Está en la página 1de 18

LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO

1

MARTÍN FIERRO Y EL MORENO CONTRAPUNTO: INTERROGANTES, RESPUESTAS E IDEAS
PROF.DR. JORGE EDUARDO NORO norojor@cablenet.com.ar

 PAYADORES - según comentarios de JUAN CARLOS GHIANO - es una palabra de difusión rioplatense que nombra a los gauchos cantores probados en la improvisaci6n de relatos sobre su vida, de comentarios sobre sucesos públicos notables, o de temas abstractos, algunas veces propuestos por los oyentes. Ni MARTIN FIERRO, ni el MORENO parecen ser payadores, sino que - vistas las circunstancias –improvisan una payada de contrapunto: una competencia entre dos cantores, uno que interrogaba y el otro que respondía y a la reciproca; el público decidía sobre el triunfador.  El canto era acompañado con música de guitarra, ejecutada por el mismo payador; muy pocas eran las variantes musicales, apenas un apoyo mel6dico a la enunciaci6n de los argumentos o las definiciones. Las estancias, las pulperías y las fiestas populares daban ocasión al lucimiento de esas supuestas improvisaciones, regularizadas por la repetición y el sostén de los recursos retóricos; de esta manera cada payador llegaba a tener su repertorio específico. La presencia y la función de los payadores se extendieron desde fines del siglo XVIII a las décadas iniciales del siglo XX. En el caso del capítulo XXX del Martín Fierro la propuesta es un juego o enfrentamiento que debe declarar vencedor al CANTOR o PAYADOR que deje sin respuestas al adversario.

Hija Mayor. Medio se compuso el pecho. Echo mano al estrumento Y ya le pegó un ragido: Era fantástico el NEGRO.1 JOSE HERNANDEZ: LA VUELTA DE MARTIN FIERRO 1879 APARICION DEL MORENO CAPITULO XXIX No se habían acallado las voces y los comentarios por el re-encuentro de FIERRO con sus hijos. Se sentó con toda calma. 1 GHIANO JUAN CARLOS (1972) ESTUDIOS SOBRE EL MARTIN FIERRO. O se descuida de intento. pero espera que éste le adelante sus propósitos. Y como quien no hace nada. Hijo Mejor. y no lo hace hasta que manifiesta que no es la pelea con y por el canto la que ha venido a busca y que hace años que está esperando para cumplir un mandato familiar. ni justicia. . Fierro adivina la intención final del Moreno. No es PAYADA lo que busca. sino el DUELO que equilibre la muerte que FIERRO adeuda y que aun no ha tenido ni explicación. Mas una casualidá -Como que nunca anda lejosEntre tanta gente blanca Llevó también UN MORENO. Pero el MORENO amortigua racionalmente su venganza y comienza desafiándolo a través del canto. Pues siempre es muy conocido Todo aquel que busca pleito. ni se habían silenciado los ECOS de las cuatro historias (Martín Fierro. Todo el mundo conoció La intención de aquel moreno: Era claro el desafío Dirigido a MARTÍN FIERRO. UNIVERSIDAD DE LA PLATA. Presumido de cantor Y que se tenía por güeno. en el CENTENARIO DE SU EDICION. Y para no dejar dudas. las alusiones permanentes mantienen la suspensión argumental propuesta por el desarrollo del contrapunto.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 2  Aquí no hay un fin festivo o celebratorio. ni reparación. sino que de una u otra manera las tensiones latentes en el canto van apuntando a motivos ocultos en la provocaci6n. Hecho con toda arrogancia. Rompe la paz definitiva en la que parece morir el POEMA para generar un nuevo foco de tensión. sino el duelo que pueda vengar la muerte de su hermano mayor. Picardía) cuando aparece el MORENO y con la guitarra en la mano se acerca al grupo para desafiar a MARTIN FIERRO (“Pues siempre es muy conocido/ todo aquel que busca pleito”): no parece un cantor improvisado sino bien preparado y atrevido.

pero es blanco (claridad) por dentro: “Y aura te voy a decir.”  De todos modos se habla del MORENO como de una excepción. con cierto aire de desprecio y superioridad. Tomó Fierro la guitarra. apriende más. Pues siempre se halla dispuesto./ Porque en mi deber está /(Y hace honor a la verdá/ Quien a la verdá se duebla)/ Que sos por juera tinieblas/ Y por dentro claridá. A diferencia del hermano.en este inesperado encuentro se vuelve a insistir en el color de la piel y en la condición de NEGRO o MORENO.a quien injustamente y borracho MARTIN FIERRO mata en el capítulo 7º de la primera parte .LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 3 De un modo muy altanero. sabe todo lo que no sabe. sorprende el dato de su educaci6n a cargo de un fraile (GHIANO Juan Carlos) Esa definición del SABIO pertenece a la tradición occidental mas genuina. dice y canta. Solamente al final aparece una reivindicación del MORENO cuando manifiesta que. todo es relativo. Y ansí cantaron los dos. / Y el que es sabio.  Los conocimientos del Moreno imponen una diferencia racial trasladada al plano de la inteligencia: "Cosas que inoran los blancos / Las sabe este pobre negro" . aunque no lo confiesa en un primer momento. con un sentido peyorativo. / Bajo la frente mis negra / Hay pensamiento y hay vida. Pero el NEGRO viene para vengar a su hermano. aunque estos vaivenes correspondan a un recurso propio del contrapunto./Presumido de cantor”. . tiene apariencia de negro. En medio de un gran silencio. DIALOGO Y DESAFÍO CAPITULO XXX  La aparición del MORENO es sorpresiva: la reunión del PADRE con DOS de sus hijos y el encuentro con el HIJO DE CRUZ parece cerrar el círculo previsible de la historia. ya que no se proclama la igualdad en la condición de todas las etnias y razas. pero el que es sabio. / No me haga ningún reproche: /Tambi6n es negra la noche / Y tiene estrellas que brillan" En las declaraciones del MORENO juega constantemente la distancia entre la sabiduría de que alardea y demuestra. Seguramente la proporción de NEGROS era inferior y eso explica ciertas expresiones de exclusión propias de aquel momento: “Entre tanta gente blanca/Llevó tambien un moreno. porque cada uno ve como normal lo que vive y la piel que habita. a juzgar por todo lo que sabe. y las confesiones de ignorancia intelectual. / Y se le debe escuchar / Aunque sea negro el que cante: / Apriende el que es inorante. De la misma manera MARTIN FIERRO tiene una mirada despectiva sobre los INDIOS y los INMIGRANTES.Este distingo se proyecta sobre el sentido docente destacado por el payador: "De lo que un cantor esplica / No falta qud aprovechar. el MORENO CANTOR tiene más argumento para defender su condición: no hay diferencias entre BLANCOS y NEGROS. y es el que aprender mucho más. REENCUENTRO. aunque sugiere algo al mencionar el nacimiento de los diez hermanos: él es el menor y el hermano mayor es el que ha matado Martín Fierro:” Murió por injustos modos/ a manos de un pendenciero”. / La gente escuche tranquila.  Como en el encuentro original con el MORENO . HERNANDEZ (o el fraile educador) pudo haberle arribado el libreto: Es verdad que el que el ignorante es el debe aprender.

Y aquellos años dichosos Trataré de recordar. Mientras encuentre el compás Yo no he de quedarme atrás Sin defender la parada. Los nueve muy regulares. Mas la suerte se encapricha Y me persigue costante: De ese tiempo en adelante Canté mis propias desdichas. Y sé como cualquier otro El porqué retumba el trueno. . Pues tengo blancos los dientes. Y sin ser de los mejores. Dende que lo sabe hacer. especialmente los conocimientos del mundo natural: la tierra. Pues a la vista resalta Que no está libre de falta Quien no está de tentaciones. Siempre he cruzado los aires Como el pájaro sin nido. y vamos a cantar. Atiendan. Pero doy gracias al Cielo Porque puedo. Tal vez por eso me ampare La Providencia divina: En los güevos de gallina El décimo es el más grande.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 4  Antes de arrancar con el canto. señores míos. Sé vivir entre las gentes Sin que me tengan en menos: Quien anda en pagos ajenos Debe ser manso y prudente. Yo también tengo algo blanco. El hombre debe mostrarse Cuando la ocasión le llegue. Sé también de donde salen Las aguas que cain del cielo. Y muchos suelen tener Vanagloria en que los rueguen. Por qué son las estaciones Del verano y del invierno. Hace mal el que se niegue. Fs lo mesmo que el macá: Cría los hijos bajo el ala. EL MORENO Yo no soy. Es deber de los cantores El cantar de contrapunto. Muchos de estos conocimientos son de libros. en la ocasión. Y he jurado que jamás Me la han de llevar robada. la lluvia. los vientos. cada uno muestra sus cualidades y sus méritos. Y quien se tenga confianza Tiemple. MARTIN FIERRO Mientras suene el encordao. A todos pido perdones. los oyentes Y cáyense los mirones. El negro es muy amoroso. Aunque de esto no hace gala. como procedimiento para afianzarse y desafiar. Toparme con un cantor Que esperimente a este negro. Cuando mozo fuí cantor (Es una cosa muy dicha). los volcanes. los metales. el MORENO hace un elenco de sus saberes (¿escolares?). Pero yo he vivido libre Y sin depender de naides. Nada a su cariño iguala Ni a su tierna voluntá. Encontrándose dos juntos. Sino un pobre guitarrero. Veré si puedo olvidar Tan desgraciada mudanza. A diferencia de FIERRO que parece haber aprendido por experiencia y vida. no de la realidad en la que vivían los gauchos. los animales de diversos medios. los fenómenos meteorológicos. pues. Mi madre tuvo diez hijos. el crecimiento de los árboles. Cuanto se lo he aprendido Porque me lo enseñó un flaire. A un cantor le llaman güeno Cuando es mejor que los piores.

Cantores de fantasía. donde quiera. Y si alguno no se atreve A seguir la caravana. Y si una falta cometo En venir a esta riunión. Aunque con lenguaje tosco: En leturas no conozco La jota. Se lo digo sin lisonja: Haga sonar una esponja O ponga cuerdas de lana. La gente escuche tranquila. No espere que yo dispare Aunque su saber sea mucho: Vamos en el mesmo pucho A prenderle hasta que aclare. a su mandao. De lo que un cantor esplica No falta qué aprovechar Y se le debe escuchar Aunque sea negro el que cante: Apriende el que es inorante. Los concurrentes aguardan. MARTIN FIERRO FORMULA EL MORENO PRESENTA . No se ha de morir de antojo Quien me convide a cantar. Haremos gemir las cuerdas Hasta que las velas no ardan. Cuando me aflojan. Para conocer a un cojo Lo mejor es verlo andar. O si cantando no gana. No me haga ningún reproche: Tambien es negra la noche Y tiene estrellas que brillan. Y el cantor que se presiente. Y por que silban los vientos: Cosas que inoran los blancos Las sabe este pobre negro. Que tenga o no quien lo ampare. Y porque el tiempo no pierdan. Y seguiremos si gusta Hasta que se vaya el día. Empiece a echarme la sonda. En dónde se encuentra el oro. apriende más. Yo sé por que crece el árbol. pues. Yo sé del fondo del mar Donde los pejes nacieron. Yo tiro cuando me tiran. Era la costumbre mía Cantar las noches enteras: Había entonces. Pido perdón en voz alta Pues nunca se halla una falta Que no esista otra mayor. Echándola de cantor. Trasnochadas no acobardan. por ser redonda. Y el que es sabio. aflojo. Si gusta que le responda. En dónde se encuentra el fierro Y en dónde viven bramando Loe volcanes que echan juego. Estoy.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 5 Tiemple y cantaremos juntos. Bajo la frente mas negra Hay pensamiento y hay vida. Yo sé lo gue hay en la tierra En llegando al mesmo centro.

El gemir de los que mueren Y el llorar de los que nacen. es cuchillo que nunca corta a quien lo maneja. Mas pa dar contestación Mi inorancia no se arredra: También da chispas la piedra Si la golpia el eslabón. grita o canta cada elemento. es una espada que corta sin ver a quien y. es lluvia que no cae de igual manera para todos. también la del hombre: Ama todo cuanto vive: /De Dios vida se recibe./ Que nos piden oraciones. (1) todo en la naturaleza ama y el amor parece ser el motor de la realidad. con riqueza y poder. Como lo señalamos. LAS PRIMERAS SEIS RSPUESTAS  Las cuatro primeras preguntas toman el tiempo tema (el canto) y va recorriendo los elementos fundamentales de la realidad: el CIELO. . y estrecha para los de abajo). pero descarga una respuesta justa.almas de los que han muerto./más conocer su inorancia/ es principio del saber (“sólo sé que no sé nada”) (1) ¡Ah. finalmente.  Los dos interrogantes restantes (AMOR – LEY) obliga al MORENO a asumir un discurso más conceptual. A la metáfora de la pregunta le sucede la metáfora de las respuestas: el NEGRO pone en el canto respuestas poéticas para presentar como habla. en los vocablos y en la articulación de las ideas. el MAR y la NOCHE. (2) la LEY en cambio asume un tono de crítica y denuncia: las metáforas y comparaciones revelan como es el funcionamiento efectivo en la sociedad en la que viven: rige especialmente para el pobre. negro!.Parece que se quejara / De que lo estreche la tierra. Los diversos sonidos que se escuchan son interpretados con absoluta creatividad: gemir de los que mueren . la TIERRRA. Los cielos lloran y cantan Hasta en el mayor silencio: Lloran al cair el rocío Cantan al silbar los vientos Lloran cuando cain las aguas. Cantan cuando brama el trueno (2) Y ansí me gusta un cantor Que no se turba ni yerra. Sigún mi escaso saber. Con claridá responder Cuál es el canto del cielo. No deja de hacer referencia al principio socrático: Aunque es mucho pretender/ de un pobre negro de estancia. si puedo./Y donde hay vida. si sos tan sabio No tengás ningun recelo Pero has tragao el anzuelo Y al compás del estrumento Has de decirme al momento Cuál es el CANTO DEL CIELO. es tela de araña que sólo atrapa a los más pequeños. Y después de esta alvertencia Que al presente viene al pelo. acertada. señores. Y si en tu saber se encierra El de los sabios projundos. se ataja con su presunta ignorancia. Y le daré una respuesta Sigún mis pocos alcances: Forman un canto en la tierra El dolor de tanta madre. .  Las respuestas del MORENO son cuidadas en las expresiones.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 6 LAS PRIMERAS SEIS PREGUNTAS. Decíme cual en el mundo Es el CANTO DE LA TIERRA. hay amor. Es escasa mi razón. Es pobre mi pensamiento. Veré. la que todos padecen es la ley del embudo (ancha para quienes están arriba.

Canta de un modo que aterra. (5) Y el consejo del prudente No hace falta en la partida. El mar. A las sombras sólo el sol Las penetra y las impone. Son los secretos misterios Que las tinieblas esconden. LA NOCHE TIENE SU CANTO. Como un lamento infinito Que viene no sé de dónde. Mas conocer su inorancia Es principio del saber. No galope. En distintas direcciones Se oyen rumores inciertos: Son almas de los que han muerto. Corno si el mundo temblara: Parece que se quejara De que lo estreche la tierra. Y aura quiero que me digas DE DÓNDE NACE EL AMOR. Siempre ha de ser comedida La palabra de un cantor. No te vayás a turbar. Cuando la tormenta brama. Pero debo contestar. Es preciso que me expliques Cuál es el CANTO DEL MAR. Mucho el contestar me cuesta. Para ganar esta apuesta. Y si al fin de su carrera Se asienta en alguna rama. que hay aujeros. Yoy a decir en respuesta Cuál es el canto del mar. A pregunta tan escura Trataré de responder. (4) Toda tu sabiduría Has de mostrar esta vez. Con su alegre canto llama . Le dijo a un guapo un prudente Le contestó humildemente: La noche por cantos tiene Esos ruidos que uno siente Sin saber por dónde vienen. Son los ecos que responden A la voz del que da un grito. ingenio mío. Y me has de decir cuál es. Ama el pájaro en los aires Que cruza por donde quiera. Y ayúdame. Que nos piden oraciones. No te agrandés ni te achiques. que todo lo encierra. Ganarás sólo que estés En baca con algún santo. Aunque es mucho pretender De un pobre negro de estancia.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 7 (3) Y ya que al mundo vinistes Con el sino de cantar.

Pero el asunto es sencillo: La ley es como el cuchillo: No ofiende a quien lo maneja. Es la ley como la lluvia: Nunca puede ser pareja. No la tema el hombre rico. Y de su cencia no dudo. La fiera ama en su guarida. El que la aguanta se queja. De la que es rey y señor. Estoy diariamente viendo Que aplican la del embudo. Los que la gobiernan ven A dónde han de dar el tajo: Le cai al que se halla abajo Y corta sin ver a quién. Hay muchos que son dotores. Y donde hay vida. Nunca la tema el que mande. Ama en el fondo del mar El pez de lindo color. Ama el hombre con ardor. Lo que acabás de esplicar. Ya te empiezo a respetar. Aundue al principio me rei. .LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 8 A su amante compañera. Pues la ruempe el bicho grande Y sólo enrieda a los chicos. La ley es tela de araña --En mi inorancia lo esplico--. Porque las fieras no cantan: Las fieras braman de amor. Dende que elige a su gusto. negro ladino. Le suelen llamar espada Y el nombre le viene bien. Pero esto poco me aflige Y le contesto a mi modo: La ley se hace para todos. Mas sólo al pobre le rige. Lo más espinoso elige. Allí lanza con juror Esos bramidos que espantan. (6) Me gusta. hay amor. Y te quiero preguntar LO QUE ENTENDÉS POR LA LEY. Mas yo soy un negro rudo Y aunque de esto poco entiendo. Ama todo cuanto vive: De Dios vida se recibe.

Pues es fácil presumir: Dios no tenía que medir Sino la vida del hombre. Mas yo inoro que motivo TUVO AL FORMAR LA MEDIDA. de una cultura más letrada y exigiendo mayor esfuerzo intelectual: CANTIDAD. MEDIDA.  Si uno traslada estas respuestas a otros pasajes del MARTIN FIERRO difícilmente pueda asociarlo al relato. (2) LA MEDIDA es una necesidad del hombre y no de la naturaleza. Sola y única es la luna Ansí han de saber que Dios No crió cantidá ninguna. aunque luego le agregue un contenido mas espiritual. el hombre el que usa LA CANTIDAD para contar. Y la razón no te asombre. ha vivido o le resta vivir. los interrogantes pretenden encontrar una respuesta más erudita. Pero cuando debe afrontar las dos restantes. retoma elementos de la cultura y filosofía vigentes: oponerse a eternidad. (4) y LA CONCEPCIÓN DEL TIEMPO. PARA QUE FIN EL ETERNO HA CRIADO LA CANTIDÁ. Pues en mis libros no está -Y su respuesta vendrá A servirme de gobierno-. (2) Verernos si a otra pregunta Da una respuesta cumplida: EI ser que Ha criado la vida Lo ha de tener en su archivo. Este MARTIN FIERRO parece haber estar atravesado por una cultura formal y letrada que no se observa en el desarrollo del poema. Lo demás lo ha criado el hombre Después que aprendió a contar. una versión más popular: (1) Dios hizo la unidad. ni en sus hijos. NUEVAS PREGUNTAS PARA EL NEGRO (1) Quiero saber y lo inoro.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 9 EL MORENO FORMULA LAS CUATRO PREGUNTAS RESPUESTASDE MARTIN FIERRO  Las preguntas del NEGRO son mucho más elaboradas. porque la formulación parece ajena a lo que viene desarrollando el poema: (3) EL PESO es definido con un elemento general de la FISICA de NEWTON: todo tiende a caer al centro de la tierra. Si bien forma parte de la realidad de todo ser humano. uno el mundo. las reflexiones y los saberes del resto. PESO. Escuchá con atención Lo que en mi inorancia arguyo: La medida la inventó E1 hombre para bien suyo. parece asomar JOSE HERNANDEZ y su cultura letrada detrás de las estrofas y el canto de FIERRO. Y MARTIN FIERRO presenta en las dos primeras. Aunque HERNANDEZ menciona que los gauchos deben tener EDUCACION y ESCUELAS. El ser de todos los seres Solo formo la unidá. asociado a la perpetuidad y concepción subjetiva de lo que todo hombre vive. RESPUESTAS DEL MORENO Uno es el sol. . no hay referencia a las mismas ni en FIERRO. TIEMPO.

Porque el tiempo es una rueda. cuáles son sus obligaciones y cual el medio de vida digno y seguro. en mi sentir. Y aura quiero que me esplique LO QUE SIGNIFICA EL PESO. Siempre estoy a tu mandao Para sacarte de dudas. Sólo lo hace. (4) Si responde a esta pregunta Tengase por vencedor (Doy la derecha al mejor). Por saber lo que ha vivido O le resta que vivir. Es curioso. Y este tipo de trabajo representa un ideal civilizatorio que se muestra más en la VUELTA DE MARTIN FIERRO: qué lugar debe ocupar el gaucho. He reclarao que en leturas . Por alguna razón. Dende que hay bienes y males. Y si el hombre lo divide. PREGUNTA FINAL DE MARTIN FIERRO DERROTA DEL NEGRO La pregunta que define la PAYADA DE CONTRAPUNTO tiene que ver las prácticas y los conocimientos propios de la estancia. Y aunque me puede doblar Todo el que tenga más arte. Dios guarda entre sus secretos El secreto que eso encierra. Ya te he dado mis respuestas. Y rueda es eternidá. Si tenés otra pregunta O de algo te has olvidao. Debe aprender todo eso Quien a cantar se dedique. Jué el peso para pesar Las culpas de los mortales. No voy a ninguna parte A dejarme machetiar. Sigún mi saber alcanza: El tiempo sólo es tardanza De lo que está por venir. que derechos debe tener. No procedo por soberbia De la inorancia de naides Ninguno debe abusar. no lo sabe responder: tal vez porque era un simple peón que se limitaba a obedecer las órdenes del capataz o del patrón. Y mandó que todo peso Cayera siempre en la tierra. Y respóndame al momento: ¿CUANDO FORMÓ DIOS EL TIEMPO Y POR QUÉ LO DIVIDIÓ? Moreno. En los primeros capítulos MARTIN FIERRO da cuenta de todo lo que conoce del trabajo en el campo y en la estancia. porque el MORENO se define como “pobre negro de estancia” y bien podía saber qué se hacía en cada uno de los meses del año: los fríos y los cálidos. voy a decir. Mas no gana quien despunta. Y sigún compriendo yo.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 10 (3) Si no falla su saber Por vencedor lo confieso. No tuvo nunca principio Ni jamás acabará.

Pues con claridá le digo: No me gusta que conmigo Naides juegue a la pelota. Soy redondo como jota. para no contradecir la LEY DEL DESTINO que lo lleva – diría BORGES – a esa jornada final: la recapitulación de sus desdichas incluye el enfrentamiento con el vengador: "Primero fue la frontera / Por persecuci6n de un Juez. Dando güeltas afligido. sacrificado por injustos modos "A mano de un pendenciero". EN LOS MESES QUE TRAIN ERRE. Mas no ha de faltar costancia Cuando es preciso luchar. Y te convido a cantar Sobre cosas de la estancia. / Los indios fueron después. Cuanto tu saber encierre. EL QUE DEL TIEMPO DEPENDE. Sin saber donde rumbiar? Ansí le suele pasar A un pobre cantor vencido. Es güena ley que el más lerdo Debe perder la carrera. Fierro parece aceptar el nuevo desafio. / Aura son estos morenos / Pa alivio de mi vejez" . 1944  “No sólo jue por cantar. También los árboles crujen Si el ventarrón los azota. Y sin que tu lengua yerre. para nuevos estrenos. consiste En que es muy larga y muy triste La noche de la redota. Ansi prepará. / Y. INTERTEXTUALIDAD JOSE HERNANDEZ: MARTIN FIERRO CUENTO DE BORGES: EL FIN FICCIONES. ¿No han visto en medio del campo Al hombre que anda perdido. Y si aquí mi queja brota Con amargura.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 11 Ni tampoco por jactancia. Me has de decir lo que empriende. sino porque tengo otro deber que cumplir" Esta misi6n es la venganza de la muerte de su hermano mayor. moreno. Cuando en competencia se halla Un cantor de media talla con otro de talla entera. Ansí le pasa a cualquiera. No avergüence mi redota.

se dilataban la llanura y la tarde. Y luego los ataques mutuos como las intervenciones en la canción cruzada. (4) ha perdido todo y no quiere arruinar ese momento privilegiado de re-encuentro. pero aun quedaba mucha luz en el cielo. Miró sin lástima su gran cuerpo inútil. el poncho de lana ordinaria que le envolvía las piernas. ENTREABRIÓ los ojos y vio el oblicuo cielo raso de junco. sino las manos. Afuera. le dije con la mamúa: va–ca–yendo gente al baile. como sueña BORGES al escribir su cuento. Y tiene razones para ellos: (1) es un hombre grande (edad). TENDIDO. cortarse. No había guitarra. A moverlos no he venido.  No se siente incapaz. El ejecutor era un negro que había aparecido una noche con pretensiones de cantor y que había desafiado a otro forastero a UNA LARGA PAYADA DE CONTRAPUNTO. ni arriesgar la vida en vano. Mas ya no esiste el primero Y mas querido de todos: Murió por injustos modos A manos de un pendenciero. Mas. creanmeló. que no hacía caso de naides. Nunca jamás lo encontramos. pero – adelantándose a los CONSEJOS – prima la razón y la prudencia. hacer sangrar. “en una agonía laboriosa”. 1128 Ya saben que de mi madre Jueron diez los que nacieron. De la otra pieza le llegaba un rasgueo de guitarra. 198 ¡Negra linda!– Dije yo.  Un duelo tenía mucho del contrapunto: no duraba mucho. mirándome como a un perro: más vaca será su madre. en la ocasión por peliar me dio la tranca. comenzaba con los preparativos. 1129 Los nueve hermanos restantes Como güerfanos quedamos. los desafíos. haciendo blanquiar los dientes lo mesmo que mazamorra. del otro lado de la puerta seguían llegándole los modestos acordes. provocar la caída del otro. Hay un paso de la BARBARIE irracional a una cierta propuesta de CIVILIZACION MORALIZANTE. (2) ha llevado una vida desgraciada.XXXI MORENO 194 Como nunca. 196 La negra entendió la cosa y no tardó en contestarme. para satisfacer la sed o promesa de venganza del MORENO. Una o dos veces lo agitó. atacar y finalmente hundir el cuchillo hasta provocar la muerte. no era la voz. seguía frecuentando la pulpería. Dende entonces lo lloramos Sin consuelo. Y la emprendí con un negro que trujo una negra en ancas. pero cuando llega la propuesta del duelo no la aceptará. y la reunión familiar. como a la espera de alguien. la necesidad de no pelear.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 12  Era obvio que la PAYADA DE CONTRAPUNTO es sólo la antesala para la PELEA FINAL. los movimientos de estudio del adversario. las cosas cotidianas que ya no cambiaría nunca por otras. PELEA CON EL MORENO PRIMERA PARTE CAPITULO VII ENCUENTRO CON EL MORENO (HERMANO) CAPITULO XXX . 195 Al ver llegar la morena. esquivar. No se resiste al CONTRAPUNTO. Vencido. necesaria para establecer el contrato social. una suerte de pobrísimo laberinto que se enredaba y desataba infinitamente… Recobró poco a poco la realidad. Y al hombre que lo mató. 197 Y dentró al baile muy tiesa con más cola que una zorra. Ni siquiera queda abierta una posibilidad para el futuro. Con el brazo izquierdo tanteó dar con un cencerro de bronce que había al pie del catre. Se arregle como es debido. sino cuchillo. Se pasaba las horas con la guitarra. había dormido. El MORENO no ha venido sólo a CANTAR y MARTIN FIERRO no conoce aún qué lazo lo une con su pasado de gaucho vago y mal entretenido. Espero en Dios que esta cuenta RECABARREN. más allá de los barrotes de la ventana. (3) tiene varias muertes encima. 1131 Y si otra ocasión payamos . 1130 Y queden en paz los güesos De aquel hermano querido. si el caso se presienta. Arriesga ser considerado un cobarde y rehúsa a enfrentarse en un duelo a muerte.

Un chico de rasgos aindiados (hijo suyo. yo me saqué las espuelas. Los indios jueron después. que. Sobre las muertes injustas. pues malicié que aquel tío no era de arriar con las riendas. Que todavía andan con vida Los hermanos del dijunto. bajo el último sol. Al verte tan entonao. Habituado a vivir en el presente. Recabarren le preguntó con los ojos si había algún parroquiano. La llanura. en lo escuro le brillaban los ojos como linterna (…) 207 Y mientras se arremangó. que lo largué culebriando lo mesmo que buscapié. Aura son estos morenos Pa alivio de mi vejez. Recabarren no lo vio más. pero firme en mi camino Hasta el fin he de seguir: Todos tienen que cumplir Con la ley de su destino. pero aquí he venido. el negro respondió: —Me estoy acostumbrando a esperar. Tampoco soy adivino. y volvió a venir jurioso como una tigra parida. pues. y me puse a champurriar esta coplita fregona: 199 a los blancos hizo Dios. a los negros hizo el diablo para tizón del infierno. 1135 Y ya que nos conocemos. me hizo dos tiros seguidos y los dos le abarajé. replicó: —Y yo con vos. La gente ya se había acostumbrado a ese hombre inofensivo. a la casa. el largo poncho oscuro. 211 y en el medio de las aspas un planazo le asenté. taciturno. que aceptó la parálisis como antes había aceptado el rigor y las soledades de América. A unas doscientas varas dobló. Ya conozco yo que empieza Otra clase de junción. El hombre postrado se quedó solo. hasta la vista se aclara por mucho que haiga chupao. Diré. no olvidaría ese contrapunto. como en despedida. Recabarren vio el chambergo. tal vez) entreabrió la puerta. lo quitó y vino ciego el moreno. Que recuerdan este asunto Y aquella muerte no olvidan. el negro no cantaba. Que no me debo meter A echarla aquí de adivino. Que algunos hombres cometen. Cantaremos. atar el caballo al palenque y entrar con paso firme en la pulpería. Al fin. patrón de la pulpería. 209 El negro me atropelló como a quererme comer. 13 pero no había vuelto a cantar. por fin. Recabarren. Lo que decida el destino Después lo habran de saber. He esperado siete años. Basta de conversación. con voz áspera. le hice un tiro. Que traías un embuchao Y no lo querías largar. 212 Le coloriaron las motas con la sangre de la herida. como los animales. 200 Había estao juntando rabia el moreno dende ajuera. Sin alzar los ojos del instrumento. el negro dijo con dulzura: —Ya sabía yo. Un punto se agitó en el horizonte y creció hasta ser un jinete. Y. 210 Yo tenía un facón con s. El otro. Ya empezaba a maliciar. El chico. a los mulatos san pedro. se le había muerto bruscamente el lado derecho y había perdido el habla. 1136 Yo no sé lo que vendrá. señores míos. . o parecía venir. A fuerza de apiadarnos de las desdichas de los héroes de la novelas concluímos apiadándonos con exceso de las desdichas propias. 1133 Y es misterio tan projundo Lo que está por suceder. que podía contar con usted. su mano izquierda jugó un rato con el cencerro. pero no la cara del hombre. señor. le dijo por señas que no. era casi abstracta. como si ejerciera un poder. Por mucho que lo respete. al acomodar unos tercio de yerba. 1137 Primero jué la frontera Por persecución de un juez. moreno. pero lo oyó chistar. 1132 Y aquí. ahora miraba el cielo y pensaba que el cerco rojo de la luna era señal de lluvia.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO Me gusta– pa la carona. que era de lima de acero. para nuevos estrenos. donde parecía buscar algo. sujetó el galope y vino acercándose al trotecito. no así el sufrido Recabarren. 208 No hay cosa como el peligro pa refrescar un mamao. acaso la derrota lo había amargado. Hubo un silencio. Una porción de días te hice esperar. como vista en un sueño. al día siguiente. Para encontrar la ocasión No tienen que darse priesa. que venía. el caballo moro. si le gusta. MARTIN FIERRO 1134 Al fin cerrastes el pico Después de tanto charlar. 213 Para que esto se complete. apearse.

y como un saco de güesos contra un cerco lo largué. y por respeto al dijunto no la quise castigar. que hoy te espera otra clase de contrapunto. Yo quise darle una soba a ver si la hacía callar. Y por lo visto no acabo De salir de esta jarana. que nunca están de más y no cuestan nada. 1142 La creia ya desollada. 216 Tiró unas cuantas patadas y ya cantó pal carnero: nunca me puedo olvidar de la agonía de aquel negro. 14 El otro explicó sin apuro: —Más de siete años pasé yo sin ver a mis hijos. Mas todavía falta el rabo. El otro contestó con seriedad: —En el primero no te fue mal. como si no lo oyera. Evitando la contienda. que el hombre no debe derramar la sangre del hombre. Montaron y paso a paso. mas pude reflesionar que era malo en aquel punto. 1139 A hombre de humilde color Nunca sé facilitar. —Ya me hice cargo —dijo el negro—. 1141 Mas cada uno ha de tirar En el yugo en que se vea. les daré una. —Por lo menos a mí —dijo el forastero y añadió como si pensara en voz alta—: Mi destino ha querido que yo matara y ahora. !ahijuna! Si vivo. 1140 Yo he conocido a toditos Los negros mas peliadores.. Lo que pasó es que andabas ganoso de llegar al segundo. El forastero. Les dije. 218 Limpié el facón en los pastos. al salir. Lo que cualquiera no hace. Todos de la mesma clase. monté despacio y salí al tranco pa el cañadón. desaté mi redomón.. que se había sentado en el mostrador. Espero que los dejó con salud. murmuró: —Tal vez en éste me vaya tan mal como en el primero. 215 Por fin en una topada en el cuchillo lo alcé. poniéndose de pie. Se pusieron de por medio Y la cosa quedó quieta. Así no se parecerán a nosotros. Historia de las mejores. 214 Me hirvió la sangre en las venas y me le afirmé al moreno. otra vez.. Los encontré ese día y no quise mostrarme como un hombre que anda a las puñaladas. Las contiendas no me gustan. alcanzando con la punta a cortarme en un carrillo. Pues esto es lo que se llama Remacharsele a uno el clavo. 1138 La madre echó diez al mundo. se rió de buena gana.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO Y ya me hizo relumbrar por los ojos el cuchillo.. A la costa de un arroyo Llegaron a echar pie a tierra . me pone el cuchillo en la mano. Había algunos superiores De cuerpo y de vista. Yo ya no busco peleas. Cuando se llega a enojar Suele ser de mala entraña: Se vuelve como la araña. —Con la luz que queda me basta —replicó el otro. 217 En esto la negra vino con los ojos como ají y empezó la pobre allí a bramar como una loba. Se cuadró ante el negro y le dijo como cansado: —Dejá en paz la guitarra. entre otras cosas. Y tal vez de los diez pase Con iguales condiciones: La mulita pare nones. dándole de punta y hacha pa dejar un diablo menos. Pero ni sombras me asustan Ni bultos que se menean. El negro. —Les di buenos consejos —declaró—. Como el que miedo no lleva. El negro. Pidió una caña y la paladeó sin concluirla. Un lento acorde precedió la respuesta de negro: —Hizo bien. Procurando los presentes Que no se armara pendencia. observó: —Con el otoño se van acortando los días. CAPITULO XXXI 1143 Y después de estas palabras Que ya la intención revelan. Siempre dispuesta a picar. Los dos se encaminaron a la puerta.

Cumplida su tarea de justiciero. como en aquel otro de hace siete años. ahora era nadie. Ya estaban con el poncho en el antebrazo. cuando mató a mi hermano. Se entreveraron y el acero filoso rayó y marcó la cara del negro. Acaso por primera vez en su diálogo. Un lugar de la llanura era igual a otro y la luna resplandecía. a pesar de que ya cree que el Martin Fierro se ha convertido en suyo.2 2 CARTA DE JOSÉ HERNÁNDEZ A BORGES TRAS LEER EL FIN Estimado Señor Borges: Me tomo el atrevimiento de escribirle porque. Todas las producciones escritas. Limpió el facón ensangrentado en el pasto y volvió a las casas con lentitud. debería saberlo. Recabarren vio el fin. cuando el negro dijo: —Una cosa quiero pedirle antes que nos trabemos. novelas. si bien con su relato El fin he obtenido una crítica de mi Martín Fierro. Sin embargo. que penetró en el vientre. poesías. entre otros. con poco éxito lo hace. Que en este encuentro ponga todo su coraje y toda su maña. Su sangre lo sintió como un acicate. tanto cuentos. son escritas no como el autor quiere que los lectores lo interpreten. deja latente su ambición de que en el momento de idear la trama. Una embestida y el negro reculó. Su nueva resolución no expresa lo que sentí al escribirlo. la tercera persona omnisciente que utiliza usted olvida la subjetividad con la que el personaje expresa sus sentimientos a raíz de la discriminación y pobreza que lo acompañan y acompañarán por siempre. ni transmite a sus . nunca lo dice o tal vez lo dice infinitamente y no lo entendemos. La muerte de Martín Fierro no se condice con los cantos precedentes. mi imaginación hubiera enfocado otro punto de vista. Hay una hora de la tarde en que la llanura está por decir algo. Martín Fierro oyó el odio. el negro parecía vigilar su agonía laboriosa. o lo entendemos pero es intraducible como una música… Desde su catre. caminando a la par. se detuvieron y el forastero se quitó las espuelas.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 15 Se alejaron un trecho de las casas. amagó un hachazo a la cara y se tendió en una puñalada profunda. Después vino otra que el pulpero no alcanzó a precisar y Fierro no se levantó. La alteración del final que usted propone con su relato. De pronto se miraron. perdió pie. me parecería prudente hacerle también una crítica a su acción. Mejor dicho era el otro: no tenía destino sobre la tierra y había matado a un hombre. Inmóvil. obras de teatro. sin mirar para atrás. sino como él desea expresarlo.

los que serán juzgados no según un canon escatológico. nociones últimas de la cosmogonía. Ya Zoroastro había enunciado en uno de sus oráculos: El número tres por doquier reina en el universo y la Mónada es su principio. es evidente aquí la reminiscencia de la tríada de Pitágoras. y aquí escuchamos llanto que delata vida naciente. el canto de la tierra y el de la noche nos introducen en el microcosmos. de mostrar su punto de vista e interpretación acerca de la misma. Martín Fierro responde dándonos en sus estrofas la clave de la bóveda. pues entonces le recomendaría no sólo cambiar el final. con todos sus bienes y males. (…) Aunque la enumeración de las tres grandes unidades. Afectuosamente. la manzana de Adán y Eva. instancia secular lectores las sensaciones del resto de los cantos. iniciando el proceso creador de la historia. como pecado. sino que Dios. Proceso centrado en el hombre. es lo que andaba en boca de anónimos rapsodas pampeanos.com. el Uno. en lo individual y. le da también la razón por la cual éste.ar/2008/07/carta-de-jos-hernndez-borges-tras-leer. que versan sobre LA CANTIDAD. LA MEDIDA.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 16 ANEXO I: LA MIRADA DE UN FILÓSOFO SOBRE EL MISMO TEMA Lo que el MORENO. el canto del cielo y el mar nos abren una perspectiva sobre el macrocosmos y estamos frente a la acción de los elementos. de no resultarle esto muy difícil. gemir elegíaco y el lamento perdido en la noche. la manzana de Newton. éste no es medida de todas las cosas. por medio de su alma. pero evaluados con medida humana y a imagen de los actos humanos. como nos dice el pitagórico Filolao. mundo y luna es caprichosa. A las preguntas del Moreno. toda la historia. proveniente de no se sabe qué humano trance o dolor. sol. científico e histórico. a saber. participa de la razón última del Uno". en un juicio final como acabamiento de la historia. sino. EL PESO es interpretado en su doble sentido. En cambio. Si era real su necesidad de mostrar su pretensión de que la historia tomara otro camino. su crítico: JOSÉ HERNÁNDEZ http://citasincomillas. como en el enunciado protagórico. ante el tribunal universal.(…) Aunque LA MEDIDA es invención del hombre.html . EL PESO Y EL TIEMPO. como gravitación. los que habían recogido por tradición el relato de la cosmogonía gaucha. Aquí. que ocasionó la pérdida de todos los paraísos que en el mundo fueron. mide la vida del hombre porque. en lo colectivo. puesto que vierte luz trascendente acerca de los supremos cánones cosmogónicos. y no eran simplemente ganas de criticar las que arrastraron su acción.blogspot. y también como caída. respondiendo a las preguntas de Martín Fierro canta. "con su esencia. sobre cuya base éste formula la ley de lo ternario cósmico como piedra angular de su cosmogonía. sino en el recinto de la propia conciencia. es decir sobre partes esenciales. con sus correspondientes signos.

que por las intenciones del Moreno casi deriva en pendencia. Es sabido que. El mito gaucho. de la rueda cósmica están constituidos por las ansias y esperanzas humanas siempre renovadas. . falleció por propia determinación el 12 de setiembre de 1877. siendo sus restos inhumados en el cementerio de la RECOLETA. y Dolores. sino incluso de su consciente aceptación. Martín Fierro y el hombre argentino. a quien se considera fundador del partido de AYACUCHO. chacras en Quilmes y varias fincas en Bs. 3 DON JOSÉ ZOILO MIGUENS. tiene ya. Allí lo llamo Querido Amigo. Ediciones Cruz del Sur. Lo que está siempre "por venir" no se pierde en una dimensión rectilínea. es decir ante una indudable resonancia oriental en la cosmogonía gaucha. frente a la total naturaleza. que (para) el hombre argentino.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 17 representada por la historia universal. en número infinito. son absorbidos por éste en su unidad inmutable. establece. y de la certeza de que el destino puede modificarse por obra del querer del hombre. ANEXO II : CARTA DEL JOSE HERNANDEZ A DON JOSÉ ZOILO MIGUENS3 Querido amigo: Al fin me he decidido a que mi pobre "MARTÍN FIERRO".. los rayos. su supremacía. Martín Fierro. con exactitud. el tiempo se temporaliza desde el futuro. fue un hacendado y político de Buenos Aires. cree descubrir en el curso de los astros un signo de esa potencia que gravita sobre él y resignadamente la acepta. este le dedico la primera edición de su obra inmortal. En ambas se trata no sólo de un acatamiento resignado al destino. salga a conocer el mundo. MIGUENS SE HIZO CARGO DE LA PRIMERA TIRADA DE LA GRAN OBRA. no obstante. y está inmanente en su hoy. para Martín Fierro. ya que éste con la potencia de su voluntad puede situarse fuera de la acción de los elementos naturales y enfrentarlos para afirmar. LA PAYADA ESPECULATIVA. un nexo con su pasado inmediato. De modo que este futuro. mirando al cielo de sus noches. siente el destino como una potencia operante en la vida humana. Ayacucho y Arenales. Hijo de Juan L Miguens y de doña Juana Arvide. convergen y se integran en el todo. llega a su fin con la pregunta decisiva que. Vinculado al campo poseyó tierras en Azul. fiel al KARMA PAMPEANO. sino que gira continuamente en torno del eje de la "rueda" que es el tiempo. en tanto éste es expectativa vital y existencial de lo que ya se encuentra en gestación.. acerca del ORIGEN DEL TIEMPO. (…) La referencia a la rueda como imagen del tiempo nos coloca directamente ante el símbolo cósmico del budismo. en medio de la intemperie de la pampa. pero que. para Buda. aquél formula a Martín Fierro. podemos decir. como lo enuncia el conocido apotegma de Hegel: “la historia universal es el juicio final". Militó Miguens en el partido autonomista siendo electo senador en 1874. en un proceso henchido siempre de novedad. ASTRADA Carlos (1948). (…)En el sentido de esta distinción. que me ha ayudado algunos momentos a alejar al fastidio de la vida del hotel. También el karma pampeano tiene profundas notas de semejanza con el karma búdico. como futuro viviente. y allá va acogido al amparo de su nombre. Yo lleve un moro de número / sobresaliente el matucho / con el gané en Ayacucho / más plata que agua bendita / siempre el gaucho necesita / un pingo pa fiarle un pucho. Allí se mencionan estos pagos. Buenos Aires. que se aleja del impulso del punto de partida. de realidad inédita. caminos de vida que se cortan y entrecruzan.. Así. con su ayer. As. Amigo intimo de José Hernandez. Se cree como muy probable dada su generosidad.

y de mejor éxito. Me he esforzado. por alto. que el gaucho usa sin conocer y sin valorar. tan erróneamente juzgado muchas veces. y Ud. con todas las imperfecciones de forma que el arte tiene todavía entre ellos. gusta mucho de ellos. y esa indolencia que le es habitual. de aventuras y de agitaciones constantes. espero. tan poco conocido por lo mismo que es difícil estudiarlo. Es un pobre gaucho. ese conjunto que constituye el cuadro de su fisonomía moral. en las que no existe siempre una sucesión lógica. hasta llegar a constituir una de las condiciones de su espíritu. en dibujar el orden de sus impresiones y de sus afectos. mi amigo. pero no se me puede hacer un cargo por el deseo sino por no haberlo conseguido. ni son de la predilección del público. sus desencantos. siquiera sea porque MARTÍN FIERRO no va de la ciudad a referir a sus compañeros lo que ha visto y admirado en un 25 de Mayo u otra función semejante. al paso que avanzan las conquistas de la civilización. ni Ud. pues ni MARTÍN FIERRO exige más. ni se avienen con el carácter de Su verdadero amigo JOSÉ HERNÁNDEZ BUENOS AIRES. pero mi objeto ha sido dibujar a grandes rasgos. aprende en la misma naturaleza.LITERATURA Y PENSAMIENTO MARTIN FIERRO YEL CONTRAPUNTO 18 No le niegue su protección. sus vicios y sus virtudes. Y con lo dicho basta para preámbulo. de pensar y de expresarse. aunque fielmente. sino que cuenta sus trabajos. hijos de una naturaleza que la educación no ha pulido y suavizado. dotándolo con todos los juegos de su imaginación llena de imágenes y de colorido. los azares de su vida de gaucho. como en Fausto y varias otras. en retratar. sus costumbres. Una palabra más. a primera vista. de inseguridad. referencias algunas de las cuales. sin presumir haberlo conseguido. Ud. y los accidentes de su existencia llena de peligros. de inquietudes. sus hábitos de vida. lo más fielmente que me fuera posible. y con todos los impulsos y arrebatos. Páselos Ud. va perdiéndose casi por completo. Cuantos conozcan con propiedad el original podrán juzgar si hay o no semejanza en la copia. como se halla autorizado por el uso en este género de composiciones. pues no pocos se encuentran allí como copia o imitación de los que lo son realmente. y con toda la falta de enlace en sus ideas. puedan parecerlo. revelándose en ellas esa especie de filosofía propia que. ese tipo original de nuestras pampas. si sólo me hubiera propuesto hacer reír a costa de su ignorancia. DICIEMBRE DE 1872. en fin. son de mucho mérito ciertamente. que conoce bien todos los abusos y todas las desgracias de que es víctima esa clase desheredada de nuestro país. con todos los arranques de su altivez. y su empleo constante de comparaciones tan extrañas como frecuentes. sus trabajos. que Ud. Y he deseado todo esto. empeñándome en imitar ese estilo abundante en metáforas. . en respetar la superstición y sus preocupaciones. Quizá la empresa habría sido para mí más fácil. en presentar un tipo que personificara el carácter de nuestros gauchos. sus desgracias. destinada a disculpar sus defectos. con todas sus especialidades propias. lo juzgará con benignidad. producidos por su misma condición social. que él encubre y disimula estudiosamente. en copiar sus reflexiones con el sello de la originalidad que las distingue y el tinte sombrío de que jamás carecen. y que. inmoderados hasta el crimen. Sin duda que todo esto ha sido demasiado desear para tan pocas páginas. que les es peculiar. nacidas y fomentadas por su misma ignorancia. Por lo demás. descubriéndose frecuentemente entre ellas apenas una relación oculta y remota. concentrando el modo de ser. no desconoce que el asunto es más difícil de lo que muchos se lo imaginarán. porque quizá no lo sean todos los que. su índole. sin estudiar. de sentir.