Capitulo III: 2) Describí las características mas importantes del denominado sindicalismo vandorista y3) ¿Cuáles eran las posturas

mas importantes de la CGT de los Argentinos liderada por Raimundi Ongaro? En el 63, las Organizaciones resumieron las principales demandas del movimiento obrero, pleno empleo, control de los costos, control de los depósitos bancarios, interrupción de las relaciones con el FMI, cancelación de los contratos petrolíferos y la denuncia de todos los cuerdos que otorgaran privilegios al capital extranjero. El tema principal fue que al ver estos reclamos, en el interior del sindicalismo peronista, no estaban tan de acuerdo en el tema de confrontar permanentemente y abiertamente. Después de la época de Frondizi comenzó a resaltar una figura (líder de los metalúrgicos), Agustín Vandor. El “vandorismo”, constituyo un estilo de conducción sindical, caracterizado por la pretensión de trasformar el peronismo en un partido político de base sindical independizado de la tutela de Perón y por el control de actividad gremial a partir de un autoritarismo que ignoraba la voluntad de gran parte de los trabajadores que decía representar. A partir de varias discusiones y la retira de Vandor del cuerpo, apareció una CGT, conducida por Ongaro( obreros gráficos), tenia una postura muy fuerte que era intransigente y opositora al gobierno, son mas de la izquierda, mas con batistas y peronistas, hablaban que el vandorismo era una amenaza para la conducción verticalista, los creían a los vandoristas como traidores. 4) Investigar y realizar un informe sobre el pensamiento del líder obrero Agustín Tosco. Fue un dirigente sindical argentino de ideología marxista uno de los pricipales participante del Cordobazo. miembro de la Argentinos poseía vínculos con el PC y sobre todo con el ERP (participando Tosco incluso de los discursos de apertura de las reuniones del FAS, Frente Antiimperialista por el Socialismo y a serle propuesta la candidatura a la presidencia de la nación por este organismo a iniciativa del PRT). En su juventud perteneció al PST (Partido Socialista de los Trabajadores), pero se desilusionó y se alejó del mismo, es así que a pesar de ser tentado desde todas las organizaciones de izquierda para sumarse a ellas, nunca más participó de manera orgánica en ninguna. Los fundamentos clasistas de Tosco llevaban a criticar los principios que entonces postulaban los principales referentes del peronismo, consistentes en una alianza de clases con el objetivo de desarrollar la burguesía nacional. Para Tosco un país dependiente no podía desarrollar sin tope su burguesía nacional, puesto que en un contexto imperialista las grandes multinacionales y los monopolios marcaban el ritmo de la economía mundial, imposibilitando a los países dependientes un desarrollo capitalista al margen del contexto económico global Por otro lado veía el desarrollo de una burguesía nacional como un mero "cambio de monopolios" que no lograría una mejora sustancial del estado de la clase trabajadora en el país. Citaba como ejemplo de ello al Brasil, país que por entonces iniciaba una fase de crecimiento acelerado del PBI sin lograr por ello una mejora de las condiciones de sus obreros. El carácter de dirigente de masas de Tosco lo lleva a no optar por la vía de la lucha armada. Tosco consideraba que nada ni nadie podía sustituir a las asambleas, ellas eran superiores a los cuerpos directivos, y que la lucha no debía darse únicamente por las condiciones salariales. Podría calificarse a su ideología como antiimperialista, antipatronal y antiburócrata.

Su lucha contra la burocracia sindical era constante. Uno de sus enemigos más famosos fue José Ignacio Rucci. Tosco y Rucci tuvieron varios cruces mediáticos, siendo uno de estos considerados antológicos en los anales sindicales argentinos. Además de la lucha sindical particular de su sindicato participó dentro de la lucha contra la dictadura encabezada por Juan Carlos Onganía. Dos tipos de sindicalismo Por otro lado, definirá dos tipos de sindicalismo, nudo esencial de un pensamiento que marcará el las diferencias y contradicciones entre los dirigentes obreros de la clase obrera, de los que utilizan a la clase obrera para sus intereses particulares. Estas afirmaciones las hace en medio de la lucha ideológica con el participacionismo que estaba demostrando, sobradamente, estas premisas, no solo por su accionar, sino por los niveles de burocratización, porque estaban enquistados en los sillones, tenían todas las prebendas, se habían corrompido. Ya en la escena económica mundial analizaba el acomodamiento, a los nuevos aires, que mostraba el internacionalismo monopólico del dinero. En esto se les iba la vida a los dirigentes burocráticos, en componendas con los grupos y sectores de poder, con las fuerzas armadas dando respiro a sus golpes de estado. Por otro lado, y fundamentalmente, el sindicalismo peronista se había transformado en la expresión política del ausente partido justicialista y la expresión contestaria de las masas peronistas. Aquellas que habían virado hacia la resistencia, hacia la confrontación y hacia una búsqueda de nuevos dirigentes. Muchos dirigentes que luego se burocratizaron, fueron parte de la Resistencia Peronista, mientras unos pelearon por la vuelta de Perón, otros planteaban el peronismo sin Perón. Este era el panorama sindical, complejo, mezclado y que fue vértice en la lucha de aquellos años. Por eso el pensamiento de Tosco giraba sobre la trascendencia de esos momentos de lucha del movimiento obrero y los trabajadores, y el carácter esencial que debía adquirir el sindicalismo. La misión y responsabilidad global, social y nacional de plantear la transformación revolucionaria, el cambio de las estructuras, y que todas y las más importantes palancas de la economía fueran de propiedad estatal, social y no-privada. Por esto, la premisa de Tosco, su pensamiento sobre el Sindicalismo de Liberación se asienta sobre tres banderas: la de unidad y lucha, la de justicia social, soberanía política y liberación nacional. Además de la lucha sindical, está la confrontación en la esfera institucional, la pelea clandestina, la autodenominada Revolución Argentina era una dictadura, por eso Tosco se plantea un sindicalismo para disputar en todos los espacios, no había que dejar ningún flanco descuidado, depende afirmaba: del momento que se viva, de cómo instrumentar esa lucha, bregar para que sea la clase obrera y los trabajadores quienes la llevan adelante. Pero teniendo en claro que sólo la democracia de bases es la forma, no puede ser suplantada por otro planteo, esa relación que existe y debe haber entre dirigentes sindicales y bases, eso logra la concientización de las bases y su compromiso.

Las asambleas que se realizaban, y realizan por sectores, en unidades de trabajo, son la verdadera expresión de las líneas de pensamiento del Gringo, de la confrontación, la cual es inevitable porque hay objetivos contrapuestos, y de los acuerdos que se alcanzan en beneficio de los trabajadores, cuando hay una unidad en la acción. Asumir, conscientemente, los objetivos y la forma de lucha para llevar adelante esos objetivos. En resistencia, en clandestinidad, o en una situación institucional nunca esa democracia de bases, esa relación entre dirigentes y bases puede ser suplantada por otras formas. Por eso el conformará como un círculo donde confluyen la teoría y la práctica, esa teoría que se asienta sobre la vida misma, sobre las experiencias, sobre aquellos teóricos a los cuales consulta y nombra, levanta sin ningún resquemor: yendo a la dialéctica de la historia y como decía el gran Lenin, al avance del proceso revolucionario se intensifica el proceso contra revolucionario . Ese proceso de retroalimentación hace a su planteo antiburocrático, antipatronal, antiimperialista que se enmarca en la realidad de la dependencia, por ende la lucha por la liberación nacional y social, esencial en el proceso de transformación hacia una nueva sociedad. Cabe una aclaración, en 1970 se publica un trabajo de investigación de los brasileños Theotinio Dos Santos y Enrique Cardozo, ex presidente de Brasil, que elaboran la Teoría de la Dependencia. Países centrales y periféricos. Un centro hegemónico y un conglomerado de naciones en nivel de dependencia, económica, social y políticamente hablando. Por tal razón la consigna se llena de contenido, y la doctrina sindical la hace suya, esas banderas de justicia social y liberación nacional forman parte del planteo de sentir que es ¨preferible honra sin sindicatos, que sindicatos sin honra .Tosco atacaba de esa forma los conceptos del liberalismo económico y del totalitarismo político que se habían hecho carne en la burocracia sindical, aquella que encarnaban las intervenciones a los sindicatos para frenar la democracia y la participación de las bases, porque de esa forma se paraba el avance de la conciencia en la lucha, la que se adquiría, la que era parte de ser la vanguardia organizada y combativa de los demás sectores populares...¨ 5)¿Que posición adoptara el sindicalismo hacia el gobierno de Campora, primero y posteriormente con Perón y con Isabel?. A partir del exilio de perón el sindicalismo tuvo una supresión e la rama del partido justicialista, desde ese momento la modalidad de acción de la organización gremial dentro del paronama sociopolítico argentino trasformó la estructura interna. En este periodo le sindicalismo, se caracterizaba por eseyer el marco estricto de sus funciones. Además, de desempeñarse como vocero de los reclamos pertinentes en el área económico-laboral, que constituyo una presión grande en lo político. En este sentido parecia provocar un sentido desorientador orientado a las preferecias electorales del sector tabajador al apoyar la táctica o explícitamente a candidatos antioficiales en elecciones nacionales, provinciales o municipales. La dualidad que exhibía en sus áreas se inherencia otorgo al sindicalismo el poder de negociar suficiente como para hacer sentir presion frente a las asociaciones empresariales, los partidos políticos y las fuerzas armadas. La creciente gravitación del sindicalismo dio al fracaso del proceso de desperonizacion

dentro de sus filas, a la incapacidad de las fuerzas políticas populares para instrumentar proyectos integrados y a la valorización que militares y empresarios hicieron de la conveniencia de tratar con un movimiento trabajador organizado antes que con agrupaciones espontáneas y fragmentadas. En los 60’, se puso en evidencia hasta que punto el “nuevo” sindicalismo se amoldaba a los tiempos y pretendía reeditar viejos modelos con renovadas estrategias. El régimen de ongania al retomar el esquema de la comunidad organizada, permitió al sindicalismo aspirar a su antiguo rol bajo la protección del ejecutivo de facto. El costo de esa experiencia derivó sin embargo, en una quiebra de la estructura, hasta entonces monopolitica de la organización y en el deterioro de la relaciones entre la burocracia sindical y Perón. La posición intransigente que su líder asignara al movimiento obrero fue revertida para dar lugar una actitud complaciente durante la gestión de Vandor. Otra cosa que marco al sindicalismo fue el tema de la separación entre duros y blandos. Los primeros, agrupados en la CGT, se convirtieron en participacionalistas apoyando a la revolución Argentina y la estructura corporativa diagramada desde el ejército. Y la otra opositora al gobierno y obviamente se oponía a el vadorismo. Ese año marco el fracaso de los objetivos de la revolución argentina y el fin transitorio del sindicalismo como columna vertebral del movimiento peronista. A partir del 70, la CGT volverá a unificarse, pero la función contestataria y revolucionaria será encarnada por nuevos protagonistas las formaciones especiales. Estas, bajo la autoridad nominal del general Perón, conmocionaran la vida política argentina hasta la apertura electoral del 73.

Capitulo IV: 1) Analiza las características de los primeros grupos armados en nuestro país anterior al cordobazo y 2) ¿Cuáles fueron los factores en sus diferentes dimensiones que provocaron la aparición de estas organizaciones? La formación de grupos políticos armados fue la expresión local de un fenómeno continental. La revolución cubana obro como un poderoso imán sobre ciertos sectores de la juventud latinoamericana, que la tomaron como modelo y trasladaron la metodología utilizada en cuba(guerrilla rural) a los diversos países de la región. En Argentina antes de 1968, se produjeron algunos intentos guerrilleros, que no tuvieron mayor relevancia, especialmente en el ámbito rural. Pero a partir de la llegada de Ongania al pode, los nuevos grupos dejaron el campo para trasladar se accionar a las ciudades. La guerrilla Argentina tuvo dos vertientes, el peronismo y el marxismo. En la primera, actuaron tres grupos principales: La FAP (Fuerzas Armadas Peronistas), Descamisados y Montoneros. Esta una organización seria la mas importante y terminaría incluyendo en su seno a todas las expresiones de la guerrilla peronista, desprendidos de grupos marxista y a las FAR (Fuerzas armadas revolucionarias), una organización que se había originado en fracciones de partidos de izquierda, especialmente el Partido Comunista y el Partido Socialista de Vanguardia para integrarse con grupos provenientes de la Juventud Peronista. Por el contrario, el núcleo fundador de Montoneros provenía fe grupos de la extra derecha católica y fue evolucionando junto con algunos sectores de

la Iglesia como lo conocido como de sacerdotes de Tercer Mundo, hacia posiciones mas progresistas hasta situarse, a comienzos de los 70 a la izquierda del peronismo. Su intención era lograr el regreso de Perón u a partir de entonces, concretar la revolución socialista. Eran consientes de que esta no era la línea mas difundida dentro del movimiento justicialista por ello, en esta primera etapa se encargaron de mostrar su fuerza asesinando a dirigentes sindicales, golpeando al ejercito y pretendiendo ser una alternativa de poder. En realidad, como se puede señalar, el montonero era útil para la estrategia de Perón. Uno de los primeros operativos de lo montoneros fue el secuestro, “juicio revolucionario”. Antes del asesinato de Aramburu se cumplió el primer aniversario del cordobazo, El hecho conmovió y dividió a la opinion pública. Mientras muchos peronistas se alegraban por lo que consideraban un acto de justicia, otros tantos peronistas contrarios a la violencia y los antiperonistas repudiaron el hecho Por el lado del marxismo, el grupo mas importante seria el ERP, y el brazo armado del PRT. Todas estas organizaciones tenia una convicción común, para ella la violencia era un cato legitimo para la toma del poder. Sus militares provenía, en un gran numero, del estudiando de la clase media alta.Se encontraban desencantados con la izquierda tradicional y con la imposibilidad de actuar políticamente a acusa de la veda política derrotada por el gobierno militar. Ambas vertientes de la guerrilla tenia similitudes en su accionar y en la elección de sus victimas, generalmente empresarios o miembros de la fueraza de seguridad. 3) Realiza un informe sobre las características generales de los montoneros. Fue una organización guerrillera argentina que se identificaba con la izquierda peronista y que desarrolló la lucha armada entre 1970 y 1979, aunque su período de máximo poder se extendió hasta 1976. Sus objetivos iniciales fueron la desestabilización del gobierno de facto autodenominado "Revolución Argentina" (Onganía, Levingston, Lanusse / 1966 - 1973) y el retorno al poder del General Juan Domingo Perón; posteriormente, una vez que asumió la presidencia Héctor José Cámpora sus acciones se dirigían a la instauración en la Argentina de un sistema político que denominaban "Socialismo Nacional", al que consideraban como la evolución histórica natural del peronismo. Fue considerada como organización terrorista por el gobierno de María Estela Martínez de Perón. Si bien durante sus primeros años de existencia recibieron el apoyo de Perón y de buena parte del Movimiento Peronista, a partir del primero de mayo de 1974 sus acciones provocaron el rechazo tanto de su líder como de los sectores sindicales y políticos del peronismo ortodoxo, llevándolos a un gradual aislamiento y a su eventual pase a la clandestinidad, para ser posteriormente aniquilados por la dictadura militar que derrocó a la viuda de Perón, María Estela Martínez, el 24 de marzo de 1976. Características: Las raíces tempranas del movimiento se pueden encontrar en la década de 1960, en la confluencia de militantes del movimiento nacionalista estudiantil Tacuara, la Agrupación de Estudios Sociales de Santa Fe, y el integrismo de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Desde dichas vertientes se perfilan grupos que luego se afianzarían junto a la militancia católica de jóvenes pertenecientes a clases medias y altas, cuyo órgano de prensa

aglutinante era la revista nacionalista "Azul y Blanco" dirigida por Marcelo Sánchez Sorondo y Ricardo Curutchet y cuyo secretario de redacción fue desde 1966 Juan Manuel Abal Medina. Luego también estos jóvenes tuvieron un punto de encuentro en la revista Cristianismo y Revolución, dirigida por Juan García Elorrio. A partir de allí se conforma el Comando Camilo Torres, el cual, junto al grupo conducido por José Sabino Navarro, pueden considerarse las células iniciales de Montoneros. Hacia fines de la década del '60 fueron alineándose políticamente con el peronismo revolucionario, de neto perfil populista y anti-imperialista, en tanto que su ideología se iba estructurando con una poco clara mezcla de la doctrina peronista, con elementos del marxismo latinoamericano revolucionario provenientes del Che Guevara y de Fidel Castro, recibiendo además fuertes influencias católicas desde el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo. Varios fundadores de lo que luego se transformaría en una organización armada se conocieron cuando eran seguidores del sacerdote tercermundista Carlos Mugica. Autodefinidos en sus comienzos como una vanguardia armada nacionalista, católica y peronista, y utilizando consignas tales como "Perón o muerte", Montoneros se asumió como organización político militar en la provincia de Buenos Aires, y fue encabezada por Fernando Abal Medina, Carlos Gustavo Ramus, José Sabino Navarro, Emilio Maza, Carlos Capuano Martínez, Norma Arrostito, Mario Firmenich, entre otros. Los fundadores de la organización Montoneros deciden adoptar ese nombre para resaltar la continuidad histórica con los caudillos del interior argentino en el siglo XIX y las "montoneras" originales, del "Chacho" Peñaloza y Felipe Varela, estableciendo así una línea política nacionalista, antiimperialista y federal que la hacían partir de San Martín y las guerras de la independencia, pasar por los caudillos y Juan Manuel de Rosas y desembocar finalmente en Juan Domingo Perón. Inclusive, en las primeras épocas de la organización guerrillera, varios de sus comandos operativos (Unidades de Combate) adoptaron circunstancialmente el nombre de esos caudillos para firmar sus "partes de guerra". Esta práctica se abandonó posteriormente cuando sus militantes comenzaron a caer en combate y los comandos firmaban entonces con los nombres de los compañeros muertos. Posteriormente, otros dirigentes notorios fueron Rodolfo Walsh, Julio Roqué, Dardo Cabo, Marcos Osatinsky, Roberto Quieto, Horacio Mendizábal, Raúl Yaguer, Roberto Perdía, Fernando Vaca Narvaja, Rodolfo Galimberti, algunos de ellos provenientes de la organización Descamisados y otros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR, una organización armada peronista similar, pero de bases más definidas hacia el marxismo, que se fusionó con Montoneros en octubre de 1973). El 7 de septiembre de 1970 en William Morris (provincia de Buenos Aires), murieron en un enfrentamiento Fernando Abal Medina y Carlos Gustavo Ramus. Desde entonces, la militancia que adscribe al sector de izquierda peronista conmemora esa fecha como el "Día del Montonero".

4) El otro grupo armado de importancia en nuestro país fue el liderado Mario Roberto Santucho, el ERP, analiza su formación ideológica, su organización interna, su estrategia para tomar el poder y su propuesta política. Introducción:

En principio era un grupo guevarista, que planteaban la lucha armada. Estos grupos gozaban de una cierta simpatía popular, ya que durante el Gobierno de Ongana y Lanuse este grupo luchaba contra la dictadura .Los objetivos declarados por el Ejército Revolucionario del Pueblo ERP eran lograr, mediante la lucha armada, la toma del poder, para hacer la revolución socialista en el país y extenderla al resto de América Latina. Para esto último el ERP, formó la Junta de Coordinación Revolucionaria, que también integraban el Movimiento de Liberación Nacional (Tupamaros) de Uruguay, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) de Chile y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia. A partir de 1973 el objetivo del ERP sería convertirse en un ejército guerrillero regular, de esta manera se crean nuevas unidades, donde cada zona debía formar un pelotón, cada regional importante debía formar una compañía y las regionales Gran Buenos Aires y Tucumán debían contar cada una con un batallón (hay que recordar que el PRT dividía al país en dos zonas operativas: urbana y rural, donde Buenos Aires ocupaba el centro de la primera, mientras que Tucumán lo era de la segunda). Siguiendo este concepto la unidad más pequeña era la escuadra (integrada por entre ocho a doce combatientes) y su jefe tenía el grado de sargento; tres escuadras formaban un pelotón (20 a 30 integrantes) cuyo responsable tenía grado de teniente; la unión de tres pelotones formaban una compañía (90 combatientes, que podía sumar a 100 incluyendo los militantes de logística) , comandada por un capitán y un Estado Mayor. Por último, tres compañías constituían un batallón (entre 250 y 300 combatientes) , cuyo jefe era un comandante con su Estado Mayor. El ERP, según aquel diagrama, formó la Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez (Tucumán) , y las Compañías urbanas Decididos de Córdoba , Combate de San Lorenzo (Paraná) , Héroes de Trelew, José Luis Castrogiovanni y Guillermo Pérez, estas tres últimas constituyeron el Batallón urbano José de San Martín, de Buenos Aires, cuyo bautismo de fuego fue el asalto al cuartel militar de Monte Chingolo.* Para obtener los fondos y armas que necesitaba para crear su guerrilla el PRT-ERP realizó asaltos a Bancos y a cuarteles militares, así como también secuestros extorsivos (algunos de los cuales terminaron en el asesinato de los cautivos). A principios de 1969, Santucho dirigió en el plano militar el primer comando que asaltó el Banco Provincia de Escobar llevándose unos 213 mil dólares del momento. Como se dijo anteriormente la lucha ramada estaba bien vista por la gente porque este grupo luchaba contra la Dictadura, pero al llegar Perón esto cambio, ya que para el momento en que se encontraba perón nuestro país no se encontraba en una dictadura y al ver acciones que fue haciendo el ERP, para esta época comenzó a perder de a poco el poder.

5) Avanzada la década del 70’ las agrupaciones armadas comenzaran un amplio debate sobre que estrategia seguir a los gobiernos constitucionales, explica este tema. Frente a varios asesinatos de varios militares y la destrucción con bombas de la mayoría de sus locales partidarios, la organización Montoneros decidió pasar a la clandestinidad y retornar a ala lucha ramada. En el mismo mes se sancionó una nueva Ley Antisubversiva que estableció la cárcel de tres años para los dirigentes de huelgas declaradas ilegales y de hasta cinco contra periodistas que publicaran informaciones que pudiesen ser consideradas tendientes a eliminar el orden constitucional. La primera acción militar de los montoneros fue el secuestro de los hermanos born, uno de los mas poderosos del Prius. Con esto contribuyo mucho a la mejora notable del

aparato militar y propaganda de la organización. Matan a Villar u represor que había participado primero en fuerzas oficiales del Estado y luego en la triple A. Este fue el inicio de una serie de ataque denominada justicia montonera. En el 75 los montoneros crearon el partido autentico (PA), para participar en las elecciones de la provincia de Misiones. Este partido estaba integrado por los gobernadores de la izquierda peronista depuestos por Perón, viejos sindicalistas combativos y las organizaciones de base Montonera. Su propuesta era recuperar al peronismo, rescatando con propia la figura del propio líder. El partido autentico, extendió su representación a gran parte del territorio nacional. SU crecimiento y sobre todo su acercamiento a otros sectores de izquierda para confrontar una fiebre electoral. En diciembre se declaro ilegal tras el fallido ataque por parte de guerrilleros del ERP. El gobierno de Isabel involucro a miembros del partido autentico en la fallida operación de a guerrilla , la prensa aseguraba un operativo entre el ERP y los montoneros y en realidad había sido solo del ERP. Sin expresión política, la guerrilla, con sus fuerzas claramente diezmadas por la represión de las fuerzas militares, el accionar de la triple A y los grupos paramilitares, volcó sus últimas fuerzas a la lucha armada. Estas ultimas y escasas acciones militares de la guerrilla antes del golpe milita, aun aquellas realizadas para apoyar algún conflicto gremial, o una huelga, no fueron bien recibidos por la mayoría de la población.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful