Está en la página 1de 4
Missa pro Eligendo Summo Pontifice Votiva II clase, rojo La composición de esta misa expresa

Missa pro Eligendo Summo Pontifice

Votiva II clase, rojo

La composición de esta misa expresa de forma admirable la santidad exigida para el ministerio petrino. Una santidad que se ha de expresar en la fidelidad a Dios en el cumplimiento de sus mandatos y de sus deseos; y una santidad que ha de ser manifiesta a los fieles por las virtudes del candidato. Ambos aspectos harán posible un gobierno de la Santa Madre Iglesia para la gloria de Dios. Confiados en que Cristo es el Único y Buen Pastor de la Iglesia, acudimos al trono de la gracia a fin de alcanzar misericordia y hallar la gracia de un auxilio oportuno. Que nuestra oración sea: ¡Danos, Señor, un Papa santo!

INTROITO 1 Sam 2,35

SUSCITÁBO MIHI sacerdótem fidélem, qui yuxta cor meum et animam meam fáciet: et aedificábo ei domum fidélem, et coram ambulábit Christo cunctis diébus. (T.P. Aleluia, Aleluia). V/. Sal 131, 1.- Memento Dómine, David: Et

omnis mansuetúdinis ejus. Gloria.

YO ME SUSCITARÉ un sacerdote fiel,que obre según mi corazón y mis deseos, y yo le edificaré casa firme, y él andará delante de mi Ungido todo los días. (T.P. Aleluya, aleluya) V/. Acuérdate, Señor, de David y de toda su

aflicción. Gloria al Padre.

COLECTA

SÚPPLICI, DÓMINE, humilitáte depóscimus: ut sacrosáncte Romanae Ecclesiae concédat Pontificem illam tua immensa pietas; qui et pio semper et nos Stúdio tibi plácitus, et tuo Pópulo pro Salubri regimine sit ad

TE SUPLICAMOS humildemente, oh Señor, que por tu inmensa piedad concedas a la sacrosanta Iglesia Romana un Pontífice que te sea siempre agradable por su santo celo para con nosotros y sea siempre digno

gloriam

reveréndus. Per Dominum nostrum.

assídue

tui

nominis

de la reverencia de tu pueblo por su saludable gobierno para la gloria de tu nombre. Por nuestro Señor.

EPISTOLA Heb 4, 16. 5,1-7

LECTIO EPISTOLAE BEATI PAULI APOSTOLI AD HEBRǼOS. Fratres adeámus cum fidúcia ad thronum grátiæ, ut misericórdiam consequámur, et grátiam inveniámus in auxíllio opportúno. Omnis namque póntifex ex homínibus assúmptus, pro homínibus constittúitur in iis, quæ sunt ad Deum, ut ófferat dona et sacrifícia pro peccátis: qui condolére possit iis, qui ignórant, et errant:

quóniam et ipse circúmdatus est infirmitáte: et proptérea debet, quemádmodum pro pópulo, ita étiam et pro semetípso offérre pro peccátis. Nec quisquam sumit sibi honórem, sed qui vocátur a Deo tamquam Aaron. Sic et Christus non semetípsum clarificávit ut póntifex fíeret, sed qui locútus est ad eum:

«Fílius meus es tu, ego hódie génui te.» Quemádmodum et in alio loco dicit: «Tu es sacérdos in ætérnum secúndum órdinem Melchísedech.» Qui in diébus carnis suæ preces, supplicationésque ad eum, qui possit illum salvum facere a morte, cum clamóre válido et lácrimis ófferens, exaudítus est pro sua reveréntia.

LECTURA DE LA CARTA DE SAN PABLO A LOS HEBREOS. Hermanos: Acerquémonos, por tanto, confiadamente al trono de gracia, a fin de alcanzar misericordia y hallar la gracia de un auxilio oportuno. Porque todo sumo sacerdote es tomado de entre los hombres y está constituido en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. Es capaz de comprender a ignorantes y extraviados, porque está también él envuelto en flaqueza. Y a causa de la misma debe ofrecer por sus propios pecados lo mismo que por los del pueblo. Y nadie se arroga tal dignidad, si no es llamado por Dios, lo mismo que Aarón. De igual modo, tampoco Cristo se atribuyó el honor de ser sumo sacerdote, sino que lo recibió de quien le dijo: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy. Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para la eternidad, a la manera de Melquisedec. El cual, habiendo ofrecido en los días de su vida mortal ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, fue escuchado por su actitud reverente,

GRADUALE Lv 21,10

PÓNTIFEX SACÉRDOS magnus inter fratres suos, super cujus caput fusum est unctiónis óleum et cujus manus in sacerdótio consecrátæ sunt, vestitúsque est sanctis véstibus: débuit

per ómnia frátribus similári. . Heb 2, 17.- Ut miséricors fíeret, et fidélis

EL SUMO SACERDOTE, el mayor entre sus hermanos, sobre cuya cabeza fue derramado el óleo de la unción y que recibió la investidura revistiéndose los ornamentos: debe asemejarse en todo a

. Para ser un sumo

sus

sacerdote misericordioso y fiel en lo

hermanos.

repropitiáret

delícta pópuli.

ALLELÚIA, ALLELUIA.- . Lv 21, 8.- Sacérdos sit sanctus quia et ego sanctus sum, Dóminus qui sanctífico vos. Allelúja.

póntifex

ad

Deum:

ut

que toca a Dios, y expiar los pecados del pueblo.

ALELUYA. . El

Sacerdo-te

ALELUYA.

sea santo porque yo soy santo, el Señor

que os santifica. Aleluya.

TRACTO Sal 131, 8-10

En tiempo de septuagésima se omite el Aleluya y en su lugar se dice el tracto.

SURGE DÓMINE, in réquiem tuam: tu et

arca sanctificatiónis tuae. . Sacerdótes tui induántur iustítiam, et sancti tui

exúltent. . Propter David servum tuum, non avértas fáciem Christi tui.

LEVÁNTATE, SEÑOR, de tu descanso, y

el arca de tu santificación. . Que los sacerdotes se vistan de justicia y los

santos exulten. . Por David, tu siervo, no rechaces el rostro de tu Ungido.

ALELUYA PASCUAL En tiempo de septuagésima se omite el Aleluya y en su lugar se dice el tracto.

ALLELÚJA, ALLELÚJA. . Lv 21, 8.- Sacérdos sit sanctus quia et ego sanctus sum, Dóminus qui sanctífico vos.

Allelúja. . Jn 10, 14.- Ego sum pastor bonus: et cognósco oves meas, et cognóscunt me meæ. Allelúja

ALELUYA, ALELUYA.- . El Sacerdote sea santo porque yo soy santo, el Señor

que os santifica. Aleluya. . Yo soy el buen pastor, y conozco a mis ovejas y ellas me conocen. Aleluya.

EVANGELIO Jn 14, 15-21

SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII SECÚNDUM JOÁNNEM. In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: «Si dilígitis me: mandáta mea serváte. Et ego rogábo Patrem, et álium Paráclitum dabit vobis, ut máneat vobíscum in ætérnum, Spíritum veritátis, quem mundus non potest accípere, quia non videt eum, nec scit eum. Vos autem cognoscétis eum; quia apud vos manébit, et in vobis erit. Non relínquam vos órphanos; véniam ad vos. Adhuc módicum; et mundus me jam non videt. Vos autem vidétis me, quia Ego vivo, et vos vivétis. In illo die vos cognoscétis quia ego sum in Patre

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN. En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Si me amáis, guardaréis mis mandamientos; y yo pediré al Padre y os dará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre, el Espíritu de la verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce. Pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros. No os dejaré huérfanos:

volveré a vosotros. Dentro de poco el mundo ya no me verá, pero vosotros sí me veréis, porque yo vivo y también vosotros viviréis. Aquel día

meo, et vos in me, et ego in vobis. Qui habet mandáta mea, et servat ea: ille est, qui diligit me. Qui autem díligit me, diligétur a Patre meo: et ego díligam eum, et manifestábo ei meipsum.»

comprenderéis que yo estoy en mi Padre y vosotros en mí y yo en vosotros. El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ame, será amado de mi Padre; y yo le amaré y me manifestaré a él.».

OFERTORIO 3 Esdrae 5,40

NON PARTICIPÉNTUR sancta, donec exsúrgat póntifex in ostensiónem, et

veritátem. (T.P. Allelúja.)

NO PARTICIPARÁN de lo santo, hasta que se levante el Pontífice para la evidencia y la verdad. (T.P. Aleluya)

SECRETA

TUÆ NOBIS, Dómine, abundántia pietátis indúlgeat: ut per sacra múnera,

quæ tibi reverénter offérimus, gratum majestáti tuæ Pontíficem sanctæ matris Ecclésiæ regímini præésse gaudeámus. Per Dóminum nostrum.

TE ROGAMOS, Señor, que, por estos dones sagrados que reverentemente te ofrecemos, derrames sobre nosotros la abundancia de tu amor, para que podamos tener la alegría de ser ver regir a la santa Madre Iglesia un Pontifíce agradable a tu majestad. Por Jesucristo nuestro Señor.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN

Ex 29, 29-30

VESTE SANCTA utétur póntifex qui fúerit constitútus, et ingrediétur tabernáculum testimónii, ut minístret

in sanctuário. (TP Allelúja.).

EL PONTÍFICE que sea constituido usará vestiduras sagradas y entrará en la Tienda del Encuentro para oficiar en

el Santuario. (T.P. Aleluya)

ORACIÓN POSTCOMUNIÓN

PRETIÓSI CÓRPORIS et sánguinis tui nos, Dómine, sacraménto réfectos, mirífica tuæ majestátis grátia de illíus

summi Pontíficis concessióne lætíficet:

qui et plebem tuam virtútibus ínstruat, et fidélium mentes spirituálium arómatum odóre perfúndat. Qui vivis.

ALIMENTADOS con el sacramento de tu Cuerpo y de tu Sangre, Señor, te pedimos que la admirable gratia de tu majestad nos alegre con la concesión de un Sumo Pontífice, que instruya a tu pueblo con sus virtudes y destile sobre las almas de tus fieles el buen olor de las gracias espirituales. Que vives y reinas.