Está en la página 1de 2

Apellidos:

Nombre:

Fecha:

Curso:

Grupo:

Oda III. A Francisco de Salinas

El aire se serena

y viste de hermosura y luz no usada,

Salinas, cuando suena

la música estremada,

Y como está compuesta

de números concordes, luego envía

consonante respuesta; y entrambas a porfía

por vuestra sabia mano gobernada.

5

se

mezcla una dulcísima armonía.

30

A

cuyo son divino

Aquí la alma navega

el

alma, que en olvido está sumida,

por un mar de dulzura, y finalmente

torna a cobrar el tino

 

en

él ansí se anega

y

memoria perdida

que ningún accidente

 

de su origen primera esclarecida.

10

estraño y peregrino oye o siente.

35

Y

como se conoce,

¡Oh, desmayo dichoso!

40

en suerte y pensamientos se mejora;

 

¡Oh, muerte que das vida! ¡Oh, dulce olvido!

el

oro desconoce,

¡Durase en tu reposo,

que el vulgo vil adora,

 

sin ser restituido

la

belleza caduca, engañadora.

15

jamás a aqueste bajo y vil sentido!

Traspasa el aire todo

A

este bien os llamo,

hasta llegar a la más alta esfera,

gloria del apolíneo sacro coro,

 

y

oye allí otro modo

amigos a quien amo

de no perecedera música, que es la fuente y la primera.

20

sobre todo tesoro; que todo lo visible es triste lloro.

45

Ve cómo el gran maestro, aquesta inmensa cítara aplicado, con movimiento diestro produce el son sagrado, con que este eterno templo es sustentado. 25

¡Oh, suene de contino, Salinas, vuestro son en mis oídos, por quien al bien divino despiertan los sentidos quedando a lo demás amortecidos!

50

FRAY LUIS DE LEÓN en Poesía de la Edad De Oro I. Renacimiento, Castalia

CLAVES

 

Adecuación

 

Cohesión

 

1. ¿A qué parte de la obra de Fray Luis de León pertenece esta oda?

7. Indica los rasgos destacados del texto.

léxico-semánticos

más

2. Determina los elementos de la comunicación presentes en este texto.

8. Respecto al nivel morfosintáctico, señala los tipos de palabras y oraciones empleadas por el autor.

3. ¿Cuál

es

la

intención

comunicativa

que

 

alberga el autor?

 

9. ¿Qué recursos textuales emplea el autor para dotar al texto de plasticidad estética?

Coherencia

 

4.

Identifica la tipología textual preponderante.

10. ¿Qué figuras literarias aparecen en el texto? Aporta ejemplos del poema.

5.

Señala el tema de la oda y elabora un resumen de su contenido.

Valoración crítica

 
 

11.

Valora

la

adecuación

de

los

recursos

6.

¿Qué estructura presenta el texto? Justifícala indicando qué ideas se tratan en cada parte.

seleccionados por el autor al propósito o fin

perseguido con el poema.

 

Comentario de un texto lírico

Oda III. A Francisco de Salinas

Adecuación

 

Cohesión

Contextualización

 

Rasgos léxicos

La oda III, con el título “Oda a Francisco de Salinas” pertenece al poemario original del autor. Sus Poesías Completas fueron publicadas póstumamente.

Elementos de la comunicación

En este texto predomina el léxico vinculado a la música:

son, cítara, armonía; a la experiencia mística: alma, olvido, desmayo; y a un tema recurrente en Fray Luis, el menosprecio de lo material.

En este texto, podemos distinguir dos niveles de comunicación: en el primero, el autor se dirige al lector de su obra; en el segundo, el yo poético se a Francisco de Salinas, destinatario de esta oda.

Dado el carácter conceptual del texto predominan los sustantivos abstractos, inanimados, incontables: belleza, memoria, hermosura.

Aparecen adjetivos, como sabia mano, música extremada, “consonante respuesta”.

La forma

que

adquiere

el

mensaje cobra

protagonismo en el texto poético.

 

Como figuras literarias destacadas en cuanto al significado que aportan, encontramos la metáfora (eterno templo, Gran Maestro) y la paradoja (muerte que das vida), muy propia esta última de la poesía mística.

Rasgos morfológicos y sintácticos

El contexto en que fue escrita esta obra es el de la lírica ascética de la segunda mitad del siglo XVI. Es necesario que el lector actual conozca este marco para que entienda el mensaje, puesto que el contexto comunicativo no es inmediato debido a la distancia temporal entre los actos de emisión y recepción.

Intención comunicativa

La forma verbal sobresaliente en la oda es el presente, ya que el autor pretende mostrar que la música de Salinas es intemporal: el alma, que en el olvido está sumida, / torna a cobrar el tino.

En cuanto a las estructuras sintácticas, destacan dos:

En el texto predomina la función poética, ya que el mensaje es un elemento esencial del texto literario. Además, la exaltación de Francisco de Salinas hace que el texto adquiera un claro valor apelativo.

Oraciones compuestas fundamentalmente unidas por

coordinación que expresan varias acciones

Coherencia

acometidas por un mismo sujeto dando viveza al estilo: El aire se serena / y viste de hermosura y luz no usada

Tipología textual

 

Estamos ante un texto narrativo-descriptivo, pues narra el proceso místico alcanzado por medio de la música del maestro Salinas, en forma de oda.

También hallamos algunas subordinadas, especialmente de carácter adjetivo, que completan a los sustantivos: el alma, que en olvido está sumida.

El texto pertenece al género lírico y está compuesto de diez liras, cuyo métrico es: 7 a 11 B 7 a 7 b 11 B. La rima es consonante.

Las figuras literarias más destacadas son la aliteración (se serena, no usada, suena) que aporta melodía y ritmo al poema.

Tema y resumen

 

Rasgos textuales

El tema es la música como reflejo de la armonía del Universo y como vía de ascensión espiritual.

El texto se configura como tal gracias a la progresión lógica del tema abordado, de forma que la estructura sirve a se vez para cohesionar el texto. La oda muestra las vías purgativa, iluminativa y unitiva: el alma se libera de lazos terrenales, recuerda su origen (Neoplatonismo), se acerca a la Luz (Ve cómo el Gran Maestro) y se funde en Él (¡oh muerte que das vida!)

El empleo de palabras del mismo campo semántico aporta unidad interna a las diversas partes del texto.

La música que compone Francisco de Salinas logra despertar al alma de su letargo terrenal y mostrarle la perfección del Universo y su proporción exacta, fruto de la obra del “Gran Maestro”. El alma se libera de toda atadura terrenal y se funde con el Infinito. Invita a rechazar lo perecedero.

Estructura:

Este texto se divide en tres partes:

 

La repetición de ciertas estructuras a lo largo de la oda garantiza cohesión, como las estructuras paralelísticas: Y como se conoce, Y como está compuesta.

Valoración crítica

En la primera (versos 1-20), el alma se deja transportar por la dulce melodía de la música, recuerda su origen y se reconoce, finalmente se eleva hasta oír la música celestial.

En la segunda (versos 21-40), el alma contempla al Creador, que gobierna el Universo con armonía y proporción matemática. El alma goza esta plenitud.

En esta oda, Fray Luis de León pretende dibujar, a través del paralelismo con la música, el camino que debe recorrer el alma para liberarse de las ataduras mundanas y unirse con lo infinito.

En la tercera (versos 41-50), Fray Luis anima a menospreciar lo terrenal y a Salinas a continuar con su arte, que le permite sentir la fusión del alma con su origen, con su Creador.

Mediante las figuras literarias empleadas y la suave cadencia impresa al poema, el autor consigue el ilustrar el valor universal y atemporal de la música, ejemplo de armonía y refugio espiritual frente al desasosiego de lo perecedero.