Está en la página 1de 2

Los judíos (en hebreo: ‫יְהודִים‬, Yehudim; yiddish: ‫ייִדן‬, Yiden) son los seguidores del judaísmo o,

más comúnmente, los miembros del pueblo judío (también conocido como «nación judía» o «hijos de
Israel»), un grupo étnico-religioso descendiente de los antiguos israelitas y de aquellos que se
convirtieron a esta religión. La expresión también incluye a aquellos que se convirtieron al judaísmo
siguiendo un proceso formal. La actual población judía del mundo es de aproximadamente 14,5
millones, la mayoría de los cuales vive en los Estados Unidos y en Israel.

Etimología y origen

El término judío procede de Judá, uno de los hijos del patriarca bíblico Jacob. Judá (o su variante
griega Judea) designaba también a una entidad política que existió en la región oriental de
Mediterráneo al menos desde mil años antes de Cristo y hasta un siglo después. Los habitantes de
Judea era los judíos, término que luego fue ampliándose también a los que habían emigrado desde
Judea y a sus descendientes. En castellano, el término judío procede del latín judaeus, a su vez
derivado del griego Ioudaios (Ἰουδαῖος). Existe equivalencia etimológica en otras lenguas, por
ejemplo, jude en alemán, juif en francés, jueu en catalán, jew en inglés, jøde en danés, etc.

El origen de los judíos tradicionalmente se remonta al año 1800 AC según interpretaciones de la


narrativa bíblica.

La Estela de Merenptah, también conocida como la Estela de Israel data de 1200 AC, es uno de los
primeros registros arqueológicos del pueblo judío en la tierra de Israel, donde se desarrolló el
monoteísmo. Como resultado de conquistas extranjeras y expulsiones que comenzaron en el siglo 8
AC, se formó la primera diáspora judía. Las derrotas militares durante las guerras judeo-romanas
hacia el año 70 y 135 contribuyeron a la extensión de la diáspora debido a que un número importante
de judíos fueron llevados como esclavos a lo largo del Imperio Romano. Desde entonces, los judíos
han vivido en Europa, el Medio Oriente, en la India, etc.