Está en la página 1de 10

PONTIFICIO CONSEJO PARA LAS COMUNICACIONES SOCIALES

16 de marzo 1999

N. 1629/99

Excmos. Sres. Obispos Responsables de la RIIAL

Excelencia Reverendísima:

Adjunto a la presente encontrará el "Prontuario para la construcción de páginas Web",


realizado por la Task Force de la RIIAL, breve documento que consta de dos partes:

-Una dirigida a los Sres. Obispos, con información sobre la realidad de Internet y
sugerencias globales sobre los servicios que se pueden ofrecer.

-Otra para los técnicos, en la cual se analizan algunos de los aspectos tecnológicos más
importantes de este quehacer.

La RIIAL, a lo largo de sus años de desarrollo, ha logrado ir definiendo algunos criterios


prácticos de valor para la Iglesia en el novedoso campo de la informática. Por ello confiamos en que
esta herramienta sirva de orientación a V.E. -especialmente si está iniciando o planteándose la
construcción de un sito- para el quehacer evangelizador a través de Internet.

Con el más sincero y fraternal saludo en esta Pascua del Señor,

+John P. Foley
Presidente

+Pierfranco Pastore
Secretario

1
PRONTUARIO DE LA RIIAL PARA LA CONSTRUCCIÓN DE PÁGINAS WEB EN
EL CONTEXTO ECLESIAL.

Presentación

Hace sólo unos cuantos años que Internet ha irrumpido, casi sin pedir permiso, en la
vida de millones de personas y se ha convertido en un laboratorio de la cultura. La Iglesia
no ha quedado al margen de este proceso, y son muchas las entidades eclesiales que, con
ánimo evangelizador, se han abierto un espacio en las autopistas de la información.

La Red Informática de la Iglesia en América Latina (RIIAL), a través del grupo de


técnicos que llamamos "Task Force", ha deseado dar forma a numerosas experiencias de
estos años, sobre todo las que se refieren al mundo de lengua española y portuguesa, y
decantar unos criterios prácticos y útiles para la construcción de las páginas Web o "sitos"
en Internet por parte de la Iglesia.

El documento consta de dos partes: una dirigida especialmente a los Obispos y


últimos responsables de los contenidos básicos de las páginas, con alguna información -
quizá conocida por muchos- sobre el hecho de Internet y sus ventajas, así como sugerencias
sobre prioridades y servicios que se pueden ofrecer a los usuarios; la otra está orientada a
los técnicos ocupados de los aspectos tecnológicos de este trabajo evangelizador, en la que
aparece un "decálogo" para la creación de una web, y un apartado sobre seguridad en
Internet de especial interés para aquéllos que -quizá no muy numerosos aún- manejen
directamente el servidor de web.

De ese decálogo podríamos señalar aquí un "mandamiento cero", punto de partida


para cualquier planteamiento en la creación de una página en Internet: Una "página" ha de
estar, prioritariamente, al servicio de los usuarios más directamente interesados en ella -
los del ámbito de competencia- respondiendo a sus necesidades de información y
servicios, y de acuerdo con la mayor o menor potencia de los equipos con que ellos
cuentan. El primer objetivo de la página web de una Iglesia local no es la universalidad de
la misma, sino ofrecer a sus usuarios aquello propio que ninguna otra le dará en materia de
documentación, datos, material pastoral, etc. Por otra parte, si la mayoría de sus
destinatarios cuenta con equipo y programas sencillos, pocos podrían acceder a una página
que requiriera equipo de última generación. Así pues, sólo en un segundo momento habría
que pensar en el "anónimo navegante" o el investigador que pueda caer por nuestra web y
cuya atención desearíamos captar. De aquí que convenga no ocupar espacio y tiempo
multiplicando documentos ofrecidos por otras páginas eclesiales que cubren un área mayor.
En cambio las páginas de áreas pequeñas pueden enriquecerse mucho con enlaces o "links"
a aquellos otros sitos que contienen esa información valiosa para todos.

Agradecemos el trabajo realizado por el Rvdo. Dn. Juan Pedro Ortuño -miembro del
equipo de coordinación técnica de la RIIAL dedicado al tema de Internet y Webs- y
confiamos en que sea de utilidad para iniciar un debate fructuoso entre quienes se están
adentrando en este nuevo campo que se nos ofrece para difundir la Buena Noticia de
Salvación.

Mons. Enrique Planas

2
PRONTUARIO DE INTERNET Y WEBS DE LA R.I.I.A.L
PARA OBISPOS

El fenómeno Internet ha irrumpido con fuerza en el mundo de la comunicación y lo


ha transformado completamente. Hoy cerca de doscientos millones de usuarios en todo el
mundo configuran la denominada “red de redes”, con un volumen de tránsito e información
cada vez mayor. Así mismo, el ritmo de crecimiento y la expectativa de nuevos servicios, o
la mejora de los ya existentes (televisión y radio por Internet, multiconferencias, etc.), hacen
prever un modelo de sociedad que habrá de apoyarse ineludiblemente en este medio de
comunicación.
Cualquier empresa o institución, y multitud de particulares, están en Internet o, al
menos, se han planteado la necesidad de usar sus potencialidades. Internet se presenta como
una ventana abierta donde podemos encontrar instituciones públicas, organizaciones
empresariales, ong’s, páginas amarillas con miles de direcciones de interés, conferencias
episcopales, o publicaciones del más variado tipo, por citar algunos ejemplos.
Sin embargo, no deja de suscitar también recelos: si, por un lado, Internet permite
acceder a datos en ocasiones dispersos o inaccesibles, por otro, esa masificación y fluidez
trae consigo problemas antes inimaginables y que conllevan nuevas formas de delito o
corrupción. Tampoco hay que olvidar que existen auténticos fanáticos de este medio, que
consumen horas y horas frente a la pantalla. Además, están aquellos que, alarmados ante la
novedad, identifican Internet como un mal social y lo rechazan sin más argumento.
Ante estas contradicciones, cabe plantearse: ¿Es Internet un gran fenómeno
publicitario, uno más de los miles de productos que se nos ofrecen para incrementar el
consumo? ¿O por el contrario merece la pena hacer una apuesta seria por este instrumento?
Más en concreto, para la Iglesia, ¿puede ser Internet un medio útil de cara a la
evangelización?
La Iglesia, especialmente desde el Concilio Vaticano II (por ejemplo, la Gaudium et
Spes y sobre todo el Decreto Inter Mirifica), ha subrayado la importancia de los medios de
comunicación para el bien de los hombres. A las 34 citas del Concilio acerca de los medios
de comunicación, hay que añadir las llamadas de los distintos Papas. Por ejemplo, en la
Evangelii Nuntiandi Pablo VI, señalaba, en 1975: "En nuestro siglo, influenciado por los
medios de comunicación social, el primer anuncio, la catequesis o el ulterior ahondamiento
de la fe no pueden prescindir de esos medios... Puestos al servicio del Evangelio, ofrecen la
posibilidad de extender casi sin límites el campo de audición de la Palabra de Dios,
haciendo llegar la Buena Nueva a millones de personas. La Iglesia se sentiría culpable ante
Dios si no empleara esos poderosos medios, que la inteligencia humana perfecciona cada
vez más". Añadía: "El mensaje evangélico deberá, sí, llegar, a través de ellos, a las
muchedumbres, pero con capacidad para penetrar en las conciencias, para posarse en el
corazón de cada hombre en particular".

CRITERIOS GENERALES

Internet, red, Web, WWW, autopista de la información,… son términos que se


utilizan indistintamente para hablar de la gran red de redes. Miles de ordenadores
conectados entre sí, y formando una inmensa telaraña. Desde cada uno de estos ordenadores

3
se puede acceder a multitud de información accesible desde cualquier rincón del mundo.
Internet, por tanto, es un potencial de comunicación sin límites: imágenes, texto, sonido,
música, videos, bibliotecas…además existen otro tipo de servicios como es el correo
electrónico, grupos de noticias, foros de debate, videoconferencias, etc.
Para conectarse a Internet son necesarios 4 elementos: un ordenador, un módem
(aparato que se conecta de la red telefónica al ordenador, posibilitando la conexión con un
ordenador externo), una línea telefónica y un proveedor de Internet (una empresa que
proporciona el servicio de acceso. )

1.- ¿Qué es una página Web?

Una página Web es la forma que tiene de mostrarse la información en Internet. El


conocimiento de dichas páginas viene unido al concepto de hipertexto, esto es, sucesión de
textos (e imágenes) enlazados entre sí mediante vínculos. Dichas páginas están
confeccionadas, pues, usando un lenguaje informático denominado HTML (Hyper text
Mark Languaje); se trata en un lenguaje basado en marcas y comandos sencillos del tipo
"colocar texto en una determinada posición", "colocar imagen en tal sitio", "establecer
enlace con tal página", etc.
Cuando nos conectamos a Internet el proveedor de servicio (Internet Service
Provider) busca una página que nosotros le indicamos, y envía los textos e imágenes a
través de la línea telefónica hasta nuestra terminal u ordenador. Esta información es
recogida por un programa (llamado usualmente “navegador” de Internet) y nos la muestra.
Esta página nos ofrece información que normalmente lleva aparejada una ampliación de la
misma, es entonces cuando se produce el vínculo. El programador de la página nos ofrece,
pulsando con el ratón sobre una palabra o imagen, acceder, bien a otra parte de la misma
página, o bien a otra página distinta, que contiene información más detallada. La página
principal recibe el nombre de Home Page o Página Principal.
La World Wide Web (WWW) o gran telaraña mundial de ordenadores conectados
entre sí (y por tanto la información que contienen), es a nuestros ojos como una gran base de
datos con toda la información que uno puede imaginar y que llega a nuestro ordenador en
formato de páginas. Hasta hace poco todas las conexiones eran vía teléfono, pero cada vez
más, las comunicaciones se establecen vía satélite, implantación de la fibra óptica y
comunicaciones por cable.
Para poder acceder a las páginas Web y movernos de una página a otra se utiliza el
término "navegar". Para ello se emplean los navegadores o programas informáticos
diseñados para facilitar la relación por Internet. Su estructura básica es la siguiente: Casilla
para indicar la dirección, botones de navegación y búsqueda e indicadores que nos avisan de
cuándo se está produciendo una transmisión para acceder a una página. Los navegadores
también disponen de opciones para guardar la información que se vaya encontrando por
Internet en el disco duro de nuestro ordenador.

2.- ¿Qué es un proveedor de servicios?. ¿Quién puede hacer una página Web?

Para conectarse a Internet es necesario darse de alta en un proveedor de servicio,


abriendo una cuenta. Se trata de empresas con servidores (ordenadores de gran capacidad)
conectados a Internet, que nos proporcionan y facilitan nuestra conexión a Internet
cobrándonos sus servicios. Los "servidores" son ordenadores potentes donde se almacenan
las páginas Web., bases de datos, contadores (que reflejan, por ejemplo, las estadísticas de

4
las visitas realizadas a las páginas), CGIs (pequeños programas que permiten, entre otras
operaciones, visualizar fechas, calendarios, etc.), ...
El coste de conexión en la actualidad es de aproximadamente 10 dólares mensuales.
Los hay de distintos precios, pero hay que tener en cuenta el servicio que den (número de
líneas que tienen, ancho de banda que proporcionan, etc.). Es importante destacar que,
normalmente, una vez conectados, el coste es el de una llamada local. Es decir, una persona
puede acceder en segundos desde su lugar de origen a otros servidores de otra parte del
mundo sin necesidad de incurrir en llamadas a larga distancia.
Pero Internet no sólo nos permite conocer las páginas de otros sino también publicar
las nuestras. Para darnos a conocer tenemos que elaborar nuestra propia página Web. Hoy
en día no es necesario saber programar en lenguaje HTML para poder hacer páginas web, ya
que existen muchos programas que actúan como asistentes y nos ayudan a diseñarlas, sin
tener que saber nada de programación.
Para publicar nuestras páginas Web en Internet, necesitamos disponer de un
Servidor (propio o alquilando un hospedaje) que esté conectado a la red, para que otros
usuarios puedan acceder a ellas.
Disponer de un Servidor propio puede ser complicado y costoso, y así se abre la
posibilidad de publicar nuestras páginas en Internet pagando a una empresa de servicios.
Podemos alquilar un espacio en el Servidor y hacer nosotros las páginas, o encargar que las
hagan por nosotros, facilitando la información que deseamos se publique. Publicar nuestras
páginas en Internet nos puede costar en la actualidad unos 300 dólares mensuales
aproximadamente (sin límite de espacio). Muchos servidores no acostumbran a cobrar el
primer Mega de información.

3.- Para qué construir una página Web

Los cristianos deben conocer y ponerse al día en los medios de comunicación para
extender el mensaje de Cristo. Además, hay mucho que aportar al conjunto de la sociedad,
desde los valores: justicia, solidaridad, fraternidad, paz, amor, reconciliación,...
Podemos señalar algunos factores positivos de Internet como medio de
comunicación aplicado a la evangelización:

- Multiplican la cantidad de información que llega a cada persona, y en menor


tiempo.

- Facilitan la comunicación e interrelación entre las personas.

- No son necesarias grandes inversiones económicas, ni elevada tecnología.

- No existen órganos de control para acceder a la Red. La Iglesia tiene plena


facilidad para comunicar su mensaje sin intermediarios.

- Ayuda al desarrollo, comunicación y plena realización de las personas,


comunidades y pueblos.

- Ayuda a desarrollar el sentido crítico ante la enorme avalancha de información


que nos llega, para saber discernir y valorar los contenidos que percibimos.

5
- Sin convertirse en un fin en sí mismo, Internet se vislumbra al servicio de las
personas y la humanidad en su conjunto.

- Al ser Internet de ámbito global, y posibilitar la intercomunicación, sirve como


instrumento para la común tarea de la construcción de la sociedad, transmitiendo
valores de paz, justicia, solidaridad, reconciliación, derechos humanos,... junto
con otras comunidades e instituciones.
- Facilita el diálogo con otras confesiones religiosas y con el mundo de la cultura
en general.

Podemos señalar, asimismo, algunos patrones de presencia de las noticias vinculadas


al hecho religioso en Internet:

- Aparecen con más frecuencia las noticias referidas a la jerarquía eclesiástica y


documentación magisterial: el Papa, la Conferencia Episcopal, los obispos,…

- Grandes acontecimientos eclesiales y litúrgicos.

- Confluencia de los valores ético-religiosos con los valores sociales civiles:


cooperación internacional, paz, solidaridad, justicia.

- Reflejo de estudios sociólogicos de la presencia del hecho religioso en la


sociedad.

- La presencia de otras comunidades religiosas o filosofías (otras iglesias


cristianas, Islam, judaísmo, budismo...).

“Los medios de comunicación han sido creados para que prospere la mutua
comunicación entre los hombres mientras peregrinan en el mundo, pues establecen nuevas
relaciones entre ellos y, por así decirlo, crean un lenguaje nuevo que les permite conocerse
más exactamente y acercarse más fácilmente los unos a los otros. Y cuanto más libremente
se comprenden y más cordialmente se vuelven hacia los demás, tanto más caminan hacia la
justicia y la paz, la benevolencia y la ayuda mutua, el amor, y consiguientemente, hacia la
comunión. Por lo cual, los medios de comunicación se cuentan justamente entre las más
eficaces posibilidades y riquezas que el hombre puede usar para confirmar esa caridad que a
la vez expresa y engendra comunión" (Instrucción Pastoral de la Santa Sede sobre los
Medios de Comunicación Social "Comunión y Progreso" n.12. 1971)

4.- Qué servicios ofrecer

Muchas de las posibilidades que ofrece Internet, son ya una realidad. Es evidente
que, en primer lugar, lo que hemos de dar a conocer es nuestra propia realidad (lo que la
Iglesia dice, magisterio, calendario litúrgico, etc.). Además, a través de nuestras páginas
podemos facilitar al usuario el acceso a múltiples informaciones que puedan ser de interés.
Eso lo conseguimos estableciendo enlaces (vínculos o links) entre nuestra página y las de
otras instituciones, organismos, etc. Por ejemplo, desde nuestra página podríamos establecer
un vínculo con la página de la RIIAL (http://www.riial.org), o del Vaticano

6
(http://www.vatican.va). Así evitamos el tener que duplicar información, documentos, etc.
que ya se encuentran en las páginas enlazadas.

A modo de glosario sugerimos entre las múltiples aplicaciones existentes, unos


cuantos apartados:

Guía Diocesana: Cabe introducir una amplia base de datos, con informaciones sobre:
- Calendario de actividades diocesanas, así como festividades.
- Horarios de los distintos actos litúrgicos de las principales iglesias de la localidad
en los "tiempos fuertes" (Navidad, Semana Santa, fiestas patronales...) o a lo largo
del año, con horarios de verano e invierno.
- Organización territorial (vicarías y parroquias) con mapas interactivos.
- Base de datos de parroquias con sistema de búsquedas
- Curia diocesana.
- Guía de iglesias de interés histórico-artístico y ubicación.
- Instituciones dependientes: facultad de teología, seminarios, centros de enseñanza,
etc.

Magisterio Actual: Pastorales del Obispo de la Diócesis, alocuciones, u otros


documentos de actualidad, que conciernan a la vida diocesana.

Bases de datos: Es posible mantener listados de rápido acceso. Por ejemplo, en una
diócesis, de las delegaciones e instituciones diocesanas; en una parroquia, de las locales;
en una comunidad religiosa, de otras comunidades, etc...

Liturgia: Con extensiones, por ejemplo, a


- Calendario
- Hoja Dominical
- Vademecum sacramental
- Homilías
- Santoral

Oración: Entre las posibles aplicaciones:


- Evangelio para cada día
- Oraciones del cristiano
- Textos patrísticos
- Textos del Papa, de santos... para la meditación.

Noticias: Actualidad de la Diócesis, de la parroquia, movimiento, universidad,...

Servicios Sociales: Se pueden incluir los servicios que prestan, así como lugares,
horarios y otras informaciones de Caritas y otras Organizaciones No Gubernamentales.

Direcciones de interés: Enlaces con otras páginas web de interés.

Economía: Permite apoyar campañas de autofinanciación (en el caso de una diócesis).

7
Documentación: Es uno de los puntos más amplios e interesantes. Posibilita tener
acceso rápido a diversos textos, tanto del Magisterio de la Iglesia como reportajes de
interés; artículos de opinión, etc...

Publicaciones: Con publicaciones diocesanas, librería virtual (posibilidad de comprar


libros por Internet) y guía de editoriales.

Otros: Pueden introducirse distintas orientaciones a los usuarios sobre asuntos muy
variados (asesoramiento de lecturas, actividades culturales, asesoramiento espiritual...).
Entre estos, pueden sugerirse:
– Guía de programas de televisión: Facilitar una relación de programas y contenidos
para informar sobre los que se puede encontrar en ellos, con valoraciones de fondo.
– Guía de películas: De modo similar al anterior, puede incluirse un listado de films
en cartelera o por vídeo con una ficha técnica de cada película y calificación moral.
– Guía de “problemas prácticos”: Se trataría de poner en contacto o dar la
información para llegar hasta personas u organismos de interés para las personas que lo
puedan necesitar. Por ejemplo teléfonos de Cáritas, teléfono de la esperanza, ayuda para
madres solteras, asociaciones “provida”, problemas matrimoniales, asociaciones
familiares, para disminuidos, paternidad responsable...
– Foros culturales y debates.
Todo ello no supone más que algunas de las posibilidades que ofrece Internet a
intituciones eclesiásticas. Porque, con palabras del Santo Padre en la Exhortación
Apostólica Tertio millennio adveniente: "La Iglesia, en el uso de los medios, no ha de
limitarse a la difusión del Evangelio, sino que debe integrar su mensaje en la nueva
cultura creada por las comunicaciones sociales con sus lenguajes, nuevas técnicas y
nueva psicología" .

5.- ¿Cómo medir el éxito de una página Web?

a) La primera tentación al construir una página Web es pensar que estamos


obligados a realizar “la mejor página” (efectos, video, sonidos, imágenes animadas, rutinas
de programación, etc.); efectivamente, nos encontraríamos con una página espectacular pero
que nos resultaría tremendamente inutil de cara al propósito de prestar un auténtico servicio.

b) Es necesario ser conscientes de qué demandan los usuarios de Internet, y


mostrárselo de una manera sencilla y efectiva, teniendo siempre en cuenta que no todos
tienen los mismos recursos técnicos. Nuestro servicio debe ser igual de efectivo para los que
tienen menos que para los que tienen más recursos.

c) El mejor y más fiable de los criterios para saber si una página WEB tiene éxito es
medirlo a través del correo electrónico. El hecho de que los usuarios deseen pasar de un
estado pasivo, en el cual sólo se ocupan de visualizar y obtener información de la WEB, a
un estado participativo en el que solicitan informaciones específicas, e incluso llegan a
exigir documentos que suelen aparecer con una asiduidad, y por algún motivo han sufrido
un retraso en su inserción en la WEB, es el nivel por el cual sabemos a ciencia cierta que
nuestra página es visitada y presta un servicio real a los usuarios. El recibir correos
electrónicos de usuarios de otras instituciones solicitando información de las parroquias y

8
horarios (misas, confesiones, transeúntes, Cáritas, etc.) cuando se acercan a nuestra Diócesis
por motivos de trabajo, por ejemplo, es una muestra del servicio real que podemos prestar a
los de usuarios de Internet que, aun viviendo a cientos o miles de kilómetros.

d) Nuestro Proveedor de Servicios puede facilitarnos, mediante un programa, una


estadística de las visitas realizadas a nuestra página. Esta es una forma fiable de medir el
éxito, pero hay que ser crítico ya que aun teniendo un gran número de visitas, si sólo se
limitan a "mirar", podemos concluir que el servicio que estamos prestando no es todo lo
deseable que mereciera.

e) La Iglesia, por su espíritu evangelizador, debería sentir la necesidad de realizar


páginas WEB para todos los usuarios. No pensando, exclusivamente, en usuarios
especializados que disponen de las últimas tecnologías y los mejores medios, ya que una
Diócesis, por ejemplo, no es una empresa publicitaria, ni una compañía con animo de lucro
que tiene como fin vender un producto, sino portadora de un mensaje lleno de valores
humanos y cristianos.

f) Hay que tener en cuenta a casi un 65% de usuarios de todo el mundo que en su
conexión a Internet utilizan programas de navegación que no son de última generación (a
pesar de que las casas como Microsoft y Netscape regalan sus navegadores) y solamente los
navegadores de última generación poseen las últimas prestaciones (esto significa que una
página muy sofisticada no podría ser consultada por muchas personas). Tampoco hay que
olvidar las capacidades del Hardware de cada ordenador.

g) Al realizar una página WEB con códigos y formas de presentación novísimas (que
exigen emplear tecnología de última generación) eliminamos de un plumazo a todos los
usuarios con navegadores antiguos. Por esto nuestras páginas tienen que estar enfocadas
para que usuarios más modestos puedan visualizarlas de una manera correcta. Esto no hace
que las páginas sean peores, aunque nos obligan a pensar un poco más a la hora de
realizarlas para que sean lo más presentables posibles.

h) La belleza y la simplicidad son normas elementales para la elaboración de una


página WEB. El conseguirlo dependerá de varios factores:

- Utilizar siempre un mismo fondo para agilizar la descarga de las imágenes.


- Emplear en la página de presentación las imágenes justas, y alusivas a nuestra
Diócesis, Conferencia Episcopal, etc.).
- El color blanco, como fondo en las páginas Web, ayuda a la mejor lectura de
textos en Internet.
- Las imágenes deben ser tratadas (digitalizar, convertir a formatos apropiados
para Internet –GIF ó JPEG- y ajustar su tamaño) para que alcancen un
rendimiento óptimo al ser visualizadas por los usuarios.
- Realizar una página de presentación (Home Page o Página Principal) con las
imágenes justas (esto no significa que tengamos un apartado en el que
incluyamos cientos o miles de imágenes que queremos que los usuarios
conozcan, en materia de documentación gráfica, pero notificando el tamaño de
las mismas y su tiempo aproximado de descarga).

9
6.- Algunas direcciones de interés

PAÍSES

VATICANO http://www.vatican.va/
ARGENTINA http://www.cea.org.ar/
BRASIL http://www.cnbb.org.br/
CHILE http://www.iglesia.cl/
COLOMBIA http://www.cec.org.co
COSTA RICA http://www.mundilink.com/cecor
CUBA http://www.brigadoon.com/~cocc/
ESPAÑA http://www.planalfa.es/
GUATEMALA http://www.riial.org/guatemala/index.htm
ITALIA http://www.chiesacattolica.it/
MÉXICO http://www.cem.org.mx/
NICARAGUA http://netra.tmx.com.ni/~cen/cen1.html
PANAMÁ http://www.riip.org.pa/riip
PERÚ http://ekeko.rcp.net.pe/IAL/cep/index.html
REPUBLICA DOMINICANA http://www.dominicana.com/iglesia/
VENEZUELA http://www.comsis.com.ve/cev/
CELAM http://www.celam.org/

SERVICIO DE DIRECTORIOS DE WEBS CATOLICAS

http://esglesia.org/
http://www.iglesia.org http://ekeko.rcp.net.pe/IAL/vm/sites.htm
http://www.churchforum.org.mx/enlaces/

INSTITUCIONES DE SERVICIOS

CLIVUS http://www.clivus.org/
PLAN ALFA http://www.planalfa.es/planalfa/
VE MULTIMEDIOS http://ekeko.rcp.net.pe/IAL/vm/

AGENCIAS DE NOTICIAS

ZENIT http://www.zenit.org/
AICA (Argentina) http://www.aica.org/
CECHNET (Chile) http://www.cechnet.cl/bole.htm

Madrid, 26 de enero de 1999

Dpto. de Internet del Arzobispado de Madrid


http://www.archimadrid.es
& Task Force RIIAL

10