EL CAPITALISMO Y LA MODERNA TEORÍA SOCIAL Anthony Giddens EDITORIAL LABOR, SA ABREVIATURAS Se emplean las abreviaturas de esta lista para

los títulos de las obras citadas con más frecuencia en las notas al pie de página. En la bibliografía al final del libro («Obras atadas en el texto») se indica en concreto la edición que se ha usado de dichas obras. ESCRITOS
DE

MARX

Y
v

ENGELS

Cap El Capital

OÉ Obras escogidas IA La ideología demana Gru Elementos fundamentales para la crítica de la economía política CFEH Crítica de la filosofía del Estado de Hegel MEF Manuscritos: economía y filosofía SLR Sobre la-religión We Werke WYM Writirtgs of the Youttg Marx on Philosopby and Society Escritos be Durkheim DT De la división del trabajo social DTS De la división du travail social FR Las formas elementales de la vida religiosa FE Les formes élémentaires de la vie religieuse PECM Professional Ethics and Civic Moráis RMS Les régles de la méthode sociólogique RAÍ Las reglas del método sociológico LS Le Suicide ES El Suicidio El Soc El socialismo Soc Soáalism 25 AS RP Année súciologique (revista) Revue pbilosopbique ESCRITOS
DE

MAX WEBER

EYS Economía y Sociedad ESC Ensayos de sociología contemporánea GAR Gesammelte Aufsatze zur Religionssoziologie GASS Gesammelte Aufsatze zur Soziolagie und Sozialpolitik GAW Gesammelte Aufsatze zur Wissenschaftslebre GPS Gesammelte politiscbe Scbriften 5TCS Sobre la teoría de las ciencias sociales EP La ética protestante y el espíritu del capitalismo RC The Religión of China

Rl Religión of India WuG Wirtschaft und Gesellscbaft A M C. G. PRIMERA PAkTE MARX I CAPITULO PRIMERO LOS ESCRITOS DEL JOVEN MARX En cierto sentido los escritos de Marx llegan a abarcar tres siglos. Aunque nació casi dos decenios después de empezar el siglo xix, y murió bastante antes de que terminara, sus obras han ejercido en el siglo xx la mayor influencia en el ámbito político, sin duda, y en el mundo intelectual posiblemente también. Por otro lado, tienen sus raíces en las postrimerías del siglo xvui, en el estallido de cambios sociales y políticos que arranca con la Revolución francesa de 1789. Así pues, las ofcjras de Marx extienden hasta los tiempos más modernos los efectos demoledores de la Revolución francesa, y expresan una línea de continuidad directa entre 1789 y la Revolución de Octubre en Rusia, casi ciento treinta años después. Se sabe más bien poco sobre la niñez de Marx. En cambio, se han conservado varias cartas y fragmentos de sus escritos de adolescente, los más antiguos de los cuales son tres breves ensayos redactados por Marx durante los exámenes finales en su escuela. Cotno es de suponer, estas redacciones no podían sec muy originales ni de'gran interés intrínseco, pero nos ofrecen un indicio de la grandiosidad entusiasta que inspiré muchas de sus posteriores obras de madurez.1 La más notable de las 1. í*tiede advertirse que algunos comentaristas han querido descubrir en estas redacciones numerosos temas fundamental os .pura los iiostc- riores escritos tic Marx (cf. A. Cornl; : ¿tari Marx ct Rrxcdrich 'Enycls. 31 tres redacciones lleva el título «Reflexiones de un joven sobre la elección de carrera», y trata de las obligaciones morales y del campo de opciones que se abren a un individuo cuando le toca elegir qué vocación seguirá en su vida. Marx concluye así: \ El principio más importante [...j que debe guiarnos en la elección de una vocación es el bien de la humanidad, nuestra propia perfección. No hay que pensar que estos dos intereses se oponen entre sí, que uno debe destruir al otro. Más bien, la naturaleza del hombre solamente le posibilita alcanzar su plenitud mediante el esfuerzo por la perfección y el bienestar de su sociedad [...]. La historia considera que los hombres más grandes son los que se ennoblecieron a sí mismos trabajando para el bien general.2 Estas perspectivas llevaron a Marx, en sus tiempos de estudiante universitario, a aplic&rse con gran dedicación aí estudio de Hegel, cuya filosofía contiene esto precisamente: una teoría de la autorrealización, de la plenitud de «nuestra propia perfección». En una carta a su padre, de 1837, Marx expHca cómo, al hallar insatisfactorias las filosofías de Kant y de Fichte y al abandonar finalmente su afición juvenil por la poesía lírica, «se sumergió en el océano» de Hegel.3 Pero, aun cuando al principio de esta etapa estuvo sometido a la fascinación del sistema filosófico de Hegel, es evidente que . Marx no fue en ningún momento un ortodoxo hegeliano a ciegas. El origen del atractivo que* Marx_.sintió al principio por el hegelianismo sfe manifiesta en los apuntes de sus estudios en Berlín sobre filosofía y derecho. 4 A Marx le parece que el dualismo kantia- no entre lo que «es»'“yJ[o que

«debe~ser»[^^totalmente irre- conciliable con las exigenciasjde quien quiere aplicar la filoso* fía a la consecución de sus objetivos. Éste punto de vista lo mantuw~cfurante el resto dé su vida. La misma objeciónjmede hacerse a la filosofía de_Fichte: separa las propiedades de lógica y verdacTJtal como se presuponen respectivamente, en las matematicas"y en las ciencias empíricas) de ía intervención del sujeto humano en \m mundo en continuo desarrollo. Por con Parls 1955, vol. 1, pp. 65 s.) Pero la característica más notable de las redacciones es el Idealismo típico de un adolescente. 2. WYM, p. 39. 3. WYM, pp. 40-50. 4. WYM, pp. 42-47. 32 siguiente, estas_posicipnes_ddK:n_Substituixsej)or_otra donde > se reconozca gue «el_ objeto_mismo debe estudiarse en su de-1 sarrolío; no debe haber di visiones jarbitranas; lo racional (Ver- j nunjt) de la cosa en sí debe ser descubierto^n su contradicto-1 riedadj^encontrar su propia unidad»,5 Marx se vio incapaz de resolver estos puntos por sí solo, de modo que inevitablemente se sintió obligado a seguir en su propio pensamiento el proceso global de evolución de la filosofía idealista alemana, pasando de Kant a Fichte y de éste a Hegel.® De cualquier forma, lo que ante todo le atrajo a Hegel' no fue ni el impresionante despliegue integrador de su filosofía, ni el Contenido específico de sus premisas filosóficas como tales, sino ej(cierre por él efectuado entre las tendencias dícotómicas de la filosofía clásica alemana que constituían el principal legado de Kant) El impacto de Hegel sobre Marx se dio por medio de dos fuentes, separadas" en parte7cadá una de las cuales implicaba ÍÍISnHuliair^Ti^eí^HegeIianismoa^eterimñadas~l3osícionespo- ííticas en desacuerdo con el talante consevador de Hegel.7 Uno cíe es tos^iactores de influencia debe hallarse en las enseñanzas de ^dua^Gangí, cuyas conferencias en BerKn impresionaron fuertemente a Marx. Gans condimentó las ideas de Hegel con unajiosis. concentrada, de elementos saint-simomanos.® Además, se puede dar por seguro que Marx, en su juventud más temprana, estuvo expuesto al contacto con ideas saint-simonianas, de modo que no es descabellada la opinión que atribuye a los escritos de Saint-Simon un influjo sobre el joven Marx casi tan grande como el que recibió de Hegel.9 El segundo factor que condicionó la aceptación de Hegel por parte’ de Marx fue el ingreso de éste como miembro eri el ^Club^ Doctores)?’ de la Universidad de Berlín. En este círcu- lo/Marx^érelacionó con un grupo heterogéneo de jóvenes se 5. WYM, p, 43; We, Ergümungsband (Ergd), vol 1, p. 5. 6. Cf. Robkrt C. Tuoker: Philoxox>hy and Myth in Kcrrl Marx, Cambridge, 10(55, pp. 31-69. 7. Sobro (fif! opiniones d« loa «Jrtvomis ImfroltJinoK*, cf. H nnAHflin publicado on Gboho L.ukách : Él joven Hegel y -'ios problemas de la sociedad capitalista, México, 1963, pp. 17-112. 8. Véase Hanns Güntheb REasSNaa: Eduard Oans, Tubinga, 1965. 9. Georges (Jurvitch expresa firmemente este punto de vista: «L<a so- ctologie du jeune Marx*, en La Vocation actuelle de la sociologie, París 1950, pp. 568-80. En Ja segunda edición (1963) este capitulo es sustituido por un estudio más general que se

titula «La sociologie de Kari Marx». 33 guidores de Hegel, de los cuales Bruno Bauer era la figura más destacada. 10 La problemática inmediata de Bauer, y del grupo de «jóvenes hegelianos» que le rodeaban, conservaba la preocupación por lateología cristiana que ya es algo intrínseco en los mismos escritos de Hegel^La disertación doctoral de Marx, que trata en forma comparativa de las filosofías de Demócrito y Epicuro, muestra la profunda huella de las ideas de Bauer^ Pero aproximadamente-al misrap tiempo que Marx présentaba su.tesis doctoral, Feuerbach publicó La esencia del cristianismo (1841). 11 El impacto de este libro sobre los jóvenes hegelianos fue descrito más tarde por Engels: «El maleficio quedaba roto; el “sistema” saltaba hecho añicos y se le daba de ladd El entusiasmo fue general: al punto todos nos convertimos en feuerbachianos.» 12 En realidad, la influencia inmediata de esta obra sobre el pensamiento de Marx en formación fue, casi con segúridad, más difusa y menos directa de lo que da a entender el relato de Engels, escrito más de cuarenta años después.18 Marx no siguió la moda de adoptar en bloque la posición de Feuerbach, como tampoco lo había hecho con Hegel.14 Sin embargo, no cabe duda de que hacia fines de 1842 Feuerbach ejercía un influjo dominante sobre los jóvenes hegelianos. Esto se nota fuertemente en el estudio crítico de la filosofía hegeliana del Estado, escrito por Marx en 1843; y el punto de vista feuérbachiano también es. básico en los Manuscritos económicos y filosóf icos de 1844. En La esencia del cristianismo, y otros pretendeJuvertir las^premisas idealistas de la escritos que siguieron, Feuerbach

10. .TÍPiMrmlfWfiiilo «o t ral a tle lu Itifluonoiii lio Bauer Rubro Marx oh DAVID MCCLELLAN : The Young Hegeliana and Karl Marx, Londres, 1963, pp. 68 ss. y passim; véase también del mismo autor Marx be/ore Mar- xism, Londres, 1970. 11. Ludwiu F'euerbach : La Esencia del Cristianismo, Salamanca, 1975. 12. OE, vo). II. p. 387. 13. Cf, MCCLELLAN: The Young Hegelians and Karl Marx, pp. 92-97. La objeción de McClellan en el sentido de que «la forma como Engels describe el efecto del libro se aparta completamente de ios hechos» (p. 93), ea, de todos modos, exagerada. Cí. la conocida afirmación de Marx, escrita a principios de 1842: «ei camino hacia la verdad y la libertad posa por el río de fuego» (Feuer-Bach: lit. «arroyo de fuego»), WYM, p. 95. 14. Puede advertirse que las opiniones del propio Feuerbach se caracterizaran por numerosas ambigüedades de fondo, y experimentaron varios cambios determinados, durante el período 1834-1843. Cf. FBUSRBACH: SdmnifíWiís Werke, vols, 1-3. (Hay algunos errores en los años que se asignan a cada escrito en esta colección.) 34 filosofía de Hegel afirmando„ab£uptaiiiente que..el puQ£o de partida dél"estudio^de la humanidad debe ser «el hombre real», er^ue^ívé^Ti^<H^ñuHdo rnSenálTí^^ considera que lo «real» emana de lo «divino», Feuerbach replica que lo divino es un producto ilusorio de lo rea); el ser, la existencia, precede al pensamiento en el sentido de que la reflexión de los hombres sobre el mundo no es anterior a. su actuar en él: «el pensamiento procede del ser, no el ser del pensamiento».55 Hegel^especuló sobre jel desarrollo de la humanidad gDn la categoría de D^ dividido contra sí mismo. En la filosofía de„Eeuerbach^DÍQ&_solamente puede existir en la medida en que el hombre está dividido contra sí mismo, alienado de~sT mismor Diosesun producto de la imaginación, sobre el cual el hombre ha proyectado sus facultades y poderes más

elevados, y en contraste con el cual el hombre aparece como limitado e imperfecto. Pero al mismo tiempo, según Feuerbach, el abismo de la comparación entre Dios y el hombre puede ser una fuente positiva de inspiración para realizar las capacidades humanas. La tarea de la filosofía consiste en capacitar al hombre para rescatar su yo alienado, por medio del criticismo transformativo, invirtiendo la perspectiva hegeliana y afirmando así la primacía del mundo material. ELítumanismo debe reemplazat-a—la religión^con lo cual el amor que antes se dirigía hacia Dios, se concentrará sobre el hombre y~Hevará a una reunificación de íáTíumañí3ad~v~ a una recuperación del hombre para sí mismo. «Si la antigua filosofía afirmaba: 'lo que hó"se piensa,’ no existe; la nueva filosofía dice: lo que no se desea, lo que no puede desearse, no existe.» 10 Como consecuencia^deLia^sigiilación de las ideas de Feuer-1 bach, Marx volvió de nuevo a Hegel enunmtento de extraer, las Imj^fcacíónes de la hueva”perspectiva, y de aplicarlas espe-j q’almente7ala" esfera .de lo politicen Los aspectos de la filosofía de Feuerbach que atraían a Marx eran esencialmente los mismos que al principio lo atrajeron a Hegel: las posibilidades que al parecer ofrecían de fundir el análisis con el criticismo; y, de este modo, «realizar» efectivamente a la filosófíaT Se afirma de ordinario que los escritos deTjoven Marx~sobre la alienación 15. Ibid., vol. 2, p. 239. 16. Ibid., vol. 2, p. 299. 35 en política y economía representan pccá cosa más que una ex- tensiórí del «materialismo» de Feuerbach a niveles sociales que él no trató. Pero esto puede inducir a engaño. Marx no acepta por ningún motivo 1q que Feuerbach considera como la signi* ficadón principal de su filosofía: el aportar una «alternativa» y, por tanto, una substitución de Hegel. Incluso cuando está más embargado de entusiasmo por Feuerbach, procura yuxtaponerlo a HegeLjDe este modo, Marx consigue mantener la perspectiva /histórica, central en la filosofía de Hegel, y abandonada en gran ( parte por Feuerbach, de hecho, si no a propósito.17 EL ESTADO Y LA «AUTÉNTICA DEMOCRACIA» La ¿crítica deTla^HosoS^hegelia^ del Estacío] escrita por Marx en 1843, es la primera puE0caaóli~doñi3e puede descubrirse en ciernes la concepción del materialismo histórico de Marx.18 Tal escrito constituye el punto de partida del estudio de la alienación que Marx emprendió más extensamente un año después en los Manuscritos económicos y filosóficos. Por medio de un riguroso análisis textual, ÍVÍarx «invierte» a Hegel a la manera de Feurbach. Según Marx7~«MegeP3PTategoTÍa de sujeto a Tos predicados, los objetos, pero lo hace separándolos de su verdadera subjetividad, el sujeto».16 El intento del ánálisís de Marx consiste, por tanto, en volver a identificar al verdadero sujeto (el individuo que actúa, que vive en el mundo «material», «real») y en esbozar el proceso de su «objetivación» en las instituciones políticas del Estado.20 El mundo real no tiene que deducirse del estudio del ideal; al contrario, es el mundo ideal el que tiene que entenderse como un resultado histórico del real. 17. En una carta a Ruge, de 1843, Marx también afirma que Feuerbach «se preocupa demasiado de ia naturaleza y demasiado poco da la política. Ahora bien, esta última es el único medio por el cual puedt: real fzarso o/eetfvamente la flloaofla contemporánea». We_, vol. 27, p. 417. 18. Como se sabe, Marx no usa la frase «materialismo histórico», sino que aparece por primera vez en los escritos de Kngrels. Aquí lo usamos con la advertencia de que el término sugiere quizás un grado de determinación teórica de BUS estudios de la

historia mAs cerrado de lo que MÍHTC estarla dispuesto a admitir. 19. CVEÍr,p. 43. 20. Véase un perspicaz examen de la «Critica* en JEAN HYPPOUT*. <La conception hégélienne de l'Etat et aa critique par Karl Marx», en 'Etúdes sur Maree et Hegel, París, 1965, pp. 120-41. 36 Para Hegel, la «sociedad civil» (bür¿erlíche Gesellscbaft), que incluye todas aquellas relaciones familiares y económicas que^caen. .fuera deja .estructura Jurídica y política del Estado, es de por sí un ámbito de egoísmo desenfrenado donde se incita^a cada hombre,a competir contra todosloíTdemás. Los hombres son seres ordenados, . racionales, en la nledida en que aceptan el orden inherente al Estado, que es un ámbito universal cjue corta por lo sano los intereses egoístas de las acciones humanas en la «sociedad civil». Por tanto, tal como lo presenta Hegel, el Estado está separado de las vidas de los individuos y tiene, además, prioridad lógica sobre tales sujetos particulares. El individuo que actúa, el que crea realmente la historia, queda subordinado a los ideales de participación política encarnados en el Estado, el cual aparece así como la fuerza motriz del desarrollo social. FeiierkachJm-mostrado, prosigue Marx, que en el substitutivo que es la religión, los hombres participan de uri mundo imaginario, irreal, de armonía, belleza y satisfacción, mientras viven en la práctica de cada día en un mundo de dolor y de infortunio. De manera parecida, el Estado es una forma alienada de la actividad política, y da cuerpo a unos «derechos» universales que son tan efímeros como el mundo idealizado de la religiónTHegel fundamenta su opinión en que los derechospolíticos de representación ejercen el papel de mediadores entre el individualismo egoísta de la «sociedad civil» y el universalismo del Estado. Pero, recalca Marx, no se da en realidad ninguna forma de constitución política en la que exista esta conexión; en los^Estados existentes, la participación general en la vida política es el ideal, pero la prosecución de intereses l parjticulares. es la realidad. De modo que, lo que en la descripción de Hegel aparece como separado y por encimajde los intereses particulares de los individuos en «sociedad civil», en| ^ realidad es .algo derivado de ellos. «Hasta ahora la constitución > política ha sido el ámbito religioso, la religión de la vida del pueblo, el cielo de su universalidad, en contraste con la existencia mundana concreta de su realidad actual.» 21 En la polis griega todo hombre —es decir, todo ciudadano libre— era un zoon politicon: lo social y lo político estaban 1 21. CFEH, p. 33. 37 fundidos indisolublefnente, y no había ninguna esfera separada de lo «político». No se distinguían la vida privada y la pública, y los únicos «individuos privados» eran los que, como los esclavos, carecían en absoluto del rango público de ciudadanos. La Europa medieval ofrece contrastes a esto. En la Edad Media, los distintos estamentos de la sociedad civil se convirtieron en órganos políticos: el poder político estaba directamente condicionado por la división de la sociedad en órdenes socioeconómicos estables,22 y era una expresión de éstos: «Cada ámbito privado tiene un carácter político, es un ámbito político [...].»23 En esta forma de sociedad, los diversos estratos se han politizado, pero todavía no hay separación entre lo «privado» o «individual» y lo «político». La misma noción de «Estado^ en cuanto distinta de «sociedad» civil es cosa de los tiempos modernos, porque hasta pasada la Edad Media la esfera de intereses de la sociedad civil, los intereses económicos especialmente, no entró a

cid Estado. EL sufragio universal otorga existencia política^a todos los miembros deJ^soriedad-civil y. p. Pero no cabe duda que la «Crítica» incluye nociones a las que Marx no renunció posteriormente. intereses «egoístas» de los j individuos . para ias opiniones contrapuestas sobre esté punto. Sin embargo. CFBH.bios~concretos en las relaciones entre el Estado y la sociedad. a partir del hombre. La democracia. CFEH. Nos proporciona. We. de manera que lo sólo ideal por ahora (la participación política de todos) se convierta en efectivo. 38 mismo tiempo principio material. p. la clave de interpretación de la teoría del Estado. como lo proponía FeuerbacR Inmediatamente antes de partir de Alemania para Francia. y Marx deja colgados ciertos puntos después de haber expresado su intención de desarrollarlos. pp.' solución de la dicotomía entre los. véase LichTHEIM. 26. tanto religiosos como políticos: \ 25. vol. Esto solamente puede alcanzarse si se efectúan cam. en septiembre de 1844. sino so capa d’c participación general en ti gobierno. en la necesidad de una «reforma de concien.formar parte del «derecho privado» de los individuos ni se pudo separar..27 Es evidente que la «Crítica» representa solamente un análisis preliminar del Estado y la política. 62. 40 y ss. We.24 I^ilj^alización_de Iq que^Marxjienomina «verdadera demo. convierte al hombre en el Estado subjetivado. «En las libertades políticas para todos.jya». por medio de la re. incluyendo los derechos activos y pasivos. -por taptoT^elimina tpscT'facto la categoría «política» como separada de las demás. por cierto. Cf. vol. el manuscrito está inacabado.» 20 PRAXIS REVOLUCIONARIA Ha habido notables polémicas sobre el grado de interés que puedan tener los puntos de vista expuestos por Marx en esta «Crítica» en relación con sus obras posteriores a 1844. 273 ss. según sipflájísjs. por tanto. 2i. (Én esta etapa Marx pensaba todavía. 23. 91 y as.r cracia» significa. 326. 38-40. que se^supere la alienación v \jy^* ejn]fe~eljñ3!vl^ la comunidad política. 1. a partir. junto con los demás jóvenes hegelianos. «Hegel. Marx expresaba en una carta a Ruge su convicción de que debían cuestionarse todos los «dogmas». la realidad es que todavía la posesión de bienes determina en gran medida el poder poíítícój pero„ya no en la forma legitimada de la sociedad medieval. CFEH. en la sociedad civil y el carácter «social» de la vida política. Además. convierte al Estado en hombre objetivado En la democracia el principio formal es al 22. 232. pp. 27. We. que es su verdadera existencia esencial y universal. pp. 43. . 1. del ámbito público de la política.» 25 La obtención de! sufragio universaTes el único medio por el cual esto puede ocasionarse. enla revol^ . pp.que Jomaron cuerpo . Actualmente se presume que la distribución de la propiedad cae fuera del campo que constituye el poder ^político. de modo que las concepciones que contiene subyacen en el conjunto de los escritos de madurez de Marx.. el tenor del análisis de Mar^esta. p. en la línea de uní jacobinismo radicallo que se necesita para^vanzar más allá de l^forma contemporánea de Estado es realizar los ideales abstractos . la sociedad civil se eleva en realidad a una abstracción de sí misma. p. 1. vol. CFBH. <-1 estudio tjue Itacc Marx d<‘ la ¡ransformaoiOn dr los Stánde IVudalc-s. a la existencia política. y de la posibilidad de su abolición.

sino su trascendencia dialéctica. de la estructura política alemana poca cosa puede aportar ante las exigencias reales que hay que afrontar si Alemania tiene que ser transformada. la cual se encuentra tan retrasada en su desarrollo. Publicada por voy. superar). 1)3-10(5. de la que sólo tiene que poseer la conciencia para poseerla verdaderamente Para que los pecados sean perdonados. 430. deben extenderse a la luz de la triple connotación del verbo aufheben (abolir. La crítica dé la religión es. pero ésta es una tarea que ya está completada en lo esencial.™ — ruteno la «criticas^ no basta. La exposición de las contradicciones a nivel intelectual. cubierta de polvo. en el 28. De este modo.28 . p. pp. sino que debefl 'tomar la^fomTade una Revolución radical? de este modo Alemania puede elevarse «no sólo ál nivel oficial de las naciones modernas. tus !)cint st'hf JahrbiUiher iIif Ktxim. prosigue Marx.^ las suprime. En vano se procurará la abolición de este estado ' de_cQsas_por medio. es el -e5ügmda de aFáH3onar sus ilusiones sobre su re. la humanidad (sólo) tiene que llamarlos por su nombre. abstracta. <m foliroro <. 1968. la «abolición» de la religión implica. HLJi. por tanto. pero Marx deja de insistir en la «desmistificación» preconizada por Bauer y que daba forma a su anterior análisis crítico de Hegel. pp. p. SLR. 94. las expresiones sobre la «abolición» (Aujhebung) de la religión. del criticismo filosófico.En todos los escritos de Marx. sino mediante análisis de la conciencia mistificada. historia de los pueblos modernos. Cambridge. 1. 107-137. 8&R. escrita”al fin dél año “1343 ^ JÍücKos de~ToF puntos del artículo son elaboración de temas ya fijados en la «Crítica» escrita anteriormente. We. puesto que éste fno hace_más que cqnservar la dislocación que existe entre ideas y realidad. en embrión. del Estado.» 31 La aportación de Alemania al avance social de las naciones europeas se limita al reino de las ideas. y esto tanto en el terreno religioso como político.quisko2pam3iu3eGcl^g2zI^^5 situación es la exigencia de que se abandone una situación que necesita de ilusiones. no su extirpación en un sentido simplista. 33-40. 30. Los efectos del contacto directo de en París. Y afirma que esto en ninguna parte es máslSrao que en Alemania. Los alemanes son «contemporáneos filosóficos del presente» en lugar de set sus «contemporáneos históricos». con el ^socialismo francé^_son evidentes en la j«IntS^ucaÓn a 'ti^delal/Üosofía hegeIi^a73éT3iíecEo»|. SLR. desde tiempo atrás. Entonces se llegará a mostrar que el mundo está poseído.3Z Si Alemania tiene que experimentar una reforma. de la alienación o del capitalismo. La «negación» filosófica. la crítica del valle de lágrimas que la religión rodea de un balo de santidad. p. 29. «La crítica de la religión —admite Marx— es la premisa de toda crítica». Es necesario ponerse manos aja obra en «problemas para cuya solución no existe más que unjnedjtQ: l^práctica (Praxis) ». Nuestra consigna electoral debe ser: reforma de la conciencia. 40 desván de la . como tal opaca a sí misma. conservar.ShUvmo Avinkri: The Social and Political Thouaht of Karl Marx. no por medio de dogmas. También se desarrollan ittcaa similares ca ia otra colaboración de Marx a la misma publicación. sino a la altura humana que habrá de ser el futuro inmediato de estos . ^abolición déla religión en cuanto dichaJlusoría del pueblo. ésta nou |se_producirá por un lento avance progresivo. «Sobre la cuestión Judía». pp. 379. «La misma negación de nuestro presente político se halla ya. por el sueño de una cosa.!t! i«*H. de manera que lo necesario ahora es pasar directamente al campo de la política. vol.

94 8.. su emancipación será al mismo tiempo la emancipación global de la sociedad: La pérdida total del hombre t.. Los frutos preliminares de este estudio quedaron consignados en una serie de papeles que fueron publicados por primera vez en 1932. p.critQS económicos y~fllpsofico$.‘¡Kó. ya que él es la disolución de hecho (faktiscb) de ese orden [. redactados por Marx mucho antes de la publicación de tal obra. muestran sin ningún género de duda que íEl Capital.} sólo puede ganarse a sí misma mediante la recuperación total del hombre Cuando el proletariado pregona la disolución del orden universal anterior. SLR. bajo el título defManus. El curso que tomó eí pensa. El prólogo que Marx preparó para los Manuscritos traza el esquema de un ambicioso proyecto que concibió en su origen pero que nunca llegaría a completar.pueblos».'(|Así como la filosofía encuentra en el proletariado sus armas materiales. quien influyó considerablemente en canalizar las energías de Marx hacia la economía.. SLR. es «una esfera de la sociedad que posee un carácter universal debido a sus sufrimientos universales. Forrean sustancialmente el primero de los varios borradores de Lil Capital. le llevó a nuevas divergencias respecto a. Tales planes. vol. sino el producto «artificial» de la organización contemporánea de la producción industrial. 33. Puesto que eLproletariado es quien red-* be la irracionalidad concentrada de la sociedad. indica Marx. Hay varias razones por las cuales los Manuscritos tienen una importancia decisiva para el conjunto de la obra de Marx. El proíciiiriHífo es «tina dase radicalmente encadenada». univj^4»i jy qne Hegel buscó en los iBeaT^~eñcarnados en el Estado rucio ^ nu!. 100. no hace más que proclamar el secreto de su propia existencia. p. Vive en unas condiciones de pobreza que no son la pobreza natural que resulta de la falta de recursos materiales. 105 S.34 Marx encuentra en el proletariado el («carácter .]. combinada con la estructura social y política especialmente anacrónica que existe en Alemania.. 32. Pero su ulterior expansión. 31. 100. por prolijo y detallado que resultara en su momen. Marx se . el proletariado encuentra en la filosofía sus armas intelectuales^ A' principiosjde JL844 Marx empezó un estudio intensivo de la economía política. con la notable excepción de Engels. 1.83 El mismo anacronismo de la formación social de Alemania puede proporcionar las circunstancias favorables para que el país pueda ponerse de un salto a la cabeza de los demás Estados europeos. SLR. que Marx esbozó en esta etapa relativamente temprana de su carrera intelectual. pp. de todos modos^ no puede conseguirse si no sejvincula la crítica «teórica» de la políticaconla experiencia deuri grüpojsóciárconcreto quejeha vuelto revolucionario por jíCposición en lá sodedadT Es aquí donde^Márx menciona por primera vez al ^proletariado. y qué no reclama para 31. p.los demás jóvenes hegelianos. Hasta el presente.miento de Marx estimulado por tales estudios. no constituye más que un elemento de lo que Marx concibió como una crítica mucho más amplia del capitalismo. porque no se comete contra ella ningún daño especial.! to. El proletariado localiza dentro de sí los peores males de la sociedad. nos dará las precondiciones y el terreno apropiado que impulse a Alemania a remontarse mas allá de los límites de los demás países europeos. 41 sí ningún derecho especial. sino el daño puro y simple». Esto. pp. . el bajo nivel de desarrollo económico de Alemania significa que el proletariado industrial sólo comienza a crecer. SLR. Wt.

105 s. que posee un carácter filosófico. Relacionaría luego entre sí estos varios tratados en una obra conclusiva de síntesis . 42 proponía en principio publicar «sucesivamente. por razones variables. y el capitalismo es un sistema de producción históricamente específico.35. aunque el término en sí aparece sólo raras veces . la crítica del derecho. No cabe la menor duda que el concepto de alienación continúa siendo fundamental en las obras maduras de Marx. vol. p. Algunos de estos temas desaparecieron en los escritos posteriores porque Marx consideró que ya habían sido tratados satisfactoriamente.las^condiciones de producción características del capitalismo pueden atribuirse a todas las for* mis-de_económia_. En ellos Marx desglosa los distintos aspectos comprendidos genéricamente dentro del concepto de alienación tal como lo emplea en los Manuscritos. We. a los escritos de los economistas políticos.en los escritos después de 1844. 4> LA ALIENACION Y LA TEORÍA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA Fijémonos en los principales presupuestos que dan forma a la crítica de la economía política desarrollada por Marx en los* Manuscritos. etc.. que ocupa en los manuscritos un lugar central. como si tuvieran vida independientemente de la mediación .sa En los Manuscritos Marx se disponía a tratar estas disciplinas msHmcionales sólo en la medicfa~qüelrccibeií la influencia directa de las relaciones ecoñomicasTTCa^bbfa^es. El análisis de la religión es uno de esos temas.Jidad. La segunda suposición engañosa de los economistas considera que las relaciones puramente «económicas» pueden tra~ itarse /Tac/o. ni puede considerarse la forma final. dos ^reparos. deben ponerse. p. La rea.. Los Manuscritos poseen también un gran interés intrínseco por el hecho de que en ellos Marx trata explícitamente tinos problemas que. etc. Los Manuscritos son el último lugar donde Marx dedica cierta atención considerable a la religión. Los economistas parten de la premisa de la economía" de mercado y de la existencia de la propiedad privada. dado su principal propósito de ofrecer una^ctítica teórica del capitalismo moderno. Pero hay otros temas que destacan en los Manuscritos y desaparecen en las siguientes obras de Marx por razones distintas. MBF. como si en esto fuera distinto de los demás que le antecedieron. T^^^conómismriiablan de'«capital». pp.f tintos e independientes. 391. SLR. \ \ 36. 47. «mer-(candas». «precios». según él. es que ja formación de una economía de intercambio es el producto de un procesó histórico. El primero se refiere a que suponen^ que^.». El más significativo de ellos es el análisis de la alienación. abstracto. del que Murx se quiso apartar. por tailtó7 el primer intento de Marx de una crítica de la disciplina que trata de esta materia: la -economía política. de \la política. fueron atendidos menos directamente en sus escritos que siguieron. 1. Pero ei tratado explícito de la alienación que aparece en los Manuscritos nos ofrece una fuente inestimable de penetración en los principales temas que subyacen en el pensamiento posterior de Marx. De este modo se hizo superfíuo el término. de la moral. Ante todo. indica Marx. No es mns que un tipo de sistema productivo entre otros que lo han precedido en la historia. La búsqueda del propio interés y el afán de lucro se consideran como características naturales del hombre. tn folletos dis.

1. hadesvalorización del.de su análisis sean. del alguacil de pobres.económico». sin embargo. al hombre de trabajo. pero es «moneda» solamente en la medida en que constituye un elemento dentro de un sistema concreto de relaciones sociales. por el otrd^ Estas clases se encuentran en conflicto endémico por lo que se refiere a la distribución de los frutos de la producción industrial. p. En consecuencia. o clase obrera.viven en sociedad.).30 El análisis que hace Marx de la alienación en la producción capitalista parte de un «hecho económico contemporáneo». mundo humano crece en razón directa de la valorización del mundo de Jas cosas. la economía política. el pordiosero. sino solamente para otros ojos. en esta separación entre el obrero y el fruto de su trabajo no se trata simplemente de que expropian al trabajador unos bienes que con todo derecho le perteneced. üfBF. o clase capitalista. eTjtráSajador en persona correTa^ misma~suertequeTos objetos materiales producidos. vol.87 Tpdos y cada uno de. Jiombres_que„. 104. el creador) quien queda asimilado a su pro- . por un lado y la burguesía. que es también una formulación temprana de un tema que desarrollará con detalle en El capital: el hecho de que cuanto más avanza el capitalismo. es un objeto físico que en este sentido posee una existencia independiente de los seres humanos. del juez. 124. Ésta es la razón por la cual los economistas son capacessoslayar lo que en realidad es intrínseco a su interpretación del modo de producción capitalista: que el capitalismo se basa en una división de clases entre el proletariado. p.termíñ^ó^lpo líe" «economía» presupone un determinado tipo de sociedad!38 ~£s un hecho sintomático de estos conceptos erróneos el que los economistas traten a los trabajadores como «costes» para el capitalista y. los fenómenos «económicos» son al mismo tiempo fenómenos sociales. como equivalentes a cualquier otra clase. Los salarios. 51. el sinvergüenza. son fantasmas que quedan fuera de su reino. a nivel puramente teórico. La economía. y la existencia de un de. es el tra» bajador (el sujeto. Los propietarios de la tierra y del capital se adjudican la enorme riqueza que el modo de producción capitalista hace posible. tanfo más se empobrecen los trabajadores. Con todo. We. por tanto. AfEF. y los beneficios. y elude todo lo que no püeda tratarse en estos términos. bajo el capitalismo. su producción es el resultado de su interacción con el mundo exterior cuando éste ha adquirido una forma adecuada. MBF. 523 a. Pero. «El trabajador se con37.«objetos » ^reales . miserable y delincuente. por la otra. la economía política no conoce al trabajador parado. La cosa no es así. El punto principal del estudio de Marx es que. El picaro.de los seres humanos. Por medio de su trabajo el hombre transforma la realidad natural. p. 38. en la medida en que se encuentra fuera de esta relación laboral.. por una parte. pretende reducirlo todo a lo «. Una pieza de calderilla. de desembolso de capital. exactameñte^g^l^cómolos-trata.. 39. el parado. en el capitalismo. Brgd. están determinados «por la lucha abierta entre capitalista y obrero». relación en h cual los propietarios del capital predominan fácilmente. por ejemplo. el hombre de trabajo hambriento.» 4£jCon esto queda distorsionado lo que Marx denomina «objetivación» ^ (VergegenstandUchung. ^a^economía política declara impertinente el quelos . etc. p. para los ojos del médico. del sepulturero. son figuras que nó' existen para ella. 45 vierte en una mercancía tanto más barata cuantas más mercancías produce.

Bn su análisis los usa m&s o menos indistintamente.43 Por consiguiente. el trabajador «se convierte en siervo de su objeto [.'I fíciarse dé~eílo. el Capitalismo se identifica con la alienación.ducto (el objeto).]». no tiene. ha fijado enjel-producto de su t r ¿BajoT~ya~líQ pertenece al traba-* » jador»?4 * ■ "La alienación del trabajador de su producto adquiere numerosos aspectos distintos.. las separa del control de los hombres. Igual como la alienación en el ámbito politicé. p. 46 bras^jel producto del trabajo es «e^ferno.41 El proceso de prodúcción. que crece incesantemente con la expansión del capitalismo. 105. Marx emplea üob términos: Bntfremduna (extrañamiento) y Entüua&erung (enajenación). La vida que ha prestado al objeto. el producto del trabajador es «un objeto extraño. Lamentablemente. suBF. de los del obrero^ De modo que «cuanto más produce el trabajador. 41. y [. MEF. el intercambio y distribución de mercancías se rige por las operaciones del mercado libre. y la falta de posibilidades por parte del trabajador para ejercer un control sobre los objetos que produce.j rece de control sobre ellos/'puesto que son otras personas_las | que se adjudican lo que pr^uc^jle^uertejquFno pueda"bene. se le enfrenta como una cosa extraña y hostil». Marx critica a Hepel por haber confundido la naturaleza de la relación éntre objetivación y alienación. Al estudiarlos. disparidad entre la fuerza productiva del trabajo. MEF. 42. Las^ principales dimensiones del estudio de Marx sobre la aliena^ioH~sgHr1aOiguieiTOs: 1. al atribuir a Dios una serie de cualidades. £1 trabajador no puede disponer de sus productos^ca. y por consiguiente la objetivación sólo* os posible gracias a la. pp. A un nivel epistemológico más amplio. La ética cristiana. la objetivación.*z La alienación del trabajador en la economía capitalista se basa en esta.. En otras pala. asegura Marx..autoalienación humana. p. de objetivación. pero es evidente que Marx piensa en términos concretos sobre los efectos del capitalismo como modode^producción histórico y determinado. Ai tratar sobre ia alienación en este contexto. n ¿ en. 105-107. £1 principio medular de la economíá~de~mercado es~que las'mercancías se producen para cambiarlas. por tanto. 106. en la producción capitalista. De manera semejante. MEF. consumir. z/que es una característica necesaria de todo trabajo (incluyendo b la transferencia dé la fuerza del trabajo al objeto-por^éL^eado). muchos comentaristas no han sabido captar esta distinción entre objetivación y alienación. 107 s. pp. de modo que aparecen como impuestas por un agente exterior. Marx indica que es fundamental en el idealismo de Hegel la premisa siguiente: la «calidad de cosa» es lo mismo que la «autoconclcnclii alionado».. aparece entonces «como pérdida del objeto y servidumbre» a él.l 40. ningún poder para decidir el destino dé lo que produce. tratado como un artículo que se compra y se vende en el mercado. cuanto . no i solamente en un sentido ontológico sino también en el sentido mucho más profundo y específico según el^cual jdo-que-sfc.»_al_trabajador. La verdad de la cuestión.43.] se convierte en un poder independiente frente a él. El mismo trabajador. es todo lo contrario: la existencia de la alienación presupone la objetivación y es una consecuencia (en el uso que hace Marx del concepto) de la forma concreta de distorsionar la objetivación que es característica del capitalismo. Marx usa una terminología sacada en gran parte de Feuerbach. tanto menos le queda para. la alienación en el trabajo se puede parangonar con la alienación religiosa./Los movimientos del meícado operan en el sentido de promover los intereses del capitalista a expensas..

POPTTZ: Der ent. Marx sigue de cerca los conceptos de Feuerbach. 181. dan al razonamiento de Marx una connotación más «utópica» de la que tiene en realidad. 48 tahlecidos por el componente instintivo de su constitución biológica.. en contraste con los animales. p.trabajo impuestociamente por la fuerza de circunstancias externas. Ergd. El trabajo viene a ser un medio para un fin. Es evidente que algunos animales producen. 108. Esto se evidencia claramente en el hecho de que «tan pronto como no existe una 44.i:uen^&-dlrectamenteTÍociaIes7 Estó lleva a Marx de nuevo a su punto de partida: en el capitalisino l^i^acio^^humanasjiendenja quedar j:edii^iiIk^gperaciones de mercado. 49. p. Lo cual separa aLindividuo-humano de su _<<ser genérico»'^Gattun-gswesen). 1. 109.sí las cualidades más heterogéneas. pp.40 | 3. JáL-trahajador se aliena cxlsu misma actividad produc-f _íiya: «si el producto del trabajo es la alienacióñT^íá^^roducdón misma ha de ser la alienación activa. «vida genérica». El trabajo alienado reduce la actividad productiva humana no. MEF. pero el sentido de sus afirmaciones es bien distinto.49 Marx emplea los términos feuerbachianos para sostener que el hombre es un «productor universal».» 47 4. p. 2. Muchos comentaristas de este análisis que hace Marx de la alienación en los Manuscritos de 1844.más valores crea. Frankfurt. 1-12. la alienación de la actividad y la actividad de la alienación». 105. Puí^to_que todasjías relaciones económicas son tam.íbiéo^elafiiones spoides^la alienación-"jéI~trabajo~tiene con§e. tanto más sin valor. We. 47. ^Cos hombres viven en el mundo natural y tienen una activa iñterrelación con él. p. pero solameiíte de una manera maquinal. MEF. «Aunque sea cobarde. Véanse doa ejemplos distintos de eeto en H. y no urTfiñ en sí mismo. de lo que constituye la vida del género humano en cuanto distinta de la de los animales 48 En este punto de su tratado. vol. pero su análisis . 47 coacción física o de cualquier otro fipo. susceptible de ser adaptada a nuestro provecho. p. El dinero fomentaba racionalización de las relaciones sociales al proporcionar un nivel abstracto en cuyos términos pueden compararse y reducirse entre. FEUERBACH : Esencia' del Cristianismo.al dominio activo sobre la naturaieza sino al nivel 1 de adaptación a ésta. La tecnología y la cultura son la expresión y el producto de esta^relaaoiTmutua» y las principales cualidades que distinguen al hombre de los anímale?. se huye del trabajo como de la peste». es valiente quien puede comprar la valentía Desde el punto de vista de su poseedor [el dinero] puede cambiar cualquier propiedad por cualquier otra propiedad y cualquier otro objeto. MEF. ya _que se trata. que sólo producen «parcialmente» y en contextos limitados es46. MEF. 48. incluso los contradictorios. Mane también usa en sentido amplio el término Oattungaleben.45 La actividad productiva no ofrece satisfacciones intrínsecasXjue_hagani>osible á] trabajador «desarrollar libremente sus energía físicas y espirituales». tanto más indigno es él». 514..fremd'ete Mensch. 45. al asimilar su postura a la de Feuerbach. también Tuckíh. 1967. de un.

a esta sociedad y la posibilita. en su interacción con el m. en fin de la pri.. es una facultad humana. 51. durante el curso del desarrollo de la sociedad.. es que ia^IacuTtades. lo que sirve para diferenciar al individuo humano del animal. el trabajo alienado «hace extrañas entre sí la vida genérica y la vida"individual». We. vída^IHEíviHual y la vida genérica dePhombre no son distintas —afirma Marx— [.. Ub s. Lo que distingue a la vida humana de la de los animales^ según Marx. coñfnBüye~a la ulterior modificación del^mundó^ tal como será experimentado por otros. en la sociedad burguesa. y. Los recursos productivos de la comumdad~se~aplÍcan —en el caso de la mayoría de la población que vive en la penuria— a sustentar las condiciones mínimas necesarias para la sobreviven. 62-63. pero «no sólo los_cinco sentidos. La masa de trabajadores asalariados vive 1 en condiciones tales que su actividad productiva se rige únicamente por las cosas . MEF. No existe ser humano que no haya nacido dentro de una sociedad en proceso de desarrolló y que no haya sido modelado por ella. la existencia subjetiva de la sociedad pensada y sentida para sí. medianteda naturaleza' humanizada». todo individuo es el término de la cultura acumulada por las gener^oneT^^I^Kan~précédídcTy. capacidades y gustos huma. sino también los llamados sentidos espirituales. el sentido humano. 1. «convierte a la segundaTéíTabstrácto. se 50. El hombre. en un creativo intercambio de acción y reacción con el mundo natural. para los seres humanos no es la simple satisfacción de impulsos biológicos. están enajenados de los vínculos de la so. la totalidad. ] es.54 Pero no solamente lo «individual» queda separado de lo jgsocial». en una palabra. en segundo término.mer^tambíéíTBrsü forma alienada y abstracta». 514.Vcia del organismo.). en el arte o la música. que fundamenta su teoría de la sociedad sobre la búsqueda del propio jinteré? por parte del individuo aislado (y. sino que esto queda subordinado a aquello. más adelante. De este modo. los sentidos prácticoQvoluntad.. p. vol.. una creación de la sociedad. en la misma medida. Erad.un. por más que sea un individuo particular [. Esto encuentra su clara expresión teórica en la economía política. de un modo algo distinto. De este modo.53 Tanto en la teoría como^n~la”práctica del capitalismo.ciedad que son los únicos quedos pueden mvestir de su «huma. Se pueden especificar Iqs formas cómo los hombres. la vida y las necesi• dades de los individuos aparecen como «dadas» independientemente de su condición de miembros de la sociedad. la humanidad de los sentidos.nosliofri^ El «individuolüsládó»' es una ficción cíenla teoría utilitaria.i nS^«r~£niprxmer lugar. amor. la economía política «incorpora la propiedad privada a la misma esencia del hombre». 49 constituyen únicamente mediante la existencia de su objeto. pp. Algunos animales tienen órganos sensitivos semejantes a los del hombre. pero la percepción de la belleza visual o auditiva.» 50 Lo que sustenta. La actividad sexual. lo que le confiere su «humanidad».]. Cf. sino que se ha transformado. es su misma pertenencia a la sociedad junto con todo el sistema de medios tecnológicos y culturales. etc. pp. por tanto.es mucho más concreto y específico de lo que su terminología sugiere..51 «La formación de los cinco sentidos es un trabajo de toda la historia universal hasta nuestros días». en actos que proporcionan múltiples satisfacciones. en la teoría hegeliana de la sociedad civil que Marx previamente criticó).do naHral y sdgíal^eSTqiSe^víve. la totalidad ideal. como el comer y el beber.

Pero el cuchitril del pobre es una vivienda hostil. En otra parte Marx se hace eco de Moses Hess. p. mejor dicho. incluso económico. Donde Marx analiza los escritos de los economistas. en resumen. véase más adelante.de tmas_Ja$ ideas importantes_que Marx desarrollo con mayor precisión en . pero en una forma enajenada. económico. por ello. Marx no sos* tiene.. en el sentido que la ley de la propiedad privada domina su misma existencia. cuando advierte: «La propiedad privada nos ha hecho tan estúpidos y unilaterales que un objeto sólo es nuestro cuando lo tenemos. más que una obra acabada. a un contexto social e histórico específicy. es el tema principal del estudio que hace Marx en los Manuscritos. el hombre retoma a la'caverna. en grado considerable. es asimétrica. También el capitalista está subordinado al capital. tal como lo usan. p.. vestido. 111. su placer es sólo cosa secundaria. 1. pues el capitalista carga su placer a los costes del capital y por esto aquél debe cos. El placer queda subordinado al capital y el individuo que goza. subordinado al que capitaliza. que sólo se le entrega a cambio de su sangre y sudor"». 65. El salvaje en su caverna (este elemento natural que se le ofrece espontáneamente para su goce y protección) no se siente extraño. para una ulterior discusión de este punto. cuando existe para nosotros como capital o. El industrial tiene que ser «diligente. placer subordinado a la producción y. MEFt p. Erffd. la alienación del hom* bre respecto de su «ser genérico» se explica con las categorías de su análisis del capitalismo y..ca general.Ijrencialider^concepto~de~alienación. El estudio que contienen del trabajo alienado nos ofrece abundantes pruebas de que Marx. Paréntesis deJ autor. o. que la alienación se limite por entero a la situación del trabajador asalariado. p. utilizado por nosotros» (p. sobrio. no había logrado integrar con éxito las concepciones-que extrajo de estas dos fuen56. 541.ción desdeLÍa„ perspecüvaHÍe--5esTrü¿tu£a. en esta etapa'. bebido. sin embargo.30 Los Manuscritos. y que en los Manuscritos ambas se mantienen en una relación mutua inestable! Con todo. considera los efectos de la alíena. hostil. pero su descripción de ellos es a menudo críptica y rebuscada. MEF. tal comp Marx la presenta. son una colección de notas preliminares. p. habitado.MEF. vol. los Manuscritos nos ofrecen el esquema de un análisis crítico general del capitalismo. desahogo. calculado. We. 150. que "constriñe como una potencia extraña.tanto Hegel como Feuerbach. 51 res distintas. comido. en relación con Durkhelm. MEF. M. 136. etc. de clasesvtal como el proletariado los experimenta en forma concentra5a/La trans.. cuando es inmediatamente poseído. se sirve del lenguaje de la economía política. 63. de una categoría ontológi. todavía andaba a tientas tras una formulación clara de su propia perspectiva original. y egta_s notas f^gmeni^as cwti^en^prácticamente el germen . 148). en 1844. páginas 362-367. utiliza la terminología de Feuerbach^fíay que reconocer sin la menor duda que Marx. 50 Por tanto. En otras palabras. prosaico»: . pp. 167 s.55 52. se siente tan a gusto como un pez en el agua. No es difícil identificar los temas principales de su tratado de la alienación.estrictamente necesarias para una rudimentaria existencia física: ^ ' «. MEF. en tanto que antes (en la sociedad feudal) sucedía lo contrario..tarle sólo una cantidad tal que sea restituida por la reproducción del capital con el beneficio. 165 s. donde estudia directamente la alienación.

Meros: Marxiam. ya que se apoya en una objetivación falseada del trabajo. en el cual la comunidad se ha convertido en el capitalista en lugar del individuo. al malogro de estas posibilidades originadas históricamente. Pero la producción capitalista se administra dentro de una organización de las relaciones sociales que lleva. y afirma que todos los hombres deben ser reducidos a un nivel uniforme.58 La victoria sobre la alienación —declara Marx— depende de la superación de la propiedad privada.escritos posteriores. cuando habla.francés. —MuHiorilmrpor'supuesto que Marx piensa con categorías abstractas en el «hombre» que es alienado de sus características biológicas como especie. del hombre «que es reducido al nivel de los animales» y de la alienación del hombre de su «ser genérico» bajo el modo de producción capitalista. Aflrmacione* como la* de Meyer. Lo que distingue al hombre de los anima-' TeVlio^oir^TSefámente las diferencias biológicas entre la humanidad y las demás especies. Del hecho que la alienan fáón en el trabajo está en la base de la^cíemis formas de alie-1 nación. cuya bondad e inteligencia quedaron malogradas por el proceso de la civilización» (Alfred G. de hecho. Es decir.presen te relación entré propiedad privada y trabajo j asalariado. | extirpar la . del mismo tipo que la que encontramos en la teoría de la economía política. pero en forma negativa: . Este no es el auténtico comunismo. en el estudio que hace en los Manuscritos. _p. que son el resultado de su larguísimo proceso de desarrollo social. Marx abandona el término «democracia» y ío sustituye por_ «comunismo». a base de. En el comunismo burdo todavía domina la ley de la propiedad privada.j rísticas y propensiones originadas socialmente. Corno señala MÓszáros: «En la concepción de Marx 52 CONCEPCIÓN TEMPRANA DEL COMUNISMO Los Manuscritoscontiencn también la primera elaboración cfeLcomunismo d e M a rx. según el cual Marx «afirmó tm género humano noble e inteligente. para que cada uno tenga igual participación en la propiedad. Marx sostiene. en estos mismos Manuscritos.nvente inadecuadas. se presupone que en esta etapa inicial de la evolución de su pensamiento.37 67. Eljaíáctexjdel trabajo alienado no expresa una tirantez entre él «hombre en j laCHaüjrilézair^no alfenad6) ^r<<^orDbre en la sociedad» {alie1 nado)^sinp_ entrene! potencíaLprQducido„por~tt«tf forma espe~ ¡ cifka de^ocieauu-—el capitalismo— y la malograda realización dg^este potenciaí. the Unity of Theory and Practice. como la religiosa y la política. 57) son sencüla. asegura Marx. la condición suficiente es la evolución de la misma sociedad. Este tipo de comunismo tosco tiende hacía un ascetismo primitivo. Marx* consideraba aí hombre como un ser habilidoso e imaginativo cuyas propensiones «naturales» eran desestimadas y negadas por el carácter represivo del capitalismo. se sigue que no basta j con establecer la «verdadera'democracia». La alienación del hmbfé) de su «ser genérico» es una separación social de sus caracte. Marx distingue su propia concepción del comunismo de la del «comunismo burdo». En realidad. al contrario. es inconfundible la influencia del socialismo. Si los atributos biológicos son una condición necesaria para estas realizaciones. que la enorme fuerza productiva del capitalismo da origen a unas posibilidades de desarrollo futuro del hombre que nunca hubiesen estado al alcance de los anteriores sistemas de producción. ÍAnn Arbor. 59 La forma más conocida de comunismo tosco se fundamenta en una antipatía visceral hacia la propiedad privada. sino las realizaciones culturales de los hombres. Es evidente la continuidad entre esta presentación y el análisis que hizo anteriormente de la «auténtica democracia» en la crítica de la filosofía hegeliana del Estado. Pero. lo que se requiere ’ / es una reorganización más completa de la sociedad. 1963. al desaprovechamiento.

es decir. MEF. El comunismo.. con..des'y potencialidades peculiares de los individuos. y por ello en la apropiación real de la esencia humana por y para el hombre». no ha captado la posibilidad de una trascendencia positiva de la propiedad privada. consciente y efectuado dentro de toda la riqueza de la evolución humana hasta el presente». no en la búsgueda del propio interés. 143 We. 1. penetra hasta las raíces de su ser. MEF. Ño Basta . pp. 480-96.] no propugna una vuelta a la «naturaleza». pp. 58. pero es probable que la alusión se refiera a los seguidores de Babeuf y Cabei Engels trata de estos grupos en «El progreso de la reforma social en d continente». que los economistas consideran como característica de~la~naturaleza humana en general. se saiislace de otra manera Lo poco que esta supferación de la propiedad privada tiene de verdadera apropiación lo prueba justamente la negación abstracta de todo el mundo de la cultura y de la civilización. permitirá. tosco y sin necesidades.«idea»-de propiedad privada por la «idea» de comunismo. 54 Esta fórmula feliz y estimulante viene mezclada con la insistencia en las limitaciones de la «filosofía crítica» dejos jóvenes hegelianos. de una manera que no es posible bajo. no negará la individualidad de cada persona. o con reemplazar Ja. IstvAh MészAeos : Marx’s Theory of Aliena. 536.ita ctenclu/ se reducen realmente a ciertos escritos de Hess. No queda bien claro en quiénes piensa Marx aquí. pp. Su programa [. 53 La envidia gene ral y constituida en jxxJer no es sino la forma escondida en que la codicia se establece y.los sistemas de producción anteriores. d. 1. a un sistema «natural» de necesidades «elementales».munista.h. La consecución efectiva del comunismo «significará recorrer en la reaHdad^m^procesó^muy^duro y prolongado». La destrucción de la propiedad privada es ciertamente una condición necesaria para la transición a una nueva forma de sociedad. pp. en esto no hay paradoja.tion. que no sólo no ha superado la propiedad privada. We. continúa Marx.. La naturaleza social del hombre. retorno pleno. utilizando como recurso las realizaciones colectivas. sino (pie ni siquiera ha llegado hasta ella. Al contrario. vol.00 El ccnnumsmo tosco^e irreflexivo. WÍ. sipo sobre la lúcida conciencia de que el individuo y la comunidad social dependen mutuamente.. Para Marx. Marx se refiere a !a Influencia de loa . 48. p. humano (ais eines gessell. Erad. Weltllng y Etigeb MBF. i»-n> afilara que «loa trabajo» alemanes densos y origínate» en e. esto implicará «el retorno del hombre para sí en cuanto hombre social. 1970.01 La recuperación delJcaráctcr social 'ele la existencia humanales intrínseca a la concepción deFcomunismo que propone Marx en los Manuscritos. La sociedad comunista se basará. sentimental o romántica. simplemente. 141 s. Solamente a través de la comunidad (social se personaliza el hombre. el regreso a la antinatural simplicidad del hombre pobre. y se manifiesta mucho más allá del campo de actividades ejercidas en directa asociación con otras personas. el significado global del estudio de Marx es que la socjedadjco. menschlichen Menschen). p. Pero el principio organizativo de la futura sociedad socialista debe centrarse en «la abolición positiva de la propiedad privada en cuanto autoenajenación del hombre. la expansión de las capacída.sorlaliatns alem/uiM. 1.02 ~ ' .no hay Indicios de nostalgia. con todo. Ergd. vol. enfatiza Marx. Londres. 61. vol. 634 s. 59.schaftlichen. 60.superar en teoría la propiedad privada.

55 CAPITULO II EL MATERIALISMO HISTÓRICO El primer fruto de la colaboración entre Marx y Engels fue el líbro fuertemente polémico La Sagrada Familia. y se publicó a fines del año siguiente. la perspectiva general de Marx cambió poco. y nos ofrece un testimonio de su rompimiento definitivo con el resto de los jóvenes hegelianos. Respecto a los escritos de Marx de 1843 y 1844. nuestros conocimientos de historia económica» * Pero.62. Dentro de la arbitrariedad de toda línea divisoria precisaos! bien La ideología alemana se considera a veces como parle del período «juvenil» do Marx. A partir de entonces. 553. pp. sin fecha. en las condiciones materiales de vida». p. VOOEN: «Taiks with Engels». sino que radican. a partir de su publicación en 19291932. Ergd. Engels observó más tarde. MEF. por aquel entonces. Marx se 1. Para üa valoración posterior por parte de Eng'eja de la significación de los escritos de juventud hasta La ideología alemana inclusive. En 1859. We. p. p. Se trata también de un trabajo crítico ante todo. Fue el análisis de la filosofía hegeliana del Estado lo que le llevó a la conclusión de que «tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado no pueden comprenderse por sí mismas ni por la llamada evolución general del espíritu humano (Geist). sobre La ideología alemana. 1. en Reminiacencea o/ Mane and Engels. por el contrario. La ideología alemana.1 Aun así. la explicación del materialismo histórico que nos da en la obra concuerda profundamente con las que compuso en posteriores ocasiones. muy de buen grado. La mayor parte del libro es obra de Marx. Siguió poco después otra obra. 330 as. 374. Lo empezaron en la segunda mitad de 1844. 164. OS. vol. y el resto de su vida estuvo consagrado al examen teórico y a la aplicación práctica de los puntos de vista manifestados en esta última obra. El texto completo de La ideología alemana no se publicó en vida de Marx y Engels. Marx afirma que no les supo mal a Engels y a él la imposibilité de publicarla: «entregamos el manuscrito a la crítica roedora de los ratones. 57 fe: *> / ^7 r-’ ff • refiere explícitamente a su «Crítica» de Hegel. y al año 1844. vol. aunque el conocimiento que tenía Marx de la historia económica era ciertamente escaso —el esquema que presenta allí de las «grandes etapas» del desarrollo de los sistemas productivos fue después revisado considerablemente—. pera en él Marx esboza por primera ver una formulación general de las doctrinas del materialismo histórico. que la concepción materialista de la historia tal como allí la expusieron «sólo demuestra cuán incompletos eran todavía. pues nuestro objeto principal —esclarecer nuestras propias ideas— estaba ya conseguido».2 escribe Marx en su prólogo de la Contribución a la crítica de la economía política. se ha agitado continuamente el debate sobre su importancia en lo que se . Moscú. 3. es más apropiado verla como la primera obra importante representativa de su madurez!. como puntos que marcan el deslinde más significativo de su carrera intelectual. véase A. volviendo su mirada al período en que escribieron dicha obra. escrita en 18451846.

372. 11&-34... Quiere decir principalmente que la alienación debe estudiarse como un fenómeno histórico que"lóío^ued^comprenderse en los términos del^esarrollo délas formaciones. reemplazaría al capitalismo. p. New Política. 486. tenfa una concepción solamente embrionaria sobre el tipo de sociedad que. 1972'*. aunque presente substancialmente en los Manuscritos. en el proceso de alienación del campesinado del control de sus medios de producción.. p. hay una notable solución de continuidad entre las obras del joven Marx y sus escritos posteriores.8 3. México. 1. OE. que Marx debía substancialmente a Hegel r de la progresivaj/^utocréación» dergomb^^CÍomo expresa en los Manuscritos de 1844. 378. y su superación en la forma futura-de^sodedad. Los estudios de Marx sobre las etapas del desarrollo histórico siguen los pasos del crecimiento de la división del trabajo y la aparición de la propiedad privada que culminan. vol. 1. pp.4 ~ 2. véase Hhlmut Kuges: Téchnischer HumanismusÁ Stuttgart. pp. «toda la Uatnadabistona universal no es otra cosa que la producción del hombre(gor el trabajo humano) [. 47'.. pp. Louia Altkussbr: ¿a Revolución teórica de Marx. 156. MBS1. vol. son bien evidentes lasjínea^jgrincipales de conúnuidad entre la «Crítica* r de Hegelt jos Manuscritos de 1844 y el pensamiento maduro de Marx. Los temas más importantes que Marx desarrolló en los escritos de juventud e incluyó dentro de sus obras posteriores. Sobre el concepto de «trabajo» según Marx. p. AjJ 59 ... OE. p. 31-70 y paaaim. se describe en El Capital como una condición previa necesaria para el pungimiento del capitalismo. son los siguientes: 2. Pero. p. vfícil suponer que los puntos en cuestión vayan a resolverse a P' gusto de todas las partes implicadas. 1964. 58 1. We.sociales-concretas. Para una afirmación comparable. de hecho. cf. El núcleo de la (teoría deLEstaba. fue sin duda su deseo de separar terminantemente su punto de vista del de la filosofía abstracta. al tiempo de escribir la «Crítica». p. 8.. 5 Esta posición. 6. 1962. también Daniel Boul: «The debate on aiienation». Lajiorión dehffiéñaqifo'flün motivo de que Marx abandonase en gran parte el vocablo «alienación» en sus escritos posteriores a 1844. vol. 4. La opinión según la cual Marx eliminó el concepto de «alienación» de sus escritos posteriores y que.. We. no la elaboró a fondo hasta que escribió La ideología alemana. 13.refiere a su concepción madura del materialismo histórico. 1963. 11-128. vol. la expresa Loma Feuzr: «What is aiienation? The career of a cóncept». la formación de una gran masa de trabajadores asalariados carentes de propiedad. la tesis de la posibilidad 4. Este último proceso. 5. Aunque Marx. por tanto. 196-211. La controversia tiene obvias derivaciones de naturaleza directamente política. Así. en el Manifiesto comunista (1848) se burla sarcásticamente del «absurdo filosófico» de los pensadores alemanes que escribían sobre la «alienación de la esencia humana». La concepción. OE„ vol. pp. tal como se expone en la «Crítica» de la filosofía hegeliana del Estado. y es di. 3. con la desintegración del feudalismo europeo. 2. 3 ».. según sus deseos y expectativas. aunque desde una perspectiva política opuesta. en Lbofold Labh>z: Revisiordam. Londres.

escribe" frecuentenüente pon el lenguaje de Hegel y de Feuerbach.de la/abolición del Estado por medio de la eliminación del ám. 60 Feuerbach no es histórico. A^ ren/ ( 4. ' 5. junto con todos los filósofos materialistas anteriores. p. p. Los principales rudimentos del ílbateHalismo^ histórico? m . esto es.] el propio educador necesita ser educado 10 Tal como lo ve Marx.¡ bito de' «lo político» separado) se mantiene en el fondo de sus * consideradoñéTposterTores sobre este punto.'5%-. Las Tesis sobre Feuerbach fueron publicadas por primera vea en 1888 por Engels. sumamente importante. A pesar de que Marx./ 7. Feuerbach.. y con Hégel de un modbespecíaT. Una concepción sucinta de la/_teoría ¿€^\a~pfaxts revo. es (incapaz de analizar el hecho de que la actividad revolucionaria resulta de actos conscientes y voluntarios de los hombres^ Al contrario. en íos Manuscritos de 1844 y¿ insisTe sobre el arraigo del capitalismo en una forma concreta de sociedad. conjuntando la interpretación teórica y la actividad política. pero no analiza la modificación del mundo «objetivo» por parte del «sujeto». 8. ^ coma perspectiva. a una determinada forma de sociedad». anterior a la socieda^ no sólo deja al hombre reducido a hombre religioso.para-el-análisi&' del desarrollo social.0 En segundo lugar. Marx indica que «las circunstancias son cambiadas precisamente por los hombres y [. Feuerbach describe el mundo según el concepto de la influencia «en un solo sentido» de la realidad material sobre las ideas. sino que no sabe ver «que el "sentimiento religioso” es también un producto social y que eLindividuoLabstracto que él analiza pertenece. elj^nfoque^de . 426-8. La doctrina materialista de Feuerbach. 2. el materialismo de Feuerbach se queda al nivel de ujna~dortrina filosQfica que simplemente considera las ideas como «reflejos» de la realid^ materia^De hecho.. cuya característica estructural más importante es una relación de clases partida entre el capital y el trabajo asalariado. Este punto. No se trata de una nueva filosofía que Marx pretenda poner en lugar de las antiguas. Concibe un «hombre» abstracto. MEF. 378). Aquí citamos la traducción-/de OB. Marx lo indica también de otra manera. Feuerbach aportó . pp. vol. Esto significa que debe i integrarse el estudio de las posibilidades de transformación J que surgen°^nT^BístOTig con^iurpro^ámÍ~3e acción práctica que pueda llevar a cabo estos cambios. él rechaza la filosofía^ se decide por un enfoque histórico y soriaTTEn esta línea. hay^una réaprocidad constante entre"la conciencia y la praxis humana). En prímeTlugar. trata la «realidad material» como determinante de la actividad humana. el cual advierte que contienen «el germen genial de una nueva concepción del mundo» (OS.JlucLQil¿n^< Los comentarios de Marx sobre Strauss y Bauer (que entretienen en intercambiar «la “autoconciencia" del hombre abstracto por la substancia de la “naturaleza abstracta”»)7 anticipan las afirmaciones expuestas profesamente en La Sagrada Familia y en La ideología alemana.cribió en marzo de 1845. 182. según las cuales la filosofía crítica no responde sino a etapas muy tempranas de un movimiento revolucionario. y qu^desde entonces se han hecho „ célebres con el nombre átlíTesis~sobre FeuerBacB^ Marx critica a este autor por varios motivos. El cambio social sólo__puede efectuarse cpn la unión de la teoría y la práctica. El punto neurálgico ele la transición entre los Manuscritos de 1844 y La ideología demana debe encontrarse en la breve serie de proposiciones críticas sobre Feuerbach que Marx es. por parte de la actividad de los hombres. en realidad. en sus obras de juventud. no cabe la menor duda que el punto de vista que surge de Marx constituye' un Rompimiento epjstemológico^decisivo con esos escritores. afirma.

Cf. en el sentido de que incluso nuestra percepción del mundo material está condicionada por la sociedad.o. MEF. evidentemente. véase más adelante. tal como lo emplea Marx. dialéctico de acción y reacción entre sujeto y objeto. 2. está integrada dentro de un mundo fenoménico que es: Un producto histórico. las ideas no se hallan en categorías inmanentes dadas en la mente humana independientemente de la experiencia. 1387. JA. 11.euerbnch y de las anteriores tradiciones del materialismo filosófico. 10. A. al^mostrar que «la filosofía. 428. B.. 14. Hasta los objetos de la «certeza sensorial» más simple le vienen dados solamente por el desarrollo social. no se refiere a los postulados de ninguna onto. al mismo tiempo que éste le da formaba él. OE.logía razonada lógicamente. 43.12 El pensamiento de Marx~| ¡ se centra en esta dialéctica entre el sujeto (el hombre en s. con un mundo material cognoscible. la laboriosidad y el intercambio comercial. H. 1" Marx acepta sin duda un punto de vísta «realista». por tanto.14 13. JORDÁN: The Evoh+tion oí Dialec. 12. igualmente condenable y no representsTsino otra forma. 9. Esto. 1962.creatióa^satisfaoi. «Materialismo». Feuerbach no se da cuenta de que la percepción sensitiva. lejos de ser fija e inmutable todo el tiempo. 62 Para^Marx. según el cual las ideas son producto del cerebro humano en relación. BcscuKláTufn el énfasis de Hegel sobre «la dialéctica dé la hegatividad coma principio motor y generador [. p.]». OE. La conciencia humana está condicio.nada por un intercambio. Acto»: The ¡Ilusión o1 the Epoch. vez un materialismo pasivo o «contemplativo». MEF. también Z. 2. 189.11 Pero Feuerbach presenta a la. cada una de las cuales se encarama sobre los hombros de la anterior. ción y nueva creación . p. por consi guien tírpimíy distinta de la de i.. p. vol.. 1955. otro modo de existencia de h enajenación del ser humano». 427.. f*ara una convincente refutación de la opinión según la cual Marx seria un «materialista» en sentido tradicional. el resultado de la actividad de toda una serie de generaciones.[es decir^Ja_£losofía de Hegel] no es sino la religión puesta en ideas y desarrollada cEscursívamente. Para un tratamiento más amplio df> la signiflranfui de este punto. cuando desarrolla lo que dio a entender en las Tesis sobre Feuerbach. p. i^vós^y crean nuevas necesidades.algo de importancia decisiva.j i cled^jy^r^]etój(el mundomatenal). Frankfurt. enJaZc^TjQsIhpmSFes | I subordinan progresivamente el mundo materiaLa los objetivos i f de^ellos^ con lo cüal van transformando estos mismos objeti-. vive. Londres. sigue desarrollando su industria y su intercambio y modifica su organización social con arreglo a las nuevas necesidades. 403-406. por medio de los sentidos. vol. Londres. pp. 61 LA TESIS MATERIALISTA La concepción general del materialismo histórico establecida cu ulcología alamino y eseríios posteriores es. 47: We. la historia-es__un^piaceso de. no equivale & decir que la posición de Marx no implica determinados presupuestos ontológicos. El hombre modela activamente el mundo en que. p. 184. 3. Pero esto ciertamente no significa la aplicación de un materialismo filosófico determinista para interpretar el desarrollo de la sociedad. p. vol. véase ALFhrd Schmidt: Der Begriff der Natur 4n der Lehre von Marx. que es.tical Materialism. Esto se puede ilustrar con una observación de Marx.

Marx proclama la necesidad de una ciencia empírica je la sociedadT^ü^Hpierá’Tun. Ahora bien.naturaleza. p. debemos partir de un examen empírico de los procesos concretos de vida social que son el sine qua non de la existencia humana. en la vida real. sino en su proceso de desarrollo real y empíricamente re. Las características concretas de la sociedad de que forma parte un individuo se interponen en la relación de éste con su medio natural. Fuera del esquema que da en La ideología alemana.darse en el estudio del intercambio creativo y dinámico de 15. como para los idealistas.de necesidades humanas. por otra. de las difereñ^^enerációiíes. bajo la acción de determinadas condiciones. We. Esta es la razón de que el trabajo. lo mismo que algunos otros sectores básicos dentro de sus obras. al seguir los pasos del proceso de desarrollo de un tipo de sociedad a otro. carecen de todo valor. para indicar la sucesión en serie de sus diferentes estratos.. Al estudiar el desarrollo de la sociedad humana. tiene que reconstruirse a partir de eJementos fragmentarios. 63 acción v reacción entre el hambre v la. Allí donde termina la especulación. la exposición de la acción práctica. ésta sólo puede descubrirse y estudiarse mediante un análisis empírico realzado a partirjle los hechos. el medio en que puede existir. Cada uno de los distintos tipos de sociedad_queJdentificajtiene su propia «lógica» de desarrollo o dinámicajinterna. sea de una época pasada o del presente. La concepción de Marx de las principales «etapas» del desarrollo de la sociedad. M. la dificultad comienza allí donde se aborda la consideración y ordenación del material. los principios de Marx para la interpretación del desarrollo social no dejan de ser claros. que por una parte. Por el contrario.. 27. todavía abstractos. cada una de las cuales explota los materiales.el proceso generativo por el cual el hombre seconstruye^jjímismo.»18 Pero ^ atribuir «finalidades» a la . en ninguna parte hallamos una exposición completa de los principales tipos de sociedad que él distinguió. como lo es para los empiristas. un compendio de los resultados más# generales. es decir. En lugar de ella. a lo sumo. del proceso práctico de desarrollo de los hombres.gistrable. Terminan allí las frases sobre la conciencia y pasa a ocupar su sitio el saber real.. abstraído de la consideración del desarrollo histórico de los hombres. Tan pronto como se expone este proceso activo de vida. Estas abstracciones de por sí. como la filosofía. la exposición real de las cosas. mientras que. sea el fundamento de la sociedad humana. modifica las circunstancias anteriores mediante una actividad totalmente diversa. capitales y fuerzas productivas transmitidas por cuantas la han precedido. separadas de la historia real. puede aparecer. más específicamente. vol. cuyas necesidades son fijas e invariables. la historia deja de ser una colección de hechos muertos. Esto es lo que distingue a los homBres~He los animales. Pero no ofrecen en modo alguno. Parte de las condiciones reales y no las pietdc de vista ni por un momento. Con todo. pero no vistos y plasmados a través de la fantasía. 3.13 Con esta fraseología redundante. «La historia —afirma Marx— no es sino la sucesión. p.característica. Sus condiciones son los hombres. Sólo pueden servir para facilitar la ordenación del material histórico. o una acción imaginaria de sujetos imaginarios. prosigue en condiciones completamente distintas la actividad precedente. con la exposición de la realidad.. una receta o un patrón con arreglo al cual puedan aderezarse las épocas históricas. comienza taúibién la ciencia real y positiva. el intercambio creativo entre el Tiombre y su medio ambiente natural. 27. Lo cual es puesto de relieve como principio teórico general y. La filosofía como rama independiente de la ciencia pierde. Esto lo expresa Marx en un pasaje que vale la pena citar entero: Este modo de considerar las cosas no es algo incondicional.

p. 49. Proudhon considera las relaciones económicas como otras tantas fases sociales. en lugar de dar origen al modo de producción capitalista. Esto puede enten derse. Como afirma^etTlos M^nüscrUos~ñcl§44. de modo que una es consecuencia de la otra como antitesis de la tesis.riS¡ Sol^-Tura. traducción co. en lo tocante al material. o.. al comentar la afirmación de que una etapa capitalista es prerrequisito necesario para el establecimiento del comunismo en toda sociedad moderna. la sociedad tribal. 37 v M moni) l‘.i. Cf. Carta al dirp<-tor d«> Otpeceatvfnmi/r Zapisky. pero que ocurren en contextos históricos diferentes. producen resultados completamente distintos»). «M. el instrumento y el producto del trabajo. elj3esarrollo de lajdlyisión del trabajo es sinónimo del crecimiento de la alienación y deja propiedad privada. 1968:.na J. En Roma ya existían determi16. Proudhon sustituye simplemente la sucesión hegeliana de ideas por categorías económicas y asi se dispensa de estudiar el desarrollo histórico en concreto. De este modo: «Las diferentes fases de desarrollo de l'a división del trabajo son otras tantas formas distintas de la propiedad. Pero la economía romana se desintegró internamente. IA. 64 nadas condiciones que ejercerían un papel esencial en la forma ción del capitalismo en el Occidente europeo en un período muy posterior.J. 65 en la crianza de los niños. cita el caso de Roma. desempeñan un papel productivo inferior a Jos hombres jElhombre es al principio un ser completamente comunitari^TF'mdmdualización es un . Madrid. cada etapa de la división del trabajo determina también las relaciones de los individuos entre sí.historia diciendo que «la historia posterior es la finalidad de la que la precede» sería pura y lia. JA. Marx hace la misma crítica cuando se refiere al uso que hace Proudhon de la dialéctica de Hegrei. Pero ésta es mínima en el tipo más sencillo de sociedad.. La formación de la sociedad de clases a partir del sistema original indiferenciado de propiedad comunal. dicho en otros términos. namente una tergiversación teleológica. si uno estudia tales sitaciones por separado. p. IA.» Jfíserííj de la Filosofía. también La Sagrada Familia o crítica de Ja critica critica.» 19 IOS SISTEMAS PRECLASISTAS Toda forma de sociedad humana presupone cierta división rudimentaria del trabajo. prosige Marx. al identificar a los hombres con su especíalización profesional determinada (caso del «trabajador asalariado»). Bottomokb y M Rfwi: Kar¡ Marx >‘i<ry filón»fia social. y además implica una marcada división entre los sexos: las mujeres. y afirma que en su secuencia lógica realizan la razón impersonal de la humanidad. citada p«r T }■.sjLU^fHjbgíg_de la sociedad en el análisis de la diferenciación progresiva deja"división del trabajo. Burct: luna. 1969. «pero nunca llegaremos a comprenderlas si confiamos en el passe partout de una teoría histórico-filosófica cuya cualidad principal consista en ser syprahistórica» Mar^fundamenta. cada una de ellas engendrada por la anterior. pp. les niega su conjunto de capacidades de productor «universal». ¿Lo cual muestra «que hechos sorprendentemente parecidos.su-ila. 17. depende evidentemente de si se da o no la especialÍ2ación en la división del trabajo. y es precisamente la división del trabajo la que. pp. muy ocupadas 18. Para tomar por ejemplo un período de la historia anterior.17 Marx expresa este mismo punto de vista cuando. rechaza la posición que lo mira en un sentido unilineal. 49.

. da como resultado la individualización progresiva de los hombres.. Entre ellos están las condiciones físicas del medio ambiente y la estructura interna de la tribu. animal gregario [. El mismo intercambio es un factor importantísimo de esta individualización. el grupo nómada se convierte en una¿€omunida'd^^rl^la7^establ^ Ocurrídá'"va está transición. el «carácter tribal». ser tribal. que al principio se intercambian por el sistema de permutación directa. lo. Oru. debajo de^gllos. que : incluye a «los jefes de familia patriarcales. Formaciones económicas precapitalistas. «Un individuo aislado no podría poseer tierras en propiedad. igual que los animales. es decir.» 21 relación del individuo jconJatierraque trabaja. A medida que se multiplican dichos intercambios y que abarcan una gama de artículos . Los hombres no se establecen como jparte de la naturaleza correspondiente. 68: Gru. 395 y as. ganado. del mismo modo que no podría hablar. Ibid.]. hay muchos factores que influyen en la manera de desarrollarse la comunidad a partir de entonces.cual toma formas históricamente diversas. afirma Marx. La tribu no está instalada en ninguna 20. pp. y da origen-a la producción^de mercancías. con el desarrollo de una división del trabajo altamente especializada.20 La propiedad es también comunal al prindpio:£la propiedad privada no derivade^n estado denaturále^a. etc. ya sea Tbase del~pastoreo.. p..producto histórica relacionado con una división. 75. y agota los recursos de un lugar antes de trasladarse a otro. proceso que llega a su extremo con el capitalismo. 22. el cual estimula una ulterior especialización en el campo profesional. smo que es el resultado de un desarrollo social posterioy Es un disparate. De este modo Jos ^hombres solamente se individualizan por medio del pro. Buenos Airea. p. p.del-trabajo cada vez más especializada y compleja. los esclavos». finalmente. .(La ulterior diferenciación en la división del trabajo se desarrolla por medio de los procesos íntimamente relacionados del crecimiento de la población. va íntimamente unida a la capacidad de producir un excedente ademas de lo que es necesario para satisfacer las necesidades básicas. poseyendo cada uno su pequeña propiedad privada.didiúzzd&ji jravés de la comunidad. viene me. 66 región tija. a su vez.4os miembros de la tribu. por su parte. y el sometimiento de una tribu a otrá^3 Esto tiende a producir un {Esterna de esclavitud de base étnica^ como parte de un sistem^3elestratxfícadón diferenciado.24 Xx?^ contactos entre sociedades estimjjkaJ. p. 21. formaciones económ%cas precapitalistas. lleva consigo el intercambio de bienes.^o^j(tQmg^o comoT^^r^t Y. Esta división del trabajo cada vez más^ompíicada./«El productor existe como parte de una familia^tribuTligrupación de su pueblo. insiste Marx. puesto que «diversas comunídadesdescubrerTen la naíüfáleza circundante diversos medios de producción y diversos medios de sustento»/5 se desarrolla el intercambio de productos. el intercambio. yasea a base de la caza y la recolección. en un momento determinado se juntaron para formar una comunidad medíante cierto tipo de contrato o acuerdo social. Esto. metales y otras cosas. 389. A lo más podría vivir de ellas como fuente de sustentación.».» 22 La forma más simpl^de-sociedadjribal es lasque lleva una exis tencia^^^da.ceso ~3e la historia“«{ El hombre ] aparece originariamente como ser genérico. 63. consecuencia de la mezcla con otras y de la mutua contraposición. solamente lo hacen cuando. los conflictos entre las tribus que a causa de ello se ven obligadas a entrar en contacto. concebir que la sociedad humana existía originariamente de tal manera que los individuos separados. productos destinados a la venta en un mercado— decámbiorEntrelas primeras mercancías se Cuentan "esclavos.. y la consiguiente producción de mercancías y economía monetaria. 1974*. ¿a una etapa determinada.

vol. al unirse con el Imperio romano que se desintegraba. Pero la unidad del gobernante con sus . 67 oriental (India y China). Puede notarse Ja semejanza con Dur.. sino también (y primariamente) del carácter en sí autoSuficiente de la comunidad aldeana^ Esta pequeña comunidad «se autosustenta por completo yxíispone en su interior de todas las condiciones de producción.'que. 1.distingue.Tvariás 1 líneas 'de evolución a partir deljribalismo. En sus artículos en el New York Daily Tribune. eri la sociedad oriental el individuo «nunca llega a ser propietario. 27. 42-44. acentúa considerablemente los factores climáticos y geográficos en que la agricultura necesitó un sistema centralizado de irrigación.28 Un factor esencial en este punto es la ausencia de propiedad privada de la tierra. Artlcles on India. Marx opina posteriormente que esto radica en todo un conjunto de características de este tipo de sociedad. 24. Las opiniones de Marx sobre ei«modo de producción asiático»^ (la sociedad oriental) sufrieron Cierta mufación.tos^humanos más amplios y propenden de este modo a formar ^sociedades de gran magnitud/ ^^Marx. a partir de 1853. The American Journálism. formó el nexo a partir del cual se desarrolló el feudalismo en el Occidente europeo. Pre-Capitalist Fcon&mic Formations. como en algunas partes de Europa y particularmente en Roma. Cap. De todos modos. p./Donde se desarrolla el sistema de propiedad privada de las Víierras. La sociedad oriental es muy \ resistente al cambio. de sociedad no es necesariamente despótico. el crecimiento de la población lleva a presionar cada vez más para ser propietarios. que trajo consigo un fuerte gobierno también centralizado. 291. «el ser divino de la imaginación tribal». 1951. y de producción de excedente». 28. pero Marx distingue también un tipo ’ específico de sociedad tribal. 1966. 1. de cualquier modo que empezara. y que no conduce a ningún ímpetu de diferenciación ulterior. 25. estas comunidades. lo que significa una tendencia constante a la expansión. Cap. pueden ofrecer como tributo a un déspota parte de su producción excedente. dibuja una ‘sola línea de evolu. pp. Nueva York. las pequeñas comuni26. p. inspiradas a menudo por la religión. En cambio. las características genéricas de la misma comunidad local. pero. Formaciones económicas precapitálistas.26 Sin embargo. Esto comprende sobre todo M sociedad 23. Borabay.khetm. lo que se llama «despotismo oriental». 65. 1968. Las reíacionesdejntercambio que así se instituyen-fomentan la interdependencia de conjun. 122-3. vol. al limitarse a usar materiales históTícos referentes a Europa. pp. Marx on China 1853-60. p. en tierras sin explotar». el resultado es una «unidad de manufacturas y agricultura que se autosustenta».más variada. ] calcada sobre la antigua. of Marx and Engels.27 No están bien claros los orígenes históricos de este fenómeno. Cap. aparece el uso de cierta forma demoneda. el germánico. Londres.. La estructura del modo de producción asiático será socavada por el impacto del colonialismo occidental. 286.cIóñTcIesde la sociedad tribal a la sociedad antigua (Grecia y RomaJT Pero" más~tarde. vol. El aumento de la población en la sociedad oriental tiende sólo a crear «un* aueva comunidad [. esta tendencia al estancamiento no proviene solamente del rígido control despótico del organismo centralizado de gobierno. sino sólo usuarioA Es te tipo. 68 dades aldeanas pueden existir como agrupaciones segmentarías cuya asociación es poco determinada. Cf. en sus primeras obras. 1.

p. y se manifiesta a lo largo de toda la historia de la civilización hasta llegar a nuestros días La separación de la ciudad y el campo ofrece las condiciones históricas. la ciudad adquiere una importancia de primer Vprden. de la localidad a u nación. vol.34 Durante todos los períodos de la historia de Roma. EL MUNDO ANTIGUO i LajsociedadjmtigüaJes consecuencia «de Ilusión de. Wittfogel: Oriental Despotíam. que empieza primero en la ciudad. tanto en / la India como en China. la masa de productores. 31. mediante acuerdo voluntario o Ilpor conquista». A la vez que Roma ^s una sociedad urbana.agricultor vive en una ciudad». muy. 30. la burocracia que administraba la agricultura constituía la clase dirigente». 6. En las\ /ciudades encontramos el «comienzo de una propiedad basada7 31 ^solamente en el trabajo y el intercambio». «La contradicción entre el campo y la ciudad comienza con el tránsito de la barbarie a la civilización. p tribusmar úna aW<7í/. y ésta qs la principal fuente . 50.súbditos no se basa en una sociedad que forme un todo. Al principio. la clase dirigente se basa en la propiedad territorial. puesto que la propiedad a nivel local sigue siendo plenamente comunitaria. p.. Puesto que 69 j las clases cuandojeL excedente de riqueza apropiada privada..33 Al contrario de lo que succdc en la sociedad oriental. Precisam«ite por es_to. para el crecimiento del capital. p. la «propiedad comunal y pública» eclipsa a la propiedad privada. Esto lo indicará más tarde Weber.Xminante25* En cambio. conectadas por una afiliación religiosa a la persona del déspota. L^dciedad lTiitigu^^ su civilización basada en la ciudad. La autosuficiencia de las aldeas o comunidades locales pone 'límites sin duda al crecimiento de las ciudades que..lejos de <^dar“al "margen de la influencia de-la_propiedad territorial. 3. Marx lo define como «una forma en la cual el. el crecimiento -de la^p_oblación__presionaJ3ada la^expansión territorial. en el tipo de sociedad que representan /Grecia y Roma.pansionista. Marx pone muy de relieve el crecimiento de la urbanización. en las condiciones del modo de producción asiático. refiriéndose tanto a la India como a China. mantuvieron un carácter ex.32 Sólo empiezan a existir jj 29. Incluso en la ' sociecTa3~antigua --^^Tticularmente en GrecTa—. Karl A. Marx no considera que contengan un sistema de clases evolucionado..varias. cohesionada por una múltiple interdependencia económica. New Haven. las ciudades estaban organizadas en torno a la milicia. JA. Las tribus que componían originariamente las ciudades. 56.. está. El propietario de tierras_^reside al mismo tiempo en la ciudad.zación del Estado. nunca desempeñaron un papel predo. tanto en Grecia como en Roma. 1957.de la óFgarri. en la sociedad antigua la ciudad es un todo económico. 55. sigue siendo una sociedad compuesta básicamente de unidades segmentarias. We. Él análisis que hace Marx de la sociedad antigua se concentra en el caso de |Roma.| meTuFjlgjáráTlsastar para que un grupo autoseleccionado se !¡ contraponga claramente a. Wittíogel alega que Marx «no liegfó a sacar una conclusión que parecía ineludible desde el punto de vista de su teoría: el hecho d*1 que. generalmente como el índice más claro de diferenciación dentro de la división del trabajo. y a través de su historia. JA. es |la primera torma dejtermínáda dé sociedad de clases^Si bien Ta^JodedadHlasiáticas^muestjran cierto desarrollQ. y para la separación de éste de la propiedad territorial. del régimen tribal al Estado. 32.estado eran agresivas y belicosas. p.

en comparación con la sociedad burguesa. Pero Marx continúa: «Sin embargo. ¿qué ea en realidad la riquexa. goces. p. IA. donde las finalidades humanas quedan subordinadas a la producción y acumulación de riqueza. que monopoliza los fondos públicos y la organización de la guerra. No hay una ideología que «empuje» hacia" üh" interés en aumentar al máximo los.de cambio en la sociedad romana. Ibid. fuerzas productivas. beneficios. Ibid. cuando la forma burguesa ha sido limpiada de sus cáscaras.. que dio lugar al establecimiento periódico de colonias. «El sistema en su conjunto [.37 tan fuertemente porque no hay ninguna motivación paxa^incrementar_la productividad a partir"3elos'recursos existentes. 36.c[paT<<contradicción » in t ernaf de sues truc tura: «Al mismo tiempo que es parte esencial cíe las condiciones económicas de la comunidad [. Anthony’a Papera. 72.» 35 La expansión de la población. Gborck Lichtheim: «Marx and the "Asiatic mode of production". La riqueza no aparece como el objetivo de la producción. el carácter clasista del «modo de producción asiático» tiene considerables derivaciones políticas. . la prin. o Bruto pueda incluso prestar dinero a un interés muy elevado. Sí. 38. Más aún. lo es solamente en los términos de un ámbito de potencialidades humanas bastante limitado. pp. p. que producen un engrosamiento de las filas de los esclavos. sino todo el conjunto de necesidades.CLa riqueza como fin en sí^arsma aparece solamente entre los pocos pueblos dedicados al comercio^8 ¿_Xa riqueza no se valora por sí. Formaciones económicas precorpit alistas. Las guerras de conquista y colonización hacen surgir líneas de diferenciación social más marcadas. ] esto rompe el vínculo real sobre el que descansa la misma comunidad. No. y las Marx se refiere a Rusia como «sociedad seroja siálica».36 Estos tienen que cargar con todo el peso del trabajo productivo. 14.. 33. pp. p. de los individuos. observa Marx. que no podía rebasarse sin poner en peligro las condiciones de la misma civilización antigua. 65. 1963. 86-112.. sino por el «placer privado» que trae consigo?) Por eso la clase dominante mira con recelo y con desdén el comercio y la manufactura. p. 77. Ibíd. 84-5. p. 34. La perspectiva que prevalece en el mundo antiguo. mientras los patricios terratenientes destacan como clase dominante cada vez más separada. 37.. Formaciones económicas precapitatistas.» tásta fue la causa que obligó a lo que Marx llama «emigración apremiada».. religioso o político*— sitúa todavía muchísimo al hombre en el centro de las cosas. capacidades. $). American Journalism o/ Marx and Engels. aunque existe en forma alienada —en los términos de una visión del mundo «reducida a lo nacional.. Cf. 21. misma. La cuestión siempre está en cuál es el tipo de propiedad que crea mejores riudadanos. aunque Catón se dedique a investigar cuál es la forma más rentable de cultivar la tierra. p. 61.. 35. sirven para extender la esclavitud y para incrementar la concentración de la propiedad territorial. cap. Wittfogel ofrece una relación (poco benévola) del debate entre los investigadores rusos sobre la sociedad asiática (iMd.. ] se basaba en cierto límite numérico de la población. 64. 70 aventuras militaristas que ello fomenta. que se produce en un Intercambio universal?» Si bien «el mundo infantil de los antiguos» es superior en un aspecto ai mundo moderno. etc.. que «constituían una articulación regular en la estructura de la sociedad».

combinada con el hundimiento en la pobreM?3eJa^ma^m de lagentea causa de la explotación. Los patricios.«rx pone muy de relieve cuando estudia los orígenes del capitalismo— no conduce a la formación de la producción capitalista.se fraccionan las grandes plan* raciones. y como-indigno del hombre libre.bárbaros sobre_Romajio fue.. indica que. que terminará por desintegrarse desde dentro. donde se practica la producción agrícola a gran escala. _ EI^ confiict<y_d^clases_dentro_ de la sociedad romana se centra-' alreHédoFde la lucha entre patricios y plebeyos.»40 ~Ta esclavitud como institución pasa por varias etapas en la historia de Roma. Al tratar de la función de la usura^jiVíarx. Pero la incapacidad cfcl comercio y dé la industria para desarrollarse más allá de cierto punto. que miran 39. lo llevan a la ruina los impuestos de las autoridades. Le llega la hora de la decadencia a aquella Roma que en la cumbre de su gran Imperio produce una enorme concentración de riqueza. OS. significa que incluso los latifunditz_de. esta forma de explotación tocó a su fin. la. p. La expresión es de Engels.para un mercado.71 el trabajo en general se considera' con desprecio. esto lo hace combinado con otras condiciones. que tienen que^ñfrentarse cqntínuamente~con la ruina económica al ser oblígaHos a servir en la guerra. para. caída progresiva de los mismos plebeyos en la esclavitud lleva~lTTa formación de grandes propiedades. p. Los patricios explotan descaradamente alo ¿plebeyos. 72 de apuntalar como sea a un Estado que se desintegra. Así cambian las cosas y vuelve a predominar el cultivo en pequeña escala.)&t). un día de ser económicos^ . 2. Cap. que alcanza gran desarrollo en Roma.\ EL FEUDALISMO Y LOS ORÍGENES DE LA FORMACIÓN CAPITALISTA La arremeüdaude^los. sobre todo por medio de la usura. vol. si bien el cnpitaí de los usureros juega un papel muy importante en el desarrollo del capitalismo. la usura influye para desmoronar las bases del pequeño campesinado^o de los plebeyos. aunque nunca forma parte de un proceso general de^ acumulación de capital. los latifundio. arrendarlas a inquilinos hereditarios en pequeñas haciendas. Al tiempo que alcanza un considerable desarrollo de las fuerzas productivas. 315. En los últimos tiempos de !a república. íes prestan dinero a un tipo de interés exorbitante. el Estado romano se fundába en «una explotación sin escrúpulos de las provincias con^^t.»^^^ésd:'"qae^l‘lmperio legaliza abiertamente. 556. portan. en lugar de aten. vol.' déí~Ias necesidades reales de los plebeyos. los pequeños campesinos. Empieza a íibolirse la misma esclavitud y . CorTTa^HecadencisT de las ciudades comienza una mayor depresión del comercio. «Tan pronto como la usura de los patricios acabó de arruinar a los plebeyos romanos. Empezando como un sistema patriarcal en que los esclavos ayudan a los pequeños productores. y la economía puramente esclavista desplazó a la economía de los pequeños campesinos. 3. sin las cuales influye solamente para provocar la decadencia económica /\Esto es lo que sucede en Roma. en el tercer volumen de El Capital.to^ más que la condición . r. la composición interna de la sociedad impide el crecimiento más allá de ciertos límites/La expropiación de los medios de producción de p-ran númcVo de campesinos —-proceso que M. Y si algún comercio consigue sobrevivir.^as. ' 40. sino a un sistema basado en la esclavitud.

Marx en un pasaje se refiere escuetamente al sistema que en Europa siguió al romano como una «aíntesis> en la cual «dos sistemas se modificaron mutuamente». puestos ante la tarea de administrar los territorios que habían conquistado. Marx afirma en una ocasión que.que aceleró la caída del inundo. p. Pero el'sistema-feudal es básicamente rural: «Así como la Antigüedad partía de la ciudad y su pequeña demarcación. «El señor no busca extraer de su propiedad el mayor beneficio posible. Según Engels. todavía no es muy elevado el gnído de alienación entre el trabajador y su producto. antiguo. 23. Varios siglos de guerras y de continuo desconcierto civil en Europa occidental condujeron a un empobrecimiento constante de los campesinos libres. a lo largo de todo el período feudal.) 14. consume lo que allí hay y abandona 43. y a su consiguiente paso a 1. la propiedad privada y el Estado. de todos modos. p. 73 lar. 14 tranquilamente el cuidado de la producción a los siervos y colonos. en gran parte. Ja Edad Media tenía como punto de partida el campo. en ninguna parte trata con detalle de las primeras fases del feudalismo. complementado por una selección de gente instruida proveniente de los letrados y funcionarios romanizados. Sin embargo. 53. pero es probable que hubiese aceptado substancialmente los puntos de vista expresados por Engels en El origen de la familia. se ven obligados a modificar su propio sistema de gobierno y a adoptar elementos heredados de los romanos. Lo que puede encontrarse en la visión de Marx sobre el período maduro de la sociedad feudal en Europa se ajusta a las concepciones corrientes de la historia económica de su época. cuyo caudillaje llegará a transformarse en monarquía. Esta estructura subyacente «continuó siendo durante toda la Edad Media el único baluarte de la libertad y de la vida popular»/3 Marx no tiene mucho interés en trazar las características de la sbciedad feudal. Contribución a la critica de la Economia Política. como lo demuestra la supervivencia de la propiedad comunitaria a nivel local. (Del tercer borrador de la carta de Marx a 2asutich.I siervo es propietario por su cuenta y produce en conjunto para satisfacer sus necesidades y las de su familia. que formaban el núcleo de los ejércitos bárbaros. aunque no faltan grandes vacíos y oscuridades. Las .» 43 Para Marx.a condición de siervos de los nobles terratenientes de cada lugar.. incluso al tratar este punto. pp. 144-5.» 1'1 JEn el estado de servidumbre. incluyendo a los siervos de la gleba.-12 Este nuevo orden social se centra en la posición dominante del caudillo mili41. Aparentemente Marx no considera que la sociedad antigua sea una etapa necesaria en el desarrollo del feudalismo. Marx. más bien fija su atención en el proceso de tránsito del feudalismo al capitalismo. JA. La base de | la economía feudal consiste en la agricultura en pequeña escala j de"ias''aldeas.causas reales de tal hundimientoTpróvienen de la evolución interna de la misma Roma. Formaciones económicas precapitallatas. Por el contrario. p. a la aparición de la sociedad feudal. se mantiene una estructura subyacente propia de la antigua forma bárbara (germánica) de organización social.41 pero en Europa occidental la desintegración del Imperio romano da pie. Se constituye entonces una nueVa nobleza alrededor de un séquito de asistentes militares. 19762. Prc-Capitalist Economic Pormations. En otras palabras. Madrid. F. esto tiene su complemento en la producción artesanal y la industria doméstica en las ciudades. 42. aunque el trabajador tenga que ceder al señor parte de su producto. 265. es . la historia de las primeras etapas del capitalismo es. Hacia el siglo ix ya predomina la servidumbre. los bárbaros. la historia de la enajenación del pequeño productor del control de su producto.

p. Londres.. Para un estudio crítico del libro de Dobb. para.dejbs. lo cual le obliga a depender de la venta de su trabajo ai precio que le ofrecen. I la expropiación_cie los medios de producción de los campesi. Cualquíe<tr>. estaba formada en aquellas fechas por campesinos libres propietarios de sus tierras. 42. que tuvieron un «carácter revolucionario». están vinculados. julio de 1854. «la única forma de capital líbre con que entraron en contacto». la servidumbre de la tierra había desaparecídcr prácticamente hacia el fin del siglo xiv. una serie He acontecimientos que «se escriben en los anales de la humanidad con letras de sangre y Aiego». fomenta una disminución de las fortunas de la aristocracia terrateniente y permite a los campesinos más prósperos saldar en forma monetaria sus obligaciones con los señores o liberarse completamente de su controb En Inglaterra.48 -"'En el siglo xiv descubrimos ya «los comienzos de la pro. dentro de la economía que había sido feudal. ‘Pero su alcance es muy restringido. Dobb aleara que el factor más importante que produjo vía decadencia del feudalismo «fue la ineficacia del feudalismo como sistema de producción. í)í>. sus opxu^oHes^ao3o~lq.50 Más aún. y estos gremios se mantienen separados d^5 capital mercantil.. a la par que la creciente necesidad de ingresos por parte de la clase dirigente. lí)5í.. La desintegración -del-feudalismo. véase Paul ftf. y en algunas regiones pasa por períodos de « resurgí miento» . El crecimiento del comercio estimula. la formación ‘imcíal del modo de pro.. ej_ desarrollo. 47. Este proceso ocurre en distintos períodos y de varias maneras en cada país. En las ciudades dominan fuertes organizaciones gremiales que limitan estrictamente el número de oficiales y aprendices que un maestro puede emplear. al . Carta de Marx a qels. Ja gran masa de población trabajadora de aquel país.» Maukics Doro: Studics in the Development o1 Capitalism. 1934. The Transition froni Feudaiism to Capitalismo Londres.la historia de la expropiación de los medios de producción que él tenia.centros urbanos va a3ncertado_con^la^formación . y en el siglo xv en Inglaterra.dewe.b\ p.46 Lo mismo que en la Antigüedad. un aumento sin límites del uso de la moneda y. El proce§£L. y el desarrollo temprano del capitalismo. np. p. a resultas del cual las comunidades urbanas llegaron a conseguir un alto grado de autonomía administrativa. Swkezy.. la conversión de los centros urbanos en ricos centros comerciales y manufactureros sólo empieza realmente en el siglo xii. 1963.47 Si bien es probable que perdurarañ~atgunas ciudades del período del Imperio romano.. MarF^ubrayafÍa~ímportancia de la aparición de los movimientos municipales en el siglo XII. Selccted Correspon.del capital mercantil y de usureros y de un sistema monetario que Jes-sirve. La suerte del sistema de siervo's de la gleba varía notablemente en distintas parles de Europa.corno Marx destaca muchas veces. del intercambio de mercancías. donde esto aparece de una «forma clásica».jjáucción capitalista— imp]ica. rural y autárquxca.es-iíosible el desarrollo deí capitalismo mientras ln mayoría de la población trabajadora esté formada i por campesinos independientes. Miu-X cílíi a Tlii*Try m t'f sentido do <iue fa palabra capitalia aparece por primera voz con el sui'^ítmvnt-ü <ie la? comunicados urbanas autónomas.^Esto facilita el desarrollo de la usura en las ciudades. MF. En Inglaterra. por consiguiente.. 40. Marx se fija en el ejemplo de Inglaterra.crecimiento dejas ciudades.cual actúa "con fuerza-para socavar el sistema basado en Ja^producción agrícola. 72. la transformación del campesino independiente en trabajador asalariado .decir.de=. 75 ra que fuese su escalafón feudal. sus pobladores son sobre todo siervos liberados.aducción capitalista» 40 en Italia. Londres.<í^cumulación íjpriniaria-»-51 —es .jrios.

los señores feudales desarraigan violentamente de sus tierras a gran número de campesinos. 609 (nota). Cap. 17) y otros que traducen ursprüngUch por «primaria». 1. Los campesinos expropiados «se convierten en tnasse en mendigos. 1. p. Fenómeno at cual Engels dedica cierta atención. vol. o se venden a bajo precio a especuladores que sacan a los colonos hereditarios y consolidan sus posesiones en grandes conjuntos. Mane advierte que en Italia. i . y 625. pp. p. 51. 611 s». estos sucesos por sí solos no pueden'' considerarse condiciones suficientes para la aparición del cay pitalismo. separado de sus medios de producción y arrojado. Así.54 De modo que. 76 de proletarios libres». Índica Marx. los restos deteriorados del 53. 291. pp. las tierras labrantías se convierten en pastos. vol. impulsado más y más por el desarrollo en Flan. p. vol. 627. Todo este proceso de expropiación recibe en el siglo xvi «un nuevo y espantoso impulso» a partir de la Reforma. 55. un grupo «móvil». 619. vol. donie primero se desarrolla la producción capitalista. Cap. en la mayoría de los casos por la fuerza de las circunstancias».A esto se respondió con una cruel legislación contra la vagancia. diciembre de 1882. pp. Sigo en esto d Sweezy (p. vagabundos. • 52. 1. existe en Inglaterra un estrato social formado por los campesinos desposeídos. En «desafiante oposición al rey ty al parlamento». p. 610 ss. a principios del siglo xvi. voí. con ellos empieza a existir un proletariado. 49. y el poder creciente de la monarquía acelera la -decadencia de 1^ aristocracia feudal. 50. Como consecuencia se produce el movimiento de los cercados. «es también donde antes que en otras partes declina la servidumbre». 746. 748 y 762. Cap. pp. 1. vol. Cap. Esta expresión se traduce corrientemente por «acumulación primitiva». 23. evitando así las implicaciones de la versión corriente que pueden llevar a error. Carta a Marx. al mercado con el carácter de trabajadores asalariados «libres». 407-8. con lo cual la población de vagabundos quedó sometida a «la disciplina exigida por el trabajo asalariado». se arroja al mercado la primera «masa 48. We. Marx advierte sarcásticamente que los economistas políticos interpretan esto de un modo puramente positivo. Con la despedida de criados y asistentes por parte de Ja aristocracia empobrecida. 54. Las extensas tierras de la Iglesia se entregan a los favoritos del rey.des de la manufactura de la lana. en parte por inclinación."'2 Es el tiempo en que las grandes guerras feudales han minado los recursos de la nobleza. 1.pondence. Cap. que ocasiona una fuerte subida del predo de este producto en Inglaterra. cuando hablan de la liberación de los hombres de los vínculos y restricciones feudales. Selected Corres. flotante. Cap. 1. cuando habla de la aparición de una «segunda servidumbre» en Ja parte oriental de Europa en el siglo xv. vol. A la vuelta del siglo xvr. Esta aristocracia terrateniente se ve atraída cada vez más a una economía de intercambio. que sólo requieren un pequeño número de pastores.empieza en serio a fines del siglo xv. omitiendo por completo el hecho de que esta libertad acarrea «las violaciones más descaradas del “sacrosanto derecho de propiedad" y los actos de violencia más brutales contra las personas».95 Con todo.

Crecieron rápidamente las nuevas manufacturas. Manifiesto Comunista. p. vol. 23. p.. el desarrollo del elemento revolucionario de la sociedad feudal en descompo.00 No se sabe mucho. p. sino en lo que Marx denomina «operaciones subsidiarías rurales» de hilar y tejer. La afluencia de oro y plata produce un "-súbito aumento de precios. Se establecieron nuevas fábricas de manufactura en los puertos marílimos y en los ceñiros interiores. y engfosa el número de trabajadores asalariados. que nunca pasaron más aíl¿ de ■ la aplicación y habilidad de la artesanía específicamente urbana. cortaron por lo sano la disposición social y económica que había en Inglaterra. con ello. pero sus ciudades dependieron esencíal56. Quiere indicar. Añade Marx. más la abundancia de metales preciosos que invadió el país después del descubrimiento de oro y plata en América. nunca pudieron realizar una industria en gran escala» (p. 1. Un factor quej-joyo cierja importancia. episodio de la rápida expansión del poder estatal) Los mecanismos de administración centralizada y de podeí político consolidado que se forman. el fruto de todo ello es la primera revolución inglesa. Esto produce grandes beneficios para el comercio y la industria. pero es fuente de ruina para los grandes señores rurales. que requieren poca preparación técnica. 59. 61. OE. cierto grado de poder.67 Así. 78 mente del antiguo sistema y. sobre el origen preciso de los primeros capitalistas. Cap.58 La manufactura organizada no nace en las industrias artesanales controladas‘por los gremios. «Por esto Jos antiguos. Ibid. 92. y aceleraron. incluso en nuestros días. 92. Formaciones económicas precapitalistas. 58. son empleados «para acelerar a pasos agigantados el proceso de transformación del régimen feudal de producción en el régimen capitalista y abreviar la transición». / El poder de los que controlan el capital. la burguesía que / surge.11 feudalismo se balancean entre una desintegración todavía mayor y la transición a una forma productiva más avanzada: el capitalismo. con todo. vol. «sobre la base del comercio marítimo y transcontinental a gran escala». 1. El anterior desarrollo deí mercantilismo a partir del siglo xi actuó como factor importante para disolver las estructuras feudales. y Marx tiene poco material histórico que ofrecer sobre este asunto. p. a la navegación y a la industria un impulso basta entonces desconocido. se desarrolla progresivamente desde comienzos del siglo xvi en adelante. que se imponen dos modos históricos de avance en la producción capitalista.fEn el ámbito político.. que imprimieron al comercio. p. a pesar de «la lucha rabiosa entablada en Inglaterra entre las ciudades corporativas y los nuevos viveros industriales». Los principales fueron el descubrimiento de América y la circunnavegación de África.sición-5G La rápida afluencia de capital procedente de este comercio precipitado. fuera del control de las ciudades corporativas más antiguas y de sus organizaciones gremiales. 117).para estimular la formación del capitalismo fue la rápida y vasta expansión dercomercio en ultramar.58 El capital no llega a ser una fuerza revolucionaria hasta que alcanza esta etapa. el capitalismo moderno empieza lejos de los centros manufactureros más antiguos. IA.:'que se desarrolló como consecuencia de los asombrosos descubrimientos geográficos realizados a fines del siglo xv. 57. una vez alcanzado desempeñaron un papel esencialmente conservador. El^primero_¿e_da_cuando una parte de l^Iasejíieicaiit^ a . allí se localiza el ímpetu inicial. Aun cuando la sociedad rural es el último lugar donde se desarrolla el capitalismo en su «forma más pura y más lógica». 638.

82. p. 9-26. pp. A mediados del siglo XVII. Se pone en marcha el ímpetu~constante^aai~Ia~^^dxfí^cxón* tecnológica que se convierte en el distintivo del capitalismo. 1. extiañden~HTrnBito“’cíe^ acthddades hasta abarcar^oomércro~/Actúán. Cap.La expansión de. p. 473. sino porque la división del trabajo que implica posibilita la producción de más unidades por hombre-hora. gran parte de las tierras pertenecen a agricultores capitalistas 60. vol.63 El resultado es la ^gy-plugión industrial». 1.ul La segunda vía de formación deLxapitaUsmo es. 639. . tiene evidentes lynitaciones. factor que Marx pone muy de relieve cuando trata de los pronósticos de descomposición deí capitalismo.partir de las operaciones puramente comergjaJ^Tentra a poner mano~^íirectamenfé^irla^pr^uFciórírEsto ocurrió en el primerdesarroño^ del~aiplti^^ y es el principal banderín de enganche de capitalistas en Inglaterra a fines del siglo xv y principios del xvi. p.cÍ^arío>>^^n-€HosaiÜ5iPoriFaT3rícantes individualériHimulan capital y. Sus propiedades aumentan considerablemente mediante la ocupación por la fuerza de las tierras comunales que todavía quedan del períodó feudal. no debido a ningún avance técnico. 79 que producen para el mercado y emplean a trabajadores asalariados. cuando «se incorporó el capital a la tierra y se crearon los contingentes de proletarios libres y privados de medios de vida que necesitaba la industria de las ciudades». 63.62. que realizan colectivamente lo que en el sistema gremial haría un sólo prolesloñál^dedicado a eIIo7Xa~^ñufactura~lls mas "eficiente que la producción artesanal. p. citada en Miseria de la Filosofía. 2. según Marx. . 3. y la frase citada en p. esta manera de formarse el capitalismo pronto se convierte en «un obstáculo al verdadero régimen capitalista de producción y desaparece al desarrollarse éste».jcturfjf.. Como consecuencia. vol. Carta a Annenkqv.Desde entonces. 23. y no Se completa hasta la segunda mitad del siglo XVin. Cap. 61. £nJaj¿nm^£i)redomina lq^bymu. pero deja especificados algunos aspectos del proceso tal como se dio en la agricultura inglesa. Sin embargo. 64. Su distintivo característico es que implica él désdobiíTle^ Mbilida^ grtesanal"^^arias tarea^T especializadas desempmad^4M3r^4etermto^oüñoS^^er obreros. «el desa7rono~3e~láTmaquinaria fue una consecuencia ineludible de las necesidades del mercado». Esta forma de producción. vol. Cap. «el camino realmentelrévolu. Engels emplea esta expresión antea que Marx. pp. Véase completa en OE. We. surge un apremio muy fuerte^para crear^medios de producción técnicamente más" efijsjentes. Termina en la misma época en que el campesinado independiente desaparece del todo. Véase la obra de Engreís La situación de la clase obrera en Inglaterra en edición fin inglés. vol.Marx jjis¿mgufi_jjos^tandes etapas de organización productiva enjdLpefíodo capitalista. 624*. El desarrollo de una maquinaria cada vez más complicada y más cara es un factor ■fundamental de la centralización de esta economía. Oxford. a partir de ja producción. poFliñto7desde el primer momento7~al margen de lo^. 1968.gremios y en conflicto con ellos) Marx apunta solamente algunas indicaciones sobre cómo se'presenta en la manufactura este segundo modo de desarrollo. Jamecanización iin. Pero este último proceso se demora. 323.^pglOneTmodo de producción capitalista. que predomina en Inglaterra^ctesde el siglo XVI hasta fines del siglo xvm. 761. los mercados hacia el fin del siglo xvm es tan grande"que la manufactura no produce suficiente para responder a los pedidos qu^se~le~Eacen. 469-481. vol.

que lo mismo hoy que hace miles de años necesita cumplirse todos los días y a todas horas.5 En toda forma de sociedad hay «una' suma de fuerzas de producción. han situado correctamente en el trabajo la fuente de la autocreaclón del hombre.ir y reproduce la sociedad en cada momento: de aquí pro-\ j viene lo que es estable en la organización social y éste es. el desarrollo de la sociedad es consecuencia ! de la continua interacción productiva entre los hombres y la ' natyialé|a7El hombre «se diferencia de losanimales a partir cíel momento en que comienza a producir sus medios de Subsistencia L. que cada generación transfiere a Ja que sigue [. y a través de estos vínculos y relaciones sociales. a la ( vez. XA.° Marx no pretende construir ningún tipo de . De aquí parte una de i as críticas más notables que hace Marx a la economía política y al utilitarismo en general. 258.Uli. con sus acciones cotidianas..2 Todo individuo. p.Tr-~''''*-' * .No deja de haber cierto debate sobre e! orig-en’Vde la expresión «revolución industrial». porque él.3 Pero los economistas no han hecho resaltar precisamente que la autocreación del hombre por medio de la producción entraña un proceso de desarrollo social. los hombres contraen determinados vínculos y relaciones. CAPÍTULO III LAS RELACIONES DE PRODUCCIÓN Y LA ESTRUCTURA CLASISTA Según Marx. y después de él los demás economistas. sino que actúan también los unos sobre los otros. y sólo a través de ellos. y sirve para encubrir el carácter social que la producción siempre manifiesta. p..]».. El concepto de «individuo aislado» es una construcción de la filosofía individualista burguesa. la fuente creadora de nuevas necesidades y capacidades. para actuar en común y establecer un intercambio de. Cf. 28. los hombres no actúan solamente sobre la naturaleza. No pueden producir sin asociarse de un cierto modo. Para producir.^^^^r'í!r«7^»'>r. 80 SBS8HS^55S®!8SsS^ri5^i^ssr.]». el origen de una modificación interminable. ^ Cualquier tipo de sistema productivo trae consigo un deter 1. una relación históricamente creada con la naturaleza y entre unos y otros individuos. actividades. 19. no hay ningún tipo de sociedad^u^nQ^e„funde_en un determinado conjunto de rela. De este modo la actividad productiva está en la raíz de la sociedad. Marx alude a Adam Smiih calificándolo de «Lutcro -de la economía política». 81 r minado conjunto tic relaciones cyírc ios individuos que p. vuelve a] : ere. 2. lo que es más importante. Lo^^seresüaumanos^ nunca producen simplemente como individuos.cipan en el proceso de producción.. y «la producción de la vida material es [.. es como se relacionan con la naturaleza y como se efectúa la producción. Dobb.cío ngs-dgjro^ücción En la producción. IAJ p. Por tanto. sino que siempre lo hacenjromo miembros de una determinada forma de sociedad. tanto en sentido histórico como analítico. simplemente para asegurar la vida de los hombres».1 La «producción y reproducción de la vida» es una exigencia dictada por las necesidades biológicas del organismo humano y a la vez. La producción es «el primer hecho histórico».] una condición fundamental de toda historia.

i l i ii. Esto sólo puede explicarse por medio dél análisis social e histórico concreto. EL DOMINIO CLASISTA ^uctgies. véase más adelante. que tuvo una economía desarrollada en ciertos aspectos. 137. Sobre el uso del término «relaciones do producción* on los oncritoo do Marx. 22.°/Lo mismo que eí concepto de^racibnalizadón^en. voL 1. Wesolowskl: «Marx’s theory of c!&S3 domination: an attempt' at aystematisatíon». 1967).La incapacidad .el pensamiento-de Max Weber. en Nichows Loskowicz : Marx and. se acostumbra traducirlos por «autoridad» y «régimen de clase» (rule. vol 2. p.a Todos los análisis que hace Marx del dominio o régimen . Al tratar dFlas”relaciones entre cíases‘en~lá sociedad. World (Notre Dame. desenvuelto. Sobre el problema de la Herrschaft } en los escritos de Weber. i>. MEF. conviene más emplear el término «dominio» que « autoridad ». * “ ' clasista tienen como finalidad-primariaZlaZeiplicación _de.secundaria respecto a este centro supremo de atención. da por supuesto su significado^ Se ha observado como una ironía el que los manuscritos dejados por Marx-al morir quedaran interrumpidos precisamente en eí punto en que iba a proceder a un análisis sistemático. El término que generalmente emplea Marx (Produkticmsverhült. MI "*~ i M ^. . pero quedó entorpecida por ía ausencia de un sistema monetario. ías modificaciones de fuerzas productivas t¡uc s dan en la transición del feudalismo al capitalismo pueden ncontrar su explicación en los términos de una serie convelen te de hechos históricos. 6. class rule). En consecuencia. un doble significado en ingléa. se dan casos-de sociedades en que las fuerzas dé producción llegan a desarrollarse en un grado bastante elevado. y puede referirás tanto & laa «condiciones* como a loa «relaciones» do producción. vflajBO Louis Altiiuhssk et al. W. 5. p. 3. 54-£. Oru. 149-59. 82 Oe este modo. p.nisse) tiene. del . 1ÍXJ7). the Western. Pero estos términos sugieren bastante más imposición deliberada de poder de lo que implica necesariamente la terminología alemana. 40.schaft. 259. Más aún. En las versiones inglesas de los escritos de Marx. Cf. Marx cita el ejemplo del Perú. p. que contuvo ¡a expansión del comercio. «Trabajo asalariado y capital». 8.teoría general sobre lo que provoca la expansión de las fuerzas productivas (Vroduktionskrafte). 4. De ahí que Marx a menudo usa el término Klasse de un módo algo 7.de desarrollar un sistema monetario dependió en gran parte de la situación geográfica aislada del país. pp.t Liro lo Capital (París. en 02?. . g2. IA. pero en que ios demás elementos de la organización social retardan cualquier paso más adelante. pp.Ja estructura y la dinámica características de laVsociedad^urguesax deTmodo quela precisión de conceptos tiene una importancia . en realidad. la noción de ^]asé~es“taQ'fundaxnental en los escritos de Marx queden sus obras más importantes.7 Marx usa generalmente los términos Hcrrschaft y Klassenherr. y no se sintió obligado a afrontar el problema de descifrar de una manera precisa el concep o de clase hasta bastante cerca del fin de su carrera intdectuaI.

aquéllas forman \ma ckse. es principalmente negativo.-mulada enJE. implica necesariamente una relación conflictiva. A pesar de la variabilidad de su terminología. puesto al final del tercer volumen de El Capital (edición preparada por Engels) (Cap. las clases son un aspecto de las relaciones de producción.. antes de terminar el escrito.11 Tal punto de vista serviría de base para suponer que 9. Por cuanto existe entre los campesinos parcelarios una articulación puramente local y la identidad de sus intereses no engendra ’ entre ellos ninguna comunidad. hace el siguiente comentario: L03 campesinos parcelarios forman V. es relativamente fácil deducir lo que es substancial en la concepción de clase que tiene Marx. p.de que la distribución de bienes econó. «[. Ct.. individuos viven en idéntica situación. Stasislaw Obsovsky: Class and.» Caria a Wey. E§t5s~crxterios~ nos darían una gran pluralidad de clases-“los médicos. Class Stmcture i« íhg ftcsHai Consciousness.micos no es un _ámbito se parado ~ de lü producción o indepen.. mientras que la producción viene regida por leyes precisas’. vol..a relación ¡de grupos de individuoT^espeHo^~la~p^Sion de propiedad ] gmadT^obrellc^Tffediósde producció^nrEsto~ños da un modelo deflaciones de cíase~Básícamente dicot^micc^ todas las sociedades clasistas se constituyen alrededor ele una línea divisoria entre dos clases antagónicas.10 Por primera vez en sus escritos. sino que está determinado por~eL‘modo de producción.12 Clase. para Marx.I Capital.J no me cabe el mérito -íc haber descubierto la exMsncía de las clases en la sociedad moderna ni la lucha entre ellas. . vol. que el conflicto de clases puede mitigarse o incluso eliminarse del todo introduciendo medidas que minimicen las diferencias entre Jos ingresos.. Ora.Marx. . /i las clases no son más que desigualdades en la distribución de ingresos y.concepto. for.f^esos~^r^~g5p¿cl^coñcréto^de.rílente_dejgHa.Ü¡Í masa inciensa. Luego. La clase no debe identificarsejií con la fuente de ingresos ni co’nTa^posiaoíTTúiraonal en la división del trabajó. p. al tratar de la situación del campesinado en Francia en el siglo xix. 3. existencia f que las distinguen por su modo de vívir. pero sin que entre ellos existan muchas relaciones. pp. cuyos ingresos provienen del tratamiento de enfermos. cuyos. 481. 1963. de que las instituciones humanas controlan (y pueden modificar) la distribución. Más aún. no forman‘una . 69-SS y passim. y de muchos economistas políticos. ninguna unión nacional y ninguna orga-' nización política. pero uno puede ser empleado de una gran empresa y carecer de propiedad. por ejemplo. por tanto. Su modo de producción los aísla a unos de otros. etc. sus intereses y su cultura de f otras clases y las oponen a éstas de un ¿nodo hostil.demeyer. en vez de establecer relaciones mutuas entre ellos [. pueden dedicarse ambos a la construcción. pp. tal como la entiende Marx. 2. . SXfi-8). 10. no es más que un fragmento. aquí propone explícitamente la pregunta «¿qué es una clase?» Pero lo que dice . El capitulo «Las clases». su premisa general. En la medida en que /Jnillanes de familias viven bajo condiciones económicas de'. Por ejemplo. 11.de clase. marzo 1852. La insistencia de Marx en que las clases no son grupos según los j. indica Marx con énfasis lingüístico. y el otro puede ser propietario de una pequeña empresa. la dominame y__la ^sometida. tales criterios partirían por medio la situación de los grupos de individuos en el proceso productivo: dos hombres. serían una cíase distinta de los agricultores. en OS. Londres. Repetidas veces i. a partir de las abundantes alusiones esparcidas a lo largo de sus muchos escritos fLas clases se constituyen PQ¿J. Marx rechaza por «absurda» la afirmación de John Stuart Mili. que deducen los suyos del cultivo de la tierra. 717.].

p. pp. aunque desempeñan un importante papel económico v políuco~en~Ta^forma existente de sociedad. 13. son marginales (en el sentido de^ej^rovienende un conjunto de reía¿io?jtes de producción cjue. 152.clase. pp. OE.17 3. en elC^^péhpfoleiariaj se encuentra# grupos heterogéneos de indivi3uorimeCqú^n~al-margen^del sistema de clases porque no están plenamente integrados en la divisjón del trabajo. erurelacíón de dependencia funcionalrespecto a una ae las clases y que. en el plano de la competencia. I. por tanto. OE. 86 33 Varía históricamente el r^deñlro^fTodas^diartáy^^ gcado de ^homogeneidad—de una clase Las luchas dejUsgs^n^Exsncia. Cap. OE. sus abogados. 1961. Marx anaHzaeTcoñflicro erí&e los~cá^taTistasfinancieros yíos industriales de 1848 a 1850 A) Se trata de un ejemplo empírico de la persistente subdivisión dentro del conjunto de la burguesía. vol. p. 36S ss. vol. .13 En otro contexto. tienden a33^üficixse^p^ücaniente' con^élla. vol. pp. etc. ESTRUCTURA CLASISTA Y RELACIONES DE MERCADO Es importante recalcar que el concepto dícotómico de cíase aparece Como una construcción teórica en los escritos de Marx. 18-27. 217. 341. En la sociedad burguesa se dan tres tiposjde estas agrupaciones que complicarTeTasunto: 1.10 ^ 2. 17. vol. Marx hace una observación semejante refiriéndose a la burguesía: los capitalistas formaruuna clase sólo en la medida en que se veí¿~otógados a sostener una lutria qogiácLjContra^otlase. ellos' mismos se enfrentan unes con otros. I. 1965. Cf.'8 Jó. I. Stanford. que viven de los despojos de la sociedad. Lascapasj>ociale^ q uestán. o bien están caducando o bien. sus médicos. 136. si bien todavía fuertes ¿n Francia y Alemania. Cf. 24l-5lf ' 16. Los componen «rateros y delincuentes de todas clases. en pos de ganancias en el mercado. p. v_C§ses--que. 14. p. DONALD HOQUES : cThe "i^ern^ifttejclaflses" in Mandan theory». o se ven obligados a unirse al proletariado urbano. IA. van pasando a depender de los capitalistas agrícolas. vagabundos. que trabajan en la administración de la industria: el alto personal ejecutivo. están surgiendo^ 15 Un ejemplo de las primeras lo tenemos en el caso de los campesinos libres que. vol.Industrial Societv. Marx alude también a «sus sabloa. Social Research. III. Finalmente. íUlf Daheendoef: Claas and. por "demás. gente sin patria ni hogar». gentes sin profesión fija.». 18. como «representantes y portavoces ideológicos» de las citad as clames OE. p.. 51.TTorresponden a esta categoría los que Marx denomina «d|rectQrps». Sólo la sociedad burguesa —tal como Marx traza su futuro desarrollo— encaja bastante con esta descripción. Pues. Class Conflict irt an. I.14 12. vol. 28. Todas las sociedades clasistas de la historia muestran un sistema de relaciones más complicado que interfiere con el eje dicotómico de la estructura de clases. a la inversa. Cí.

con el grado de preponderancia que tengan en la economía las relaciones de mercado. OE. Una vez establecido el capitalismo.. directa. I.-y. puede decirse que toda sociedad preca. el cual depende de la expropiación de una masa de trabajadores que. al modo como. «Manifiesto Comunista». I. y deí cual depende la organización política'.pitalista «se forma [. p.. Las puras relaciones de mercado no aparecerán como el determinante de la actividad productiva humana hasta el advenimiento del capitalismo. por ahí. La sociedad burguesa ha desgarrado sin piedad «las abigarradas ligaduras feudales ataban al hombre a sus “superiores naturales".] por la simple suma de unidades del mis/no nombre. el cruel “pago al contado” Eq^una palabra. por tanto.] ya que el beneficio puede dividirse en dos tipos de réditos.' clase son" ef principal eje alrededor del cual se distribuye el poder político. 735.mente por el lugaro Generalizando una metáfora que Marx aplica al campesinado'francés.spnal. 87 tacÍQp_abierta^_descarada. Así. pequeña burguesía y campesinado— son clases_d&_transición. a pesar de que tiene que ceder como tributo a un dueño una parte de su producto.' aparte su fuerza de trabajo. el dominio o subordinación económicos vienen mezclados con vínculos per. vol. no tienen nada que ofrecer a cambio de los medios de subsistencia. Para híarx7 el poder político y el económico están vinculados estrecha. La propiedad privada aparece primeramente como tal en el mundo antiguo. las clases foimameLprincipal es : laboñ entre las relaciones de producción y el resto de la socieT. en OE. la propiedad continúa vinculada . Las dos especies de capitalistas no expresan más que esc hecho. el dominio del terrateniente feudal funciona a través del vínculo personal de servidumbre y el pago directo de diezmos. La forma de gestión política se relaciona estrechamente con el modo de producción y. que van siendo absorbidas por una u otra de estas dos colectividades de clase más importantes.»20 Según Marx. En la Edad Media. Más aún. pero queda restringida a sectores limitados de la vida económica. 341. Tanto en la sociedad antigua como en la Edad Media. que dará origen en las ciudades al capital invertido en manufactura. desde la propiedad feudal de la tierra hasta la propiedad corporativa convertible. 21.brutal.81 (Én estas formas de sociedad las relaciones económicas no se manifiestan como simples relaciones de mercado. En la concepción de Marx. Este tec-ema también debe situarse dentro de una dimensión histórica. se funda en la divergencia respecto a un tipo concreto de intereses: «[. vol. para no dejar subsistir otro vínculo entre los hombres que el frío interés. pero no inseparablemente. las patatas de un saco forman un saco de patatas». Lasdemásdases —terratenientes. la distribución de las clases y la naturaleza del conflictqjmtre ellas~caml51 rabíemMtelrónla^^icíón de sucesivas"formasj^sociedad^as soc^dadesprecapitalistas estaban organizadas preponderante. por ejemplo. 20. las relaciones de clase_se han si mplificado y unlversalizado. por ejemplo.es cutre los individuos. p.como otras subdivisiones por el estilo.» “En ía^sociedad burguesa. el siervo conserva en gran medida el control de sus medios de producción. p. la propiedad pasa por varias etapas.. 22.. su progresivo desarrolló tiende más y más a la creación de dos grandes clases que en el mercado se oponen directamente: la burguesía "y\eT proletáríado. en lugar de la explotación ve» kda^^jiilusionesjreligiosas y^líiicaT^ha^establecidó^una explo19. Qru.

Con la aparición del capitalismo moderno. p. 24. vol. la alianza de la burguesía con la monarquía absoluta ha estimulado el crecimiento de un poderoso cuerpo de funcionarios fuertemente arraigado. p. 2. En éste.23. al mismo tiempo. y lo convirtieron en fuente del derecho civil. ■'! 88 /A esta propiedad privada moderna corresponde el Estado moderno^ el ctril.ojdadLque_esto ocasiona. En'Francia. Esto significa que el funcionamiento del poder político todavía se gestiona.25 El proceso concreto que ha dado.enjconexión con la lucha de la burguesía contra los restos del feudalismo. . JA. y por ello también lo están las relaciones de dominio clasista. del hecho de que la clase dominante. también Di’skheim: DL. que gobierna oficialmente. Rara el estudio hecho por Weber sobre eate punto.a la comunidad. tal como queda reflejado en el ascenso a descenso en la bolsa de los bonos del Estado. en todas las sociedades clasistas. cf. el Estado representa «un compromiso arcaico. de los medios para la producción intelectual (geistig). de un modo poco preciso. y la burguesía. Eí capitalismo moderno. p. primariamente en la communitas. los burgueses. decrépito y trasnochado entre la aristocracia terrateniente. por ejemplo.23 El_Estajlo-jr-jiemo--apar£ce. que se ha despojado ya de toda apariencia de institución comunitaria». en OE. véaae ES. M. la formación del derecho entra en una nueva fase. pero sin consecuendas duraderas ^ebido a la descomposidón interna de la manufactura y 1 comercio en la sociedad' romana. En Roma aparece por primera vez la codíficadónde un cuerpo jurídico. la autoridad se fundamenta más en normas racionalizadas que en las prescripciones religiosas predominantes en comunidades tradicionales. 71. está «condicionado por la gran industria y la competencia universal. 142 as. 71. 95. En Inglaterra. propia de su tiempo. origen a este orden político en Inglaterra ha restado importancia a los elementos burocráticos del Estado. pero viene estimula3o! 3l^Íén=porrias^xi^^iF3^í^écóñómra'cápítaIísta7' ~ 22. «La ¿lase que dispone de los medios para ia producción material. pp. produce o asume formas ideológicas que legitiman su dominio. 25. en cambio. I. vol. 28. ha caído enteramente bajo su dominio a través de la deuda nacional. vol. p. «Manifiesto Comunista». en cambio. y su existencia ha llegado a ser totalmente dependiente dd crédito comercial que le ofrecen los dueños de la propiedad. que de hecho domina en todos los ámbitos de la sociedad civil. adquirido gradualmente por los dueños de la propiedad pór medio de las contribuciones.** La (formaVconcrefa del-~Estado cirmnstanqÍs~que hanacompa^ en en la sociedad burguesa_var|a segúnTas ía_conquista deLpoder.28 El sistema moderno de leves y administración de justicia es un 24. dispone con ello. pero no oficialmente». lo que hace que . 11. Pero no es más que la expresión. 1DEOLOGÍAY CONCIENCIA El origen del derecho-civil tiene sus cimientos en la difusión de ía^ropiedáTprivada yen h desintegración "3e~ETcortiu. 89 apoyo ideológico muy importante para el Estado burgués. We. Los primeros centros del capitalismo en Italia y fuera de Italia asumieron el derecho romano.

Para un estudio más elaborado sobre este tema.— — i — * i . juntamente con los factores que determinan qué ideas jf [se colocan en lugar destacado dentro de una sociedad dada. I. p.|uc tiene Maix del papel que desempeñan lay íormas concretas de ideología en las sociedades clasistas se sigue directamente de estas consideraciones más generales. ]de ideas.i iWtotal. Marx ha sido objeto de muchas acusaciones malévolas.se le sometan. IA. por tanto. encontramos un ejemplo concreto de esto.» 28 Por causa de esta frase. Hay que tener presente que en ella el término operativo es ser social. véaae m&s adelante. pp. sino. IA. OS. vol. En el hecho del lenguaje. la conciencia está enraizada en la praxis humana. i-. El principal defecto del idealismo filosófico e histórico está en su pretensión de analizar las propiedades de una sociedad deduciéndolas del contenido de los sistemas de ideas que predominan en ella. vol. 337-359. 29. 50. las ideas de quienes carecen de los medios necesarios para producir espiritualicen te.i -. Ahora bien. El lenguaje «es tan viejo como la conciencia: el lenguaje es la conciencia práctica. no se tiene en cuenta para nada que la 27. _ . We. 3. e incluso la misma existencia de algo que rebase la . p. la conciencia real. indica Marx. 31. Asidas ideas de libertad e igualdad que aparecen en iá fachada de la sociedad burguesa no pueden tomarse en su «valor aparente» como recapitulación directa de la realidad social. y que pocas objeciones pueden aducirse contra la afirmación general de que la actividad humana dentro de la sociedad ejerce una influencia directiva sobre la conciencia. al contrario. requieren como condición la existencia del lenguaje. lo hacen £Qino_ejgmentos de la cogoencia^le unos hombres que viven en socíedadT^guIendoiina praxis determinadaT~<^iehtras^qüe eíTla^ída^vulga^ todo tendero sabe perfectamente distinguir entre lo que alguien dice ser y lo que realmente es. el lenguaje es un producto social. —. las^ libertades jurídicas que existen en la sociedad burpuesa^li^enen~feaHcIa3^para legitimar eriiecho de las obligaciones de los contratos en que los trabajadores asalariados"^ carentes de propiedad se encuentran. ni esta continuidad ni cualquier cambio que ocurra pueden explicarse con las meras categorías internas de su contenido. Al hacerlo así.. en tremenda desventaja en comparación con los dueños del capí. y sólo en virtud de su condición de miembro de la sociedad adquiere el individuo las categorías lingüísticas que constituyen los parámetros de su conciencié hl concepto <. 28. que existe también para los otros hombres y que. relación entre valores y poder no es unilateral: la cla^e dominanre^dIsg^é^riTredlo5~p^iu~difuiicÍ^las4deas-quelegitiman posición de predominio. generalmente hablando. nuestra historiografía . por el contrario. p. p. comienza a existir también para mí mismo 20 La expresión de ide^s.mera sensación.f Por evidente que sea la continuidad entre las ideologías a través del tiempo. 46. que a su vez es^speíaL Éste es el sentido de la frase: «No es la conciencia del hombre la que determina su ser./Esto significa-que la ideología debe estudiarse en conexión ’ j con las ^relaciones sociales en que viene incluida: tenemos que f estudiar los procesos concretos que dan origen a los varios tipos . Las ideas no evolucionan por su propia cuenta. el ser social es lo que determina su conciencia.» 21 Según Marx. 373.. en relación con Weber y Durkhcim.

«Prólogo de la Contribución a 2a critica de la economía política». por ejemplo.] los medios morales para* esa dominación».s nos hemos referido ya jikís arriba.. o con los de una clase que empieza a estar en con. 373. 600-501. p. Un individuo o un grupo pueden desarrollar ideas en desacuerdo en paite con los puntos de vista que prevalecen en su época. por lo que ella dice acerca de sí misma y lo que se figura ser. tVr. vol. tener en cuenta el papel del dominio debelase sin elyí. 1968. 279-93. p. IA. Véase Karl Korsch: Sfarxismus und Philoao^hie. Cree a cada época por su palabra. y qur Marx pour tic relieve ni irutm tic la ideología. vol. C[as circunstancias sociales en que acontece la actividad de los individuos condicionan la percepción que éstos tienen del mundo en que viveg) Precisamente en este sentido el lenguaje constituye la «conciencia práctica» de los hombres. jde la distribución del poder económico en la sociedad.33 La actividad productiva de los individuo^.31 Marx no postula una e anexión invariable entre estos dos modos en que la praxis social da forma a la conciencia. quedan resueltos^algunos de ( los aparentes~3Hemas que afectan a la correspondencia entre \ relaciones de producción y «superestructura» ideológica en toda s sociedad dada. . en OE. en relación entre sí y con la naturaleza. 2. componen «la base real sobre la que se f'C ¡levanta una superestructurajurídica y política y a la que corresponden determinadas íormas de conciencia social». consiste siempre en . 33. a través He la mediación 5 / del sistema cítTdases. 405.» 30 Es Importante distinguir dos puntos relacionados entre sí. Cf. Cf. Primero. 602: We.) De esta última proposición se sigue que la difusión de idesís depende en gran manera 30.32 Éste es el caso de muchas* de las ideas que se emplearon para construir máquinas a fines del siglo xvm y a principios del xix: hacía muchos años que sé conocían.. 1990. p. pp. ¡i ainlm. Y segundo —generaliza Marx refiriéndose tanto a la creación como a la difusión de ideas—(jen las sociedades clasistas las ideas de la clase dominante son las que predominan en cualquier época".( dar el tr^tondtTBFlir^concepdón^dialéctica de las relaciones ] entre conciencia y actividad social. Johk Plamenatz : Man and Society.. De ahí que la ideología dominante siempre incluya «en parte [. 3. IA. Londres..no ha logrado todavía penetrar en un conocimiento tan trivial como éste. vol.“■■■■■ la sociedad. 56-67. Leipzig. vol. pp. pp.. sobre el que se levanta la «superestructura». IA. 3. I...] un embellecimiento o conciencia de la dominación. 92 “T'“— . 32. p. una-parte de ja «superestructura» social: prevalece en cualquier época un ethos que legitima los interes'es de la clase dominante. implicó una continua in* teracción mutua entre comportamiento social y conciencia: la estructura de dominio clasista condiciona la difusión y la aceptación de las ideas originadas de este modo. diciones de desafiar a la estructura de autoridad existente. Precisamente en este último sentido la ideoío^aj^>ñs5tuye. De‘ este modoiias relaciones de producción. 34. S5. 49. en parte [. pero estas ideas no llegarán a destacar si no se articulan con los intereses de la clase dominante. p.34 El «fundamento real» d? 31. pero su rápida aplicación y difusión sólo tuvo efecto cuando el desarrollo dei capitalismo obligó a los capitalistas a aumentar la producción mucho más de lo que erá posible con la manufactura artesana.

ya no es necesario presentar un interés particular como general o hacer ver que es “lo general” lo dominante». como si las relaciones de producción no las implicaran.relaciones de individuos prácticos y activos. por el hecho de que sus escritos están vinculados tan fuertemente a la estructura de dominio de la clase burguesa.. SI joven Hegel> p. pero. este punto de viata es básicamente hegelía. 112.muladoTos~economÍstas políticos. Sin duda. 93 rácter limitado y unilateral de sus formulaciones. Marx despacha sin grandes dificultades el problema de la relatividad deí conocimiento histórico.toda_eji^términos de principios ra^nalésTXs77(^todas las sociedades clasi^'ásr^aftlapan de ciertas características. por consiguiente. es posible aplicar nociones como «trabajo» y «producción».j logia que legitima su posición de dominio.síKiedad-relarivamf. Pero. 3 » 35 Las teorías que han elaborado los economistas políticos contienen elementos de verdad muy importantes que pueden aplicarse a todas las sociedades.30 pero esto no significa de ningún modo que todas sus ideas sean «ilusorias» en sentido epistemológico.nlf. y la «superestructura»!! él vinculada por / . Pero esto no descarta la inter^ prefación retrospeciiva_deja_bis. de modo que siempre entraña tanto la creación como la aplicación de ideas.>. el ser viviente más evolucionado. incluyendo las ideologías más elaboradas y complejas. la comprensión de la estructura y_ proceso de desarrollo de la sociedad burguesa nos permite usar las mismas cat^ófias para^éxplicar el désarró. de uña manera muy general. p. derecho y^relfgión) que_pxeceprúun„y_san clonnn un sistema de dominio clasista. Sí bien Marx propone un e^quema^globj? cuyas características se encuentran en todo proceso de~cámbios revolucionarios. sino que viene incluida~en urTsistema de relaciones sociaks-tesDeciaímente en forma déTpoiítica. están enraizadas en determinados conjuntos de condiciones sociales. según Marx «hay que conocer correctamente el presente para poder comprender adecuadamente la historia del pasado.. La anatomía del hombre. a características de sociedades que se encuentran en cualquier nivel de complejidad. nos da la clave para comprender la anatomía del mono. El proceso en conjunto del cambio social revolucionario.^Pero hay que tener presente que estos conceptos sólo han aparecido al surgir la producción capitalista^ «La producción en general es yna abstracción. Esto lo ilustra Marx por medio de una analogía... son incapaces de discernir el ca35. Ciertamente todas las formas de conciencia humana..no transformado. pero una abstracción justificada [."ttqiocial del inundo antiguo. Lq más significa ti vfa de la «superestructura» no es que contenga ideas. Igual que los historiadores y filósofos álemanes. pero éstas no pudieron darse hasta el advenimiento de las condiciones que originó el capitalismo para el conocimiento científico de la sociedad. es el siguiente:_En f toda . Oru. de manera semejante. también sostiene que las formas de transformación revolucionaria que se dan en la historia difieren en ciertos aspectos de crucial importancia. 7. tan pronto como. estable hay un equilibrio entre el ñyuxf modo_jie-43roduc€ÍónT-las„xelaciones sociales que integran~ejté 10/j j modo de producción. Como observa LukAcs./ der al punto dominante una nueva clase revolucionaria sean \equi valen tes en distintos tipos de sociedad. Usando fos conceptos que han for. segúrTe! esquema que emplea Marx en su análisis.37 ■"v Toda clase dominante pretende la universalidad de la ídeo. Los modos fcle pensar predominantes no arrojarán del todo su carácter ideológico hasta que «la dominación de clases en general deja de ser la forma de organización de la sociedad. según Marx. comparten las «ilusiones de la época». j esto no supone que los cambios sociales que acontecen al aseen.

42. haya de adquirir una firmeza social y sobreponerse a todo lo que sea i simple arbitrariedad y mero azar. Cuandojaclase revolucionaria ha llega.agudice todavía más la contradiccióru-de-laelase^ no poseedora contra la ahora dotada de riqueza41 El ascenso al poder de la burguesía introduce. 22. We. p. es decir.„opuestos. Prescindiendo de todas las otras cosas. «Manifiesto Comunista».. en OE. 3. que . Estas luchas dan como resultado. vol. i a su vez.juna tirantez_entre__estas.40 I. de su propia hegemonía: La parte dominante de la sociedad se halla interesada en santificar lo existente como ley y en dar una sanción legal a sus límites. 25. nuevas fuerzas productivas y las relaciones de producción . 94 revolucionariajie lasociedad». I. IA. Cap. un factor indispensable de todo régimen de producción que .| ra otro período de relativa estabilidad. hace que.~To~quepa su vez. 53. por lo demás. su carácter en otro ucmpo~rcvolucionarió se convierte en~ una defensa del nuevo orden. 37. 48. p. 3. p. como sucedió en Roma. o bien «el hundimiento de las clases beligerantes». tan pronto edmo la reproducción _ | constante de la base sobre que descansa el estado de cosas existente. We. . De este modo la accesión al poder de la nueva clase inaugu. p. do ¿poder. 39. 48. | esto se hace valer. p. 40. vol. Cuando ocurren cambios progresivos ^^ el ámbito de la actividad productiva —tal como sucedió en Roma con la aparición de la manufactura y el comercio dentro ' una economía predominantemente agraria—. IA. más tarde. IA. como ocurrió con la retirada del feudalismo anteel~capitalismo.instaura sü^fomrrradón siempre sobre una base más extensa que la dominante con anterioridad a ella. 801. realizó su revolución en 1789 con la ayuda del campesinado. por ejemplo. 52. surge . p. ^Cada~nueva clase -—afirma Man?. y esta regla y este orden son. v.38 Si bien con el derrocamiento revolucionario de la clase dominante solamente una clase sometida tiene posibilidad de ganar. . como consecuencia. IA. Estas «contradicciones» llegan a expresarse abiertamente como conflictos debelase. terminan en luchas revolucionarias^reñid a^eHI3^^íto::poinico^y^parccenT^mvel ideológicocomo choques entre„&pxincipios» . 41. que un día dará origen a j una repetición del mismo esquema do cambio.38 La clase que se empeña en uña luchá revolucionaria por el poder. establecidos por el uso y la tradición. se ahonde. ésta puede pedir la ayuda de otras en su camino hacia el poder: la burguesía francesa. p.subsisten. combate en nombre de derechos humanos absolutos y presenta sus ideas como «las únicas racionales y dotadas de vigencia absoluta». p. adquiere con el transcurso del tiemj po una forma reglamentada y ordenada. > Ijí-sta concepcíón_pcncral sería jto tal mente positivista si Marx no relaclonara^lacontecimiento deTcambícTre vollícfonano~cori el conjunto del proceso histórico. vol. vol. 735: We. 53.ifiedio^eOomima clasista. III. la relación que le sirve de fundamento. p. o bknj«Ia profunda reorganización 36. vol. profundos cambios en el carácter de las relaciones de clase en comparación a como eran en el feudalis38. Entonces estas últimas obstaculizan cada vez más a las nuevas fuerzas de producción que sobresalen.

97 cu en temen te internacionales. publicó I0. el proletariado ncf puede llegar a una posición de dominio «sino aboliendo su propio modo de apropiación en vigor. I. de hecho. vol.llega a scr~|?c^^ de una clase. Alberto Corazón editor. el capitalismo implica un mercado de intercambio de dimensiones nacionales. por un lado. Bonner and Burns. Existen traducciones completas en inglés y en castellano: Historia critica de la teoría de la plusvalía.s volúmenra. ed. 33. por tanto. Partea de ella se tradujeron al inglés en el libro cuyas páginas citamos: Theories o) Surplus Valué. y lacPel «valorjJé~camhÍo». «trataron de consolidar la situación adquirida sometiendo a toda la sociedad-a las condiciones de su modo de apropiación». Teorías de la plusvalía. hace referencia a las necesidades que puede satisfacer el empleo de las propiedades de una . entre 1905 y 1917. es un sistema de producción de mercan. por í c>tra parte.1 El capitalismo. Lj^-sociedtt-d-iaiaxguesa tiende a una_xealÍ2ación de las capacidades productivas humanas jmuclíotmásamplia dejo que era factíbíe^n~líntenores pe iodos históricos. puro Marx trabajó simultAneamcntc en lo» tri. Kn vida du Murx «rilo tut publicó «1 primer volumen do Kl Capital. Toda mercancía.ne «dos caras». CAPITULO IV TEORÍA DEL DESARROLLO CAPITALISTA LA TEORÍA DE LA PLUSVALÍA Aunque dedica gran parte de El Capital al análisis económico.pi¿3á3rTa~soaedad burguesa unlversaliza las relaciones de clase en torno a una única división. «Manifiesto Comunista».I ALas„. como Marx pone de relieve en la primera página de El Capital. proporciona al hombre las circunstancias en que I le será posible recuperar su yo'alienado. la subida al poder de la clase trabajadora sig. Pero esto solamente . En el prólogo a la primera edición Marx promete un cuar'j libro en el que expondrá. Madrid. Mientras que las clases revolucionarias del pasado. que «no adquiere realidad más que en el proceso de consumo». n Inivés de un cxamcimcTIa dinámica deFTujadamenío productivo sobre eí que se apoya . o para las necesidades de los individuos con quienes están en contacto personal. «la historia de la teoría». una vez conquistado el poder. y. nos da la diferencia fundamental entre la sociedad burguesa y las demás formas de sociedad clasista que la precedieron. por cLqíio. en 1X85 y 1#ÍM respectivamente.95 mo.humáhas^y^la~a]ienadpñ HOa masa po^ular respecto al con. México.cías. Los presupuestaos económicos de este proceso se explican con detalle en El Capital. en OE. Fondo de Cultura Económica. 1976. la He 1 «valor de uso».*2 / Según Marx. 1951. En él los productores no se limitan a producir para sus propias necesidades. cada vez mas ^numerosa de trabajadles asalariadosjdesprovistos de pro. tie.I trol de la riqueza así creada. eí Jntergs predominante de Marx en sil obra es siempre la dinámica de la sociedad burguesa: el objetivo primario de El Capital consiste en descubrir «la ley económica que preside el movimienlo» de es (a sotrirdml. La superación jlel capitalismo. y tret. 42. afiwaa Marx. p. la que hay entre la burguesía y el proletariado. 2945. todo modo de apropiación existente hasta nuestros días». dentro de un orden i racional que se ha liberado del dominio clasistn. Lbndrea. Ésta es la que.3 materiales reñidos por Marx para esta obra con el título Theorien über den Mehrwert. Kautsky. Erdesarrollo de esta última fomenta hasta^eLextré^ I niq^eTclesajiSte entregas realizaciones de [as fuerzas producti. ICnjfcla preparó la edición y publicó los volúmenes II y 111. El valor de uso./nifica la culrmñaaoH~c[e~Ios1 cambíoC|orjá3oÍ^orJa^sQcie^fí | burguesa.

Siempre que Marx habla de «valor» sin más. Y como tipa-dster. y las considera en una proporción cuantitativa abstracta. en alguna característica del trabajo que se pueda expresar cuantitativamente. que no tienen proporción común. que el valor de cambio no puede deducirse del valor de uso. Contribución a la crítica de ia economía política. tanto el valor de cambio como el valor de uso. Todo trabajo es. gasto de la fuerza humana de trabajo bajo una forma especial y encaminada a un fin y. quiere decir «valor de cambio». de otra parte.1 En contraste con el valor de uso. Del mismo modo que el valor de cambio hace abstracción de las características específicas de las mercancías. como trabajo concreto y útil.humano igual o trabajo humano abstracto. por tanto. que puede medirse con la magnitud del tiempo empleado por el trabajador en la producción de la mercancía.mercancía como artefacto físico. como tal.(Los dos aspectos de la mercancía no son más que una expresión del carácter dualista del mismo trabajo^ Como fuerza de trabajo: el desbaste de cncrgfa ffsica del orgftni. 4. y de.una manera cuantitativa. produce íos valores de uso. 1956. y exige que la fuerza de . dice Marx. El hecho de que podamos expresar el valor de estos dos productos en términos recíprocos. vca3e RonaLd L. en la deducción del valor de cambio tenemos que considerar sólo el «trabajo general abstracto».* Un objeto puede tener valor de uso tanto sí es una mercancía como si no. 3. muestra que usamos una medida común aplicable a ambos. El «valor de cambio» se refiere al valor que tiene un producto cuando se ofrece en intercambio por otros producios. Ahora-bien. sólo significa algo en relación con mercancías. Londres. mierr. Pero todo trabajo es. y es inseparable de un mercado donde se intercambian los artículos. ningún producto puede ser mercancía si no es a la vez un objeto útil. forma el valor de la mercancía. Es obvio que hay muchas diferencias entre los distintos tipos de trabajo: las tareas concretas que implica el trabajo de cultivar trigo son muy diferentes de las 2. El trabajo abstracto es la base del valor de cambín. como tal. Esto puede verse con el ejemplo del valor de cambio de dos mercancías como trigo y hierro. Para una exposición del desarrollo de la teoría del valor-trabajo.8 (fel «trabajo abstracto» es una categoría histórica. gasto de la fuerza humana de trabajo en el sentido fisiológico y. para Marx. cualaiiiaf-ebkt&r^uajiQ mei*3fflcía>4Ólo puede tciicr valor cnJamalkla_cn_inic se ha dcscippeñ:ulijudcrJil fucn.smo humano.minado jjeu-trabajo: un conjunto específico de operaciones en que se canaliza esta energía. Se afirma su existencia a base de lo que son. como trabajo .traTque el «trabado úül>r e<= )fl rt»l . algunas de las características intrínsecas del capitalism^) Éste es un sistema mucho más flexible que cualquiera de los que le precedieron. El valor de cambio debe apoyarse. el valor tic cambio presupone «una relación económica determinada». en cambio. Es evidente.valor de uso .a dc^ trabajo humana ^ma-pioducirlo: ésta es la afirmación substancial de la teoría del valor-trabajo que Marx toma de Adam Smith y Ricardo/ Se sigue de esto que. Una cantidad dada de trigo vale una cantidad de hierro que se puede precisar. algo propio de la producción de cada mercancía para un uso concreto. deben relacionarse directamente con la cantidad de trabajo materializado en la producción de una mercancía. de una parte. p. algo común a todas Jas formas de actividad productiva. puesto que solamente es aplicable a la producción de mercancías. 98 de la manufactura del hierro. Meek: Studies in the Labour Theory of Valué. 45. Esta medida común de su valor no tiene nada que ver con las propiedades físicas del trigo o del hierro.

incluyendo el estudio que hace Marx de la plusvalía al que nos referiremos más adelante.ZT: The Theory o) Capitálist Devel&pment. Majxjoajgnora la importancia tJ 7. Una especializa* ción representa normalmente el resultado de cierto periodo de adiestramiento. Marx sostiene que todo trabajo especializado puede reducirse a unidades de tiempo de trabajo «simple» o no cualificado. «la categoría “trabajo en general”. produciría un objeto de 5. y traerá como consecuencia la correspondiente disminución de’su valor. Cf. 53. I. De todos modos. «pero en las nuevas circunstancias el producto de una hora de pu trabajo individual sólo representaba ya media hora de trabajo social.trabajo sea sumamente movible y adaptable a diferentes tipos de trabajo.0 Hay un problema que se nos presenta a primera vista si queremos medir el trabajo abstracto con unidades de tiempo como procedimiento para calcular eí valor de cambio. Según Marx. como indica Marx. A lo largo de su estudio en el volumen primero. Nueva York. para convertir el trabajo cualificado en trabajo simple. p. 61. iTiempo de trabajo socialmente necesario es el que se requiere'para producir una Áiercancía en las condiciones normales^xle. 7: We. trabajo sans pbrase. vol. En élla la Introducción del telar de vapor redujo aproximadamente en un cincuenta por ciento el tiempo de trabajo necesario para convertir en tela una determinada cantidad de hilado. 274. Contribución a la crítica de la economía política. p. Cap. que completa la misma tarea én menos tiempo. Como ejemplo de la repercusión del cambio tecnológico en este sentido. p.cepto no se aplica a cualquier trabajo inclivicíuaTTcoña'éto. sino aí_tiempo de trabajo «socialmente necesario». el tiempo de trabajo socialmente necesario puéae determinarse con bastante facilidad por medio de un estudio empírico. 6. vol. Marx cita el caso de la industria textil inglesa. vol. producción y con el «grado medio de destreza]elateasi3ád de trabajo» imperantes en^un3~éspeclalidad concreta en una epoca^dada.iY^JS^ErCa^tat^ Debería recalcarse que aquí Marx trata deliberadamente del valor y de la plusvalía expresándose en un nivel sumamente abstracto^ Marx se propone «pasar ppr alto todos los fenómenos o»p pnmfir^n funcionamiento» de jos «mecanismos internos» del capitalismo. pp. 13-14: We. al parecer de Marx. punto de partida de la economía política moderna. SWEE. Un rápido adelanto tecnológico puede reducir el tiempo de trabajo socialmente necesario que se requiere para producir cierta mercancía. vol. muchos loaban interpretado erróneamente. PAUL M. el capitalismo tiende a poner fln un día a todo trabajo cualificado. 42C ss. I. I. que se Remora mucho en producir un objeto dado. 100 . es necesario contabilizar el trabajo que se incluye en el proceso de adiestramiento (por su parte y por parte de los que le han preparado). se expone en el jfE>I?illt*r v \j\mnv. 42-4. Pero. El trabajo cualificado también-da pie a una objeción. 99 máfc valor que un hombre diligente. pp. Un tejedor manual necesitaría naturalmente el mismo tiempo que antea.® Todo este análisis. entre ellos los que dicen que Marx no reconoce en absoluto la fundón de la demanda. p. 8. 23. Cap> vol. 1954. p. Parecería deducirse de esto que un trabajador holgazán. resulta por prirtiera vez prácticamente cierta». 23. Marx supone una situación en que la oferta y la demanda están equilibradas. Cap. 3. Por no haber tem3or~esto^en cuenta. quedando por tanto limitado a la mitad de su valor primitivo». por medio de la mecanización progresiva.7Marx recalca al respecto quejíl_con.

prosigue Marx.lír Para Marx la demanda es^sighífícativa sobre todo por lo que se refiere a la asignación de fuerza de trabajo a los distintos sectores de la economía.rflmbir> qnp arábamos Ae desprende que los valores de los productos cambian: esto es. y. 76 s9. Esta afirmación sólo es válida dado el modelo simplificado que emplea Marx en el vol. como sería por ejemplo un súbito aumento de la demanda de sú producto. Esto significa que la fuerza de trabajo es también una mercancía. vol. Por consiguiente.dIo~e?rai-r3Ia dé~tHEajo mucho más^de lo necesario para cubrir el coste de su subsistencia. El precio que recibe es el valor de esta alienación. el capitalista compra trabajo. Esto . «tiene necesariamente que comprar ^las mercancías po^-io-oue -ualecu v que venderlas por su valor. OS. Cf. la existencia de beneficios en el conjunto de la economía no puede explicarse de esta manera. III. p. pp.diciónKistorica que es la base necesaria para el capitalismo :~el h^o de^^eJJc^-^breros. el valor de la fuerza de trabajo se puede reducir a una cantidad determinada de mercancías: las que el obrero necesita para poder subsistir y reproducirse. que se compra y se vende en eí mercado.la teoría del valor-trabajo se desoíais ’de que la demanda no determina el valor. por el tiempo de trabajo socialmente necesario para su producción. sacar al final del proceso. vol. 12. vol. y vende mercancías. 187-201. En general. 120. por lo que valen realmente. Cap. I de El Capital. 197. parte la demanda formada por la renta». en el mundo real s* a menudo considerables divergencias entre valorea y precios.11 Pero la demanda no es la variable independiente que algunos economistas imaginan: «la oferta y la demanda presuponen la existencia de las diversas clases y subclases entre las que se reparte la renta total de la sociedad para ser consumida por ellas como tal renta y de las que. vol. Para renovar las energías gastadas en el trabajo. Meek. La fuerza de trabajo humano implica un desgaste de energía 'que debe ser recuperado. lo mismo que el de cualquier otra mercancía. sin embargo. p. p. I. pp. 101 en el mercado abierto. Cap. «El trabajador intercambia con el capital su propio trabajo lo aliena. 14. El valor de la fuerza de trabajo del obrero es el tiempo de trabajo socialmente necesario para producir lo que necesita para vivir. debe proporcionarse al trabajador lo que se requiera para su subsistencia como organismo en activo: alimento. los productores de otros artículos se sentirán estimulados a dedicarse a la producción de aquélla. El capitalista.12 ^ valqr dg. varían según la magnitud de trabajo socialmente necesario materializado en ellos. MI.de la demantki-eeta-dfi. 11. Si sube en forma notable la demanda de cierta mercancía.HtSri<l!b^s» para vender su trabajo JO. Aunque en las transacciones de compra o venta un capitalista determinado pueda ganar dinero aprovechándose de las oscilaciones del mercado.13 Marx rechaza la idea'de que el capitalista saca sus beneficios a causa de una indiscriminada falta de honradez o de una deliberada mala fe en sus tratos. sostiene Marx. Cap. más valor del que invirtió»i1* ~~ Marx resuelve esta aparente paradoja refiriéndose a la con.» 15 Las condiciones de la producción industrial y de la manufactura 1m0de~rñ¿r~permiten al trabajador producir por término me. 13. vestido y techo para él y para su familia. La subida del precio consecuencia del aumento de demanda se reducirá entonces con tendencia a acomodarse a su valor. 178. por tanto. hasta el punto que su valor viene determinado. aunque puede afectar ¿]os-precÍ2s. I.

La cnom de pl WSVUIMI. 18. La cantidad. qn« e| capí. Cap. Cap. mantenimiento del utillaje de la""fábrica.n el tcrcci volumen de lil Capital.talista tiene que gastar en salarios es solamente una parte del desembolso de capital xfnp tiene que hacer en el proceso productivo. El tiempo de trabajo necesario para «producir la fuerza de trabajo» no puede definirse en términos puramente físicos. pjusvalía. sino que tiene que averiguarse a partir de los niveles de vida con que se cuenta dentro de una sociedad o cultura determinadas.» Marx procede a tratar del problema de la renta de 1» tierra en el vol. Marx supone aquí que el capital no paga arriendo a ningún propietario. La otra parte consiste en maquinaria. los hábitos y las exigencias con que se haya formado la clase de los obreros libres». vol. Oru. forma en la que se desdibujan y se borran su origen y el secreto de su existenciaw. escuna forma transfigurada de la plusvalía. para producir lo que corresponde af valor del mismo trabajador se necesita solamente una parte del día de trabajo. Marx relaciona con los precios reales la teoría simplificada de la plusvalía que presentó en el primer volumen. 17. «Las condiciones del clima y las demás condiciones naturales» influyen. Solamente el capital variable crea valor. La parte de capital desembolsada en todo esto es «capital constante». las cinco horas restantes de trabajo son producción excedente que puede apropiarse el capitalista. el capital constante «no cambia la magnitud de valor en el proceso de producción».18 En contraste con la cuota de plusvalía. vol. III. es inferior a la cuota de plusvalía. i unió lodos jos conceptos de Marx. La cuota de ganancia viene dada por la fórmula g = p / c + v. 270-1. Es evidente que. p. vol. 63. En algunos sectores productivos. produce el trabajador e^3lusvaB3!> Pongamos que la duración del día de trabajo sea de diez horas y que el trabajador produce lo que corresponde a su propio valor en la mitad de este tiempo. lEado lo-^qmy además de estamparte. La cuota de ganancia es tanto mayor cuanto menor es la proporción de lo desembolsado en capital constante respecto de lo desembolsado en capital variable. la manifestación «superficial» y visible^-deJ-a.18 15. p. 124. p. Como Marx Indica: <ae considera que propiedad territorial — 0. latícuota de gananciaI sólo puede calcularse haciendo referencia tanto al capital variable como al capital constante. materias primas. entonces. puesto que la cuota de ganancia depende de la composición orgánica del capital. pp. 19. mientras que la parte gastada en salarios es «capital variable». I. La proporción entre ef capital coRStanfe'y el Variable constituye la «composición orgánica» del capital. 103 . y otros elementos necesarios para 1a producción.^El análisis que ofrece Marx en el primer volumen de El Capital se propone quitar este disfraz) y no trata de la relación efectiva entre plusvalía y ganancia. III de El Capital. I. que es la razón de la plusvalía con el capital variable (p¡v). Marx denomina «cuota de plusvalía» o «cuota de explotación» a la proporción entre el trabajo necesario y el trabajo exceden ir. pero sólo en conexión con «las condiciones.1® I'. 102 La (pkísvaliX es la HP 1 a <^ao«ft«&vXa ganancia por decirlo "así. Cap. 158. en el mundo real. tiene un significado más social que biológico. la composición orgánica del capital varía mucho de una industria a otra. la cantidad implicada 16.es. relación bastante complicada en el mundo empírico.

21 “Hay dos condiciones que facilitan este proceso: la fluidez del capital y la movilidad . ¿A qué se debe que las mercancías se vendan a sus precios de producción y no por lo que valen? Marx dedica una buena 20. El precio de producción es igual al «precio de coste».2Q^La^ cantidad ¿ota/ de ganancia viene determinada. por la cantidad de plusvalía creada dentro de ella. sino según lo que él denomina sus «precios de prodncción». es mucho mayor que en la industria textil. es decir. llevaría á unas variaciones características entre las ganancias de diferentes sectores de la economía.de capital constante en relación con el capital variable es muy superior al de otros sectores: por ejemplo. Siguiendo el esquema simplificado que adelantó en el primer volumen de El Capital. con lo cual los valores se convierten en medios de producción. Antes del advenimiento del capitalismo. cuanto más se adapten al régimen de producción capitalista las realidades del país de que se trate. El capital logra imponer en mayor o menor medida esta nivelación. cuanto más desarrollado se halle el capitalismo en una sociedad nacional dada. 1966. PAUI. GOTTHEati: Marx’s Economic Predictions. en la economía. La mayor parte de las críticas de la teoría económica de Marx se han centrado precisamente en la relación entre valores y precios. más la cuota media de ganancia sobre el capital empleado. excepto sobre una base a corto plazo. SWEEZY : Bóhm-Bawerk'a Críticism of Marx. tal est^o de cosas. Marx concluye que las mercancías no se venden generalmente por lo que valen. Dos estudios recientes de la economía de Mane: Mubsay WOLFSON: A Reappraisal o/ Marxian Económica. los «precios de producción». Nueva York. pero la estructura competitiva del capitalismo hace mella en esto. que la ganancia media es la misma en las diversas esferas de producción. el desembolso de capital en maquinaria y equipamiento de planta en la industria del hierro y el acero. ya que-en ella el capital siempre tiende a afluir hacia los canales que le ofrecen niveles de ganancia más elevados. sería incompatible con la organización de la economía capitalista. o suma de desembolsos efectuados “r^eáEñénte en la producción (la magnitud del capital constante J empleado en producir un artículo. . entonces sucede lo siguiente: [. pero la participación que cada capit^ista particular recibe de este totaFrio está en proporción con la cuota de plnwalfg que se realiza den. junto con el capital consumido en salarios). 1949. y si la ganancia fuera directamente correlativa a la plusvalía. Por tanto. y Faro M. 1964. La «ganancia media» se desarrolla históricamente junto con el desarrollo del mismo capitalismo. crea una cuota muy alta de plusvalía y ganancia. Nueva York.tró^desu propia empresa. de tal naturaleza. dejando a un lado los supuestos mantenidos en el volumen I para facilitar el análisis. las mercancías tienden a venderse por lo que valen. esto llevaría* a unas cuotas de plusvalía sumamente divergentes. esta distribución del capital entre las diversas esferas de producción atendiendo al alza o a la baja de la cuota de ganancia. los preciosTeales de las mercancías. Este movimiento constante de emigración e inmigración del capital.] /los capitales se retiran de las esferas de producción en que la cuota de ganancia es baja.. Si un sector productivo.. En otras palabras. Evanston. con una cuota superior de capital variable en relación al capital constante. Cf. para lanzarse a otras que arrojan una ganancia más alta. 104 parte del volumen III de El Capital a tratar este problema. determina una relación entre la oferta y la demanda. en una palabra. Ahora bien. lio a la composición orgánica de este capital. Los capitalistas participan de la plusvalía total en proporción al capital que han invertido. anualmente. pueden calcularse sobre la base de una división de todo el capital social por la plusvalía total. tanto más.

lo que permite a los trabajadores trasladarse sin dificultad de un empleo a o tro/El desarrollo de la cuota media de ganancia está así vinculado'lntrínseca mente a la estructura económica de la producción capitalista” Marx continúa recalcando que la teoría de la plusvalía que presentó en el primer volumen de El Capital sigue siendo el fundamento del análisis que ofrece en el volumen tercero. 368-369. Lo expresa como sigue: El carácter social de la actividad. expresada en su formulación de la «ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia». p. además. Por complicada que sea la relación entre los precios y el valor. la predicción de los precios tiene importancia secundaria: el grueso de su teoría pretende poner de manifiesto los principios que están en la base del funcionamiento de la economía capitalist^ El análisis de Marx se mueve al nivel de un intento de socavar la influencia que tienen en la teoría de la economía política categorías físicas como las de precios. cosificada (sachlich) en relación con los individuos El inter.tríma^LaLca^ahsmoT <<ia finalidad del capital no es satisfará22.i cambio universal de actividades y productos. 25. la movilidad del trabajo. la búsqueda de ganancia es in. Gru.. si bien el capitalismo se estructura originariamente en torno a un sistema de libre mercado en el cual las mercancías pueden «hallar su propio valor» sobre la base de la iniciativa de los hombres de empresa. Pero debe ponerse de relieve que^^íesde el punto de vista de Marx. la forma social del producto y de la participación de los individuos en la producción. se apoya en un conjunto de circunstancias familiares entre sí: la «liberación» del trabajo respecto a la localización de los medios productivos y de cierta propiedad sobre ellos. III. rentas o tipos de interés. la aportación de Marx. que sirve para concentrar el capital en lugar de dejar que permanezca en manos de capitalistas individuales. aparece como alienada. 206. La tónica general del razonamiento de Marx es que.23 Pero. y la reducción de las especialidades artesanales a trabajo no especializado. y la conexión mutua entre ellos.1». en la raíz de la economía capitalista se halla una ten. i 06 necesidad^. los 21. y la relación de esta última con la . la misma tendencia inmanente de la producción capitalista socava las condiciones empíricas en que se basa la economía capitalista. 198. IU5 primeros no dejan de apoyarse en eLsegundo. p. LAS «CONTRADICCIONES» ECONÓMICAS DE LA PRODUCCIÓN CAPITALISTA En la perspectiva de Marx. La primera requiere «completa libertad de comercio . toma la forma de una cosa.. con el fin de poner al descubierto las relaciones sociales que están en la raíz de tales categorías. que se ha convertido en la condición de existencia de los individuos concretos. proviene de la integración de esta teoría con sus análisis de la composición orgánica del capital.. La segunda condición. p. Es estimulada. puesto que queda tan complicada la relación entre valores y precios. Véas*' más adelante. pp.*2 La teoría de Marx sobre el desarrollo capitalista se funda en la naturaleza de la expropiación capitalista como queda expuesta en la teoría de la plusvalía.del trabaj^. vol. por el desarrollo del sistema crediticio.. Cap.. ciencia estructural a la disminución de la cuota de ganancia. y la extirpación del priv'Vgío monopolfstico feudal. v cualquier a tímenlo _o disminución de la plusvalía total afectará a los precios de produccIófl7~Gran ~pane TlcTa^crítica de la posición de Marx por parte de los economistas posteriores se ha centrado en el hecho de que es extremadamente difícil la predicción de los precios empleando la teoría de Marx. vol. en el interior de la sociedad». 75. Ls mayoría de los economistas clásicos admitieron esta idea. We. ciño. alienada e independiente de los (mismos.. al mismo tierfipo. producir ganancias Í.

aumentan la cuota de plusvalía. por medio de la cual un empresario puede aumentar su participación de la ganancia disponible. Las/^rísiS periódicas que ocurren regularmente_en el^api.I so aumentar. vol. eleva la cuota de plusvalía. un aumento de la composición| | orgánica del capital y un descenso de la cuota media de gananciaJÍ . También puede aumentarse la productividad del trabajo en relación con él capital constante. ésta puede inclu. Cap. p. normalmente no es más que uñ recurso pasajero. dan como resultado un aumento de la cuota de plusvalía. las cuales incluyen la prolongación de la jornada de trabajo y la depresión de los salarios por debajo de su valor.taHsmo/son. Puesto que el capitalismo se basa en la búsqueda competitiva de ganañcTaTeravance tecnológico. Si bien la patronal considera los salarios como parte de los costes. paraJ\Í3tx. como consecuencia.plo introduciendo avances tecnológicos similares.que. del análisis general de Marx se sigue que los salarios vienen determinados básicamente por fuerzas precisas. y no produce efectos a largo plazo sobre la cuota de beneficio.. o bien retardan el aumento relativo del capital constante o bien.. la cuota He"^añ5ncia se encuentra en proporción inversa a la composición orgánica del capital. Claro que esto no ocasiona necesariamente una disminución / del total absoluto de ganancia en la economía. no por restricciones coercitivas de parte de los capitalistas. la cuota de ganancia: «en lo que se refiere al capital total. produciendo más barato que sus competidores. Un aumento de lo que se gasta en capital constante frecuentemente va junto con un aumento de la productividad del trabajo. Más aún. incluyendo^ sobre todo la mecanización creciente de la producción.plusvalía. sin embargo.prodüogn un nuevo equilibrio (aunque igualmente temporal) en el que. 107 * del capital constante dentro del conjunto. el valor del capital constante no aumenta en la misma proporción que su volumen material [. es. la prolongación de la jornada laboral. 254. V Marx distingue varios factores que contrarrestan la tendencia Oa venir a menos de la cuota de ganancia. la manifestación más evidente de las «contradicciones» internas del sisterota capitaUs'ta. . los cuales. un_arma. Permaneciendo igual todo lo demás. Imponer por la fuerza una depreciación de salarios. por tanto. que fue un fenómeno empírico concreto durante los primeros años del siglo xix. aun cuando la cuota de reflujo disminuya. de gran importancia. La ganancia total en la economía capitalista depende de la plusvalTS^eada^eritfo^de^naTla proporción entre el capital constante y el capítaT variable en el conjunto de la economía detenñiña~Í£Tcuom media de ganancia. Marx acentúa mucho más aquellas que intensifican de algún modo' la explotación del trabajo. usando más intensamente la maquinaria disponible: por ejemplo.21 Otro modo de compensar la cuota decreciente de ganancia es por medio del suministro de materiales baratos a través del comercio exterior. De este modo. acelerando su funcionamiento o utilizándola durante las veinticuatro horas del día por medio de algún sistema de trabajo por tumos. Marx no escribió ningún tratado sistemático de la . De toda ji esto se sigue.]». y con ello puede mantener estable. Pero. lo que. reduce efectivamente la proporción 23. entre las fuerzas que contrarrestan el descenso de 3a cuota de ganancia. y aumentarse así la cuota de plusvalía.. Pero este éxito en obtener más ganancias mueve a los demás capitalistas a seguir su ejem. o incluso elevar. III. en la Batalla^qúe libran los capitalistas por conservar énmercadó. y tenderá a recortarlos siempre que pueda. si se usan para proveer a las necesidades de subsistencia de los obreros y para rebajar el valor del capital constante. lo que es la otra cara de la moneda. Sin embargo.|cada capitalista tiene que dc^¿mbolsar en capital! I constante una proporción mayor que antes de su j:apital. Son los que..

a pesar de que «se produce poco para sostener decorosa y humanamente a la gran njasa». y que ningún proceso causal simple puede dar razón de ellas. y así sucesivamente) La espiral continúa hasta que . para satisfacer las cuales producían. Y precisamente por el predominio de tal motivación. al permitir a las partes que negocian la transacción actuar con un grado de autonomía mucho mayor de lo que era posible en el intercambio directo. se. lo que a su vez disminuye la capacidad adquisitiva del comprador y produce otro descenso de la cuota de ganancia. un siste. En otras palabras. pp. Bonner and Burna. pues pensó que sonr el resultado final de diversas posibilidades de combinación de factores. vol.¿Ál caer la cuota de ganancia. p. la producción de mercancías implica un intercambio directo entre individuos o grupos generalmente conscientes de sus mutuas necesidades. tiene que despedirse parte de la fuerza de trabajo. El_capi£alismo es. segrín la famosa expresión de Adam Smith. 235. Ct. también SWBEZY. refiere a los requisitos^Hé^Ja^économía capitalista. En las formas de sociedad anteriores al capitalismo. pp. aunque sea solamente en un sector de la economía. relacione la producción con el consumo. 26. como si fuera «una mano invisible» quien los regrulara. Theory of Capitalist Development. La producción queda restringida a una parte de su potencial*. y el conocimiento de las necesidades actúa como principio regulador entre la oferta y la demanda.términos de valor de cambio. al desarrollarse el capitalismo. Pero. puede poner en marcha un círculo vicioso de acciones . en lo que. y no de valor de uso: las mercancías «que no se pueden vender» en forma rentable. Cuando aparece la sobreproducción. Eato no quiere decir que no haya un «orden» en las operaciones del mercado.más allá de lo que puede absorber el mercado^ sin^dejar de ren^ dir úna cuota adecuada de ganancia. 376-91.28 de modo que el análisis de Marx se limita a una relación de los factores básicos de la economía capitalista que fundamentan su propensión a las crisis regulares. cualquier estado de cosas que implique un desequilibrio pronunciado entre el volumen de mercancías producidas y la posibilidad de venderlas con su cuota medía de ganancia. 109 tlrían usarse en forma normal. No intenta seguir los eslabones de las múltiples cadenas de causas que precipitan 24.naturaleza de las crisis. III. 98 es. al extenderse más y más la producción demercancías.27 Una cflsis^no es más que una expansión de la producción.ma'^anárqüEo^. se rompe este vínculo regulador. En esto desempeña un Importante papel el uso de la moneda. en su expansión intrínseca. Pero. ed. Es también un sistema que.. por tanto. po25.-sobreproducción en . queda minado el modus operandi del capitalismo. especialmente antes de la difusión del uso de la moneda. antecedentes del movimiento general de la producción capitalista. tiene por motor fundamental la búsqueda incansable de ganancia. disminuye la inversión. Theories of Surplua VaZtie. 108 efectivamente 3a crisis: T tarea así solamente podría realizarse teniendo presentes lo. esto es. en grado muy significativo. El capitalismp es el primer sistema de Ja„historia humana que posibilita un gran volumen de sobreproducción Naturalmente.rsólo-es. el cambio Vieñi^controlado por el interés del valor de uso.. Cap. donde no se da un grado suficiente de rendimiento de las inversiones. constituye una crisis pata el sistema.^26 porque en él el mercado no está regulado por ninguna" mediación determinada que . en las formas primitivas de producción de mercancías. sino sencillamente que los principios que rigen el mercado funcionan al margen del control consciente humano.

_creyó . . las crisis son «soluciones violentas puramente momentáneas de las contradicciones existentes. los medios de producción simples medios para ampliar cada vez más la estructura del proceso de vida de la sociedad de los productores. vol. a la inversa. 445. no deja de haber un apremio por la misma ganancia en jodas bis cuipus. son el capital y su propia valorización lo que constituye el punto de partida y la meta. 31 Más aún. el motivo y el fin de la producción. plantean. p. III. III. Cap. sino que.sus observaciones sobre Rourert us. Cap. de modo que están-en condiciones de empezar un nuevo período de expansión. tanto más cuanto que tienden a acontecer como una súbita recesión que sigue a un período de relativa prosperidad para la clase 29. vol. 110 crisis es fomentar la centralización del capital. véase L&qiblén la nota áe Marx sobre las «contradicciones» entre ia posición del obrero como productor y su posición como consumidor. 1 Cl cfccio de utiu 27. Marx rechaza las más ingenuas teorías del «subconsumo» propias de su tiempo. la cuestión de la existencia de toda la sociedad burguesa». Clip. Cajt. forman el mecanismo regulador que permite al sistema sobrevivir a las fluctuaciones periódicas a que está sometido. por tanto. no representan un «colapso» del sistema capitalista. Así se renueva el ciclo.shi. pues ponen en evidencia dramáticamente la situación común en que se encuentra el proletariado como clase. 9. Véans<. vol.das en torno a la expansión solamente del_capital. pp. en forma cada vez más amenazante.que el! capitalismo no podía perpetuarse indefinidamente. ‘. vol.30 LA TESIS DE LA «PAUPERIZACIÓN» Se ha supuesto a veces que Marx concibe la . y posibilitar el crecimiento ulterior. si bien todo el ímpetu de la producción ca-a pitalista se dirige hacia «un desarrollo incondidonado de las fuerzas productivas de la sociedad». y la parte de mercado que dejaron pueden cubrirla las restantes. p. las relaciones de producción* fundadas en una relación de clases explotadora. pero la modalidad de su desintegración depende tanto de las leyes que rigen su desarrollo como de circunstancias históricas concretas J que no pueden saberse de antemano. El efecto de una crisis es restaurar el equilibrio. Si bien Marx advierte en el Manifestó comunista que las crisis «con su retorno periódico. en ella. de la cual el sistema no se pueda recobrar. 255. están organiza. vul. en ninguna parte de sus escritos se predice una ruinosa crisis final. y con ello un estímulo para la reanudación de las inversiones. el hecho de que aquí la producción sólo es producción para el capital y no. es el hedio tfe que.descomposición del capitalismo en forma de una enorme crisis. al contrario. p. y los salarios de los que todavía trabajan han tenido que descender hasta tal nivel. II.!H. De este modo llega Marx a su famosa conclusión: El verdadero^ límite_de la producción capitalista es el mismo capjtal. Durante la crisis. Manc^sin_duda. 283 (nota). y se pone en marcha otro período ascendente. Cap. <lcl dcsiurollo aipiutli. Las crisis. 68-70. sería difícil armonizar una predicción así con el concepto de la función reequilíbradora de las crisis. En frase de Marx. II. que ya se dan nuevas condiciones _para el aumento de la cuota de plusvalía. consolidando temporalmente el sis temá7^~Lás~cr isis son endémicas en el capitalismo porque. Las crisis juegan realmente / un papel importante"en~la animación de la conciencia revolucionaria.** Puesto que siempre se da la tendencia decreciente de la cuota de ganancia. 217. erupciones violentas que restablecen pasajeramente el equilibrio roto».el desempleo ha aumentado hasta tal grado. I. habrán quebrado algunas de las empresas menos eficientes.

lo que da pie a una mala interpretación muy común sobre lo que dice Marx en este punto.p. parte del ejército de reserva queda absorbida en la fuerza de trabajo. como lo denomina a veces. Marx ha demostrado que es un rasgo esencial del capitalismo el que incluso la fuerza de trabajo sea una mercancía. cuando los tiempos cambian. 4.’1' » Sólo raras1 veces predomina en la economía capitalista una situación próxima al pleno empleo. 248: We. manteniendo así bajos los salarios. Cap. Gran parte de la controversia se ha centrado en torno a la llamada tesis de la «pauperización». vol. El ejército industrial de reserva.30. Este análisis se presenta en el vol. p. El primero de dichos temas tiene que ver con la teoría según la cual el proceso de desarrollo capitalista se caracteriza por aumento de disparidad relativa-entre los salanósde^la clase obrera y los ingresos de la cíase capitalista. Cap. 467-8. cuyas filas se nutren principalmente de obreros que se han hecho innecesarios a causa de la mecanización. 366. vol. y es «una de las condiciones de vida del régimen capitalista de producción».' eí segundo consiste en que el desarrollo dej^ capitalismo ^produce un ejército de reserva cada vez más numeroso*. Pero la confusión de ambos aspectos ha llevado a la conclusión totalmente infundada de que Marx creía que todo el conjunto de la clase . puesto que lo que impide la subida de los salarios por encima de su valor es precisamente la existencia de un «excedente relativo de población». si sube el precio del trabajo. p. vol. Si sube eí precio de una mercancía del tipo corriente. pp. pero la fuerza de trabajo se diferencia claramente de las demás mercancías en eí hecho de que no hay ningún factor evidente que impida una gran divergencia entre su precio y su valor. cuando aumenta la demanda de trabajo. vol. 35. 25. «Manifiesto Comunista». 33. el capital tenderá a afluir hacia la producción de aquella mercancía. El capitalismo necesita que haya un numero de parados crónicos. Durante los períodos de prosperidad. 31. hay que distinguir dos temas en el estudio que hace Marx. El ejército de reserva es «palanca de ia acumulación del capital». vol.33 Pero. Donde Marx ue aproxima niAn a oalo on en Oru. y es precisamente la tendencia a asimilarlos en una única «predicción» sobré eí nivel de vida de la cíase obrera. Cap. Es aquí donde Marx introduce el concepto de ejército de reserva o. No puede negarse el hecho de que ha subido ^3 nivel de vida de la gran mayoría 1 de !a población trabajadora en las socied*dea capi Al analizar esta cuestión. vol. durante el cual hav un bajo índice de desempleo y los salarios son altos. 34. ofrece un recurso siempre disponible de trabajo barato que inhibe cualquier intento de la clase obrera para mejorar su suerts. que en su mayor parte se ve obligado a vivir en extrema pobreza. el «ejército de reserva» industrial. 111 obrera. y esto ha constituido el objetivo de muchos ataques críticos contra el pronóstico de Marx sobre eí futuro del capitalismo. I.34 El estudio que hace Marx de la pobreza física a que está condenado un sector considerable de la clase obrera. I de El Capital. en OE.35 32. 635. 636. nadie puede «producir» más trabajo. «excedente relativo de población». tiene una estrecha relación con este análisis de la situación del ejército de reserva de trabajo excedente. p. actúa como un lenitivo constante de los salarios. y la hará bajar con tendencia a acomodarse a su valor. n. en los términos del modelo simplificado de valor. 260. I. p. Estas dos tendencias generales están vinculadas entre sí.. III. p. 27: We.

3S i Es.. pp.. los salarios de la dase obrera no pueden subir nunca mucho más arriba del nivel de subsistencia. 23. el aumento de productividad puede producir un alza de los salarios reales del trabajo. |». Pero véase la nota anterior. de í/íimrnneiji y dc^ra. sí se da el caso de que permanece idéntica la cuota de plusvalía. OS. Marx indica que. y de pobreza y miseria en el Qtrol CONCENTRACIÓN Y CENTRALIZACIÓN CE1 aumento de la composición orgánica del capital. Según la teoría de Marx. vol. I. vol. ]». de este modo. Marxjhabla de la «explotación creciente» del trabajador a medida que avanza el capitalismo.binson: «Marx sólo puede demostrar una tendencia decreciente en las ganancias sí abandona su afirmación de que los salarios reales tienden a ser constantes. el mnuur couii. consiste sencillamente err que.I cito industrial de reserva» lo que produce un aumento del 'crónico pauperismo. p. I. Marx considera que ésta es la «ley"general. y mantiene la función diferencia). mientras que la clase capitalista acumula cada vez más riqueza. 1966. Céntra lo que han aumentado los beneficios. en concordancia con la teoría general de ía plusvalía propuesta ya en El Capital. por el que los capitalistas particulares consiguen engrosar la magnitud de capital bajo su control. lo rebajan a la categoría de apéndice de la máquina. aumenta igualmente el de la clase capitalista. está íntimamente conectado con una tendencia hacia la centralización y concentración del capital^ «Concentración» indica el proceso de acumulación del capital. señalado por varios críticos.30 Las peores formas de explotación material se concentran en su mayor parte en este último grupo.341 Por lo que se refiere a la creciente disparidad relativa entre los ingresos de! trabajo V <‘1 capital. advirtiendo que «como todas las demás leyes. 36. el aumento de la «magnitud relativa del ejér. con todo. la tesis principal de Marx. incluso cuando sube el nivel de vida de la clase obrera durante un período de rápida expansión económica. incluso en estas condiciones de rápida expansión capitalista. se ve modificada en su aplicación por una serie de circunstancias». de despotismo.» Joaw Robwsok: An Essay on Marxian Economics. We. 87-92. en el cual se desarrolla una «acumulación de miseria. ( 37. de tormentos de trabajo! de esclavitud. Cap. le enajenan (ettlfrewden) las potencias espirituales del proceso del trabajo [.tliuióa moral [ . vol.. las ganancias muestran una tendencia a disminuir.obrera se hundiría progresivamente en una pobreza física cada vez más rigurosa. que son las más favorables para la clase obrera. p.37 Las talistas de Europa occidental y ‘Estados Unidos durante más de un siglo. absoluta.ulU (orio de! capitalismo se niaiulieslu cu la acumulación de riqueza «en un polo». 474.. Londres. pero es evidente que la cuota de explotación (cuota de plusvalía) puede aumentar sin que entrañe necesariamente ningún cambio en los salarios reales de la mayoría de la cíase obrera.4" Así. 36. ahora bien. El pauperismo es «el hospital de la clase obrera en activo y el peso muerto del ejército industrial de reserva». Esto tiene un alcance teórico de bastante importancia. 38. 647. £1 aumenta lo productividad. p. destruyen con la tortura de su trabajo el contenido de éste. los aumentos salariales nunca pasan más allá de cierta correspondencia con 113 consecuencias del capitalismo que Marx especifica en ¡zl Capital para el conjunto de la clase trabajadora contienen también una referencia a los efectos alienadores de la división del trabajo. . A lo que replica Ro. de la acumulación capitalista». que sirven para «mutilar al obrero convirtiéndolo en un hombre fragmentario. que se produce a medida que avanza el capitalismo.

646. y representa «el último desáirroHó“de la producción capitalista». I. 529.. I. Ei capitalismo «hace trabajar con exceso a una parte de la población trabajadora y tiene a los demás como ejército de reserva. 530. vol. p. 42. Un empresario particular puede producir más eficientemente cuanto más recursos tenga a su disposición. lo que les permite. Al introducir diversas formas de crédito circulante para substituir el dinero.43 El sistema crediticio se extiende a la par que una determinada forma de centralización^deTcapital asociado: la que corresponde al^desarrollo de las. la abolición del mismo capital». pero. ~a. 665. Cap. triunfar sobre ellos. Así. el sistema de crédito i 41. 352. El sistema de crédito «destruye el carácter privado del capital y lleva implícita en sí..sociedades anónimas. p. si bien constituye retino de los vehículos más eficaces de crisis y de : especulación» dentro del sistema capitalista.]». ]». 114 J^fK lización. Los capitalistas que controlan grandes organizaciones gozan de bastantes ventajas sobre los pequeños productores. C&p. vol. I. puesto que está organizado sobre la .su-ve?.'*1 El efecto de ambas es constituir (unidades produc. debido a que pone los cimientos para una coordinación centralizada de la economía.de capitales existentes.i des tienden a llevar a la quiebra a las más pequeñas y a absor. La sociedad anónfináTqÜe sirve para distinguir entre el capitalista particular y la organización productiva. vol. Capt vol. Theories of Surplus Valué. generalmente^ las unidades productivas más gran. 547. /representa «la supresión del régimen de producción capitalista dentro del propio régimen de producción capitalista». 40.. y u ia ve/ contribuye a la centralización de los que lo piden prestado. el sistema bancario revela que «el dinero no es en realidad otra cosa que una especial expresión del carácter social del trabajo y de sus productos [. p. I.¡ ber su capital) Él sistema crediticio. cuyo sector más in^ortante_es^ la banca.. «una distinta distribución de los capitales ya en funciones». según Marx. We. Todo este proceso «acaba por convertirse en un gigantesco mecanismo social de centralización de capitales^2 La expansión del sistema de crédito. aunque sólo en sí. Cap. vol. hace referencia a 3a aglutinación.. pauperiz&do a medias o totalmente». fomenta todavía más la centralización. |TJn banco centraliza cí CHjHiiii inoJK'tlu tic los l|iic io prestan. por regla general. al mismo tiempo quita de las manos de los capitalistas particulares la'distribución del capital. p. p.tivas cada vez mayores) El carácter competitivo' del capitalismo implica que los productores deban esforzarse constantemente para vender a precios más bajos que sus rivales. la cual proviene del interés exigido por los préstamos.. puesto que puede introducir las ventajas de la producción a gran escala y hacer frente más fácilmente a recesiones como las que provienen de contracciones temporales del mercado. 28. 115 «actuará''como un poderoso resorte en la época de transición del régimen capitalista de producción al régimen de producción del trabajo asociado [. Tal como existe. p. el sistema de crédito es una empresa capitalista. el más compaginadle con la centralización a gran escala. ed.base de la ganancia privada.'1'* La separación entre los propietarios del capital y los gerentes .39. mientras que los mismos bancos tienden también a vincularse para formar un solo sistema financiero. Bonner and Burns. Este tipo de organización industrial es.

417. Cap. puedan adjudicarse gran parte de la riqueza producida.. lo I mismo que la sociedad que lo precedió en la historia de Europa i occidental. y una base para la organización colectiva. 45. crean la conciencia activa necesaria para trans. la tendencia histórica hacia la «abolición» del régimen de producción capitalista no debe imaginarse como una destrucción general. IIT.. Se trata de «producción privada. estand03Íñculada. 417. construido sobre | la base de antagonismos que sólo pueden resoiverseTpór medio • de unos cambios que terminarán por hundirlo^ Estas contradic. .| La autoconciencia del proletariado se difunde progresivamente.!formár la~s^e3a3j^T7medi^dé”Ia^/^í7Xíí revolucionaria. El proceso de desa.. pues ya no desempeñan ningún papel directo en eí proceso productivo.■ de_su carácter . p. la cuestión sobre el «carácter inevitable» de ía revolución no ofrece problemas «epistemológicos» (en cuanto opuestos a problemas «prácticos»).más que una forma de transición. produce en la crisis. p. ya que. continúa «atrapada dentro de los límites. el desarrollo de gigantescas sociedades de este tipo puede llevar al control monopolístlco de determinados sectores industriales. vol.clasista: de la rela ción asimétrica entre trabajo asalariado y capital. Al contrario.) Aquí Marx habla nuevamente de la Aufhebung del capitalismo. vol. p.'De todos modos. III. 667. El funcionamiento del modo de producción capitalista conduce inevíta43. 1 \(> blemente a la disolución del mismo sistema. La conjunción de estas circunstancias posibilita la llegada de la sociedad socialista. Las cuatro citas precedentes aon todas de Cap. péro sin el control de la propiedad privada».43 f' £/-C¿p¿/tf/„muestra detaUadamente_que_el^capi talísmo. del capítaKsmó»^ Más aún. En estos términos. de modo que el socialismo tuviera que «empezar de nuevo». todo un sistema de especulación y de fraude con respecto a las fundaciones de sociedades y a la emisión y al tráfico de acciones». En la sociedad anónima aparece el carácter social de la producción. una nueva cíase de parásitos en forma de promotores.al capital que produce interés. Cap. la sociedad anónima no es.demuestra la superfluidad de los primeros. dando píe a nuevas relaciones explotadoras de diversos tipos. rrollo del_ capitalismo engendra los cambios sociales objetivos j que. fundadores de sociedades y directores puramente nominales. a la vez que la centralización y concentracíón^del capital van minando la posición del capitalista empresario. . en mutua relación con la creciente conciencia de clase del i proletariado. al concentrar a gran número de trabajadores en una misma fábrica. vol.'í6 La "relativa pobrezá del conjunto de la dase trabajadora. es un sistemajnestable de por sí. la miseria física del «ejército de reserva» y la rápida disminución de los salarios junto con el súbito aumento del desempleo que se.44. por medío de su propiedad del capital. pero terminan por aglutinarse formando unidades nacionales. la misma inclinación del movimiento del sistema capitalista engendra las condiciones sociales que posibilitan su trascendencia dialéctica. y con ello se pone de manifiesto el carácter contradictorio del hecho de que un puñado de individuos. El mismo sistema industrial ofrece un motivo para apercibirse de la comunidad de intereses. En la forma dq «una nueva aristocracia financiera. todo ello suministra una reserva creciente de potencial revolucionario. III. Ljs organizaciones obreras empiezan a nivel local.

lo que dice el joven Marx sobre el «comunismo tosco» con el estudio posterior de la etapa de transición en ¡a abolición de la sociedad burguesa. Avineri.48 Marx pone de relieve que la primera etapa del socialismo. pp. llegan a su más pleno desarrollo. en la «Crítica del programa de Gotha». El comunismo tosco no es la teoría de la etapa de transición. la mayor parte de lo que Marx tiene que decir sobre la nueva sociedad se refiere a su etapa de formación inicial. 48. es un error equiparar demasiado. Marx mira hacia el futuro cuando trata de la etapa de transición. en la que presenta todavía «el sello de la vieja sociedad de cuya entraña procede»/7 LA TRASCENDENCIA DEL CAPITALISMO Las fuentes principales para penetrar en el parecer. El productor individual obtiene de la sociedad —después de hechas las obligadas deducciones— exactamente lo que ha dado La so ciedad le entrega un bono consignando que ha rendido tal o cual canti 47. mr. cuando las propiedades que surgen del capitalismo. De todos modos. Del producto social total. En otras palabras. 117 reincide en el idealismo filosófico. La elaboración de planes para la sodedad futura es un cometido que 46. como hace Avineri. En esta fase. como trascendencia dialéctica del capitalismo. Distinguiendo su posición de la del socialismo «utópico». las atenciones RAMÍ. 15. 220-39. en lugar de limitar esto a una . El primero se sitúa en los Manuscritos de 1844. El nuevo orden social. y se distribuyen los salarios según un principio fijo. pero los puntos de vista expresados en ambos escritos tienen el mismo perfil. OE. ele.En todo el corpus de los escritos de Marx no encontramos más que alusiones de paso o fragmentarias a la naturaleza de la sociedad que desbancará al capitalismo. La terminología del segundo documento es más directa y realista. línrcotonn. queda completada al poner término a la propiedad privada. sigue considerando el trabajo como un valor de cambio. y con este bono saca de los depósitos sociales de medios de consumo la parte equivalente a la cantidad de trabajo que rindió. Cf.. se produce cuando las características latentes de la sociedad burguesa se convierten en manifiestas: en otras palabras. tal como las precisa El Capital. pero. ya implícita en el capitalismo bajolaTíorma de la ¿rédente centralización del mercado. de Marx sobre la sociedad socialista abarcan dos puntos muy distantes dentro del curso de su vida..' ía propiedad es poseída colectivamente. el funcionamiento de las escuelas. puesto que continúa evaluando las relaciones humanas en los términos de un nivel objetivo. La socialización de la producción. el segundo.lílliíUi. Por consiguiente. se organizará según unos principios que sólo en forma vaga pueden vislumbrar los que viven en la presente forma de sociedad.40 Hay que reconocer que esta reorganización social conserva todavía los principios fundamentales de la sociedad" burguesa. puesto que tales esquemas no tienen realidad fuera de la mente de quien los piensa. t>i> v n». vol. escrita en 1875. II. 118 dad de trabajo (después de descontar lo que ha trabajado para el fondo común). p. Víase Choro Liikách: Hintnria y conciencia de elnnc. se asignan ciertas cantidades para cubrir las necesidades colectivas de la administración de la producción. mientras que describe el «comunismo fosco» en forma retrospectiva como característico de las primeras etapas de la teoría socialista. Marx se niega a presentar un plan general para la sociedad del futuro.

Índica Marx: el objetivo del movimiento obrero no debe consistir en «liberar» el Estado de la sociedad sino. vol. producción y la distribución previamente bosquejado: «El proletariado se valdrá de su dominación política para^tr arrancando gradualmente a la. ejecutiva y legislativa al mismo tiempo». c se han desarrollado en la misma sociedad burguesa. la ¿abolición deí Estado) no implica para Marx una subversión de ia^Fgam^don~iíocial.» 53 El poder «político» sólo desaparecerá al terminarse esta etapa.iséntá una concentración del poder político_que ya existe de una manera más difusa en la sociedad burguesa.. II.. lo unlversaliza. al contrario.clase.52 De todos modos. 15. además. los jueces y demás funcionarios de la administración serían igualmente «electivos. es decir. tal como. se prescinde de todo lo demás»:50 El destino del obrero no es superado sino extendido a todos los hombres.54 Esta . convertir el Estado «de un órgano que está por encima de la sociedad en un' órgano completamente subordinado a ella [. p. 16. p. la policía.consigue más bien me3Ia^^ a la sociedad. Varios de sus rasgos vienen a propósito: La Comuna estaría integrada por concejales escogidos por sufragio universal y «no había de ser un organismo parlamentario. ( 119. la fase de transición que sigue a la abolición inicial del capitalismo implicará. 52. li\ Híiüitlu es e¡Ki» pcilcctumcíiic «libre» en Alemania. responsables y revocables en todo momento». vol. y repre.de una repetición de lo principal que señaló más de treinta años antes en icUeión tt>n 1 Ic^cl. p. La «dictadura del proletariado» constituye esta etapaJntermedia. sino una corporación de trabajo. la plena realización de los principios que sólo en parte o imperfectamente 49. En este punto la crítica que hace Marx reviste la forma. La transformación dialéctica del EstadcLse. xítsí es posible llevar a término el programa de centralización deJa. 50. p. Naturalmente. nos lo indica su ataque a los que. II. con la que sé erradicaría la forma concentrada de Estado que acabamos de describir. 141. La relación de propiedad privada. preconizan la «base libre del Estado». OE. También en este punto las observaciones más importantes de Marx se extienden a lo largo de todo el curso de su vida: el análisis que hace en la «Crítica del programa de Gotha» completa el que desarrolló en su temprana evaluación crítica del tratado hegeliano sobre el Estado. Marx descubre un esquema de este proceso en la estructura a que aspiraba la Comuna de París. MEF. OE.51 Esta etapa retiene una sociedad en la que e|_objeto domina al sujeto.]». II. continúa siendo «la relación de la comunidad con el mundo de las cosas». de modo que la organización colectiva de la sociedad se interponga en la administración de ios asuntos públicos. En esta etapa se considera todavía a los hombres «sólo eri cuanto obreros y no se ve en ellos ninguna otra cosa. En ambos documentos la posición de Marx es substancialmente la misma. OE. vol. burguesía todo el capital» para centralizar todos los instrumentos de producción en manos del Estado. Lo que es cierto para el ámbito de la producción vale también para lo político. del proletariado organizado como clase dominante. en la que la alienación se confunde todavía cotila objetivación. 51. y para aumentar con la mayor rapidez posible la suma de las fuerzas productivas. dentro del programa de Gotha. 21.

dedicarme a criticar. 42. 408. /íti. en OE. pescador. apto para diversos trabajos». p.siiLclasesr_puesto . donde cada individuo no tiene acotado un círculo exclusivo de actividades.. por tanto.. al paso que en la sociedad comunista. sin necesidad de ser exclusivamente cazador. La actitud de Marx respecto al Estado forma un todo con su parecer sobre la sociedad capitalista en general. a partir del momento en que comienza a dividirse el trabajo. pastor o crítico. «Manifiesto Comunista». esta concepción se limita a perpetuar en la sociedad civil «la guerra de todos contra todos». 452. en OS. con el cual. Para él. 48154. 52 y ss. la abolición del Estado no es más que un aspecto de una amplia y profunda transformación de la sociedad. erróneamente. «La Guerra civil en Francia». y entre el trabajo manual y el intelectual. 121 carme hoy a esto y mañana a aquello. bastantes la identifican. el hombre es cazador. cada cual se mueve en un determinado círculo exclusivo de actividades. lo que a su vez posibilita la desaparición del mismo Estado como entidad separada^de la sociedad civil. püede describirse anticipadamente con cierto grado de detalles al menos. la sociedad se encarga de regular la producción general. según la cual éste no tiene otra función que la de regular los contratos económicos. 58 Según Marx. con lo que hace cabalmente posible que yo pueda dediCf.que se ha eliminado la propiedad privada. vol. La fase de transición de la nueva sociedad.expresa la autoridad coercitiva de algunos hombres sobre otros. si me place. pp. Tampoco debe equipararse la posición de Marx con la teoría utilitarista del Estado. I. Pero el dominio de los bienes materiales sobre la vida humana. We.forma de organizadón sodal se fundamenta en la desaparidón del carácter clasista del Estado. No puede decirse lo mismo de la sociedad que habrá trascendido completamente al capitalismo y.Marx en El Capital. pastor o crítico crítico. y después de comer. áfegún Marx. según los casos. el Estado burgués. que pueda por la mañana cazar. y con ello la superación de la alienación'. la sociedad que sustituyela Ja forma jBurguesa es ya una_sqcÍedad. y tiene que ser literalmente demolido. son el resultado de la diferenciación producida por la división del trabajo: las que hay entre el campo y la ciudad. p. La sociedad del futuro. por la tarde pescar y por la noche apacentar el ganado. I. y no tiene más remedio que seguirlo siendo. vol.57 . Te'ndría que quedar bien claro lo lejos que esta posición se encuentra del anarquismo. como Durkheim trota loma <■» Soc. pescador. a pesar de su carácter coercitivo. En esta perspectiva hay que leer el famoso pasaje de La ideología alemana: En efecto. p. es 53. 4. ya que. substituirá al obrero de hoy «por el individuo desarrollado en su totalidad. 120 un elemento necesario en la disposición de los fundamentos sociales para construir la forma de sociedad que trascenderá al capitalismo. En la teoría anarquista el Estado en sí es un mal. que le es impuesto y del que no puede salirse. dice. p. I. Marx se limita a esbozar a grandes trazos las características de la segunda etapa de comunismo: En su etapa de transición. si no quiere verse privado de los medios de vida. sino que puede desarrollar sus aptitudes en !a rama que mejor le parezca. sólo puede lograrse aboliendo la división del trabajo tal como existe ep la sociedad burguesa. puesto que implica la universalización de las tendencias intrínsecas de la sociedad burguesa. vol. vol. Cap.56 Esto superará las distintas dualidades que.

‘también Miseria de Ja Filosofía.la Aufhebung de la división del trabajo en todos los escritos que mencionan la sociedad futura. Al mismo tiempo que amplía el alcance de la interdependencia humana. i>. 592.. Pero esto sólo se cumple por medio de ia acción del merca. esto representa una trasposición d£\ tendencias que ya se dan en el capitalismo.■ do y de la transformación en valor de cambio de todos los lazos de dependencia personal (tal . dentro del espacio de un \ solo orden social. en el momento en que se detiene cualquier desarrollo especial. tendencia que la distingue de todas las formaciones sociales anteriores. la sociedad burguesa mete a la humanidad en--. Una vez más.» 59. por primera vez en la historia. MEF. sino más bien porque tal expansión tecnológica es síntoma de la «tendencia universal» 81 de la sociedad burguesa. 144. y concibe en realidad que.-Enja ! sóciedad socialista. vol.Las ocupaciones predominantemente agrarias que Marx.. 121.» 80 De todos modos. por una división del trabajo que arrastra hacia un mismo sistema social y económico a los más diversos grupos culturales e incluso nacionales que existían anteriormente. ello es posible por medio de la expansión de la producción mecanizada. emplea como ejemplo parecen dar a está perspectiva una connotación totalmente ilusoria cuando se yuxtaponen a los.. 34. La sociedad burguesa substituye las comunidades locales relativamente autónomas. la tendencia hacia un desarrollo integral del individuo. bajo la forma de y producción automatizada. p. 122 ductos romanos y a las catedrales góticas. JA. p. características. «Lo que caracteriza la división del trabajo en el taller automático es que allí el trabajo ha perdido completamente au carácter especializado. 3. las relaciones sociales.38 . de modo que su historia es auténticamente // la «historia del mundo». la creación de la riqueza efectiva se vuelve menos dependiente del tiempo de trabajo y de la cantidad de trabajo gastados que del poder de la técnica empleada durante el tiempo de trabajo El trabajo humano ya no aparece tanto como recluido en el proceso de producción* sino que más bien el hombre se comporta como supervisor o regulador con respecto al proceso : de producción mismo. Este -aspecto vital del pensamiento de Marx. tera. Oru. empieza a sentirse la necesidad de universalidad. Pero.jnana..r La abolición de la división del trabajo es a la vez prérre• quisito y expresión de la trascendencia de la alienación . y a„na_quedan^más ' bajo la férula de objetos que son producto de la creación hu. en el desarrollo histórico del capitalismo. 58. p. la expansión de la sociedad burguesa barre todas las tradiciones particulares y mitos culturales bajo los cuales habían vivido los hombres desde los primeros tiempos. esto no lo dice principalmente por las prontas realizaciones tecnológicas del capitalismo. Pero Marx conserva la noción de. lo cual exime a los hombres de los/ actuales requisitos de la división del trabajo: En la medida en que la gran industria se desarrolla.59 También en este aspecto sumamente importante la sociedad socialista se basa. cf. Las alabanzas que el Manifiesto comunista tributa a ia burguesía son bien sabidas: «Ha creado maravillas muy superiores a las pirámides de Egipto. We. 33. p. de los anteriores tipos de sociedad. a menudo se ha dejado en la penumbra. hechos de la producción industrial. Finalmente. a los acue 57..

Como observa Mandei: «La socialización de la producción bajo el sistema capitalista es el efecto m&s importante y progresivo de la generalización del modo de producción capitalista. ¡. 7-13. y que la elaboración de las fuerzas productivas. aunque no so puede decir que so trate de una declaración totalmente <política>. con todo. L'AUemagne mi-cf&sauj» cíe tout (París. Las interpretaciones. es fácil comprender por qué gran parte de la controversia sobre el problema del valor-precio entre los volúmenes I y III de El Capital es substancialmente irrelevante para los/objetivos globales de la obra. 24. I. • Durfcnte la primera guerra mundial. Eete Juicio. vol. p. se realiza también un cambio de suma importancia por lo que se refiere al contexto institucional y a la tradición intelectual. consistentes en documentar está 'metamorfosis de las relaciones humanas en fenómenos de mercado) El análisis que nos ofrecen los tres volúmenes de El Capital examina detalladamente los efectos alienantes del desarrollo progresivo del capitalismo. con E. P. mucho menos disperso —y menos propagandístico— que muchas de las que escribieron Marx y Weber. y-. lo empujan hacia su propio ¿5bito y preparan el camino para su trascendencia. Él importante articulo de Durkheim: cL'lndivldualieme ct les inlelectuela». a la vez. y muestra cómo la universalización de las relaciones sociales realizada por la sociedad burguesa solamente se consigue mediante su transformación en relaciones de clase:. Londres. 61. el capitalismo contiene denitro de sí las fuerzas que. de riqueza general. Teniendo esto presente. el trabajo asalariado. no debe generalizarse demasiado. Orti. 1915). las cuales jpor su mismo funcionamiento universal izan al trabajador sola'piente en un estado de alienación.como se daban en los vínculos feudales de lealtad). Durkheim trabajó en la preparación de diversos documentos de propaganda. en OE. DURKHEIM Pasar de Marx a Durkbeim no sólo significa trasladarse a una generación posterior de pensadores sociales. De los tres escritores que tratamos en este libro. bo refiere directamente al caso í Dreyfus.440. : Marxist Economic Theory. p.» Ehneot Mandei. pp. superpuestas en 1. «La barrera del capital consiste en que todo este-desarrollo se efectúa antitéticamente. etc. del saber. Jas influencias intelectuales que contribuyeron en forma más destacada a la perspectiva teórica de Durkheim son más homogéneas y fáciles de especificar que las que modelaron la obra de los otros dos autores. lffí5). Durkheim fue el que estuvo menos directamente implicado a niveí personal en los grandes acontecimientos políticos de1 su época: casi todas sus obras tienen un carácter puramente académico y. entre ellos Qwí a vcmfti la mierref. 123 suerte que el propio trabajador se enajena a si mismo [. 1896. 1 Más aún. vol. vol. \ . 30. 1969. Denla (París. por tanto. se presenta de tal 60. Rcvuo Metió... I.. [ Las influencias significativas sobre la madurez intelectual de Durkheim provienen del intdrior de tradiciones intelectuales marcadamente francesas. 124 SEGUNDA PARTE DVRKBEIM CAPÍTULO V PRIMERAS OBRAS DE. 62. «Manifiesto Comunista».]» 02 Puesto que en su esencia más profunda se basa en relaciones Antagónicas entre el capital y. 170.

{nidria decirse que el tema principa! de ia obra de su vida se aplica a reconciliar la concepción de Comptc de la etapa «positiva» de la sociedad con la explicación. Marx y Engels consideraron también la publicación de El origen de la-'. La idea de que Ja sociedad forma una unidad integrada. pp. y en la misma linea que su Interpretación del desarrollo social. Su primera publicación fue Ja reseña . puede remontarse sin duda hasta Ja filosofía social clásica. conslituyen el fundamento principal del conjunto de los escritos ele jDurkheim. recibió además la influencia de ciertos auto* res alemanes contemporáneos. (Parwln declinó c! ofrecimiento). el influjo inglés es palpable en e! temprano interés que mostró por Hcrbert Spcncer.' Otras influencias. Mils documentación sobre jas fuentes dei pensamiento de Dur. Ciertas teorías sociales han caído casi completamente en el olvido. Cf. Lilienfeld y otros pensadores sociales alemanes. las de sus profesores Boutroux y Fustel ele Coulanges.I «industrialismo».kheim sería demasiado prolija y fuera del objeto do! presente libro. y nada poseía más garantías para enardecer la imaginación de sus contemporáneos que esta poderosa combinación de positivismo con una perspectiva de progreso evolutivo.3. y más tarde por los antropólogos ingleses (Prazer. Por cierto. Tvlor y Robertson-Smlth). y en la i2colc Nórmale. LA SOCIOLOGÍA Y LA «CIENCIA DE LA VIDA MORAL» Entre 1885 y 1887 Durkheim publicó varios estudios críticos de la obra de Schaffle. 3. a éstas añadió Durkheim jas enseñanzas contemporáneas de Renouvier. como se Indica más adelante en el texto.sociedad. de SaintSimon de las características dC. en parte discrepante. Alvin GouUlncr'. 128 últimos decenios del siglo xix. tlntroducAions a la versión Inglesa de te iOci/iíismc. A. Naturalmente.127 p. En la obra de Darwin estas ideas se sitúan dentro del contexto de una teoría dinámica fundada empíricamente. comparable de algún modo con la de un organismo viviente. cspccics como un acontecimiento de primera Importancia.1* Es difícil desde la perspectiva más reciente reconstruir la experiencia del extraordinario impacto que causaron los escritos de Darwin sobre el pensamiento social en los 2.SaüU-Siníon y Compic ohecicron de Li decadencia ilc! feudaflsmo y de Ir¡ aparición tic ia forma moderna de . 13-18. Pero la publicación de la teoría de Darwin sobre Ja evolución biológica ofreció un estímulo completamente nuevo a la elaboración de teorías organicistas. Por eso los escritos de Schaffle y demás contemporáneos difieren considerablemente de los de sus numerosos precursores que emplearon analogías orgánicas. Marx escribió a Dar\v¡n para ofrecerle la dedicatoria de! primer volumen de El Capital. cié generaciones más tempranas. Renouvier alivió de mediador en el constante interés que Durkheim sintió por Kant. Jos primeros escritos de Durkheim se hicieron eco de las ideas de un grupo de autores alemanes contemporáneos. Una de estas teorías es el organicismo. Parten desde este momento de la premisa según la cual las leyes fijas que rigen el funcionamiento y la evolución de los organismos animales proporcionan un modelo sobre el cual puede estructurarse una ciencia natural.jue . donde estudió de 1879 a 1882. A lo largo de rodo el siglo se presenciaron muchos y considerables progresos en biología: se descubrieron las propiedades de la célula por medio del análisis microscópico y quedó como principio firmemente establecido la tesis de que todos los organismos se componen de estructuras celulares semejantes. '.uu-. son las de Montcsquieu y Rousseau.. no es del todo ajerio a la Influencia de autores ingleses y alemanes. representado en la última parte del siglo xix por Jos escritos de í:oui\icc y Worms en Francia. Sin embargo. y Schaffie y Lilicnfeld en Alemania. aunque habían sido formuladas aproximadamente en la misma época que muchas de las más conocidas en Ja sociología actual.

87. destino e intereses». Recensión do Schílffle. «entonces nos habrá» dejado también desprovistos de todo lo que nos hace verdaderamente humanos». sino que es un ser que ha existido antes que ios que hoy la integran. 8. vol. 81. en la cual. 85. p. Esto se ve fácilmente con el ejemplo del lenguaje. Para Schaffle.. el hipotético «individuo aislado» en un estado de naturaleza es más libre y más feliz que vinculado a ia sociedad. han evolucionado socialmcme y no son producto ni propiedad de ningún individuo concreto. recalca Durkheim.1' Schaffle pone de manifiesto. mientras que la sociedad está unida en su conjunto «no por una relación material. Schaffle utiliza con profusión analogías orgánicas. pp. Cf. Recensión de Schílffle. <da sociedad no es simplemente un agregado de individuos. p. 18. que ejerce sobre ellos más inHucnciíj que ia que recibe de ellos.84-101. Schaffle insiste en que c) uso de conccpkJs biológicos representa sólo una «metáfora» que puede facilitar el análisis sociológico. p. Al contrario. Durkheim no 5.. Al contrarío. «cada uno de nosotros habla un lenguaje que no creó». 171-9G. indica Durkheim con aprobación. 20 La con . 1970. De hecho. Para realizaí . 87. esto es. La vida dei organismo animal se rige «mecánicamL'ntc». continúa Dur6. RP_. vol. 7. y que tiene su propia vida. conciencia. Durkheim: recensión de la obra de Auíert Schaftle: Bau und Leben des Socialen Kórpers (2.* ed. ocupa un lugar central en el pensamiento de Schaffle y es del todo coherente con su énfasis en que la sociedad tiene sus propiedades específicas que pueden distinguirse de las de sus miembros individuales. 1885. Lnn ciíng son de Durkheim. comparando las varias partes de la sociedad con los órganos y tejidos del cuerpo. (la recensión abarca solamente el vol. que en parte está resumido en este capítulo.de la obra de Schaffle Bau und Leben des Socialen Kórpers.. 19. PP. que no implica nada metafisico el hecho de considerar que la conscicncc collective tiei'ic propiedades distintas de las de la conciencia individual. que muestra ya las tendencias del pensamiento temprano de Durkheim. Socioíopícnl Revicic. la concepción del individuo y la sociedad que Rousseau puso en el candelero.7 Schaffle rechaza. 129 considera ilegítimo este procedimiento porque Schaffle no intenta deducir cfírcctninenic cíe 1 ¡is propiedades do la vida orgánica las propiedades de la organización social. 179-80. 130 kheim. Para et pnrecer de Durkheim sobre ía utilidad de tag analogías orgánicas en sociología.* Su análisis del libro de Schaffle da a entender claramente Jas simpatías de Durkheim por algunos de los puntos principales del tema presentado por aquel autor.: La noción de «so. Si esto se quita a! hombre.ciedad como prototipo». Schaffle insiste en que hay una discrepancia radica! v sumamente significativa entre la vicio del organismo y la de la sociedad. pp. p. Ibid. una de las aportaciones más importantes de Schaffle consiste en haber trazado las líneas generales de un fructuoso análisis morfológico de los principales componentes estructurales de diferentes formas de sociedad. véase mi artículo citado en ¡a nota anterior. Según Durkheim. y que los sobrevivirá'.).'1 Los ideales y sentimientos que constituyen 1a herencia cultural de los miembros de una sociedad son «impersonales». 1 de la obra de Schüffle). todo lo que eleva la vida humana por encima de la existencia animal procede de la riqueza tecnológica y cultural acumulada por la sociedad. Ibid. sino por los vínculos de las i{Icns». por tanto. mi articulo: «Durkheim como escritor de recensiones criticas-».esto. 9.

junto con la de los demás autores alemanes. tiene características propias. ha sido elaborado principalmente por economistas y juristas. «consciousness» y «conscienceí. pues puede significar tanto «moralidad» como «¿tica» (es decir. Los recientes escritos de Jos pensadores sociales alemanes. según Durkheim. 92.1* En Francia. Al citar a Durkftefm el autor ha traducido el término de una u otra forma segrún el contexto.Science colleclive es simplemente «un compuesto cuyos elementos son las inteligencias indi' viduales». Ibid. RP. Durkheim emplea. 1885. «La sctence positive de la morale en Allcmagne>. tal como Durkheim ¡a describe. sin embargo. 1887. p. Adolf Wagner y Gustav Schmoller se encuentran entre los fundadores del Verein für Sozialpolitik.» 12 ) En su extenso estudio sobre la «ciencia positiva de la moral» en Alemania. sólo se conocen dos formas. Hay una induda.5 Wagner y Schmoller se alejan substancialmente de esta posición. manifiesta.. se supone solamente la presencia de individuos que intercambian sus productos. por un lado. 11. Recensión de Sch&ffte. Sigo práctica corriente de dejar sin traducir la expresión de Durkheim consciente collective. de los cuales los más importantes son Wagner y Schmoller. RP. corrientemente e3 término «3a mora]e>. Es falso suponer «que un todo es igual a Ja suma de sus partes»: en Ja medida en que ^stas partes están organizadas de una manera determinada. difiere considerablemente de la de los economistas ortodoxos. la sociedad es una unidad que tiene sus propias características específicas que no pueden deducirse de las de sus miembros individuales. por otro. vol. generales de teoría ética: el idealismo kantiano. Durkheim: recensión de 1a obra de Dudwjg Gumplowícz Qrundiss der Sozloloffie. 61-80. «De este modo. 12. se convierte cada vez más en una ciencia alemana. pp. Cf. 13. tal organización de relaciones . han empezado a asentar la ética sobre una base científica o. también «Lea ótudes de science morale>.13 Su artículo tiene por objeto! principal examinar lo que han aportado los autores alemanes más destacados para fundamentar una ciencia de Ja vida moral.bfe ambigüedad en el término. publicado en 1887j Durkheim vuelve sobre algunos de estos puntos. vol. 14.» 1. declara Durkheim. critica a Sch&ffle por recaer a veces en el idealismo. vol. La teoría económica ortodoxa está construida sobre el utilitarismo individualista.11 La obra de Schaffie. Pero Weber nunca aceptó aquel aspecto de los puntos de vista de Wagner y Schmoller 131 L:i obra de estos dos autores. 113-42 y 275-81. 15. la sociología. Para ellos (como para Schaffle). 627. Este enfoque.17 Este principio tiene que aplicarse también a Jas reglas morales según las . 33-58. Esto determina uno de los pocos puntos de conexión directa entre los escritos de Durkheim y Max Weber. los importantes progresos realizados por el pensamiento social en Alemania. y es ahistórica: «En otras palabras. RP. y el utilitarismo. el estudio de la moralidad). mejor dicho. Un estado de cosas que contrasta duramente con eí retraso deí desarrollo de la sociología en Francia. no obstante. que se superpon» « Jng dos paíabras inglesas. 20. 1886. afirma Durkheim. a restablecerla sobre tal base. del cual Weber fue uno de Jos miembros más destacados. 2{. que es francesa por su origen. pp. las más importantes leyes de la economía serían exactamente las mismas incluso si no hubiesen existido en el mundo ni naciones ni Estados. 22. pp. P. puesto que algunas de sus ideas ya habían sido formuladas antes por Compte.15 ID. S9 y ss. que es ambiguo en inglés. Durkheim.

se llegaría a un concepto completamente falso del desarrollo económico si se olvidaran ias causas morales que lo influyeron. parte 1. 132 vale a decir. 37. Como advierte en una recensión publicada mucho más tarde. «Science positlve de la morale». Louis. 18. por medio de Renouvier. Durkheim. de los cuales no son más que una expresión todas las creencias y acciones específicas. a la suposición de que estas reglas. La obra de Deploige es un duro ataque a la escuela de Durkheim desde el punto de vista tomista. vol. 1969. y lo aplica frecuentemente en sus escritos. No hay sociedad (ni podría concebirse una sociedad) donde las relaciones económicas no estén sujetas a una reglamentación de leyes y costumbres. 38. 15-185. Nada puede objetarse. tal como en realidad funcionan empíricamente. que «un contrato no se basta a sí mismo». En Ja teoría ortodoxa de Ja economía política. St. Algunas de las recensiones mis importantes Que escribió Durkheim en AS han sido recopiladas en Jourruil Sociologiqucj París. JG. Más bien tenemos que empezar por la realidad. Aquí Durkheim propone una norma que constituirá el principal hilo conductor de su$ escritos posteriores.te a la manera de Ja teoría económica clásica. En realidad. por el estudio de las formas concretas de las reglas morales comprendidas dentro de sociedades determinadas. «el interés colectivo es solamente una| forma de interés personal». viceversa. etc.. es decir. «de Renouvier precisamente tomamos e! axioma de que el todo no es Igual a la suma de sus partes* (Recensión de la obra de SiMON Dm-OiCE. y «el altruismo no es más que egoísmo disimulado». economía. por tanto. 1509-12. en cambio. los filósofos habían supuesto que la ética puede basarse en un sistema deducido de principios abstractos.10 Si no fuera por la existencia de normas sociales que proporcionan el marco dentro del cual se hacen los contratos. un «caos incoherente» reinaría en el mundo económico. y como tal debe estudiarse. afirma Durkheim. 326). ya conocía bien esto principio. y. p. AS. Esto equíque más llamó la atención de Durkheim: ?u intento de fundamentar una ótica científica. Lr conflit de la niorale et de la soclolopic. Weber también se opuso a la política de intervención estatal en la. si no se conocen las causas económicas que las fundamentan. puedan reducirse a algunos principios a priori. 17.cuales viven los hombres en sociedad: la moral es una propiedad colectiva. Pero la obra de los autores alemanes ha demostrado que es fundamentalmente Incorrecto proceder de esta manera. 12. 1938. el trabajo. p. los hechos morales . tal como Ja defendía Schmoiier en concreto. Tía sido traducida al Inglés con el titulo The Conflict bcticeen Ethics and Sociolopy. véahse especialmente pp. Aquí Durkheim cita de nuevo a Schaffle encarecidamente: uno de los grandes logros de Schaffle consiste precisamente en haber puesto en claro que la sociedad da forma a las reglas morales apremiada por las necesidades colectivas.20 Las reglamentaciones que controlan la vida económica no pueden explicarse en puros términos económicos: «No se entenderá nada de las reglas de moralidad que rigen la propiedad. que los fenómenos económicos no pueden estudiarse adecuadamen. como propiedades de la organización social. Hasta el momento.18 Schmoller ha puesto de manifiesto.» 21 Los pensadores alemanes tienen el gran mérito de haber puesto de manifiesto que las reglas y acciones morales deben estudiarse científicamente. parte 1. como Durkheim expresaría más tarde en La División del trabajo. p. el contrato. «Science positivo de la morales. como si estuvieran separados de las creencias y normas morales que rigen la vida de Jos individuos en sociedad. como si la vida social humana pudiera reducirse a algunas máximas formuladas íntelectualmente.

por medio de la observación y la descripción. p. entre otras cosas.. RP. 117. 24.*1 Más aún. puesto que el seguimiento de fines morales no se funda siempre inevitablemente en eí atractivo de los ideales. 1887. Ibid. dice Durkheim. parte 2. Ibid. 52 y gs. puede aspirar n clasificarla c interpretarla. cf. tienen dos aspectos. pp.2’1 Wundt ha mostrado que el individualismo es un pro^ ducto del desarrollo social: «lejos de ser la individualidad el hecho primitivo y la sociedad el hecho derivado.. pero solamente el sociólogo. Wundt ha puesto en claro que las religiones primitivas contienen dos tipos de fenómenos interrclacionados: un bloque de ^especulaciones metafísicas sobre la naturaleza v el orden de las cosas» por un lado.. el que no se dé plena cuenta del carácter ambiguo del efecto regulador de 22. 299-311. y lo hacen depender de poderes superiores que simbolizan el ideal». Ibíd. El estudio critico que hace Webor sobre Wundt aparece en GAW. Pero las reglas morales también tienen los caracteres de obligación y coacción. LOS OBJETIVOS DE DURKHEIM EN «LA DIVISIÓN DEL TRABAJO» Los estudios que hizo Durkheim de las obras de ios pensadores sociales alemanes . 184.. Los sentimientos religiosos «conectan al hombre con algo distinto de sí mismo. parte 1. p. 133 dicas que aumenta constantemente». «Science positivo de ia moraie». 20. 27623. «pero puede estarse seguro de que nunca ha habido hombres que carecieran por completo de un ideal. pp.. 21. p. vol. 25. 23. 134 jas normas religiosas y demás normas morales. p. por modesto que fuera. de inclinar al hombre hacia eí sacrificio y el desinterés». la religión es una fuerza que contribuye a la unidad social. pues esto corresponde a una necesidad profundamente enraizada en nuestra naturaleza». 41.. Durkheim lo acepta como postulado general: estos ideales pueden variar entre distintas sociedades. p. es uno de ellos.En las sociedades primitivas la religión es una vigorosa fuente de altruismo: las creencias y prácticas religiosas producen el efecto «de refrenar el egoísmo. pp. p. Todas las acciones morales. considerando esta obra como uno de los frutos más significativos de las perspectivas esbozadas más arriba.tienen «una complejidad prodigiosa»: el estudio empírico de distintas sociedades muestra que existe un «gran número de creencias.22 lista realidad no es infranqueable al análisis. p. Ambos aspectos de la regla moral son esenciales para su funcionamiento. 129. 40.2*' Durkheim critica a Wundt. su recensión de la obra de Guyau L/irrélipion de Vavenir. parte 3. Durkheim distingue entre las principales aportaciones de Wundt el haber mostrado la importancia básica de las instituciones religiosas en la sociedad. IMd. la atracción a un ideal o conjunto de ideales. Ibtd. al ofrecer ideales hacia los que hay que tender. y reglas de conducta y de disciplina moral por el otro. 26. La atracción positiva. 316-7. costumbres y estipulaciones jurí 19. Para otra fuente de información sobre loa primeraa Opiniones do Durkheim sobre la religión. 120. la primera sólo aparece lentamente a partir de la segunda». DT. Durkheim dedica una buena parte de su artículo sobre los pensadores alemanes a analizar la Eibik de Wundt. Ibid.

1965. | 135 su profesión. Durkheirn lo desmintió bruscamente. intérpretes hah insistido fuertemente en los cambios que se supone se j han producido en el pensamiento de Durkheim en el curso de sus escritos. pp. Víase especialmente Parsons. o tienen que deducirse de ín presentación que hace Durkheim de los pareceres de otros. vol. Para un anterior intercambio de cartas críticas entre Durkheim y Deploige. Ei análisis de este tipo que ha ejercido más influencia nos lo ofrece Tai. pp. Todo esto produce ei efecto de minimizar la importancia de La división del trabajo en relación con los posteriores escritos de Durkheim. hasta qué punto simplemente fortalecieron unas conclusiones a las que ya había llegado a partir de otras fuentes. Cuando le criticaron. vol. Englewood CHÍfs.’1'' la significación dei individuo tanto como agente productor de las influencias sociales como receptor pasivo de cllns. el principio de que una organización de elementos (es decir. y constituyó el punto de vista desde el cual evaluó las aportaciones de los autores alemanes.rt A.! estaba al corriente de nociones que algunos han supuesto qué aparecieron mucho más larde. que on la GcscUscíiaft se ha perdido toda <la vida colectiva . Robf. que Durkheim escribió ios comentarios cuando ya era Inminente la amenaza de guerra mundial.:1' y los gérmenes de la posterior teoría de la religión. también Ai. pp. Nisbet: [Bmíle Durkheim. porque muchos. la base moral de !a unidad no desaparece completamente. 1D65. tales nociones sólo se expresan en forma embrionaria. Durkheim concentra de tai manera su acometida crítica que ciertos temas ele fondo de su obra tienden a quedar borrosos. 606-21. Debería tenerse presente.Í pp. 326. Glencoe. al ser sustituida ia sociedad primitiva por formas mA¡? modernas. véase Jpan Duvisnaud: Durkheim. viceversa. Durkheim Indica que. Importa mucho tener en cuenta estas consideraciones al evaluar el contenido de La división del trabajo (1893). París.dirigida contra el individualismo utilitarista de los 2Í!. 1307. 1&Í9.2K Lo que hay que notar es que Durkheim en esta primera serie de artículos. 37.."7 Es difícil señalar con detalles hasta qué punto aquellos escritos influyeron en Durkheim y. Cuando hace ia recensión de Gancitisehaft «nd Gesscllschafi de Tonnles. pasados va muchos años de su vida.¡ogic.cott Parsons en The Structure of Social Aclion. especialmente p. pp. /Ir chivca curopécttncs de socio. ai comienzo de 27. y por ello hacer aparecer a Durkheim como un teórico «conservador* mucho más de lo que lo es vn realidad. K'G3.zorno: «Lectura actuolle de Durkheim*.:tl la doble naturaleza de la adhesión del individuó a la sociedad. Esto último es lo más probable. sin embargo.’"' Naturalmente. véase Revuc néoscolastiqnc. Pero incluyen una conciencia de los siguientes elementos: la importancia de los «ideales» y de la unidad moral en la continuidad cíe Ja sociedad. 303-7. sa vie. Cf. Hepíte un tema semejante. de individuos como elementos de sociedades organizadas) tiene propiedades que no pueden deducirse directamente de las características de Jos elementos aisladamente considerados. paginas 39-50.essakdro Piz. que es un libro sumamente polémico. 30. 188-91.indican que varios de sus puntos de vista característicos se fijaron ya al comienzo de su profesión. p. declarando que ei influjo que recibió de Compte fue mucho más profundo. Para una afirmación reciente y más simplificada de la misma posición. Recensión de Deploige. 28. 11. según Durkheim. Tdnnles supone. por haber «importado sus ideas de Alemania al por mayor». -1. Jín el libro buena parte de ln polémica va . 3-4. los fundamentos esenciales de lo que iba a ser ¡a teoría de la anomía.. Es importante recalcar este punto. mi articulo «Durkheim como escritor de recensiones críticas». son ocuvrc. en cuanto incluye a la vez la obligación v la entrega positiva a los ideales. 301-450.

El «culto de! individuo». p. criticando el «objetivismo*' de G umplow icz. esto no quiere decir (lo que Durkheim considera que viene implícito en el análisis de Tonnies en Gemeinschaft und Geseílschajt) que el efecto integrador de la división especializada del trabajo pueda interpretarse satisfactoriamente a la manera del utilitarismo. que «nosotros somos a¡ mismo tiempo actores y actuados. Cf. economistas políticos y filósofos ingleses. pp. voi. '’ La posición desde la cual Durkheim enfoca este tema en La división del trabajo es idéntica a Ja que expuso en sus estudios sobre los pensadores sociales alemanes.627-3-1 >. 36. A. 35. y cada uno de nosotros contribuye fi formar esta corriente irresistible que le arrastra» (p. 1. y que fue adoptada por autores como Schaffle.i. vol. el primor artículo de Durkheim sobre el suicidio. «Suicide et."' Durkheim considera que esto es apropiado para el análisis de los tipos tradicionales de sociedad.que se sigue de la espontaneidad interna». tal como las formularon los pbilosopbes del siglo xvm y que son base de la Revolución francesa— es el reflejo de la individualización que el desarrollo de la decisión del trabajo ha producido. Afecta a la corriente de pensamiento que procede de Cornpte. entonces la di. Man (nueva Sf-nc. la estabilidad orgánica. voi. como el resultado de múltiples contratos individuales. 137 puños postulados a priori sobre las características esenciales de la naturaleza humana. Si el efecto de satisfaci'r necesidades consiste simplemente en estimular nuevas necesidades. vciwfii. D7'S. 188:5. «Este libro —declara Durkheim al comienzo— es ante todo un esfuerzo por tratar los hechos de la vida moral según el método de las ciencias positivas. Cf. 31. lf¡88. 4-16-7. Gnnirtriss der So~iolopir (RP. sino que constituyen los compromisos morales generales sin los cuales la formación de tales vínculos no podría proceder de una manera ordenada. Al contrario. 'lus-17. o bien de al. concepto que Durkheim torna de Renouvier -—las creencias consensúales básicas que atañen a la dignidad y al valor del individuo humano. mediante un . donde se indica que.'i:?. no hay una relación directa y universal entre el aumento de prosperidad y e! avance de ia felicidad humana. pp. 32. al contrario de la tesis utilitarista.» Tal método debe distinguirse claramente del de la filosofía ética: los filósofos morales parten. PP.owirz. 27. y es el principal apoyo moral sobre el que descansa. Parsons pona do relieve* soíain('¡¡!i. 421. Pero la principal afirmación que desarrolla en La división del trabajo dice que la moderna sociedad compleja no tiende inevitablemente a Sa desintegración. p.sto aparece claramente en el estudio que hace Durkheim de la obra de Gt! Mn. corriente que acentúa el valor que tiene para la perpetuación del orden social un consenso moral firmemente determinado. Barnes: <Durkhe¡m’s División of Labour ¡n Society». 20. 23-9. algo menos evidente. 15S ss. liemos de reconocer.i<s¡o. 31. DT. a pesar de que viene a menos la importancia de las creencias morales tradicionales. conserva una unidad y una Identidad colectivas. que el tipo diferenciado de orden social no ha dejado de ser uíta sociedad: esto es. pp. xxxvii. na(aii!i'\ ¿(mié de statísííquf moralf"\ AVJ. donde Durkheim dice. voi. rtridod entre los deseos y su satisfacción puede hacerse cada vez mAs arando. p. YYase J. 26. 632). más bien. RP. F. GOULDNKR. La condición «normal» de la división diferenciada del trabajo es.Pero hay también otro objetivo crítico en el libro. Sin embargo. y de ahí. DT. 1966. la existencia del contrato presupone unas normas que no son el resultado de vínculos contractuales. o bien de proposiciones tornadas de !a psicología. pp. 338-311. pp. 33. declara Durkheim. J8S9.

suponer. p. no obstante. por tanto. el desarrollo de talentos. pero ellos dan lugar a organismos que muestran un grado j más elevado de organización funcional interna: «un . El mismo proceso puede observarse en todos los sectores de las sociedades contemporáneas: en el gobierno. por tanto. por tanto. Un alto grado de espedalización en la división dei trabajo es consecuencia muy concreta de la producción industrial moderna. xxxvii. e? haccrsft cnpnz de cumplir su función. La ciencia de los fenómenos morales. Durkheim. sino que las poseen solamente grupos especiales. 42-3. 38. el precepto (máxime) que nos ordena especializarnos es impugnado por todos lados por la máxima contraria. No es difícil. 6. 3Í1.'8 Por otra parte. que la división del trabajo se va diversificando cada vez más sólo en el ámbito estrictamente «económico». existen también tendencias morales contradictorias.lización de la función profesional y fomenu. la ciencia y las artes. DT. la cua produce ia especía. y generalmente limitado a la división sexual. y csta'n del todo vinculadas a las condiciones de vida social correspondientes a una época y lugar determinados. p. afirma Durkheim.? específicas. Este fenómeno está claramente asociado con eí crecimiento de la división del trabajo. que también son intensas. Es engañoso. mostrar que en nuestros tiempos existen intensas corrientes de ideales morales que expresan el parecer de que la personalidad individual debe desarrollarse según las cualidades específicas que tiene la persona y. como tienden a hacerlo fácilmente muchos economistas. el desarrollo de ía forma moderna de sociedad viene unido con la expansión del «individualismo». que nos ordena realizar todos un mismo ideal. p. de que no todos deben recibir una educación uniforme.¡s reglas morales se desarrollan dentro de la sociedad. pero en los tipos de sociedad más tradicionales aparece en forma rudimentaria.versificación es consecuencia del industrialismo exclusivamente. Esto puede ilustrarse con el ejemplo de la ciencia: antes existía una disciplina general. cuyo objeto abarca toda la realidad natural y social. o que esta di. DT. la «filosofía». sino hacer Ja ciencia cíe la moral. puede compararse con ciertos principios biológicos.»U! Solamente por medio del análisis histórico y sociológico de 37.proceso de deducción lógica. pasan a elaborar un esquema tic etica. la especialización es cada vez más evidente. En todas estas áreas de la vida social. «En forma general.» DT. A2. 138 Jas causas y efectos de la expansión de Ja división deJ trabajo pueden llegarse a comprender. y que ensalzan al «individuo desarrollado umversalmente». se propone «observar. las fuentes de estos ideales morales aparentemente contradictorios. según Durkheim. Los primeros organismos que] aparecen en la escala evolutiva tienen una estructura sencillá. lo que es muy diferente»*' L. por el contrario. 33. Por una parte. no es un fenómeno totalmente moderno. indica Durkheim. el derecho. ! El aumento de diferenciación social que es ¡característico del proceso de evolución de las formas tradicionales a las formas modernas de sociedad. El principal problema de fondo que preocupa a Durkheim en La división del (rabajo arranca de una aparente ambigüedad moral en la relación entre el individuo y la sociedad en el mundo contemporáneo. Durkheim cita a Secrétnnt: «Perfeccionarse os nprender su pn~ pfl.. La división del trabajo. DTS. describir y clasificar» las normas morales y analizar cómo las formas cambiantes de sociedad producen transforma ' >ncs en el carácter de tales normas. p. pp. de Jas que no participa todo el mundo en la sociedad. DTS. peto hace ya mucho tiempo que se fragmentó en numerosas disciplinas separadas.. capacidades y actitud. no se propone «extraer la moral de la ciencia.

etc. la pérdida del honor.1! Un precepto legal puede definirse como una regla de conducta sancionada. y consisten en Ja imposición al individuo de cierto tipo de sufrimiento como castigo por su transgresión. 62. pot el contrario.40 A esto corresponde el análisis que hace Durkheim del desarrollo de la división del trabajo y su relación con el orden moral. DTS. p. por un hecho exterior (jait cxlértctir) que lo simboliza» . syhdicatism: Durkheim and Duguiti-. No dice. Socíoío^ícíii iíctncti’j vol. solamente dicta sanciones. p. 3. sino castigar con la muerte ai asesino. 8. . 17-3G v 185-202. la solidaridad social •—lo mismo que todos los fenómenos morales:— no puede medirse directamente. p. implican reparación o restablecimiento de Jas relaciones tal como estaban antes que se violara la lev. sino: he aquí la pena. y ocurre solamente cuando el derecho «ya no coincide con el estado presente de la sociedad y no obstante. Dondequiera que exista una forma estable de vida social. por otra parte.se sigue que para representar gráficamente las variaciones de la forma de solidaridad social «es necesario sustituir el hecho interno que se nos escapa. según Durkheim.14 La razón por que no tiene que especificarse la naturaleza de la obligación moral en el . E. pero nada dice de las obligaciones a las que aquéllas se refieren. HAYWARD: «Solí dar i SÍ. están tipificados en forma •11. 139 naturaleza tic la solidaridad social.organismo. Las sanciones «restituíivas». 19GÓ. p. mercantil y constitucional.i Las sanciones «represivas» son propias del derecho penal. | Esto lleva consigo el intento de medir los cambios en ¡A " 40.!'f Puede encontrarse un indicador de este tipo en los códigos ilegales. v las sanciones pueden dividirse en dos grandes grupos.ocupa un lugar tanto más elevado en la escala animal cuanto más especializadas estén las funciones en él». 42. Esto es típico do muchas áreas cíe derecho civil. 40. Véase J. si su queja tiene fundamento. •13." Puesto que. En el caso del derecho restítutivo. pp. DT. Es poca o ninguna la deshonra social que recibe el individuo que pierde un pleito de este tipo. como eí derecho civil. Si bien en ciertas ocasiones puede haber conflictos entre las costumbres y las leyes. las normas morales llegarán un día a codificarse en forma de leyes. partos 1 v 2. 61. De este modo. se mantiene sin razón por la fuerza del hábito». Este carácter generalizado pone en evidencia Ja indefinida base moral del derecho penal. si un hombre reclama de otro daños y perjuicios. S. el objeto del proceso jurídico consiste en satisfacer al reclamante por algo que ha perdido como particular. tenemos que comparar y contrastar los principios según los cuales se organizan las sociedades menos desarrolladas con los que rigen la organización de las sociedades «avanzadas». El derecho penal. el tormento. DT. he aquí el deber. según Durkheim se trata de jalgo excepcional. Entre estas sanciones están la privación ele la libertad. No ordena respetar la vida del prójimo. 140 precisa ambos aspectos tiei cometido jurídico: ui oongauon y la reparación de la transgresión. El derecho represivo es característico de aquel tipo de transgresión que se considera un «crimen» o delito. Delito es un acto que conculca sentimientos «umversalmente aprobados» por los miembros de ía sociedad. Para analizar la importancia de la diferenciación de la división del trabajo. DT.

» La función primaria del castigo cori. acto de vengan/. y contiene un conjunto heterogéneo de creencias y prácticas que regulan no sóío ios fenómenos estrictamente religiosos. DTS. El conjunto de la tribu forma una «sociedad» porque es una unidad cultural: porque los miembros de los distintos grupos de clan se adhieren todos al mismo conjunto de ideas v sentimientos comunes.... «también es necesario que sean precisos [. de un modo parecido a como los organismos biológicos sencillos pueden fragmentarse en varios cuerpos que no . todo suficiente para la .]. dice Durkheim. por tanto. La religión «lo abarca todo y se extiende a todo». mientras que 141 f-'i ensillo conserva. y .a {por parte de la sociedad). En las sociedades más sencillas. «Los ladrones están tan fuertemente inclinados al robo como los asesinos al homicidio [. se componen de grupos político-familiares yuxtapuestos (grupos de clan) que son muy semejantes entre sí por su organización interna. 45. están tan profundamente enraizados como los que castiga la ley penal. Durkheim. Especialmente en sociedades primitivas ei castigo tiende a ser ciego e irreflexivo. la ley no castigaría según la gravedad del mismo crimen. p.derecho represivo. en ciertas sociedades..sistc. es evidente: porque todo el mundo h conoce y la acepta.existencia del «delito* et que los sentimientos coiectivos sean fuertes. El castigo consiste por encima de todo en una respuesta emotiva a la transgresión.. DT..» 15 44.] las normas penales son notables por su nitidez y precisión.[. matiza notablemente la línea principal de su razonamiento.sociedades en que los principales vínculos de cohesión se basan en la «solidaridad mecánica» tienen una estructura agregada o segmentaria: esto es. en las formas más primitivas de sociedad.]» 17 Toda la ley penal está contenida originalmente dentro de un marco religioso.ucc collcctive.sigue siendo un . 81. de creencias y sentimientos compartidos conjuntamente por los miembros de la sociedad. Durkheim pone el ejemplo de! amor filial. El predominio del derecho penal dentro del sistema jurídico de una sociedad determinada presupone así necesariamente ¡a existencia de una consciente collective firmemente definida. pero el principio subyacente del derecho penal permanece el mismo en los tipos más evolucionados de sociedad. hay un sistema religioso unitario que es la personificación original de las ctccncins y sentimientos comunes de Lí consric. en proteger y reafirmar la conciencia colectiva frente a actos que cuestionan su santidad. Esto se pone de manifiesto por el hecho de que no siempre se limita al culpable: a menudo los que por su parte son completamente inocentes pero tienen una relación muy próxima con la parte culpable -—como sus familiares y amigos— también sufren porque han quedado «manchados» por su vinculación con el culpable. p. sino en relación con la fuerza de la motivación del delincuente para cometerlo. no obstante. sino también <d. y a su vez. el homicidio está sujeto a sanciones más severas que el robo. los principios de Ja organización política y hasta la ciencia [. es el ultraje hecho a la moral. De este modo. Pero sí esto fuera realmente así. el derecho. por tan ¡o. Existen sentimientos morales que.. De modo que no es una condición del. «Lo que vengamos. DT.. toda ley es represiva. ! lo que el criminal expía. En las sociedades contemporáneas la explicación teórica que frecuentemente se da para la continuación de las sanciones represivas concibe el castigo solamente como algo que disuade. objeta Durkheim. 41. su carácter expiatorio (por lo • que mira ai que perpetró c¡ acto delictivo). sin embarco.i moral. p. Las . 71. cualquier parte de tal sociedad puede desmembrarse sin que esto signifique una gran pérdida para los demás.] relativos a una práctica definida.

» 'n EL CRECIMIENTO DE LA SOLIDARIDAD ORGANICA El progresivo desalojo del derecho represivo por el derecho restitutivo es una tendencia histórica correlativa al grado de desarrollo de una sociedad: cuanto más elevado sea eí nivel de desarrollo social.il es la «solidaridad orgánica». p. 119.tienen K'-ncraimentn. DT8. es un sistema de funciones diferentes y especiales unido por relaciones definidas. Una sociedad relativamente primitiva puede tener un Estado desarrollado en forma bastante notable. -AS. la propiedad es comunitaria. Puesto que. en definitiva. Ahora bien. 154-5. la sociedad. 113. Donde. ya sea sobre otros individuos que ocupan un puesto distinto del suyo dentro dé ía sociedad. 50. 74). 4. En las sociedades segmentarias. fenómeno que constituye solamente un aspecto de su bajo nivel de individualismo en general. 1899-1900. 156). 65-95. . «el derecho de propiedad que la comunidad ejercía de una manera indivisa sobre las cosas. p. Durkheim dice que en tales sociedades. altro de fluctuante» (p. en la solidaridad mecánica. 17. En una publicación posterior Dur. Durkheim analiza con detalle este tema. La sociedad no es vista bajo el mismo aspecto en los dos casos. y lo relaciona con las variaciones de intensidad y cualidad de las sanciones penales. el elemento fundamental de derecho represivo —el principio de la expiación por medío del castigo — no se encuentra en el derecho restitutivo. la forma de solidaridad social de la que es exponente el derecho restitutivo debe ser distinta de la expresada por el derecho penal. sino de la interdependencia funcional en la división del trabajo. 142 ción entre individuos. DT. !N. en «Deux lois de l'évolutíon pénale». p. vol. ■1G.™ 49. En ella la solidaridad no arranca simplemente de la aceptación de un conjunto de creencias y sentimientos comunes. En realidad. primitivas. pp. pasa íntegramente a la personalidad superior. DT. cada individuo es un microcosmos do la totalidad. 143 Este secundo tipo de cohesión soci. la misma existencia del derecho restitutivo presupone eí predominio de una división diferenciada del trabajo. «La propiedad. Paréntesis del autor. DT. DTS. DTS.la solidaridad mecánica es la base principal de la cohesión de 1:1 . 121. no es¡ más que ia extensión de una persona sobre las cosas: allí donde la personalidad colectiva es la única que existe. lo que denominamos así es un conjunto más o menos organizado de creencias y sentimientos comunes a todos los miembros del grupo: es el. 156. 99. la propiedad no puede dejar de ser colectiva. 51. En esto el análisis de Durkheim es parecido a] estudio que hace Marx del «despotismo oriental». En el primero [solidaridad mecánica]. se sigue que no hay muchas posibilidades de diferencia les reglas puramente morales. p.DT. 81. de h que en el segundo caso somos solidarios [¿ont nous som~ tnes solidaires]. Por el contrario. Por consiguiente. domina a la sociedad un conjunto muy firme de sentimientos y creencias compartidos por todos ios miembros de la comunidad. tipo colectivo.kheim recalca que el desarropo dei Estado no es necesariamente paralelo al nivel de evolución general de una sociedad dada. DT. que allí se encuentre constituida» {DT. 105. p. tanto mayor será la proporción relativa de las leyes restitutivas dentro de la estructura jurídica. p. p.dejan de ser unitarios y autosuficientes. puesto que protege los derechos de ios individuos ya sea sobre la propiedad privada. pp.

0 t sólo un carácter moral y viendo en la segunda sólo un agrupa* miento económico. pero en el fondo la polémica es la misma. Según este principio. una identidad entre los individuos. todos los contratos están regulados por determinadas prescripciones. 1&4. relaciones que pongan en contacto grupos antaño separados.» 52 La teoría utilitarista es incapaz de dar cuenta de ía base de solidaridad moral en las sociedades contemporáneas. En La división del trabajo. En este último caso. DT. en otra parte la explicación del crecimiento de la división del trabajo. Para que esto ocurra deben haberse constituido relaciones donde antes no existían.34 Hay que buscar. La solidaridad orgánica. la sociedad no queda reducida a un caos de alianzas contractuales a corto plazo. Hoy me resulta útil tmirme a usted: mañana. se atienden más necesidades humanas y aumenta más la felicidad de los hombres. presupone el desarrollo de normas que rijan el contrato. destruyen la homogeneidad aislada de cada grupo. p. se desintegraría en breve tiempo.» M Es verdad. éstos quedan compensados con exceso por Jas fuentes de sufrimiento que no existían en las anteriores formas de sociedad.íive. La división del trabajo progresa más «cuántos 52. y es también engañosa como teoría de las causas del incremento de la división del trabajo. Durkheim adelanta varias razones contra esta posición. Pero Ja expansión de las relaciones contractuales. Aquí Durkheim vuelve al tema que había desarrollado en sus escritos anteriores y le había servido para criticar e) concepto de Geseüscbafi de Tonnies. el objetivo de la acometida de Durkheim es Ilerbert Spenccr. la conscicncc coücctivc «envuelve completamente» la conciencia individual y supone. por tanto. El progreso de la solidaridad orgánica depende necesariamente del decrecer de la importancia de la conscience collec. y estimulan el intercambio económico y cultural. una vez puestos en contacto entre sí. Sabemos que el desarrollo de la división del trabajo va a la par que la desintegración del tipo segmentario de estructura social.?í? del trabajo. unidas con el avance del individualismo. Durkheim insiste aquí en la observación que había hecho . Si bien es cierto que el hombre moderno dispone de una variedad de placeres antes desconocidos.anteriormente refiriéndose a Tonnies: «Sin razón se opone la ¡sociedad que deriva de la comunidad de creencias tí lil UCUt. por tanto. El suicidio melancólico está ausente casi completamente en las sociedades menos desarrolladas.sociedad. 2CS. Pero las creencias y sentimientos comunes no desaparecen del todo en las sociedades complejas. no presupone identidad sino diferencia entre las ' creencias y acciones de los distintos individuos. Ja misma razón hará de mí su enemigo. DT3J p. ni se trata de que la formación de relaciones contractuales pierda el carácter moral y Jlegue n ser simplemente el resultado de hacer cada individuo «lo que más le interesa». Una sociedad en ia que cada individuo persiga únicamente su propio interés. que las relaciones contractuales generalmente se multiplican con el crecimiento de ia cii\’isi<. «El interés es lo menos constante que existe en este mundo. En realidad. por el contrario. en la medida que crece la producción. atribuye el incremento de la especialización al aumento de riqueza material que es posible gracias a la misma diversificación y al intercambio correspondiente.53 Tenemos un índice de ello en el elevado tributo que las sociedades contemporáneas tienen que pagar al suicidio. Por compleja que sea la división deí trabajo. La más importante de ellas dice que la tesis es simplemente engañosa a nivel empírico. por tanto. El crecimiento de la solidaridad orgánica y la expansión de la *:visión del trabajo vienen. admite Durkheim. . su importancia en las sociedades modernas pone de manifiesto que la diferenciación de la sociedad no eleva inevitablemente el nivel general de felicidad. Los diferentes modos de vida y de creencia de estas sociedades. también la cooperación tiene su moralidad intrínseca.

como mecanismo que acelera el progreso de la división del trabajo.. DT. 146 m i te sobrevivir a diversos tipos de organismos. 244. más voluminosas. En las sociedades primitivas <el hombre no se mata porque juzgu mala a ía vida. 124 (de la edición castellana. En estos pueblos da división del trabajo no está desarrollada en razón al volumen social. las diferentes profesiones pueden coexistir sin dañarse recíprocamente. Durkheim se halla ya en condiciones de responder a las preguntas que constituyeron el estímulo original para su obra. puede aplicarse a ia sociedad humana: Los hombres soportan la misma ley.}* (DT. el poder. el sacerdote. dentro de un esquema cuasidarvíníano."’5 Durkheim denomina densidad «clmámica» a Ja frecuencia de este contacto moral. En una misma ciudad. Este conflicto tiende a dar origen a una especialización complementaria. Véase nota 32 del presente capítulo. Durkheim admito que celo tiene excepciones parciales: por ejemplo.1 A menudo se ha sugerido que la interpretación que ofrece aquí Durkheim se contradice con el principio que afirma en Las reglas del método sociológico. p. p. cuando lo afirma en La división del trabajo. sino porque el ideal al que está sujeto le exige este sacrificio» (p. Podemos estar seguros de que la diferenciación de la división del trabajo produce inevitablemente un descenso. el sabio. 1974). es porque las sociedades se vuelven más densas y de una manera muy general..57 Pero. Eí incremento cíe los contactos diversificados entre individuos debe proceder obviamente cié cierto tipo de relaciones materiales continuas. DTS. el industrial. la China tradicional o Rusia. 223. pues persiguen objetos diferentes. según Durkheim. y el factor explicativo es precisamente la frecuencia de contactos sociales. 54. el incremento de la densidad dinámica depende en gran parte de un aumento de la densidad material de Ja población.» 0. según el cual los fenómenos sociales no deben explicarse por reducción. Véase RM. del grado de saturación . DT. DT. 210). 222. En otras palabras. 243). mas individuos liayü que estén en contacto lo bastante Coihü para poder accionar y reaccionar unos sobre otros». ei hombre de Estado. DTS. la autoridad moral. Un principio semejante. el suicidio. es evidente que Durkheim nos ofrece una explicación sociológica: la densidad material es importante sólo en la medida en que se transforma en densidad moral o dinámica. p. p. p. La diferenciación de funciones peres. p. concluye Durkheim. Efectivamente. Aquí Durkheim repite Jo que indicó en su primer articulo sobre. Podemos formular la siguiente proposición general: «La división del trabajo varía en razón directa al volumen y a la densidad de las sociedades. 212. 56. Parece que el mismo Durkheim se sintió incómodo acerca de este punto> y posteriormente corrigió algo su evaluación primitiva de la relación entre densidad material y densidad dinámica. 219.58 INDIVIDUALISMO Y ANOMÍA Expuesto su análisis de las funciones y de las causas de la división del trabajo. de modo que los organismos puedan coexistir sin que uno estorbe Ja supervivencia del otro. Darwin y otros biólogos demostraron. 57. El soldado busca la gloria militar. p. el renombre científico. el crecimiento del volumen no es . la riqueza.necesariamente una marca de superioridad si la densidad no ae acrecienta a! mismo tiempo y en la misma relación [. Madrid. y si progresa de una manera continua en el transcurso del desarrollo social.53. Un tema que merecería ser más discutido es la suposición de que Durkheim se sirve de una explicación «biológica» al intentar analizar el conflicto. que la lucha por la existencia es más violenta entre individuos del mismo tipo. Éste es el tipo de suicidio que Durkheim más tarde denomina altruista.

pp. sólo es posible por ia ruina de las otras y por consiguiente.30 Las sociedades modernas no se hunden por eso en el desorden. Se contrapone a las formas tradicionales de conscience collcclivc en que. es individual por su objeto. 147. la formación de relaciones contractuales tiende a estar de61. tal forma de cohesión (solidaridad mecánica) va siendo reemplazada cada vez más en las sociedades contemporáneas por un nuevo tipo de cohesión social (solidaridad orgánica). desde ¡uego. 145-7. usá el término tnnomta religiosa» on un sentido próximo a! de la expresión do Durkheim «culto del individuo». DTS. como se seguiría desde el punto de vista de los que suponen que para la cohesión social se requiere un consenso moral firmemente determinado. pp. cada vez más. por así decirlo. Si el crecimiento de la división del trabajo no está unido ineludiblemente con ia ruptura de la cohesión social. ¿cómo se explican los conflictos. p. De hecho. la conscience collec. El «culto al individuo» es el reflejo moral del crecimiento de 3a división del trabajo.tive «consiste. El crecimiento del individualismo acompaña ineludiblemente a la expansión do la división del trabajo: y el individualismo sólo puede progresar a expensas de la intensidad de las creencias y sentimientos comunes. . Es innegable que hay un espacio donde la conscience collectwe «se ha fortalecido y precisado»: en todo lo que se refiere al «culto del in^dividuo». Es engañoso. no obstante. no obstante. En lugar de la reglamentación moral requerida. que son un rasgo tan evidente del mundo económico moderno? Durkheim reconoce que el conflicto de clases que brota entre el capital y el trabajo asalariado ha acompañado a la expansión de la división de! trabajo que se sigue de la industrialización. Ks. en maneras de pensar y de sentir muy generales y muy indeterminadas. 22&~7. DT. La división del trabajo no produce cohesión en todas partes porque se halla en una situación anónima. una fe común. que dejan lugar libre a una creciente multitud de disidencias individuales». DT.de consciente colleclíve en la sociedad. y por sí solo no puede constituir la única base de solidaridad en las sociedades contemporáneas. 62. o no lo está en absoluto.'3' Esto es. si bien es común en tanto que es compartida por la comunidad.00 El desarrollo del «culto deí individuo» sólo es po58. Así. éstos se centran en el valor o dignidad del individuo más que en el de la colectividad. la sociedad contemporánea sigue siendo un orden moral. 148. En realidad se sigue del hecho que la división de las funciones económicas ha dejado atrás el desarrollo de la reglamentación moral apropiada. 148. la relación entre el capital y el trabajo asalariado se aproxima efectivamente a la situación que la teoría utilitarista considera éticamente ideal: la estipulación de contratos está poco reglamentada. no podría producir los mismos efectos que esa multitud de creencias extinguidas.01 Al llegar a este punto. Pero el funcionamiento de la solidaridad orgánica no puede interpretarse según Ja teoría utilitarista. 148. suponer que este conflicto es consecuencia directa de la división del trabajo. No hay compensación. p. Esto conduce a una situación crónica de conflicto de clases. 59. DT. 147 siblc a causa ele la secularización de muchos sectores de la vida social. 60. p. Además. si bien está formado por creencias y sentimientos comunes. pero su contenido es completamente distinto del de las formas tradicionales de comunidad moral. DT. Parece que Durkheim tomó el término canomtti» de Guyau (véase nota 2S del : presente capitulo). DT3. Guyau.-p. el análisis que hace Durkheim topa con una evidente dificultad. pero ella.

p. Para un ulterior estudio de las opiniones de Durkheim sobr#.dualizadores de la división del trabajo significan que las facultades humanas específicas que antes permanecían ocultas llegan a ser cada día más susceptibles de actualización. El análisis que hace Durkheim en El suicidio se basa en los trabajos de estos . se entrelaza estrechamente con éste. es fácil ver por qué esto tenía que ser así. si bien parece a primera vista totalmente distinto del de La división del trabajo.*14 63.148 terminada por 3a imposición deí poder coercitivo. gracias a los recursos de que dispone y que. 149 f CAPITULO VI SU CONCEPCIÓN DEL MÉTODO SOCIOLOGICO Las nociones que Durkheim trató en La división dd trabajo constituyen los fundamentos de su sociología. con lo cual ejercen un empuje hacía la autorrealización individual: Podemos decir que 3a división del trabajo sólo produce la solidaridad si es espontánea y en la medida en que es espontánea. tanto dentro del contexto del pensamiento del mismo Durkheim como dentro del marco más amplio de los escritos del siglo xix jobre cuestiones de ética social. los efectos indivi. Esto se ve en forma clarísima en sus dos publicaciones más importantes antes del cambio de siglo. ni hay necesidad de hacerlo. y la mayor parte de sus escritos posteriores viene a ser una serie de elaboraciones de los temas emprendidos originariamente en aquella obra. por espontaneidad es necesario entender la ausencia. sino además. 320. Y el tema del suicidio. incluso indirectamente. esto no puede realizarse si una clase impone unilateralmente estas reglas a la otra. para vivir. de cualquier naturaleza. 64. les impida ocupar en los cuadros sociales el lugar que está en relación con sus facultades.» G3 Nos encontramos en un momento de transición. está obligada a vender a cualquier precio sus servicios. p. DT. pp. sino de todo lo que puede trabar. En la sociedad primitiva. 326. el übre desarrollo de la fuerza social que cada uno lleva en sí. 36-8-372. donde la solidaridad se basa principalmente en la comunidad de creencias y sentimientos. en ei cual esto se da todavía. p. Pero. la segunda dicta injustamente la ley a la primera. 370. DT8. que ningún obstáculo. no simplemente de toda violencia expresa y formal. A esto Durkheim lo denomina «división forzada del trabajo» (la división du travail conlrainte). En Las reglas Durkheim explica los presupuestos metodológicos que ya aplicó en La división del trabajo. diversos escritores se sirvieron del estudio del suicidio como de un problema específico en cuyos términos podían analizarse aspectos morales más amplios. véase más adelante. DT. Por el contrario. Supone. no son necesariamente debidos a ninguna superioridad social. «Si una clase de la sociedad. esta cuestión. mientras que la otra puede pasarse sin ello. La disminución progresiva de la desigualdad de oportunidades («desigualdad externa») es una tendencia histórica concreta que acompaña al crecimiento de la división del trabajo. no sólo que los individuos no están relegados por la fuerza en funciones determinadas. no obstante. Sólo pueden prevenirse estos conflictos si la división del trabajo se coordina con Ja distribución de los talentos y capacidades y si una cíase privilegiada no monopoliza Jos puestos más elevados. Desde fines del siglo xvm. no hay medios-para equiparar los talentos a las oportunidades. Si bien el funcionamiento de la solidaridad orgánica implica la existencia de reglas normativas que regularizan las relaciones entre las distintas profesiones. Las reglas \dcl método sociológico (1895) y El suicidio (1897). Según Durkheim.

Llegaron a la conclusión cíe que los modelos de índices de suicidio tienen que depender de fenómenos de tipo geográfico. y a familia. pp. 447. y los descarta como posibles explicaciones de la distribución de los índices de suicidio. ES. y la etiología de sus casos individuales. en que el protestantismo se funda en la promoción de un espíritu de libre examen.4 En expresión de Dur. tenemos que fijarnos en el tercer tipo de factor. 3-18. que el grado de integración en los demás . La explicación debe buscarse en diferencias enraizadas más genéricamente en la organización social de las dos Iglesias. Ja naturaleza de esta laguna en Jas sociedades contemporáneas. Prácticamente todas ¡as relaciones estadísticas entre el suicidio y los fenómenos sociales que usa Durkheim en Í3Í suicidio habían sido establecidas por log autores precedentes.autores. según Durkheim.kheím. Pero a éste debe añadirse un objetivo metodológico: la aplicación del método sociológico a la explicación de lo que a primera vista parecería un fenómeno completamente «individual». no se necesita recurrir a nada específicamente inseparable de la religión como tal.le 1897. y su conciencia».L I’ROIUMMA DEL SUICIDIO Durkheim empezó a imeres. yol. 51. líKxi. ambos desde luego lo prohíben con el mismo rigor.-En 1888 ya escribe: «es bien cierto que un aumento. intercalada con fluctuaciones periódicas que se pueden precisar. cuya autoridad obliga en materia de dogma religioso. Durkheim adopta un punto de vista básico.-irse por el suicidio. De esto puede sacarse como consecuencia que. distribuidos de manera estable. La disparidad más obvia entre las dos consiste. 2. el ministro no dispone de otra fuente que él mismo.3 Por consiguiente. \ 151 l. «The suicíde problem in Frcneh socJoloíry». el protestante. étudc de ^tatiatique inórale». para explicar los modelos de índices de suicidio. Véase mi artículo. Esta diferencia constante en las cuotas de suicidio no puede explicarse por referencia al distinto grado en que los dos credos condenan el suicidio. el protestantismo es una Iglesia «con una integración menos firme» que el catolicismo.1 Quizá lo más fundamental que intenta Durkheim en El suicidio es demostrar con documentos. p.rizarse con. el social. Ja prolija literatura ya existente sobre el teína.1. bastante antes (. La Iglesia católica se constituj^e alrededor de Ja jerarquía tradicional del sacerdocio. «Suicide et natalité. JG. se encuentra a solas con Dios: «lo mismo que los fieles. propuesto por numerosos escritores que anteriormente trataron del suicidio.2 En El suicidio Durkheim estudia con cierto detalle los dos primeros tipos. pero toma también como punto de partida algunas de las conclusiones generales que estableció en La división del trabajo y que afectan al! orden moral de distintas formas de sociedad. por medio del análisis minucioso de un fenómeno concreto. . para explicar ei «efecto preventivo» del catolicismo. potable de suicidios siempre testifica un serio trastorno de las condiciones orgánicas de la sociedad». Britísh Journal oj Sociology. I^a distribución del suicidio en los países de JZuropa occidental muestra una estrecha relación entre índices de suicidio y 1. Los estadísticos del siglo xix pusieron previamente de manifiesto que el índice de suicidio de una sociedad se distribuye en forma estable año por año. según el cual debe trazarse una estricta separación analítica entre ia explicación de Ja distribución de Jos índices de suicidio. En otras palabras. en cambio. 152 dominantemente católicos son más bajos que en los países principalmente protestantes. biológico o social. pp.

aspectos de ía sociedad se relaciona ton las cuotas de suicidio de una manera semejante. dentro de las profesiones no agrícolas las cuotas de suicidio se relacionan inversamente con el nivel socioeconómico: son más bajas entre los pobres habituales. no sólo entre Jos que han sido movilizados. las cuotas de suicidio muestran un notable incremento. PP. p. 223. LS. Más aún. 1&2-16-Í). 154 sión económica. pero Inglaterra tiene un índice inferior al de otros países protestantes. índice de esto es la correlación que puede demostrarse entre cuotas de suicidio y estructura profe* sional. según Durkheim. puede atribuirse el descenso de los Indices de suicidio ft una documentación oficia! del suicidio más imprecisa en Ueropos de guerra {ES.0 Hay.s El suicidio egoísta es particularmente característico de las sociedades contemporáneas. ES. En ninguno de estos casos. sino también en medio de la pobla* 4. pp. y en este ultimo caso. Durkheim indica que las cuotas de suicidio son más elevadas en las personas que trabajan en industria y comercio que en las que trabajan en agricultura. cuota de suicidio más baja. La relación entre anomía y suicidio puede demostrarse también con referencia a otro fenómeno que trata Durkheim en La división del trabajo como resultado de la situación anón^ea de la industria: la incidencia de crisis económicas. y más elevadas entre los acomodados y los que ejercen profesiones liberales. pero no es el único tipo de suicidio que se encuentra en ellas.5 La razón está en que las crisis po líiicas y las guerras. 153 ción civil cic ambos sexos. Esto se debe a que la pobreza es en sí misma una fuente de cohibición moral. p. 7. ES.. una relación entre integración social y suicidio. las profesiones de un nivel superior son precisamente las que más se han liberado de una reglamentación moral permanente. y hay una relación inversa entre el suicidio y las proporciones del grupo familiar: a mayor número de hijos. 223. y nos ofrece a este nivel una medida de ia relación entre suicidio y grado de integración de la estructura familiar. LS.completamente distinto.1G4-5. 6. 8. Se establece Ja siguiente proposición: «el suicidio varia en razón inversa del grado de integración de los grupos sociales de que forma parte el individuo».ido de acontecimientos «ni menos por un tiempo producen una integración más fuerte de Ja sociedad». 164. El índice de suicidios disminuye en tiempo de crisis política nacional y en tiempo de guerra. Un segundo tipo de suicidio dimana del fenómeno que Durkheim trata con cierta extensión en La división del trabajo: la situación anómica de falta de normativas morales que caracteriza a las relaciones económicas. ES. Durkheim descubre que ésta es la realidad. p. Durkheim reconoce qu*¡ el angljcanísmo constituye una excepción parcial de esto. Esto está en la misma línea que la relación entre suicidio y adscripción religiosa. que se mantiene constante. prescindiendo dcJ sector institucional de la sociedad que se analice en concreto. por tanto. Los individuos solteros muestran en general cuotas de suicidio más elevadas que Jas personas casadas de la misma o semejante edad. Esto no se . ni estimular un nivel elevado de compromiso dentro de un conjunto dc-tcrmin. En tiempos de depre 5. Puede demostrarse una relación similar entre índice de suicidios y grado de integración social en otro contexto institucional. 119. ES.]».7 Así este tipo de suicidio puede llamarse «egoísta».. 222. y es consecuencia de un estado de cosas donde «el yo individual se afirma con exceso frente al yo social y a expensas de este último [. p. p. LS. 16-1. p.

puesto que en tiempos de notable prosperidad económica las cuotas de suicidio aumentan en un grado equivalente. de falta de normativas morales. Archivcs européennes de sociologie.» H En las sociedades tradicionales el suicidio adquiere una forma distinta de los tipos egoísta y anómico. Éste es el «suicidio altruista obligatorio». 7. la anomía. UJ tica tic importantes sectores de la industria moderna. del ciclo económico. Durkheim explícita este punto ep su importante aunque olvidada obra L’évolution pédagogique en France. ES. pues. consideradas en relación con !a teoría psicológica. Una persona se mata a sí misma porque tiene obligación tic hacerlo. pero se le acerca. es una de las fuentes donde se alimenta su contingente anual». «Hasta es casi inevitable que el egoísta tenga cierta ¡aptitud para el desorden.10 Pero tal posicióri es difícil de mantener si se lee atentamente la descripción de Durkheim. como se ha separado de la¡ sociedad. porque. 288. según Durkheim. LS. París. Vincula claramente el suicidio egoísta al crecimiento del «culto al individuo» en las sociedades contemporáneas. 293. vol. ascendente y descendente. Para un desarrollo de estás Ideas. Ambas fluctuaciones. De ello se sigue una situación anómica. 12.9 El estudio que hace Durkheim de las diferencias entre suicidio egoísta y suicidio anómico no deja de tener alguna ambigüedad. realidad distinguirse en forma significativa. Donde «el hombre es un Dios para el hombre». coinciden precisamente en el hecho de producir una desintegración del modo habitual de vida. situado en ciertas circunstancias. -ES. 10. pá^ ginas 276-%. 1965. pero en ellas e! suicidio está asociado al estímulo de determinados códigos de honor y de prestigio (suicidio altruista «opf . >1 mcrfca>t SocioloQicál Review. p. lo cual ha sido motivo para que algunos comentaristas supongan que los dos tipos de suicidio. no pueden en. Nojse puede estimular al uno sin extender más el otro.j11 El suicidio egoísta es. no es necesariamente el egoísmo. por las cuales difieren de la forma moderna de sociedad. que se da en sociedades tradicionales. es «un factor regular y específico de suicidios en nuestras sociedades modernas. sinjduda. Iíay otras ciases de suicidio altruista que no implican una obligación determinada. pp. véase mi artículo <A typo.111 Sin embargo. Así se produce el suicidio egoísta». partiendo de lo esencial del análisis de Durkheim. el suicidio egoísta y el anómico están estrechamente relacionados entre sí. En una clase de suicidio. el cual se ha secularizado completamente en los demás campos de la vida social. especificadas en La división del trabajo. Barclay Johnson: «Durkheim's one cause of suicide». es inevitable cierto crecimiento del egoísmo: «el individualismo.12 El suicidio anómíco. 11. El protestantismo es el precursor religioso y la fuente. es un deber del individuo. teniendo presente la perspectiva más amplia de Lá división del trabajo.togy of suicide». por tanto.puede explicar simplemente por la privación económica que implican. lo mismo que el egoísmo. LS. 206. por otra parte. En la medida en que la anomía es. p. Esto se puede estudiar siguiendo las características de su organización social. primaria del individualismo moral moderno.. vót. un fenómeno «patológico»^ el suicidio anémico es también patológico y. procede 9. matarse a sí mismo. ésta no ejerce sobre él el suficiente dominio para imponerle reglas. Entran en un estado de tensión las expectativas ordinarias de los que experimentan un súbito descenso o una súbita elevación de sus circunstancias económicas. 1969. 1965. 30.. especialmente al nivel de suicidio individual. 875-86. no es luna característica ineludible de las sociedades contemporáneas. Por tanto. p. p. un vastago del «culto a la perdona».416.

que domina las acciones de los individuos hasta el punto de sacrificar su vida en aras de un valor colectivo. ES. añade Durkheim seguidamente. 32. Durkheim también dice en Las reglas que el método que allí expone «sin duda. «La socíologle en France au xixe síécle». La sociología. está implícitamente contenido en e! libro que hemos publicado recientemente sobre La división del trabajan. pero la categoría de lo «social» se usa a menudo de una manera muy vaga.cional» —jaadtatij—).. que la psicología no tenga nada que decir en la explicación del suicidio: la aportación propia del psicólogo es e! estudio de los motivos y circunstancias particulares que movieron a individuos concretos. 156 el contingente de muertes voluntarias. p. 325. busca preferentemente las brillantes generalidadesf. parecen expresar tan sólo su temperamento personal. ¿Cuáles son las caraeréis. la continuación y la prolongación de un estado social que manifiestan exteriormente. por tamu. -J17. 1 f.13 Esto no significa. p. cierto grado d1’ nnomía.y ES. p. 17. son.. 6=19. 16. En lugar de imponerse la tarea de arrojar luz sobre una porción restringida del campo social. «EXTERIORIDAD» Y «COERCIÓN» Las ideas expuestas en El suicidio constituyen un testimonio especialmente elocuente de la fecundidad de ia concepción que tiene Durkheim tjel ¡método sociológico. 1900. cuando se encontraron en Jas circunstancias sociales que venían al caso (por ejemplo. Ambos géneros de suicidio altruista se apoyan en la existencia de una intensa conscience collec.» La necesidad de clarificar la naturaleza del objeto de la sociología y de delimitar su campo de investigación es uno de los principales temas de Las reglas. a cometer suicidio. p.17 Tal disciplina se interesa evidentemente de algún modo por el estudio del hombre en sociedad. iTodn moralidad de avance y progreso presupone. Rcvue bleuet vol. Él mismo expresa el punto de vista fundamental subyacente en dicha obra sobre el suicidio: 13. por tanto. Los movimientos que c! paciente ejecuta y que.tive. Si bien expone en forma particularmente sistemática los aspectos metodológicos en Las reglas del método sociológico. LS. ES. advierte Durkheim al principio de El suicidio. «El método que acabamos de describir no es más que un resumen de nuestra práctica. «no ha salido aún de la etapa de las construcciones y de las síntesis filosóficas. p. para euua pueblo una fuerza colectiva. y con ello deslindarse de otras categorías como las «biológicas» y «psicológicas»? '* El inlento Je Durkheim de definir la especificidad de lo social se basa en los famosos . Durkheim sostiene que cierto nivel mínimo de anomía es un elemento necesario en sociedades empeñadas en un cambio progresivo. 293. que impulsa a los hombres a matarse. existe.]». 157 rísticas específicas de la elase de fenómenos que se pueden acotar como «sociales». 231 : LS. Durkheim pone de relieve repetidas veces que la sociología sigue siendo en gran parte una disciplina «filosófica». Durkheim considera que el enfoque ofrecido en esta última obra arranca directamente de los importantes estudios representados por La división del trabajo y lil suicidio. en una situación de anomía). compuesta de un surtido heterogéneo de generalizaciones que se apoyan más en la deducción lógica a partir de unos preceptos a priori que en un estudio empírico sistemático. de determinada energía. 241. 13. 7. p. RM. ES. p. en el primer momento. p. en realidad.

se admite libremente en los demás dominios de la naturaleza. o en otros. En otras palabras. 19. es claro que existen fuera de el». ele. Jos hechos sociales son «externos» ni individuo en eJ sentido en que cualquier individuo es sólo un elemento dentro de la totalidad de relaciones que constituyen una sociedad. en cualquiera de los dos. p. 31. pp. HARRY ALTERT: Bmilc Durkheim and his Socíolopy. el rasgo característico de Durkheim tiene aquí carácter conceptual. 20. sentidos antes mencionados.21 Pero en realidad. para los objetivos de Durkheim.do hasta cierto punto por su insistencia en hablar de jxhecbos» sociales. 367-8: GUY AIMARD: Durkheim ct Ja scicncc économique. los instrumentos de crédito que utilizo en mis relaciones comerciales. SÍ lo fuera. el sistema de moneda que empleo para pagar mis deudas. Es verdad que esto queda difumina. RM. que son polémicos en parte. Jo mismo que la sociedad sólo contiene individuos. y por el hecho de su combinación producen nuevos fenómenos. 1962. RAÍ. puede conseguir una compren* sión de las propiedades específicas de los fenómenos i sociales. las distinciones que puedan trazarse entre los varios sentidos del término 18. p. Pnrsons ha señalado una confusión epistemológica implicada en el uso que hace Durkheim ije la expresión -ríiecho* social. Lo que se juzga inadmisible en rehición con ios hechos sociales.23 Pero lo mismo puede afirmarse de la relación entre elementos químicos y las substancias compuestas de combinaciones de éstos: .í0 Con frecuencia se ha observado que Durkheim emplea aquí el término «individuo» en más de un sentido. Ningún individuo singular crea estas relaciones. dice Durkheim. que los fenómenos característicos de la vida residan en . 135-7.. sino que se componen tic múltiples interacciones entre individuos. 3*1. nquí puede dilucidarse sin dificultades lo esencial de su posición. conexos. «Ei sistema de signos de que me sirvo para expresar mi pensamiento. lo cual condiciona su propia personalidad: «hablando de las creencias y practicas religiosas. es completamente imposible. el fiel las ha encontrado hechas por completo al nacer. 2G31.. Esto es. pp. todo hombre nace dentro de una sociedad en marcha que ya tiene una organización o eslructura determinada. Cf. 158 «individuo» Carecen de importancia. «un absurdo manifiesto del que se podría ahorrarnos la sospecha». 1939. es evidente qu'J. llevaría directamente a la ridicula conclusión de que la sociedad eixíste externamente en relación con iodos los individuos. El peso principal de la tesis de Durkheim está en que ninguna teoría o análisis que empiece por el «individuo». funcionan independientemente del uso que yo hago de todo ello. pp. PARRONS.» . Donde se combinan algunos elementos. sin duda alguna. otras veces.22 Durkheim insiste muchas veces en que «la sociedad se compone solamente de individuos».í? Kn segundo Jugar. Nueva York. las prácticas seguidas en mi profesión. La célula viva no contiene nada más que partículas minerajes. A pesar de las diferentes interpretaciones que se lian hecho ticI razonamiento de Durkheim en este pijmo. 11-2). A veces eí contexto da Ja impresión de que habla deJ (hipotético) «individuo aislado». Durkheim usa la palabra para referirse a un individuo «concreto». Los hechos sociales son «externos» al individuo en tíos sentidos. ÍZn primer lugar. Parfs. como equivalente a «fenómeno social» (PARSONS. pp. si existían antes que eí. no en los elementos originales sino eñ fel todo formado por su unión. un miembro de carne y hueso de una comunidad empírica. y sin embargo. pero debería quedar claro que el criterio de [«exterioridad» -no es un criterio empírico. el ser asocia! que constituye el punto de partida de la teoría utilitarista. estos nuevos fenómenos residen.criterios tic «exterioridad» y «coerción» (coiilraintc). 21.

es preciso admitir que estos hechos específicos residen en la sociedad misma que los produce y no en sus partes. RM. p. oxígenos. RM. pp. Si bien un individuo puede burlar estas obligaciones. Aquí es mejor partir de un ejemplo que ofrece el mismo Durkheim. puedo libe :rnrmc de estas reglas y violarlas con éxito. pp. carbono y nitrógeno Apliquemos este principio a la sociología. Hoyando naí en realidad a una conclusión bnslnnte semejante n la de Weljer. tación). RMS. 255-256. pp. 4. diferentes de los que hay en jas conciencias solitarias. con ío cual se confirma su carácter coercitivo: «Aunque. 24. y por ello es innecesaria. es una relación biológica: un hombre pue 22. poro que las normas no perdonan tjl condenan— n! limite de !a ñocíolopría. el caso de la «paternidad». pero ¡os objetos físicos sólo afectan a 3o social cuando en la sociedad hay hombres que les atribuyen cierto tipo de significado o importancia. repite frecuentemente que la conformidad a las obligaciones raras veces se apoya en cí miedo a las sanciones que se aplican contra su infracción. de individuos más loa artefactog que ellos construyen. es un criterio empírico: la presencia de «coerción» moral.átomos de hidrógeno. Al aplicar este criterio. había sido rnai comprendido: Porque hemos hecho de Ja coerción el signo exterior en el que pueden reconocerse . 3-1. /CMS. o lo hace levemente. pp. Durkheim. tipos de conducta o de pensamiento. en sus miembros. como se reconoce. esta síntesis sui generís que constituye la sociedad produce fenómenos nuevos. es decir. P'n la mayoría de las circunstancias los individuos aceptan la legímiddad de la obligación. en un sentido. en realidad. y la ‘prueba es que ella se afirma desde el momento en que intento j-esistir». RM.» 2r> Esto. Durkheim advirtió posteriormente que en este punto. 22-22. Pero la obligación moral siempre tiene dos aspectos} El segundo es la aceptación de un ideal que está en la base de la obligación (por parcial que pueda ser su acep2f>. 20 El énfasis de Durkheim sobre la importancia de 3a|coerción se dirige evidentemente en primer lugar contra el utilitarismo. Si. Estos modos de acción no los crea el individuo correspondiente. con todo. naturalmente. RM. un padre viene obligado a actuar de una manera determinada en los distintos aspectos de su relación con su prole (y. Pero no: deja de ser una característica intrínseca de estos hechos. hacen sentir su poderosa coacción por 3a resistencia que ellas oponen. Pero !. p. 159 de convenirse en pudre de una criatura medí-ante el acto de la procreación. 33 y ss. £8. es más palpable en el caso de las obligaciones jurídicas. Durkheim traslada lo que Wciber denomina «uso» —comportamiento habitual. Es decir. y de este modo no perciben conscientemente su carácter coercitivo: «cuando yo estoy completamente de acuerdo con estos. etc. Pero existen también otros muchos tipos de sanción que refuerzan la adhesión a obligaciones no expresadas en el derecho. ai hacerlo percibe ía fuerza de estas. tribunales. Aunque al ím son vencidas. 23.i paternidad es también un fenómeno social: por costumbre o por ley. 257. rnAs adelante. que están sancionadas por todo un aparato de órganos coercitivos: policía. también los demás miembros de su familia). estoy obligado ineludiblemente a luchar contra ellas para conseguirlo. Cf. sino que forman parte de un sistema de deberes morales en cuya red él está cogido ¡unto con los demás hombres. naturalmente. La paternidad. 26. p. esta coacción no se hace sentir.j 35. y con razón.2* El segundo criterio que aplica Durkheim para especificar los hechos sociales. p. xn-xvii.

Ray. rompen este estadio precíentífico. a su vez. 29. 161 mente conocidas: así palabras como «democracia».mond Aron: Main Currents in Sociological Thought3 Lnndrea. hemos visto que ios hechos sociales tienen esta propiedad. la coerción física era lo esencial de la vida social. se requiere un riguroso desapego por parte del investigador de la realidad social. son conjuntos de nociones rudimentarias y sumamente generalizadas. jamás hemos visto en ella más que la expresión material y aparente de un hecho interior y profundo que.30 Para prevenirse contra estas tendencias avanzó la proposición de que los hechos sociales deben tratarse como «cosas». depende de la fijación de conceptos formulados con precisión. p. Pero. mezclas indistintas de impresiones vagas. etc. 44. 28. puesto que en las ciencias sociales el objeto pertenece a ía misma actividad humana. 43. 63-4. y no sólo el debate conceptual.29 La introducción del método empírico. que al comienzo de la investigación dispondremos probablemente de pocos conocimientos deducidos sistemáticamente del fenómeno en cuestión: de modo que . Es evidente. Eso no quiere decir que su enfoque de un campo determinado de estudio deba realizarse absolutamente «sin ninguna idea previa». que eviten la terminología confusa y variable de! pensamiento popular. 216. «comunismo». se usan libremente como si designaran hechos conocióos con precisión. RM. En realidad. FR. para producir un cambio en ella. 1067. de todos modos. es absolutamente ideal: es la autoridad moral. FE. «En efecto. 258 (nota al pío de página). De modo que Durkheim asimila los hechos sociales al mundo de ja realidad natural sólo en la medida en que. 2. No es que sea refractaria a toda modificación. p. se ha creído que. en calidad de ejemplos o de pruebas confirmatorias». fundadas al principio en la religión: «El pensamiento y la reflexión son anteriores a la ciencia.» Pero estas nociones nunca son puestas a prueba sistemáticamente.27 LA LÓGICA DE LA GENERALIZACIÓN EXPLICATIVA En el prólogo a la segunda edición de Las reglas. y por tanto es natural que haya una fuerte tendencia a tratar los fenómenos sociales o bien como si no tuvieran realidad consistente (como puras creaciones de la voluntad individual) o bien. sino más bien que debe adoptar una actitud emocíonalmente neutral con relación a lo que se propone investigar/52 Esto. nota 6.» ni Para mantener el principio de objetividad. de prejuicios y de pasiones». pp. vol.más fácilmente los hechos sociales y distinguirse de los hechos de la psicología individual. la cual no hace más que usarlos metódicamente. sus propiedades no pueden conocerse inmediatamente por intuición directa y la voluntad humana individual no las puede modelar a su gusto. Esto es quizás aún más importante en las ciencias sociales que en las naturales. y tiene que entenderse dentro de la concepción que Durkheim tomó de Compte sobre el modo de desarrollarse la ciencia. RM. «los hechos no intervienen más que de un modo secundario.. Todas las ciencias. él sí. se reconoce principalmente una "cosa" por el signo de que no puede ser modificada por un simple decreto de la voluntad. antes de aparecer como disciplinas conceptualmente precisas y empíricamente rigurosas. cuantío la verdad es que «no revelan en nosotros más que nociones confusas. p. como los ou/etos de la naturaleza. C(. de tratar los hechos sociales como cosas. como si ya fueran completa 27. p. para nosotros. no basta con quererlo Ahora bien. por el contrario. Durkheim responde a objeciones que se hicieron a la que vino a ser la más célebre proposición contenida en el libro: «considerar los hechos sociales como cosas»?* Es evidente que se trata de un postulado más metodológico que ontológico.

que tales motivaciones no pueden explicar los hechos sociales. RM. RM. Durkheim advierte que mn excesivo desapego en relación con ¡as proposiciones que se quieren poner a prueba tiene el serio inconveniente de Impedir la continuidad de esfuerzos y reflexionen. Las cansas que producen UÍÍ becho social se pueden distinguir de la función que éste tiene en la sociedad. p. 1900-1. 110. Durkheim pretende delimitar lo que Constituye delito o «crimen» mediante 30. p.. por tanto. el «porqué» de Ja existencia del fenómeno social correspondiente.]». La sociedad no es un simple agregado de motivaciones individuales. Las observaciones de Durkheim sobre la lógica de la explicación y la demostración en sociología están estrecha/nente vinculadas con su análisis de ías características principales de los hechos sociales. 36. ofrece una entrée a un campo de investigación. p. 59. «Sur le totfrnlnme». tanto en La división del trabajo como en Ll suicidio: . pp. Se sigue.lización de nuestro objeto sirviéndonos de aquellas propiedades que sean «bastante exteriores para ser visibles inmediatamente». 5. Pero esto es un medio para elaborar un concepto más satisfactorio de delito: un acto que infringe los sentimientos y creencias que tiene la colectividad como tal/'1 Puede criticarse este enfoque en el sentido de que da demasiada importancia a los atributos superficiales del fenómeno a expensas de sus características profundas más fundamentales. puesto con ei fin de «establecer contacto con Jas cosas». G7 y ss. indica Durkheim. La explicación de los fenómenos sociales puede hacerse de una manera funcional y de una manera histórica. AS. 163 ideológica ele i desarrollo social en términos de causas (males. 49. 8í). y en qué consiste esta correspondencia [. RM. según Durkheim. 162 ia «característica externa» de la existencia de sanciones punitivas.. Véase el penetrante análisis que presenta Rocjer La. p.CombH: Lja máíhoríf? socioiopiQue de Durkheim. 35. El análisis funcional de un fenómeno social significa establecer la «correspondencia entre el hecho que se considera y las necesidades generales del organismo social. «porque los fenómenos sociales no existen generalmente con miras a ios resultados útiles que ellos producen». 1926. Durkheim responde a esta crítica afirmando que la definición basada en características «externas» no es más que un tratamiento preliminar. por ejemplo. RM.3"1 Tal concepto.3" Las motivaciones o sentimientos que llevan a los individuos a participar en las actividades sociales no son exactamente iguales a las funciones de dichas actividades. 31. delito es cualquier acción que evoca castigo.tenemos que proceder mediante una conceptua. vol. RM. Una «explicación» en términos de causas finales entraña acjue! tipo de razonamiento engañoso que Durkheim critica.^ En La división del trabajo. 65. «Función» debe distinguirse de «finalidad» u «objetivo» psicológico. p. al permitir que se empiece por fenómenos observables. Cualquier intento de suponer una conclusión explicativa entre función y causa. p. p. 59. 54. conduce a una explicación 34 RM. sino «una realidad específica que tiene sus propias características». 33. Fnrfs. 32. El haber descubierto h función social no nos explica.

Eí efecto saca su energía de la causa. si la ciencia no puede ayudarnos en la elección del mejor íjd. pero ésta. pero estos mismos objetivos no pueden recibir su valor por medio del uso de procedimientos científicos. Lo que intenta en su estudio es un desarrollo directo de Jo que le preocupaba en sus primeros artículos y tiene. tiene necesidad de su efecto. sea la que sea». no será menos impotente cuando se trate de estos fines secundarios y subordinados. su estado o condición. es un procedimiento metodológico apropiado identificar las causas antes que intentar especificar las funciones. Pero todo medio es. 164 . la dico. a su vez.Es así como Comptc atribuye toda la fuerza progresiva cic la especie humana a esta tendencia fundamental1 «que impulsa directamente al hombre a mejorar sin cesar. Muchos teóricos sociales.-lOG.» 1S Así. no puede desaparecer sin que ella se resienta. según Durkheim. NORMALIDAD Y PATOLOGÍA Durkheim dedica una importante sección de Las reglas a establecer criterios científicos de patología social. indica Durkheim. Más aún. ha necesidad que tenemos de Jas cosas no puede hacer que sean tales o cuales y. 37. hay que elegir entre ellos. ¿cómo podría enseriarnos cuál es el camino mejor para conseguirlo? ¿Por qué nos iba a recomendar el camino más rápido con preferencia al más económico. Esto se debe a que el conocimiento de las causas que dan el ser a un fenómeno puede permitirnos. Según esta concepción. por tanto. sin duda. pp. un fin. una importancia central dentro del conjunto de su pensamiento. descubrirse separadamente de cualquier función social que puedan desempeñar. que los «medios» y también los «fines» que pretenden los hombres. en sí mismo. la existencia de una relación recíproca entre ambas. o a la inversa? Si no puede guiarnos en la determinación de los fines últimos (jins sapérieurs). Para Durkheim. porque para ponerlo en práctica es preciso quererlo como el fin cuya realización prepara este medio. Hay siempre varios caminos que llevan a un fin dado. R:>!J p. sostienen que hay un abismo/absoluto entre las proposiciones científicas (juicios de hechof y los juicios de valor.tomización abstracta de medios y fines implica en el ámbito de la filosofía general los mismos errores que entraña de una manera más concreta el modelo utilitarista de sociedad: es decir. empíricamente son un producto de la forma de sociedad de la que son miembros. La distinción entre causa y función no impide. al parecer de Durkheim. el más seguro antes que el más sencillo. en ciertas circunstancias. el efecto no puede existir sin su causa. no es esta necesidad la que puede sacarlas de la nada y conferirles el ser. y Spcncer la atribuye a la necesidad de una felicidad mayor L--L IVro este método confunde dos cuestiones muy diferentes [. ¡no. por consiguiente. a su vez. aplicando . RM.. no se mantendría el sentimiento con la firmeza necesaria para la unidad social. Ahora bien.. por tanto. en el ejemplo que da Durkheim en La división del trabajo.]. por consiguiente.137 Las causas que originan un determinado hecho social deben. bajo todos sus aspeaos. pero también el. «Sin duda. Durkheim rechaza este dualismo kantiano al negar que pueda justificarse de hecho la división que presupone entre «medios» y «fines». deducir algún discernimiento de sus posibles funciones. se la restituye y. La función del castigo consiste en mantener estos sentimientos con el mismo grado de intensidad: si no se castigaran Jas transgresiones.®0 Puede salvarse la dicotomía entre medios y fines. inr. llamados medios. los datos científicos pueden servir como «medios» técnicos que facilitan la consecución de determinados objetivos. la existencia del «castigo» tiene como causa el predominio de sentimientos colectivos firmemente arraigados.

RM. El creciente predominio de la solidaridad orgánica entraña un descenso de las formas tradicionales de creencia: pero precisamente porque ía solidaridad social se hace más dependiente de la interdependencia funcional en la división del trabajo. y es cosa vana intentar resucitarlas en .tóricos. en cambio. la normalidad puede determinarse. Esto se aclara haciendo referencia a la tesis principal de La división del trabajo. e) fenómeno en cuestión. por referencia al predominio de un hecho social dentro de sociedades de un determinado tipo. El género de ideas morales propio de la polis griega clásica estaba enraizado en concepciones religiosas. LEO STRAUSS: Natural Riffht and Ilistory. Las creencias tradicionales siguen siendo importantes para algunos escritores. «cuando el tipo entero se encuentra en proceso de evolución. formulan reglas éticas «una vez por todas.] investigar a continuación si se dan todavía estas condiciones en el presente»/ 0 Si no corresponden estas condiciones. Durkheim reconoce que caracterizar la patología en c! campo sociológico presenta problemas particularmente difíciles. En esta obra Durkheim mucsíra que ía existencia de una conscicncc coUcclivc firmemente determinada es incompatible con el funcionamiento del tipo de sociedad que tiene una división del trabajo bastante avanzada. Por tanto. lo que es normal ¡Hiede identificarse por la «característica externa y perceptible» de la universalidad.principios semejantes a los que en biología rigen la distinción entre lo «normal» y lo «patológi39. entre los que conciben la historia como una serie'de aconiecimientos únicos e irrepetibles. 48. y en una forma concreta de estructura de clases basada en la esclavitud. IZMS. Así. p. En otras palabras. un índice preciso de lo que es normal y de Jo que es patológico. subsisten aún elementos de lo que es normal en el tipo que va quedando superado. un hecho social que es «general» en un determinado tipo de sociedad. 70. El cálculo de criterios de normalidad en relación con tipos específicos de sociedad nos permite. Cuando un fenómeno social se encuentra en tudas las sociedades de un mismo tipo. Con todo. Es necesario rastrear 166 «las condiciones que han determinado esta generalidad en el pasado e [. para todo el género humano». hasta el punto de que defienden el carácter patológico de la decadencia de éstas. de una manera preliminar. o en la mayoría de ellas. esta indicación es parecida a la de Strausfí. en este caso. se excluye la posibilidad de cualquier ética generalizada. abrirnos paso. los segundos. sin que se haya estabilizado todavía en su nueva forma». exceptuando los casos en que una investigación más minuciosa muestre que se aplicó mal el criterio de universalidad. por tanto. Por ello pretende aplicar el mismo principio metodológico que antes empleó: en el dominio de las cosas sociales. Según los primeros. Chicago. es «normal» cuando se pone de manifiesto que esta generalidad se funda en las condiciones de funcionamiento de aquel tipo de sociedad. tal fenómeno puede considerarse como «normal» para aquel tipo de sociedad. en el campo de la teoría ética.. y los que pretenden formular principios éticos transhis. 1953. Puede aducirse un ejemplo que Durkheim usa muchas veces. p. La generalidad de tales creencias que todavía persiste no es. Las sociedades modernas se encuentran todavía en un período de transición. el descenso de las creencias colectivas es una característica normal del tipo moderno de sociedad. 165 cu». según Durkheim. el criterio preliminar de generalidad no nos proporciona un modo práctico de determinar la normalidad. en este caso concreto. p. no puede considerarse «normal». Como crítica implícita a la opinión fie Weber sobre este asunto. jn tiempos de rápido cambio social. de ahí que muchas de las ideas éticas de aquel período sean ahora absoletas.. aunque sea «general». 41.

cuando trata del carácter innovador de la actividad delictiva. en Hocfoíopy and Phllosophy. de que la adopción de este punto de vista vuelva completamente vanos todos los intentos «filosóficos» abstractos de crear una etica lógicamente coherente. podremos mostrar que tendencias deben alentarse. la reflexión filosófica no pueda desempeñar un papel en Ja introducción de cambios en las reglas morales existentes. 4\. y cuáles deben rechazarse por obsoletas/1 iNaluralmente. En t.]». «El futuro ya está escrito para el que lo sabe leer [. voh 10. Si bien es verdad que «la moralidad no espera las teorías de los filósofos para constituirse y para ponerse en marcha». al contrario. SOCIALISMO Y «GRUPOS PROFESIONALES» LA CONFRONTACIÓN CON EL SOCIALISMO La teoría que Durkheim desarrolla en La división del trabajo. y a menudo tenemos que anticiparnos a la ciencia. pp. la ciencia nunca será tan completa como para permitirnos eludir totalmente la necesidad de actuar sin su guía. pero en realidad actuaron como precursores y progenitores de cambios inmanentes en su sociedad.el mundo moderno. Bonn^r and Burn?.. 1905-6. «Tenemos que vivir. od. pero que siguen todavía escondidos en gran parte para la conciencia pública. p. los filósofos a menudo han ejercido este papel en la historia. GO y ss. '~s casos no nos queda másjremcdio que actuar como podamos. educado en todas las ramas científicas y literarias. p. p. esto no significa que. Evidentemente puede criticarse la posición de Durkheim en este punto diciendo que lleva a la complicidad con el statu quo. era intrínseco a la sociedad. Poj 40. sólo por medio del conocimiento preciso de las tendencias que virtualmente están surgiendo en la realidad social puede tener algún éxito la intervención activa para fomentar el cambio social.t p. pp.43 43.. De hecho. Pero se trata de un ideal que está en desacuerdo con las exigencias de un orden basado en un alto grado de especiaÜzacíón en la división del trabajo. y hacer uso de cuantas disposiciones científicas están a nuestra disposición [. dado el conocimiento empírico del marco social dentro del cual existen las reglas morales. y sus posteriores . arguye Durkheim.. iíMT.12 El estudio científico de la moralidad nos permite discernir'aquellos ideales que están en curso de constitución. Trorfr".. y analizando las condiciones sociales cambiantes que los sustentan y que sirven para fomentar su crecimiento. En Grecia. 80. j 167 nicndo ele manifiesto que estos ideales no son meras aberraciones. Durkhbini respondió a tvns de ellos en AS. Marx indica alpo parecido. 168 CAPÍTULO VII INDIVIDUALISMO. 45. 57. pero generalmente sin ser conscientes de ello. Ibíd. p. 36S. ¡ 42. 1965. Londres.. Los críticos no tardaron en afirmar fjsto. i 41. de Ja plusvalia. puesto que da la impresión de identificar lo moralmente deseable con cualquier estado de cosas que exista en el presente. 88. RM. ] »/'* No se trata. Pretendieron enunciar principios morales universales. «The de-terminal ion of moral facís». lb\d. el ideal del «hombre cultivado» perfectamente. 376. por ejemplo.'1' Durkheim rechaza tal acusación. 352-69.

Marckl Mauss: «Introducción» a la primera edición de El Boc. Por ejemplo. que las teorías socialistas (.1 Al contrario de las ideas comunistas que. han existido en muchos períodos de la historia. ¡ 11 c t. la vida económica está separada de la esfera política. La principal idea con que quieren justificar estas construcciones utópicas es que la propiedad privada es la causa radical de todos los males sociales. Marx. sin duda. y había empezado a tratar los escritos de Marx. p. Durkheim cuando estudiante ya había decidido dedicarse al estudio de las «relaciones del individualismo y el socialismo». La actitud de Durkheim respecto al socialismo se basa en el supuesto de que las doctrinas socialistas deben ser objeto del mismo tipo de análisis con que ellas abordan los demás sistemas ideológicos: es decir. en ía comunidad ideal de Platón. El tipo de socialismo con que se sentía más próximo y más interesado en los primeros años de su actividad.intentos de ahondar en los temas allí propuestos.1 Por entonces Durkheim estaba familiarizado con las doctrinas de Saint-Simon y de Proudhon. Fue típico de las teorías comunistas tomar la forma de utopías imaginarias: tenemos diversos ejemplos de ellas en las obras de Platón. la riqueza y todo cuanto se relaciona con ella es la gran fuente de corrupción pública. Pero. 170 tampoco estos últimos grupos tienen ningún derecho a influir en la conducta del gobierno. según Platón. Schaffiez*. lomas Moro y Campanella. Cmnn <. no se traía ante todo de una crisis que tenga raíces económicas ni que pueda resolverse con medidas económicas. ti suicidio y en oíros muchos escritos. Durkheim intenta este análisis empezando por trazar una distinción elemental entre «socialismo» y «comunismo». Recensión de Durkheim de la obra de SCHAFFLB Der Sozialismus en «Le programme économique de M. en la opinión de Durkheim no alcanzan a captar los problemas más importantes con que se enfrenta la época moderna. 35. En la teoría comunista. los escritores comunistas consideran la riqueza material como un peligro moral que debe contrarrestarse mediante la imposición de rigurosas restricciones a su acumulación. La razón de esta separación reside en que. era la teoría reformista socialdemócrata tal como la proponían Schaffle y los Kathedersozialisten. El socialismo es una expresión del nial ai se de la sociedad contemporánea. estaba al corriente de ello. pero en sí misino no constituye una base adecuada para la reconstrucción social necesaria para superar este malestar. De lo cual se desprende que el tipo de programas que ofrecen la mayor pane de socialistas —programas que consisten principalmente en la redistribución de la riqueza por medio del control centralizado de la economía—. Revue tVéconomie polisol ¡edades contemporáneas. en Li¿ división del trabajo. estimulando . al contrario de «comunismo». el socialismo es un producto del pasado muy reciente. 72. en el sentido que da Durkheim ai término. su conocimiento de Ja teoría socialista era bastante escaso. Por consiguiente. los que gobiernan no tienen derecho a intervenir en la actividad productiva de los labriegos y artesanos. culminó inevitablemente provocando una confrontación directa con las doctrinas socialistas. del mismo modo que 3.leben estudiarse en relación con el contexto social de que proceden. cuando escribió La división del trabajo. puede fecharse a principios del siglo xix: El Soc. es de origen reciente. Es ella la que. Durkheim indica que hay cierto fundamento lingüístico a primera vista para esta distinción.2 Durkheim hace alusión a la crisis que experimentan las 1. pero no establece ninguna distinción entre los dos términos. Según el testimonio de Mauss. p. i a claro en luí división del trcibdjo. La palabra «socialismo». 2.

'1 El socialismo es un producto de los cambios sociales que transformaron las sociedades europeas a fines del siglo xvm y en el xix. p. 171 y esto es lo que engaña la mirada.]. por otra parte. lo más lejos posible del Estado. Paría. como productor universal. 25. El principio básico del socialismo no se limita a decir que la producción debe centralizarse en manos del Estado. y exige que se introduzca una reglamentación económica que reorganizará la actividad productiva de la colectividad. Le socialísme.. Se trata de aquel tipo de sociedad en que la especial¡znción profesional ha avanzado muy poco: En la Utopía cada uno trabaja por sil lado. 76. que considere que el consumo deba reglamentarse en forma centralizada: más bien. como le parcec. tiene generalmente un carácter ascético.7 El socialismo. «en el comunismo es el consumo lo común. que procura evitar la riqueza todo lo posible. tanto de una suerte como de ia otra hay una reglamentación. recalca Durkheim. no hay cooperación que reglamentar. en el uso que Durkheim hace del término. y sólo está obligado a no permanecer ocioso [. «Sin duda —añade Durkheim--. Es una respuesta a la situación patológica en que se encuentra la división del trabajo en las sociedades modernas. en la opinión de Durkheim. No puede disponer de ello como quiera. Debemos entender. a los centros directores y conscientes de la sociedad». No hay ninguna doctrina socialista. p. la economía y el Estado deben absorberse mutuamente. Por contraste. 44. o cada familia.los egoísmos individuales. La teoría comunista conserva la concepción de cada individuo. y puesto que sus formas de trabajo son todas semejantes. pues. la dirección o administración de la economía vendrá a ser la tarea básica del Estado.» n Ahora queda clara la conexión de este análisis con el de La división del trabajo. sino que afirma que la función de éste debe ser plenamente económica: en la sociedad socialista. 4. por tanto. Mientras que el comunismo. 5. Como cada uno hace más o menos io mismo. Salvo que. pero hay que tener en cuenta que cstn se ejerce en sentido opuesto. o de algunas de ellas que son actualmente difusas. es un tipo de teoría que sólo puede haber surgido en sociedades donde la división del trabajo se ha desarrollado notablemente. El comunismo es una doctrina apropiada para sociedades cuya división del trabajo se ha desarrollado poco. 60. que la teoría socialista no propone la idea de que la economía deba subordinarse al Estado. 1928. El socialismo reclama «la vinculación de todas las junciones económicas. crea las disputas entre los ciudadanos y desencadena los conflictos interiores que arruinan los Estados [. tiene por objeto moralizar la industria ligándola al Estado. no hay ningún tipo de dependencia cooperativa entre todos en la producción. y de ellas procede originariamente. Aquí.. p. moralizar el estado excluyéndolo de la industria. Le aociaítómej p. o casi.]. consiste en suponer que ambos deben asimilarse.. Es. Mientras que el comunismo se funda en la idea de que la política y la economía deben separarse. y sólo puede consumirlo cuando ella misma lo consuma colectivamente.. El Soc. la reglamentación y el control de la producción en provecho de todos los miembros de la sociedad. ai cual sólo puede pervertir. y su principal objetivo es conseguir la abundancia universal. puesto que tocios trabajan en parcelas semejantes. y . y la producción sigue siendo privada». necesario ponerla fuera de la vida pública. El Soc. allá. Es necesario que lo aporte a la comunidad. lo que cada uno produce no le pcrtenccc. los socialistas sostienen que cada individuo debe ser libre en el uso de los frutos de la producción para su propia realización individual. la esencia del socialismo.5 El objetivo del socialismo es. las doctrinas socialistas se construyen sobre la premisa de que la producción industrial moderna ofrece la posibilidad de riqueza abundante para todos.

y concentran la mayor parte de sus esfuerzos en el intento ..» 0 El comunismo y el socialismo. Según los socialistas. 63. micnuas que el socialismo «no juzga peligrosa más cjite la apropiación privada de grandes empresas económicas que se constituyen en un momento dado de la historia». etc. De lo cual se sigue. Durkheim reconoce. El Soc. el principal factor que influye en la situación de la clase trabajadora es la desvinculación de su actividad productiva de las necesidades globales de la sociedad. 6?. 78: Le sodaüiwe. creencias comunes de naturaleza religiosa u otra. no exis 6. no es más que una de las consecuencias que necesariamente debe producir la vinculación de las funciones económicas a los órganos directores de la sociedad.8 La lucha de clases. que hace que los socialistas tomen «lo. 172 tiría más. 9. Es decir. que el único camino para superar ei carácter explotador de la sociedad capitalista es la completa abolición de las clases. p. pues. p. al parecer de los socialistas. p. dice Durkheim. por tanto. no tendrían ya razón de ser. Sin embargo. El Soc. «El mejoramiento de'la suerte de los obreros no es. afirma Durkheim. sin derivar de él. 84. convergen desde un importante punto de vista: ambos se interesan por poner remedio a situaciones en las que los intereses de individuos particulares predominan sobre los de la colectividad. 173 tciulc borrar completamente el egoísmo. que representa intereses sai generis superiores a los del comercio y la industria. ha emprendido la tarca de jugar el papel de este al mismo tiempo que el suyo propio. El Soc. El Soc. presentan un marcado contraste en muchos aspectos. pp. tradiciones históricas.» 12 Ésta es la confusión. «responden únicamente a las tendencias generosas que están en la base del comunismo». El comunismo pre8. porque.esta integración elimina t' carácter específicamente «político» del Estado. p. no es intrínseca a Jas doctrinas fundamentales del socialismo. El Soc. Las funciones propiamente políticas. «El socialismo se ha abierto así al comunismo. un objetivo especial. es en realidad algo secundario respecto a la principal preocupación del socialismo. la de llevar a la práctica la reglamentación centralizada de la producción. En este sentido. En la doctrina de Marx. p. por otra parte. 33. el Estado en tanto que tal.1' Históricamente. y no tendría más que funciones económicas. «Uno y otro están animados por este doble sentimiento de que el libre juego de los egoísmos no es suficiente para producir de manera automática el orden social y que. las necesidades colectivas deben tener prioridad sobre las comodidades particulares. que muchos socialistas —y Marx en especial— consideran que la consecución de sus objetivos está inseparablemente vinculada a la suerte de la clase trabajadora. ha sido realmente su heredero. la rápida profusión de ideas comunistas en el siglo xvnt fue presagio del subsiguiente desarrollo de teorías socialistas y quedó en parte asociado con ellas. 78. según Durkheim. que son actualmente su especialidad. y su vinculación a los intereses de la clase capitalista. naturalmente. 48 y 47.» 10 Pero aún en este punto la identidad entre los dos dista de ser completa. es decir en tanto que tiene un papel específico. Pero la defensa de ios intereses de 3a clase obrera en cuanta opuestos a los de ia burguesía. 7. secundario por lo esencial». p. Le socialisme. 10. Pero la lucha de clases no es más que el instrumento histórico por medio del cual deben conseguirse objetivos más básicos. lo ha absorbido aunque permaneciendo distinto. por ejemplo.

Todo esto sólo es posible.puesto. . Los economistas proponen que se dé rienda suelta al líbre juego del mercado.. vol.1' Pero la sola reorganización económica en lugar de resolver la crisis con que se enfrenta el mundo moderno. en su opinión. Ambos creen posible y deseable reducir a un mínimo la función del gobierno. p. RP. el socialismo no ofrece para la crisis moderna soluciones más adecuadas que las presentadas por la economía política ortodoxa. los socialistas quieren que el gobierno se limite a ordenar el mercado por medio del con15. Por-no comprender esto. es precisamente la principal fuente de anomía de la sociedad contemporánea. de modo que el gobierno se limite a hacer cumplir los contratos. pp. compensar por liberalidades y favores legales lo que hay de triste en su condición». 106. / H.1-1 El mantenimiento de los derechos hereditarios es un factor fundamental a favor de la división clasista entre las «dos principales clases de la sociedad». El Snc. al parecer de Durkheim. Si bien se oponen en muchos puntos. pp. Este empeño no es. El Soc. en parte. como Saint-Simon y Marx™— no sólo se han dado cuenta de que la sociedad contemporánea tiene características notoriamente disfintas de los tipos tradicionales de orden social. PECM. Pero los programas políticos que han sugerido los socialistas no son adecuados para poner remedio a la situación que. el trabajo y el capital. el socialismo es un movimiento de importancia primordial en el mundo moderno porque los socialistas --—o al menos. 17. 329-331. 17-1 LA FUNCIÓN DEL ESTADO Aunque Durkheim rechaza explícitamente Ja necesidad de reorganizar la sociedad contemporánea sobre ía base de la revolución de clases. la exacerbará. consecuencia de k destrucción de las instituciones religiosas tradicionales que constituyeron el fondo moral de las anteriores formas de sociedad. 10 ss. SI. 91. El creciente predominio de las relaciones económicas. 1G. no debe colocarse únicamente en manos del Estado). La transmisión hereditaria de las riquezas permite que siga la concentración del capital en manos de unos pocos. iLa famille conjúgale?. p. 10-5 13. 213.de «aliviar 1a miseria de los obreros. 12. El Sor. 1321. El Soc. por su. completamente indeseable. sin embargo. sino que han formulado programas globales para llevar a cabo la reorganización social necesaria para superar la crisis ocasionada por la transición de lo antiguo a lo nuevo. pp. los más famosos y cualificados entre ellos. prevé una marcada tendencia hacia la desaparición de la división de clases. sobre 1a base de la reglamentación de la economía (Ja cual. pp. p. concede Durkheim. los socialistas y los teóricos de la economía tienen ciertas características comunes: ambos toman las medidas económicas como sí fueran la panacea que puede solucionar las actuales dificultades de la sociedad moderna. puesto que se trata de una crisis más moral que económica. ellos han diagnosticado certeramente. 11.14 Con todo. pero «se pasa así al margen del objetivo que debería tenerse en vista 13 El modo como plantean el problema soslaya la verdadera naturaleza de los temas implicados. Véase más adelante.!n Durkheim reconoce también la necesidad de que se extiendan los programas de ayuda y otras medidas que alivien las condiciones de vida material de los pobres.

como un patriarca o un consejo de ancianos. que se ejerce dentro de una sociedad que tiene por lo menos algún grado de diferenciación estructural. y sujeta a una misma autoridad. Un grupo de parentesco. afirma Durkheim. LS. indica Durkheim.» 18 bn la concepción de Durkheim. y el alivio del mda'ue del mu tul o moderno cié he buscarse en medidas que en genera! son más momios que económicas. Esto equivaldría a «negar todo caracter político a las grandes sociedades nómadas cuya estructura fue a veces muy elaborada». sino qwe se componga de un agregado de familias o de grupos secundarios. territorios estrictamente deslindados han sido a menudo propiedad de simples familias. Aunque son una característica de las sois. p. Esto no es aceptable. !Í1 En cambio. y que es aplicada por un grupo preciso de funcionarios. por tanto. 2S-1. «Tendríamos entonces que definir la sociedad política diciendo que está formada por la unión de un número mayor o menor de grupos sociales secundarios. Los territorios fijos y claramente deslindados han aparecido bastante tarde en el curso tic la historia. y de la naturaleza de la participación política en una forma de gobierno democrática. Mediante la referencia a estas características. dio sin embargo a ía sociedad una firme unidad moral.i producción. Durkheim rechaza también la idea (a la cual Wcber otorga considerable importancia} de que la ocupación permanente de un área territorial fija es una característica necesaria para la existencia de un Estado. p. KN. n t r :t ¡ i/ado de ] . Ll pues!o dominante de la religión y su influjo en los anteriores tipos de sociedad ofrecía a iodos los niveles de personas un horizonte para sus aspiraciones. Durkheim intenta distinguir su punto de vista de las principales corrientes de pensamiento que él . El problema característico con que se enfrenta la edad moderna consiste en reconciliar las libertades individuales que han surgido de ia disolución de la sociedad tradicional con el mantenimiento del control moral del que depende ia misma existencia de la sociedad. Algunos pensadores políticos han intentado establecer el número de habitantes como índice de la existencia de una sociedad política.IR'! ^ ■. sino que se reserve para designar la organización de funcionarios que es el instrumento en que se concentra la autoridad gubernamental. 201. presupone una división entre el gobierno y los gobernados. no pueden considerarse de importancia esencia! para definir si una sociedad es política o no. el Estado debe desempeñar una función moral tanto como económica. K1 análisis que hace Durkheim del hstado. «Mas lanío unos como otros le rehúsan iodo dcrecho a subordinar ai resto de los órganos sociales y hacerlos converger hacia un fin que los domine. aunque pueda estar bajo la autoridad de un determinado individuo o grupo. no por esto es una sociedad política. está en el centro de su idea de la probable tendencia evolutiva de las sociedades contemporáneas. de manera que es característica ante todo de las sociedades más desarrolladas: en las sociedades más sencillas apenas existen órganos especializados de administración. pero implica efectivamente una característica necesaria para una sociedad política: el que la sociedad en cuestión no se limíte a un grupo de parentesco. Los tres componentes del análisis de Durkheim son.» 20 Durkheim sugiere que el término «Estado» no se haga coextensivo a la sociedad política como un todo. la existencia de una autoridad constituida. aconsejando a los pobres la aceptación de su suerte c instruyendo a los ricos en su deber de preocuparse de los menos privilegiados. 176 deducios avanzadas. Aunque este orden era represivo y encerraba las acciones y virtualidades humanas dentro de estrechos límites. Pero la existencia de la autoridad como tal no puede tomarse como el único criterio que Índica si hay organización política. La noción de lo «político». la cual no está sometida a ninguna otra autoridad superior debidamente constituida. por ejemplo.

Ja expansión clci Estado se vincula directamente con el progreso del individualismo moral y con el crecimiento de la división del trabajo. la subordinación del individuo al Estado.'iQTncu and Rousseau.22 tiende sin embargo a generar conflictos entre la afiliación a Jos idea Jes nacionales y el panhumanismo que es intrínseco a las nociones de libertad e igualdad individual que hoy día han echado raíces tan profundas. p. Viene asociada con este proceso la aparición de ideas morales que acentúan los derechos y la dignidad del ser humano individual.squicu. en la opinión de Durkheim. Así. el Estado es la institución primordialmcnte responsable de la estipulación y protección de ítos derechos individuales. en las sociedades modernas. 1950. p. Poíiíifc. y el utilitarismo y el socialismo por la otra. 19.considera que ofrecen teorías sobre el Estado y Ja sociedad opuestas entre sí: el idealismo hegeliano. Ann Arbor. 177 LA DEMOCRACIA Y LOS GRUPOS PROFESIONALES Como muestra Durkheim en La división del trabajo. Si bien el nacionalismo tiene sólo una importancia secundaria. De todos modos.] un cambio en e) sistema de gobierno de una nación no implica necesariamente un cambio en ti tipo de sociedad que predomina en elln. Sobre ente punto véase ñola -19 del cap. orguíto nacional).23 A la vista ele este análisis ¿podría darse el caso de que la creciente expansión de las actividades del Estado llegue a alcanzar un punto en que se convierta en una tiranía burocrática? Durkheim ío admite como posibilidad. PECM.ssim. Durkheim pon (i de relieve que tío se da una relación universal entre sociedad y Estado: «Los tipoa de sociedad no deberían confundirse con los distintos tipo. 45. Según Durkheim. en las sociedades modernas. dice Durkheim. El nacionalismo puede tomar una forma patológica. p. si reglamenta algo más que las relaciones puramente económicas. por una parte. Es una verdad manifiesta. 53. l96f). París.21 Pero esta aparente antinomia se resuelve al ponderar el hecho cié que. ni tampoco una mera carga parasitaria a costa de ella. No es inconcebible. por otro lado. por 2J. 5.. el crecimiento del Estado es una característica normal del desarrollo de la sociedad. Cf. 22. listo a primera vista parecería crear un obstáculo insalvable a la expansión de las actividades del listado.1? de Bsíadof.» Esto constituye un elemento de la critica que hace Durkheim a Monto. que ia importancia del Estado tiende a aumentar con la creciente diferenciación de la división del trabajo. PECM.intuí de (outx. 20. como en el militarismo alemán. mira hacia Ja progresiva emancipación del individuo de su subordinación a la conscicnce collcctive. París. la principal tendencia evolutiva. Lecorus de sociologic. como (según Durkheim) afirma Hegel. 33 y prr. pero esto no entraña. aislado de los intereses de la masa de individuos de la sociedad . 178 otra parte. La perpetuación de rivalidades internacionales ha estimulado el desarrollo de creencias comunes referentes a fa nación como colectividad (patriotismo. el Estado ejerce. y debe ejercer. en *L'AUcmagnc au-rtr. 1915.SroMÍc. Sin embargo. p.. funciones morales (concepción que él considera distinta tanto del socialismo como del utilitarismo). que en el futuro el orgullo nacional ^e alíste a la promoción de los ideales generales de la humanidad. El Estado no es ni «superior» a la sociedad. ningún Estado moderno actúa solamente como garante y administrador tic ios derechos de ciudadanía.. e! análisis que hace Durkheim de la obra de TRFriTfscii kf. 43. Véase . El Estado puede convertirse en un órgano represivo. a medida que las sociedades se hacen mñs complejas.

en la medida que implica el que la masa de la población participe directamente en el gobierno. están a menudo amarradas a la rutina. Esta afirmación de la necesidad del pluralismo es precisamente ia que traza la conexión entre la teoría de Durkheim del Estado y su concepción de la democracia y.2* Una sociedad es más o menos democrática. donde se ha disipado ampliamente la influencia de tradiciones restrictivas. Según Durkheim. En las sociedades donde el Estado no asume esta función directiva. !. p. en ía admínístra23. Exceptó para las pequeñas tribus menos avanzadas. a resumir v expresar ia opiniones y sentimientos que nene la rnasa de la población tic una manera difusa e irreflexiva. 20 Sí bien .civil. puede llevar a un despotismo tiránico. Ocurren muchos cambios superficiales. y. Nueva York. tftjnblén Moral Educatxcn. «Aquellas sociedades que son *an turbulentas en la superficie.i función tic' Estado en 1 a democracia no se'reduce. Incluso antes de la publicación de La divisan deí trabajo. puede producir una inestabilidad constante. amplio que ei que desempeñan actualmente. sea por nacimiento o por elección. la «consciencia»). lo cual no llevará a ningún cambio concreto. En las sociedades modernas. 1961. P. Esto puede ocurrir si no están firmemente desarrollados los grupos secundarios que se interponen entre el individuo y el Estado: sólo si estos grupos son bastante vigorosos como para contrapesar al Estado pueden protegerse los dererhos del individuo. en ei caso de un Estado fuerte. PBCM. por tanto. no existen sociedades donde el gobierno sea ejercido por todos en común: se encuentra siempre en manos de una minoría selecta. 179 tic Ins artes y las ciencias. 80-1.» 25 Tal situación tiende a darse precisamente en las circunstancias en que han escaseado los grupos secundarios que median entre el individuo y el Estado. Durkheim llama al Estado el «ego» social (es decir. cuando el Estado es débil. 103. pero se invalidan entre sí. 73-5: cf. de ahí. pero nunca comprende más que un círculo limitado de individuos. se abren muchos caminos para la ostentación del espíritu crítico. PECM. su radio de acción puede ser amplio o reducido. el resultado será la incertidumbre y la vacilación constante en el ámbito político. el Estado es a menudo el origen de nuevas ideas. según el grado en que se da en ella un doble proceso de comunicación entre el Estado y los demás niveles de Ja sociedad. 24. de la existencia de un sistema democrático se sigue la consecuencia extremadamente significativa de que la gestión de la vida social asume un carácter consciente y dirigido. donde Durkheim dice que la nación podría «concebirse como una encarnación parcial de la idea de humanidad». siguiendo la terminología de Durkheim. pp. según las circunstancias. ínieníras que la couscicncc collcctivc es la «mente» social en su conjunto (es decir. Lecons de sociologie. y guía a la sociedad tanto como es guiado por ella. Esta misma deficiencia. 85. con su llamada a favor del resurgimiento de las asociaciones profesionales (corporatíons).. Durkheim llegó a la conclusión de que las asociaciones profesionales deben representar en las sociedades contemporáneas un papel más. Éste queda involucrado en ía vida económica. Muchos aspectos de la vida social que antes se regían por el hábito o la costumbre irreflexiva se convierten en objeto de la intervención por parte del Estado. pp. incluve muchos modos de pensamiento reflexivo habitual). el resultado puede ser un estancamiento casi tan grande como en las sociedades que siguen bajo el yugo de la tradición. Por tanto. Durkheim rechaza ia idea tradicional de democracia. y son frecuentes los cambiosde opinión y de talante entre la masa: si el gobierno se limita n reflejar estas variaciones.

eí cua! no alcanzó a ver que «toda sociedad entraña factores conflictivos. vol. no podrían hacer de éste un estado d¿. como los tratados que concluyen dos beligerantes no hacen más que expresar el estado respectivo de sus fuerzas militares. gozando de un alto grado de auto27. tal como existía en los tiempos medievales. no puede realizar esta tarea en las sociedades modernas. de conflictos sociales como se ha dicho a veces: cf-. 18. <La famílle conjúgale».. que seguiría a La división del trabajo. Una de las principales funciones de las asociaciones profesionales sería fortalecer la reglamentación moral en estos puntos. 26.27 Hay anomía en el sistema profesional en la medida en que falta integración moral en ios «puntos neurálgicos» de la división del trabajo: los puntos de articulación e intercambio entre los distintos estratos o niveles profesionales. Los sindicatos que existen hoy día. Consagran un estado de hecho. es necesario reinstaurar las asociaciones profesionales como grupos jurídicamente constituidos que «desempeñan una función social en lugar de expresar solamente diversas combinaciones de intereses particulares». p. y tendrían que ser el centro de numerosas actividades recreativas y educativas. vn-vnr. p. 28. 1-1-1). 181 nomía interna. ni mucho menos. El grupo profesional es el único «bastante próximo al individuo. 91. deberían tener autoridad para resolver tanto los conflictos entre sus propios miembros como los que tienen con los demás grupos profesionales.derecho. pero nunca realizó tal proyecto. y fomentar así la solidaridad orgánica."8 Es evidente. por ejemplo. en general están organizados de una forma más libre y no responden a las necesidades sociales. puesto que están en conflicto permanente con la patronal. para que éste pueda confiar directamente en él. reconoce Durkheim. hacer contratos recíprocos. 9-t. 59. DTS. por el simple hecho de que ha surgido gradualmente de una forma pasada y tiende hacia una forma futura». 11. p. deberían estar jurídicamente bajo Ja supervisión general de! Estado. pp. De todos modos.30 Desempeñarían también un importante papel en eí sistema político en sentido directo. no deberían’-ser simplemente una forma rediviva del gremio medieval. cada vez más restringida en sus funciones. Durkheim se abstiene de ofrecer una exposición detallada de cómo deberían estructurarse los grupos profesionales. [. tan desconocedor de In existencia. Pueden. los unos en relación con los otros. que el antiguo tipo de gremio profesional.23 Según esto. p. PP. La familia.csie lema no se desarrolla con amplitud en ei libro. Pero estos contratos no expresan más que el estado respectivo de las fuerzas económicas enfrentadas. no es 25. 7. 29. mica del trabajo que allí formula. lo cual deja .. DT. Una de Jas razones de la volubilidad superficial tic ciertas sociedades modernas es que están atadas al predominio de la representación directa en el sistema electoral. p. Esta conferencia no se publicó hasta 1021 (RP. PECSt. y bastante permanente. el prefacio de la segrunda edición de La división del trabajo. conferencia pronunciada por primera vez en 1S29. para que pueda ofrecerle una perspectiva». M o)2 í es Quiñi and Rousseau. Durkheim trata de la función de !as asociaciones profesionales en <La famille conjúgale*. su Icrítica ft Montesquieu. Durkheim no fue. en la misma situación que dos Estados autónomos pero de fuerza desigual. ha desaparecido completamente. Durkheim se propuso escribir una obra.] patronos y obrerqs están. Cí. como lo hacen los pueblos por intermedio de sus gobiernos. y que trataría específicamente de ia importancia de laa asociaciones profesionales.

ES. p.! 183 deterioro ueiia solidaridad mecamca: .9-313. pues. 182 CAPÍTULO VIII LA RELIGIÓN Y LA DISCIPLINA MORAL En ios primeros escritos de Durkheim se encuentran comentarios sobre la importancia de la religión en la sociedad. pp 30. Kñjncr Zcitschrift für Soziotoglc urut Sozial. a su vez. Hemos mostrado que aptos son los grupos profesionales para cumplir este papel. 19G8. La ausencia de toda institución corporativa eren.livc en la sociedad.f-ARnr: «TSmile Durkheim: scln Boltrag zur politlschen Sozlolofcic*. aunque en dicha obra esto se propone sólo como una «conjetura muy verosímil» que requiere ulterior investigación. no son una mera creencia fundada en los deseos más que en los hechos. 24-27. pp. Cf. Esto equivale a decir que el desarrollo tic los grujios profesionales es un principio que surge de la compleja división tlel trabajo.a los representantes elegidos. Durkheim sos tiene consecuentemente la conclusión.AHÍ donde el Estado es el único medio en el que los individuos pueden formarse para la práctica de la vida común. Estas propuestas.1 Pero el reconocimiento por parte de Durkheim de la: importancia de la religión en relación con el influjo de la conscience collcc. 28. Nos falta todo un sistema de órganos necesarios para el funcionamiento normal de la vida común [■-•]. sino que se ajustan a la determinación específica de las termas sociales «normales» que el propuso en Las reglas. Ejuk As. queda contrarrestado por la lúcida percepción del hecho de los profundísimos cambios que han acaecido con la aparición del moderno tipo de sociedad. p. y «los apologistas de Ja institución religiosa se equivocan ai creer que hoy día puede ser útil la reglamentación del pasado». . 20. según Durkheim. que se separen los unos de los otros y que. 1-16. un vacío cuya importancia es difícil de exagerar. se disgregue la sociedad. encadenados a los caprichos del electorado.2 La religión pierde impor) 1. en los que reconoce que la religión es la fuente original de todas las ideas morales. Esto podría superarse mediante el establecimiento de un sistema electoral en dos etapas o de múltiples niveles. 28 RS. pp. 145. Una nación no puede mantenerse más que si entre el Estado y los particulares se intercala toda una serie de grupos secundarios que est¿n lo bastante cerca de los individuos como para atraerlos fuertemente a su esfera de acción y arrastrarlos así al torrente general de la vida social. DT. en la misma medida. en el cual los grupos profesionales serían las principales unidades electorales intermediarias. PECM. y 103-4. pp. e incluso cómo todo lo destina a clio. vol. DT. de que los «defensores de las antiguas teorías económicas yerran al pensar que hoy día la reglamentación no es necesaria». p. es inevitable que se desliguen. 31. científicas y jurídicas que se han desarrollado posteriormente. a la que llegó bastante al principio de su actividad intelectual. en la organización de un pueblo como el nuestro. En La división del trabajo bosqueja la tesis de que cualquier creencia que forme parte de la con%cience colleclive tiende a adquirir un carácter religioso. DT.psycholopic. DT. ¡ 2.31 30. 327. filosóficas.

Más aítn. casí : tan a menudo como Marx. sí se intenta con. Según su propio testimonio. debe ceder cada vez más a las nuevas formas sociales que ella ha engendrado.logle en France au xix* si6clc. el hombre es producto de la historia. aunque tal reglamentación no puede ser del tifio tradicional.. . que se supone sostuvo en La división del trabajo. si no es completamente falso. Traducción inplc. ' p. especialmente pp. 1S97-8.i 3. V/oijt: Emilc. insiste en que no hay una solución de continuidad entre la solidaridad mecánica y la orgánica: esta última presupone una reglamentación moral tanto como la primera. Carta ni director de la Rcvuc n¿o~xcoInstiquc. 309 y 315-316. al comienzo de su actividad.¡ terialista». sino que se reduce principalmente a «un orden de hechos claramente delimitado». G-iS. trata de la función de la religión dentro de la sociedad. vo¡. es decir. fin de deducir de ellos las implicaciones de estos nuevos discernimientos. Precisamente por el hecho tic que la religión es un fenómeno primordial. «A fin de . pp. Cuando Durkheim.: cado de la religión. revista AS. 613.. que son «las normas morales y jurídicas». 1D00. j a un punto de vista mucho mas próximo al «idealismo». en relación con la serie de profundos cambios que han dado a las sociedades modernas una forma muy distinta de las de los tipos anteriores de sociedad. y pone de relieve que el análisis causal del desarrollo histórico forma parte de la sociología: «la historia no es solamente el marco natural de la vida humana. 13. este caer en la cuenta del signifi. le movió a evaluar de nuevo sus primeros escritos con el .4 Todo lo cual se interpreta convcncionalmentc ! diciendo que Durkheim pasó de una posición relativamente «ma. Durkheim ct al. es una | mala interpretación que procede de la frecuente tendencia de I los escritores secundarios a combinar en uno solo los análi. vol.0 La parte más substancial de la teoría que presenta en Las formas elementales de la vida religiosa tiene un carácter funcional. Durkeim recalca que su obra no es una tentativa de «tratar la sociología in genero.[.i ses.. 352-3. Pero l esto induce a engaño.I sis funcional e histórico de Durkheim. Essnys 0?i Sociolooy and Philosophy. La importancia de la nueva comprensión de la religión que Durkheim desarrolla en Las formas elementales está en que conduce a una clarificación de la naturaleza de esta continuidad entre las formas tradicionales de sociedad y las modernas. siendo asi que la tendencia principal de la obra de Durkheim mira al andiisis de las formas cmn.sa en Kurt H. 306. 5. Parsons considera lodos los escritos de Durkheim como una acó. la naturaleza histórica del hombre.3 i Durkheíín reconoce que no adquirió plena conciencia de la i importancia |dc la religión como fenómeno social hasta 1895. En cierto senúdoj la conclusión contraria sería más acertada. <La socio. Pero Las formas elementales tiene que leerse también desde un punto de vista genético. 2.] h importancia que atribuimos así a la sociología de ¡a religión no significa ni mucho menos que la religión deba desempeñar en las sociedades actuales la misma función que cumplió en otros tiempos.j metida monolítica ni «problema de! orden». 19GI. critica a Tónnies. que parece haher sido en gran medida el resultado de su lectura de las obras de los antropólogos ingle. de una manera que en > realidad es extraña a su pensamiento/’ Durkheim recalca. Nueva York.> Jícvííc blciie. ' 184 se ie quita su naturaleza». •1. II parte. Si se separa al hombre de la historia. Frólopro a In.^ iiínnící de solidaridad social a lo tarpo det desarrollo de las sociedades. Véase Parsons. p.

siempre entraña también unas prácticas rituales prescritas y una determinada forma institucional. 130-135. 50. páginas 153-76. vol. p. 48 y ss. Es falso. El concepto de «Iglesia». No existe en la historia del pensamiento humano otro ejemplo de dos categorías de cosas tan profundamente diferenciadas y tan radicalmente opuestas entre sí. FE. también Ro. 11 FR. Una religión nunca se reduce a un conjunto de creencias.. 53. p. 11. en-buena parte. A lo largo del conjunto de sus obras. que se representan los hombres. esto permite a Durkheim dilucidar al mismo tiempo ciertos temas de su análisis de las sociedades modernas en sentido directo. p. 42. tal como Jo emplea Durkheim. pero sin confundirlas por ello con los fenómenos religiosos propiamente dichos. 6.ory. lo «sagrado» y lo «profano»: «Esta clasificación es absoluta..0 AI establecer una conccptuaiización de la religión. en Nísbftt. 185 Durkheim afirma que la sociedad es a la vez la fuente y In reserva de los ideales humanos. «Introducüon & ]a morales. o bien no hay dioses ni espíritus en absoluto. 1897-8.» 7 Sin duda. en tíos géneros opuestos [.]». AS. El rasgo distintivo de las creencias religiosas es que «suponen una clasificación de las cosas.. el temprano estudio de Gehlke: Charles Buíer Gehlke: Emile DurkheimJs contributions to Sociological Thc. aunque 3a forma que ésta adquiere varía notablemente. p. 1901-2. Emile Durkheim. . 1920. anteriormente. p. Lo que es una creencia «religiosa» no puede definirse en razón del contenido substancial de ideas. FE. o bien tienen poca importancia. FE. Prólogo a AS.9 EL CARACTER DE LO SAGRADO La$ formas elementales consiste en un minucioso análisis de lo que Durkheim denomina «la religión más primitiva y más simple que actualmente se conoce»: el totemismo australiano. no ím8. 7. No hay religión que no tenga una iglesia institucional. suponer que la existencia de divinidades sobrenaturales sea necesaria para que exista religión: Hay sistemas de creencias y de prácticas que hay que llamar «religiosas» con toda propiedad. 10. pero en las cuales. p. FR. 7. Cf.comprender estas nuevas formas. pp. Véase también más adelante. Para la opinión de Durkheim sobre ia relación entre historia y sociología. en los posteriores escritos de Durkheim. hay que conectarlas con sus orígenes religiosos. 1. declara Durkheim. Cf. 1915. véase su recensión de tres artículos sobre la naturaleza de la historia (dos de ellos son de Groce y de Soreí). P. pp. 361-367. La fuerte insistencia de los primeros escritos de Durkheim en la coerción y la obligación es. FU. reales o ideales. Nueva York. RP. Uno de los principales elementos de esto es q’ue. 89.10 El carácter del pensamiento religioso es algo que no puede captarse si no es dentro de la misma noción de dicotomía: eí mundo está dividido en dos clases de objetos y símbolos completamente separados. pp. en dos clases. pp. p. la insistencia sobre el carácter coercitivo de los fenómenos sociales da lugar a una mayor acentuación de la importancia del carácter específico de los símbolos que intervienen en la adhesión «positiva» a los Ideales. vol. Pero esto no es una súbita capitulación ante el idealismo.bert Bsllah: «Durkheim and history». 89.» 11 El carácter específico de lo sagrado aparece en el hecho de que está rodearlo de prescripciones y prohibiciones rituales que imponen su separación radical de lo profano. Cf. consecuencia del género de crítica y polémica en que aquellos escritos representan su parte. Durkheim sigue la tipificación que hizo Foustel de Coulanges de lo sagrado y lo profano. 6. se refiere a la existencia de una organización ceremonial regularizada perteneciente a un grupo determinado tle fieles. 123-5.

Durkehim rechaza varias teorías que quieran que el totemismo proceda de una forma previa de religión (pp.» 1. ¡ Además de esto. llamada Iglesia. FR.11 Esto. El totemismo. p.__ ■ ni significa que -participa cíe la religiosidad de éste. por. 175-197). muestra que . 49. a todos los que se adhieren a ellas. FR. decirlo así. probablemente. 35. Nunca se da el caso de que dos clanes de la misma tribu tengan el mismo tótem. Se considera que los objetos clasificados en un clan determinado o en una fratría (unión de un grupo de clanes). el totemismo es una forma de religión. Se trata ciertamente de] tipo más primitivo de religión que conocemos hoy día y aún.] creencias y prácticas que unen en una misma comunidad moral." El totemismo viene enteramente unido al sistema de organización a base de clanes característico de las sociedades australianas. Toda persona lleva el nombre de su( tótem. 120. Así llega Durkheim a su famosa definición de la religión como «un sistema solidario de creencias y prácticas relativas a las cosas sagradas [. sus amigos. reconoce como sagrados tres tipos de objetos: el tótem.186 plica necesariamente que haya un sacerdocio especializado. EÍ tótem «es el tipo mismo de Jas cosas sagradas». a pesar de que carece de dioses o espíritus personalizados. FE.. 177. estas normas relacionadas con el emblema! a menudo se imponen más rigurosamente que las que se refieren al mismo objeto totemico.» 12 Según esta definición. estas tres clases de objetos sagrados forman parte de una'cosmología general: «Para el australiano. FR. El examen de las cualidades que Sos miembros del clan creen que sus tótems poseen. son sus elementos constitutivos y. 367. forman parte de la tribu. p.5 Así. p. FR. j 187 i. tocias las cosas que pueblan el universo. p. las cosas mismas. que haya existido jamás. y los miembros de! clan creen que tales objetos están asociados a ellos: «se dice que son sus íntimos. los mismos miembros del clan poseen cualidades sagradas. 177. se hace entrar a luda la naturaleza dentro de una clasificación ordenada a base tic la organización totémica de clanes. por tanto. y piensan que están hecho de la misma carne que ellos». FR.1:i Eí carácter sagrado del tótem'se manifiesta en las observancias rituales que lo separan de los objetos ordinarios que pueddn usarse para fines utilitarios.. 65. p. p.13 Así podemos suponer que el discernimiento de los factores que subvacen en eí origen del totemismo equivale a «descubrir al mismo tiempo Jar causas que llevaron a la aparición del sentimiento religioso en la humanidad». participan en común de ciertas cualidades. A s(i vez. la representación del tótem que se pone encima de objetos o que adorna a la persona. por ejemplo. Mientras que en las religiones más avanzadas el creyente es un ser profano. la cosa no es así en el totemismo. tienen pues. sus miembros regulares. como los hombres. Un rasgo específico del clan totémico es que el nombre que designa la identidad del clan es el de un objeto material —un tótem-— que creen dotado de propiedades muy especiales. Varias prescripciones y prohibiciones rituales rodean también al emblema totemico. las nubes pertenecen a un tótem y el sol a otro. lo cual 12. un lugar determinado en los cuadros de la sociedad. muestra que éste es el eje de la dicotomía entre lo sagrado y lo profano. 14. y se cree que hay vinculaciones genealógicas entre el individuo y su tótem. el emblema totémico y los mismos miembros dei cían. 13.

FE. 219.scnpctón dnjnümlR do opios sislcmns do clnsiflcación. FE. ¿no es porque dios y la sociedad son lo mismo? El principio totémico no puede ser otra cosa que el clan mismo. De una manera general. es primero y antes que todo un ser que los hombres consideran 19. AS. 1-1-16. es la fuente original de todas las encarnaciones después más particularizadas de esta fuerza general. El desarrollo de la concepción abstracta del mana como fuerza universal sólo tiene lugar. FR. se concibe como una entidad superior.el círculo de las cosas religiosas se extiende mucho más allá de lo que podría parecer al principio. en realidad. «Por tanto —pregunta Durkheim retóricamente—. cf. por ejemplo. 119-150. El tótem así simboliza a la vez la energía sagrada y la identidad del clan como grupo. si es a la vez el símbolo del dios y de la sociedad. 20. 218. entre los indios norteamericanos y en Melanesia. por tanto. se distingue de ellos. cuando se destruye el sistema de clanes totémicos. 18. tanto si existe como una fuerza difusa impersonal como si está personalizado. De ahí que. p. FR. para explicar la existencia de la religión. 7. simplemente por la influencia que ejerce sobre ellas. Pnra uim clp. 15G-7. en grados diversos. p. esta energía sagrada no se diferencia claramente como tal de los objetos que Ja incluyen.» ls Así ninguno de los tres tipos de objetos sagrados que antes hemos distinguido deduce su carácter sagrado de ninguno de los demás. las características inseparables de lo sagrado. 188 }>jivu\. En otras partes. una expresión material de otra cosa». Un dios. Se trata del mana. con cierta extensión en Henri Hubert y Marcel Mauss: «Théoríe généraie de la magie». una fuerza de la que todos participan pero que. El objeto sagrado. sejíún Durkheírn. proceder de una fuente que los comprende a todos ellos. no existe igualmente nada que no reciba. no puede dudarse de que la sociedad tiene todo lo necesario para despertar en las mentes humanas Ja sensación de lo divino. p. . puesto que todos comparten una religiosidad común. En el totemismo australiano. pero hipostasiado y representado a la imaginación bajo las especies sensibles del vegetal o del animal que sirve de tótem».20 La sociedad requiere obligación y respeto. que llega a manifestarse en forma de dioses. pp. ante todo. se da tal diferenciación. pp. porque es para sus miembros lo que un dios para sus fieles. un símbolo. p. la cual simboliza en realidad la superioridad de la sociedad sobre el individuo. deba’ mos descubrir Ja base de la energía general que es la fuente de todo lo sagrado.v' L. espíritus y demonios en las religiones más complejas. la representación del tótem se considera generalmente como más sagrada que el mismo objeto totémico. vol. 15D. Su carácter sagrado debe. 1903. los cuales de por sí no podrían evocar los poderosos sentimientos de religiosidad que se les atribuye. pp. FR. algún reflejo de religiosidad. Durkiirim y Maurs: /‘nmiítt'c Classification. Los objetos totémicos son frecuentemente animales insignificantes y pequeñas plantas. Londres. 201. 295. 17. que se encuentra de una forma difusa y que lo invade todo en el totemismo australiano. 1902-3. sin embargo. Más aún. sino que. donde se denomina 1G. puesto que no existe nada conocido que no sea clasificado en un clan y bajo un tótem. p. FE.i energía religiosa. «No comprende solamente los animales totémieos y los miembros humanos del clan. con todo. Esto demuestra que «el tótem es. Es evidente que no son las sensaciones inmediatas que producen los tótems como objetos físicos las que explican por qué ellos están dotados de fuerza divina. FR.

dedicando a los fines económicos el conjunto de sus actividades. Ahora bien. 121. y que cada clan tiene como tótem propio eí animal o planta que se encuentra con más frecuencia en el lugar de su reunión ceremonial. en estos ceremoniales los hombres se sienten subyugados por una fuerza más grande que ellos.189 superior a ellos. Esto no es teoría idealista. y lo mismo hay que 21. El individuo se ve transportado a un mundo que le parece completamente distinto del de la actividad utilitaria de cada día a la cual dedica la mayor parte de su vida. Sti. lír>K. esta mala interpretación es precisamente la que favorece la idea de que el adopta una posición «idealista» en Las jornias elementales.tomar la forma específica de un tótem? La razón está en que el tótem es el emblema del clan: los sentimientos suscitados por la presencia de la colectividad cristalizan en el tótem como símbolo más fácilmente identificabíe del grupo. en uno de los ciclos.ción. naturalmente.srioit-sjirss and Socir(y. marcadas con un signo distintivo que provoca el respeto. 23. la idea de lo sagrado in slaiu nascemii. I í EL CEREMONIAL Y EL RITUAL ¡ Pero ¿por qué esta fuerza religiosa tenía que . La conciencia de lo divino ha nacido de este fermento colectivo. sin resolver la cuestión de por qué el clan tenía que empezar por escogerse un tótem. Las sociedades australianas alternan cíclicamente su forma de vida. las maneras de actuar a las que Ja sociedad está tan fuertemente inclinada como para imponerlas n sus miembros. por tanto. np. Más . y en el otro ciclo se juntan todos los miembros de los clanes o fratrías durante un período determinado (que puede reducirse a pocos días o durar varios meses). de la sociedad humana. IZfif. pp. Vemos aquí. FR.. II e tomado esta expresión de II. de nuevo en el ceremonial. FE. que en la religión se expresa la autocrca. 2S:>. que tiene generalmente un carácter emotivo sumamente intenso.-" Durkheim intenta mostrar de una manera concreta cómo el simbolismo religioso se va creando cada ve/. como si se trata de meras fuerzas abstractas como las que juegan en el totemismo.31 La ecuación que Durkheim mr/a entre «sociedad» y 'do sagrado» no debe entenderse mal. el fiel se cree obligado a ciertas maneras de actuar que se le imponen por la naturaleza del principio sagrado con que se siente en comunión [. como Zeus o Jahvcb. J9Ü decir de su separación y de superioridad respecto al mundo cotidiano de las cosas profanas. por el contrarío. los sentimientos religiosos se van adscribiendo a las substancias que lo nutren. Nurva York. 218-20. se encuentran. Durkheim no defiende que «la religión: produce la sociedad». p. y del cual crccn que dependen. por esto mismo. Tanto si es una personalidad consciente.mrt 71 mi tes: Cmi. el desarrollo autónomo. y de este modo generan una clasificación de la naturaleza en relación con el tótem. que se le parecen o difieren de él.]. Lo que propone es. Pero deja. sino que se ajusta al principio metodológico según el cual los hechos sociales deben explicarse en términos de otros hechos sociales. cada grupo de parentesco vive separadamente. 2!*ÍW. p. Durkheim sugiere que los objetos totémicos no son más que aquellas cosas con que los hombres están en contacto continuamente.. Empezando por el objeto totémico. Según Durkheim. ' 22. Esta última fase es una ocasión para el ceremonial público. Esto explica por qué la representación del tótem es más sagrada que eí mismo objeto totémico. que proviene de la efervescencia colectiva de la ocasión.

aún, la fuerza religiosa, puesto que proviene de la asamblea colectiva, a la vez que «aparece como exterior a los individuos y como dotada, en relación con ellos, de una especie de trascendencia», «sólo puede realizarse en ellos y por ellos; y en este sentido, por tanto, la fuerza religiosa es inmanente a los individuos y ellos se Ja representan necesariamente como tal»,2'1 De ahí se deduce la tercera característica del totemismo, el que los miembros individuales de 3a colectividad participan de la religiosidad del tótem. Esta explicación muestra por qué es vano intentar definir la religión en los términos del contenido real de Jas creencias. El que un determinado objeto o símbolo se convierta en sagrado no depende de sus cualidades intrínsecas. El objeto más común y corriente puede convertirse en sagrado sí se le infunde la fuerza religiosa. «De este modo un harapo adquiere 21. FR, p. 231. Para una evaluación crítica del análisis que hace Durkheim en este punto, véase P, M. Worí^ey: «Emile Durkheim'g theory of knowledge». Sodoío^caí Revicw, rol. 4, 1&56, pp. 47-62. 191 s.inüd.ui, y un pedazo de papel puede resultar extremadamente precioso.» Esto muestra también por qué un objeto sagrado puede subdividirsc sin perder su calidad de santo. Un trozo cíe 1 manto de jesús es tan sagrado como el manto entero. Taha dar cuenta del segundo aspecto fundamental de la religión: las prácticas rímales que se hallan en todas Jas religiones. Existen dos especies de ritual estrechamente hermanadas. Eos fenómenos sagrados, por definición se distinguen de los profanos. Todo un conjunto de ritos funciona para mantener esta separación: son los ritos negativos o tabúes, prohibiciones que limitan el contacto entre lo sagrado y lo profano. Estas prohibiciones abarcan Jas relaciones tanto de palabra como de conducta con las cosas sagradas. En su forma normal, nada del mundo profano debe entrar en la esfera de lo sagrado sin cambiar de alguna manera. Por esto, para las ocasiones de ceremonial, se ponen especiales vestiduras sagradas y se suspenden todas las ocupaciones temporales corrientes.2'1' Estos ritos negativos tienen un aspecto positivo: el individuo que se somete a ellos se ha santificado a sí mismo y, por ello, se ha preparado para entrar en el reino de lo sagrado. Los ritos propiamente positivos son los que producen una comunión más plena con lo religioso, y los que constituyen el núcleo del mismo ceremonial religioso. La función de ambos conjuntos de ritos se especifica fácilmente, y es un complemento necesario de la explicación que se ha esbozado antes de cómo se originan las creencias religiosas. Los ritos negativos sirven para mantener Ja separación esencial entre lo sagrado y lo profano, de la que depende la misma existencia de lo sagrado; estos ritos aseguran que los dos ámbitos no pasan sus respectivos límites. La función tic los ritos positivos consiste en renovar el compromiso con los ideales religiosos que, de otro modo, se reducirían a! mundo puramente utilitario. Al llegar ia este punto puede reformularse brevemente la relación entrejesie análisis y el que se estableció en La división del trabajo. La unidad de las sociedades tradicionales de grado 25. Soc\o\ogy\ and PhiJosojíhy, p. 9-i. 2G. Hay, sin; duda, eslreclins conexionas entre el ritual religioso y el juego, Durkheim lince (ilusión al origen de loa Juegos en el ceremonial religioso. Sobre este asunto, cf. Rockr Caillois: Man, Play and Gamas, Londres. I{i02. Por supuesto, para Durkheim !oa ceremoniales religiosos son <tr(;-eri;ación* en sentido litera!. ! 192

inferior depende de una firme conscience collective. Lo que hace que una sociedad así sea de verdad una «sociedad» es el hecho de que sus miembros se adhieren a creencias y sentimien tos comunes. Los ideales que se expresan en las creencias religiosas son, por tanto, los ideales morales en que se funda la unidad de la sociedad. Cuando Sos individuos se reúnen en conjunto para el ceremonial religioso, por este mismo hecho reafirman su fe en el orden moral del que depende la solidaridad mecánica. Los ritos positivos que entraña el ceremonial religioso proporcionan así una consolidación moral del grupo, que se repite regularmente; consolidación necesaria, porque en las actividades de la vida diaria en el mundo profano los individuos buscan sus propios intereses egoístas y, por tanto, están expuestos a desentenderse de los valores morales de los que depende la solidaridad de ía sociedad. La única manera de rejuvenecer las representaciones colectivas que se relacionan con los seres sagrados es fortificarlas en la fuente misma de la vida religiosa, es decir, en los grupos reunidos Los hombres tienen más confianza porque se sienten más fuertes; y en realidad son más fuertes, porque ías fuerzas que languidecían se han despertado ahora en las conciencias.27 Existe todavía otro tipo- de rito: el rito «piacular» (expiatorio);. su ejemplo más importante es el que se realiza en las ceremonias fúnebres. Del mismo modo que los sentimientos religiosos de alegría se elevan a un grado febril en la excitación colectiva producida por el ceremonial, también se produce un «pánico de tristeza» en los rituales funerarios.28 Esto tiene por efecto aproximar a los miembros del grupo cuya solidaridad ha sido amenazada por la pérdida de uno de ellos. «Si se llora en común, es porque se interesan siempre los unos por los otros y la colectividad, a pesar del golpe que ha recibido, no se debilita El grupo siente que las fuerzas le vuelven progresivamente; recobra ía esperanza y empieza a vivir de nuevo.>? "!‘ Esto nos ayuda a explicar Ja existencia de espíritus religiosos malévolos. En todas partes hay dos clases de poderes religio 27. FR, pp. 355-6. El «ritmo» de ia vida colectiva se analiza detalladamente en el trabajo de Mauss: «Essai sur les varíations saisonniéros des socíétés eskimos», AS, vol, 9, 1901-5, pp. 39-13028. FR, p. 411. 29. FR, p. 412. 193 sos, por un lado Jas influencias benévolas, y por olro las fuerzas malignas, que traen enfermedad, muerte y destrucción. La actividad colectiva que implican los ritos piaculares nos ofrece una situación paralela a la que da origen a la noción de fuerzas benéficas, salvo que ahora la aflicción es el sentimiento dominante. «Ésta es la experiencia que el hombre interpreta cuando imagina, fuera de él, seres maléficos cuya hostilidad, constitucional o temporal, sólo puede aplacarse con sufrimientos humanos.» no LAS CATEGORÍAS DEL CONOCIMIENTO En el totemismo' el principio divino 3o invade todo mucho más que en las formas de sociedad más complejas. En las sociedades religiosas australianas descubrimos ideas que deben haber constituido en todas partes la fuente original de todos los sistemas de ideas que posteriormente se diferenciaron. La clasificación (otémica de la naturaleza proporciona la fuente originaria de las categorías lógicas o clases dentro de las cuales se ordena el conocimiento. La clasificación de objetos y propiedades en la naturaleza se construye a base de la división de las sociedades en distintos clanes totémicos. «La unidad de estos primeros sistemas lógicos no hace más que reproducir la unidad de la sociedad.» Esto no significa que la sociedad estructure totalmente la

percepción de la naturaleza. Durkheim no niega en ningún momento la existencia de diferencias biológicamente dadas en la percepción sensitiva inmediata, sino que, al contrario, indica que la clasificación más embrionaria presupone cierto reconocimiento de semejanzas y diferencias sensitivas. El peso de la explicación de Durkheim está en que estas diferencias naturales no forman el eje del sistema de clasificación, sino que constituyen solamente un principio secundario de ordenación:3" «La sensación de semejanzas es una cosa, y la idea de clase o género es otra. El género es el marco 30. FR, p. 121. 31. FR, p. 152. 32. Sin embarco, esto introduce diflctiltndes do circulnrulnd en In teoría de Durkheim. Cf. TAnsoss, p. 4 17. 194 externo, cuyo contenido lo forman, en pane, !os;objctos que se perciben como semejantes.» La existencia de géneros lógicos significa la formación de dicotomías claramente deslindadas. Sin embargo, la naturaleza manifiesta una continuidad en el espacio y el tiempo, y la información sensitiva que registramos a partir del mundo no está ordenada de esta manera discontinua, sino que se compone de «imágenes vagas y flotantes»/3 De modo que la misma noción de genero lógico, y la distribución jerárquica de las relaciones entre categorías procede de la división de la sociedad en clanes y fratrías. Pero el modo como los objetos se colocan dentro de una categoría más bien que en otra, viene influido directamente por las diferencias sensitivas. Por ejemplo, si el sol está en una categoría, la luna y las estrellas se colocarán generalmente en la categoría opuesta; si la cacatúa blanca está en una categoría, la cacatúa negra se pone en la otra. Del mismo modo que las categorías axiomáticas en cuyos términos se ordena el pensamiento abstracto proceden de la sociedad, sucede también así con las dimensiones fundamentales de fuerza, espacio y tiempo. La fuerza religiosa elemental es el modelo original del que procedió el concepto de fuerza, que más tarde se incorporó a la filosofía y a la ciencia natura!/'1 Lo mismo sucede con las demás categorías aristotélicas: 3a noción de tiempo encuentra su prototipo original en el carácter periódico de la vida social; y la de espacio, en el territorio físico ocupado por la sociedad. El tiempo y el espacio no son, como sostuvo Kant, categorías inherentes a la mente humana. Sin ninguna duda, todo individuo es consciente de vivir en un presente que es distinto del pasado. Pero el concepto de «tiempo» no está personalizado; implica una categoría abstracta que comparten todos los miembros del grupo. «No es mi tiempo el que está así organizado; es el tiempo en general 33 Esto tiene que haberse originado a partir de la experiencia de ía colectividad: las divisiones temporales de años, semanas y días arrancan de la distribución periódica de las 33 FR, p. 154; FE, pp. 20S-9. 34. Durkheim advierte que esto ya ia había indicado Compte. Pero Comple dedujo erróneamente que la ido» de fuerza estaba destinada a desaparecer de la ciencia, ♦ pii^?, por pus oríirenr's místicos, le negaba todo valor objetivo*. FR, pp. 212-3. 35. FR, p. 1G. 195 jame, la noció»’! de «espado» presupone algún punto fijo origi i);)]; no puede haber «nonc» o «suv», «derecha» o 'í/xquierda» sin cierta pama común a partir de la cual

pp. Durkheim no propone aquí una simple forma de «materia. Ahora bien. FR. p. Pueden darse ejemplos bien directos: en algunas sociedades australianas. como tampoco. El racionalismo. está en que demues. corno a veces se ha entendido. dei mismo modo que la vida ¡ mental del individuo depende del sirtema nervioso y hasta del organismo emero. El territorio que ocupa la sociedad proporciona este punto de referencia.™ i Como teoría del conocimiento. depende de su substrato y lleva su marca. si se los compara con las sociedades tradicionales. porque tales normas sólo pueden sobrevivir si se les otorga respeto y si se las considera como inviolables. una teoría que postula la existencia de un conjunto invariable de conexiones entre la organización social y las ideas colectivas. rcincidc en el idealismo. 352-351. porque los símbolos v aderezos de la religión inspiran actitudes de veneración. al que Durkheim denomina «el aspecto intelectual» del individualismo moral. En este punto tiene una I importancia especial la relación entre el racionalismo moderno ‘ y la moralidad secularizada. el mantenimiento de la autoridad moral requiere que las ideas morales estén «como rodeadas de una barrera misteriosa que evite Ja familiaridad con ellas de los tranagresores. y a la naturaleza cada vez más diversificada de los procesos sociales que están en su base. ¡ i 196 ¡ colectivas que no posean un carácter «sagrado». reflejando la forma circular del campamento. La importancia de Las formas ele. Pero la conscicncc collcctivc es otra ensa que un simple epifenómeno de su base morfológica.\ mentales. cn'ef pensamiento de Durkheim.I ii :¡fí.a7 Esta característica se conserva fácilmente cuando la religión y la moralidad se identifican. Por cierto. el espacio se concibe en forma de círculo. y las ideas evolucionadas colectivamente: Sin duda consideramos evidente el hecho de que la vida social . dentro de las condiciones de su aplicación. se esfuerza en poner de relieve que esta opinión parte de la premisa de la intcrrelacíón dinámica entre el «substrato» de la sociedad. En realidad. por el que a menudo se crítica la obra. Aunque han cambiado radicalmente tanto el contenido como la forma del orden moral que se encuentra en las sociedades contemporáneas. y el círculo espacial se suhdividc según la posición ■de cada clan en c! mismo campamento.lismo mecanicista».que tiene Durkheim del proceso de desarrollo social se refiere al carácter cambiante de los sistemas de ideas que se encuentran en (as sociedades contemporáneas. Una consecuencia de ello es la exigencia de una «moralidad racional». Esta es la . •!3">: vf'asc niíts adi-lanli'. no hay realmente solution de continuité entre las formas de solidaridad tradicionales y las modernas. va penetrando cada vez más en el mundo moderno. Pretender borrar de la moralidad todos los vestigios de la religión puede traer como consecuencia un rechazo de todas las normas morales. del mismo modo que el dominio de lo religioso está protegido del alcance de lo profano». un aspecto básico de la concepción general . la tesis propuesta en Las formas demolíales tiene ante todo un carácter genético: no es. del mismo modo que la conciencia individual es.otra cosa que una simple florescencia del sistema nervioso.éstos puedan considerarse o distinguirse. en otras partes de Las formas elementales.

de los dos polos de todo pensamiento. y el hombre por otra. 327. producto de la sociedad. Moral Education. Cf. 198 a ejercer una continua inspección sobre sí mismo [.» n En otro jugar. en la obrn do Wolff. 332-4 y 32G-7. ES. no pertenecen a ningún individuo concreto. ‘18. su nasuraleza egoísta queda rccubicrta en parte con lo que aprende de la sociedad. pp. «impersonales» en el sentido tic que están unlversalizados. p. -12. 197 universal no puede ser fortuita. Se cree que el cuerpo reside en el mundo material. «La vida mora! no ha podido ni nunca podrá desprenderse de todas las características que tiene en común con la re 1 í.]• Así.. y debe fundamentarse en alguna dualidad intrínseca a la vida humana en la sociedad. 9-11. y no implican una relación con ninguna otra persona. ni completamente ilusoria. la naturaleza por una parte. el hombre se ha concebido a sí mismo como dos seres distintos. 10. Ibid. por otro. el cuerpo y el alma. y el alma en el ámbito discontinuo de lo sagrado. se ven obligadas a mantener un carácter sagrado. En el pensamiento religioso de todas partes.. p. 290.jíióii. pp. 41.razón porque.. esto también tiene que leerse dentro de una dimensión histórica. /jVrohiftO)t védatjogiquc. 38. se ve obligado 39. enmo el hambre y la sed. Una creencia 37."8’ RACIONALISMO. por un lado.» Socio2o£fy and Philosophy. en gran parte. sino en estados interiores del alma. son «necesariamente egoístas». y ¡as neccsidades sensitivas. si bien las necesidades sensitivas son «el tipo par excellence de las tendencias egoístas». La personalidad de cada individuo tiene de este modo un lado egoísta. Las exigencias morales de la vida en la sociedad no pueden ser totalmente compatibles con las inclinaciones egoístas: «la sociedad no puede formarse o mantenerse sin que a nosotros se nos pida hacer perpetuos y costosos sacrificios». la virtud y la piedad no consisten en actuaciones materiales. aun cuando se desprenden de su fundamento original en la ley divina. naturalmente) que sabe sólo de sensaciones y cuyos actos vienen regidos por las necesidades sensitivas. «El dualismo de la naturaleza humana y sus condiciones sociales».'*2 El cristianismo. «Nuestro propio egoísmo es. es la fuente inmediata de la que procede el individualismo moral moderno: Puesto que para el cristiano. p. Durkheim dilucida esto por medio del análisis histórico. al mismo tiempo que es un ser social. Esta diferenciación tiene un aspecto muy importante. p.10 De todos modos. Pero a medida que ei niño se va socializando. La sensación. 33S. -10. p.El pensamiento conceptual y las reglas morales son. y más específicamente el protestantismo. y el pensamiento conceptual y las creencias morales. Pueden seguirse las huellas de esta dualidad hasta la diferenciación e/iire !a sensación. resulta que el . ÉTICA Y «CULTO AL INDIVIDUO» De nuevo este análisis puede cotejarse con la teoría expuesta anteriormente sobre la mezcla primitiva de religión y moralidad. Todo hombre empieza su vida como un ser egoísta (aunque no como un ser anómico. por el hecho de que se refieren a los apetitos del organismo individual. por el contrario. hay varios deseos egoístas que no provienen directamente de las necesidades sensitivas.

dividuülismo lio procede en ningún sentido del egoísmo y. p. aunque ocurre de forma irregular en diferentes períodos de la historia occidental. 323. pero ahora el cristianismo va siendo suplantado por objetos y símbolos sagrados de una nueva especie. j ! 199 sino producir¡ un incremento de egoísmo en comparación con las . en los cuales se glorificó a la libertad y a la razón. de 3a vida misma y no de un pasado muerto puede salir un culto vivo. y en ellos surgirán nuevas ideas y se descubrirán nuevas fórmulas que sirvan por un tiempo de guía para la humanidad | La Revolución francesa dio el impulso más ¡decisivo al crecimiento deí individualismo moral en los tiempos modernos. aunque aquello ayudó a que nacieran los ideales que dominan nuestra vida. p. DTS. de por ¡sí no produce un «egoísmo moral que impediría toda solidaridad». el ardor colectivo de aquellos tiempos fue efímero. FE. Pero este estado de incertidumbre y de falta de orden y concierto no puede durar pan siempre. artificialmente despertados. Vendrá un día en que nuestras sociedades conocerán de nuevo : aquellos tiempos de ¿fervescencia creadora. puesto que es el resultado de los profundos cambios en ía sociedad que se explican con detalle en La división del trabajo. FR.i solidaridad mecánica.. se encuentran en los sucesos de la Revolución francesa. dice Durkheim. pues están encadenados a sus propios deseos inagotables: . ] . y de su relación con el orden moral. y es ésta la que lo separa decisivamente del egoísmo. Sí bien eí individualismo no puede j ! 43. el avance tic la ¡investigación científica sólo puede proseguir dentro de un marco de reglas morales que imponen el respeto a las opiniones] de los demás. p. 4t La ética cristiana procuró los principios morales sobre los que se funda el «culto al individuó». la publicación de los resultados de las investigaciones y el intercambio de información. lejos de traer tíonsigo la anarquía en el ámbito de las ideas. sino en la difusión de sentimientos jcompletamente contrarios al egoísmo: la compasión por el sufrimiento humano y el deseo de justicia social. en la cual ios individuos no son libres. La libertad no puede identificarse con la liberación de todas las sujeciones. por tanto. ín! in. i 44. los antiguos dioses envejecen o mueren. Pero el progreso del individualismo.. Pero. esto es la anomía. por consiguiente.pensamiento de las sociedades cristianas ha venido a gravitar sobre el segundo [. El mundo moderno se encuentra. 438. en un vacío moral: En una palabra. La tendepcia hacia el incremento del individualismo es irreversible. DT.''5 El sentimiento del valor supremo del individuo humano es así un producto de ía sociedad. Ejemplos clarísimos de ello."1 La actividad científica nos da un ejemplo de esto. Ibídp. no es el producto específico de ninguna época concreta. su desarrollo ocurre «sin detenerse. j 45. Esto es lo que ha hecho vana la tentativa de Compte de organizar una religión con viejos recuerdos históricos. pp.sociedades] dominadas por l. L1 espíritu de libre investigación encarnado en ia ciencia es una rama intelectual del individualismo moral. 147. El «culto al individuo» nó se basa en el egoísmo. a lo largo de toda la historia». 146. y no han nacido otros. Esto está en e! fondo del concepto que Durkheim tiene de la libertad. y hubo un alto grado de entusiasmo colectivo estimulado por un «ceremonial» público. Pero. $10-11.

]. ]»1h La disciplina.. British Journal o/ Sociology. es ser dueño de sí mismo [. Johíj Horton : *The de-humanisat ion of anomie and aiienation». que no funcione según determinados principios reguladores. es un componente esencial de todas las reglas morales. el hombre debe sujetarse a la autoridad moral presupuesta por la existencia de la sociedad.■*7 Es un error básico. que defiende los derechos del individuo. Vistos en este contexto. Para •ttí. 52.Pero. 12). porque «ser libre no es hacer lo que a uno le placc. 7-13. No hay ningún tipo de organización de vida. Los dilemas con que se encuentra la forma moderna de sociedad. vo!. no van a resolverse por medio de una regresión a la disciplina autocrática propia •1S. en dependiente de ella. la coerción social) en un sentido universal y abstracto. Colocándose bajo las alas de la sociedad. puesto que sólo per su condición de miembro de ía sociedad obtiene toda ia libertad de que disfruta.. Education and Sociolo¿iy. 72.. «[^'individualismo el les íntcllfictuelsj\ pp.*10 Las nociones tanto de egoísmo como de anomía deben entenderse dentro del ámbito de la concepción general del desarrollo de la sociedad que se expone en La división del trabajo.] los derechos y libertades no son cosas inherentes al hombre como tal [. Por no haber introducido el elemento histórico dentro del análisis que hace Durkheim de este tema. 1961. Adviértase la afirmación de Durkheim sobre este punto: «De la creencia en ia necesidad de ia disciplina no se sigue eí que la disciplina deba implicar una sumisión ciega y serví!.*■ Moral Education. El individuo se somete a la sociedad y esta sumisión es la condición de Su liberación. defiende al mismo tiempo los intereses de la sociedad {.. 15. el egoísmo y la anomía no son simples problemas funcionales con los que se encuentra todo tipo de sociedad en grado equivalente: el egoísmo y la anomía vienen estimulados por eí mismo individualismo moral que es el resultado de la evolución social. que en la sociedad sólo pueden ser reglas morales. «Así o! individualista. 283-300. 1956.. hasta cierto punto. Sociology and Phitosophy. tenuamente velada. por ejemplo. la tesis de Durkheim tiene como punto substancial el afirmar que no son idénticas todas las formas de reglamentación moral.. esto lo consigue oponiéndoles la fuerza grandiosa c inteligente que es Ja sociedad. Glencoe... sino una transformación de los vínculos sociales [. Véase. por tanto. . Pero se trata de una dependencia liberadora. 49. 90. Su emancipación progresiva no implica una debilitación. 17. bajo cuya protección se cobija.. indica Durkheim. en realidad. muchos críticos han supuesto que las opiniones de éste representan una razón teórica.]..[. y lo mismo hay que decir de Ja vida social. a favor de una doctrina política autoritaria. La sociedad es una organización de relaciones sociales. La sociedad ha consagrado al individuo y lo ha hecho preeminentemente digno de respeto. sostiene Durkheim. no puede yuxtaponerse simplemente a la «falta de reglamentación» (la anomía). y por este mismo hecho implica la regulación de la conducta según principios establecidos. la «reglamentación» (la sociedad. Para el hombre la libertad consiste en su liberación de las fuerzas físicas ciegas c irracionales. creer que autoridad moral y libertad son opuestos que se excluyen entre sí. A partir de lo que afirmaba anteriormente se demuestra el error de los que opinan que la disciplina equivale inherentemente a i a limitación de la libertad y autor realización humanas. En otras palabras. p. se convierte también. en el sentido de control profundo de los impulsos. 200 Durkheim no hay contradicción en esto. L1 hombre sólo puede disfrutar de los beneficios que la sociedad fe ofrece aceptando la reglamentación moral que hace factible la vida social..I» {p. p. p. 50. pp.

lo cual . sino por medio de la consoli.201 de las sociedades tradicionales.| dación moral de ja división diferenciada del trabajo. 202 . requiere unas formas de autoridad completamente distintas de I las que señalaron a los anteriores tipos de sociedad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful