Está en la página 1de 6

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

PROCEDENCIA : COMISIÓN DE LA OFICINA REGIONAL DEL INDECOPI EN CUSCO

DENUNCIANTE

:

PROCEDIMIENTO INICIADO DE OFICIO

DENUNCIADA :

ACADEMIA PRE MILITAR – POLICIAL CORONEL LEONCIO PRADO GUTIERREZ E.I.R.L.

MATERIA

:

COMPETENCIA DESLEAL

ACTIVIDAD

:

ACTOS DE ENGAÑO ENSEÑANZA SUPERIOR

SUMILLA: se REVOCA la Resolución 201-2011/INDECOPI-CUS del 13 de junio de 2011, que halló responsable a la ACADEMIA PRE MILITAR- POLICIAL CORONEL LEONCIO PRADO GUTIERREZ E.I.R.L. por la comisión de actos de engaño contrarios al artículo 8.1 del Decreto Legislativo 1044 – Ley de Represión de la Competencia Desleal; y, en tal sentido, se declara INFUNDADA dicha imputación, toda vez que la afirmación “La mejor academia militarizada del Perú”, resulta una frase subjetiva y, por tanto, no traslada información sujeta a comprobación.

Lima, 10 de enero de 2012

ANTECEDENTES

1. El 23 de diciembre de 2010, la Secretaría Técnica de la Comisión de la Oficina Regional del Indecopi en Cusco (en adelante, la Comisión) en ejercicio de sus labores de investigación reconocidas por el artículo 26 del Decreto Legislativo 1044 1 , cursó a la Academia Pre Militar- Policial Coronel Leoncio Prado Gutiérrez E.I.R.L. 2 (en lo sucesivo, Leoncio Prado) la Carta Nº 054-2010/PREV-CCD-INDECOPI-CUS, requiriéndole, entre otros aspectos, que acredite la veracidad de la frase “La mejor academia militarizada del Perú” incluida en un tríptico publicitario que venía difundiendo.

2. El 31 de diciembre de 2010, Leoncio Prado absolvió el requerimiento efectuado por la Secretaria Técnica de la Comisión y aportó los medios probatorios que consideraba pertinentes.

3. Por Resolución 1 del 14 de enero de 2011, y sobre la base de la investigación preliminar efectuada, la Secretaria Técnica de la Comisión inició un procedimiento de oficio contra Leoncio Prado, por la presunta comisión de

1 DECRETO LEGISLATIVO 1044, LEY DE REPRESIÓN DE LA COMPETENCIA DESLEAL, Artículo 26.- La Secretaría Técnica.- (…) 26.2.- Son atribuciones de la Secretaría Técnica:

a) Efectuar investigaciones preliminares; (…)

2 RUC N.: 20489988527

M-SC1-13/1A

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

actos de engaño, supuesto establecido en artículo 8.1 del Decreto Legislativo 1044 - Ley de Represión de Competencia Desleal, considerando que las evidencias actuadas se podía presumir que no habría acreditado la veracidad de lo señalado en su publicidad.

4. El 28 de enero de 2011, Leoncio Prado presentó sus descargos señalando, entre otros argumentos, que la condición de ser una de las mejores academias militarizadas se acreditaba en tanto los alumnos reciben una instrucción integral, con una preparación eficiente para que logren ingresar a las diferentes Escuelas Militares y Policiales, que incluye la impartición de cursos de instrucción con personal especializado. Asimismo, precisó que la institución educativa cuenta con un una infraestructura debidamente implementada para dar las facilidades a sus alumnos y profesores; y que los ex - alumnos son miembros activos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional del Perú.

5. Mediante Resolución 201-2011/INDECOPI-CUS del 13 de junio de 2011, la Comisión declaró fundada la imputación planteada de oficio contra Leoncio Prado por la comisión de actos de competencia desleal en la modalidad de engaño, supuesto previsto en el artículo 8.1 del Decreto Legislativo 1044, en tanto estaría publicitando ser “la mejor academia militarizada del Perú” sin contar con las pruebas que acrediten tal afirmación. En tal sentido, sancionó a Leoncio Prado con una multa de 2.5 Unidades Impositivas Tributarias (UIT).

6.

El 13 de julio de 2011, Leoncio Prado apeló la Resolución 201- 2011/INDECOPI-CUS, reiterando, entre otros, los argumentos sostenidos en sus descargos.

ANÁLISIS

La publicidad subjetiva y objetiva frente a la aplicación del límite de no engañar

7. Los actos de competencia desleal en la modalidad de engaño se encuentran recogidos en el artículo 8.1 del Decreto Legislativo 1044. De acuerdo con dicho dispositivo, los agentes no deben ejecutar conductas en el mercado que tengan por efecto, real o potencial, inducir a error al consumidor respecto de las características, atributos o condiciones de los bienes o servicios que ofrecen en el mercado 3 .

8. La publicidad comercial es uno de los instrumentos más dinámicos de

3 DECRETO LEGISLATIVO 1044, LEY DE REPRESIÓN DE LA COMPETENCIA DESLEAL, Artículo 8.- Actos de

engaño.-

8.1. Consisten en la realización de actos que tengan como efecto, real o potencial, inducir a error a otros agentes en

el mercado sobre la naturaleza, modo de fabricación o distribución, características, aptitud para el uso, calidad, cantidad, precio, condiciones de venta o adquisición y, en general, sobre los atributos, beneficios o condiciones que corresponden a los bienes, servicios, establecimient os o transacciones que el agente económico que desarrolla tales actos pone a disposición en el mercado; o, inducir a error sobre los atributos que posee dicho agente, incluido todo aquello que representa su actividad empresarial.

2/6

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

competencia y de captación de clientela y, precisamente por ello, constituye una de las vías más comunes a través de la cual se pueden producir actos de engaño. En efecto, son muy frecuentes los casos en que los anunciantes, en su afán de de posicionar sus productos, no vacilan en ensalzar falazmente sus mercancías y servicios ante los consumidores.

9. Ahora bien, en el caso de la publicidad comercial, únicamente se encuentran sujetas al límite de no engañar previsto en la ley las expresiones publicitarias que un consumidor razonable interprete como objetivas. Ello se debe a que solo respecto de afirmaciones que son susceptibles de ser comprobadas es que se puede exigir al anunciante que, en cumplimiento del deber de substanciación previa, proporcione los medios probatorios necesarios para acreditar la veracidad y exactitud de la información trasladada a los consumidores. 4 Así lo señala el propio artículo 8.3 de la ley:

La carga de acreditar la veracidad y exactitud de las afirmaciones

objetivas sobre los bienes o servicios anunciados corresponde a quien

(Subrayado

añadido)

las

haya comunicado en su calidad

de anunciante.”

10. De tal manera, contendrán información que el consumidor podrá considerar como objetivamente comprobable frases como “El automóvil de mayor venta en el país”, “Garantizamos un año de duración”, “Rinde 60 kilómetros por galón”, entre otras afirmaciones que sí cuentan con un patrón de medición.

11. En

cambio,

la

publicidad

subjetiva

no

puede

encontrarse

sujeta

a

comprobación pues, precisamente, a través de ella únicamente se transmiten opiniones o sentimientos del anunciante que, por definición, carecen de todo sustento al ser meros puntos de vista que se expresan a través de frases triviales carentes de contenido.

12. En esa línea, la doctrina reconoce diversos tipos de anuncios o expresiones que se sustraen del ámbito de aplicación del principio de veracidad, siendo uno de esos tipos los denominados “juicios estimativos o valorativos”, esto es, los slogans que únicamente expresan una opinión del anunciante que no puede comprobarse porque no alude a ningún hecho o parámetro objetivo unívoco. 5 Como ya ha señalado esta Sala en anteriores pronunciamientos,

4 En el punto 18 de la Resolución 1602-2007/TDC-INDECOPI, pronunciamiento que aprobó un precedente de observancia obligatoria en materia de aplicación del principio de veracidad publicitario, la Sala sostuvo lo siguiente:

“Solamente las expresiones publicitarias que un consumidor razonable interprete como objetivas y comprobables se encuentran sujetas al principio de veracidad. Ello se debe a que poseen la capacidad de engañar al consumidor mediante la falsedad o la inducción a error. Así por ejemplo, la expresión “la bebida de mayor venta en el país” contiene una afirmación concreta y susceptible de comprobación mientras que la frase “la bebida más rica” no hace alusión a una característica objetiva del producto o cuando menos, un consumidor entendería que esa expresión representa una opinión que no está sujeta a comprobación.”

5 Ver: LEMA DEVESA, Carlos. “En torno a la publicidad engañosa”. En: Actas de Derecho Industrial. Tomo 4. Madrid:

Editorial Montecorvo, 1977, p. 298.

3/6

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

típicos juicios estimativos lo constituyen frases tales como “La mejor cerveza”, “La galleta más rica” o “Gran empresa”. En todos estos casos se hace alusión a meros pareceres que no pueden ser objetivamente medidos.

13. En suma, una publicidad subjetiva, como lo sería un “juicios estimativos o valorativos” contiene simplemente una opinión del propio anunciante que, como tal, no puede ser ni verdadera ni falsa. Por tanto, una publicidad subjetiva, a diferencia de una objetiva, no es susceptible de infringir el artículo 8 del Decreto Legislativo 1044 que establece la prohibición a los actos de engaño.

La interpretación de la afirmación cuestionada

14. El artículo 21 del Decreto Legislativo 1044 es el que establece las pautas de interpretación de los anuncios, precisando que la autoridad administrativa debe realizar su análisis desde la perspectiva del destinatario de la publicidad, esto es, efectuando una evaluación integral que considere el significado que en conjunto un consumidor atribuiría a todos los elementos visuales, musicales y sonoros comprendidos en cada uno de los anuncios, y teniendo en cuenta que el consumidor queda influido mediante un examen superficial de la pieza publicitaria que percibe 6 .

15. En el presente caso, el tríptico publicitario materia del procedimiento contenía la frase “La mejor academia militarizada del Perú”. La resolución apelada determinó que Leoncio Prado cometió actos de engaño, en tanto no acreditó la veracidad de la mencionada frase. Es decir, la Comisión consideró que el término “la mejor academia” constituye una afirmación objetiva sujeta al deber de substanciación previa.

16. No obstante, tal como se ha indicado en anteriores pronunciamientos 7 , y en la línea de lo desarrollado en el apartado anterior, el término “mejor” tiene diversas connotaciones para los consumidores, por lo que por sí solo carece de un contenido unívoco y objetivo.

17. El referido término es utilizado para calificar una situación como “buena” o “preferible” 8 , esto es, para expresar una mera opinión o juicio subjetivo que

6 DECRETO LEGISLATIVO 1044, LEY DE REPRESIÓN DE LA COMPETENCIA DESLEAL, Artículo 21.- Interpretación de la publicidad.- (…) 21.2. Dicha evaluación se realiza sobre todo el contenido de un anuncio, incluyendo las palabras y los números, hablados y escritos, las presentaciones visuales, musicales y efectos sonoros, considerando que el destinatario de la publicidad realiza un análisis integral y superficial de cada anuncio publicitario que percibe. En el caso de campañas publicitarias, éstas son analizadas en su conjunto, considerando las particularidades de los anuncios que las conforman.

7 Ver la Resolución 2337-2010/SC1-INDECOPI del 18 de agosto de 2010 y Resolución 1034-2011/SC1-INDECOPI del 19 de mayo de 2011.

8 mejor. (Del lat. melĭor, -ōris). 1. adj. comp. de bueno. Superior a otra cosa y que la excede en una cualidad natural o moral.

4/6

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

varía en función de cada consumidor, pues lo conveniente para algunos puede no serlo para otros que basan su preferencia en diversos factores.

18. La frase “la mejor academia” expresa una mera opinión del propio anunciante sobre sus servicios que, precisamente, al carecer de un parámetro unívoco de medición, no puede estar sujeta a comprobación. En efecto, algunos consumidores pueden entender que la academia tiene la mejor calidad pues cuenta con la infraestructura educativa más completa; otro grupo de consumidores podrían entender que la academia tiene una preeminencia basada en la calificación profesional de su plana docente frente a la de los profesores de otros centros de estudios superiores; y, de otro lado, otros usuarios podrían estimar que la prevalencia de la academia se debe a que cuenta con mayores reconocimientos nacionales y premios internacionales que avalan su trayectoria.

19. Considerando que la frase “la mejor academia” no tiene un sentido unívoco, ni un parámetro de medición, los consumidores asumirán el anuncio publicitario difundido por Leoncio Prado como un autoelogio respecto de sus servicios. Ello, guarda coherencia con lo interpretado por el precedente de observancia obligatoria aprobado por Resolución 052-96-TRI-SDC que precisa que “el consumidor asume, frente al anuncio publicitario, una posición prudente antes que ingenua al considerar las expresiones en él contenidas como testimonio de parte de quien pretende inducirlo a consumir un bien o servicio.

20. Asimismo, en el anuncio no se aprecia la existencia de alguna indicación o imagen al lado de la frase “La mejor academia militarizada del Perú” que

aluda cuál es el factor objetivo en función del cual Leoncio Prado afirma ser la mejor academia. En ese sentido, dicha afirmación es claramente subjetiva

y no se encuentra sujeta al límite de no engañar.

21. Por tanto, corresponde revocar la Resolución 201-2011/INDECOPI-CUS, que halló responsable a Leoncio Prado por la comisión de actos de engaño contrarios al artículo 8 del Decreto Legislativo 1044–Ley de Represión de la Competencia Desleal; y, en tal sentido, se declara infundada dicha imputación, toda vez que la afirmación “La mejor academia militarizada del

Perú”, resulta una frase subjetiva y, por tanto, no traslada información sujeta

a comprobación.

RESUELVE

Revocar la Resolución 201-2011/INDECOPI-CUS del 13 de junio de 2011, que halló responsable a la Academia Pre Militar- Policial Coronel Leoncio Prado

2. adj. comp. Preferible o más conveniente. Es mejor que evites las discusiones

3. adv. m. comp. de bien. Más bien, de manera más conforme a lo bueno o lo conveniente.

Consultado en http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=mejor (página web visitada el 6 de agosto de 2010)

5/6

TRIBUNAL DE DEFENSA DE LA COMPETENCIA Y DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Sala de Defensa de la Competencia Nº 1

RESOLUCIÓN 0050-2012/SC1-INDECOPI

EXPEDIENTE 002-2011/CCD-INDECOPI-CUS

Gutiérrez E.I.R.L. por la comisión de actos de engaño contrarios al artículo 8.1 del Decreto Legislativo 1044–Ley de Represión de la Competencia Desleal; y, en tal sentido, se declara infundada dicha imputación, en mérito a la afirmación “La mejor academia militarizada del Perú”.

Con la intervención de los señores vocales Juan Luis Avendaño Valdez, Héctor Tapia Cano, Raúl Francisco Andrade Ciudad, Juan Ángel Candela Gómez de la Torre y Alfredo Ferrero Diez Canseco.

JUAN LUIS AVENDAÑO VALDEZ Presidente

6/6