"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia.

"

PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires repudia las obras clandestinas e irregulares que se están ejecutando sobre los lotes que integran el “patio colonial del Cabildo de Buenos Aires” (frentistas de la calle Hipólito Yrigoyen 533, 535, 537 y 539 - C.A.B.A.), en custodia del Estado Nacional, cuyo titular dominial es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

1/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

FUNDAMENTOS Señor Presidente: El Patrimonio histórico y cultural de la Ciudad de Buenos Aires no puede ser avasallado por nadie, no lo podemos permitir, aunque el que lo haga sea el propio Estado Nacional, sea por acción u omisión, sobre bienes que tiene a su cuidado, resguardo y tutela. Todo emprendimiento público o privado, susceptible de producir modificaciones, deterioro y/o destrucción sobre bienes inmuebles, requiere necesariamente un registro y autorización expedido por la autoridad administrativa local con competencia en la materia. Estas normas, mal que le pesen a muchos funcionarios de la esfera nacional, se deben cumplir en el ámbito de la CABA, sean los obras desarrolladas en terrenos cuyo dominio pertenezcan a la Ciudad y también en aquellos en los que el dominio sea de la Nación, pues esta última, amén de carecer de un organismo que cumpla tal finalidad, no puede sustraerse del acatamiento de la normativa local por su condición, que en definitiva debería cumplimentar con mayor grado de acatamiento. Está claro que, frente a la ausencia de pedido alguno de permiso, autorización y presentación de planos, el Estado Nacional avanza sin miramientos sobre el entorno de un Monumento Histórico Nacional,

desarrollando una obra sobre terrenos que pertenecen dominialmente a la Ciudad de Buenos Aires. Debió pedir permiso y/o autorización porque no hay excepción para ello, pero mayor gravedad reviste la situación cuando se trata de lotes que forman parte del Patrimonio Natural y Cultural de la Ciudad, tanto el conocido como el no conocido o presunto, y para ello debió cumplir previamente a su ejecución y/o desarrollo, entre otros, con el Procedimiento

Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

2/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

Técnico Administrativo de Evaluación de Impacto Ambiental, conforme con la Ley 123 de la Ciudad. Esto requiere incluir de un modo explícito los aspectos de daño patrimonial en la normativa sobre impacto ambiental. El mandato constitucional de nuestra Ciudad considera que la preservación del patrimonio cultural forma parte del desarrollo integral de todas sus políticas, "La Ciudad desarrolla en forma indelegable una política de planeamiento y gestión del ambiente urbano integrada a las políticas de desarrollo económico, social y cultural, que contemple su inserción en el área metropolitana" (Art. 27); "Instrumenta un proceso de ordenamiento territorial y ambiental participativo y permanente que promueve: "La preservación y restauración del patrimonio natural, urbanístico, arquitectónico y de la calidad visual y sonora" (Art. 27.2). El tema patrimonial es de tal entidad que lo menciona nuevamente: "Esta Constitución garantiza la preservación, recuperación y difusión del patrimonio, cualquiera sea su régimen jurídico y titularidad, a la memoria y la historia de la Ciudad y sus barrios" y, finalmente, queda reflejada, además, en que las leyes sobre el mismo requieren de una mayoría especial en esta Legislatura (la mitad mas uno) (Art. 81.8). A mayor abundamiento, la actual concepción mundial sobre la preservación pone el acento en los sitios antes que en los monumentos, dicho de otro modo, muchas veces se privilegia el entorno. Esto no es solo una adición de temas: el monumento más el espacio que lo rodea. Se trata, en realidad, de un cambio completo en la concepción de lo que se está haciendo: ya no es simplemente preservación de edificios o restauración de edificios, sino que se trata de administrar de otra manera el ambiente urbano. Hago un breve raconto de la historia del edificio que Juan de Garay, según lo establecían las Leyes de Indias, destinó para sede del Cabildo y cárcel, solar situado en uno de los bordes de la Plaza Mayor. Luego,
Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

3/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

los sucesos del 25 de mayo desembocaron en la constitución de la Primera Junta de Gobierno Patrio, que también sesionó en el Cabildo. Con los mismos criterios de conservación que el actual Gobierno Nacional, el edificio original fue demolido en las primeras décadas del siglo XVIII. Lo reemplazó un edificio proyectado por el jesuita Andrés Blanqui, cuya construcción finalizó en 1751. Con doble arquería hacia el frente de la plaza y una torre central, albergaba en su planta baja una capilla y oficinas y, en la planta alta, la sala Capitular. Desde 1812 en adelante sufrió modificaciones que

culminaron en 1879 con la remodelación proyectada por Pedro Benoit para adaptar al Cabildo como sede de los Tribunales de Justicia. En 1889, se demolieron tres arcos del sector norte para dar lugar a la apertura de la avenida de Mayo. En 1931, la apertura de la Diagonal Sur suprimió tres arcos del sector sur, reemplazados por una esquina en ochava. Para entonces, la torre ya había sido demolida por problemas estructurales. Fue restaurado en 1940 por el arquitecto Mario Buschiazzo, quien retrotrajo al Cabildo al aspecto que ofrecía en la época colonial, reconstruyendo la torre, recuperando los tejados a dos aguas, rehaciendo carpinterías y herrería según los referentes de fines del siglo XVIII. La obra incluyó la creación de una plaza detrás del edificio, que estuvo ocupada por vendedores ambulantes de libros antiguos, pero en 1960, con la llegada del sesquicentenario de la Revolución de Mayo, se los expulsó con la idea de crear una casa similar a los Altos de Riglos (un edificio colonial que existía en el lote vecino al Cabildo) y modelar un patio colonial que "ofreciera una visión de antaño en el mismo centro del Buenos Aires moderno". Como se observa, los distintos Gobiernos y

administraciones poco respeto tuvieron por este monumento y su entorno,
Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

4/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

situación que dolorosamente persiste en la actualidad ya que actualmente dicho patio está siendo “destruido” por una obra ilegal y clandestina, ya que no cuenta siquiera con un pedido de permiso de obra, menos aún con la correspondiente visación, autorización y permiso por parte de la repartición competente de la Ciudad. Cuando decimos que está siendo “destruido” debemos tomar dicho término de manera literal: en tanto lo que se está destruyendo hoy es la visión, la esencia de ese patio y por ende la esencia del Cabildo de Buenos Aires. Parecerá absurdo mencionar que el Cabildo de Buenos Aires fue declarado monumento histórico nacional en 1933 por la ley 11688. Frente a las propias narices del órgano nacional que debe velar por los monumentos históricos y su entorno (Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos), se está realizando una obra que constituye un ultraje a un lugar histórico, que atenta contra todos los valores y premisas que debe preservar y supervisar que no se violen. Con esta obra clandestina se están transgrediendo todas las normas que establece la normativa local, pero además se afecta normativa nacional tal como la Ley 12.665 y la Ley Nacional 25473 de Protección del Patrimonio Arqueológico y Paleontológico y todas las reglamentaciones dictadas por los órganos de aplicación nacionales. Contradictoriamente, el Registro Nacional de Bienes Históricos e Histórico - Artísticos, que también funciona en ese ámbito, instrumenta la protección del patrimonio arquitectónico sobre la consideración básica de tres aspectos: a) el interés histórico-cultural, cuya referencia hace a la afirmación de la identidad y del tejido social en que se integra, por lo que los
Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

5/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

edificios registrados no deben ser erradicados por motivos económicos. Serán de especial interés las referencias que hacen al autor del proyecto, al comitente, al hecho histórico asociado y al valor simbólico específico que asuma para la comunidad local. b) el interés artístico-arquitectónico y constructivo, vinculado con las características inherentes a la obra propiamente dicha. Para ello se tendrán en cuenta sus características formales, espaciales, funcionales, tecnológicas, constructivas y tipológicas, el interés de su equipamiento mueble, los valores estéticos y económicos, su autenticidad, singularidad o rareza. También los valores de autoría como la jerarquía académica del arquitecto interviniente y la representatividad del área cultural a la cual pertenezca. A tales efectos se considerarán de un modo especial aquellos edificios que poseen valores irrepetibles en su especie. c) el interés paisajístico-ambiental, referido a la relación de la obra con el entorno. A tales efectos se considerarán especialmente: los otros edificios existentes en el área inmediata, líneas, retiros y alturas, relación de espacios construidos y abiertos, vegetación, equipamiento urbano, traza urbana, usos del área, valores de agrupamiento, visuales y paisajísticos. Asimismo establece que los grados de protección

enumerados se extenderán a la totalidad de la parcela en que se encuentra situado el edificio, siempre y cuando esté dispuesto así en la declaratoria. En tal caso quedará excluida la posibilidad de segregaciones de la parcela. La protección de la parcela implica la de las especies vegetales, jardinería y parquización (incluido su equipamiento) existente sobre ella. Resulta por demás sorprendente que existiendo pautas tan claras a tener en cuenta a la hora de declarar un monumento como patrimonio

Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

6/7

"2013. Año del 30°Aniversario de la Vuelta de la Democracia."

histórico nacional se pretenda a la ligera, sin permisos de obra, sobre terrenos de dominio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, violar cada uno de estos principios en el monumento más emblemático de nuestra Ciudad y de nuestra Patria. La Ciudad de Buenos Aires tiene el deber de conservar la arquitectura que constituye el patrimonio de su memoria ciudadana y nacional. En este sentido, el Cabildo de Buenos Aires es uno de los más importantes testimonios de indudable proyección nacional, cuya importancia y grado de protección lo reviste su carácter de monumento histórico, pero además, se encuentra contenido en el APH1 expresamente catalogado en el Código de Planeamiento Urbano Ley 449. Sin perjuicio de las medidas que han adoptado y seguirán ejecutando los órganos de contralor competentes de esta Ciudad, ejerciendo el poder de policía que les compete respecto de esta obra ilegal, resulta trascendente exteriorizar este repudio y rechazo en el orden legislativo, con la única finalidad de conservar y defender a ultranza patrimonio de la Ciudad de Buenos Aires y de todos los argentinos. En virtud de todo ello, solicito la urgente aprobación de esta declaración.

Último cambio: 15/03/2013 12:02:00 - Cantidad de caracteres: 8944 - Cantidad de palabras: 1672 Pág.

7/7

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful