Está en la página 1de 3

EL 13 DE JUNIO TODOS A LA CALLE.

GRAN TOMA DE LA
CAPITAL DE LA REPÚBLICA
Comité Ejecutivo de FECODE, Bogotá, junio 1 de 2007

El 30 de mayo la capital de la República y las demás capitales de departamento, fueron escenario de las más
multitudinarias marchas de protesta que contra gobierno alguno se hayan efectuado en las últimas décadas.

Sin duda alguna, las enormes movilizaciones de protesta del 23 y del 30 de mayo, significan el estallido
incontrolable de un gran descontento social contra un Gobierno que, como el de Uribe Vélez ha hecho de la
entrega de la Soberanía Nacional una constante de su política y que ha legislado para satisfacer la voracidad
insaciable de los grandes capitales nacionales y extranjeros, mientras profundiza el empobrecimiento y la ruina
de las amplias capas de la población. Un gobierno que, mientras clama de dientes para afuera por toda la verdad
en el criminal escándalo de la “parapolítica”, urde toda clase de astucias para convertirse en el campeón del
“tapen, tapen”.

La actual batalla popular en defensa de las Transferencias Territoriales que responde a un justo reclamo de
financiación adecuada y garantías para la educación pública, la salud, el agua potable y el saneamiento básico,
ha servido de elemento catalizador para que confluyan en las formidables protestas y manifestaciones todos los
que en este país tienen algo que reclamarle al gobierno de Uribe Vélez. Destacamos de manera especial las
masivas protestas estudiantiles, ellas han significado un resurgir de la juventud en la lucha social y son la
verdadera garantía de que el futuro de nuestro pueblo y nación están asegurados.

A pesar de la apoteósica y nunca vista protesta social, la Comisión Primera de la Cámara de Representantes
resolvió aprobar en séptimo debate, en la misma noche del miércoles 30 de mayo de 2007, con una votación de
21 contra 11, el Proyecto de Acto Legislativo 011. Una vez más, el Congreso de la República, legisla en contra
del interés nacional y popular, al prolongar indefinidamente en la Constitución Política los drásticos recortes a
las transferencias territoriales perpetrados desde el año 2001.

La votación en Séptimo debate descansó en el mal llamado “ACUERDO NACIONAL POR LA


EDUCACIÓN”, un pacto político de Uribe Vélez con su propia bancada, es decir, un acuerdo del “yo con yo”,
que no es más que una componenda contra las aspiraciones de las regiones y de la comunidad educativa. Este
acuerdo, desconoce que ha sido precisamente la movilización y la lucha del magisterio convocada por
FECODE, de los estudiantes de secundaria, los universitarios, los padres de familia con el acompañamiento del
movimiento sindical, las universidades, los académicos e investigadores, Gobernadores, Alcaldes, Partidos
Políticos de oposición, la razón principal de los cambios que ha tenido el proyecto, que siguen siendo precarios
en relación con la necesidades del país para alcanzar educación gratuita de calidad y total cobertura, en salud,
agua potable y saneamiento básico.

Los “avances” que hoy expresa el Gobierno son insustanciales y ejemplifican más que realidades, astucias
matemáticas para ocultar que el presupuesto para educación en el año 2016, dentro de 10 años, apenas llega a
13.3 billones de pesos, que su crecimiento real no va más allá del 3.5% y que el gobierno central sigue
quedándose con más de 40 billones de pesos que, de acuerdo con el mandato constitucional del 2001, deberían
ser transferidos a departamentos y municipios para honrar las competencias territoriales.

La indolencia del Gobierno es absoluta y desconoce de manera insistente la profunda crisis que vive la
educación. Esta es consecuencia de la política neoliberal aplicada en los últimos años y claramente señalada en
los recientes informes de Contraloría General de la República y Procuraduría General de la Nación, en los
cuales se constata la existencia de más de dos millones seiscientos mil niños por fuera del sistema educativo y
de los niños matriculados más de seis millones quinientos mil no reciben educación de calidad. Por esta y otras
razones que en otros documentos hemos enumerado detalladamente, nos reafirmamos en nuestra reclamación en
el sentido de que los recursos para educación en el proyecto aprobado no garantizan el derecho fundamental a
una educación de calidad para los colombianos.

En la Junta Nacional del 1º de junio hemos tomado la determinación de suspender el paro nacional indefinido.
Consideramos que si bien hasta el presente la tarea se ha cumplido con creces, ahora nos corresponde reagrupar
nuestras fuerzas a fin de acrecentar nuestra batalla. Merecido es el reconocimiento al magisterio que
denodadamente atendió la convocatoria al Paro Nacional; y a los que por distintos motivos no la acogieron a
plenitud, nuestro llamado fraternal es a que se sumen a las futuras movilizaciones. Igualmente, llamamos a
respaldar de manera resuelta al vigoroso movimiento estudiantil que el 8 de junio se dispone a colmar calles y
plazas en Colombia en defensa de la educación pública.

Hoy, convocamos al magisterio y a toda la comunidad educativa, a las centrales obreras, al Partido Liberal, al
Polo Democrático Alternativo, a todas las organizaciones sindicales, al renacido movimiento estudiantil, en fin,
a todas las fuerzas sociales y políticas que atesoran un espíritu democrático y patriótico, a que preparemos y
realicemos a partir del 13 de junio la gran toma de Bogotá junto a las tomas de las capitales de departamento.
Será una contundente manifestación de la voluntad popular para que en el octavo debate del proyecto de Acto
Legislativo 011 de 2006 que en ese entonces se efectuará en la Cámara de Representantes, se tengan en cuenta y
satisfagan los anhelos educativos de las nuevas generaciones de colombianos.

Nuestra preocupación por la educación pública es real, el país conoce de nuestros esfuerzos y aportes en su
defensa, por tanto el Gobierno Nacional y la Ministra de Educación, Dra. Cecilia María Vélez White, debe saber
que así como estamos decididos a continuar la lucha por la defensa de las transferencias territoriales, también
estamos dispuestos a negociar con el Gobierno y buscar los acuerdos que sean necesarios para lograr este
cometido y superar los problemas que motivan hoy la movilización y lucha de la comunidad educativa.

Los problemas son muchos y graves, además de los nuestros relacionados con las transferencias y la adecuada
financiación de la educación pública, los maestros que hemos participado en el actual conflicto reclamamos que
las sanciones y descuentos se levanten, que el pasivo pensional de las universidades públicas sea asumido
enteramente por la Nación y no cofinanciado por los escasos presupuestos universitarios y la Nación entera
exige, en medio de la actual crisis, que los reclamos justos de los trabajadores y el pueblo sean adecuadamente
atendidos y que se cree un clima que garantice el tratamiento fluido de todos los asuntos de interés nacional y
sectorial.

COMITÉ EJECUTIVO

WITNEY CHÁVEZ S.

Presidente

RAÚL ARROYAVE A.

Secretario General

FABIO ARIAS

Vicepresidente de la CUT

Demás Miembros del Comité Ejecutivo: Celio Nieves Herrera, Domingo Ayala Espitia, Bertha Rey, Senen
Niño, Jose Acosta, Ivan Luis Beltrán, Jose Cervantes, Amanda Rincón, Rosalba Gómez, Medardo Hernández,
Elias Fonseca, Jairo Arenas, Luis Alberto Narváez.
Sindicatos : Hernán Trujillo ADE, Manuel Castro Santiago ADEA, Víctor Gaona ADEC, Héctor Montoya
ADEG, Hernán Alarcón ADEM, Maria Cogollo ADEMACOR, Salvador Vanegas ADES, Gabriel Manrique
ADIDA, Iván Díaz ADIH, Dora Novoa ADUCESAR, Juan Francisco Olmos AICA, Juan Luis Granados
ASEDAR, Jorge Buchelli ASEP, Myriam Tamara ASINORT, Rafael D Leon ASISAP, Fabio Herrera
ASODEGUA, Adriana Salazar ASODEVI, Wilson García EDUCAL, Antonio Peralta EDUMAG, Ízale Díaz
SEG, Felipe Garcia SER, Wilson Jaimes Martínez SES, Luis Eduardo Correa SIMAC, José Arturo Guerrero
SIMANA, Rosemberg Bernal SIMATOL, Marcedonio Gómez SINDEVA, Gustavo Montero
SINDIAMESTROS, Olver Herrera SUDEA, Luis Carlos Fuentes SUDEB, Jorge Eliécer Peña SUTEQ, Danilo
Jaramillo SUTEV, Turis Aladino Martínez UMACH, Edmundo Junco USDE.