TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL PAIS VASCO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO Nº 1261/2011 DE Ordinario

SENTENCIA NÚMERO 114/2013

ILMOS. SRES. PRESIDENTE: DOÑA ANA ISABEL RODRIGO LANDAZABAL MAGISTRADOS: DON ÁNGEL RUIZ RUIZ DON JOSÉ ANTONIO ALBERDI LARIZGOITIA En Bilbao, a veinte de febrero de dos mil trece. La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, compuesta por el Presidente y Magistrados antes expresados, ha pronunciado la siguiente SENTENCIA en el recurso registrado con el número 1261/2011 y seguido por el procedimiento Ordinario, en el que se impugna: la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra Señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco. Son partes en dicho recurso: - DEMANDANTE: AYUNTAMIENTO DE SUKARRIETA, representado por la Procuradora Dª. IDOIA MALPARTIDA LARRINAGA y bajo la dirección Letrada de D. Ricardo Sanz Cebrián y Dª. Aranzazu Hornes Carazo. - DEMANDADA: ADMINISTRACIÓN GENERAL DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO, representada y dirigida por el Letrado de sus Servicios Jurídicos. - OTRA DEMANDADA: KUTXABANK, S.A., representada por la Procuradora Dª. IRATXE PÉREZ SARACHAGA y dirigida por el Letrado D. LUIS MARÍA GONZÁLEZ AGUIRRE. Ha sido Magistrada Ponente la Iltma. Sra. Dª. ANA ISABEL RODRIGO LANDAZABA

1

ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- El día 30 de mayo de 2011 tuvo entrada en esta Sala escrito en el que la Procuradora Dª. IDOIA MALPARTIDA LARRINAGA , actuando en nombre y representación del AYUNTAMIENTO DE SUKARRIETA, interpuso recurso contencioso-administrativo contra la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra Señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco; quedando registrado dicho recurso con el número 1261/2011. SEGUNDO.- En el escrito de demanda, en base a los hechos y fundamentos de derecho en ella expresados, se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia por la que declarando la nulidad de la Orden de 28 de marzo de 2011, de la Consejera de Cultura del Gobierno Vasco, por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra Señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia) como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, publicada en el BOB el día 7 de abril de 2011 y en el BOPV del día 26 de abril de 2011. TERCERO.- En los escritos de contestación de la Administración General de la Comunidad Autónoma del País Vasco y de Kutxabank, S.A., en base a los hechos y fundamentos de derecho en ellos expresados, se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia por la que, desestimando íntegramente el recurso, confirmando la plena adecuación a derecho de la actuación impugnada. CUARTO.- Por Decreto de 23 de diciembre de 2011 se fijó como cuantía del presente recurso la de QUINTO.- El procedimiento se recibió a prueba, resultado que obra en autos. practicándose con el

SEXTO.- En el escrito de conclusiones, las partes reprodujeron las pretensiones que tenían solicitadas. SÉPTIMO.- Por resolución de fecha 12/02/13 se señaló el pasado día 19/02/13 para la votación y fallo del presente recurso. OCTAVO.- En la sustanciación del procedimiento se han observado los trámites y prescripciones legales.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS 2

PRIMERO.- Se ha interpuesto recurso contencioso-administrativo por el Ayuntamiento de Sukarrieta contra la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra Señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco.

El Ayuntamiento de Sukarrieta invoca los siguientes motivos impugnatorios, brevemente expuestos:

1.- Caducidad del procedimiento. Se incoa el procedimiento por resolución de 17 de mayo de 2010 (BOB 7.6.10, BOPV 13.8.2010). Y la Orden de 28 de marzo de 2011 se publica en el BOB el 7.4.2011, y en el BOPV el 26.4.2011. Se alega que el art.17 de la Ley 7/90, de Patrimonio Cultural Vasco establece un plazo de seis meses. Se alega el art. 44.2 de la Ley 30/92. Se alega que se trata de un procedimiento que implica intervención en el derecho de propiedad, y limita su ejercicio. Se cita la STS 14.2.2011 (rec. 245/2008), la STS 17.2.06.

2.- Se alega que las solicitudes presentadas tanto por la Asociación Abiñako Auzokideen Elkartea, como por el apoderado del Partido Popular en las Junta Generales, interesaban la declaración como bien cultural calificado; no obstante, y contrariamente a la petición realizada se incoa un procedimiento dirigido a la inclusión del bien en el inventario general del Patrimonio. Se alega que no se justifica, y que el informe elaborado por Montaner Muxi Arquitectes (f. 46 a 123) no atribuyen méritos, ni relevancia ni valor singular a la obra del Arquitecto Sr. Bastida.

Se indica que no consta el informe del Arquitecto Municipal, Sr. Landaluce. Y se concluye que, en todo caso, los bienes pudieran ser considerados como “espacio cultural”, teniendo en cuenta el informe del técnico municipal, y los demás informes, evitando generar afeccione sobre un terreno sin interés.

Por la Administración demandada se alega, sucintamente expuesto, que no opera el instituto de la caducidad, porque este mecanismo debe decaer ante la presencia del interés general. Se hace referencia a la acción pública, y se indica que debe prevaler el interés general, que en el caso concreto viene reforzado por dos circunstancias, al tratarse de un bien afectado por el dominio público marítimo terrestre, y ubicado en el 3

Area de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai. Y que la inclusión en el inventario tiene efectos favorables incluso para la propietaria (la BBK), que no se considera perjudicada. Se alega que la decisión está soportada en informes técnicos: el informe Ondartez, el informe elaborado por el Arquitecto Sr. Uriarte, el informe elaborado por el Arquitecto Sr. Basañez, el informe elaborado por la Comisión de Patrimonio del Colegio Oficial de Arquitectos de Bizkaia (f. 225-226). Figuran además, informes emitidos por el Centro de Patrimonio Cultural Vasco, del propio Departamento de Cultura, favorables a la inclusión de la Colonia Infantil en el Inventario, como Bien Cultural, con la Categoría de Conjunto Monumental. Se añade que no están en debate las divergencias políticas, sino si la Colonia Infantil tiene alguno de los valores citados en los arts. 2.1 y 16 de la Ley, y niegan que se haya incurrido en desviación de poder o arbitrariedad.

SEGUNDO.- Según resulta del expediente administrativo, se presentó solicitud por el representante de Abiñako Auzorkideeen Elkartea, con fecha 12 de junio de 2009. Se acompañó un informe suscrito por la Sra. Apraiz Sahagún de octubre de 2009. En éste informe se propone que inmuebles y jardines “deben figurar en el Catálogo…en la categoría de Inventariable”; y si en el futuro se inician trámites para su protección “la figura más adecuada al efecto es la de conjunto monumental” (f.25).

Por el Apoderado del PP en las JJGG de Bizkaia se presenta escrito el 30 de diciembre de 2009.

A los f. 46 y ss consta informe emitido por Muntaner Muxí Arquitectes. En este informe (f.62 del informe-113 del expediente administrativo) se concluye que se trata de un conjunto de edificios que “no atribuyen méritos, ni relevancia ni valor singular; que significa una obra muy menor en la larga y prolífica trayectoria del arquitecto Ricardo Bastida”… que “por su volumen y situación errónea entorpece la conservación y la revalorización del entorno paisajístico, el cual se considera conceptualmente de mayor valor de preservación”..y concluye que no hay motivos para incluir a la Colonia de Pedernales en Sukarrieta como Bien cultural en ninguna de sus categorías dentro del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco.

Consta al f. 129 un informe emitido por el SR. Uriarte Palacios, a instancias de la Asociación, en el que se concluye que existen motivos suficientes para que la actividad pedagógica de la colonia infantil sea declarada como bien cultural en su

4

modalidad de “patrimonio inmaterial”, y el recinto y los edificios de la colonia como “conjunto monumental de rango arquitectónico, urbanístico y paisajístico”. Al f. 145 y ss. consta informe emitido por el Arquitecto Sr. Basañez Ryan, que concluye proponiendo la calificación “como bien cultural con la categoría de conjunto monumental”, el edificio principal, casa del guarda, casa del director, la pérgola, la ermita de San Antonio, junto con el jardín francés y la vegetación; y el resto de los terrenos, como “espacio cultural”. Por Resolución de 17 de mayo de 2010 del Viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes se incoa el expediente de inclusión en el Inventario General del Patrimonio Culutural Vasco, con la categoría de conjunto monumental. Por Orden de 28 de marzo de 2011 de la Consejera de Cultura se acuerda su inscripción en el Inventario General, como Bien Cultural con la categoría de Conjunto Monumental.

TERCERO.- Se alega, en primer lugar, la caducidad del procedimiento, invocando el art. 17.2 de la Ley 7/1990 de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. El art. 17 de la Ley 7/1990 establece: Artículo 17 1. La inscripción de bienes culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco tendrá lugar por orden del Consejero de Cultura y Turismo del Gobierno Vasco. El expediente correspondiente se iniciará por resolución del Viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco. Para su tramitación se estará a lo dispuesto en el artículo 11.3 de esta Ley. 2. El acto por el que se resuelva inscribir un bien cultural, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 1 de este artículo, deberá ser notificado a sus propietarios, así como a la Diputación Foral correspondiente y al Ayuntamiento del término municipal en que se sitúa el bien, que en todo caso habrá de producirse en el plazo de seis meses desde su iniciación. En el caso de que se trate de conjuntos monumentales, la notificación será sustituida por la publicación en los Boletines Oficiales del País Vasco y del territorio histórico que corresponda. Y el art. 13 (el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco) del Decreto 342/1999 de 5 de octubre, del Registro de Bienes Culturales Calificados y del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco dice: 1.- La inscripción de los bienes culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco se producirá de oficio, en cumplimiento de la Orden del Consejero de Cultura que así lo resuelva, en expediente administrativo incoado por el

5

Viceconsejero de Cultura, de conformidad con lo dispuesto en el art. 17 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. 2.- El Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco reflejará todos los actos jurídicos y las alteraciones físicas que afecten a los bienes culturales en él incluidos. 3.- Los propietarios de los bienes inscritos en el Inventario General, tendrán derecho a la indicación sobre los mismos bienes afectados o en los documentos divulgativos que puedan editar y distribuir, de la circunstancia de la inscripción.

La inscripción de los Bienes Culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, según resulta del Decreto 342/1999, “se producirá de oficio”. Esta afirmación del D. 342/1999 despeja cualquier duda sobre si se trata o no de un procedimiento iniciado de oficio.

Por la Administración demandada se han planteado, asimismo, cuestiones relativas a la procedencia o no de aplicar la institución de la caducidad, dado el interés público tutelado. La cuestión está resuelta en la propia Ley 7/90, de Patrimonio Cultural Vasco, en cuyo art. 11 .4 se dice literalmente: “4. El expediente de calificación deberá resolverse en el plazo máximo de 12 meses a partir de la fecha en que haya sido incoado. Transcurrido dicho plazo, cualquier interesado podrá denunciar la mora en el plazo de tres meses. La Administración deberá resolver dentro de un nuevo plazo máximo de tres meses. No mediando resolución expresa, el expediente quedará caducado.” El art. 11 regula el expediente para la declaración de bien cultural calificado, y siendo un régimen de protección de mayor rigor, contempla el instituto de la caducidad, aunque con una regulación más exigente. El art. 17 de la Ley 4/90 regula el procedimiento para la inscripción de los bienes culturas en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, y establece tajantemente que la inscripción “ en todo caso habrá de producirse en el plazo de seis meses desde su iniciación”. Como puede observarse no se contiene expresamente la mención “caducidad”, pero el contexto normativo remite a que en relación con los expedientes de calificación opera la caducidad del procedimiento prevista en el art. 11.4 Ley 7/90; y en los de inscripción en el Inventario, si se supera el plazo de seis meses desde la iniciación del procedimiento, opera igualmente la caducidad del procedimiento, con la consecuencia inmediata del archivo, conclusión que debe extraerse como consecuencia de la propia dicción del precepto, y como respuesta lógica a la falta de resolución dentro del plazo previsto. La STS 6.11.12 (rec. 3623/2009) es contundente al afirmar que la caducidad opera en procedimientos que deciden sobre la declaración de bien de interés cultural

6

(incluso sin necesidad de denuncia de mora); STS 3.7.2012 (rec. 3736/2009) en la que se dice textualmente en el F.J. 5: “El argumento esencial del motivo es que el procedimiento de declaración de un bien de interés cultural no es un procedimiento de intervención susceptible de producir efectos desfavorables o de gravamen, y no lo es, a criterio de la Administración recurrente, por que en él prima el interés general de la conservación de un bien con el valor que se reconoce al patrimonio cultural, que considera que está por encima de los intereses que puedan defender los afectados por el procedimiento. Aceptando que la protección del patrimonio cultural posee interés general, no es posible negar que el procedimiento a través del cual se desarrolla produce o puede producir efectos desfavorables o de gravamen en aquéllos a quienes afecta, y ello obliga a la Administración a respetar cuantos derechos correspondan en el mismo a los interesados, y a concluir con diligencia y en plazo…” La Administración demandada invoca el art. 92.4 de la Ley 30/92 (“Podrá no ser aplicable la caducidad en el supuesto de que la cuestión suscitada afecte al interés general, o fuera conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento.” ), pero como resulta de la lectura del párrafo anterior, la jurisprudencia del Tribunal Supremo es concluyente al afirmar que el interés general no excluye la aplicación de la caducidad. Por otra parte el art. 92.3 de la Ley 30/92 establece que: “3. La caducidad no producirá por sí sola la prescripción de las acciones del particular o de la Administración, pero los procedimientos caducados no interrumpirán el plazo de prescripción.” CUARTO.- Sin que proceda expresa imposición de las costas procesales causadas. Por lo expuesto, FALLAMOS

QUE ESTIMANDO EL RECURSO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO INTERPUESTO POR EL AYUNTAMIENTO DE SUKARRIETA CONTRA LA ORDEN DE 28 DE MARZO DE 2011 DEL DEPARTAMENTO DE CULTURA DEL GOBIERNO VASCO (BOPV NÚM. 78 DE 26.4.11), POR LA QUE SE INSCRIBE LA COLONIA INFANTIL NUESTRA SEÑORA DE BEGOÑA, SITA EN SUKARRIETA (BIZKAIA), COMO BIEN CULTURAL, CON LA CATEGORÍA DE CONJUNTO MONUMENTAL, EN EL INVENTARIO GENERAL DEL PATRIMONIO CULTURAL VASCO, DEBEMOS ANULARLA, DECLARANDO LA CADUCIDAD DEL PROCEDIMIENTO Y SU ARCHIVO.

7

SIN QUE PROCEDA EXPRESA PROCESALES CAUSADAS.

IMPOSICIÓN

DE

LAS

COSTAS

PROCEDASE A PUBLICAR EN EL BOPV LA PARTE DISPOSITIVA DE ESTA SENTENCIA, UNA VEZ FIRME. Notifíquese esta resolución a las partes, advirtiéndoles que contra la misma cabe interponer RECURSO DE CASACIÓN ante la Sala de lo Contencioso administrativo del Tribunal Supremo, el cual, en su caso, se preparará ante esta Sala en el plazo de DIEZ DÍAS, contados desde el siguiente al de la notificación de esta resolución, mediante escrito en el que deberá manifestarse la intención de interponer el recurso, con sucinta exposición de la concurrencia de los requisitos exigidos y previa consignación en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de este órgano jurisdiccional en el grupo Banesto (Banco Español de Crédito), con nº 4697 0000 93 1261 11, de un depósito de 50 euros, debiendo indicar en el campo concepto del documento resguardo de ingreso que se trata de un "Recurso". Quien disfrute del beneficio de justicia gratuita, el Ministerio Fiscal, el Estado, las Comunidades Autónomas, las entidades locales y los organismos autónomos dependientes de todos ellos están exentos de constituir el depósito (DA 15ª LOPJ). Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará testimonio a los autos, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

8

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL PAIS VASCO SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO Nº 1190/2011 DE Ordinario SENTENCIA NÚMERO 111/2013

ILMOS. SRES. PRESIDENTE: DOÑA ANA ISABEL RODRIGO LANDAZABAL MAGISTRADOS: DON ÁNGEL RUIZ RUIZ DON JOSÉ ANTONIO ALBERDI LARIZGOITI En Bilbao, a veinte de febrero de dos mil trece. La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, compuesta por el Presidente y Magistrados antes expresados, ha pronunciado la siguiente SENTENCIA en el recurso registrado con el número 1190/2011 y seguido por el procedimiento Ordinario, en el que se impugna: la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco. Son partes en dicho recurso: - DEMANDANTE: DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA , representada por la Procuradora Dª. MONSERRAT COLINA MARTÍNEZ y dirigida por el Letrado D. ADOLFO GIRONI ITURRASPE. - DEMANDADA: ADMINISTRACIÓN GENERAL DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DEL PAÍS VASCO, representada y dirigida por el Letrado de sus Servicios Jurídicos.

Ha sido Magistrada Ponente la Iltma. Sra. Dª. ANA ISABEL RODRIGO LANDAZABAL. ANTECEDENTES DE HECHO

9

PRIMERO.- El día 18 de mayo de 2011 tuvo entrada en esta Sala escrito en el que la Procuradora Dª. Monserrat Colina Martínez, actuando en nombre y representación de la DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA, interpuso recurso contencioso-administrativo contra la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco ; quedando registrado dicho recurso con el número 1190/2011. SEGUNDO.- En el escrito de demanda, en base a los hechos y fundamentos de derecho en ella expresados, se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia por la que resuelva estimar el presente recurso, declarando la nulidad de la Orden de 28 de marzo de 2011, de la Consejera de Cultura del Gobierno Vasco, por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra Señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia) como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental en el Inventario General de Patrimonio Cultural Vasco, publicada en el BOB el día 7 de abril de 2011 y en el BOPV del día 26 de abril de 2011. TERCERO.- En el escrito de contestación, en base a los hechos y fundamentos de derecho en ellos expresados, se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia desestimando el recurso contencioso-administrativo, y se declare la conformidad a derecho de la resolución objeto del pleito. CUARTO.- Por Decreto de 23 de diciembre de 2011 se fijó como cuantía del presente recurso la de indeterminada. QUINTO.- El procedimiento se recibió a prueba. Por auto de fecha 3 de febrero de 2012 se acordó no haber lugar a la práctica de los medios de prueba interesados. SEXTO.- En el escrito de conclusiones, las partes reprodujeron las pretensiones que tenían solicitadas. SÉPTIMO.- Por resolución de fecha 12/02/13 se señaló el pasado día 19/02/13 para la votación y fallo del presente recurso. OCTAVO.- En la sustanciación del procedimiento se han observado los trámites y prescripciones legales.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

10

PRIMERO.- La Diputación Foral de Bizkaia ha interpuesto recurso contencioso-administrativo contra la Orden de 28 de marzo de 2011 del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco (BOPV núm. 78 de 26.4.11), por la que se inscribe la Colonia Infantil Nuestra señora de Begoña, sita en Sukarrieta (Bizkaia), como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental, en el inventario General del Patrimonio Cultural Vasco. La Diputación Foral de Bizkaia (DFB en adelante) invoca los siguientes motivos impugnatorios: 1.- Caducidad del procedimiento. Se incoa el procedimiento por resolución de 17 de mayo de 2010 (BOB 7.6.10, BOPV 13.8.2010). Y la Orden de 28 de marzo de 2011 se publica en el BOB el 7.4.2011, y en el BOPV el 26.4.2011. Se alega que el art.17 de la Ley 7/90, de Patrimonio Cultural Vasco establece un plazo de seis meses. Se alega el art. 44.2 de la Ley 30/92. Se alega que se trata de un procedimiento que implica intervención en el derecho de propiedad, y limita su ejercicio. Se cita la STS 14.2.2011 (rec. 245/2008), la STS 17.2.06. 2.- Se alega que la disposición recurrida rechaza de forma estereotipada, sin un verdadero análisis, las alegaciones formuladas por la DFB, sin análisis ni motivación. Se alega que existe confusión entre lo que ha supuesto la obra social, y lo que constituye la edificación, edificación que ha sufrido anexos e incorporaciones posteriores a Bastida, y que en opinión de los Arquitectos Sres. Montaner Musí no constituye una obra excepcionalmente reseñable. Se cuestiona la opinión del Arquitecto Sr. Basañez, y se acompaña como documento núm. 1 el informe del Jefe del Servicio de Patrimonio Cultural, y del Arquitecto de Restauración Monumental, que critican la falta de rigor de los informes de la Sra. Mendizábal. 3.- Se alega que se utilizado el procedimiento de inscripción del bien con el fin de obstaculizar el proyecto de ampliación en discontinuidad del Museo Guggenheim-Bilbao, en Urdaibai, siendo las colonias de Sukarrieta el área donde se pensaba desarrollar. Y que es la divergencia política y no el interés en la protección cultural lo que causa la disposición recurrida. Por la Administración demandada se alega que: 1.- La Asociación de Vecinos de Sukarrieta presentó escrito de 9 de junio de 2009 solicitando la declaración de la Colonia, como Bien Cultural. El Departamento de Cultura solicitó informe a la empresa Ondartez S.L. El 23.12.2009 el Partido Popular solicitó la declaración de la colonia como Bien Cultural. Consta un informe emitido por el Arquitecto Sr. Uriarte Palacios, a petición de la Asociación de Vecinos de fecha 12 de abril de 2010; con fecha 29.4.2010 se emite informe por el Sr. Basañez, a petición de la Dirección de Patrimonio Cultural.

11

Se indica que con fecha 28 de mayo de 2010 la Comisión de Patrimonio del Colegio Oficial de Arquitectos de Bizkaia solicitó la declaración de Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental. Se indica que la BBK propietaria de la Colonia no se opone a la inclusión de dicho bien en el Inventario General de Patrimonio Cultural Vasco, ni ha recurrido la Orden. Se indican los informes obrantes a los f. 373 a 385 y 386 a 398 del expediente administrativo en los que se rebaten las alegaciones. Tras hacer referencia a la acción pública (art. 3 de la Ley 7/1990), y se cuestiona que se trate de un procedimiento iniciado de oficio; pero en todo caso, y sin cuestionar la legitimación de la Diputación Foral de Bizkaia para la interposición del recurso, se cuestiona que esté legitimada para invocar la caducidad, relacionándolo con el interés privado, un derecho de propiedad ajeno, puesto que la Colonia es propiedad de la BBK, y no de la DFB. Además se trata de un procedimiento que no sólo tiene efectos limitativos de derechos, sino que produce efectos favorables. Se invoca, finalmente, el art. 92.4 de la Ley 30/92, y la existencia de un interés público tutelado. Se alega que la decisión está soportada en informes técnicos: el informe Ondartez, el informe elaborado por el Arquitecto Sr. Uriarte, el informe elaborado por el Arquitecto Sr. Basañez, el informe elaborado por la Comisión de Patrimonio del Colegio Oficial de Arquitectos de Bizkaia (f. 225-226). Figuran además, informes emitidos por el Centro de Patrimonio Cultural Vasco, del propio Departamento de Cultura, favorables a la inclusión de la Colonia Infantil en el Inventario, como Bien Cultural, con la Categoría de Conjunto Monumental. Se añade que no están en debate las divergencias políticas, sino si la Colonia Infantil tiene alguno de los valores citados en los arts. 2.1 y 16 de la Ley, y niegan que se haya incurrido en desviación de poder o arbitrariedad. SEGUNDO.- Según resulta del expediente administrativo, se presentó solicitud por el representante de Abiñako Auzorkideeen Elkartea, con fecha 12 de junio de 2009. Se acompañó un informe suscrito por la Sra. Apraiz Sahagún de octubre de 2009. En este informe se propone que inmuebles y jardines “deben figurar en el Catálogo…en la categoría de Inventariable”; y si en el futuro se inician trámites para su protección “la figura más adecuada al efecto es la de conjunto monumental” (f.25) Por el Apoderado del PP en las JJGG de Bizkaia se presenta escrito el 30 de diciembre de 2009. A los f. 46 y ss consta informe emitido por Muntaner Muxí Arquitectes. En este informe (f.62 del informe-113 del expediente administrativo) se concluye que se trata de un conjunto de edificios que “no atribuyen méritos, ni relevancia ni valor singular; que significa una obra muy menor en la larga y prolífica trayectoria del arquitecto Ricardo Bastida”… que “por su volumen y situación errónea entorpece la conservación y la revalorización del entorno paisajístico, el cual se considera conceptualmente de mayor valor de preservación”..y concluye que no hay motivos para incluir a la Colonia de

12

Pedernales en Sukarrieta como Bien cultural en ninguna de sus categorías dentro del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco. Consta al f. 129 un informe emitido por el Sr. Uriarte Palacios, a instancias de la Asociación, en el que se concluye que existen motivos suficientes para que la actividad pedagógica de la colonia infantil sea declarada como bien cultural en su modalidad de “patrimonio inmaterial”, y el recinto y los edificios de la colonia como “conjunto monumental de rango arquitectónico, urbanístico y paisajístico”. Al f. 145 y ss. consta informe emitido por el Arquitecto Sr. Basañez Ryan, que concluye proponiendo la calificación “como bien cultural con la categoría de conjunto monumental”, el edificio principal, casa del guarda, casa del director, la pérgola, la ermita de San Antonio, junto con el jardín francés y la vegetación; y el resto de los terrenos, como “espacio cultural”. Por Resolución de 17 de mayo de 2010 del Viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes se incoa el expediente de inclusión en el Inventario General del Patrimonio Culutural Vasco, con la categoría de conjunto monumental. Por Orden de 28 de marzo de 2011 de la Consejera de Cultura se acuerda su inscripción en el Inventario General, como Bien Cultural con la categoría de Conjunto Monumental. TERCERO.- Se alega, en primer lugar, la caducidad del procedimiento, invocando el art. 17.2 de la Ley 7/1990 de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. El art. 17 de la Ley 7/1990 establece: Artículo 17 1. La inscripción de bienes culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco tendrá lugar por orden del Consejero de Cultura y Turismo del Gobierno Vasco. El expediente correspondiente se iniciará por resolución del Viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco. Para su tramitación se estará a lo dispuesto en el artículo 11.3 de esta Ley. 2. El acto por el que se resuelva inscribir un bien cultural, de conformidad con lo dispuesto en el apartado 1 de este artículo, deberá ser notificado a sus propietarios, así como a la Diputación Foral correspondiente y al Ayuntamiento del término municipal en que se sitúa el bien, que en todo caso habrá de producirse en el plazo de seis meses desde su iniciación. En el caso de que se trate de conjuntos monumentales, la notificación será sustituida por la publicación en los Boletines Oficiales del País Vasco y del territorio histórico que corresponda. Y el art. 13 (el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco) del Decreto 342/1999 de 5 de octubre, del Registro de Bienes Culturales Calificados y del Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco dice:

13

1.- La inscripción de los bienes culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco se producirá de oficio, en cumplimiento de la Orden del Consejero de Cultura que así lo resuelva, en expediente administrativo incoado por el Viceconsejero de Cultura, de conformidad con lo dispuesto en el art. 17 de la Ley 7/1990, de 3 de julio, de Patrimonio Cultural Vasco. 2.- El Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco reflejará todos los actos jurídicos y las alteraciones físicas que afecten a los bienes culturales en él incluidos. 3.- Los propietarios de los bienes inscritos en el Inventario General, tendrán derecho a la indicación sobre los mismos bienes afectados o en los documentos divulgativos que puedan editar y distribuir, de la circunstancia de la inscripción. La inscripción de los Bienes Culturales en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, según resulta del Decreto 342/1999, “se producirá de oficio”. Esta afirmación del D. 342/1999 despeja cualquier duda sobre si se trata o no de un procedimiento iniciado de oficio. Por la Administración demandada se han planteado, asimismo, cuestiones relativas a la procedencia o no de aplicar la institución de la caducidad, dado el interés público tutelado. La cuestión está resuelta en la propia Ley 7/90, de Patrimonio Cultural Vasco, en cuyo art. 11 .4 se dice literalmente: “4. El expediente de calificación deberá resolverse en el plazo máximo de 12 meses a partir de la fecha en que haya sido incoado. Transcurrido dicho plazo, cualquier interesado podrá denunciar la mora en el plazo de tres meses. La Administración deberá resolver dentro de un nuevo plazo máximo de tres meses. No mediando resolución expresa, el expediente quedará caducado.” El art. 11 regula el expediente para la declaración de bien cultural calificado, y siendo un régimen de protección de mayor rigor, contempla el instituto de la caducidad, aunque con una regulación más exigente. El art. 17 de la Ley 4/90 regula el procedimiento para la inscripción de los bienes culturas en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco, y establece tajantemente que la inscripción “ en todo caso habrá de producirse en el plazo de seis meses desde su iniciación”. Como puede observarse no se contiene expresamente la mención “caducidad”, pero el contexto normativo remite a que en relación con los expedientes de calificación opera la caducidad del procedimiento prevista en el art. 11.4 Ley 7/90; y en los de inscripción en el Inventario, si se supera el plazo de seis meses desde la iniciación del procedimiento, opera igualmente la caducidad del procedimiento, con la consecuencia inmediata del archivo, conclusión que debe extraerse como consecuencia de la propia dicción del precepto, y como respuesta lógica a la falta de resolución dentro del plazo previsto. La STS 6.11.12 (rec. 3623/2009) es contundente al afirmar que la caducidad opera en procedimientos que deciden sobre la declaración de bien de interés cultural (incluso sin necesidad de denuncia de mora); STS 3.7.2012 (rec. 3736/2009) en la que se dice textualmente en el F.J. 5:

14

“El argumento esencial del motivo es que el procedimiento de declaración de un bien de interés cultural no es un procedimiento de intervención susceptible de producir efectos desfavorables o de gravamen, y no lo es, a criterio de la Administración recurrente, por que en él prima el interés general de la conservación de un bien con el valor que se reconoce al patrimonio cultural, que considera que está por encima de los intereses que puedan defender los afectados por el procedimiento. Aceptando que la protección del patrimonio cultural posee interés general, no es posible negar que el procedimiento a través del cual se desarrolla produce o puede producir efectos desfavorables o de gravamen en aquéllos a quienes afecta, y ello obliga a la Administración a respetar cuantos derechos correspondan en el mismo a los interesados, y a concluir con diligencia y en plazo…”. La Administración demandada invoca el art. 92.4 de la Ley 30/92 (“Podrá no ser aplicable la caducidad en el supuesto de que la cuestión suscitada afecte al interés general, o fuera conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento.” ), pero como resulta de la lectura del párrafo anterior, la jurisprudencia del Tribunal Supremo es concluyente al afirmar que el interés general no excluye la aplicación de la caducidad. Por otra parte el art. 92.3 de la Ley 30/92 establece que: “3. La caducidad no producirá por sí sola la prescripción de las acciones del particular o de la Administración, pero los procedimientos caducados no interrumpirán el plazo de prescripción.” Se cuestiona por la Administración demandada que la Administración demandante estuviera legitimada para alegar la caducidad del procedimiento, puesto que la Colonia es propiedad de la BBK. El argumento debe rechazarse puesto que, en todo caso, no solo está ejercitando la acción pública, sino que es Administración interesada, como resulta del hecho de que deba ser notificada del expediente, por lo que no existe ningún límite en la articulación de los motivos que pueda invocar. CUARTO.- Sin que proceda expresa imposición de las costas procesales causadas. Por lo expuesto, FALLAMOS QUE ESTIMANDO EL RECURSO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO INTERPUESTO POR LA DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA CONTRA LA ORDEN DE 28 DE MARZO DE 2011 DEL DEPARTAMENTO DE CULTURA DEL GOBIERNO VASCO (BOPV NÚM. 78 DE 26.4.11), POR LA QUE SE INSCRIBE LA COLONIA INFANTIL NUESTRA SEÑORA DE BEGOÑA, SITA EN SUKARRIETA (BIZKAIA), COMO BIEN CULTURAL, CON LA CATEGORÍA DE CONJUNTO MONUMENTAL, EN EL INVENTARIO GENERAL DEL PATRIMONIO CULTURAL VASCO, DEBEMOS ANULARLA, DECLARANDO LA CADUCIDAD DEL PROCEDIMIENTO Y SU ARCHIVO.

15

SIN QUE PROCEDA EXPRESA PROCESALES CAUSADAS.

IMPOSICIÓN

DE

LAS

COSTAS

PROCEDASE A PUBLICAR EN EL BOPV LA PARTE DISPOSITIVA DE ESTA SENTENCIA, UNA VEZ FIRME. Notifíquese esta resolución a las partes, advirtiéndoles que contra la misma cabe interponer RECURSO DE CASACIÓN ante la Sala de lo Contencioso administrativo del Tribunal Supremo, el cual, en su caso, se preparará ante esta Sala en el plazo de DIEZ DÍAS, contados desde el siguiente al de la notificación de esta resolución, mediante escrito en el que deberá manifestarse la intención de interponer el recurso, con sucinta exposición de la concurrencia de los requisitos exigidos y previa consignación en la Cuenta de Depósitos y Consignaciones de este órgano jurisdiccional en el grupo Banesto (Banco Español de Crédito), con nº 4697 0000 93 1190 11, de un depósito de 50 euros, debiendo indicar en el campo concepto del documento resguardo de ingreso que se trata de un "Recurso". Quien disfrute del beneficio de justicia gratuita, el Ministerio Fiscal, el Estado, las Comunidades Autónomas, las entidades locales y los organismos autónomos dependientes de todos ellos están exentos de constituir el depósito (DA 15ª LOPJ). Así por esta nuestra sentencia, de la que se llevará testimonio a los autos, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

16

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful