Está en la página 1de 3

Notas sobre El teatro griego, de Peter Levi Por Carlos Javier Lozano Arévalo - Humanidades (Semipresencial) El teatro es vida

. La vida es teatro. Y de este modo se han de entender los primeros pasos de este arte dramático, como adaptación de ceremoniales tanto sociales como religiosos en los cuales se producía una representación con la que los grupos de la sociedad se encontraban familiarizados. En el ditirambo, procesión coral en honor a Dionisos, con texto de tintes narrativos, estaría uno de los antecedentes. Y es justo a continuación cuando se produce uno de los saltos mortales de esta disciplina: desde el coro, social, se destacan los protagonistas, individuales. De ese canto en grupo surgen unidades que crearán un diálogo entre lo que dice el grupo y lo que dice la individualidad. Protagonistas que aparecerán desde los comienzos de la tragedia¸ género que bebe también de fuentes religiosas y rituales y que inicialmente, se representaba en el ágora en torno a un carro, con actores hablando en verso y procedentes de centros de culto fuera de Atenas. Estamos hablando del siglo VI a.C. También el coro sufrirá otra evolución, pasando de su papel estelar en los primeros momentos a un carácter secundario y mermado en las obras de Eurípides. Ya en esos primeros pasos se ve la influencia de Homero, un trágico avant la lettre, por otra parte, pues la tragedia vino a sustituir el papel que cumplían sus obras, primero como transmisoras de los episodios legendarios, segundo como elementos de cohesión social, pues el teatro al igual que la épica homérica se entenderá como un patrimonio de la comunidad helénica, enraizado en su esencia misma. Incluso irá a más, desarrollando otros campos del arte griego como la arquitectura o pintura en la creación de sus espacios propios. La representación dramática en Atenas ha de ir unida a la democracia, pues será esta la que favorezca los certámenes en que se presentarán las obras, durante festivales paganos como las Dionisíacas de primavera u otoño o las Leneas: se establecían competiciones dramáticas, al principio con tres autores representando tres tragedias y una sátira, para a partir del 488-487 empezar a incluir comedias en tales festejos. Festejos abiertos a todo el pueblo, lo que habla de su carácter auspiciado por la democracia, que contaban con una estructura actoral -grupos de 2 o 3 actores y un coro que pasaría de 12 a 15 integrantes- y organizativa -número de obras representadas- rigurosa. Es destacable que

creando una significación total entre teatro y realidad). Todo ello con un verso simple como vehículo que permite que esta sencillez material se transforme en un embellecimiento lírico en la expresión. También una creación poética llena de fuerza. pues él participó en aquella 'tragedia real'. creando como dice Levi "un círculo de silencio muerto". la Orestía.). con la ciudad de Atenas (el mencionado acercamiento de las obras al contexto histórico del público. preocupándose por las consecuencias derivadas de esta y por el cumplimiento de presagios expuestos a lo largo de las obras. al primero que se destaca es a Esquilo (525-456/5 a. contando más de lo que dice con un ritmo dramático muy vivaz. De entre los grandes autores trágicos. que ayuda a conducir las obras con vigor hacia su fin a través de la acción. sátira y comedia. lo que le lleva a comprender mejor que ningún otro autor la raíz intelectual de las cuestiones griegas del periodo final. a pesar de las diferencias entre ellas. Euménides. centrado en lo terrible de la guerra y en el papel de los derrotados. hay que destacar su aliento trágico.). que combina con poderosa maestría compasión y repulsa por unos u otros caracteres y que en el cierre de esta trilogía pone en relación la protección de las Furias benévolas. en parte por el papel otorgado de tragedia perfecta y canónica a su Edipo Rey. De su obra Los Persas. partiendo de lo simple o sencillo para llegar a lo profundo. elevando un lamento conjunto. concentra con enorme maestría las ideas en el lenguaje. una significación enorme reducida a su mínima expresión. En el destaca la combinación de elementos humorísticos o satíricos junto a elementos trágicos. fechada en el 472. En cuanto a Sófocles (496/5-405 a. que al igual que el resto de su obra. eran muy populares. del cual se conservan siete obras completas. Destaca por su emoción y contención. De él sólo conservamos una trilogía completa. Se puede reseñar que para destacar algún personaje y sus características lima a los demás personajes.todos los géneros. su empatía con ellos. se le considera el autor más 'clásico' de entre los tres grandes. Se destaca en él la brillantez de sus estructuras dramáticas. Al igual que posteriormente Shakespeare.C. destaca por su intensidad dramática. . tragedia. construida a partir de una economía de recursos poéticos que van en progresión. hecho al cual ayudó la incursión de elementos del contexto sociopolítico en las obras. acercándolas aún más al público de las mismas en todo el ámbito panhelénico. del cual se conservan también siete obras.C.

Fue amigo de inspirarse en las historias más populares a la hora de elaborar obras como Electra. Albin. No dejó ocasión en que pudiera hacer referencia velada a los acontecimientos de su tiempo. El teatro griego. sugiriendo. Madrid: Gredos. con tintes heroicos. Corinne. 1989 . todo ello vestido con su mejor poesía. Bibliografía COULET. Historia de la literatura griega. como en los versos que representan a los bosques de olivos casi como un actante más y que refieren la grandeza de Atenas ante cualquier amenaza.). Si algo destaca en el conjunto de sus escritos es la originalidad y capacidad de inventiva que el autor volcó en ellos. Madrid: Acento. Medea. También recoge la idea helénica de que los personajes trágicos son a la vez condenados y convertidos en víctimas por los dioses que luego los protegerán y acogerán. En las Bacantes también muestra uno de sus rasgos comentados. al morir despedazado el rey Penteo a manos de su madre y el resto de bacantes en éxtasis dionisíaco. todo se creará a partir de ese sentimiento que inundará toda la obra y que será el que lo dote de cohesión. bien a los conflictos que se vivían o se avecinaban. quizás todavía más aficionado a la supremacía del personaje trágico individual. Vemos como una vez más la literatura tiene una función propagandística. En cuanto a Eurípides (485-406 a. Troyanas o Bacantes. su gusto por los giros inesperados y sorprendentes o su gran capacidad para construir escenas grupales que ponen a su servicio a los personajes. es elíptico. insinuando. Destacan Hipólito. el giro inesperado. lo que implica la asunción de un rol predominante de lo social sobre lo individual. 1999 LESKY. creando aquello de lo que se habla pero que no se ve. Edipo Rey o Antígona. en este caso ensalzando a dicha polis.C. lo que le restó popularidad. En la Medea su referida capacidad de inventiva se muestra en el gran peso que concede a la pasión como motor de las acciones humanas allí reflejadas. Este último rasgo puede ser que explique por qué contravino los gustos del público de su época. por ejemplo en la disputa de Creonte y Antígona. actúa pero no es evidente: está en la voz del mensajero. se conservan 17 de sus tragedias y una obra satírica. bien al papel ejercido por los gobernantes. pues como también veíamos en Homero gran parte de lo narrado es referido.