Está en la página 1de 11

1.

Conexión esencial:

Generalmente pensamos que estamos en equilibrio por el solo hecho de no


sentirnos “estresados”, nerviosos o angustiados pero este equilibrio suele ser un
estado inestable y superficial.
Se puede demostrar la superficialidad de esta homeostasis con un simple ejercicio.
Encontrándonos de pie, elevamos una de las rodillas de modo de ver la punta del
pie detrás de la misma. Es esta posición comprobamos que el muslo se
encuentre en ángulo de 90 grados con el tronco. En esta posición alguien
presiona sobre el muslo elevado y se evalúa la fuerza con que este se sostiene.
Este trabajo es desarrollado por el cuadriceps, el músculo más fuerte de nuestro
cuerpo. Una vez comprobada su fuerza juntamos nuestras manos de modo que
los pulpejos de los dedos se toquen con las palmas levemente separadas (como
orando), y repetimos la evaluación de la fuerza del cuadriceps que no debería
variar si tenemos un equilibrio aunque sea inestable. Luego correremos un
espacio de lugar una mana de modo que ahora en vez de tocarse índice con
índice ahora lo hagan índice y pulgar, ahora cuando compruebe el cuadriceps, si
se debilita indicará que el estado de equilibrio era inestable y que cuando somos
afectados por más estrés, nuestro sistema no lo puede compensar más.
Este desequilibrio se debe corregir para lograr una verdadera homeostasis y no una
apariencia de ella.

Corrección: Posar la palma de la mano izquierda sobre la parte alta del tórax
homolateral.
Con la mano derecha poner el pulgar sobre la uña del dedo meñique, índice-
corazón-anular sobre prominencias frontales izquierdas. Respirar profundamente
3 veces.
Repetir del lado derecho.

1
2. Relajación de la musculatura posterior:

Ante una situación de estrés el cuerpo se prepara para pelear o huir, como para
estas acciones son fundamentales los músculos de la parte posterior del cuerpo,
éstos se contraen, preparados para la acción, cuando ésta se suprime, los
músculos no se relajan por si mismos y quedan contracturados. Así alejada o
resuelta ya la situación activadora de la contracción ésta continua perpetuada en
la estructura muscular, y estamos endurecidos y doloridos sin poder comprender
el origen de este síntoma, y las pocas veces que identificamos la causa, igual no
podemos resolverla.
Proponemos que compruebe la flexibilidad de su parte dorsal, por ejemplo en
posición de pie tratando de flexionarnos para tocar el suelo pero sin esforzarnos
para no lesionarnos. Teniendo en cuenta hasta donde alcanzamos realizamos la
corrección y controlamos cuanto se incrementa la elongación cuando los
músculos dorsales son capaces de relajarse.

Corrección:
Pellizcar el tendón de Aquiles en forma ascendente nueve veces respirando
profundamente cada serie de tres.
Repetir el procedimiento con el tendón poplíteo, desde la rodilla hasta la base del
muslo, respirando de igual manera
Rotar ambos hombros, atrás y adelante, sosteniendo con la mano opuesta el
hombro para evitar que se eleve. Esto se realiza también nueve veces en cada
sentido de rotación, respirando también profundamente cada serie de tres.

2
3. Campo morfogenético:

Corrección del desequilibrio causado por las influencias externas sobre el campo de
energía de nuestro cuerpo. Estas influencias pueden ser desde fenómenos
geofísicos, electromagnéticos, amenazas físicas o presiones sociales familiares o
laborales.

Corrección: Una mano en el ombligo y la otra en la frente. Respiro: al inspirar


pongo la lengua en el paladar y, al expulsar el aire la lengua desciende a la base
de la boca.

3
4. Reconexión energética:

El estrés produce en las personas cortes energéticos entre diferentes partes del
cuerpo. Así se generan áreas con diferente cantidad y calidad de energía a modo
de compartimentos estancos que impiden el equilibrio de la economía. Esta
desconexión nos hace sentir bajos de energía y con dificultad para adaptarnos a
las diferentes circunstancias de la vida.
Hay tres formas de desconexión:

Desconexión Arriba / Abajo


Abstracto / concreto; Espiritual / Terrenal; Pensamiento / Acción.
Corrección: Punto del labio superior + punto del labio inferior +
ombligo

Desconexión Derecha / Izquierda


Paterno / Materno; Masculino / Femenino; Control / Espontaneidad. Corrección:
Punto entre clavícula y costilla (R27) + Ombligo

Desconexión Delante/Detrás
Pasado / futuro. Pérdida de la dimensión temporal presente. Corrección :
Ombligo + Punto Terminal del cóccix (aproximadamente dos cm. por encima del
ano)

4
5
5. Conexión dinámica:

Una comunicación deficiente entre ambos hemisferios cerebrales nos hace sentir
torpes, produce conductas disléxicas y dismétricas y entonces presentamos
dificultades para pensar, cometemos errores, o nos chocamos con las cosas.
Reconectar eficazmente la función de los hemisferios cerebrales facilita el
aprendizaje, combate la dislexia y promueve la creatividad.

Corrección: contactar en forma rítmica las palmas de las manos con las rodillas
alternado el contacto homolateral y contralateral, terminando siempre en forma
cruzada.
Una vez realizado esto, reforzar con la mirada cruzada que consiste en movimientos
oblicuos de los ojos.

6
6. Armonización de la marcha:

Si sentimos pérdida inexplicable de energía, sin que exista una causa orgánica como
desencadenante. Si nos agotamos al andar, aunque sea por distancias cortas.

Corrección: Tocar R1 en la planta del pie con el pulgar y apoyar arriba del pie el
resto de los dedos.

7. Interconexión meridiana:

7
La energía circula por el organismo a través de canales llamados meridianos. Estos
descriptos empíricamente por los chinos hace miles de años y demostrables hoy
por la electrónica, son catorce. Existen dos meridianos centrales y hay otros 12
meridianos que son bilaterales y que corresponden a los cinco elementos que en
la cosmogonía china constituyen toda la creación. Así encontramos meridianos
de tierra, metal, agua, madera y fuego.
Un desequilibrio en uno significa disfunción de los demás. Si el quantum energético
del cuerpo es fijo, una falta de energía en un área implica que hay otra que está
excedida de ella.
Con esta corrección abrimos vasos comunicantes entre los meridianos para que la
energía se equipare.

Corrección: Cruzar las manos y brazos sobre el abdomen, cruzar las piernas y pies
respirar 7 veces, inhalando con la lengua sobre el paladar y exhalando por la
nariz con la lengua descendida al suelo de la boca.
Pon las manos juntas ahora descruzadas igual que los pies y respira igual otras 7
veces.

8. Reactivación del flujo energético:

(Se utiliza en caso de dolor). Con este método corregimos el desplazamiento de la


angustia, cuya expresión emocional ha sido sustituida por el síntoma doloroso.

Corrección: Una mano toca la zona dolorida y la otra la frente (Pensamiento


consciente), tratando de conectar con la causa emocional del dolor y liberando el
exceso de energía retenida.

9. Activación Frontal:

Bajo estrés, se activan las áreas neurológicas responsables de la supervivencia.


Estas se encuentran en relación con actos reflejos y reacciones automáticas que
nos salvan de los peligros, Por ejemplo si estoy cruzando una calle y un coche se
dirige hacia mi a toda velocidad, yo saltaré hacia la acera inmediatamente para

8
salvar mi vida. En realidad aquí no había tiempo para pensar, solo actuar en
forma inconsciente para salvarme. ¿Pero que pasa cuando el estresante en vez
de ser ese coche que estaba por envestirme es por ejemplo un examen que
necesito pasar? En una circunstancia así las respuestas automáticas de poco me
sirven. ¿Pero como pensar cuando las partes de mi cerebro que están
preponderando son las relacionadas con la supervivencia? En circunstancias
como éstas todo lo aprendido y toda mi capacidad de razonamiento y creatividad
están entumecidos, pues la mayoría de la circulación se encuentra irrigando el
paleocerebro responsable de conductas destinadas a mantener la vida.
El objetivo de esta corrección es atraer la activación a las cortezas frontal y
prefrontal, responsables del pensamiento asociativo y de la consciencia,
funciones del cerebro que crean nuevas formas para enfrentar creativamente las
emociones y los conflictos.

Corrección: colocar la palma de una mano sobre la frente y la otra sobre la parte
central y posterior del cráneo, inmediatamente por encima de la altura del orificio
auricular. Respirar profundamente y mantener la posición al menos durante 30
segundos.

10. Dinámica ocular:

Bajo estrés solemos mirar generalmente hacia determinada dirección, esta es


inconsciente y fija, produciendo en la estructura de los músculos oculares,
tensiones que dificultan la visión y hasta pueden generar accidentes. La dirección
hacia la que enfocamos nuestra mirada se relaciona con aquello que no
aceptamos o con algo que desearíamos en ese momento.
Cada modo de mirar corresponde a una emoción y a una forma de reaccionar frente
al estrés.

• Arriba: sin aceptación, antagónico.

Se siente: como si le pusieran en tela de juicio o le atacaran.

9
Recupera: Aceptación de la situación tal como es y la posibilidad de poner toda su
energía en resolverla.

• Arriba Derecha: inferior, sin posibilidades.

Se siente: abatido y puede llegar al autocastigo.


Recupera: Sentirse digno de confianza y capacidad para
Involucrarse

• Derecha: pérdida del entusiasmo, apatía.

Se siente: Cumpliendo sin poner interés en lo que hace.


Recupera: La posibilidad de divertirse con la situación o tarea.

• Abajo a la derecha: miedo, inseguridad.

Se siente: atemorizado, inseguro.


Recupera: la posibilidad de actuar con seguridad.

• Abajo: separación, abandono

Se siente: abandonado y a veces hasta indigno de ser tenido en cuenta.


Recupera: Sentirse integrado en la situación y con las personas, esto le confiere
sensación de unidad y paz.

• Abajo Izquierda: indiferente, desconectado

Se siente: en desacuerdo con lo que ocurre y puede terminar sumido en el


pesimismo, sin opciones.
Recupera: Estar totalmente conectado con la situación y con la gente implicada en
la misma.

• Izquierda: hostilidad

Se siente: Tratando de evitar todo tipo de enfrentamientos y puede terminar


haciendo lo que quieren lo otros aun contra sus principios.
Recupera: sensación de tranquilidad y libertad

• Arriba Izquierda: resentimiento, sensación de injusticia

Se siente: como si los demás no se interesan en su persona o en sus ideas y por


lo tanto se repliega sobre si mismo.
Recupera: Sentirse interesado en la situación.

• Al Frente: Ira, resistencia al cambio

10
Se siente: enfadado y resiste cualquier posibilidad de cambio.
Recupera: Sentirse receptivo y dispuesto a ser flexible y adaptable a lo que sea
necesario.

Corrección: equilibramos las emociones a través de la posición de los ojos (con


activación del lóbulo frontal).(autocorrección 10)

11. Dinámica auditiva:

Cuando escuchamos palabras que nos estresan la atención y comprensión auditivas


se afectan.Corrección de algún trauma emocional que haya sido percibido por los
oídos, retransmitido al cerebro y encerrado en el inconsciente

Girar cabeza derecha Oído derecho


(Tu parte más racional
La palabra masculina. Control.)

Girar cabeza izquierda Oído izquierdo


(Tu parte más intuitiva
La palabra femenina. Emoción)

Corrección: masajear todo el borde de las orejas de abajo hacia arriba, en ambas
posiciones de giro. Repetir varias veces, siempre en la misma dirección.

11