Está en la página 1de 4

El Carnaval

Fernando Lillo Redonet

1. El origen del nombre “Carnaval”

Los distintos nombres que se le dan al Carnaval tienen un origen latino. Todos tienen
en común el hecho de que los Carnavales son una fiesta que precede al tiempo de
Cuaresma en el que no se puede comer carne. Une cada nombre con la etimología que
le corresponda.
1. Carnaval
2. Carnestolendas
3. Antruejo/Antruido (gallego: Entroido)
• a) Tomado por abreviación de la frase latina dominica ante carnes tollendas
(domingo antes de quitar la carne).
• b) Del latín introitus "entrada", en este caso a la Cuaresma.
• c) Del italiano carnevale, y éste del antiguo carnelevare, compuesto de carne y
levare por ser el comienzo del ayuno de la Cuaresma. También se habla de la
pseudoetimología latina carne vale "adiós, carne".

2. Fiestas romanas relacionadas con el carnaval

En Roma había algunas fiestas que con algunos ritos o prácticas que se relacionan en
cierto modo con nuestros carnavales actuales. Lee la información y realiza las
actividades de cada festividad romana y une la letra de la misma con el número
correspondiente del apartado final de Algunos ritos y prácticas del Carnaval actual.
Investiga luego si en tu localidad aparecen algunas de estas características.

a) Mamuralia

Se celebraban el 14 de marzo en conmemoración de un personaje llamado Mamurius


Veturius, identificado con el dios Marte, de donde viene el nombre del mes de marzo.
Hasta la reforma del calendario por Julio César, este mes era el del comienzo del año ya
que significaba el comienzo de la primavera. Las celebraciones corrían a cargo del
colegio sacerdotal de los salios que danzaban para ahuyentar los espíritus malignos y
las posibles desgracias que amenazaban las cosechas. Con un palo daban un golpe a un
pellejo o a un hombre vestido con un pellejo que representaba al año que terminaba. Se
expulsaba así al tiempo pasado para dar paso al nuevo.

b) Lupercales
Se celebraban el 15 de febrero y estaban dedicadas a Fauno Luperco, dios de la
fecundidad de los rebaños y protector de los mismos frente a los lobos. Unos
fragmentos adaptados de la novela histórica Laureles de ceniza te ayudaran a
comprender en qué consistía la fiesta.

“El sacerdote levantó el cuchillo enrojecido de sangre sobre el rostro del


joven. Éste permaneció impasible. El filo se aproximaba a su frente. El
sacerdote retrocedió bruscamente: la sangre manchaba la cara del
adolescente y corría a lo largo de su nariz. El muchacho se puso a reír, y los
gritos se elevaron desde la multitud hasta entonces silenciosa que
contemplaba la escena. El sacerdote avanzó de nuevo, y enjugó la marca
sangrante con una borla de lana impregnada en leche. Al fiesta de los
Lupercales había comenzado.
El muchacho estaba indemne: el cuchillo no había hecho más que rozar su
cabeza. La sangre derramada era la de un macho cabrío que los sacerdotes
acababan de inmolar en la entrada de la gruta de Lupercal, ante la imagen
de la loba que había amamantado a Rómulo y Remo. El sacerdote guardó el
cuchillo (...)
Había llegado el momento de la carrera de los Lupercos. El muchacho se
disponía a quitarse la túnica al mismo tiempo que otros adolescentes
agrupados alrededor de él. Casi enseguida quedaron completamente
desnudos. Los Lupercos –era el nombre del colegio religioso de los
jóvenes- recogieron las pieles aún calientes de las cabras y de los machos
cabríos sacrificados y se las echaron sobre sus espaldas. Los sacerdotes
acababan de cortar correas en las pieles puestas a un lado. Se las dieron a
los Lupercos, y les colocaron en sus cabezas idénticas coronas a las que
lucían las estatuas del dios Fauno. A fin de calentarse para la carrera, se
balanceaban sobre sus piernas. Lo que acentuaba su parecido con los
animales. Durante la carrera una mujer se quitó la toga. Sólo un taparrabo
se ceñía a su cintura. La mujer consiguió abrirse paso hasta los Lupercos y
ofreció su espalda al más próximo que la flageló con las correas de piel. En
todos los puntos de su recorrido se producían escenas parecidas. De vez en
cuando los Lupercos se detenían y golpeaban el suelo con sus correas antes
de volver a emprender su carrera.
El origen de estos ritos se remontaba a los tiempos en que los romanos no
tenían más patrimonio que sus rebaños y flacas cosechas. Los romanos
temían la ferocidad de los lobos y les ofrecían sacrificios para alejarlos de
los rebaños: un poco de harina, algunas cabras, y sin duda también algunas
víctimas humanas. Esto era lo que rememoraban las primeras escenas. En
cuanto a la carrera, se creía firmemente que los Lupercos podían curar a
las mujeres estériles: ofreciéndose a sus golpes, expiaban las faltas por las
que los dioses las habían castigado.”

N. ROULAND, Laureles de ceniza, adaptación pp. 41-43.

Cuestiones
• La fiesta tenía dos partes: a) sacrifico humano simbólico y b) carrera ritual. Resume
lo que sucede en ambas
ambas partes.
• ¿Cuál es la explicación de los dos ritos principales de las Lupercales?

c) Saturnales

Del 17 al 23 de diciembre tenían lugar en Roma las


Saturnales que constituían una ruptura del orden
establecido (el mundo al revés) permitiéndose lo que no se
permitía en otras ocasiones como, por ejemplo, los juegos
de azar. Lee el siguiente fragmento de la novela histórica
Laureles de ceniza. El protagonista es Lucio, un noble
romano, que en un momento de la novela se ve reducido a
la esclavitud en una granja de Sicilia. Evandro, uno de los
esclavos, cuenta en qué consisten las Saturnales ante el
disgusto de Nasuto, el encargado de la granja.

"En aquellos tiempos, la raza de los hombres no


había nacido aún.
El mismo Olimpo estaba vacío. En el universo
reinaba en solitario el gran dios Urano. Se unió a
la Tierra, y tuvieron doce hijos, los Titanes, entre los cuales estaban Rea y
Cronos. Estos se unieron a su vez dando a luz a los dioses olímpicos. Pero
Cronos estaba celoso de su padre. Quería matarlo, y comerse a sus hijos
para estar seguro de que no le quitarían el trono. La sangre de la herida
que infligió a su padre cayó en el mar y lo fecundó: de la espuma de las olas
salió Afrodita, de una belleza maravillosa, la diosa del amor y de la
fecundidad. Rea quiso salvar al menos a uno de sus hijos: en el momento
en que Cronos iba a comérselo, Rea lo sustituyó por una piedra envuelta en
pañales, que aquel se comió sin darse cuenta de la superchería. Así se salvó
Zeus, que reina actualmente en el Olimpo. Perdonó a su padre y lo hizo rey
de un país maravilloso, lleno de delicias, donde no existe la guerra ni la
muerte, donde no hay ni esclavos ni soldados. Cuando los romanos
aprendieron estas cosas de los griegos, se acordaron de que hacía mucho
tiempo, mucho antes del nacimiento de la Ciudad, Saturno reinaba en el
Lacio y que mientras él moró allí, todos conocieron la paz, la felicidad y la
prosperidad. Tomaron la costumbre de celebrar este reino cada invierno
festejando la época de Saturno. La fiesta significaba simbólicamente el
regreso de la edad de oro. Todo el tiempo que duran las Saturnales, no
existen amos ni esclavos y todos disfrutamos de toda clase de libertades.
Las libertades de diciembre."Evandro calló. Los invitados conocían este
mito, pero él lo había dicho casi como un canto, con voz tan dulce y
melodiosa que todos habían creído oírlo por primera vez. Solamente
Nasuto permanecía insensible al encanto de Evandro. Las Saturnales le
estropeaban regularmente las fiestas de final de año. Era preciso colocar
grandes mesas en los edificios de la granja para que todos los esclavos
pudieran sentarse a ellas. La tradición disponía que los amos atendieran y
sirvieran a los esclavos en los banquetes. Regañando, Nasuto y los
monitores cumplían la para ellos fastidiosa tarea. Se veían obligados a
soportar las alusiones irónicas o las chanzas de los esclavos más osados.
Los amos tenían que aceptar sin vacilar discursos que, en tiempo normal,
hubieran significado para su autor una buena docena de golpes de látigo.
Por otra parte, los esclavos cuidaban de que la cosa no fuera demasiado
lejos: un descaro imprudente durante las Saturnales podía pagarse muy
caro una vez terminado el festival. Gregario, no obstante, no se resistió al
placer de pedirle a Nasuto, que le servía, que anduviese más derecho, para
evitar que su larga nariz se sumergiera en el plato...

N. ROULAND, Laureles de ceniza, pp. 246-247.

Cuestiones
• ¿Cómo consiguió Rea que Cronos no devorase a Zeus?
• ¿Cuál fue el destino final de Cronos?
• El dios griego Cronos es identificado por los romanos con otro dios que reinó en el
Lacio, el territorio de Roma, ¿cuál es este dios?
• ¿Qué palabras españolas se relacionan con Cronos? ¿Qué es Saturno en español,
además del dios romano?
• ¿Cuáles son las características de la Edad
Edad de Oro que constituye el reino de
Saturno?
• ¿Qué se festeja en las Saturnales?
• ¿Cómo es la relación de amos y esclavos?
• ¿Qué deben hacer Nasuto y los monitores en la granja para festejar las
Saturnales?
• ¿Qué límites tenían las libertades temporales de las Saturnales?

Algunos ritos y prácticas del Carnaval actual

1. El Carnaval es un tiempo en que todo está permitido y en el que no


cuentan las convenciones sociales. Es una especie de mundo al revés.
2. En muchas localidades de España se celebra el Miércoles de Ceniza
una ceremonia de entierro del Carnaval (entierro de la sardina) o
quema de muñecos.
3. En algunas localidades de España hay personajes de carnaval como
los “cigarrones” de Verín (Orense) que persiguen a la multitud
armados de una especie de látigo (ver imagen).