Está en la página 1de 5

LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN...

51

Considerando que la alfabetización de adultos,


por importante que sea, es un capítulo de la práctica
educativa, mi indagación se orienta en el sentido del
LA ALFABETIZACIÓN COMO ELEMENTO DE la comprensión de los límites de la práctica educativa,
FORMACIÓN DE LA CIUDADANÍA que incluye la práctica de la alfabetización, así cómo
tos obstáculos antes mencionados.
La primera afirmación que debo hacer es que no hay
práctica, no importa en qué dominio, que no tenga
ciertos límites. La práctica que es social e histórica, aun
en su dimensión individua, se da en un cierto contexto
“Éste es el tema sobre el cual me propusieron los or- temporal y espacial y no en la intimidad de la cabeza-d
ganizadores de este encuentro que se realiza aquí y
elas personas Por eso el voluntarismo es idealista porque
ahora.
se basa precisamente en la comprensión ingenua de que la
Es interesante observar el modo en que se combinan se
práctica y su eficacia dependen únicamente del sujeto,
re reelacionan los términos de la frase, en que la
conjunción come que equivale a en cuanto, en calidad de, de su voluntad y de su valor. Y, por otro lado, por eso el
establece una relación operacional entre alfabetización y espontaneísmo es irresponsable, porque implica la
formación de la ciudadanía. Es verdad que el bloque anulación del intelectual como organizador, no
elemento de formación ameniza un poco la significación necesariamente autoritario, pero al fin y al cabo
de la fuerza que en cierto modo se atribuye a la organizador de espacios para los cuales su intervención es
alfabetización en el cuerpo de la frase. Sería más fuerte .indispensable. Así, voluntarismo y espontaneísmo
aún si dijésemos "la alfabetización como formación de tienen ambos su falsedad en el menosprecio de los
la ciudadanía", o "la alfabetización como formadora de límites. El primero no respeta los límites porque para él
la ciudadanía". sólo hay uno, el " de la voluntad del voluntar y esta. En el
Por otra parte se hace necesario, en este ejercicio segundo el intelectual no interviene, no orienta, se cruza
recordar que ciudadano significa individuo que goza de brazos. La acción casi se entrega a sí misma, es más
de los derechos políticos de un Estado. Y la bien alboroto, algazara.
ciudadanía tiene que ver con la compromiso de En este sentido, voluntarismo y espontaneísmo se
ciudadano, es decir con el uso de los derechos y el constituyen como obstáculos para la práctica educativa
derecho a tener deberes de ciudadano. progresista.
Buscar la inteligencia de la frase significa, de he- La comprensión de los límites de la práctica edu-
cho, indagar acerca de los límites de la alfabetiza- cativa requiere indiscutiblemente la claridad política
ción como práctica capaz degenerar en los alfabeti- de los educadores en relación con su proyecto. Re-
zandos la asunción de la ciudadanía o no. Implica quiere que el educador asuma la politicidad de su
pensar también en los obstáculos con los que nos
enfrentamos en la práctica, sobre los cuales, o sobre
algunos de los cuales, espero hablar más adelante.
[50]
LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN… 52 LA ALFABETIZACIÓN COMO FORMACIÓN… 53

práctica. No basta con decir que la educación es un otro las traía a las calles y a las plazas, lo que terminaba por
acto político, igual que no basta con decir que el acto enseñarles a salir a las calles, por su propia cuenta, y otra lo era
político es también educativo. Es preciso asumir trabajar en plena dictadura militar con las masas reprimidas,
realmente la politicidad de la educación. No puedo silenciadas y asustadas. Pretender obtener en el segundo
pensarme progresista si entiendo el espacio de la es cuela momento lo que se obtuvo en el primero con la aplicación
como algo neutro qué tiene poco o casi nada que ver con de determinada metodología revela falta de comprensión
la lucha de clases, donde los alumnos son vistos sólo histórica, desconocimiento de la noción de límite. Una
como aprendices de ciertos objetos de conocimiento a los cosa era trabajar en el comienzo mismo de la dictadura
que presto un poder mágico. No puedo reconocer los militar y otra en los años setenta// Una cosa era hacer
límites de la práctica educativo-política en que tomo educación popular en el Chile del gobierno de Allende, otra
parte si no sé, si no tengo claro contra quién y en favor es hacerla hoy, en la dictadura. Una cosa era trabajar en zonas
de quién practico. El en favor de quién practico me populares durante el régimen de Somoza en Nicaragua, y otra
sitúa en determinado ángulo, que es de clase, en que es trabajar hoy con el pueblo adueñándose de su historia.
diviso contra quién practico y, necesariamente por qué Lo que quiero decir es que una misma comprensión de la
practico, es decir el sueño mismo, el tipo de sociedad práctica educativa, una misma metodología de trabajo no
en cuya invención me gustaría participar. operan necesariamente en forma idéntica en contextos
La comprensión crítica de los límites de la práctica diferentes. La intervención es histórica, es cultural , es
tiene que ver con el problema del poder, que es de política. Por eso insisto en que las experiencias no se
pueden trasplantar y es preciso reinventarlas. En otras
clase, y por eso mismo tiene que ver con la cuestión de
la lucha y el conflicto de las clases. Comprender el peso palabras, debo descubrir, en función de mi conocimiento lo
más riguroso posible de la realidad, cómo aplicar de forma
que tiene la lucha de clases en una terminada sociedad
es indispensable para la demarcación de los espacios y diferente un mismo principio válido, desde el punto de vista
de mi opción política.
los contenidos de la educación históricamente
posibles, es decir los límites de la práctica político
educativa. Trabajar en educación popular durante el
régimen militar
Por ejemplo: una cosa es trabajar en alfabetización y
educación de adultos en el Brasil en la fase de fines de
los años cincuenta y comienzos de los sesenta y otra
trabajar en educación popular durante el régimen
militar.
Una cosa era trabajar en la fase del régimen
populista, que por su propia ambigüedad en un
momento contenía a las masas populares y en
EDUCACIÓN Y PARTICIPACIÓN COMUNITARIA 82 EDUCACIÓN Y PARTICIPACIÓN COMUNITARIA 83

La primer observación que hay que hacer es que la de Sao Paulo, obviamente comprometido en hacer
participación en cuanto ejercicio de la voz, de tener una administración que, en coherencia con nuestro
voz de intervenir, de decidir en ciertos niveles en sueño político, con nuestra utopía, tomara en serio -
cuanto derecho ciudadanía, se encuentra en relación como debe ser la cuestión de la participación popular
directa, necesaria con la práctica educativa progresista, en los destinos de la escuela, tuvimos, mis
si los educadores y las educadoras que la realizan son compañeros y yo, que empezar por el mero principio.
coherentes con su discurso. Lo que quiero decir es lo Es decir, empezamos por hacer una reforma
siguiente es una contradicción flagrante, aquella administrativa para que la Secretaría de Educación
práctica educativa que se pretende progresista pero se trabajara en forma diferente. Era imposible hacer
realiza dentro de modelos tan rígidos y verticales que una administración democrática, en favor de la au-
no hay lugar para la más mínima posición de duda, de tonomía de la escuela que, siendo pública debe ser
curiosidad, de critica , de sugerencia, de presencia viva, de también popular, con estructuras administrativas
voz en las profesoras y profesores que deben estar que solo visualizaban el poder autoritario y jerarqui-
sometidos a los paquetes; en los educandos cuyo zado. Del secretario a los directores inmediatos, de
derecho se resume en el deber de estudiar sin indagar éstos a los jefes de sección que a su vez extienden
ssin dudar, sometidos a los profesores; en los celadores, las órdenes a las escuelas. En éstas, la directora, su-
cocineras y vigilantes, que puesto que trabajan en la mando a las órdenes recibidas algunos caprichos
escuela son también educadores y deben tener voz; en suyos, hace enmudecer a celadores, vigilantes, coci-
los padres y las madres, a los que se invita a ir a la neras, profesoras y alumnos. Claro que siempre hay
escuela para las fiestas de fin de año o para recibir excepciones, sin las cuales el trabajo de cambio sería
quejas sobre sus hijos o para participar en trabajos demasiado difícil.
comunitarios de reparación del edificio o incluso para No es posible poner a la red escolar a la altura
"contribuir" con dinero para la compra de material
de los desafíos que nos plantea la democracia brasi-
escolar. En los ejemplos que he dado tenemos, por un
leña, apenas en aprendizaje, estimulando la tradi-
lado, la total prohibición o inhibición de la
participación; por el otro, la falsa participación. ción autoritaria de nuestra sociedad. Es preciso, por
Cuando fui secretario de Educación de la ciudad el contrario, democratizar el poder, reconocer el
derecho natural de voz a los alumnos, a las
profesoras, reducir el poder personal de las
directoras, crear nuevas instancias de poder con los
consejos escuela, deliberativos y no solo consultivos, a
través de los cuales, en un primer momento, padres y
madres vayan teniendo injerencia en lo destinos de la
escuela de sus hijos; y en un segundo momento esperamos
que la propia comunidad local,
EDUCACIÓN y PARTICIPACIÓN COMUNITARIA 85
84 EDUCACIÓN y PARTICIPACIÓN
COMUNITARIA secretario de Educación de la ciudad de Sao Paulo que
menos poder personal haya tenido, pero por eso
teniendo a la escuela como algo suyo, se haga mismo pude trabajar eficazmente y decidir con
pre-sente en la conducción de la política
educacional de la escuela. Era preciso, por lo los demás.
tanto, democratizar la Secretaría. descentralizar Recientemente, una alumna6 de posgrado del Programa
decisiones. Era necesario inaugurar un gobierno de Supervisión y Plan dé Estudios de la Pontificia
colegiado que limitase el poder del secretario. Era Universidad Católica de Sao. Paulo , que trabaja en su tesis
preciso reorientar la política de formación de los de maestría sobre " Participación popular en .la escuela: un
docentes, trascen; diendo los tradicionales cursos aprendizaje democrático en el país de las exclusiones", en
de vacaciones en que se insiste en el discurso una conversación con madres de alumnos de una de las
sobre la teoría, pensando que después las escuelas municipales preguntó, a una de ellas si creía que
educadoras ponen en práctica la teoría de que se el Consejo de Escuela es importante y por qué, y recibió la
habó en el curso por la práctica de discutir la siguiente respuesta:
práctica. Esta es una forma eficaz de vivir la "Sí. Es bueno porque en parte la comunidad pue- de
unidad dialéctica entre práctica y teoría. Lo que saber cómo es la escuela por dentro. Qué es lo que
quiero dejar claro es que un mayor nivel de hacen con nuestros hijos, cómo utilizan el dinero. Antes
participación democrática de los alumnos, de los la comunidad quedaba del portón para afuera. Sólo
profesores, de las profesoras, de las madres, de entrábamos a la escuela para saber las { notas y oír
los padres, de la comunidad local, dé una escuela reclamaciones sobre nuestros hijos. Antiguamente sólo
que siendo pública aspire a ir haciéndose popular, para eso llamaban a los padres, o para que trajeran algún
requiere estructuras livianas, disponibles para el dulce para las fiestas."
cambio, descentralizadas, que hagan viable la
"Con la llegada del Consejo -continuó la madre-, se
acción gubernamental con rapidez y eficiencia.
Las estructuras pesadas," de poder centralizado, abre un espacio para que el padre, al entrar en la
en que soluciones que requieren celeridad se escuela, empiece a conocerla por dentro. A través del
arrastran de sección en sección, a la espera de Consejo conseguimos almuerzo para el segundo turno,
un parecer aquí y otro más allá, se identifican y porque por el horario los niños no pueden almorzar en su
sirven a administraciones autoritarias, elitistas y casa."
sobre todo tradicionales, de sabor colonial. Sin la No fueron pocas, sin embargo, las resistencias que
transformación de estructuras así, que terminan encontramos por parte de directoras, coordinadoras
por perfilarnos a su manera, es imposible pensar pedagógicas, profesoras que "albergaban" en sí la ideología
en participación popular o comunitaria. La autoritaria, colonial, elitista.”
democracia requiere estructuras democratizantes 6
y no estructuras inhibidoras de la presencia Márgame May Berkenbrock, a quien agradezco por haberme
permitido citar una afirmación de una de sus entrevistas.
participativa de la sociedad civil en el comando
de res-pública..
Fue eso lo que hicimos. Debo de haber sido
el

También podría gustarte