Está en la página 1de 32

PERFIL DE

PROYECTO EDUCATIVO LICEO DE APLICACIÓN

Un liceo inteligente, una comunidad viva

Santiago de Chile

Enero 2009
Equipo Movilizador

Jaime Valdés, consultor responsable


Carola Bustamante, consultora

Cristina Fariña, jefa de UTP


Rogelia Leyton, orientadora
Rosa Álamos, asistente UTP
Fernanda Hernández, psicóloga
Ingrid Díaz, sub-directora

2
PRESENTACION

En el mes de octubre del presente año nos fue encargada por la Dirección de Educación Municipal
de la Ilustre Municipalidad de Santiago, la elaboración de un Perfil de Proyecto Educativo
Institucional (PEI) para el Liceo de Aplicación.

La preocupación por dicho perfil, expresada inicialmente por un dirigente estudiantil, se hizo
explícita cuando a raíz del debate generado en medio de la crisis, la propia Ministra de Educación,
Mónica Jiménez solicitó a representantes de la comunidad escolar, una definición acerca de qué
liceo querían ser y puso como condición general de futuro, que fuera testimonio de buena
educación pública.

A partir de esa pregunta comenzó a plasmarse al interior del Liceo un proceso participativo, cuyas
reflexiones fundamentales hemos resumido en este perfil de PEI que también servirá de base para
aprobar el proyecto de inversión y de rehabilitación arquitectónica de sus edificios patrimoniales
de calle Cumming.

En esta experiencia estuvieron representados todos sus protagonistas: estudiantes, profesoras y


profesores, apoderados y apoderadas, directivos, asistentes y exalumnos. Finalmente, el propio
Consejo Escolar del Liceo, presidido por el Director, con asistencia de representantes de los
estamentos, de autoridades del Municipio y del Ministerio, luego de largas sesiones de discusión,
aprobó por unanimidad este perfil de proyecto educativo.

Nuestros agradecimientos a todas las personas que participaron en entrevistas, reuniones, talleres
y jornadas masivas. A las autoridades de la DEM, Violeta Castillo y sus colaboradoras Roxana
Estévez y María Teresa Jara; al Director Provincial de Educación, Arturo Barrientos y a Elías Tabja
de su equipo de supervisores; al director del Liceo Eusebio Milla; a Cristina Fariña, jefa de la
Unidad Técnico Pedagógica y al equipo de trabajo que se conformó para este fin. A los profesores
y profesoras, inspectores, asistentes y orientadoras presentes en los talleres y reuniones donde se
discutió el proyecto. A los apoderados, madres y padres que participaron. A Genaro Cuadros, ex
alumno del Liceo, y Sergio Rowe, ambos arquitectos co-ejecutores del taller de diseño
arquitectónico. A Ana María Rodríguez y su equipo de arquitectos del Municipio. A Carola
Bustamante, quien colaboró oportunamente en diversas instancias. Especial reconocimiento a los
estudiantes del liceo por su valiosa y clara contribución, a ellos está dedicado este proyecto.

Estamos seguros que la experiencia vivida abre nuevas posibilidades y proyecta el Liceo hacia el
futuro. Se han explicitado importantes declaraciones y generado grandes expectativas. Es un
camino que exige consistencia, aprendizaje y transformación, sostenidos en el tiempo.
Especialmente de quienes han hecho suyo el compromiso de mejorar la educación pública del
país.

Animo a la comunidad del Liceo de Aplicación a vivenciar este proyecto educativo como una
fuente de sentido para sus acciones. Es lo que han declarado que quieren ser. La situación actual
contiene enormes oportunidades para diseñar un mañana esperanzador. Si no hacen nada
quedarán a la deriva en tiempos difíciles. Un llamado a que tomen este proyecto en sus manos.

3
Introducción

Sin duda el desplome de su histórico túnel será recordado como un hito entre todas las historias
del Liceo de Aplicación.

Para mucha gente, lo que ocurrió esa mañana del jueves 28 de agosto del 2008, más allá del
episodio dramático vivido por sus diversos protagonistas, fue una dura señal de alerta de que algo
no estaba funcionando bien y que era importante atender antiguos procesos con nuevos ojos. Un
solo ejemplo elocuente. Ese día marcó el término del año para los cuartos medios, tres meses
antes del cierre normal, y si se suman las 9 semanas en paro, el año escolar del 2007 tuvo para
ellos apenas 3 meses de clases.

Entonces, es simbólico el hecho que la nueva formulación del proyecto educativo que estamos
presentando, haya tenido su origen allí. ¿Inspiradora metáfora para gestar cambios más de fondo
en esta comunidad, y con ello, una nueva posibilidad para la educación pública? Aún no sabemos
como seguirá la historia.

Lo cierto es que tras un prolongado debate, las personas delegadas de diversas organizaciones
vinculadas al Aplicación, junto a las autoridades responsables por el destino histórico del Liceo,
particularmente, la Ministra de Educación en persona, acordaron soluciones tendientes a dar
continuidad a la suspendida actividad escolar en un local transitorio y a apoyar el proceso de
elaboración de un nuevo perfil de PEI.

Lo dijo un ex alumno por aquellos días: “Lo de fondo para mí es que el Liceo de Aplicación sea un
Liceo decente”. Desde esta voluntad se comprometió la disposición de sus profesores,
estudiantes, directivos y apoderados, a trabajar un proyecto compartido de futuro.

Lo que estamos presentando ahora corresponde a una primera concreción de ese compromiso. Es
una nueva narrativa del Proyecto Educativo Institucional (PEI) del Liceo. Resultado de talleres de
trabajo, jornadas de reflexión, reuniones y entrevistas diversas con todos los actores involucrados,
particularmente de sus estudiantes, buscando escuchar y hacer participar a toda la comunidad del
Liceo, incluyendo ex alumnos.

¿Cómo concebimos la formulación de este proyecto educativo?

Nuestro propósito es que esta comunidad pueda abrir nuevas posibilidades para:

• Involucrarse en acciones tendientes a superar la crisis actual y transformarla en oportunidad


de aprendizaje.
• Asumir una disponibilidad personal y colectiva para reflexionar acerca de sus logros históricos
y su propia identidad.
• Enunciar y comenzar a ejecutar una misión acorde a las capacidades existentes, a los
requerimientos de una visión de futuro compartido, mirando el horizonte del siglo XXI y un
imaginario de significación declarado para sus estudiantes.

4
• Ajustar el programa educativo al potencial de desarrollo de sus estudiantes y exigencias del
mundo actual.

Se trata de un desafío colectivo de creatividad participativa, en el marco de respeto a la


institucionalidad que tenemos y a la memoria del Liceo, considerando que el Liceo de Aplicación
tiene sus orígenes vinculados al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile.

Hemos descartado la posibilidad de elaborar un proyecto como una red lógica y abstracta de ideas
teóricas y eventos en el tiempo, elaborada desde las alturas, que luego se “aplican” en la práctica.
También hemos descartado la elaboración del proyecto educativo, sólo como la construcción de
un instrumento de planificación y gestión.1

Hemos concebido este proyecto educativo como un contexto y un proceso que da sentido a la
experiencia integral de una red viva de personas comprometidas en la acción, en pos de una meta
común que es la de educar con calidad a generaciones de jóvenes que buscan una oportunidad
para construir bienestar y humanidad en sus vidas.

Y en casa de herrero… mejor aprendiendo…

Un proceso que ha sido orientado por una pregunta abierta en torno a la cual hemos recogido
respuestas de la propia comunidad. Un proceso donde todos los saberes han contado,
especialmente de quienes han sido y son parte de la comunidad del Liceo. Un proyecto educativo
que comienza a practicarse (y a aprender a practicarse) desde el proceso mismo de su diseño y
formulación.

Muy distinto es vivirse el proyecto educativo con ánimo de resignación, confrontación,


escepticismo o arrogancia, que con un ánimo de apertura, creatividad y entusiasmo. En este
sentido será necesario colocar aquí un foco relevante, propiciar un estado de ánimo acorde con el
desafío que tenemos y con aprender a superar las dificultades actuales con prácticas inéditas. Si
ya lo estuviéramos haciendo no se hubiera venido esta crisis.

Para soñar y definir qué proyecto educativo se quieren vivir y qué se espera de sus protagonistas,
hemos reflexionando sobre las tradiciones del Liceo, sus valores y orgullos, sobre las
responsabilidades de la propia comunidad y su equipo de gestión en delinear estrategias
pedagógicas más efectivas y acorde con los tiempos.

Al mismo tiempo se ha mirado qué significa construir un proyecto educativo en sintonía con un
proyecto de rehabilitación arquitectónica para los antiguos edificios de calle Cumming en
régimen de jornada escolar completa2. Sabemos que un buen diseño arquitectónico mejora la
calidad de la educación impartida a través de sus formas, espacios volúmenes, colores, materiales

1
Gestión estratégica del proyecto educativo. MINEDUC. s/f. Importante consignar otras visiones. Por ejemplo, la del
Ministerio de Educación Colombiano, o la de los académicos de la Universidad de Barcelona, Serafín Antúnez y Joaquín
Gairín, cuyo entendimiento de los proyectos apuntan más al conjunto de acciones o procesos de reflexión, que a
“instrumentos” o “herramientas” de gestión.
2
Recomendamos las siguientes referencias. La evaluación de la implementación de la Jornada Escolar Completa.
Revista de Docencia N° 14. Estudio de Evaluación de la Jornada Escolar Completa, DESUC, 2005. Apuntes sobre la
Implementación de la Jornada Escolar Completa, OPECH, 2006.

5
de construcción, sirviendo de inspiración al usuario para aprender con entusiasmo y ayudarlo a
sentirse parte activa de su comunidad3.

Es el gran desafío que tenemos. Por eso la ambición debe ser alta y las actitudes extraordinarias.

Componentes fundamentales

Cuando se aborda la construcción de un PEI para un Liceo4, es importante identificar sus


componentes esenciales y proyectos integrados, a saber:

1. Proyecto de Identidad
2. Proyecto Pedagógico
3. Proyecto de Gestión
4. Evaluación del PEI

Dadas las restricciones de tiempo y los plazos estrechos, en un contexto de tensión y de una
agenda escolar apretada por la paralización prolongada de actividades en el Liceo, y vista la
imposibilidad de nuevas suspensiones de clases, acordamos con la DEM y DEPROV de Educación,
un formato de PEI inicial, un perfil que orientara las definiciones fundamentales del Liceo en
cuanto a un perfil de su Identidad. Es lo que se desglosa y aquello que se entrega en esta
oportunidad.

PERFIL DE PROYECTO EDUCATIVO: IDENTIDAD DEL LICEO

1. Reseña histórica
2. Diagnóstico
3. Valores orientadores
4. Principios educativos y mundos actuales
5. Visión, misión e imaginarios de significación
6. Perfiles de estudiantes, profesores y apoderados
7. Recomendaciones de acciones estratégicas futuras.

En coherencia con esta formulación del proyecto educativo se está proponiendo, paralelamente al
Municipio, una concepción de diseño arquitectónico general, incluyendo un programa de recintos,
a efectos de la formulación un ante proyecto de rehabilitación y ampliación del Liceo en régimen
de Jornada Escolar Completa, la que contó con un espacio de participación y articulación a través
de representantes de los diversos estamentos.

3
Guía de Diseño de Espacios Educativos. MINEDUC-UNESCO. 2003.
4
Ver por ejemplo: Proyecto Educativo Institucional. Matriz adaptada por el equipo del Programa de Gestión Escolar de
Fundación Chile. Elaborado por Gloria Villarroel. MINEDUC. 2002.

6
Memoria, sentido emblemático e identidad del Liceo

En el sentido común, es frecuente escuchar el término “liceo emblemático” para distinguirlo de


otro tipo de liceos, dando a entender que se trata de liceos significativos e importantes a nivel
nacional. Liceos simbólicos que identifican históricamente un tipo de educación pública del que la
sociedad siente orgullo, un espacio desde donde egresan estudiantes con altos estándares y con
importantes proyecciones de liderazgo en distintos ámbitos.

Para definir hacia donde encaminar su futuro proyecto educacional, y seguir haciendo historia, es
importante que la comunidad aplicacionista otorgue un sentido a este carácter emblemático, que
está presente en su memoria colectiva y que sea consistente con el trabajo de recuperación de su
patrimonio arquitectónico. ¿Por qué el Liceo de Aplicación fue importante en su época de inicio?
¿En qué contexto histórico se gestó su carisma fundacional? ¿Qué atributos de prestigio
reconocidos han contribuido a conformar su identidad en su historia posterior? Son preguntas
claves que intentaremos responder.

Carisma fundacional como rasgo histórico emblemático

Para los impulsores del sistema educacional de la república durante el siglo XIX, la primera
prioridad fue la de contar con una elite dirigente educada. De tal proceso participaban hombres de
la talla de Diego Barros Arana, Valentín Letelier, Manuel Barros Borgoño, Claudio Matte y Domingo
Amunátegui Solar, quienes como parte de la corriente liberal laica, en oposición a las tradiciones
coloniales conservadoras, habían ido impulsando una cultura moderna más abierta a las
tendencias universales de pensamiento que nutriera de nuevas orientaciones a la educación del
país.

Sus conceptos centrales giraban en torno a la creencia en el progreso indefinido y en el poder de


la ciencia positiva para solucionar los males del hombre y para moralizarlo. La escuela, como
institución, era el lugar donde se deberían gestar las aspiraciones humanas. El proceso tal como se
pensaba tenía como finalidad hacer llegar la educación a todos los habitantes, sea como
instrucción primaria o secundaria. Así se haría grande el país. Requisito para ello: asegurar por
parte del Estado la gratuidad casi absoluta de la enseñanza.

Desde estas nociones se fue desarrollando la Universidad de Chile y otras instituciones, entre las
que se destacaban los 25 liceos del país, siendo su modelo, el Instituto Nacional. Sin embargo,
hacia 1880 la mayoría de los profesores secundarios eran profesionales de otras áreas y no tenían
ninguna formación pedagógica sistemática. De ahí que se pensó la necesidad de generar un
espacio donde se formaran profesores secundarios a la luz de los nuevos conocimientos.

En el marco de la nueva ley de 1879 que reorganizaba la educación, sin abandonar su horizonte
académico original, la Universidad de Chile pasó a tener un sentido marcadamente profesional,
que hizo que el conjunto de sus escuelas se orientasen preferentemente a la obtención de títulos
profesionales. Al mismo tiempo, redujo su responsabilidad en la enseñanza primaria y asignó un
papel preponderante a la enseñanza secundaria. Los liceos se dividieron en liceos de primera y
segunda clase. Los de primera tendrían una duración de seis años y los de segunda sólo tres.
También se reguló la carrera del profesor.

7
El propósito de fundar un establecimiento para preparar maestros secundarios no nació en el seno
de la Facultad de Filosofía y Humanidades. Para el ambiente académico de entonces, se
consideraba como una iniciativa poco atractiva e incluso inaceptable. Ante esa resistencia vino a
ser decisiva una intervención desde el gobierno, a través de los educadores Valentín Letelier y
Claudio Matte, quienes de viaje por Europa, especialmente por Alemania, visitaron muchos
establecimientos educacionales y llegaron a la conclusión que era indispensable contar con
personal técnicamente preparado para ejercer la docencia. La enseñanza debía ser una profesión
científica con una preparación especial y de conocimientos superiores. No era posible que en Chile
se continuara con profesores improvisados que carecían de la más elemental formación
pedagógica5.

Luego de varios intentos, finalmente en 1889, bajo el apoyo del gobierno del Presidente José
Manuel Balmaceda, se decide la creación del Instituto Pedagógico y la contratación en Berlín de
seis profesores especializados en diferentes ciencias para que vinieran a plasmar esta nueva
educación. Su propósito era el de asegurar una formación de “Profesores de Estado”, como título
profesional, a través del cual el Estado se hacía responsable de preparar y costear los salarios
docentes en diferentes liceos del país.

Sin embargo, se desataron diversas resistencias a la iniciativa. Después de un activo debate al


interior de la Facultad mencionada, los académicos manifestaron su molestia a la creación de la
profesión de profesor. Lo mismo ocurrió fuera de la Universidad. En el Congreso Pedagógico de
1889, se despertó especial desconfianza y temor entre los viejos profesores de las escuelas
secundarias, ya que, o tendrían que estudiar las nuevas innovaciones, o deberían empezar a
competir con profesionales técnicos de la enseñanza.

Al mismo tiempo, dada la influencia espiritual francesa presente en círculos académicos, también
hubo otros sectores desconfiados, particularmente hacia estos profesores alemanes recién
llegados. Así, el naciente Instituto empezó a recibir el ataque del clericalismo, aduciendo que los
profesores alemanes eran laicos, su enseñanza extranjerizante, que eran caros, que competirían
con profesores chilenos tan buenos como los alemanes y que el pueblo chileno estaría en peligro
de germanización. Posteriormente, a raíz de la guerra civil de 1891, por razones políticas fue
también objeto de oposición por parte de los antibalmacedistas, ante la cual fue salvadora la
intervención de Diego Barros Arana, quien opinó que el Instituto era útil y debía ser conformado.

El aporte de los educadores alemanes

¿Quiénes eran estos alemanes que llegaron y se instalaron en Chile? ¿De qué contexto cultural
provenían y en el que se había formado Jorge Enrique Schneider, primer rector que tuvo el Liceo?

Durante la segunda mitad del siglo XIX, encubierta por un proyecto imperial y de desarrollo del
capitalismo industrial en gran escala, existía una Alemania oculta donde se había generado perfiles
políticos importantes desde la formación del movimiento obrero socialdemócrata. Paralelamente,
había una concentración crítica de voluntades espirituales expresadas en figuras de la cultura tales

5
En esta parte y lo que sigue hemos seguido la Reseña Histórica del Instituto Pedagógico. Rolando Mellafe. 1988.

8
como los filósofos Schopenhauer, Nietzsche, el músico Wagner, los fundadores de la psicología
empirista, Brentano y Wundt y el escritor Thomas Mann, por sólo mencionar a algunos. De otra
parte encontramos a una generación científicos importantes, tales como Koch, Haeckel, Liebig,
Bayer, Hertz, Virchow, Planck, etc., que trabajaban en universidades importantes haciendo de sus
ciudades centros culturales importantes y de prestigio6.

Precisamente fue en esa Alemania donde también se había generado una tradición histórica de
grandes pedagogos: Francke, Basedow, Pestalozzi, Kant, Humboldt, Herbart, Diesterberg, Froebel,
Ziller, que colocaron la educación alemana a la cabeza de la educación europea. Desde donde se
echaron las bases para la educación secundaria, el Pädagogium, entendido como el espacio donde
los niños eran “conducidos al saber”, iniciándolos en el estudio de la realidad, la observación de la
naturaleza, a través de secuencias graduadas y concéntricas7.

Así se concibió una pedagogía con un enfoque científico y como proceso de intervención
deliberada y eficaz en la individualidad de cada niño, no determinada por facultades innatas sino
por la propia experiencia educativa, asociada a la formación moral del carácter, con elementos de
psicología incipiente e intuitiva como una manera de darle uniformidad al método. De esta
manera se produjo una masiva formación de maestros alemanes en la segunda mitad del siglo XIX.

Paralelamente, se habían fundado asociaciones de maestros para defender una educación más
liberal y laica. Asociaciones que propiciaban un cambio en el curriculum clásico, basado en el
griego y el latín, por un enfoque más de futuro, integrador de las lenguas modernas, las
matemáticas y las ciencias. Los profesores alemanes de pedagogía hablaban cada vez más de una
ciencia de la educación, de formar una sociedad para la pedagogía científica y una mayor
profesionalización de los profesores, aplicando principios científicos según un método predecible.
Fueron los llamados educacionistas.

La mayoría de profesores alemanes que vinieron reclutados a Chile, entre 25 y 35 años de edad,
eran doctores en filosofía. Schneider, quien sería el alma del Pedagógico, según sus biógrafos, era
una persona de inteligencia original, con estudios pedagógicos, filosóficos y de ciencias naturales
(Microscopía con Haeckel, en Jena). Fue un profesor práctico que concibió el Liceo como una
vitrina donde concretasen y exhibiesen las teorías pedagógicas practicadas por el Instituto8.
Haciendo una crítica a los viejos métodos de memorización de contenidos, propiciará una
enseñanza activa, con preguntas desarrollantes y el empleo de un método intuitivo. Una cita aún
vigente de su pensamiento:

“Si un alumno se distrae frecuentemente si el aburrimiento o el desinterés se entroniza


en un curso, si la disciplina se relaja, es necesario que nos preguntemos al salir de clases:
¿qué errores he cometido o de qué modo he fallado en la consideración de los intereses
reales del niño” 9

6
Historia de la cultura alemana de los últimos cien años. Ernest Johan, Jorg Junker. 1970.
7
Historia de la Educación Occidental. James Bowen. Tomo III. Editorial Herder, 1992
8
Aquí puede encontrarse la matriz del “aplicacionismo” como práctica de aplicar, de adaptar, de estudiar y persistir, de
concretar en la acción una intencionalidad previa.
9
Cincuenta años de vida del Liceo de Aplicación 1892-1942. Francisco Salazar y José Navarro. Santiago de Chile.
Imprenta Universitaria. 1942. 100 años Liceo de Aplicación. Comité editorial. 1992. Imprenta universitaria. También en
sitios: http://es.wikipedia.org/wiki/Liceo_de_Aplicación.

9
El 14 de diciembre de 1891 con la dictación del decreto supremo se crea el Curso de Aplicación
anexo al Instituto Pedagógico, constituyendo esta creación histórica que será el Liceo de
Aplicación Práctica Anexo al Instituto Pedagógico, de la Universidad de Chile, como dice su
primer nombre oficial.

A poco andar, el Liceo comenzará a ser constantemente visitado por jefes educacionales y
profesores de todo el país que acudirán a él con ánimo de perfeccionarse. Sin duda, el Pedagógico
y su liceo asociado, se convirtió con los años en el generador de una tremenda masa crítica
intelectual. Ambos fueron una de las grandes obras del Estado chileno.

Como se diría entonces: “Este establecimiento está destinado a servir de norma a todos los
rectores y profesores de todos los liceos del Estado, debe reunir los adelantos y la organización
de un plantel modelo para la enseñanza moderna”. De ahí su primer rasgo emblemático.

Hemos hecho una dilatada exposición de este proceso histórico inicial para que la comunidad
actual tenga mayor claridad y menos mitología respecto de las circunstancias en que se generó su
carisma fundacional que nace íntimamente vinculado a la práctica pedagógica de avanzada hacia
fines del siglo XIX.

Un segundo rasgo emblemático

Se constituiría a partir del período posterior de sus primeros cincuenta años, de sus rectores, de
las decenas de profesores de destacada formación y trayectoria en el ámbito educativo,
investigadores, con grado de doctores, autores de texto y obras científicas, creadores de cátedras
universitarias, críticos literarios, que en algunos casos llegarían a ser ministros de Estado y
Senadores, Premios Nacionales o docentes universitarios, que en dos oportunidades llegarían a ser
rectores de la Universidad de Chile y hasta un presidente de la ONU.

Todos ellos fueron construyendo una tradición pedagógica reconocida que fue trascendiendo de
generación en generación constituyendo lo que se reconoce como el “espíritu aplicacionista”.

Mencionamos algunos hitos importantes de esta tradición:

• La instauración de la noción de autodisciplina y la práctica de unidad fraterna entre


profesores y rector, bajo rectoría de Guillermo Mann.
• También es relevante que desde el Liceo de Aplicación se constituyera la Escuela Normal
Femenina de Santiago a cargo de una educadora alemana y el Liceo N° 2 de Niñas.
• La arquitectura de su edificios de tendencia neoclásica, inaugurado el primero de
Cumming 21, a mediados de 1910, y que forman parte del catastro del patrimonio
educacional elaborado por el Consejo de Monumentos Nacionales.
• El rápido crecimiento de la población escolar del Liceo y la alta demanda por matrículas,
quedando muchos postulantes sin tener acceso a sus aulas. Evidenciando las aspiraciones
de muchas familias para que sus hijos se formaran en este espacio.
• La iniciativa de sus exalumnos de fundar una escuela nocturna para colocar la cultura a
disposición de obreros y trabajadores, que posteriormente se uniría al Liceo de e
Aplicación, llegando a ser en 1916, con el nombre de “Federico Hanssen”, el primer Liceo
nocturno de Chile y de Sudamérica.

10
• La continuidad y reforzamiento el vínculo con el Pedagógico y la institución de profesores
guías de practicantes.
• La llegada e nuevos profesores alemanes en 1929.
• Los aportes el año 1937 del Consejo de Profesores del Liceo a la Dirección General de
Educación Secundaria en relación al fracaso nacional evidenciado por los alumnos al rendir
el bachillerato, puntualizando que la misión del Liceo no está destinada exclusivamente a
preparar a los alumnos para la universidad.
• La fundación de una sección Psicopedagógica, pionera en el país para dar fundamento
científico al proceso de formación de la personalidad del estudiante, investigando causas
sociales y fisiológicas de fracasos escolares, en el tratamiento de anomalías descubiertas y
orientando la labor pedagógica al respecto

Ese prestigio adquirido se expresó en la formación de sus alumnos y en el destino de sus


egresados. Es enorme la cantidad de ex alumnos que han tenido destacada participación en
diferentes ámbitos de la vida nacional, sea como dirigentes estudiantiles, políticos, periodistas,
jueces, profesores universitarios, ministros, diplomáticos, ajedrecistas, historiadores, geógrafos,
médicos cirujanos, rectores de universidades, artistas, biólogos, músicos, cineastas, así como
profesionales y ciudadanos comprometidos con el país.

Hago mención especial de los siguientes ex alumnos con Premios Nacionales:

• Santiago Mundt Fierro, periodista. Premio Nacional de Periodismo. 1957


• Laureano Ladrón de Guevara, pintor. Premio Nacional de Arte. 1967
• Humberto Díaz Casanueva, filósofo y poeta, Premio Nacional de Literatura, 1971.
• Braulio Arenas, poeta, Premio Nacional de Literatura, 1984
• Félix Schwartzmann, filósofo. Premio Nacional de Humanidades, 1993.
• Sergio Castillo Mandiola. Artista. Premio Nacional de Artes Plásticas 1997
• Francisco Vera Lamperein, profesor. Premio Nacional de Educación de Chile 2001.
• Gabriel Salazar, historiador. Premio Nacional de Historia. 2006

Para tener más información, remitimos a determinadas obras donde aparecen registros
pormenorizados de exalumnos y docentes. Será una tarea próxima la de recuperar esta memoria
que constituye un patrimonio vivo que puede enriquecer y traer aires de mundos existentes más
allá de libros y aulas actuales.

Tercera fuente de lo emblemático

Un tercer momento de conformación de la identidad emblemática del Liceo lo encontramos en la


década de los 80’, época en que la administración del Liceo fue traspasada al municipio de
Santiago, pasando a denominarse "Liceo A N° 9 de Aplicación Rector Jorge Enrique Schneider".

Durante esos años, haciéndose parte de un proceso histórico más general que vivía el país, el Liceo
de Aplicación junto a otros liceos, se transformará en un lugar de crítica y movilizaciones sociales
estudiantiles en pos de demandas democráticas frente a la dictadura militar existente.

Sus dirigentes estudiantiles, cuidados por algunos profesores y profesoras que exalumnos
recuerdan muy bien, fueron aprendiendo a participar de un sentido de liderazgo y de una

11
organización estudiantil que se jugó por la recuperación de la libertad y la democracia. Durante
toda esta época se vivió una cierta mística, tal como dicen los alumnos de hoy: “el Aplicación la
lleva…”

Sin embargo, fue también una época dramática, donde algunos de sus alumnos destacados
perdieron la vida, producto de la represión, quedando para siempre en la memoria colectiva del
Liceo. Nos referimos a Mauricio Maigret, a los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, a
Fernando Villalón y Claudio Paredes, y a Oscar Palacios. Hasta el día de hoy son recordados con
fuerza, emoción y orgullo por muchos sectores de la comunidad del Liceo.

Por esos años se configura una tradición de participación democrática. La historia y calidad
académico del Liceo, como parte de los establecimientos públicos gratuitos, ya no sólo se seguirá
traduciendo en una alta demanda y selectividad en su matrícula, sino en el prestigio alcanzado por
la organización consciente de sus estudiantes manifestada a nivel social. Con esto no queremos
decir que no haya inconsistencias y contradicciones al interior de esta organización, porque las
hubo y las hay. Lo importante fue la capacidad demostrada en sus discusiones críticas, en sus
capacidades de debate abierto y sus habilidades de movilización.

Como un corolario, y que daría para todo un capítulo aparte, los estudiantes del Liceo jugarían un
rol destacado en la movilización de los secundarios, el llamado “movimiento pingüino” del 2006
en pos de reformas al sistema educativo chileno.

Este constituye un tercer legado emblemático que sus alumnos asumen y proyectan. Los 16
alumnos de 1892 se han transformado hoy en una población escolar de más de 2600 alumnos
repartidos en tres jornadas. Y, quizás por eso, la profesora de ciencias sociales, Soledad Aguayo,
quien lleva 22 años haciendo clases aquí, se atreve a asegurar que:

"El mayor patrimonio de este colegio son sus alumnos. Cabros que vienen de abajo, que
quieren ser útiles al país y que poseen un alto nivel de conciencia social. Cuando tú les
propones actividades con objetivos claros y una dirección clara, tienen una capacidad de
respuesta espectacular. Vienen de una historia y buscan una historia, una sociedad más
justa".

Llegamos al fin de esta reseña histórica que apunta al corazón de su memoria emblemática.

En síntesis, nuestra interpretación es que lo emblemático del Aplicación viene de su momento


histórico fundacional, por cuanto en sus aulas se pudo plasmar una política educacional y una
escuela de profesores con un significado de avanzada para su época. Lo segundo, la gestión de sus
primeros rectores y la tradición pedagógica aplicacionista manifestada en generaciones notables
de egresados. Y lo tercero, en la fuerza e inteligencia de sus estudiantes sostenida como una
tradición viva e integradora.

Como se puede apreciar en esta apretada síntesis histórica, el Liceo de Aplicación ha sido
emblemático por el valioso aporte que ha hecho al país desde sus educadores y sus estudiantes.

Sin embargo, esta comunidad tiene hoy la opción de posibilitar su trabajo al olvido o el desafío de
cultivar su memoria colectiva y proyectarla al futuro.

12
Situación diagnóstica actual

¿Qué ha estado ocurriendo más recientemente en el Liceo? ¿Qué situación interna gatilló la crisis
de agosto recién pasado? ¿Cuál era el tipo de relaciones y dificultades que se vivía al interior del
establecimiento? ¿De qué se sentía orgullosa esta comunidad y cuáles eran sus valores y logros
recientes? Son preguntas que fuimos trabajando en un diagnóstico con los propios actores del
Liceo, propiciando el encuentro y la sinceridad en la crítica.

A continuación presentamos una síntesis de los principales aspectos emanados de este


diagnóstico de percepciones, realizado con estudiantes, apoderados y docentes del Liceo, en
diversas jornadas y reuniones diseñadas para este fin entre octubre y noviembre de 2008. Junto a
ello una enumeración de logros recientes.

Del total del material obtenido hemos identificado los siguientes ámbitos de percepciones:

1. Identidad del Liceo


2. Autoridad y Administración
3. Calidad de la enseñanza y el aprendizaje
4. Convivencia y comunicación
5. Rol de la familia
6. Infraestructura
7. Logros recientes

1. Identidad del liceo

En cuanto a la Identidad del Liceo, los estudiantes perciben que ésta se ha ido desdibujando, y que
la identidad emblemática del Liceo de Aplicación se ha deteriorado, producto de la pérdida de la
función educadora integral del establecimiento. “Vemos poca preocupación por formar personas
íntegras, aquí importan sólo los puntajes”, “Ya no es un Liceo de alto nivel, el proceso de selección
ha perdido calidad”.

Al respecto, las percepciones de los docentes son similares, coincidiendo en cuanto a la pérdida de
credibilidad del Liceo. “Se cuida un prestigio falso”, “Están entrando alumnos con muchas
falencias”.

Asimismo, los apoderados perciben un descontento por expectativas no cumplidas. “Los


apoderados ya no creen, hay desilusión, varios se están llevando a sus hijos a otros liceos”.

Lo anterior nos habla de una necesidad colectiva de recuperar el “espíritu Aplicacionista”, que
identifica a los miembros de esta comunidad y que les ha dado históricamente un sentido de
pertenencia.

Una evidencia es la pérdida sistemática de alumnos este año 2008, donde no se han completado
las matrículas disponibles, muy por debajo de los niveles históricos.

13
2. Autoridad y administración

Las percepciones de los estudiantes respecto de este punto, nos hablan de una administración
ineficiente y desordenada, y una autoridad poco presente y más bien autoritaria. “Al Director lo
vemos poco, es distante, y eso genera pérdida de respetabilidad”, “La UTP no funciona como ente
regulador o de supervisión del trabajo de los docentes”, “No existe una política de reparar o
aprender del error, ante una falta simplemente nos sancionan”, “No hay líderes, hay sólo jefes”.

Los profesores advierten también un deterioro de la imagen de la autoridad, y una ambigüedad en


las decisiones, sin claridad en las orientaciones que debe dar al funcionamiento del Liceo. “La
autoridad es sólo el cargo, falta liderazgo, no ha sabido enfrentar los problemas que tenemos”,
“No hay supervisión ni directrices claras, cada uno hace lo que quiere”.

A su vez, los apoderados sostienen apreciaciones negativas que tienen que ver con la
responsabilidad de los directivos en la comunicación oportuna de los temas que les competen
como padres. “No nos informan a tiempo los temas importantes”.

Un aspecto señalado por todos los actores, es la percepción de falta de transparencia en la gestión
y en las comunicaciones. No se rinde cuenta pública, o al menos ésta no es conocida por toda la
comunidad. Al respecto, un ejemplo significativo es la no entrega de informes que daban cuenta
del estado del edificio y su necesaria mantención antes del desplome.

Lo anterior nos habla de un estilo de liderazgo que fluctúa entre lo autoritario y lo paternalista, no
consultivo ni participativo, con una diferenciación organizacional jerárquica y vertical. La jefatura
tiene poder formal, pero su liderazgo se ha devaluado. No hay claridad en los objetivos del
establecimiento, ni en su visión de futuro.

3. Calidad de la enseñanza y del aprendizaje

Los estudiantes perciben que existe un gran desnivel en la calidad pedagógica de los docentes.
Consideran que algunos no son buenos pedagogos, dada la baja exigencia y poca rigurosidad en
sus clases, o por el escaso compromiso mostrado con el aprendizaje de sus alumnos. “Sólo dicta la
materia y nos exige memorizar, o se conforma con explicar lo del libro”, “No muestra amor por la
enseñanza, y no le importa si aprendemos o no”, “Hay desilusión con el programa de Orientación”,
“No nos enseñan a pensar ni a ser críticos”. También se refieren a la escasa actualización o a la
falta de capacitación de sus profesores, y a la desmotivación y desinterés de los estudiantes por
aprender. “Muchos compañeros no vienen a estudiar”.

A su vez, los profesores perciben una desarticulación en los procesos educativos y una falta de
criterio educativo institucional, manifestado en un trabajo autónomo no coordinado con colegas,
sin transversalidad, situación que es observada también por los estudiantes. Además, se refieren a
la dificultad de tener cursos muy numerosos, lo que les impide trabajar el potencial de cada
alumno, y les imposibilita cumplir los programas de estudio. A esto suman la conducta observada
en los estudiantes, poco responsable con su aprendizaje. “Mucho jóvenes se ausentan, llegan
atrasados y no estudian”, “Hay decepción por la pérdida de valores en los estudiantes”.

14
Los apoderados se refieren a su propio rol en la educación de sus hijos, notando un bajo
compromiso de la mayoría de los padres. “Sólo se preocupan de la formación académica que debe
entregar el Liceo, pero no de la educación en casa”.

Todo lo anterior está directamente relacionado con las recientes demandas estudiantiles por una
educación de calidad, en que obviamente se interpela al sistema educativo en su totalidad, pero
que sin duda se refieren directamente a la educación que los estudiantes reciben en el Liceo de
Aplicación. Si bien la educación pública está en crisis, es preciso buscar soluciones locales propias
para la comunidad aplicacionista, que se orienten a entregar a los estudiantes la educación de
calidad que merecen, y esto sin duda apela a la calidad de la docencia.

Como lo sintetiza, el estudiante Teddy Gutiérrez, Premio al Espíritu Aplicacionista 2008,


reconocimiento otorgado por unanimidad por los propios profesores:

“El liceo con el correr de los años ha dilapidado sus valores, ilustres profesores se han ido
para dejar paso a una nueva generación de docentes con mucho talento, pero fugaz. Los
que aún quedan, cada vez, el peso de los desastres, de las descoordinaciones y las
frustraciones los están socavando y esto se traspasa al alumnado”10

4. Convivencia y comunicación

En este ámbito es donde son percibidas las mayores dificultades, tanto por estudiantes como por
docentes y apoderados.

Los estudiantes refieren una pérdida del vínculo cercano con sus profesores, y cierta indiferencia y
frialdad en el trato. Al mismo tiempo, observan división y deterioro en las relaciones entre
profesores, y un individualismo creciente en los estudiantes, con la consecuente pérdida de la
solidaridad, el compañerismo y el sentido de pertenencia.

A su vez, los profesores refieren un clima laboral tenso y emocionalmente enfermo, con
desconfianza, rumores, descalificaciones y deterioro de las relaciones entre colegas. Además,
refieren ausencia de espacios de conversación y reflexión entre docentes, lo que perpetúa la
incomunicación, exclusión e intolerancia. Al igual que los estudiantes, los docentes observan un
creciente y exacerbado individualismo y falta de autocrítica, con la consecuente pérdida del
sentido del bien común y una desmotivación hacia el trabajo y la pedagogía.

Tanto estudiantes como docentes observan relaciones de poco respeto mutuo. “Hay un trato
humano inadecuado hacia los estudiantes por parte de algunos docentes”, “Algunos alumnos nos
faltan el respeto, también los apoderados”.

Los apoderados por su parte, observan falta de tolerancia para llegar a entendimientos, lo que se
manifiesta en problemas de comunicación entre algunos profesores y apoderados. Refieren que
los canales de comunicación resultan ineficientes, que existen pocas instancias de participación
para los apoderados, y las que existen no son bien aprovechadas. Relatan frustración y desencanto
con la situación que vive el Liceo.

10
Carta enviada por Teddy Gutiérrez, 15/12/2008

15
Lo anterior nos habla de relaciones de convivencia en las que no existe confianza ni iniciativa, ni
los espacios, para discutir los temas que requieren ser abordados, mejorar las situaciones que han
generado este estado de ánimo general, incluyendo en esto a todos los actores educativos. La
comunicación es generalmente descendente, jerárquicamente, y de baja frecuencia, y las
explicaciones se ponen afuera, con dificultad para asumir la propia responsabilidad. Dado que no
hay espacios de poder alternativos, existe sumisión, apatía o indiferencia: la gente opta por no
decir nada, prefieren ser dirigidos, no discrepan ni toman iniciativas de cambio, por temor a ser
descalificados.

5. Rol de la familia

Las percepciones de todos los actores, tienen que ver con una escasa presencia de los padres en
los procesos de formación de sus hijos: inasistencia a reuniones y citaciones, escaso apoyo en casa
en los estudios de sus hijos, falta de afecto y de acompañamiento, según testimonian muchos
estudiantes. Los apoderados además refieren que en relación a las decisiones y la participación en
el Liceo, la mayoría de los padres descansa en los delegados de curso, y sólo critican pero no
aportan. A su vez, los profesores refieren falta de tiempo y espacio adecuado para atender a
apoderados.

Por otra parte, existen desconfianzas históricas hacia el Centro de Padres y Apoderados que tienen
que ver con temas de administración de fondos, y percepción de situaciones que no se han
aclarado suficientemente.

Lo anterior nos habla de una fragmentación y descoordinación entre las funciones educativas de la
familia y del Liceo, que acentúa los problemas de comunicación existentes.

6. Infraestructura

Tanto estudiantes como docentes y apoderados, coinciden en su percepción negativa de la


infraestructura, problemas que son de público conocimiento. Entre los más importantes se
pueden señalar:

• Gran precariedad en salas, baños, casino, gimnasio, biblioteca, enfermería, laboratorios.


• Ausencia de espacios para eventos, y de áreas verdes.
• No hay cuidado y mantención del Liceo.
• Equipamiento escaso y poco disponible (libros, computadores, data, Internet, implementos
deportivos)

Además, luego del cambio al local actual provisorio, refieren serias limitaciones:
• Espacios muy reducidos (aulas, sala de profesores).
• Ruido.
• Calor.
• Hacinamiento.
• Escasez de recursos tecnológicos.
• Limpieza muy deteriorada.

16
Posibilidades no disponibles hoy:

Como conclusión podemos decir que en este diagnóstico está la base del programa de
transformaciones a desarrollar con el nuevo proyecto educativo.

Básicamente, se trata de hacerse cargo de las posibilidades que hoy no están disponibles y que son
fuertes barreras para vivirse el proyecto en un ánimo de colaboración y compromiso.

Estas posibilidades cerradas constituyen todo un programa de aprendizaje para esta comunidad:

• Dejar fuera el rumor, generar confianza, escuchar para colaborar y resolver conflictos
manifiestos.
• Declarar satisfacción y reconocimiento por compromisos cumplidos como factor motivacional.
• Realizar evaluaciones de equipos, incluye rector y equipos directivos.
• Diseñar espacios conjuntos de observación y aprendizaje para producir maestría.
• Mantener conversaciones de cambio y experimentación.
• Apropiarse de un proyecto educativo en contexto de la Web social.
• Diseñar aprendizaje de cada estudiante desde su potencial.

7. Logros recientes obtenidos

El Liceo de Aplicación a lo largo de su historia reciente de los últimos años ha seguido obteniendo
logros en el trabajo con sus estudiantes.

 Resultados en pruebas y mediciones externas


SIMCE - PSU
Se observan avances en Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias.
El año 2007 se logró además que ningún alumno obtuviera menos de 450 puntos, puntaje mínimo
que da derecho a postular.
Si bien en los últimos años no se han logrado puntajes nacionales, aproximadamente un 10% de
los alumnos obtiene sobre 750 puntos en las diversas pruebas, especialmente en Matemática.
Los resultados obtenidos en el SIMCE y PSU, significan un logro en comparación a establecimientos
similares y a los promedios nacionales. La pregunta es si esos estos resultados pueden ser
mejores, de acuerdo al potencial de aprendizaje que tienen nuestros alumnos. O qué ocurriría si
aplicáramos, un tipo de evaluaciones más exigentes en cuanto a sus estándares, por ejemplo, PISA
y Bachillerato Internacional.
Consideramos importante tener expectativas más altas de la capacidad de los estudiantes, pues
esto se verá reflejado en sus resultados.

17
 En el área de los deportes
Tenis de mesa: primeros lugares en diversos campeonatos nacionales como internacionales.
Incluso 6 estudiantes han ingresado a la universidad a través de cupos deportivos por esta
práctica.
Básquetbol varias veces campeones comunales o figurando en los primeros lugares de
campeonatos escolares. Destaca su organización llegando a constituirse en club deportivo.
Futbol y futsal, importantes logros, principalmente a través del área extraescolar, donde se han
obtenido diversos premios.
Gimnasia y su Academia, considerada desde hace muchos años como la mejor de la comuna de
Santiago en el nivel infantil y juvenil.
Atletismo, participación en diversas olimpiadas de siendo ganadores en el año 2007 de las
Olimpiadas Pingüinas, organizada por la Intendencia y Municipalidad de Santiago.

 En ajedrez
El ajedrez ha tenido un lugar importante en diversos torneos nacionales e internacionales,
llegando a ser campeones en el año 2008, en la Copa Bicentenario destacando entre los tres
primeros en el Panamericano realizado en Colombia, más recientemente en Argentina.

 Proyecto “Aulas tecnológicas y montañismo ecológico”


Proyecto combinado de trabajo en terreno con estudiantes de 8° básico en el sector de Los
Maitenes y El Alfalfal, en el Cajón del río Maipo, Durante el desarrollo de este proyecto se han
atendido 2835 jóvenes de nuestro liceo, formando más de 175 montañistas. Todas estas
actividades se han realizado con colaboración del Cuerpo de Socorro Andino.

 En artes musicales
Desarrollo en importantes habilidades instrumentales (flauta traversa, violín, clarinete, saxo y
guitarra), formando grupos musicales y participando en diferentes festivales y encuentros de
música docta, folklórica o popular en los cuales se han obtenido premios.
Entre los grupos musicales aplicacionistas han destacado el grupo “Tierra Nueva”, “Hijos del Sol”,
“Pan Negro”, “Rucamanque”, “The Raiman”.
En la actividad coral también han desarrollado una importante labor, trabajando con los alumnos
de nivel básico, los que fueron seleccionados en el encuentro “Crecer cantando”.

 En artes visuales
En artes visuales se han logrado dar una “re – mirada” al arte y la capacidad de expresión,
exponiendo durante la semana del arte los distintos trabajos que se hacen durante el año.
Otro logro importante es el taller de cine y fotografía con participación de 100 alumnos. Junto a
ello, la creación de la revista “50 y 50”, para canalizar sus habilidades artísticas.

Taller de restauración: El año 2004 el liceo es invitado por el MINEDUC a participar en un


proyecto de rescate del patrimonio histórico de los bienes muebles del establecimiento que datan
desde últimas décadas del siglo XIX. Se inicia, junto a Ciencias Sociales, el catastro de este
patrimonio que incluye pinturas, mobiliario, actas, oficios, textos e instrumental de laboratorios de

18
física, biología y química. Se valoriza y rescata por los alumnos el sentido de pertenencia y
descubrimiento de su identidad a través de elementos patrimoniales.

 En letras y humanidades
Debates
Participación en la sociedad de debates, orientada a trabajar habilidades de investigación,
argumentación y comunicación, obteniendo los primeros lugares.
Otra actividad tiene relación con las habilidades comunicativas es el “Modelo de Naciones
Unidas” organizado por la Universidad Diego Portales, donde participan desde el año pasado, un
grupo de 15 alumnos que representan distintos países integrantes de las Naciones Unidas. Se
utiliza la metodología de juego de roles que promueve la discusión en torno a diversas ponencias
sobre un tema de interés mundial. Esto permite a los participantes discutir, buscar acuerdos entre
bloques, elaborar anteproyectos, negociar y formar alianzas estratégicas.

Teatro: Mejor obra propia de comedia e interpretación musical, “Todos quisieran ser gatos”

Debate Inglés (Programa inglés Abre Puertas MINEDUC)


El año 2007 se gana la final regional, lo que significó posteriormente pasar a la final nacional.
Este proyecto ha permitido desarrollar la capacidad de análisis e investigación sobre diversos
temas de interés mundial, no solamente con el idioma, sino con la capacidad de argumentar, ser
muy responsables y dedicados

Día del libro


El desarrollo de la creatividad y el fomento de la lectura a través del “Día del libro”, es otro gran
logro educativo. Esto se desarrolla a través de una temática determinada que los profesores de
lenguaje trabajan en los diferentes niveles creando videos, obras de teatro, comics u otros, que
son presentados a toda la comunidad.
Esta actividad a través de los años ha significado un gran logro del departamento de lenguaje,
incentivando el trabajo en equipo tanto a nivel docente como del alumnado, el interés por la
lectura, el desarrollo de la creatividad, la expresión oral y escrita, y el desarrollo de la autoestima.

Proyecto Visión K-naria.


Este proyecto de crear un periódico, Visión K-naria, ha permitido comunicar lo que pasa en el
liceo, generar interacción entre los compañeros de diversas ideas, participación a través de
distintos escritos y reportajes desde y para toda la comunidad aplicacionista.
El logro más importante de esta publicación, es el interés por el periodismo que han desarrollado
los participantes y el generar opinión desde distintos sectores de la comunidad.

Educación para la ciudadanía global.


Proyecto del PIIE (financiado por la Unión Europea) en que participamos junto con otros 4 colegios
del país. Se orienta a que los jóvenes se sientan parte de la ciudadanía global, desarrollar trabajo
en equipo, habilidades comunicativas, práctica de otros idiomas, un sentido social y conocer e
intercambiar experiencias con jóvenes de otras culturas.

19
Se realizaron seminarios y encuentros culturales en los distintos establecimientos. Incluyendo un
encuentro internacional en Holanda, con jóvenes de distintos países, al cual concurrieron dos
estudiantes y una profesora para discutir el tema de la cultura juvenil.

Movimiento de Integración Latinoamericana (MILA)


Surge a partir de una invitación del colegio Saint George a participar en un encuentro sobre la
realidad de los jóvenes en Latinoamérica. A dicho encuentro asistió el Presidente de la República,
quien propuso a los jóvenes participantes crear un movimiento de integración latinoamericana, lo
cuál es acogido por estos jóvenes, naciendo así el MILA.
El primer gran objetivo del MILA fue crear el marco legal del movimiento, para luego contactarse
con colegios de otros países latinoamericanos. Esto permitió la realización de cuatro encuentros
en distintos países, uno de los cuales fue organizado por nuestro Liceo en conjunto con el Liceo 1.
En estos encuentros se presentaron diversas investigaciones relacionadas con política, sociedad,
realidad nacional y educación, además de charlas y conferencias con personalidades. En este
mismo espacio 3 alumnos han participado en el concurso Caminos del MERCOSUR, ganando en el
2004 con un ensayo sobre Brasilia y en el 2008 con un cuento sobre el lago Titicaca.

 En el área de las ciencias


Participación en diversos concursos en el área de la Física.
En el año 2003, finalistas en competencia de conocimientos en física en la Universidad de
Concepción.
En el año 2004 invitación de la Universidad Católica del Norte, Antofagasta, donde se visitó el
Observatorio Paranal.
En el año 2005, obtienen primer lugar concurso organizado por la Facultad de Ingeniería de la
Universidad Andrés Bello. El premio fue un viaje a San Francisco, EEUU, para los dos alumnos
participantes y el profesor responsable.
En año 2005 y 2006, primer lugar en concurso “Modelo de Protección” de la Facultad de
Ingeniería de la Universidad Diego Portales.
En el año 2006 además se implementa en Cumming 29 una estación meteorológica con el apoyo
del Centro de Padres y participación de alumnos.

Proyecto de estudio plantas medicinales.


En este campo, los estudiantes han desarrollado distintos estudios y han sido invitados a presentar
sus trabajos en Mendoza, Tucumán y Jujuy en Argentina.
• “Estudio preliminar sobre calidad de vida, automedicación, plantas medicinales y medio
ambiente en sectores rurales de la zona de Pirque”.
• “Usos de plantas medicinales por una población rural de la Región Metropolitana”,
presentada en el IV° Congreso Internacional de Plantas Medicinales, Talca, 2001.
• “El problema de la contaminación de las aguas usadas por un pueblo rural de la Región
Metropolitana: implicancias en el uso humano y agrícola”, 2° lugar en el III Taller
Estudiantil Internacional del Medio Ambiente realizado en Cuba, 2001.
• “Estudio de la utilización de las plantas medicinales por la población urbana de María
Pinto”, presentada en el Encuentro EXPLORA, obteniendo el 2° lugar.

20
• “Etno botánica de María Pinto”. Club Explora Liceo de Aplicación. Presentado en el Primer
Simposio Internacional de materias primas para la industria de las plantas medicinales y
aromáticas. Los Angeles (Chile), noviembre, 2006.
 Organización Estudiantil
El Liceo de Aplicación es reconocido como espacio de formación de ciudadanía activa, con gran
nivel de participación del alumnado en diversos movimientos estudiantiles, siendo protagonistas
de diversas manifestaciones en la década del 80 y en el movimiento “pingüino” del 2006 entre
otras.
La organización estudiantil, que cuenta con personalidad jurídica, está liderada por el llamado
Gobierno Estudiantil (GELA), cuyos representantes son elegidos anualmente a través de
elecciones y reconocidos externamente por su organización y capacidad para expresar sus ideas,
su sentido social y pensamiento crítico frente a la realidad que les toca vivir.
Destaca el trabajo en equipo entre los presidentes de curso de cada nivel, lo que ha permitido la
organización de diferentes actividades de tipo artístico cultural, donde demuestran su empeño,
esfuerzo y la capacidad para resolver los problemas que se les presentan.

 Sistema Nacional de Evaluación de Desempeño (SNED)


El Sistema Nacional de Evaluación de Desempeño, es un incentivo y reconocimiento los
profesionales de la educación que se desempeñan en establecimientos municipales y particulares
subvencionados de todo el país. Cada dos años se seleccionan los establecimientos con mejor
desempeño en el país.
Desde que se inicio el SNED, en 1995, se han realizado 7 mediciones, obteniendo nuestro liceo
excelencia académica en 6 oportunidades.

 Escuela de Adultos
Este espacio ha mantenido en el tiempo el carácter social de una educación pública democrática.
Existen evidencias de seguir desarrollando en sus estudiantes experiencias de autoestima,
preparación para el trabajo, entrega de cultura y valores, prácticas de superación e incluso
introducción a la PSU. Se destacan como hito reciente: la incorporación de la educación básica de
adultos.

Como se puede apreciar, de este diagnóstico emanan grandes fortalezas que sumadas a las de su
tradición histórica emblemática nos hacen fundamentar la aspiración a superar la crisis actual,
generar una oportunidad de aprendizaje y producir los cambios necesarios reseñados.

21
Valores Orientadores

Durante los talleres realizados con los diversos estamentos del Liceo, también se ha realizado una
experiencia colectiva con la intención de detectar la identificación de las personas con su Liceo,
desde sus orgullos y valores “aplicacionistas”

Ello se ha trabajado a partir de la metodología participativa de “relatar historias”. Las historias


están en el corazón de la vida humana. Todos y todas tenemos historias que han ido
constituyendo la persona que somos y las comunidades en que participamos. No podemos vivir sin
estos relatos. Son la base para construir nuestros sentidos de vida, nuestras coherencias y luchas
cotidianas, nuestros futuros, nuestros valores y enseñanzas. Recuperar estos relatos y contarlos es
importante para volver a empalmar con lo que somos y proyectarnos hacia el futuro.

De estas historias se desprende aquello que en este proceso hemos denominado “valores
orientadores”, dado que orientan el entendimiento de una experiencia escolar cotidiana que vale
la pena de ser vivida, porque está conectada con metas personales y con otros significados
importantes que los jóvenes le otorgan al Liceo en el contexto del resto de su vida.

Ha sido notable observar como en esas historias aún “frescas en la memoria”, se manifiesta el
“espíritu aplicacionista”. Allí están los valores que pueden orientar el quehacer colectivo de los
jóvenes, profesores, exalumnos y apoderados en su relación con el Liceo. Es un tremendo
potencial de energías para superar la crisis. Son valores propios que no han sido impuestos, sino
que se han ido instalando con los años en el corazón de cada cual, han sido vividos en la
experiencia cotidiana, aunque hoy puedan estar tensionados. Explicitarlos es importante para
establecer las bases del proyecto educativo desde las vivencias y para señalar hacia dónde tiene
que moverse en tanto programa de acción moral y ética de convivencia.

A continuación presentamos un cuadro de aquellos valores orientadores comunes a todos los


estamentos, que fueron identificados en los talleres.

Compañerismo Solidaridad
Hermandad

Respeto
Tenacidad
Compromiso Perseverancia

Autonomía
Espíritu crítico

22
Principios educativos y mundos actuales

La educación es un espacio de formación de personas para el futuro. En este sentido todo


proyecto tiene que tener una interpretación del mundo actual y del cambio de época que
estamos viviendo. Será materia específica cuando se elabore el proyecto pedagógico profundizar
en una reflexión más profunda. Proponemos estas dimensiones a ser abordadas.

Lo primero es que hoy en el mundo del trabajo los títulos no aseguran empleo y existe extrema
competitividad. Dado que la estabilidad laboral desaparece, es necesario estar constantemente
repensando la carrera como identidad social, más que como profesión fija para toda la vida y, por
lo mismo, adquiriendo nuevos aprendizajes.

Es posible que la emergencia del trabajo independiente sea la pauta el futuro. Si no preparamos a
nuestros estudiantes en estas habilidades de convivir en mundos cambiantes, podrían quedarse
con un sentimiento de desesperación frente a la incertidumbre que provocará no saber cuál será
la futura fuente de trabajo, ni saber lo que necesitan aprender.

Lo segundo es que también hoy nos enfrentamos a un cambio en las nociones de lo que es
conocimiento. Para una corriente reciente de las neurociencias, todas las interacciones de los
seres vivos con su entorno son interacciones cognitivas, incluidas percepción, emoción y
comportamiento. Conocer es vivir, vivir es conocer.

De ahí que las fronteras y los contextos de lo que es necesario conocer y aprender se hayan
ampliado y complejizado. No todo lo que aprendemos ocurre en la escuela. Nuestra situación
cambia constantemente como resultado de nuestra propia actividad como sujeto. El mundo y
nuestras estructuras cognitivas están emergiendo todo el tiempo a partir de cómo nos movemos,
tocamos, pensamos, respiramos, comemos, trabajamos, sentimos y respondemos a los demás.

Esto quiere decir que lo que tenemos hoy, más que una sociedad de la información, es la
emergencia de una sociedad del significado que necesita discriminar, interpretar y asignar valor
al enorme volumen de datos y opciones disponibles. Esto tiene una expresión concreta en la
llamada Web social que nos está planteando “un mundo de conocimientos sin cursos”. De ahí que
el error del liceo sea persistir en la transmisión de conocimientos, entendidos como información.

Es necesario hacer la distinción entre la razón, en tanto conocimiento de la verdad y el


entendimiento como comprensión de sentido.

En el primer espacio, independiente del cuerpo, vive la práctica de la PSU, los “hechos objetivos” y
el método científico. En el segundo espacio, más vinculado a la experiencia ordinaria se despliegan
las emociones, el escuchar contextual y los proyectos de vida. De lo que se trata es de aprender a
integrar ambos espacios en una mirada holística, aprender a desaprender y aprender a convivir
en mundos híbridos y complejos.

Nos estamos encontrando recurrentemente con nuevas opciones, nuevas formas de comunicación
y nuevas interrogantes a resolver. Para ello será fundamental aprender a construir confianza en
comunidades y trabajo colaborativo con personas que antes no conocíamos o a las cuales no les
concedíamos autoridad para enseñarnos. Requeriremos por tanto de una capacidad de cambio

23
personal continuo, con respeto hacia el pasado, con nuevos amigos y miradas creativas hacia el
futuro.

Hoy también se menciona por todos lados la importancia de cultivar una ética ciudadana en una
era de globalización en que se hacen presentes la corrupción, el deterioro del medio ambiente y la
guerra. En ese sentido los valores orientadores que el Liceo tiene instalados ofrecen la posibilidad
de ser sólidas bases para desarrollar nuevas experiencias en la medida que se cultiven a través de
experiencias recurrentes. Por distintos lados surgen voces que propician otros modos de
convivencia y manejo pacífico de los conflictos.

Sabemos que la familia se va constituyendo en una dimensión orientadora fundamental en el


crecimiento de las personas. Sin embargo, también la familia ha estado experimentando cambios
que generan tensiones y emerge una visión idealizada de la familia del pasado, como protección
ante amenazas. Preferimos hablar de transformaciones en la familia; si todo cambia, también lo
hace la familia, y con esas realidades tenemos que movernos. Desde ahí necesitamos hacer una
alianza con las familias del Liceo, en el marco de nuestro nuevo Proyecto Educativo.

Visión para el Liceo de Aplicación, su espíritu virtuoso.

Aquí entramos en el corazón del sueño colectivo del Liceo de Aplicación. Lo que quiere ser esta
comunidad. Hacia dónde se moverá su proyecto.

Proponemos la siguiente visión que cultiva el espíritu virtuoso desde su memoria histórica y
proyecta un compromiso hacia la sociedad y la educación pública chilena.

Ser un espacio de reconocida excelencia educativa, con una formación


valórica y académica que posibilite a sus estudiantes, ser ciudadanos
responsables y agentes de cambio en cualquier ámbito de la sociedad, y a
la vez, ser un espacio que desde su tradición histórica emblemática, pueda
construir innovaciones relevantes para la educación pública y la práctica
pedagógica del futuro.

Se puede declarar querer ser sólo lo primero, hacer muy bien lo que debe hacer cualquier liceo
público. El desafío es si se quiere ser también un espacio a valor relevante a una renovación de la
pedagogía. En el pasado lo fue. Está disponible hacerlo, tienen el potencial para ese desarrollo. El
problema no son los recursos. Es la vocación de liderazgo y la esperanza de una comunidad que
cree que es posible y que siente un deber con la educación pública.

24
Misión del Liceo de Aplicación, el encargo que se nos hace.

Un camino posible para concretar este sueño de Liceo es producir una transformación real. En
todos los trabajos de grupos surgió la necesidad del encuentro y de la construcción de vínculos de
comunidad. Aparece con nitidez en el diagnóstico presentado. Junto a la necesidad de
actualizarse y de ser coherentes. Este misión Implica estos compromisos.

Generar una comunidad de aprendizaje entre estudiantes, educadores y


familias, cultivando una convivencia basada en la honestidad y el respeto
mutuo, en estimulante conexión con un mundo en permanentes cambios
y que desarrolle un proyecto de vida en cada uno de nuestros estudiantes,
en coherencia con los valores del Liceo y las exigencias de la vida actual.

Esta misión incumbe a toda la comunidad sin distinción, incluye a los asistentes de la educación ya
que declaramos que todos los trabajadores del Liceo cumplen un rol educativo.

Imaginario de significación para nuestro estudiante, la belleza del ideal.

En todas las sociedades las definiciones que hacemos de juventud siempre son objeto de
conflictos entre generaciones, una forma de imponer límites y de producir un orden de
posibilidades reales tanto para los jóvenes, como para el mundo adulto.

El solo hecho de ingresar al Liceo significa todo un conjunto de anhelos para las familias que
matriculan aquí a sus hijos en la esperanza que tengan una preparación mejor para su futuro.

Nuestros jóvenes estudiantes se explican como sujetos con porvenir. El centro y sentido del
proyecto educativo del Liceo de Aplicación son sus estudiantes a quienes tenemos el deber de
asegurar que no queden fuera de las posibilidades de construir un proyecto de vida inserto en el
mundo actual.

¿Cuál será entonces el sello de haber pasado por el Liceo de Aplicación? ¿Qué es lo que relatarán
los exalumnos y sus familias de su experiencia aquí? ¿Cuál es la versión siglo XXI del “espíritu
aplicacionista”?

Es lo que se explicita en este proyecto como el foco de la acción educativa y hacia donde se
deberán finalmente orientar todos los esfuerzos de esta comunidad. Es un perfil compartido por
los estudiantes representados en su comité editor final.

25
Decimos “la belleza del ideal”, rescatando el valor de la imagen anhelada, del tipo ideal, de un
perfil de estudiante, no sólo con un criterio funcional de utilidad práctica, sino proponiendo
también una sensibilidad poética que ayude a darle fuerza.

Se trata que cada estudiante del Liceo cultive el siguiente perfil y habilidades:

 Estudioso y abierto a innovación.


 Crítico constructivo, participativo y con autonomía.
 Autotransformación, autoexpresión corporal.
 Compartiendo, acción colectiva y comunidad.

Estudioso y abierto a la innovación:

Como sensibilidad para sostener preguntas y habilidad para plantear problemas, para buscar las
ayudas y las fuentes, integrar métodos para indagar en la realidad y comunicar resultados. Poner
en juego talentos propios y el ánimo de perseverar, aceptando el error. No tiene que ver con la
imagen del “mateo”, con un entendimiento de lo intelectual abstracto, ni con lo memorístico.
Puede ser estudioso de lo emocional, de sus acciones y sentimientos, sueños, expresión corporal,
musical, etc. Ligado a un amor por aprender y descubrir.

Abierto a la innovación como capacidad de crear, de hacer algo nuevo, una nueva mirada, la
definición de un problema, un nuevo camino o proyecto, aplicar y llevar a la práctica. La condición
es que sea valioso a una comunidad, inserto en lo social y que haga sentido a la gente. También
asociado a una capacidad de comunicar la novedad. Significa flexibilidad y re-construcción
permanente de sentidos y acción.

Crítico constructivo

Asociado a una etapa vital de procesos de búsqueda y de cuestionamientos, de actitud reflexiva y


crítica. Que expresa desacuerdo, tal vez en forma impulsiva, pero que sin embargo es capaz de
reflexionar de manera firme, respetando la diversidad y los derechos de otras personas. Tiene una
mirada crítica del mundo porque este es perfectible y derivado de ello lo inspira la inquietud por
generar cambios en el entorno inmediato, siendo capaz de responder de manera constructiva en
función del bien común. Esta actitud vital se caracteriza porque está abierta a lo que podría ser
posible en la vida y a la búsqueda de nuevo significados que le confieran sentido.

Participativo con autonomía

No se queda con ideas de otros, fundamenta sus propias apreciaciones de la realidad, aporta, se
informa. Con habilidades de análisis y razonamiento, alerta a la observación y la experiencia que le
proporcionan fundamento a sus argumentos. Capaz de discernir y hacer opciones, sea para
mantener o modificar su forma de acción y organización. Con inquietudes y búsqueda de ser parte
de diversas instancias formales y no formales.

26
Auto transformación

Evitar colocar la causa de nuestro descontento y malestar fuera de nosotros mismos, en nuestros
compañeros, en el sistema, en los otros, el vecino, el trabajo, el destino, la mala suerte. La
motivación está en nosotros. Tiene que ver con aprender, re- aprender y desaprender acerca de
nosotros mismos, en el plano de la conciencia. Tiene que ver con emancipación más profunda de
condicionamientos y hábitos que nos cierran posibilidades. Con autocuidado, con el abandono de
lo dañino y el cultivo de lo sanador. Siempre queremos un modo de vida mejor, liviano y liberador.
Como un camino permanente. Somos responsables cien por ciento de nuestras vidas, de nuestros
actos. No hacerse las víctimas. Aquí también radica un sentido ético.

Autoexpresión corporal

Expresión corporal natural y espontánea en actividades como andar, comer, hablar, cantar, bailar,
vestuario, corte de pelo, etc., en el contexto de las pautas de convivencia consensuadas en la
comunidad del Liceo. Tiene que ver con liberarse de bloqueos, siendo más auténtico, expresar
emociones con respeto al espacio emocional de los otros. Significa hablar en primera persona. Es
una actitud, incorporada en la vida cotidiana, materializada más que una noción abstracta. Es la
base del desarrollo hacia el liderazgo.

Compartiendo, acción colectiva y comunidad

Sensible al contexto social y cultural, se mueve en la Web social. Mundo gestado junto a otros
desde experiencias comunes más que un mundo pre-dado rígido. Habilidad para trabajar en red y
coordinarse con efectividad. Le importa el “nosotros” y participar para generar bienestar en su
comunidad. Para lo cual participa en diversidad de identidades colectivas, no excluyentes,
promoviendo un sentido democrático.

Para concluir es importante conectar este perfil con el punto de los proyectos de vida. Lo primero
es la valoración de cada historia personal, en tanto secuenciado y eslabonado potencial de
desarrollo, construida permanentemente en todas esas cotidianas transiciones, esos micro-
mundos que van constituyendo micro- identidades, semejantes a caminos que se van haciendo al
andar. Lo segundo es que no basta declararlos como eje del programa de orientación, lo
importante es llevarlos a la práctica desde un equipo que asuma el desafío de vivir según este
imaginario de significación

Finalmente, dado que enseñamos lo que somos, también se trata de un ideario para el profesor o
profesora del Aplicación. ¿Cómo podríamos enseñar o inculcar un valor que no somos o vivimos?

27
Explicitando lo que se espera de esta comunidad

Es importante expresar con claridad lo que se pide a cada estamento y cada uno de los roles
fundamentales para este proyecto, que pueda orientar prácticamente su labor cotidiana y ser un
aporte a la construcción de pautas de convivencia.

De los estudiantes se espera:

1. Sean personas íntegras, que actúen en concordancia con los valores de respeto,
solidaridad, honestidad y tolerancia, construyendo objetivos y proyecto de vida para
crecer.
2. Sean personas críticas y autocríticas, con capacidad de análisis, de argumentación y de
debate respetuoso, libre y autónomo en sus decisiones.
3. Sean personas responsables con sus estudios, logrando un buen rendimiento académico
que sea soporte de sus logros futuros, aprovechando al máximo la formación que les
entrega el Liceo.
4. Sean personas concientes, que se preocupen por temas contingentes y que aporten a la
solución de problemas de su comunidad y a la creación de una sociedad mejor.
5. Sean personas cuidadosas del entorno y de la infraestructura del Liceo.
6. Tengan un comportamiento intachable y respetuoso, dentro y fuera del establecimiento,
dejando en alto el nombre del Liceo de Aplicación.
7. Sean comprometidos con su Liceo, que participen en el desarrollo y mejoramiento
permanente en los aspectos formativos, académicos, sociales y deportivos, aportando
activamente nuevas ideas y posibilidades.
8. Vivan en comunidad, cultivando la comunicación con todos los actores educativos, en
unión ante las situaciones adversas, erradicando el individualismo.
9. Sean personas con ganas y disposición de aprender, protagonistas de su aprendizaje,
cultivando el esfuerzo, la dedicación y la voluntad en el estudio y el trabajo escolar, para
asegurar buenos resultados académicos.

De los directivos se espera:

1. Transparencia con la gestión y la administración de los dineros, rindiendo cuentas públicas


y por escrito al menos una vez al año, para lograr y mantener la confianza y credibilidad.
2. Compromiso fuerte y verdadero con el bienestar del Liceo y de los miembros de la
comunidad.
3. Conocimiento de los alumnos, conciencia de sus necesidades y problemas, de modo de
buscar soluciones y mejoramiento de la realidad que viven los estudiantes.
4. Sean personas íntegras, éticas y con criterio en la aplicación de las normas, que velen por
mantener el respeto en las relaciones entre los diferentes actores de la comunidad
aplicacionista.
5. Comunicación con los alumnos, docentes y apoderados, con capacidad de escuchar,
cultivando el respeto, un trato humano y de fraternidad, no de autoritarismo.
6. Liderazgo democrático, con apertura, comprensión y firmeza, en pos del bien común de
los aplicacionistas.

28
7. Compromiso y responsabilidad con la formación integral de los estudiantes, apoyando sus
proyectos sin favoritismos, y velando por el cumplimiento de las normas en todos por
igual.
8. Buena y eficiente gestión directiva y técnico-pedagógica, compromiso con sus cargos
directivos y como mandatarios de la comunidad aplicacionista, con responsabilidad en el
cumplimiento de sus funciones, y con propuestas permanentes de mejoramiento para el
Liceo en todos sus ámbitos.
9. Sean personas justas y equitativas en los reconocimientos y sanciones, flexibles y con
disposición a escuchar sin prejuicio las diferentes versiones, y a dialogar en la búsqueda de
soluciones a los problemas.
10. Abocados a mantener y resguardar una buena calidad de la enseñanza que entregan los
docentes a los alumnos, velando por optimizar los procesos de aprendizaje a través de la
selección y capacitación de los profesores.

De los docentes se espera:

1. Sean personas con vocación por la enseñanza, tanto en lo académico como en la


orientación valórica de sus estudiantes, formando a las nuevas generaciones con
habilidades para encarar el mundo contemporáneo.
2. Calidad y excelencia en su entrega educativa, mejorando permanentemente sus
metodologías de enseñanza y perfeccionándose en sus propios aprendizajes.
3. Compromiso, responsabilidad y dedicación en su función educadora, con buena
disposición hacia los alumnos.
4. Justos y equitativos en los criterios de evaluación, en el trato a los alumnos y en la
aplicación del reglamento.
5. Empatía y tolerancia hacia sus estudiantes, con disposición a resolver los problemas
dialogando con respeto y sin abuso de poder.
6. Buena comunicación con sus estudiantes, con respeto mutuo y comprensión de las
dificultades y diferencias.
7. Ayuden a los estudiantes a desarrollar su pensamiento y razonamiento, no sólo a
memorizar los contenidos.
8. Tengan conocimientos actualizados en las tecnologías, que son herramientas útiles y
necesarias para el aprendizaje hoy en día.
9. Compañerismo y fraternidad entre profesores, sin descalificaciones mutuas.
10. Sean pedagogos líderes, innovadores y democráticos, autónomos en su pensamiento.
11. Motiven a sus estudiantes y valoren sus capacidades, siendo un apoyo y ejemplo que los
inste a ser mejores y a participar.
12. Que hagan respetar su autoridad sin recurrir al castigo o la intimidación, sino generando
una relación de cercanía y confianza con los alumnos.

De los apoderados se espera:

1. Compromiso con sus hijos expresado en el cuidado por su bienestar psicológico,


entregando valores y ayudándoles a desarrollar su autoestima y autonomía.
2. Participación y compromiso con los cambios y procesos que vive el Liceo.

29
3. Responsabilidad con su rol, a través de la presencia y asistencia a las actividades que
solicita el Liceo.
4. Compromiso con la educación de sus hijos, compartiendo esta tarea con el Liceo,
motivándolos y valorando sus logros, con exigencia y apoyo en el estudio.
5. Comunicación cercana con sus hijos, aconsejando desde la comprensión y la confianza,
para poder dialogar con apertura y sin temor.
6. Del Centro de Padres, participación y organización, coordinación y buen manejo de sus
finanzas, apoyo a la labor del Liceo, y constante evaluación en aspectos administrativos,
educacionales y sociales.

30
Recomendaciones de líneas de acción futuras
Hemos hecho proposiciones fundamentales y perfilado un núcleo de visiones, compromisos y
expectativas, abiertas a ser mejoradas y discutidas por toda la comunidad.

Esta proposiciones apuntan a un Liceo que se reconoce en su pasado emblemático, que es capaz
de superar sus obstáculos, que asume con conciencia los cambios que se nos vienen encima y que
es necesario cultivar nuevas comprensiones y prácticas para re- inventar la educación.

Es importante al inicio del año escolar 2009, realizar un conjunto de encuentros con los diversos
actores para comunicar los acuerdos del Consejo Escolar en torno a la aprobación del presente
Perfil de Proyecto Educativo Institucional.

Hemos definido 7 líneas estratégicas de acción para el 2009

1. Definir Proyectos Pedagógico y de Gestión.


A. Proyecto Pedagógico
a. Nociones de conocimiento y complejidad
b. Currículo. Niveles de concreción
c. Modelos y prácticas de enseñanza
d. Reglamento de convivencia
e. Plan escolar anual
f. Jornada escolar
B. Proyecto de Gestión
a. Organizativo-Operativo.
b. Rol y ejercicio funciones Consejo Escolar
c. Administrativo financiero
d. Formación para el liderazgo

2. Formación profesores: Pensar la complejidad y nuevos entendimientos de lo que es el


conocimiento.
A. Talleres de formación
B. Sistematización y publicación de experiencias
C. Reforzamiento equipos de departamentos

3. Formación de profesores jefes: desarrollo de proyectos de vida en comunidades de


aprendizaje
A. Talleres de formación en desarrollo personal
B. Trabajo desde orientación y reforzamiento de trabajo colaborativo

4. Jornadas de trabajo y encuentros para crear comunidad.


A. Generación instancias formales de comunicación de la comunidad
B. Talleres participativos inter-estamentales
C. Capacitación Directiva de Centro de Padres en aspectos de finanzas

31
5. Seguimiento Proyecto Arquitectura.
A. Constituir equipo a cargo
B. Información sistemática a la comunidad

6. Evaluación equipos en áreas de liderazgo y gestión del PEI


A. Construcción de indicadores u otras herramientas para evaluación del trabajo en
PEI
B. Precisar formas de evaluación del Proyecto Educativo.

7. Redes y alianzas de la comunidad: Gobierno de Alemania, Fundación Chile, Escuela de


Ingeniería Universidad de Chile

LLAMADO A LA COMUNIDAD EDUCATIVA

Estamos seguros que hemos hecho proposiciones fundamentales que se orientan a producir
transformaciones más de fondo en la cultura organizacional y en las prácticas pedagógicas del
Liceo.

Son proposiciones que se han gestado desde la participación de todos los actores del Liceo

Apuntan a que el Liceo se reconozca en su emblemática tradición histórica y a la vez que deje atrás
su rigidez para hacerse parte en los cambios que se están generando en los mundos actuales y las
incertidumbres que se nos están viniendo encima.

Hacemos un llamado a esta comunidad que consideramos inteligente y viva, especialmente a sus
estudiantes y profesores, a repensar su futuro y a comprometerse a hacer un cambio. Si no hacen
nada, el Liceo seguirá languideciendo.

Hacemos un llamado a ser audaces y a sentirse orgullosos de lo que han construido como historia.
Hacemos un llamado a convertirse en una comunidad unida, dispuesta a aprender, y que aporte
en los destinos históricos de la educación pública chilena. En ese sentido tienen un deber con el
país.

El momento es urgente, no podemos dejar para más tiempo en este estado de cosas. Nos espera
un gran desafío.

32