ALICIA DARK
Eleanor Smith

2

El bosque oculto de la felicidad

Era una tarde apacible donde el cielo rosa se mezclaba con tintes violetas y azulados. Parecía que el atardecer estaba llegando a su fin para dar lugar a una noche calma y llena de belleza. Esa belleza que se siente en el aire, la atmósfera que todo lo envuelve y embriaga los sentidos de las personas. En ese contexto, la doncella Helena, mujer de cabellos oscuros azulados y piel delicadamente pálida, entró a los aposentos de la reina Mara, su hermana. La habitación era amplia, con muebles de madera muy finamente tallados. Las ventanas cubiertas por largas y pesadas cortinas púrpuras y en los extremos candelabros llenos de velas para que siempre el cuarto estuviese iluminado. Helena no halló a su hermana pero sí al rey Demian quién sentado al borde de su cama, hojeaba un libro muy interesante sobre cartografía antigua. - Buenas tardes Su Majestad, o quizás buenas noches ya. Estoy buscando a mi

3

Parece sumergida en un egoísmo que no tiene fin. ¿Sabes cuánto hace que no compartimos el lecho juntos? Dice que mi compañía le arruga su ropa de dormir o que no soporta mi aliento cerca. .Demian cuánto lo siento. No.No digo que sea mala. Sólo que parece enamorada de sí misma. no he visto a Mara y espero no verla por mucho tiempo. 4 . . no me trates de usted.Déjame pensar…. ¿Ha sucedido algo? .Demian.Está bien. Estas preciosa y por favor. ¿Hay algo que puedo hacer para ayudarte? . que le quita el sueño y ella como reina debe descansar para lucir siempre joven y hermosa. discusiones sin sentido y avaricia. .Buenas tardes Helena.hermana ¿La ha visto? .Estoy cansado de sus desplantes. . Sé que mi hermana tiene un carácter difícil pero creo que en el fondo no es mala. es la costumbre Su Majest… Demian.el rey caminó unos minutos en silencio a lo largo de la habitación con una de sus manos sobre el rostro.

lleno de árboles frutales y pájaros multicolores. Dichas estas palabras. . en aquel sitio. se encontraron frente a un bosque intensamente verde. Una vez atravesada la misma. curiosidad por saber adónde llevaba todo aquello.¿Qué es este magnífico lugar Demian? No lo había visto nunca.¿Qué es? . el sol brillaba cálidamente como si fuese mediodía. Helena sentía sorpresa por el descubrimiento pero a su vez. Tomó de la mano a Helena y la llevó consigo escaleras abajo. . al fin decidido miró a Helena a los ojos y dijo: . A pesar de que en el reino estaba anocheciendo.Parecía dudoso sin embargo. . el rey tocó un cuadro de la pared y ésta se abrió mágicamente dejando delante de los mismos una especie de pasadizo secreto. el rey abrió una puerta azul llena de símbolos raros pero hermosos que produjeron en Helena cierto embelesamiento.Sí.Es el bosque oculto. Nadie sabe de su 5 .Acompáñame. Hay algo. Cuando terminaron de bajar los escalones.

6 . pero también de tu sencillez y simpleza. abandonarlo todo si así estaba realmente dispuesto y comenzar una nueva vida rodeado de hermosura y tranquilidad. Estoy enamorado de ti. De tu preciosidad sí. Con esto quiero decirte que te he elegido para que seas mi compañera en este nuevo reino. en este caso podría estar hablando de la reina. salvo el mago Medrián y yo. La doncella a pesar de la confusión que sentía inicialmente. sino que me refiero a la maldad que encierran algunas almas. no se negó a la demostración amorosa del rey e hizo lo mismo. Es un sitio reservado para el amor y la calma cuando estos ya no son posibles en el mundo común. Dicho esto. Lo llenó de besos mientras acariciaba sus cabellos ondulados. El reino de la felicidad Helena. es verdad. Medrián me dijo que.existencia. podría venir aquí. el día que estuviese agotado de tanta miseria humana y no lo digo por la pobreza de las personas. Demian besó dulcemente los labios de Helena. Ya no puedo ocultarlo. Tu bondad es lo que te hace aún más linda.

rey y doncella. jugó con sus dedos entre las partes íntimas de la doncella. Se besaban y tocaban sin pausa pero sin perder la sensación de estar escribiendo un poema con sus almas.La ternura dio paso a la pasión y así. El rey comenzó por acariciar los cabellos azulados de la doncella para luego besarle el cuello. Luego era 7 . mientras ésta lo abrazaba. Sus lenguas se unían. De a poco pero con decisión. sus cuerpos llenos de deseo. Demian lamía los senos de Helena y Helena suspiraba y gemía como si estuviese siendo transportada a otro planeta. El clítoris de Helena se humedecía con intensidad a medida que Demian aumentaba la velocidad de sus caricias. sentía a su miembro endurecerse cada vez más. fueron quitándose la ropa hasta quedarse completamente desnudos. sólo cubiertos por las flores y el canto de los pájaros de música de fondo. Demian por su parte. Demian introdujo sus manos por dentro del vestido lavanda de Helena y así. sus manos besaban el cuerpo del otro. se acostaron en una especie de colchón de flores que impregnaba con su aroma.

el amor que ésta sentía por él. Helena despertó con los labios de Demian sobre su cuello para luego susurrarle al oído: . Finalmente. el mundo del tiempo detenido. ¿Quieres ser mi compañera poética? 8 . como lo estaba sintiendo en aquel instante.Buenas tardes mi reina. rozando con su lengua su pene. Demian penetró a Helena suavemente mirándola a los ojos y entonces supo que no se había equivocado en elegir a aquella mujer para que lo acompañase en esta nueva vida. Demian y Helena.el turno de Helena de hacerlo gozar a Demian sin límites. se quedaron dormidos. Supo que la amaba como nunca había amado a Mara y también leyó en los ojos negros de Helena. envueltos el uno en los brazos del otro. luego de amarse con tanto corazón palpitando al mismo ritmo. Te adoro y deseo de aquí en más que habitemos para siempre. hasta sumergirlo entero en su boca. Después de unas horas. de fundirse ambos en un orgasmo que era melodía del cielo. Demian extasiado le decía que era hermosa y que nunca había sentido tanto placer al momento de hacer el amor. Helena y Demian.

para habitar el amor y la belleza. nos apareceremos en sus sueños y les regalaremos la opción de venir hasta aquí.Sí. pero no sólo para nosotros. . el sufrimiento y la angustia.¿Podemos ponerle un nombre a éste. A medida que las personas vayan siendo invadidas por el dolor. mi vida. Para luego preguntar . nuestro nuevo reino? . Se llamará: “El bosque oculto de la felicidad”. Fin 9 . quiero. .dijo Helena.Sí.

10 . No sólo sábados. te espero en la ficción real de los sueños. Sábados. Y demás días. Entre amapolas. besos y 3' 14.Amar.

O la belleza acaso de piernas que se abren y entregan a la furia recurrente para alcanzar dosis de lluvia en tardes azuladas. Nadie me las regala pero tampoco tengo jarrón chino ni habitación. No soy una opción nunca. a decir verdad. tal vezsobre un jarrón chino. sobre el escritorio de mi habitación. El beso rojo de la ilusión en noches fieras y salvajes 11 . No hay flores blancas -orquídeas o jazmines.¿por qué no soy vos? ¿Por qué no soy vos? siempre me lo pregunto.

Quizás sea la última vez del amor o el abrazo. La sangre se derrama en el suelo y en mi ventana rota sin cortinas ni siquiera los pájaros se asoman. ¿Por qué no soy vos? siempre me lo pregunto. Canciones viejas -jazz o bluessándalo dulce y Henry Miller compañeros 12 .envueltas en poemas que bendicen: son la cópula perfecta de otras y otros que sólo mienten y que a mí jamás llega. recordando siempre que no soy opción.

13 .del naufragio perfumado del infierno y todavía me pregunto ¿por qué no soy vos? Tal vez se trate del deseo inmenso de ser elegida alguna vez y que mi sonrisa y ojos negros queden enmarcados en un retrato que no sea ausente en un jardín verdoso y húmedo.

Pájaros de la noche y azules perfumados que.antes/ahora ausencia más allá de cualquier zona prohibida hay un espejo para nuestra triste transparencia Alejandra Pizarnik Frente al espejo observo mi cuerpo demacrado y pálido cómo es envuelto por recuerdos melancólicos. me elevaban a través de manos y roces y bocas 14 . en instantes gloriosos.

Sí: respiro la ausencia del blanco. bajo un sometimiento permitido podría decir fui feliz. Nunca. 15 . Solitaria enciendo luces y busco mi ropa observando como él se pierde en el fondo de los minutos ya acabados. Y sé que no pertenezco. a pesar de todo. a nadie.y gritos calmos. A nada. Ahora la fuerza suicida motiva la belleza de mi paranoia y entonces. en definitiva. la sigo.ni a mí -muertao a la muerte misma. Ni a él -vivo. Prendo un cigarrillo y respiro. En éxtasis.

Pero no. a pesar del sol.presencia Las manos me sangraban incluso antes del disparo. caminaba sin cigarrillos sin morfina 16 . despiadadapara llevarme una muestra suya de recuerdo. Como previniendo la noche en el día bajé a la ciudad siempre nublada. Necesitaba cigarrillos y una dosis de morfina para adormecerme respirar con calma o mostrar mi costado repugnante sin sentir culpa: quería chupársela con violencia-ser suciahasta hacerle eyacular estrellas a media mañana o clavarle los dientes en el cuello -ser cruel.

Florecer los dosHasta que comprendí la diferencia de conceptos entre coger y amar. Así. 17 . Ahogándome entre la multitud desentendida y apurada evaporándome con el acorde de una música que sonaba en mi cabeza -Florecer mirándote a los ojos. perfección.sin sexo fuerte ni estrellas. liberé al cuerpo del dolor admitiendo la felicidad y la luz: la luz me envolvió.

18 . El silencio: soy la furia contenida. incapaz de expresar amor o dolor. por partes iguales.mundo hermoso El mundo es demasiado hermoso para soportar la inmundicia que desprendo. La decadencia de mis manos que no saben obrar más que batallas perdidas.

por ejemplo. bajo techos húmedos y suelos polvorientos. No queda otra opción más que la muerte dulce. Quizás cerrar los párpados y rezar por un poco de luces entre tanto mar y horas. 19 . Tal vez una canción que arañe el recuerdo distante a la belleza que nunca tuve o que tímidamente. carentes de perfumes o mugre. Suciedad de cuerpos que se destrozan y arman de nuevo. insinué en breves ocasiones.Las noches azules. bendiciendo esa entrega arrojando estrellas a sus ojos. Y qué vacío mi firmamento de este lado. por comparar apenas. Ventanas abiertas en los cielos de otros.

20 .partículas II I una cosa hasta no ser toda. II disparo mi cuerpo para que viva. es silencio. es ruido y toda. III suicidio de terciopelo besándome infinitamente la plenitud de mi noche.

VI viajo en la luz soy viento estallan al vacío mis pétalos. el jardín se perfuma de cigarrillos en la mañana alada y verdosa. V mi cabello se incendia de flores. 21 .IV fumo la noche con las manos siembro jardines en la mañana.

VII somos poesía en estado salvaje. En el cementerio reinará un silencio de muerte y la gente se mirará 22 . – primavera sombría “Saca del armario un pijama más bonito y se lo pone. Se mira al espejo por última vez. Imagina el golpe que su cuerpo dará en el suelo y las manchas de tierra y de sangre que habrá en el pijama.

En vista de que no se mueve.. "Se acabó". y antes de que sus pies se separen del alféizar. Y piensa también en el duro y estrecho ataúd.) Ya está casi oscuro en la habitación." unica zürn – 23 . ¿Y si no se mata al caer y la salvan? (. El animal mete la cabeza entre las piernas de la niña y empieza a lamer. Estará rígida como un soldado. se tiende a su lado llorando suavemente. Le parece encantadora y empieza a sentir compasión de sí misma. Cae de cabeza y se desnuca. para que no les ocurra lo mismo. dice en voz baja. en el que no podrá estirar los brazos y las piernas como hace en su cama blanda. se sujeta con fuerza a la cuerda de la persiana y ve su oscura silueta en el espejo.. Su cuerpecito queda extrañamente doblado sobre la hierba. Se sube al alféizar. Ya le es indiferente morir "en suelo extraño" o en su jardín.con ojos de culpabilidad: ¿No sabéis que aquí hay una niña que se mató por amor? Y en adelante los padres serán menos severos y más cariñosos con sus hijos. ya se siente muerta. Sólo llega a la ventana el resplandor de una farola de la calle. El primero que la encuentra es el perro.

quedarán tatuadas para siempre en la eternidad de los sentimientos amables pero ante todo: ciertos. plagados de deseo. 24 . La luna atravesará la ventana sin cristales bendiciendo a los cuerpos que. mutaran a terciopelo o quizás poemas o lápidas de un cementerio inundado de orquídeas y mariposas negras que. se mancharan y un suelo amaderado donde arrojaremos las ropas con calma pero también. Yo leeré a Sbarra mientras él acariciará mis labios con la yema de sus dedos incendiando los besos y así perecer los mismos entre las páginas.quizás hiroshima Quizás Hiroshima explote una noche en la cual mis manos estarán azules de la nostalgia para volverse amarillas ámbar perfumando el cielo raso de una habitación con sábanas blancas que.

libres en jardines desprendiendo su perfume al cielo. 25 . Sueño con mis manos enredadas en sus cabellos. A veces incluso. Como tampoco sé disfrutar de las flores en ramos: las prefiero sueltas. Y los cigarrillos se terminan pero no el deseo. las piernas abrazándolo fuerte fuerte fuerte. sueño. recen por otros instantes infinitos de poesía cuando al fin pueda decir “te amo” con la carne viva. invadiendo las narices.no sé No sé decir “te amo” cuando amo y debería. Quizás la lluvia se guarde en una taza de cristal amarillo y los párpados abriéndose. quitándole el aire que cae a mis ojos negros para envolverme. O también los pájaros que se asoman a mi ventana cuando les arrojo migas de pan y cantan bendiciendo el día que se transforma en noche al momento de la siesta y lo pienso. tal vez los cuerpos.

De toda la vida misma. salto. Otras. Entonces renazco suspirando sabiéndome dentro de la lluvia cristalina del silencio. aquél que sabe a olvido y destierro. A veces muero lloro de dolor inmenso. de la noche y del día. 26 . sin embargo cierro los ojos vuelo me elevo lejos perdiéndome en la luz de la soledad tranquila e infinita ésa que me habita. grito.dos partes las márgenes Camino por las márgenes. Me ahogo. Respiro profundamente instantes de desasosiego.

el espejo El espejo -reflejo de mi ocasosin embargo más allá de sus cristales me pierdo busco encuentro habito y amo. 27 .

Extenderme en un campo de fresias para que mi cuerpo se perfume mientras ama algunas tardes y también. 28 .detener el tiempo Barajar y empezar de nuevo. el pánico idiota y cruel que destruye para expandirme en la belleza. todas las noches. De cero. Dejar atrás los miedos.

Se puede. Así. mientras el mundo afuera se cae. aquella que mata esperanzas o quema las pestañas cuando se desea evitar las balas. quebrar espejos distorsionados y habitar jardines cubiertos de flores amarillas.Siempre lo pienso cuando no estamos juntos. nosotros nos adoramos sin pausa. Escapar de la guerra oscura. por suerte no es lejana. 29 . Después de días de tormentas ácidas -que nunca tuvimos conocimientosupimos que el amor puede detener el tiempo y hacer que los instantes fugaces sean. Sí. eternos. Sentir sus manos besarme o sus ojos protegerme a pesar de la distancia que. Podría decir que es la hermosura dulce de los sentimientos. sin enterarnos que los proyectiles nos peinaban los cabellos. de manera frenética y salvaje pero también poética. Atravesar laberintos negros. Hacer de nosotros héroes inmaculados de poemas perfectos.

No conmuevo a nadie. geranios o jazmines. Flores amapolas.soy lo mismo No soy original. sabiendo que las expreso a personas que no tienen oídos. Siempre me repito. Y ahí voy de nuevo. ni produzco admiración. olvidando que es más power el punk o más cool ser grunge. No soy un ejemplo a seguir.pájaros. – 30 . Tal vez éste sea el motivo por el cual mis poemas mueren antes de ser leídos o el porqué de la ausencia de sentimientos a todo lo que me rodea. Y después llegan las canciones que -como no podía ser de otra manera. Soy un plagio de mí misma incluso cuando digo palabras hermosas.cuando me pongo poética. noche y suicidio. Sí. azules. Contando historias de amores trágicos o mujeres que quieren morirse enterradas en cementerios plagados de orquídeas o mariposas negras. tan sólo una mancha oscura que se deshace al pasarle un trapo viejo por encima. Un viejo disco de pasta -Bob Dylan o Neil Young. Me repito. Yo soy ésa y no.suenan en otras casas pero no en la mía.

Que la palabra beautiful sea común en mi cuerpo pero también en los poemas o las cópulas doradas tan magníficas y únicas que suelo experimentar para así. 31 . que las flores raras de la cuales me han dicho soy su reina. Necesito creer que como decía un tal Shakespeare “usted tiene la brujería en sus labios”. Mantenerme unida a una naturaleza que me envuelva y asfixie sólo para respirar mejor. meses incluso años. Necesito creer que el destino no siempre es cruel y aunque la oscuridad haya sido mi ámbito por días. me ilumine y eyacule su negro sólo para provocarme seguridad y estima.necesito creer Necesito creer. los míos con forma de corazón expresen lo que siento y deseo sólo con pestañear alguna puta vez en la vida. me perfumen invitándome a expandirme en fragmentos por el cielo y caer así hecha cenizas sobre el alma de las personas que suavizan mi mundo. elevarme a un estado absoluto de dharma.

Necesito creer.Quizás Hiroshima explote en mí y con su fuerza suicida de pirotecnia destroce el decadentismo desdichado que por momentos me invade para así poder sobrevivir al absurdo sin sangrar las manos. – 32 . Sí.

yo te digo amor Cuando el cielo anochece yo tiemblo. 33 . al aire y las piernas no sienten dolor y la inmaculada concepción se vuelve árbol pero antes raíz para morir en las flores perfumadas y blancas espesas y… Amapolas humo nieve semen cópula jazz suelo uno más uno dos. rezo. quizás Terciopelo rojo suave sillón aunque prefiero el azul noche frío tristeza de un cielo oscuro que cae sobre nuestros rostros mientras las manos besan y besan y besan hasta volverse crisantemos que caen a la inversa. I una fórmula. uno.amor. amanezco y amo.

volando. hasta el hartazgo disolviendo miedos. Amé demasiado. Sangrando. encendiendo flores: geranios. 34 . extendiendo las manos más allá de un cielo rabiosamente poético hasta apagar el canto del pájaro en la noche. hasta pulverizar el aire y transformarlo en gemidos dulces de gatos en celo copulando.II Amé Amé. Amanecí hecha lluvia en la mañana alada y verdosa.

– 35 .III Se trata de flores Mata mi palidez: Sabe florecerme de noche capullos rojizos.

poema 6 La chica ojos tristes rostro actriz de cine. "Vida" envolviéndola con furia cuando ya está de vuelta. sangrante envuelta en tres. cuello. violencia. por qué no. sólo tres palabras: amapola-suicidio-Rimbaud pero también en una frase: “Tarde. Cocaína. 36 . La palabra tarde siempre: tarde rosada. muerte y además. soporífera. opiácea. tierra mesa. Estrella. Semen. Amor-odio. tarde de cenizas de cigarrillos en las manos y tarde de llegar tarde a todos lados…” derrama la blancura de las cosas tan blancas por aire.

quizás I Yo podría llevarme tus ojos. Sólo para pensarlas -amarte.se trata de sentimientos. las palabras que nunca dijiste. El sonido de la noche. quizás- 37 . incluso las manos pero elijo siempre el sonido.

II La tormenta se lleva la nada. Yo sin paraguas me dejo envolver por sus gotas y con sus rayos. iluminarme. – 38 .con tulipanes de fondo y sábanas blancas que en sueños se manchan. La nada misma de sentimientos dulces que nunca son.

el espejo

El espejo -reflejo de mi ocasosin embargo más allá de sus cristales me pierdo busco encuentro habito y amo.

39

ALICIA DARK

muy especialmente a José Manuel Vara.
alicia dark

Atraviesa el puente, lleva un puñado de flores negras. Escarabajos saludan A la tarde que cae. El sol se oculta, el perfume de la brisa inunda. Unos niños de blanco ríen sentados en el pasto en la noche espesa y profunda. Su mirada oscura no los asusta. Leen a Lewis Carroll No la conocen. Sin embargo, uno de ellos dice “Alicia has regresado.”

40

Cuando el cielo anochece yo tiemblo, rezo, amanezco y amo. texto y photo: Eleanor Smith (ahora mismo)

41

él se aleja rápido. El tren sólo una excusa. 42 . Cada vez más chiquita.Desde el tren Desde el tren. Aun así. Aunque desearía con sus fuerzas pegar el salto. Ella también. Abrazarla. Al menos eso siente el escritor anarquista arriba del tren. El cielo celeste le parece más ancho. perdiéndose en la distancia. Que no puede quitarse de la mente la imagen de sus manos huesudas acariciándole la frente ni la palidez de su cuerpo mezclándose con el suyo bajo las sábanas y las frazadas de lana en las noches oscuras de invierno. Decirle que aunque todavía no se haya ido. Él lo sabe. Ahora es nada. Sus sentimientos más inmensos pero dolorosos. ya la extraña. sigue observándola desde la ventana aunque no esté allí. Únicos. Correr hacia ella. Sin embargo. No piensa bajarse. Ya casi no la ve. la muchacha es sólo una mancha azulada de velocidades que se mezcla con los árboles del parque. Alejarse para estar cerca. Ser inseparables.

apenas un niño.los hombres más hermosos e interesantes son aquellos que han pasado los 40. insisto: si ud tiene menos de 40 años. no insista. no es un hombre. yo 43 . así que no pierda el tiempo conmigo y no me joda.

Las luces me ciegan mi pared está blanca. aquélla blanca y pura sólo es un mero espejismo en éste y aquél desierto que nos pertenece que nos invade que nos inunda. Preguntas ¿De qué sirve vivir cuando la vida ya está rota y el alma estalla? Abro los ojos pero no veo nada.Espejismo La luz. ¿Adónde están las fotos de sonrisas dibujadas? ¿Adónde voy cuando nadie me espera 44 .

– 45 .con esta maldita sucia y puta pena? Liberte “Sueña el negro sueño del cuervo” Descosiéndome las tripas haciendo caso omiso al hambre reviento el estómago vacío para liberar ilusiones muertas dormidas desde hace años.

porque creen que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. ya no se puede elegir el camino de la mayoría…” Herman Hesse 46 . Por eso la mayoría de los seres humanos vive tan irrealmente.Otra “Algún día lloverán estrellas y mi pecho desteñirá montañas. Pero cuando se conoce lo otro. Se puede ser muy feliz así. desde luego.

rosada y bella luciendo apretados corsés que dejan casi al descubierto los senos y faldas vaporosas que insinúan lazos de colores bajo ellas y luego.Imagino ser princesa del medioevo. pálida y fría helado el cuerpo. Sin embargo. la sensación de la tempestad que provocaría el sólo rozarlas. incluso en verano de inviernos constantes y ropas oscuras. Anular las noches que fueron hechas para amar 47 . no soy ésa sino ésta: demacrada. O viceversa. aún. Decir blanco cuando en realidad es negro. que pocas veces evapora la figura en la mezcla de alientos y alucinaciones y alcohol de sexos libres y felices y salvajes. Y ocultar o mentir sentimientos azules con acento catalán por temor a más rechazo. las piernas largas y eternas que sonríen a los ojos astutos que se relamen deseando sentir quizás.

fumarse las horas eternas sin un aquí y ahora mientras el océano apaga toda posibilidad de que el humo esté en foco alguna buena puta vez. Y así.rellenando cuestionarios de urgencias médicas con palabras carentes de flores sin posibilidad de recuperar el tiempo perdido bajo las manos de Proust. 48 .

Y entre tanto. para atravesar la carne y acariciar al ser amado en noches de lluvias (para otros 49 . por ejemplo. alcance un poco de paz entre las luces dispersas de un más allá que no sabemos o incluso. la cobardía de seguir viviendo entre las tinieblas de un sufrimiento absoluto y extremo que impide extender los brazos en medio del viento. Pensar que el alma quizás.yo bendigo Siempre he considerado al suicidio como un acto heroico. una grieta por donde filtrarse hacia lo desconocido. romántico y hasta perfumado: el aroma de la pólvora de un reciente disparo o el de la sangre caliente que brota luego de un corte profundo en las venas.

Los vestidos siempre pulcros de princesas infelices que nunca serán doncellas de cabaret del Moulin Rouge o dormir en sillones rotos a falta de camas anchas donde tirarse no sólo a descansar. Sobrevivir en realidad. La ausencia de roces entre cuerpos.felices). Bendigo al suicidio entonces. sino también a lamerse los miembros. 50 . aquellos dolores que desgarran a estos delirantes. los vulgares repudian a los que se suicidan ignorando la herida que representa el existir apartado del lenguaje del poema que todo lo atraviesa menos a ellos que han nacido para estar siempre afuera. Y como si todo esto no fuese suficiente. No es digno vivir con tan poco. con inmaculadas y salvadoras flores blancas opiáceas que adormezcan para siempre. pero inmensamente silenciosas y solitarias para uno mismo. Santa cópula con el verdadero coraje: el de abandonar el todo triste para sumergirse en una nada incierta coronada tal vez.

no estaba allí aunque su cuerpo demostrase lo contrario. gemían y amaban debajo de las sábanas blancas y algo duras como cartón de un hotelito al cual solían ir siempre. acariciaban. A él le gustaba verla en éxtasis. sentirlo bien adentro de la boca.pensamientos Pensaba en él mientras una fina lluvia caía aquella noche. carnoso. Sin embargo. voladora: sentirla humedecerse de inmediato. adoraba jugar sensualmente con su miembro. apenas sus dedos rozaban su clítoris o erguírseles los pezones al tocárselos con su dedo índice. Las palabras de él a su oído la encendían cada vez más al punto de quedarse ella sin aliento para responderle. Lo deseaba y 51 . gozaban. Ella fumaba en la oscuridad del parque bajo un cielo gris oscuro que parecía deshacerse sobre su cabeza. Ella por su parte. cuidando de no lastimarlo con los dientes. besárselo. Ellos besaban.

La lluvia también había cesado. Cuando terminó. Regresó al living comedor que también resultaba ser su habitación. gota a gota. Se puso a escribir. Él siempre la complacía y ella era feliz. se quitó la ropa y. beber de su semen. 52 . con mucho deseo y amor. Cada vez más.también deseaba aún más. hasta que no quedase nada. Terminó de fumar. se masturbó. se recostó en el sofá cama.

Bajo un azul profundo -el de una mañana noche.campanas A las cinco a. un caballo blanco que galopa al cielo hasta copular y bendecir ese instante eterno.m suenan campanas pero es a las diez recién cuando la alarma es más fuerte. lo muere de muerte real disolviéndolo en el aire en el perfume de flores -jazmines y geranios. mata al tiempo. * 53 .sobre un jarrón chino planchando sábanas lilas de un cuarto alejado.el humo de cigarrillos y de café en tacitas de porcelana sobre una mesa rota y distante: envuelve manos y cabellos haciendo del destino silencio. a la vez dulce.

momentos pasados que reviven en un presente rojo -para ellastiñen de negro mi presente. No valen nada. mis sentimientos. deseo y espero. pero no hay nada para mí a cambio. más hermosas o hermosas -ya que yo no lo soy. Por ejemplo. tal vez un holograma.disuelven mi amor ofrecido con sus palabras insinuantes. Mi jardín se seca y 54 . Nunca. este tiempo pasará…” U2 A veces. que quedan al descubierto. basta que ame. Luego. Quiero. sus gestos y cómo no. y esto es así porque ni siquiera mi padre me quiso al momento de concebirme. Besos a ocultas. amar. De nada sirven. Yo no debería amar jamás. Mi corazón.restos “Es sólo un momento. no son suficientes. Primero. que quiera a alguien para que no sea suficiente. por más que me esfuerce hay cosas que no tienen sentido. Amar sólo produce dolor y desengaño. porque no soy una mujer que haya nacido para ser amada. Otras mujeres. matando toda posibilidad de futuro. yo soy muy poco. sus cuerpos perfectos.

así al descuido. Días noches tristes. como dicen los anarquistas. Para mí no hay flores. pero no.las flores son el obsequio de estas otras. 55 . con la ilusión y la fe. sólo el polvo que se dispersa en el aire hasta desaparecer y no huele ni a sándalo o ámbar. dios nunca me escucha o quizás no exista. Y rezo por vivir un día la vida de las perfectas. porque siempre estoy al margen. regaladas a estas preciosas de boquitas pintadas mientras mi cuerpo sangra a borbotones la indiferencia a un costado. Sólo soy las migas sobre la mesa que un viento tira al suelo cuando se deja abierta la ventana. Restos.

el silencio constante de tus manos.poema 1 Alguna vez voy a estallarme el cuerpo de tantos golpes prodigados a tu nariz para quitarle la fragancia del perfume de mi vestido que te llevaste una tarde. sabré remojar en ocasiones para paliar la fiebre que a veces me invade. La sangre que escupas voy a untarla en un pañuelo blanco de encaje que. 56 . las cuales vendabas. María Magdalena debías de llamarme y sin embargo. Santo y puta evidentemente es una mezcla que nunca funciona. mientras reíamos bajo un cielo naranja y unos pájaros perdían sus alas en pleno vuelo. María a secas pronunciabas en noches hemorrágicas. Fiebre maldita ante la ausencia de tu falta de respeto o en el peor de los casos.

14) 57 . No podía habitar la fe roja de firmamentos eróticos.ficción real de los sueños Ella creía estar en el cielo. en los sueños "En el principio ya existía el Verbo y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. de miradas provocadoras y boquitas pintadas silenciosas que hablaban el lenguaje de señas y la traducción de su lectura significaba: "voy a comerte y sé que también vos vas a comerme. No había realidad posible más que la ficción de los sueños y aunque cabía oportunidad para las ilusiones." (Juan 1:1) "Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros." (Vers. no se las permitía. pero sólo eran pequeños instantes fugaces. aunque te acuestes por favor con otra. cuando la marea golpeaba en otras puertas. No.

Él y ella. Yo no soy las demás. ella le comió la boca a él para atravesarse y evaporarse adentro de su cuerpo para siempre. Él abrió los ojos. Así de un mordisco. Ella: Yo no soy “las mujeres. sin detenerse un instante. sin respirar casi." Gustavo Cerati Ella y él. Yo tiemblo. Yo no soy yo ni siquiera."La inútil perfección de buscar el silencio su verbo vive en mi carne. en una noche eterna que duraba días profundos y espesos como alquitrán. Hacían el amor sin parar. Había amanecido.” Yo no soy ellas. 58 .

blogspot.es/ 59 .http://eleonorasmith.com.

Por devorarme con su ilusión poética y con la fragilidad dolorosa y hermosa de su particular universo. Gracias a Eleanor Smith por hacerme partícipe de la textura de la epidermis de los infiernos delicados de su cerebro. tan “del otro lado”. jefa dark. entre helechos. Vara 1 de enero del 2013 60 . Experimentar emociones intensas leyendo poemas de Eleanor Smith es una experiencia personal que he descubierto en los últimos meses y que me apetece compartir a través de esta editorial tan alternativa. allí donde protegemos con la vida el niño que algún día fuimos o creímos ser.Sobre “Alicia Dark”. como no podía ser de otra manera. de Eleanor Smith A veces uno descubre diamantes en bruto. Me ha encantado viajar con Eleanor Smith a ese bosque secreto que todos albergamos en la más furiosa intimidad de nuestros traumas olvidados. Alicia Dark es un libro frágil como el grito imperceptible de un alma al morir envenenada de amor. pasea etérea sobre el reverso del tapiz de la lócura de nuestros pensamientos más secretos. susurros de hojas caídas en otoño decandente. Y. joyas en mitad de un manto de flores raras. Gracias por tu generosidad. mientras la Alicia Dark de nuestros sueños más oscuros. un amor tan fiero como una tormenta de dentelladas de besos en noche vacía de estrellas. de fondo sonando omnipresente el High de The Cure.

61 .