Está en la página 1de 13

Aprende a controlar tus pensamientos obsesivos

Cuando tienes una discusión, ¿te quedas repitiendo una y mil veces la escena? ¿No puedes dormirte, pensando que quizás no te despiertes a horario? ¿Sientes que tu cabeza es tomada por tus propios pensamientos y pierdes el control de su flujo? Considera estos tips y podrás recuperar el control sobre los pensamientos que te inquietan. Pasos 1 Activa tu cuerpo sin forzarte a dejar de pensar. Aplica tu energía hacia la realización de alguna actividad física, y tus pensamientos tenderán a reorientarse por sí solos. 2 Cambia de ambiente cuando tus pensamientos se vuelvan reiterativos: toma aire fresco en el balcón, camina por el parque, vete a realizar una compra. Al modificar el entorno, tus pensamientos tenderán a adaptarse a la nueva situación y se despejará tu mente. 3 Desacredita las ideas u opiniones resultantes de pensamientos obsesivos. La obsesión logra que percibas las cosas de manera desproporcionada y tengas una visión deformada de la realidad. No tomes decisiones a partir de ese tipo de pensamientos. 4 Respira profundamente varias veces, hasta sentir con nitidez la entrada y salida de aire de tus pulmones. Podrás "correrte" de los pensamientos obsesivos. Tú no eres tus pensamientos, ellos son sólo un subproducto de tu actividad mental. 5 Aléjate de los pensamientos obsesivos. Afirma que tú eres su creador y que ellos nada pueden hacer sin tu consentimiento. Imagina que eres un ajedrecista y ellos son piezas que deben obedecer tus indicaciones. 6 Si los pensamientos obsesivos son generados a partir de un problema real, reserva en tu agenda el tiempo necesario para resolverlo. La obsesión puede ser generada por la ansiedad que te causa tal problema, y no por una debilidad de tu pensamiento. 7 Morigera tu autoexigencia. No asumas que eres el único responsable de solucionar todos los problemas de tu entorno. Es frecuente que este modelo de pensamiento, sumado a las exigencias reales del medio, genere patrones de pensamientos repetitivos. 8 En lo posible, evita las situaciones que suelen traerte pensamientos obsesivos. Y nunca participes de ellas cuando te sientas cansado, débil o mal preparado para enfrentarlas. Importante * Identifica con claridad la fuente real de tus problemas, es decir, las condiciones que generan en ti emociones, pensamientos y acciones obsesivas. No es dejando de pensar como recuperarás el control, sino desarticulando esas situaciones y reencauzando tu pensamiento hacia la construcción de la realidad a que aspiras. 1

se da lugar al "efecto levadura". por el contrario. nunca es demasiado. 2 . 1. y si es necesario podrá derivarte al especialista adecuado. El pensamiento excesivo. ¿Piensas demasiado? ¿Te quedas enganchada después de una discusión sobre lo que dijiste mal o lo que podías haber dicho? ¿Te cuesta dormirte por las noches temiéndote lo peor tras un pequeño fallo en el trabajo o después de pasar por un control médico rutinario? ¿Crees que le das demasiadas vueltas a las cosas? No eres la única y. ¿Por qué es malo pensar demasiado? Cuando el pensamiento es constructivo y creativo. generando otros pensamientos negativos que se expanden. ya que se detiene al final del proceso y se relaja inmerso en una sensación satisfactoria de "misión cumplida". nos bloquea en una posición repetitiva que acaba alejando a nuestras amistades y familiares (que aun apoyándonos en un principio acaban siendo presas del mismo agotamiento impotente) y. Pensamos demasiado cuando nos dejamos atrapar por torrentes de pensamientos y sentimientos negativos que nos abruman y que interrumpen nuestro funcionamiento diario y nuestro bienestar. impidiéndose a sí mismas el desarrollo de una vida satisfactoria. ansiedad ("esto se acaba") y depresión ("mi vida no vale nada"). cada vez es más creciente el número de mujeres que piensan demasiado. Pero cuando nuestra mente se queda dándole vueltas a nuestros pensamientos inútilmente produciendo sentimientos negativos. que pasa a generar más y más preguntas. problemático y lleno de temores). "soy tan incapaz como siempre lo he sido"). El resultado es agotador. puede arruinar nuestra salud física y emocional. Vivir una vida racional y positiva es lo mejor que nos puede ocurrir. produce desmotivación y genera nuevos problemas. Consulta con tu médico quien te indicará como proceder. En este informe te mostraremos cómo liberarte de ese exceso de pensamiento nocivo y te plantearemos estrategias para recuperar el control de tu vida. Se trata de un pensamiento excesivo que tiene lugar a partir de una pequeña idea o problema. Pensar está muy bien. tal como lo denomina Susan Nolen-Hoeksema en su libro "Mujeres que piensan demasiado" (Ed. Paidós). resulta nocivo porque afecta a nuestra capacidad para obtener respuestas y soluciones a nuestros problemas. crecen y acaban por apoderarse de todo el espacio de nuestras mentes.* No dudes en buscar ayuda. El pensamiento excesivo nos agota. nuevas relaciones de ideas (todas con el mismo denominador común. El pensamiento excesivo puede llegar a arruinar relaciones. Lejos de encontrar repuestas o soluciones válidas acabamos en un callejón sin salida presas de sentimientos de victimismo ("no podré salir de ésta". finalmente. y aporta soluciones. de hecho.

fracasos. Le doy vueltas y más vueltas a una situación reciente con el deseo de que hubiera ido mejor. Cuando estás disgustada. "a menudo". Pienso en lo mucho que me cuesta concentrarme. ¿Eres de las que piensan demasiado? Test para evaluar si piensas demasiado. 9.Puede llegar a provocar trastornos físicos y mentales serios. pero además. Presta atención a tus respuestas para que éstas definan honestamente lo que sueles hacer en esas situaciones de tristeza o disgusto. deprimida o nerviosa. hipertensión. incluso tus mejores amigas pueden acabar aburridas por la repetición incansable del mismo problema e impotentes ante tu falta de receptividad y actitud para solucionar decididamente el problema. resulta más difícil encontrar soluciones adecuadas y es más probable que tus reacciones sean más vehementes y de efectos contraproducentes. Pienso en lo sola que me siento. ¿por qué no sé llevar mejor mi vida? Si has respondido "nunca" o "casi nunca" a todas ellas. Pienso en que me encuentro sin energía y desmotivada. 2. Me siento impotente y culpable por no hacer nada.Te hace la vida más difícil. o bien "de vez en cuando" solo a unas pocas: ¡Felicidades! Has desarrollado estrategias excelentes en tu propia lucha contra el pensamiento excesivo. o bien depresión y ansiedad. 8. 10. 5. Efectos negativos del pensamiento excesivo. y parece que una de las razones de que esto sea así es precisamente nuestra tendencia a pensar demasiado". triste. 6. 1. dolores de cabeza. culpas y errores. Pienso en todos mis defectos. . Pienso en que me siento cansada y dolorida.Según Nolen-Hoeksema. ¿Por qué le damos más vueltas a las cosas las mujeres? 3 . Si has respondido "a menudo". Me culpabilizo o me doy pena porque no puedo ponerme en marcha y hacer algo positivo. Pienso: soy un fracaso. "casi nunca". puede que seas propensa a preocuparte por tus sentimientos y por tu vida en lugar de lidiar de un modo eficaz con tu vida mental y emocional. café o tabaco. 3. . no lo que crees que deberías hacer. "de vez en cuando". Las tensiones a las que te enfrentas te parecen mayores. "casi siempre" o "siempre". 4. 7. Pienso en lo triste y angustiada que me siento. así como el abuso de drogas como el alcohol. "casi siempre" o "siempre" a varias de las preguntas. Perjudica tus relaciones. "la mujer tiene el doble de probabilidades que el hombre de caer en una depresión profunda o de sufrir ansiedad. ¿cómo sueles reaccionar? Responde a las siguientes preguntas con las respuestas: "nunca". como gastritis. Puedes molestar a otras personas con tus reacciones desproporcionadas.

evitando cuestionar su pensamiento y poner freno a su distorsión exagerada de las cosas por temor a que no se sienta comprendida o. preocupación excesiva). profesionales y personales. o bien en cuanto surja el próximo conflicto. cultural y psicológico. los definimos como algo malo para nosotras y decidimos pararlos para evitar que nos hundan. nos desidentificamos con esos pensamientos. no tomes decisiones. Las mujeres tienen más relaciones sociales y se implican más personalmente. no hay pruebas de que la causa resida en algún rasgo biológico como las hormonas femeninas o la organización de nuestro cerebro. Las cargas demoledoras que acompañan al exceso de responsabilidades familiares. y con la intención de contentar a otros. El segundo paso consiste en arrastrarnos fuera del fango y situarnos en una distancia que nos permita ver las cosas una mayor claridad y perspectiva para poder tomar las decisiones adecuadas. Lo peor de todo es que puedes tomar decisiones equivocadas basándote en esos pensamientos negativos. sus hijos. El tercer paso requiere atención y acción para evitar caer en las trampas que nuestro hábito de pensamiento excesivo nos guarda para el futuro -ya sea a los pocos minutos. con el regreso al mismo problema. Las mujeres piensan más porque tienen más cosas en que pensar. sociales. haciendo que. 3. Romper ataduras con el pensamiento excesivo. de una manera inútil y cansina. 1. El apoyo moral que buscan las mujeres en otras mujeres puede crear círculos viciosos de pensamiento excesivo y victimismo. de momento. 4 . Esto hace que estén permanentemente preocupadas (por sus parejas. más aún.Si bien es cierto que las mujeres sufrimos más las consecuencias del pensamiento excesivo (depresiones. a veces. opten por hacer lo que no desean y tomar decisiones equivocadas en sus vidas. Hoy por hoy. sus amigas) y angustiadas por las consecuencias que puede tener en sus relaciones el más insignificante de los cambios. político y económico hace que se establezcan tensiones crónicas que perpetúan un hábito de pensamiento y resolución de conflictos constante. a que se sienta traicionada. 2. 2. las investigaciones apuntan a causas de tipo social. ansiedad. Déjalas para más tarde. El sentido de lealtad y empatía puede hacer que muchas mujeres se dejen arrastrar por el pensamiento excesivo-corrosivo de la amiga que necesita ser escuchada. sus padres. Pienso demasiado. Lo peor es que tienden a basar su autoestima y su bienestar en cómo funcionan sus relaciones y en lo que las demás personas piensen de ellas. ¿Cómo puedo liberarme de este hábito? El primer paso hacia la liberación consiste en romper las ataduras: observar nuestros pensamientos y saber detectarlos cuando están empezando a rumiar demasiado y demasiadas cosas. Atención: Cuando te veas presa del pensamiento excesivo. El pensamiento excesivo crea estados de ánimo negativos que pueden teñir la calidad de tus pensamientos hasta tal punto que acabas teniendo una visión distorsionada de los hechos. así como (paradójicamente) el menor poder social. cuando te sientas más relajada y con un pensamiento más global y positivo.

"debo ser realista: nunca he realizado bien mi trabajo"). Distráete y dale la espalda al pensamiento obsesivo. como lo harías con un niño pequeño que se está poniendo en peligro: "¡Basta ya!". repetitivo y absorbente no te proporciona visiones profundas.. jugar con tus hijos. pon orden en la casa. sino a comprender más tarde tus errores de planteamiento. Atención y firmeza. tus tendencias nocivas y tus miedos. 5. Puedes distraerte haciendo cualquier cosa que te resulte agradable: dar un paseo. La actividad física tiene ciertos efectos bioquímicos -como la segregación en el cerebro de sustancias químicas como la norepinefrina y la serotonina. En cuanto detectes ese tipo de pensamiento circular y corrosivo muestra tu autoridad de una manera contundente. 5 . hazte un lado y deja los problemas en manos de quien dependa. ve al cine. 2. leer un libro. 6. Tú puedes..Este primer paso consiste en concentrar todos nuestros esfuerzos en evitar los pensamientos contraproducentes.. ¿Te has encontrado de repente atrapada en ese pensamiento traicionero? Date un respiro. sal de compras. haz ejercicio físico. sino de afrontarlos de una manera eficaz y en las mejores circunstancias. ayúdales a hacer los deberes. Busca actividades que te proporcionen emociones positivas: ve a darte un masaje o al gimnasio. Cuando observes que tu pensamiento es circular. El pensamiento excesivo. escucha la música que te guste.y dedícate a otra cosa. juega con tus hijos. haz trabajos voluntarios o ayuda a otras personas. lee un libro. 3. 7. Tómatelo en serio. Anotar tus pensamientos te ayuda no sólo a organizarlos. sal a cenar con tu pareja o amigas. Hablar con amigas o personas de confianza puede ayudarte a organizar tus pensamientos y desenmascarar los temores infundados. "¡Para!" o cualquier otra expresión que surta efecto contigo misma. o simplemente que no es el momento para dedicarte a ello. Qué hacer. y prácticas como la meditación pueden ayudarte a distanciarte de tus obsesiones. literal y metafóricamente. ciertas actitudes espirituales como la esperanza o la confianza. en las condiciones adecuadas. Si no depende de ti. Tómate un respiro.que repercuten positivamente en el estado de ánimo y el modo de pensar. ve al cine. haz un sitio en tu agenda para tratarlo en el momento oportuno. 8. dedícate a cualquiera de tus aficiones (como pintar. Muévete. Sal a pasear. inútil y agotador. cocinar. por muy arraigados que estén. y que tú llevas la vara de mando de tu vida. No dejes que tus pensamientos te venzan. 1. Anótalo en tu agenda.. lo cierto es que en realidad se está reduciendo notablemente tu visión de modo que sólo eres capaz de ver las cosas negativas de tu vida. además. A veces te asalta el "mono loco" del pensamiento cuando estás en una situación de la que no puedes marcharte o distraerte. Escribe un diario. sino que en realidad te hace perder el control de tus pensamientos y sentimientos. 10. escucha tu música preferida. 4. Te miente y te seduce para que pienses y hagas cosas que no te benefician. No se trata de ignorar o evadir problemas. Respira profundamente -primer paso para la desconexión. 9. Aunque en medio de tu secuestro mental y emocional te parezca percibir una cierta lucidez ("ahora me doy cuenta de que nunca me ha querido". Si depende de ti. hacer manualidades). Ayudar a otras personas resulta una distracción excelente que. Descubre lo que te gusta y úsalo para cargarte de energía y alimentar tu autoestima. tocar el piano. salir a hacer la compra. Comprender que el pensamiento excesivo es tu enemigo. Apóyate en otras personas. Presta atención y proponte parar el pensamiento de una manera contundente y asertiva. Delega tus preocupaciones. Recuerda que no eres tus pensamientos. da solidez a tus valores y sentido de utilidad a tu vida.

La sensación de pérdida de control que te obsesiona se haría mucho más fuerte todavía. Es preciso colocarse en una posición mental que permita tener una cierta perspectiva del problema. Necesitas energía positiva. 8. 6 . AS ACTIVIDADES QUE REQUIEREN MUCHA CONCENTRACIÓN Y EL EJERCICIO FÍSICO. Define lo que quieres y ve a por ello. 7. Deja de compararte con otras personas. 6. Sigue adelante con tu vida. ¡Atención! Si en mitad de la noche empiezas a cavilar durante más de quince minutos. no más pérdida de control. Puedes estar de mal humor simplemente porque has dormido mal. pero no dejes que saboteen tus planes. En ningún caso recurras a la comida: no te des atracones o te pongas frente al televisor a comer helado o comida basura. Te llevará menos tiempo y resultará más reparador que la ansiedad producida por el insomnio del pensamiento excesivo. Haz un repaso a todas las alternativas y elige las más adecuadas para ti. 2. Toma las riendas de tu vida y cambia las cosas por ti misma. En circunstancias diferentes las cosas son diferentes. no caigas en la trampa de pensar que dándole vueltas a los problemas los resolverás o los entenderás mejor. Enfoca bien. porque hará aún más hiperactivo tu pensamiento loco. estás cansada o incubas un catarro. Pensar en mitad de la noche casi siempre va acompañado de angustia y miedo. para afrontarlo de manera eficaz. Recuperar la perspectiva. Evita que tus miedos distorsionen tu visión. No esperes a que te rescaten. Deja que fluyan las soluciones. a veces cuesta el mismo esfuerzo dirigirse a otros objetivos que consideramos "intermedios". además de los efectos contraproducentes para tu salud. si pierdes horas de sueño al día siguiente estarás cansada y con menos capacidad para concentrarte y afrontar las situaciones más conflictivas. ni te convenzas a ti misma de que en un par de minutos conseguirás dormirte. Apunta más alto.basta con realizar una acción modesta que te dé confianza y te cargue las pilas. Cuando empieces a tener sueño. No siempre las causa de tus problemas son profundas y complicadas. tristeza u otras emociones negativas. Qué no hacer. Cuando tu objetivo requiere tiempo y paciencia. 5. Más difícil todavía: parar el pensamiento en medio de la noche. 3. 1. El alcohol actúa en el sistema nervioso central como un depresivo. Interpreta las cosas de la manera más realista posible. Acepta tu depresión. Reconoce tus emociones y sigue adelante. Basta con que hagas algo. No recurras al café como estimulante. ve a algún lugar tranquilo y haz algo que te distraiga. Una vez frenado el hábito del pensamiento obsesivo. No bebas alcohol para anestesiar el dolor. vuelve a la cama. además de mucha energía -con la que no cuentas. aún hay que resolver el problema. Por otra parte. Simplifica.SURTEN MÁS EFECTO COMO DISTRACCIONES. 4. Levántate.

4. Desdramatizar tus preocupaciones no sólo te ayudará a ti sino que les ofrecerá un espejo valiosísimo para que ellos mismos eviten futuros pensamientos obsesivos. Puedes tomarte tu tiempo para ir al gimnasio. Trabajo: Sacar adelante la casa o cómo promocionarse profesionalmente son fuente continua de pensamientos obsesivos. Cuestiones de pareja: No todas las relaciones deben ni pueden salvarse. a las que les has dado poder para controlar tu vida. 10. 12. Aprende a observar lo mejor de ti misma. Hallarás más paz si no acumulas resentimientos y odios. Por esta vez has conseguido silenciar la voz interior de la duda y la preocupación y has podido resolver el problema satisfactoriamente. prueba esa solución que tienes al alcance de las manos. Trátate con cariño. 11. Si bien es cierto que cada persona tiene sus propios temas obsesivos. Enhorabuena. Pero un día. No sirve de nada sufrir por que las cosas no son como te gustaría que fueran. descubre tus potencialidades y confía en ti. Inténtalo. Problemas de familia: Es importante comprender y aceptar que tus familiares no ven el mundo exactamente igual que tú. simplemente. con la ayuda de terapia) e intentar negociar para evitar en lo posible las situaciones más conflictivas. 7 . hay cuestiones que preocupan a todo el mundo y que ofrecen mucha leña para el fuego del pensamiento obsesivo. no han sabido hacerlo de otra manera. Son como son. Frenar las tendencias perfeccionistas o los impulsos victimistas nos ayuda a afrontar los conflictos de una forma más eficaz. 3. como tú. Y quítales ese poder. Los pensamientos repetitivos más frecuentes. Preocupaciones con los hijos: Aun la madre menos sobreprotectora suele hacerse cargo de la mayor parte de la responsabilidad de criar y educar a sus hijos. Identifica cuándo tu pensamiento obsesivo responde a la voz de otras personas. La superación de sus problemas les hará más fuertes así que da la bienvenida a los conflictos que tengan que superar. sucede algo (un conflicto con una amiga. Reduce o haz más breves las visitas a tu madre si ello significa semanas de pensar demasiado.9. una crítica en el trabajo) y es como un resorte que te devuelve a las arenas movedizas del pensamiento excesivo. no siempre va a ser así. meditar o tomarte un té en medio de la mudanza. pero es importante evitar viejos hábitos obsesivos y sobreprotectores. Aunque desees que les vaya bien en la escuela. Comprende que las demás personas también tienen sus problemas y limitaciones. Criticar o echar la culpa de lo que no funciona a otras personas es una engañosa manera de proteger la autoestima. no se metan en problemas. establecer distancia para ver la situación de la forma más realista posible (si es necesario. Aun no estando muy segura de que funcione. Crea una nueva imagen de ti misma. Haz lo posible por evitar las polémicas repetitivas que no conducen a ninguna parte ni convencen a nadie. Puedes renunciar a perder 20 kilos matándote de hambre y aspirar a adelgazar la mitad con un régimen sensato. Evita las situaciones que pueden convertirse en obsesivas. Que no guíe tu vida las expectativas de otras personas. Elimina los objetivos que te perjudican. Nunca se sabe y no pierdes nada con intentarlo. 2. ¿Cómo controlarlo? 1. A veces te hacen daño actitudes de otras personas que. Cómo evitar volver a caer en la trampa. Rebaja tus expectativas cuando las cosas no dependen de ti. estén sanos y se lleven bien con los demás niños y niñas. aunque alguien te critique por no "estar disponible" o "ser egoísta".

Utiliza técnicas de relajación y. no saben cómo utilizarla o la usan de manera incorrecta y agotadora. la sensación de haber cometido algún error te pone nervioso y tienes miedo de quedar mal ante tu socio o superior. recuerdas una frase concreta y te preguntas qué quiso decir realmente uno de tus compañeros con eso. encuentras fallos. Se esfuerzan siempre en hacer lo correcto de la manera correcta. vive más en su cabeza que en sus sentimientos. Cuando piensas demasiado. Preocupaciones y obsesiones: Cómo superarlas Preocuparse de manera exagerada no sólo no conduce a nada bueno. "A veces me dan ganas de golpearme la cabeza contra la pared para que pare". Nunca cometen 8 . generalmente localizado sobre los ojos. Llegas a casa después de un día difícil. Una vez tranquilizada. Se te ha quitado el sueño y te mueves inquieto en la cama. la planificación y la rutina. Cuando te toque sentir el dolor (frustración.. cada recuerdo. hacer listas. mientras estás en la cama. Sin embargo. limítate a sentirlo mientras te concentras en el trabajo que es importante hacer en ese momento. pero. Pero parece tan difícil. rabia. Tal vez en ese momento empieces a preocuparte también por ese insomnio que hará que no estés despejado a la mañana siguiente. y tienen un gran sentido de la ética y la moral. Acabará pasando y tú lo habrás superado y olvidado mientras haces algo útil y productivo. Deseas dormir. Es como si todo lo que llegara a la mente de estas personas fuera importante y digno de ser tenido en cuenta.. Se trata de personas concienzudas.. dejar de torturarte y hundirte en un sueño profundo. cada imagen que surge en su cabeza. El peso de la razón. dicen algunos. ya que suelen tener bastante claro cómo hay que hacer las cosas. Obsesionarse con posibles enfermedades sólo consigue bloquear el funcionamiento natural del cuerpo y producir disfunciones reales. olvidar. La salud: Las personas hipocondríacas tienen muchos más riesgos de enfermar que las que simplemente se cuidan.. A nivel mental estas personas son poderosas y tienen una energía mental desbordante. Les gusta el orden y la limpieza. sino que además produce un gran malestar. Nada se puede desechar y no son capaces de separar lo que verdaderamente importa de lo secundario. incansablemente. dedicadas al trabajo. Analiza. cada palabra dicha..En cualquier caso. por desgracia. empiezas de nuevo a darle vueltas y vueltas al mismo tema. lo que la mayoría de las veces quiere decir "a su manera". La personalidad del preocupado. no olvides tus objetivos reales: el trabajo. puedes utilizar algunas técnicas sencillas para combatirla. actúa en positivo: una actitud positiva y feliz es la mejor manera de proteger tu salud. aunque parece que todo está solucionado. Repasas mentalmente una y otra vez todo lo sucedido. La persona preocupada tiene un predominio del lado intelectual sobre el emocional. al cual dedican mucha energía. y decides ver un rato la tele y no pensar más en eso por el momento. catalogar. celos o tristeza porque las cosas no son como desearías). pero llega la hora de dormir y. además de una alimentación adecuada y ejercicio físico. Al final el cansancio te vence. en caso de que consideres seriamente tener alguna enfermedad. Son perfeccionistas y detallistas. Se te ocurren un montón de cosas que tenías que haber dicho en esa reunión y no dijiste. no eres capaz de olvidar lo sucedido. analizas. cada decisión tomada. No es raro que padezcan de dolor de cabeza. interfiere en el trabajo y no te deja dormir. piensa constantemente y en su cabeza hay una continua cháchara mental. Cada idea. hazte un chequeo y aclara tus dudas. Ha habido algunos problemas en el trabajo y.

La principal diferencia es que las obsesiones se centran en un mismo tema o idea que se repite continuamente. aunque puedes tener la seguridad de que a su lado nunca habrá facturas sin pagar. Como pareja son fieles y responsables. Nunca reconocen que están equivocados. Aparecen como intrusos en la mente y producen 9 . Los atormentados: el trastorno obsesivo de la personalidad Cuando todos estos rasgos se exageran. Son rígidos e inflexibles en cuanto a la ética y la moral. cualquier situación en la que puedan aparecer emociones profundas les resulta molesta y prefieren evitarla. Están tan dedicados al trabajo que no tienen tiempo para las amistades o el placer. la mejor alternativa posible y cuando se encuentran con opciones similares. se ahogan en posibilidades interminables e incluso pueden dedicar más tiempo a hacer listas u horarios que a realizar la tarea en sí. Debido a que se rigen por el intelecto y no por sus emociones o deseos. imágenes o impulsos a hacer algo que no queremos y nos resulta aterrador (como matar a alguien). Se trata de personas tan preocupadas por los pequeños detalles que es posible que hasta llegue a perderse el sentido inicial de la tarea que se traen entre manos o que no sean capaces de terminarla nunca. les cuesta perdonarse los pequeños errores que toda persona puede cometer y es entonces cuando aparece la culpa y la preocupación. mientras que las preocupaciones insistentes cambian de un día para otro y causan un menor malestar que las obsesiones. pudiendo llegar hasta el fanatismo. aunque en seguida se ponen en marcha y no paran hasta encontrar uno nuevo. Cuando esto sucede.imprudencias ni excesos y no les gusta tirar las cosas. Las emociones. Como jamás se permiten guiarse por impulsos. En muchas ocasiones. ya no estamos hablando de preocupaciones molestas e insistentes. causando una gran ansiedad o hasta vergüenza. el miedo al trabajo y por estar dándole vueltas siempre a lo mismo. pero no le molesta que su pareja le exprese su afecto. pueden quedarse estancados analizando la misma cuestión una y otra vez. a pesar de que puede quererla de verdad. Les gusta trabajar y esforzarse y no les atraen las cosas fáciles de hacer. De la preocupación a la obsesión: el trastorno obsesivo compulsivo Quienes tienen una personalidad obsesiva son los más propensos a desarrollar este tipo de trastorno. Quedarse sin trabajo es un golpe tremendo para ellos. incluso durante años. ya que en un momento dado pueden llegar a necesitarlas. pero poco románticos. Quieren tomar la decisión correcta. pueden resultar insoportables para los demás. De hecho. Son incapaces de desprenderse de objetos sin valor y jamás delegan tareas a nadie. Se llevan el trabajo a casa. No pueden tomar decisiones ni terminar el trabajo porque nunca está perfecto del todo. nos encontramos con el llamado trastorno obsesivo de la personalidad. Las obsesiones pueden consistir en ideas. Es la persona capaz de regalarte una plancha por tu cumpleaños. donde no hay ninguna opción mejor ni peor. La duda La toma de decisiones les resulta difícil. Viven continuamente atormentados por las preocupaciones. Suelen ser reservados y no muestran fácilmente sus emociones. El estrés Su excesiva preocupación les lleva a estar bastante más estresados que la mayoría de las personas. se toman pocas vacaciones y siempre tienen que estar ocupados en algo. sino de obsesiones. Es el tipo de persona que rara vez dice "te quiero" y no suele demostrar cariño a su pareja. a quienes no perdonan ni el más mínimo fallo. aparecen las indecisiones y las dudas. porque leen una y otra vez lo que han escrito para asegurarse de que no han cometido ningún error.

Los verificadores Para Nacho. Los lavadores Una de las ideas obsesivas más frecuentes es la de contaminación. que empuja a estas personas a lavarse una y otra vez o a limpiar la casa compulsivamente para librarse de una suciedad o gérmenes que no parecen irse nunca. los adornos sobre la mesa. encontraba algún bulto en la calzada y pensaba en otro posible atropello. no soportan la incertidumbre ni el hecho de no poder controlar todos los acontecimientos y tienen gran propensión a sentir culpa o vergüenza. Las cosas tienen que estar justo en su sitio y no un centímetro más allá. algo demasiado terrible para ellos que hay que evitar a toda costa Seis tipos de obsesivos. obsesionado con la idea de que en algún momento podría hacerle falta alguno de los artículos. La mayoría de las veces no pueden explicar porqué las cosas tienen que estar ordenadas de ese modo. Esa posibilidad le resultaba tan aterradora y era tan persistente que al final tenía que volver sobre sus pasos para comprobarlo. conducir se convertía en un calvario.. Por tanto. Pero no podía dejar de hacerlo. después de haber hecho la comprobación.una gran angustia. Para evitar que sucedan esos resultados temidos. que tienen que estar así y no de otra forma. Intentas sacarla de tu mente pero es imposible. Entonces te ves impulsado hacer algo para combatirla y sentirte mejor (la compulsión). Algunos se lavan las manos durante horas. pensaba que tal vez no miró bien. Pensaba que podría haber atropellado a alguien. Cuando seguía su camino. todo tiene que estar en su debido orden. hasta que hasta llegan a sangrarles. El orden perfecto Otros están obsesionados con el orden. los zapatos. La ropa de los armarios. se lavan sin descanso o verifican una y otra vez que todo es correcto. lo que significa que cometer un error les hará sentirse sumamente ridículos. que podría estar inconsciente tras unos matorrales.. sobre todo si. los libros. tal vez le dio un pequeño golpe que apenas notó pero que habría dejado a esa persona tirada en el asfalto. asustados o avergonzados. El coleccionista Un tercer grupo acumula cosas. El diálogo obsesivo 10 . "Si toco algo contaminado con gérmenes y no me lavo podré enfermar y morir o contagiar a otra persona".. cuando regresaba a hacer esa verificación. papeles y periódicos en su casa que ella y su familia tuvieron que abandonarla y comprarse otra donde poder vivir. La gran preocupación o angustia que acompaña a una idea obsesiva refleja la posibilidad de que suceda una catástrofe: "si no me aseguro bien de que todas las puertas están cerradas puede que entre alguien. Ya apenas quedaba nada más que estrechos pasillos laberínticos entre montones de papeles que llegaban hasta el techo. Puede que incluso ordenen sus pastillas colocándolas formando un diseño determinado que nunca puede variar o de lo contrario se sentirán terriblemente mal. El resultado catastrófico: "algo terrible sucederá". y seguía dándole vueltas y más vueltas angustiado y llegando tarde a donde quiera que fuese. haga daño a mis hijos y se lleve todo lo que poseo". simplemente sienten que ese es el orden correcto. Nuria tenía tantas revistas . lo cual requiere una gran cantidad de energía y tiempo. se trata de personas que se centran excesivamente en todo lo malo que puede suceder. miedo o vergüenza.

¿O tal vez sí?". incluso aunque la veas muy lejana y adores a ese hijo. como la posibilidad de ser despedido y todas sus consecuencias catastróficas ("si me despiden no tendré bastante dinero para pagar la hipoteca. me vendré abajo. aunque resulte paradójico. sin detenerse nunca.. por ejemplo. De esta forma. "Pero tendrías que haber hecho más. De este modo los estás transformando en voluntarios. dependiendo de la severidad de tu problema y lo insistentes y frecuentes que sean tus pensamientos obsesivos.. tendrías que haber actuado más rápido. hice todo lo que pude". después controlarlos voluntariamente y. sin poder evitarlo. Pueden ser 5 minutos después. Pero. resistirte. posterga tu preocupación para dentro de un rato. cada vez que aparezca ponle una etiqueta: preocupación absurda u obsesión irracional. incluso si aparecen unos minutos después de haberlos anotado y tienes que volver a escribir lo mismo una y otra vez. Otros se obsesionan con la idea de cometer algo vergonzoso de manera incontrolable. B. no podré encontrar otro trabajo. "Sin embargo. A.Otros se limitan a un diálogo obsesivo. Si has decidido dejarlo para cinco minutos después. (ya que has decidido libremente que está bien tener ese pensamiento y está bien que sea obsesivo). Cambia tu forma de preocuparte. Veamos estos pasos con más detalle. yo no podía saber lo que estaba sucediendo. Déjalo para más tarde. o una hora o incluso por la noche. Te preguntas si podrías llegar a volverte loco y apuñalarlo y le das vueltas y vueltas aterrorizado ante esta posibilidad. que haber estado allí". yendo y viniendo continuamente varias veces al día. el diálogo interno puede durar años. etc). 11 . luchar y sacarlas de tu cabeza para siempre. No los juzgues ni los analices. Acepta tu obsesión Cuando estas ideas. o por preocupaciones cotidianas. es algo que escapa a tu control y si no puedes controlarlo tampoco puedes eliminarlo. El obsesivo puro Estas personas no hacen nada para tratar de eliminar la angustia provocada por su pensamiento obsesivo (como las comprobaciones de los verificadores. El siguiente paso será aceptar esos pensamientos. ¿cómo controlar lo que parece incontrolable? Lo primero que tienes que hacer. una charla consigo mismos en la que tratan de combatir el pensamiento obsesivo diciéndose cosas tranquilizadoras... perderé el piso. por último. es aceptarlo y no tratar de combatirlo. trata de posponerlo de nuevo cuando hayan pasado esos cinco minutos y así sucesivamente. Otra manera de adquirir mayor control sobre tu pensamiento es cambiando la forma que tienes de responder a la obsesión. 2.. "Murió por tu culpa".. imágenes o impulsos aparecen en tu mente te resultan sumamente desagradables y quieres librarte de ellas. Pero no puedes. Para ello puedes hacer dos cosas: 1.."). Controla tu obsesión Una vez que estos pensamientos son voluntarios puedes empezar a controlarlos. el lavado de manos. dice una voz en su mente. librarse de ellos. Para ello puedes hacer varias cosas: Anota tus pensamientos exactos en una libreta cada vez que aparezcan. ordenamiento de objetos. "Eso no es cierto". ¿Cómo librarse de obsesiones y preocupaciones insistentes? En primer lugar. Deja que esos pensamientos prosigan libremente. eligiendo una hora determinada para obsesionarte.. aumentando así tu dominio sobre ellos. Si estás trabajando y empiezas a preocuparte con algo. como matar a su hijo. responde otra voz. A veces puede tratarse de ideas o imágenes violentas. Esto te ayudará a darte cuenta de lo absurdos que son y el esfuerzo de escribirlos continuamente disminuirá su aparición por puro aburrimiento.

Cambia la situación. Si tu obsesión o preocupación consiste en una imagen mental. trata de modificar esa imagen. No huyas. Canta tu obsesión: elige una música alegre y canta: "me van a despedir". La más sencilla consiste en la respiración profunda. Utiliza frases tranquilizadoras 12 . Un tiempo para preocuparse. si te preocupa demasiado el hecho de cometer un error es posible que eludas hacer determinadas tareas. Aspira por la nariz llenando los pulmones de aire por completo. Librarse de la obsesión Hasta aquí has conseguido aceptar esos pensamientos y controlarlos. Esta técnica te ayudará también a posponer tus preocupaciones cuando aparecen en un momento inadecuado. ponle un marco a esa imagen y luego imagina que dicho marco se encoge poco a poco hasta ser demasiado pequeño como para distinguir lo que hay en su interior. Selecciona una frase que resuma tu preocupación. utiliza las técnicas antes expuestas. métete de lleno en la situación y cuando en tu mente empiecen a dar vueltas y vueltas las ideas desagradables. al escucharla tienes que sentir exactamente lo mismo. Cuenta cada espiración empezando por el número diez hasta llegar a uno. "voy a matar a mi hija" o cualquier frase que resuma tu preocupación. o no servirá de nada. lo que significaría pasar esos 15 minutos repitiendo lo mismo una y otra vez de forma voluntaria. Si tu pensamiento obsesivo consiste en imaginar que golpeas a alguien con un martillo. Esto hará que disminuya tu ansiedad. ya que el hecho de cantar es incompatible con ella y te ayudará a distanciarte de esas emociones desagradables. Deja de huir. Escúchala sin desviar tu pensamiento hacia otros temas. Aprende técnicas de relajación. Descubrirás que al cabo de un tiempo tu ansiedad ha disminuido debido a que te has habituado a esa situación y ha dejado de producirte angustia. La mayoría de las veces no resulta fácil llenar un periodo de 10 ó 30 minutos con preocupaciones cuando no tratamos de combatirlas. Si al cabo de 30 minutos tu ansiedad no ha disminuido al menos a la mitad sigue escuchando la grabación o no surtirá efecto. si consiste en ver tu casa ardiendo. Por ejemplo. Dedica cada día un periodo de 15 ó 30 minutos para preocuparte y durante ese tiempo céntrate sólo en tus preocupaciones y en todo lo malo que podría suceder. Ahora llega el momento de librarse de ellos. grábala en una cinta de corta duración de las que repiten una y otra vez su contenido y escúchala cada día durante un periodo de 30 minutos. Afronta las situaciones que pueden provocar tus obsesiones o preocupaciones y que tiendes a evitar para no sentirte mal. Graba tus preocupaciones. Cuando te sientas mejor deja de cantar y centra tu atención en otra cosa. intentando sentirte lo más angustiado posible. transfórmalo en un enorme martillo de goma espuma incapaz de hacer daño a nadie. C. Después expulsa el aire lentamente mientras imaginas cómo tu cuerpo se va relajando cada vez más. Repite esto varias veces al día para practicar y para que te sea más fácil utilizar la relajación en los momentos de tensión que suelen acompañar a tus preocupaciones. "no llegaré a fin de mes". Si cuando aparece ese pensamiento espontáneamente te produce cierto grado de ansiedad. sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría consisten en una idea específica. Por ejemplo.

"está bien que haya tenido este pensamiento. "sé que mis pensamientos son exagerados".Se trata de frases que te ayuden a relajarte o a posponer tus obsesiones. como "cálmate". "esto no es una emergencia. lo haré más tarde". "tiendo a centrarme demasiado en el lado malo de las cosas y en todas las catástrofes que podrían suceder". no tengo por qué darle mucha importancia". aunque yo esté pensando en ello como si lo fuera". "no voy a preocuparme ahora por esto. 13 . "está bien cometer errores".