometemos a todo tipo de
pruebas. Si los modelos pasan las pruebas, estos perduran, si no, los ajustamos, modificamos o
descartamos.

Para responder a la pregunta de por qué existe el Universo, podríamos crear un Modelo de Universo
lo suficientemente general y tratar de observar como evoluciona el Modelo en el tiempo, hasta
alcanzar el momento inicial (Big-Bang).

Analizar los resultados de este Modelo en los instantes próximos al Big-Bang, podría darnos pistas
acerca de la formación del Universo, y por ende, acerca de su propia existencia. Supongamos pues,
que poseemos ya ese Modelo General y sometámoslo a prueba.

Para ello, tratemos de aplicar a nuestro Modelo General las dos teorías que se contemplan acerca de
la existencia del Tiempo:

1. El Tiempo tiene un comienzo, y su comienzo está en el Big-Bang, momento en el cual comienza


la creación del Tiempo;

2. El Tiempo es infinito pero admitimos que en un momento del pasado hubo un Big-Bang, al cual
se llegó mediante una fase previa de concentración de materia, que luego dio lugar a dicho Big-
Bang.

Teoría del Tiempo #1

Si admitimos la teoría de que el Tiempo nace justo en el momento del Big-Bang, no tiene sentido
hablar de qué sucedía antes del Big-Bang, pues ese "antes" nunca existió, al menos en nuestro
Universo. Dado que el Modelo está acotado por el marco temporal de nuestro Universo, en el cual
el tiempo se inicia justamente con el Big-Bang, dicho Modelo General no nos proporcionaría
ninguna información acerca de qué ocasionó el Big-Bang, y por lo tanto, menos aún de por qué
existe el Universo.

Teoría del Tiempo #2

En el segundo caso, el Universo en el que estamos se encuentra sufriendo una fase de expansión,
pero a dicha fase de expansión se llega después de una fase de contracción, que da lugar al Big-
Bang, y a la actual fase de expansión. Si tenemos en cuenta que la densidad de la singularidad que
dio lugar al Big-Bang tuvo que ser prácticamente infinita, en las proximidades de dicha singularidad
la dilatación del tiempo tuvo que hacerse igualmente infinita, es decir, el tiempo permanecería
detenido en la superficie de la singularidad, por lo que la distancia entre dos posiciones temporales
que supongan cualquier incremento del Tiempo se haría infinito, es decir, dt -> inf.

Hagamos ahora una reflexión sobre la no computabilidad de determinados experimentos.


Supongamos que tenemos un dispositivo multiplicador. Dicho dispositivo está dotado de dos
entradas y una salida. El experimento consiste en que por la ENTRADA 1 introducimos la
información CIEN (100) y por la ENTRADA 2 introducimos un CERO (0). Lo que sucederá es que
a la salida de dicho dispositivo tendremos CERO (0), y ni rastro de la información que se introdujo
por la ENTRADA 1.

ENTRADA 1 = 100

SALIDA = 0

ENTRADA 2 = 0

Si ahora a una tercera persona le proporcionamos los siguientes datos:

1. Se trataba de un dispositivo multiplicador,


2. Por la ENTRADA 2 se introdujo el valor CERO (0), y
3. La salida fue CERO (0).

Y le preguntamos, ¿qué información fue la que se introdujo por la ENTRADA 1 del dispositivo?
Tendremos que el CERO (0) de salida no le dirá nada acerca de la información que se ha de
averiguar, y por otro lado, le será completamente imposible dividir por cero la información presente
a la salida para computar la información original.

Lo que nos viene a decir esto es que la operación de multiplicación por cero es irreversible, y la
información perdida, debido a cualquier circunstancia que lleve a este tipo de operación, es
irrecuperable.

Esta es la tesis que sostiene el hecho de que no podremos conocer qué hay más allá del Big-Bang.
La idea es que, si admitimos que el Tiempo fuera infinito, pero que tal y como se tiene hoy día por
cierto, existió un Big-Bang, si ese Big-Bang supuso una concentración de masa tal que en su
proximidad la dilatación del tiempo se hiciera infinita, y con ella cualquier incremento de tiempo,
esto haría que la velocidad de todas las partículas que estaban concentrándose, justo en el momento
del Big-Bang, fuera igual a CERO (v = dx/dt ; como dt = inf ; entonces 1/dt = 0 ; luego v = dx*0 =
0), lo cual concuerda con el sentido común y significando algo así como cuando presionamos el
pulsador del cuenta kilómetros y reiniciamos la cuenta a CERO, perdiendo la información previa
que había presente en el cuenta kilómetros. De igual forma, cualquier información que pudiese
proceder del otro lado del Big-Bang queda destruida.

Por lo tanto, nuestro Modelo General del Universo volvería a no decirnos nada acerca de qué
sucedió antes del Big-Bang, y por lo tanto, tampoco podría aportar luz a la pregunta de porqué
existe el Universo.