Está en la página 1de 5

2009

Salvemos a los árboles de
San Pedro

Árboles de San Pedro
vocesdesanpedro@gmail.com
http://www.arbolesdesanpedro.blogspo
t.com/
04/03/2009
2

Salvemos a los árboles de San
Pedro
Una propuesta vecinal para la conservación de los árboles de la
Parroquia San Pedro.

Introducción

La calidad de vida de una ciudad y de sus habitantes, está íntimamente
relacionada con la calidad de sus árboles. Numerosos son los estudios
que señalan las múltiples ventajas ambientales, psicológicas y hasta
financieras que representan los árboles para los residentes de un barrio
y urbanización, trabajadores y para los caminantes de la ciudad. No
obstante todos los días los llamados árboles urbanos sufren numerosas
agresiones. Caracas es un triste ejemplo de este deterioro y
lamentablemente la Parroquia San Pedro es una de las más afectadas
por este problema. Esta situación ha sido la razón para que un grupo de
vecinos hayamos decidido poner manos a la obra para conservar a
nuestros árboles. Este documento recoge en primer término un breve
diagnóstico de la situación y en segundo término presenta un conjunto
3

de recomendaciones a la consideración de la Junta Parroquial de San
Pedro.

Diagnóstico

De manera intensa y sostenida se han venido talando los árboles de
nuestra parroquia. Algunos (los menos) con permisos de la Alcaldía y de
la Junta Parroquia y otros (la mayoría) de manera ilegal. De las dos
maneras el resultado es el mismo, la rápida desaparición de árboles de
más de 50 años para dar paso a estacionamientos o a huecos llenos de
escombros y/o basura.

En nuestro “rinconcito virtual” hemos hecho un seguimiento de esta
situación. Ver http://www.arbolesdesanpedro.blogspot.com/

La problemática se puede resumir en 5 temas:

1.- Ausencia de coordinación entre la Alcaldía, la Junta
Parroquial y los vecinos para la permisería de tala.

Según el MARN, este ministerio es el único ente autorizado para otorgar
permisos de tala. No obstante sabemos de permisos que han sido
otorgados por la Alcaldía y se nos dice que por la Junta Parroquial. Y
cuando estos permisos son otorgados, se suelen alegar que los árboles
están enfermos, lo que no es cierto en muchos casos. En todo este
proceso de permisería, no hay ninguna participación de la comunidad.

2.- Incumplimiento de las medidas compensatorias.

La normativa vigente señala que en el caso de que un árbol sea talada
por razones válidas, la persona que solicita el permiso está obligada a
ejecutar una medida compensatoria que consiste en la siembra de 10 a
20 árboles. En la parroquia podemos afirmar que no se ha sembrado
ningún árbol como medida compensatoria.

3.- Ausencia de un plan de conservación, protección y
mantenimiento de los árboles.
4

Se desconoce cuántos, cómo son, cómo están y donde están los árboles
de la parroquia. Este desconocimiento favorece que se señalen como
enfermos árboles que no lo están y que los que lo están realmente
enfermos o que están dañando las aceras no sean controlados y de ser
necesario talados.

4.- Los vecinos y comerciantes desconocen la normativa legal
que prohíbe talar árboles sin permiso y las penalidades que
conlleva ese tipo de delito ambiental.

Se suele “buscar” a particulares y hasta instituciones para que talen los
árboles, lo cual suele suceder a plena luz del día, ante la mirada
indiferente de algunos pero en algunos casos impotentes de algunos
vecinos que no están de acuerdo pero no saben qué hacer.

5.- Los vecinos preocupados por la situación de tala
indiscriminada, hemos venido realizando algunas acciones pero
su efecto ha sido muy reducido ya que carecemos del apoyo
necesario.

Se hacen denuncias, hay enfrentamientos con los que talan, se informa
de la situación (prensa e internet) y se siembran árboles no obstante la
situación se hace cada día más grave. Es urgente el apoyo de las
instituciones legales, sino en pocos años tendremos una parroquia sin
árboles.

Propuesta

De la amplia problemática, consideramos que para iniciar una trabajo
conjunto entre los vecinos y las instituciones es necesario acometer
inmediatamente las siguientes acciones:

1.- Convocar una Reunión de Coordinación Ambiental de la Parroquia
San Pedro con el objetivo de coordinar la permisería de tala de árboles .
Sería convocada por la Junta Parroquial y participarían los vecinos, la
Dirección de Control Urbano de la Alcaldía de Caracas, el Ministerio del
Ambiente (Zona Capital) y los Bomberos de Caracas.

2.- Preparar una comunicación firmada por la Junta Parroquial dirigida a
los vecinos, comerciantes, clínicas, colegios; recordando la prohibición
5

de talar árboles sin permiso y señalando las sanciones que se aplican a
los infractores.

3.- Designar un grupo de trabajo formado por miembros de la Junta
Parroquial y vecinos, que se reúna por lo menos una vez al mes para
definir un plan de actividades para la conservación de los árboles y
haga seguimiento de los acuerdos que a los que se llegue en la Reunión
de Coordinación Ambiental de la Parroquia San Pedro.

4.- En ocasión de la Semana de la Conservación en mayo 2009 realizar en la
Parroquia una actividad educativa de tipo ambiental que informe sobre el valor
de los árboles de la parroquia y la importancia de su conservación. El grupo de
vecinos que respaldamos está propuesta estamos más que motivados para
apoyar esta actividad.

Conclusión

La tala indiscriminada es un problema con muchas causas y consecuencias ,
por ende atacarlo implica muchas acciones. Las cuatro acciones que
planteamos son las que consideramos que se constituyen en un primer paso,
son sencillas pero pueden significar una diferencia.

Arboles de San Pedro

vocesdesanpedro@gmail.com

Caracas, 04 de marzo 2009

Intereses relacionados