Está en la página 1de 2

Rolando Astarita

De nuevo, inflación, salarios y Kicillof

De nuevo, inflación, salarios y Kicillof
En una nota anterior demostré que el doctor Kicillof incurre en un disparate cuando afirma que, según Keynes, la inflación no reduce los salarios de los trabajadores. En la misma también sostuve que el alza de precios significaba, para muchos sectores, una caída de los salarios en términos reales. Pocos días después, un viejo y querido amigo, defensor del kirchnerismo, escribió una breve respuesta a mi nota, diciendo que desde el punto de vista teórico yo estaba en lo correcto, pero que en la práctica no se verificaba que los salarios reales -de los estatales, por ejemplo- estuvieran siendo afectados por la inflación. “Astarita tiene razón en la teoría, pero no en la práctica”, venía a decir mi amigo, y concluía que para comprobar que los salarios no estaban siendo erosionados por la inflación no hacía falta ser doctor en economía. Pues bien, un examen incluso superficial de lo que está ocurriendo por estos días parece desmentir a mi amigo. Lo que decía Keynes, que los salarios reales bajan por efectos de la inflación, y que éste es el caso más general, tiene su correspondencia con lo que está ocurriendo “en la práctica”. No es un secreto que por estos días varios sindicatos estatales y docentes están impulsando la apertura de las paritarias. ¿La razón? Sencilla: consideran que el proceso inflacionario está afectando el salario real de todos los sectores que firmaron aumentos por debajo del 24%. Y no necesitan ser doctores en economía para entenderlo. El IPC promedio que miden las provincias indica que la inflación estaría en el 23% anual; según las consultoras privadas, sería del 25%. Por lo tanto, se está produciendo una caída del salario real de los trabajadores cuyos gremios firmaron aumentos por debajo del 23% o 24%. Algunos ejemplos: en la provincia de Buenos Aires el alza promedio de los estatales fue del 19% (con sectores que no alcanzaron el 17%); los docentes universitarios firmaron por el 20,5%; los mecánicos de SMATA por el 18%. Por eso, muchos gremios están pidiendo la reapertura de las negociaciones salariales. No lo harían si los salarios se acomodaran más o menos automáticamente a los aumentos de los precios, como dijo Kicillof que decía Keynes. Todo esto es elemental. Se trata de una de las cuestiones que más enfatizaron los poskeynesianos (los que siguen más estrechamente las ideas de la Teoría General). Según los poskeynesianos, la inflación “es un síntoma de la lucha en torno de la distribución del ingreso” (Davidson, 1991, p. 89). La idea es que en las sociedades modernas, donde existen grandes corporaciones, multinacionales, sindicatos, etcétera, la inflación siempre constituye una expresión “de una lucha entre grupos organizados, cada uno de los cuales está tratando de obtener una mayor porción del ingreso nacional o mundial disponible para ellos” (idem, p. 91). También los kaleckianos; Lance Taylor explica que “reclamos encontrados en torno al producto disponible se suscitan

1

salarios y Kicillof cuando los trabajadores. Nuestro Tiempo. B. inflación. Es claro que lo mismo sucederá entonces si el alza de precios erosiona el salario real. o los capitalistas.Rolando Astarita De nuevo. Los trabajadores tratarán de responder exigiendo la recomposición de sus salarios.com/ 2 . Taylor. Por eso. (1995): “A stagnationist model of economic growth”. p. Lo importante para lo que nos ocupa es que. no se trata de una simple discusión “académica” con un doctor en Keynes. EEUU. cada cual toma partido. la inflación puede. 129). Afecta a las prácticas sociales. Inglaterra y Vermont.. la relación salarios/alza de precios está atravesada por los conflictos.. en determinadas circunstancias. según la teoría de Marx. Aldershot.. inflación y conflicto. Rowthorn. agrega Taylor. En todo esto. lejos del mundo de las armonías universales con que nos quieren entretener los funcionarios del gobierno (“los salarios aumentan junto a los precios. Si la participación de los salarios es baja. por supuesto. pp. por ejemplo. Textos citados: Davidson. no todo aumento de salarios debería provocar aumento de precios)." (p. 2012 http://rolandoastarita. desde el punto de vista del marxismo. 1985. -Rolando Astarita Buenos Aires. y así ocurre porque lo dijo Keynes”). 9. México. hace años planteó que "la inflación moderna es un medio por el cual los gobiernos buscan elevar la tasa de ganancia de forma de impulsar la acumulación del capital. la teoría no es neutral. 389).. L. no están satisfechos con el nivel de sus ingresos reales o su participación en el producto. En ese caso se desata una inflación salarial. de sus salarios” (Taylor. los trabajadores responderán presionando por aumentos más rápidos. ser la expresión de la lucha de clases en torno a la distribución del ingreso (aunque. (1984): Capitalismo. P. Bob Rowthorn (1984). El telón de fondo del asunto pasa por la lucha de clases sociales enfrentadas. (1991): Controversies in Post Keynesian Economics. Agreguemos que. y en esto. 383-403.wordpress. vol. Cambridge Journal of Economics.