Antonio Solano Cazorla

La blogobiografía como género.
Un caso concreto: Re(paso) de lengua.
Antonio Solano Resumen: En las siguientes líneas pretendo trazar una blogobiografía, esto es una biografía de un blog, concretamente de mi blog de profesor Re(paso) de lengua. El género de la blogobiografía, pese a no estar definido como tal, es un género reciente pero de uso intenso, sobre todo entre formadores TIC y blogfesores recaudadores de premios.

_____________________________________________________
 “En el principio fue el verbo” blogger: v.intrans. 2ª conjug.

Justificación blogobiográfica: El blog como ente orgánico.
No creo que nadie dude ya de la constitución orgánica de los blogs al modo de los seres humanos. No obstante, para despejar dudas, intentaré justificar mis palabras: 1.- Concepción: El blog, antes de nacer, ha sido concebido con tiempo suficiente. En el caso de los profesores de lengua, procede siempre de una oración copulativa: “Esto será un blog”. El tiempo de gestación es diverso, según sea el biorritmo TIC de sus padres. Re(paso) de lengua, el caso concreto que analizaré en este escrito, nació dos años después de haber creado mi primer blog de prueba. Los blogs de prueba también se conocen como blogs nonatos. 2.- Alumbramiento: Aunque las clínicas maternales de blogs siempre se anuncian con ese benévolo: “Tenga su propio blog en tres pasos”, el parto de un blog es siempre difícil. Por un lado está el asunto del nombre y la URL. Los nombres bonitos tienen una dirección ya ocupada, mientras que las direcciones libres ofrecen nombres horrorosos: ¿Quién llamaría a su blog: Profe_de_leng_12765? Sería como llamar a tu hija Paris_Hilton_69. Pero, casi peor es el tema de la plantilla: “Estoy entre la Bowman Rounders y la Jellyfish, pero no acabo de decidirme. Mejor, la Son of Moto, que es más zen”. 3.- Primeros pasos: Un blog recién nacido es mucho peor que un bebé humano. Prácticamente pasas todo el día mirándolo por si alguien entra a saludar o por si fallece por muerte súbita del servidor. No hay que cambiarle pañales,
Pàgina 1.6

Antonio Solano Cazorla

pero le pones un contador, luego un geolocalizador, le añades una mascota, le cambias la distribución y los colores, le pones el Snapshot, se lo quitas... vamos, un sin vivir que no arregla ni el doctor Estivill. Sin duda, lo peor que han podido hacer las casas de blogs ha sido facilitar el trasteo en las plantillas. Antes tenías que saber HTML, pero ahora cualquier aficionado puede pasarse horas babeando ante su criatura mientras la disfraza con mil y una galas. 4.- Adolescencia: Un blog no llega a la pubertad hasta que no recibe más de dos comentarios de más de dos personas distintas. Es lo que se llama la Regla del Cuatro, que se puede definir así: La exigencia de más de dos comentarios obliga al comentarista a leer más de dos entradas del susodicho blog, algo que garantiza que el blog no es infumable. Por otro lado, la exigencia de que sean más de dos personas distintas elimina la posibilidad de que el autor convenza a su padre y madre para que comenten en él. Un blog adolescente siempre es temerario en sus notas o entradas. Con la excusa de que ya tiene lectores, se puede permitir tratar de lo divino y lo humano con esa mezcla de soberbia e ingenuidad que caracteriza a los jóvenes. En ocasiones, las notas serán guerrilleras y antitodo, y otras veces serán místicas y lúgubres. No debemos ser muy severos con esta etapa de la blogobiografía, pues sabemos que se cura con el tiempo. 5.- Madurez: Estado de máximo apogeo bloguero. El blog se serena y viste de hermosura y luz no usada. Los escritos de esta etapa revelan ya un estilo propio, mesurado y contenido en sus efusiones. Es el momento en el que el blog parece discurrir por una amplia llanura, calmoso, entregado a las visitas de sus lectores habituales. Eso no quita para que pueda echar una cana al aire de cuando en cuando y meter, por ejemplo, un vídeo estúpido de Youtube o un Powerpoint de chistes. En esta etapa se da también la reproducción de los blogs. Puesto que el blog padre tiene ya trazada su existencia, es habitual que engendre a su alrededor nuevos blogs con distintos fines: blog de fotos, blog de canciones, blog de alumnos, blog de ludoteces... Como todo el mundo sabe, los blogs pueden reproducirse por mitosis desde el panel de control. 6.- Vejez: Triste etapa para el blog ésta de la vejez, sin eufemismos, sin paliativos. Un blog se hace viejo cuando repite una y otra vez las mismas chanzas, cuando produce en sus lectores la inevitable sensación de déja vu. Es la época de los Powerpoints sobre la amistad, ilustrados con imágenes de atardeceres y cascadas –con perdón-, acompañadas de música chill-out. También se notan las arrugas en los comentarios, acartonados y monótonos, del tipo: “Je, je” o “Qué gracioso, como aquel que contaste hace tres posts”. Incluso, los comentaristas habituales dejan de aparecer por alli. Y no
Pàgina 2.6

Antonio Solano Cazorla

hay excusa, porque los ves en otros blogs, en animada conversación, o incluso en Twitter, que es ya el colmo. 7.- Muerte: ¿Dónde van los blogs cuando mueren? Los blogs, sépanlo ya, son la reencarnación de Prometeo: Nos han traído el fuego de la escritura en Internet, pero han desafiado a los grandes grupos editoriales. Por ello, después de su muerte, están condenados a permanecer en la red, expuestos al expolio de comentaristas desalmados. Pensarán que es posible borrarlos a golpe de clic, pero, ¿cuántos de ustedes serían capaces de hacerlo después de toda una vida juntos?

La blogobiografía: La vida de un blog como género textual.
A modo de mérito, no sé si puedo erigirme como inventor del término blogobiografía para definir el estudio de los blogs como seres textuales que nacen, crecen, se reproducen y mueren. A estas horas, si lo buscan en Google seguro que alguien lo habrá patentado. De todos modos, tampoco creo que sirva de mucho en los baremos para cátedras y demás, tal y como está el asunto de las TIC en el aula. Retomando el hilo, la blogobiografía consiste, pues, en un texto expositivo que recoge la trayectoria de un blog desde su inicio hasta su fin. Este género admite varios registros, desde la aséptica descripción cronológica hasta la metaficción bloguera. En cuanto al ámbito de uso, relatar la vida de un blog se está convirtiendo en un acto de habla cada vez más común. Y no me refiero únicamente a blogobiografías escritas: En las reuniones de informáticos, en los campus party, incluso en las salas de profesores es habitual oír ya breves relatos de la vida de los blogs: -Mi blog lleva ya diez mil visitas y está creciendo un montón. -Pues el mío no me come nada. Llevo cuatro entradas sin comentarios. -Por cierto, sabes que al de Biología se le murió el blog del curso pasado. -Estaba claro, tenía un blogroll raquítico. Pero donde triunfa el género blogobiográfico es en los cursos de formación del profesorado y en las entregas de premios. 1.- Cursos de Formación TIC: Sea quien sea el ponente, aparece tarde o temprano su criatura: el blog del formador. A veces, el formador se hace el remolón y tarda unas sesiones en dar a conocer a su blog. Puede también valerse de alguno de sus blogs periféricos (véase punto 5 del apartado anterior) que, vaya por dios, acaban apuntando al blog padre.

Pàgina 3.6

Antonio Solano Cazorla

Una vez presentado en sociedad, el formador hace uso de la blogobiografía para desvelar la azarosa vida de sus criaturas: los ataques de spam, el cuelgue del servidor el día de la comunión, el susto de perder una nota de trescientas palabras... Los sufridos alumnos asienten resignados como si presenciasen el álbum de bodas de sus respectivos cuñados. 2.- Entregas de Premios: Cuando a uno le entregan un premio por su blog, la blogobiografía se convierte en un género inexcusable. El premiado se dirige a un público más o menos numeroso que escucha su laberíntico periplo bloguero. Normalmente, la vida del blog se detendrá en su etapa de madurez. Pero, si el premio es honorífico los circunstantes pueden ser testigos de una especie de necrológica bloguera. Hay que aclarar que quienes asisten a estos actos suelen recibir algún tipo de subvención de los proveedores de internet, pues nada salvo el dinero justifica aguantar un chaparrón de palabras sobre las propias palabras que otro ha escrito.

Blogobiografía de Re(paso) de Lengua:
El blog que hoy recibe el II Premio Espiral Edublogs 08 en la categoría al mejor blog de profesor, cumplió dos años hace apenas dos semanas. Nació en el año 2006 y fue mi primer blog profesional, aunque, como dije antes, en el año 2003 ya había creado otro blog que aún se mantiene vivo de puro milagro gracias a que los buitres de Prometeo ya se olvidaron de él. Cuando Re(paso) de lengua echó a andar, tenía medianamente claros sus derroteros. Debía ser el blog en el que publicaría mis experiencias educativas y serviría para albergar los materiales que poco a poco iba utilizando en mis clases. Esa determinación tan firme no les debe llevar a engaño. Re(paso) de lengua pasó por las poco dignas etapas antes descritas. En las primeras notas se aprecia un paso titubeante y poco definido, con entradas largas y aburridas justificaciones. También se llenó de artilugios y de ludoteces que le salían como el acné. Pero duró poco. Tengo reconocer que la suerte me acompañó cual calvo de la lotería y pronto conocí a los mejores maestros que puede tener un bloguero. En mi caso, debo buena parte de lo que soy a Lourdes Domenech (A pie de aula), Joselu (Profesor en la Secundaria), Felipe Zayas (Darle a la lengua) y Eduardo Larequi (La bitácora del Tigre). Después han ido llegando muchos, que han dejado más huella de lo que parece: Isidro Vidal, Mª José Reina, Miguel Calvillo, Aníbal de la Torre, Ángel Encinas, Ana Ovando, Elisa Armas, Angus Iglesias, Juanjo Muñoz, Leonor Quintana y tantos otros que no cabrían aquí. Esto hizo que mi blog se hiciese mayor antes de lo previsto. Y lo percibo en que me arrepiento de muy pocos escritos, signo inequívoco de madurez. Quizá lo que hayan premiado ustedes sea esa madurez que permite al blog ponerse a la altura de sus lectores. Porque un blog como
Pàgina 4.6

Antonio Solano Cazorla

Re(paso) de lengua sólo tiene justificación en la medida que satisface a quienes lo leen. Y ahora llegaríamos a un punto en el que debo defender el estado actual de mi blog, como un Lazarillo que se dirige a Vuestras Mercedes para contarles, poco por extenso ya, el caso que me ha traído hasta aquí. En la madurez del blog, uno adquiere ciertas manías que se convierten en señas de identidad, en los pilares de lo que llamamos personalidad. Estas son mis manías y las de mi blog, pues los hijos acaban pareciéndose a los padres: - Reflexión: Cada una de las notas que escribo pasa por un periodo de reflexión hasta que considero que merece ser escrita. Esto evita que el blog se convierta en un rosario de anotaciones peregrinas. En la red, uno está sujeto a oleadas de campañas y de memes de todo tipo y la selección y dosificación de las materias relevantes no siempre es fácil. - Respeto: El alcance de Internet es inmenso y nunca sabemos cuándo se puede herir a alguien. Procuro, en la medida de lo posible, no soliviantar los ánimos de nadie, aunque ello me obligue a morderme la lengua en más de una ocasión. Creo que en todas las cuestiones conflictivas se puede defender un término medio y ahí me sitúo. Si necesito una válvula de escape siempre hay causas que se pueden defender desde otros foros. - Estilo: Poco a poco, la escritura del blog ha ido forjando un estilo del cual me cuesta ya desprenderme. Considero que la forma es tan importante como el contenido y por ello me esfuerzo por que el blog mantenga unos rasgos lingüísticos uniformes. Esto me ha obligado a desdoblarme en distintos blogs para dar cabida a contenidos y registros que se salen de esta trayectoria. - Humor: No puedo renunciar al humor porque forma parte de mi vida, quizá por una tradición familiar frustrada: Me hubiera gustado ser payaso, pero creo que me falta seriedad. Por eso, intento que mis escritos tengan un tono desenfadado, que bastantes desgracias nos ofrece ya la vida a diario. - Contenidos: Puede parecer que los contenidos del blog son algo caóticos, pero detrás de ellos hay un hilo conductor: mi oficio. Este es un blog de un profesor de lengua y literatura, así que los temas obsesivos serán la docencia, las palabras y los libros. Leer y escribir, y poner todo el empeño para que mis alumnos lo hagan cada día mejor son las metas que dan sentido a este blog. Y seguirá así, per secula seculorum. Espero no haber resultado aburrido con esta blogobiografía, género en el que me estreno. Me despido ya y les deseo una larga vida a ustedes y a todos los blogs que mantienen. Y que nunca les falten los comentarios. Gracias.

Pàgina 5.6

Antonio Solano Cazorla

BIBLIOGRAFÍA (EN PREPARACIÓN): SOLANO, A Y DOMENECH, L: Praxis reflexiva en la redacción de una blogobiografía. (Ed. Cátedra-TIC) SOLANO, A Y JOSELU: Postulados existencialistas en el género blogobiográfico. (Ed. Beatnik) SOLANO, A y LAREQUI, E: Prolegómenos a una teoría blogobiográfica en Wordpress. (Ed. Tres Tristes Tigres) SOLANO, A Y ZAYAS, F: Las blogobiografías: tú puedes hacerlas. Proyecto de aula. (Ed. SelfMade) SOLANO, A Y ESTIVILL, Dr: Duérmete, blog.(Ed. Morfeo) Sitios citados (en orden de aparición):

http://repasodelengua.blogspot.com/ http://apiedeaula.blogspot.com/ http://olahjl2.blogspot.com/ http://www.fzayas.com/darlealalengua http://www.labitacoradeltigre.com/ http://ividal.com/joomla http://comounareina.blogspot.com/ http://www.bibliorios.blogspot.com/ http://www.adelat.org/index.php http://noesunamanzana.blogspot.com/ http://voxgraeca.blogspot.com/ http://actimoliner.wordpress.com/ http://www.angusiglesias.com/cuaderno-amarillo http://elblogdejuanjo.wordpress.com/ http://kontarini.blogspot.com/
Castelló de la Plana / Barcelona, mayo de 2008

Pàgina 6.6

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful