PROSPECTIVA, TOMA DE DECISIONES Y GESTIÓN DE LAS ORGANIZACIONES (PARA QUÉ SIRVE LA PROSPECTIVA) En las líneas que siguen se analiza

la relación de reciprocidad entre la prospectiva y los procesos de toma de decisiones en las organizaciones complejas a que conduce el contexto actual, caracterizado por el cambio, sumamente dinámico y competitivo en lo económico y plagado de interactividad y complejidad en lo social. Este contexto, que está siendo configurado (porque no se puede entender como algo estático) por procesos como la globalización económica, la continua revolución tecnológica y el crecimiento poblacional, es el caldo de cultivo que, por un lado, ha exacerbado la importancia, trascendencia y complejidad de los procesos decisorios y, en consecuencia y por otro, ha originado la necesidad de anticipación a que trata de hacer frente la prospectiva. Del vínculo entre ambos aspectos (prospectiva y toma de decisiones), de cómo cada uno de ellos alimenta y da sentido al otro, tratan las líneas que siguen. Aunque, como ya se ha observado en páginas anteriores, el interés humano por conocer el futuro data de tiempos inmemoriales, se puede afirmar con rotundidad que la necesidad de referentes en la toma de decisiones ha sido el factor que ha propiciado la aparición de la prospectiva, como área de conocimiento científico, su consolidación como instrumento orientativo de obligada consideración, y me atrevo a decir que la convertirá en un arma decisora de primer orden en un futuro próximo. Se trata pues de, sobre la base de la confluencia de la reflexión prospectiva con la vertiente más instrumental de la investigación social, intentar, en primer lugar, descubrir y describir los puentes que llevan de la toma de decisiones, como eje-director de las organizaciones humanas, a la necesidad (o conveniencia) de anticipación prospectiva. En segundo lugar, se trata de analizar la dimensión instrumental de la investigación sobre el futuro, su utilidad para entender, prever y facilitar el control de los procesos de cambio social (en relación con procesos de cambio económico y tecnológico) a través de los mecanismos de gestión. 1. La prospectiva como instrumento de reducción de la incertidumbre 1.1. TOMA DE DECISIONES Y GESTIÓN La toma de decisiones es un proceso al que continuamente nos vemos abocados todos los seres humanos a lo largo de nuestra vida. Cada uno de nosotros se halla continuamente en la tesitura de tener que elegir entre varias opciones. Esto, el decidir, el tener que optar en cada momento entre varias alternativas posibles; 1 la «selección concienzuda de una línea de acción de entre las alternativas disponibles, teniendo en cuenta la disposición de, usualmente, recursos limitados, y con el ánimo de conseguir algún resultado deseado», 2 implica un ejercicio de responsabilidad por sí mismo. Obviamente, la responsabilidad en la toma de decisiones será tanto mayor cuanto más grande y amplio sea el grupo social al que en última instancia pueda afectar. De ahí que las organizaciones, espoleadas por la evolución y

competitividad de las sociedades modernas, incrementen cada día el interés y la necesidad por disponer de procesos de decisión que conduzcan a soluciones eficaces. 3 El enorme dinamismo (propiciado por la competitividad que imprime la globalización económica) e interactividad (generada por las continuas innovaciones tecnológicas) que caracterizan a la sociedad y economía actuales, hacen que la toma de una decisión tenga una repercusión cada vez mayor y más extendida sobre el entorno del sujeto y/o la organización responsables de la misma. Ello conlleva, paralela e indefectiblemente, un incremento progresivo de la responsabilidad en la toma de decisiones organizacional: cada vez más, la responsabilidad en las organizaciones escapa del limitado y cercano ámbito privado para trascender a niveles más amplios y adquirir un carácter social. Esto es así hasta el punto de que algunos analistas, como Peter Drucker, ya empiezan a hablar del concepto de responsabilidad como el principio que, en detrimento del concepto de poder (que vertebraba desde Platón y Aristóteles la teoría social y política), habrá de informar y organizar la sociedad del futuro (¿la del presente?); la que el propio Drucker denomina sociedad poscapistalista (también sociedad de las organizaciones, sociedad del saber y sociedad del conocimiento), y otros han denominado sociedad postindustrial, sociedad interactiva, sociedad del saber, sociedad de la información e incluso sociedad de la inteligencia. La catarata de apelativos que intenta definir la sociedad que habrá de sustituir a la sociedad de consumo industrial capitalista sugiere que, aunque las tendencias que contextualizan la transición (las tratadas en el apartado anterior) parecen estar definidas, tal vez caminemos hacia una sociedad en continuo cambio que se resista a permanecer estática (con unos rasgos definidos) el suficiente tiempo como para ser bautizada, a lo que podríamos denominar sociedad transitiva. Este entorno tan cambiante, tan sumamente dinámico, dificulta la toma de decisiones, y actúa acentuando la responsabilidad intrínseca a ésta. De ahí que el proceso de toma de decisiones sea trascendental para todas aquellas personas cuya actividad, en cualquier lugar y ámbito profesional, afecte, en mayor o menor medida, al destino de una organización; y cuando digo destino quiero decir al futuro de sus recursos, de su educación, de su trabajo, de su tiempo libre, de su identidad cultural, de su convivencia, y de todo aquello que pueda ser determinante del porvenir de la organización. Esto es así porque la toma de decisiones «es fundamental para el comportamiento del organismo y la organización (dado que) ofrece los medios para el control y permite la coherencia en los sistemas (que regulan y permiten el funcionamiento de la propia organización)» y, por tanto, es un ejercicio de responsabilidad para los dirigentes (líderes o gestores), los encargados de la toma de decisiones, como responsables del destino de la organización. Es, por tanto, la toma de decisiones una actividad trascendental para todas aquellas personas inmersas en tareas de management (gestión/administración) organizacional; no en vano se puede considerar la adopción de decisiones no ya como una actividad principal, puesto que se encuentra presente en todas y cada una de las funciones de gestión, sino como la propia esencia del management, e incluso su sinónimo. Son actividades de management organizacional tanto la gestión político-administrativa, dentro del ámbito público, como la gestión empresarial, dentro del ámbito privado. Ambos son terrenos abonados para el ejercicio de responsabilidades, puesto que la participación activa en

no sólo puede implicar —si se yerra en la elección— un coste directo (subsanable). como un punto de partida hacia el futuro. Por tanto. La responsabilidad inherente a la toma de decisiones se ve acrecentada por el hecho de que la decisión. 2) La correcta utilización de una serie de potencialidades y recursos (el grado de eficiencia en la gestión). y puesto que se puede considerar la toma de una decisión como el «corte» (la palabra «decisión» deriva del latín decido. la toma de decisiones es. limitando su visión de futuro al corto plazo. Esta actitud llevaría indefectiblemente a la pérdida del control de las decisiones y a una reducción drástica de los márgenes de maniobra. satisfacer una demanda/necesidad o no. del colectivo humano que conforma o al que atañe dicha organización. LO DETERMINANTE DE LA ACTITUD HACIA EL FUTURO Ahora bien. y en mayor o menor medida. etc. tanto en el ámbito público como en el privado. en consecuencia. un instrumento de obligada concurrencia para la resolución de problemas y el eje de la gestión del cambio. Si la toma de decisiones es considerada como una oportunidad de cambio y mejora respecto de la situación de origen. ser competitivo o no. al conllevar la elección de una alternativa de entre varias posibles. sino que siempre genera un coste indirecto: el coste de oportunidad (no subsanable). respectivamente). Aunque podríamos hablar de dos clases distintas de responsabilidad por la vía de acceso al puesto decisorio (elección pública / capacidad profesional. alcanzar un acuerdo de paz o iniciar/continuar un conflicto bélico. acertar o errar en la toma de decisiones conllevará. recibir una subvención o que ésta sea denegada. no necesariamente ha de estar reñida con otros aspectos fundamentales en la . asumir que los resultados de estos procesos repercutirán con total certeza. en cada caso. Es decir. en que de la resolución final que adopte el sujeto decisor dependerán.2.cualquiera de los dos implica el entrar obligadamente en procesos de toma de decisiones y. tanto en un ámbito como en otro y tal y como se apuntaba al principio de estas líneas. tanto en el ámbito de la empresa pública como de la privada. Este riesgo implica la existencia de un coste de oportunidad: si en la toma de decisiones se elige una opción se deja de ganar lo que podría haberse obtenido de haber elegido cualquiera de las restantes». la enorme responsabilidad que puede llegar a entrañar la toma de una decisión no necesariamente ha de implicar un bloqueo psicológico del sujeto decisor que le lleve a anclarse en posiciones presentes y «verlas venir». al menos: 1) Su propia continuidad al frente de la gestión de la organización (en virtud de la eficacia en la consecución de objetivos). seguir al frente de la gestión municipal o pasar a la oposición. la asunción de este riesgo de errar. «cortar») entre el pasado y el futuro. el origen de los recursos que se manejan (públicos/privados). «la toma de una decisión implica. sobre un colectivo humano. 3) En última instancia. al inmediatismo. el futuro inmediato de la organización por él gestionada y por ende. El ejercicio de responsabilidad estriba. 1. y los fines últimos (optimización de los recursos disponibles / desarrollo social y/u obtención de beneficios). continuar con la empresa o cerrarla.

habla César Martín-Iñíguez de inactivismo. como la creatividad y la innovación (que evidentemente entrañan riesgo. Por tanto. definiendo de forma más detallada estas actitudes de las organizaciones cara al futuro asociadas a la toma de decisiones. extremadamente conservadora. obviando las oportunidades. y toma las decisiones a remolque de las situaciones. nunca anticipatorio. la opinión extendida entre gran parte de los analistas y consultores empresariales más lúcidos y experimentados de la actualidad. y/o convertirse en una entidad obsoleta e ineficaz. de una manera muy simplista y gráfica. la toma de decisiones es considerada más un problema (por la actitud reacia a su ejercicio) que una oportunidad de cambio y mejora. que de no hacer algo que debería hacerse (error de omisión). preactivismo e interactivismo respectivamente. de adaptarse y de transformarse permanentemente y de manera más rápida que sus competidores. que es una de las funciones administrativas fundamentales y que consiste. Evidentemente. la del bombero (reactividad). el mecanismo que regula su funcionamiento es totalmente adaptativo a posteriori. En este sentido. y se halla a expensas del devenir de los acontecimientos. En el mismo sentido. Su visión de futuro es nula. lo cual puede perjudicar ya de origen la efectividad resolutiva de la misma. en «un proceso racional de toma de decisiones donde se requiere seleccionar el curso de acción futuro adecuado de entre los alternativos». en un entorno extremadamente cambiante y competitivo. apunta una ligazón cada vez mayor entre el proceso de toma de decisiones y otros procesos abiertos y creativos de gestión. tienen mucho más miedo de hacer algo que no se necesita hacer (error de comisión). no en vano esta actitud se ve directamente reflejada en la planificación estratégica. el rigor en la toma de decisiones no ha de implicar necesariamente la adopción de posturas inmovilistas o conservadoras. tienden a reaccionar —si es que reaccionan— solamente ante las amenazas serias e inevitables. Muy al contrario. En este caso. Por ende.gestión. siguiendo la técnica del avestruz. . previsiblemente serán las organizaciones capaces de anticipar. y está continuamente a expensas de cambios imprevistos. pueden identificarse cuatro actitudes tipo en los dirigentes: la de la avestruz (pasividad). y desaparecer en la vorágine del cambio. las que destacarán y/o sobrevivirán al paso del tiempo. La interconexión entre ambos factores. En consecuencia. actitud hacia el futuro y toma de decisiones. la actitud hacia el futuro del sujeto decisor es determinante para el éxito en la gestión organizacional al estar directamente vinculada a los procesos de toma de decisiones. Con base a ambos planteamientos tenemos que: —Una organización que practica el inactivismo es aquella cuyos dirigentes. este tipo de organización es inmovilista. en definitiva. la del asegurador (preactividad) y la del conspirador (proactividad)». No controla su propio futuro. así como la importante cantidad de publicaciones recientes que relacionan la gestión con creatividad e innovación. se prevé como un factor condicionante en la gestión organizacional hasta tal punto que. pero proyectan a la empresa hacia el futuro). reactivismo. basados en un elevado conocimiento de la realidad presente pero con la mirada puesta en el futuro. Dice Michel Godet que «frente al futuro. La responsabilidad y el miedo a errar no tienen por qué ser elementos de bloqueo en la toma de decisiones. es un tipo de organización poco competitiva y tiene todas las cartas para perder posiciones frente a la competencia.

está abstrayéndose de una realidad sumamente competitiva. se ve claramente ejemplificada en la actitud de la OPEP en la década de los setenta y de los ochenta. dice Martín-Iñíguez. una actitud conservadora. a los que están teniendo lugar. se busca «corregir la ruta sin por ello abandonar el rumbo»: sacar provecho a los cambios sin cuestionar la lógica.. así como tampoco a la planificación. Busca. acomodaticia y adaptativa. cuando aumentó el precio del petróleo sin contar con un plan de acción adecuado. que ha de responder a las necesidades de los ciudadanos justo cuando éstas hacen acto de aparición. que los produce. y nunca después porque las necesidades aquí (al igual que en la empresa privada las oportunidades y condiciones de mercado) surgen y varían de una manera continuada. concluye Martín-Iñíguez. Es decir.Esta forma de actuar. amoldarse a las situaciones. por no atender a la demanda en la forma y momento requeridos. Es decir. La empresa que practica el inactivismo. buscando bien minimizar los efectos negativos que los cambios futuros puedan tener sobre la organización. en cierta medida y con una cierta fiabilidad. Es una visión determinista del devenir. Se trata . recurriendo a remedios y parches que adecuen el funcionamiento de la organización a los cambios habidos ya. limita el margen de maniobra en la toma de decisiones. Aunque no es una postura inmovilista como la anterior. obviamente. Esta actitud reactiva. se intenta no sólo adaptar la organización a los cambios. Ir «a remolque» de la situación. social. Es. —Una organización que practica el preactivismo está atenta a los procesos y tendencias emergentes que pueden configurar el futuro. así como que. por tanto. —Una organización que practica el reactivismo se caracteriza por tener unos dirigentes que toman decisiones única y exclusivamente en función de los sucesos pasados y presentes. y.. al no tener visión estratégica. e inaceptable en la gestión de la Administración pública. deja a la organización en una posición a la expectativa de lo que ocurra. A diferencia del caso anterior. que poco beneficia a la propia organización a largo plazo. lo cual limita indudablemente sus posibilidades futuras en un contexto tan dinámico y competitivo como el actual. por lo cual en junio de 1993 se vendía el petróleo más barato que en 1972. como mucho. Este ejemplo. ya que no da cabida a la creatividad ni a la innovación. aunque se parte de que la realidad (económica. la actitud del bombero «apaga fuegos». sino imaginar las respuestas de nuestros adversarios». Intenta identificarlos y comprenderlos a fin de determinar los posibles peligros y oportunidades que vayan implícitos en ellos. El dirigente de una organización de este tipo considera que el futuro es consecuencia directa del pasado y del presente. provoca tanto en la Administración pública como en la empresa privada. con el objetivo último de obviar los efectos negativos que sobre la organización pudieran tener y/o aprovechar las potencialidades latentes. se intenta siempre optimizar la información disponible. dado que la orienta totalmente a la reacción ante sucesos y nunca a la consecución de expectativas. no es una actitud meramente adaptativa. sino aprovechar al máximo lo que de positivo pueda tener el conocimiento de éstos. lo cual aumenta notablemente la probabilidad de que el tiempo y la competencia la conduzcan al fracaso. es predecible probabilísticamente. que lleva a que la toma de decisiones en estos casos se haga desde una mentalidad reformista. nos muestra que «no solamente debemos prever el efecto de nuestras decisiones. el coste de oportunidad en ambos casos puede ser enorme. el sistema de relaciones.) circundante no se puede cambiar. bien maximizar los efectos positivos que pudieran tener las potencialidades emergentes. desatender demandas sociales (incluida la correcta gestión del patrimonio público) y desaprovechar oportunidades respectivamente. Es una postura impropia de empresas que se pretenden líderes de mercado.

conduce a la acción. tratan de diseñar la implementación de una decisión como un experimento que prueba su efectividad y la del proceso por el cual se logró». 30 como Bill Gates (Microsoft). que la capacidad de las distintas organizaciones para encarar las adversidades estará entrechamente unida a los beneficios que proporciona la decisión manifiesta de identificar y expresar por escrito una declaración de su “credo” personal y objetivos *. sus fines teleológicos. como Apple. La toma de decisiones aquí está enormemente influenciada por esta visión: no se busca la reforma. la actitud hacia el futuro de la organización determina. intenta prepararse para mejor afrontar su ocurrencia. y valga la redundancia. «tratan de sustituir la experiencia por los experimentos siempre que sea posible.de una postura realista que valora más la capacidad de adaptación y el trabajo diario y metódico que la «visión de futuro». 29 o con líderes o gestores «visionarios». .. la creatividad y la imaginación superan en este caso al racionalismo o la lógica impuesta por la situación real. Ford. y a partir de los datos obtenidos en una encuesta realizada a directivos de grupos punteros como General Electric. de una visión normativa del futuro. y ello porque condiciona el propio futuro de la organización al determinar las acciones presentes. Apple. CONTRA LA INCERTIDUMBRE. y que cuenta con muchos adeptos en el ámbito de la gestión organizacional: 27 «desde el ex presidente George Bush hasta Lou Gerstner de IBM. Los sujetos decisores. Walt Disney y American Express. una amplia variedad de líderes ha declarado no sentirse cómodo con “eso de la visión”». verdaderos gurús de la gestión empresarial. sino provocarlos. coincidiendo con los ya citados Hamel y Prahalad. intenta crear nuevas oportunidades. de que éste no es una mera consecuencia o extrapolación del pasado y el presente. las empresas sin visión no tienen ninguna posibilidad de crear su futuro. Por ello. sin duda. los dirigentes y gestores. sino la «revolución». sólo pueden reaccionar ante él».. Esta perspectiva obvia lo evidente y busca nuevos derroteros. porque se ve reflejada en ella. 28 Digamos que es una actitud previsora.+ la conclusión no puede ser más tajante. Por tanto. —Una organización que practica el proactivismo (o interactivismo) no permanece ajena a los cambios. Los directivos consultados en la encuesta manejada por Collins y Porras coinciden en asociar su éxito a la existencia de una visión de futuro materializada en una «filosofía orientadora» e «imagen tangible» de valores sólidos y metas reales predefinidos. a través de ésta. Se trata. influyendo en el análisis de información que precede a la toma de decisiones y que. Algunos analistas como James Collins y Jerry I. Porras. Xerox o los miembros del consorcio General Magic. Akio Morita (Sony). puesto que aunque admite la inexorabilidad de los hechos. INFORMACIÓN La actitud hacia el futuro ciertamente resume la filosofía de la organización. entendida como referencia a seguir.3. Es una organización «visionaria». tampoco evoluciona en función de éstos adaptándose. Obviamente. es una postura radical que intenta desligarse del consejo de la experiencia y no adelantarse a los acontecimientos. 1. sin duda. insisten en la importancia de la visión normativa en las organizaciones del futuro: «en los próximos años observaremos. o Ray Smith (Bell Atlantic). ni tan siquiera se limita a explotar las oportunidades que puedan haber en su seno. basándose en la convicción de que existe la posibilidad de construir el futuro. el tipo de información manejada por el equipo de gestión de la propia organización así como el uso que de ésta se hace en los procesos decisorios.

cuanto más conservadora sea la actitud de la organización o del sujeto decisor. que es donde se hallan las oportunidades y expectativas. que la primera. proporcionado por una mayor cantidad de información. adopten una actitud preactiva y/o proactivo-interactiva. aunque también se conforme con la información convencional y de fácil acceso y lectura. tendrán más probabilidad de no quedar obsoletas por ineficaces (caso de la Administración pública) ni ser anuladas por la competencia (caso de la empresa privada) en un entorno tan cambiante y competitivo como el que nos hallamos inmersos. Esta actitud dinámica y activa implica no conformarse con disponer de información confirmatoria (pasado/presente) sino buscar información orientativa (futuro). pues. la mejor forma de pensar en la información es en cualquier cosa (hechos. Así. ciclos y posibles sucesos emergentes que conducen al futuro.. El buscar información sobre el futuro. permaneciendo ojo avizor de las evoluciones de los indicadores que les puedan interesar (competencia. estar seguro (sobre la base de una certidumbre subjetiva) podría conducir a un curso de acción decididamente equivocado.). con una mentalidad anticipatoria. pero nunca pretenderán tener información anticipatoria de lo que va a. opiniones) que cambie el grado de incertidumbre en situaciones de toma de decisiones». ocurrir a corto. más reacio se mostrará éste a tomar en consideración información no confirmada por el tiempo (visiones. proyecciones. a priori. y que permite adivinar un futuro cargado de incertidumbre. y superar a sus competidores. las que tratan de aprovechar las oportunidades latentes (subyacentes en las tendencias) o crear nuevas oportunidades respectivamente. La prospectiva resulta. no resulta descabellado pensar que tan sólo las organizaciones flexibles y que adopten una actitud abierta en la gestión y orientada hacia el futuro. o puede. ¿para qué molestarse en obtenerla? Una organización «reactiva». A diferencia de lo que ocurrre en otro tipo de organizaciones. [. lejos de resultar negativo es sumamente positivo puesto que «la información que confunde así como la que confirma es útil para los que toman decisiones. sería un esfuerzo (de recursos y tiempo) en balde: puesto que no va a usar dicha información en búsqueda de oportunidades.. Por ello buscarán tener información fresca. aun cuando tenga un carácter anticipatorio y por tanto orientativo. con el fin de actuar conforme éstos vayan teniendo lugar. Tan sólo las organizaciones «preactivas» e «interactivas». dado que tan sólo utiliza información confirmada por el tiempo (datos sobre el pasado o el presente) estará más atenta a los sucesos concurrentes. sino que perseguirán disponer de información sobre las tendencias. puesto que ofrece una «lectura» distinta de la realidad . aun cuando ésta no goce de la misma credibilidad (fundamentada en la ocurrencia comprobada de los sucesos). medio o largo plazo. 33 Las organizaciones que. no intentará obtener información adicional dado que. una organización con una actitud «inactiva» previsiblemente se conformará con la información que le llega del entorno inmediato.] Por tanto.. sus gestores estarán alerta. sobrevivir al correr de los tiempos. con objeto de orientar los procesos de toma de decisiones. predicciones. que les permitirá tener mayores posibilidades de. por su actitud inmovilista. dispondrán de un horizonte mayor. buscarán disponer de la mayor cantidad de información posible. Y no se limitarán a lo obvio de la información basada en sucesos pasados y/o presentes. de última hora. cuanto menos. y cualquier otro tipo de anticipación) cara a la toma de decisiones. un instrumento idóneo para orientar la toma de decisiones organizacional. Como se ha comentado en páginas anteriores. a la expectativa de acontecimientos que puedan variar el contexto en el que se mueven y mover sus piezas en consecuencia. etc. y en base a este presupuesto..

También se corresponde con la propia vocación instrumental. no escapan a esta visión «utilitarista». ha de ser lo suficientemente consistente y riguroso (científicamente hablando) como para que los sujetos decisores le presten atención. «una investigación sobre el futuro que no tenga ningún tipo de impacto directo o indirecto sobre el desarrollo social es totalmente inútil y no puede ser realmente llamada un estudio del futuro». 2. puede ser un instrumento idóneo. y aun considerando el sesgo relativo que la caracteriza. por llamarla de alguna manera. VOCACIÓN INSTRUMENTAL Líneas atrás se hacía referencia a lo estéril de todos aquellos estudios o investigaciones abordados desde las ciencias sociales que no contribuyesen de alguna forma al desarrollo social. sino complementaria a otras que se puedan hacer. como complemento informacional. La dimensión social de la prospectiva 2. por el carácter relativo que le proporciona trabajar con expectativas. Es decir. sino un mapa (que ordena las alternativas y permite vislumbrarlas y contrastarlas): no trata de predecir los eventos. No es una panacea milagrosa. La prospectiva. Esta lectura orientada al futuro. aquel comentario se correspondía con una interpretación manifiestamente aplicada e instrumental del quehacer del investigador. probable y deseable) ocurrencia de éstos. en tanto en cuanto facilita la anticipación. Con Eduard Pestel. y la prospectiva en particular. no es excluyente. ha de tener como objetivo incentivar el desarrollo promoviendo el cambio social.2. no indica el camino exacto hacia el futuro. y «hacer un mapa del futuro» que sirva de referencia. la lectura que puede proporcionar la prospectiva. Todo estudio prospectivo. y propone los idóneos. «el esfuerzo de un investigador sobre el futuro es en vano si es ignorado por los decisores políticos y económicos así como por los parlamentarios. Como bien arguye Mika Manermaa. de la prospectiva. Los estudios del futuro. el valor de un estudio sobre el futuro está determinado por su relevancia para el desarrollo social y político». no es una brújula (que diga por dónde ir). y no sólo eso. con todas las limitaciones que ello implica. FACTORES QUE ACONSEJAN EL USO DE LA PROSPECTIVA . Valga como colofón a esta reflexión la sumamente ilustrativa cita de Baufre: 2. por tanto. sino que muestra los caminos posibles. La prospectiva.1. insinúa los más probables. dentro de los estudios del futuro. es un instrumento científico. inherente a su carácter emancipatorio.presente y de los sucesos pasados que otras perspectivas analíticas más convencionales. análisis y comprensión de las tendencias (subyacentes o manifiestas) que pueda contener la información pasada y presente de que se dispone. en los procesos de toma de decisiones tomados en una situación de incertidumbre propiciada por un entorno en continuo cambio. además. sino proporcionar pistas acerca de la (posible. una lectura orientada al futuro y fundamentada en la identificación.

b)La elaboración de una base epistemológica homogénea. c) La definición de utilidades concretas y áreas de aplicación. El carácter holista de los estudios del futuro. y su no menos carácter multidisciplinar que hace de esta disciplina una lectura «horizontal» —o pluridimensional— de la realidad (al contrario de las disciplinas convencionales. mímimo a la incertidumbre y al azar. uno de los más reconocidos futuristas del mundo. que hacen una lectura «vertical» o unidimensional). en su caso. aunque tal vez irreductible. qué tipos de estudios del futuro se practican) y la ubicación de la prospectiva dentro de ellos. en no tener un rol definido. dejando un margen. Roy Amara. los estudios del futuro engloban todo tipo de estudios realizados por todo tipo de gente. 3) Permite la identificación de oportunidades y peligros potenciales. 2. Así. respecto a esta cuestión esgrime que: «el gran fallo estriba en no tener un objeto concreto. y ello indudablemente afecta no sólo a su credibilidad como disciplina científica sino también. mediante el análisis y estructuración de la información disponible y su articulación en escenarios posibles (los E j ) que sirvan de «mapa cognitivo» para el sujeto decisor.QUE ACONSEJAN EL USO DE LA PROSPECTIVA 1) Aumenta el grado de conocimiento sobre el presente y sobre el pasado. 2) Provee de referencias válidas acerca de cómo puede ser el futuro. hace más que necesario el abordar: a)La definición clara y concisa del campo de actuación de los estudios del futuro (qué son estudios del futuro. según Fritjof Capra. al tener una lectura horizontal.. d)La construcción de un corpus metodológico consistente. denunciada desde el propio seno de los estudios del futuro. complican ciertamente su aceptación y su aportación a los procesos de toma de decisiones cara al desarrollo social. 2) Limitaciones intrínsecas a) Sesgos intelectuales. con tal de que tengan que ver con el futuro». 37 7) Permite un mayor y mejor control de la gestión por parte del sujeto decisor.3.. FACTORES QUE LIMITAN EL USO DE LA PROSPECTIVA 1) Amplitud de objeto.] la mayor parte de las ciencias sociales son . 5) Es una ayuda inestimable en la definición. de probabilidades (objetivas y subjetivas) de ocurrencia de cada escenario. 4) Provee. Para empezar. en la que se configure una terminología coherente y comúnmente aceptada por la comunidad científica. consecuentemente. análisis y valoración de políticas y acciones alternativas (las a i ) a través de un análisis de impactos de cada una de ellas sobre E i que determine la posible ocurrencia de los E j .Es uno de los problemas centrales en los estudios del futuro. pretestado y comúnmente aceptado por la comunidad científica que ofrezca un catálogo completo de las técnicas y métodos de investigación que se pueden utilizar en el estudio del futuro. 6) Aumenta el grado de oportunidad — puesto que las detecta e indica cómo llegar a ellas— que puede existir en posturas alternativas a lo que falsamente pueden sugerir las tendencias como único e inevitable «destino». con lo cual heredan sus problemas. Es más. toman inevitablemente elementos de otras ciencias. discriminándolos respectivamente en escenarios deseables y no deseables para el sujeto decisor. paso previo requerido para abordar la definición de tendencias. los propios estudios del futuro. «la investigación sobre el futuro está basada teorías y análisis hechos en ramas tradicionales de la ciencia [. 38 Esta falta de concreción. a su efectividad.

aunque se necesite lo contrario. e imposibilita análisis globales en los que quizás puedan encontrarse soluciones a problemas concretos. Esta visión del corto plazo favorece la política de parches. incomunicación. b) Reduccionismo. caducidad de objetivos. y a la prospectiva en particular. parecen haber captado el mensaje. que es la propia sociedad o una parte de ella. la sociología goza de ventaja respecto a otras ciencias sociales más sectarias y reduccionistas. económico y político. Donella Meadows 42 y sus colegas. por su parte. «conceptuales» y «analíticas» en los estudios del futuro en general. sino con todas las ciencias sociales. Y ello no ocurre sólo con los estudios del futuro. lo cual conduce a una disminución de la racionalidad en las soluciones propuestas. En la competición por el cargo y el poder. La miopía acusada por los sujetos decisores en el horizonte temporal. etc. está reñida con este reduccionismo simplista que corre paralelo al problema de inmediatismo planteado anteriormente. 2) Se ha de hacer una separación lo más clara posible entre armas «valorativas». en muchos casos derivados a su vez de problemas estructurales: obsolescencia de procesos. 39 El carácter fragmentario y reduccionista de las ciencias sociales —«inexactas»— es un tema recurrente siempre que se compara a éstas con las ciencias exactas (que no tienen este tipo de problemas). con el fin de aportar una ayuda convincente a la toma de decisiones. y en la prospectiva en particular. puede ayudar a «repensar» todos aquellos procesos relativos al desarrollo social. también . lo cual los sume inevitablemente en una permanente miopía (no ven «de lejos»).fragmentarias y reduccionistas». c) Localismo. al menos a nivel multinacional. los que ellos consideraban su público ideal). hay una tendencia manifiesta a simplificar problemas complejos en el debate público. En la competición por el voto/confianza del votante/superior. En el campo de la gestión empresarial. en este sentido. de acotar la realidad objeto de estudio. incluso con las «oficiales»: De ello se pueden extraer al menos dos conclusiones: 1) Es necesaria la interdisciplinariedad para evitar escenarios parciales que lleven al equívoco. buena prueba de ello es la ingente literatura existente sobre la reingeniería de procesos (que aquí se ha incluido dentro de los estudios del futuro). 3) Actitud negativa de los sujetos decisores a) Plazos. encontraron que algunos futurólogos confesaban elaborar sus modelos no para el público en general ni los sujetos decisores. los sujetos decisores se centran en los problemas inmediatos. 43 La prospectiva. Y (4) la endogamia academicista (por ejemplo. a la que se ha hecho referencia antes. estudiando los modelos globales y los modeladores. y obedece claramente a la dificultad de conceptualizar y definir variables de análisis. que podría definirse como «el repensamiento fundamental y rediseño radical de los procesos de negocios para propiciar mejoras sustanciales en el rendimiento». La globalización de la economía y las nuevas tecnologías están configurando una nueva realidad sumamente compleja y competitiva en la que el pensamiento a largo plazo y la visión holística se hacen necesarios: hay que «repensar» las organizaciones y los procesos de toma de decisiones. inadaptación a las necesidades reales. La perspectiva holista que caracteriza a los estudios del futuro en general. mediante el análisis de tendencias y la determinación de escenarios alternativos. sino para otros modeladores.

CORRIENTE POSTINDUSTRIAL • Idea central. 3. Bajo esta perspectiva. a response to Global 2000. Las estructuras de toma de decisiones son esencialmente verticales. el desarrollo social depende del grado de desarrollo tecnológico. Nueva York.4. 1984. H. • Palabras clave. Optimista. es más. 3. Estaríamos hablando. Bella. Nueva York. Dada la competición por ser reconocidos (y aprobados). aunque tal vez demasiado literaria. En gran parte de las organizaciones. atribuidas aquí en este caso a los sujetos decisores. previsiblemente ante la complejidad (espacio) e incertidumbre (tiempo). Nueva York. Random House. de determinismo tecnológico: Cambio tecnológico ⇒ Cambio social • Método.2. The coming of post-industrial society: a venture in social forecasting. CORRIENTE NEOMALTHUSIANA . 1967. explícita o implícitamente (bad news is good news). El progreso tecnológico siempre comporta desarrollo económico y social. las redes de comunicación e información padecen una clase de arteriosclerosis burocrática que dificulta. The resourceful Earth.se hace extensiva a la dimensión del problema a abordar. Inducción a la reflexión respecto del futuro. 1980. pueden ser consideradas como una consecuencia de la propia relación entre las perspectivas del ser humano respecto de su percepción del espacio y el tiempo analizadas por Dennis Meadows y otros en Los límites del crecimiento. Wiener. Esta actitud es lo que la prospectiva pretende cambiar: el ser humano. Estas limitaciones. y especialmente los sujetos decisores —aquellos que tienen la responsabilidad de guiar los destinos de grupos sociales— han de cambiar su percepción del tiempo y el espacio. • Aportaciones. 1973. Kahn y A. • Actitud. que puede acelerarse y dominarse mediante la previsión y la planificación. Basic Books. The Year 2000. Future Shock. 1972. La tercera ola. modernización 3. Tecnología. Corrientes dentro de la prospectiva Se pueden distinguir al menos tres corrientes de pensamiento y acción bien definidas dentro de la prospectiva. todo ello relacionado también con el reduccionismo mencionado. con especial atención a las innovaciones tecnológicas. Toffler. el futuro sobreviene mediante el cambio tecnológico. y cada uno de los compartimentos de la cadena guarda celosamente sus competencias de incursiones de intrusos (de la propia organización). Kahn. A. Como se puede observar. El método de análisis empleado es la reflexión intelectual a partir de la Extrapolación de Tendencias. McMillan. 44 de donde se extrae la idea expresada gráficamente en la figura 3. tanto empresariales como de la Administración u otras. que se vislumbran más lejanos. las perspectivas de los seres humanos parecen diluirse. los sujetos decisores dan prioridad a la resolución de problemas micro (locales/nacionales) que a la resolución de problemas macro. • Obras de referencia. retarda e incluso puede llegar a impedir tomas de decisiones eficaces. Toffler. d) Verticalidad (compartimentos estancos).1. A. H. a medida que nos alejamos de nuestro punto de referencia espacio-temporal actual. A. pues. evitando la inmediatez. Esta corriente de pensamiento establece una relación directa entre progreso tecnológico y desarrollo económico y social.

El devenir se puede explicar por la sucesión de ciclos económicos. simulación. • Aportaciones. G. . Modelos matemáticos. Mediante el falsacionismo. técnica de simulación desarrollada por Jay Forrester. Interfuturs.• Idea central. Godet y otros. Club de Roma. gestión. Tanto los análisis de Forrester como los de Meadows mostraban un futuro más que incierto. Provocar un inmenso debate en la opinión pública acerca del futuro de la humanidad. 1980. Si no hay una intervención por parte de los gobernantes dirigida a regular las tendencias que conducen el mundo hacia el futuro (crecimiento exponencial / presión demográfica) y gestionar los recursos limitados. pareciendo nimios. 3. 1985. pueden tener consecuencias enormes: las bifurcaciones. Demain les crises. La evolución natural puede —y de hecho ocurre— verse alterada por contingencias imprevistas. J. caracterizado por una superpoblación y una sobreexplotación de los recursos naturales sin parangón en la historia. 1961). • Obras de referencia. Racionalista y pragmático: análisis de tendencias mediante la dinámica de sistemas. responsabilidad.. Meadows y otros. Crisis = Oportunidad de cambio • Método — Análisis de los ciclos económicos —Análisis de las Fuerzas de cambio ⇒ Actores individuales Fuerzas de inercia ⇒ Estructuras sociorganizativas —Análisis de la relación entre FC y FI: resistencia al cambio —Determinismo circular: Cambio tecnológico ⇒ Cambio económico ⇒ Cambio social • Actitud.. TEORÍA DE LOS CICLOS DE LARGA DURACIÓN • Idea central. porque genera un nuevo equilibrio). modelos de simulación. Crisis are opportunities. • Aportaciones. 1980. Los límites del crecimiento.4. Aportaciones metodológicas: dinámica de sistemas y el software World 3. Lesourne. • Método. OCDE. 1984. Barney. BIFURCACIONES Y CAOS • Idea central. • Obras de referencia. desde esta perspectiva por el intervencionismo (ingeniería social): Voluntad política ⇒ Intervencionismo ⇒ Cambio social • Método. 3. • Palabras clave. • Actitud. íd. 1978. M. Activa/adaptativa. que fluctúan de forma prácticamente simétrica a los económicos. De ahí que se inste a la intervención. Éstos van acompañados por otros ciclos tecnológicos. D. para corregir unas tendencias que se adivinan sumamente negativas. Informe al presidente de Estados Unidos. Ecología. aportación de posturas basadas en esta visión pero menos deterministas y más atentas a las bifurcaciones (escuela francesa). La fin des habitudes. Visión historicista de la evolución de la economía y las sociedades. Imagen del «efecto mariposa» (Lorenz. Global 2000.3. en los que se alternan períodos de recesión con otros de auge. por cambios debidos al azar o a la imprecisión en la medición de las condiciones iniciales que. 45 profesor de Management del Massachussets Institute of Technology (MIT) a principios de los años setenta y luego aplicado por Dennis Meadows en Los límites del crecimiento. Se aboga. teoría de las catástrofes. pues. éste será caótico. caótico. id. Estas bifurcaciones pueden llevar a un caos determinista (caos respecto de la situación inicial. población. determinista en sí mismo. control social. 1972. Pesimista. y donde el punto de inflexión se produce cada 25 años aproximadamente.

Zeeman. Prygogine. C. Catastrophe Theory. man’s new dialogue with nature. T. 1977. 1984. Chaos Management. Peters. I. R. 1989. Perspectiva de análisis totalmente abierta. Order out of Chaos.• Obras de referencia. Structural Stability and Morphogenesis. Thom. 1972. • Aportación. .

al hecho de tratarse de una ciencia social se le une la juventud del enfoque (aproximadamente medio siglo) y la dificultad adicional que implica su carácter holista y pluridisciplinar. El simple análisis de estos términos nos puede orientar acerca cuántos tipos de predicción pueden distinguirse cara a una clasificación terminológica que sirva de punto de partida en el camino de la comprensión y configuración de un aparato metodológico consistente. e independientemente del método utilizado o el objetivo pretendido. LA PROSPECTIVA) 1. predecir significa «anunciar por revelación.1). por tanto. como han apuntado diversos autores. ciencia o conjetura algo que ha de suceder». La tradición paracientífica pesa como una losa y es un obstáculo claro en la expansión de la disciplina. una realidad tanto cara a la investigación 3 como a la educación sobre el futuro. su reconocimiento científico y su aceptación en el mundo empresarial. Es decir. Como puede observarse en el cuadro 2. es . 1 En el caso concreto de los estudios del futuro. o al menos retarda. hace necesaria una correcta conceptualización y definición de la terminología científica a fin de no confundir el concepto científico con el concepto vulgar. LA IMPORTANCIA DE LA TERMINOLOGÍA Uno de los problemas fundamentales con los que se encuentra los estudios del futuro hoy día. pueden ser clasificadas como predicciones. podemos encontrar numerosos términos que hacen referencia a la predicción del futuro (véase el cuadro 2. HACIA UNA CONCEPTUALIZACIÓN UNIFORME Ciertamente existen diversas aproximaciones epistemológicas y metodológicas parciales en las que se trata de desbrozar la complicada maraña terminológica que envuelve los pies de los estudios del futuro. aún más perentorio. Si revisamos el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua. Una correcta conceptualización y definición de la terminología a utilizar es fundamental en cualquier disciplina científica. Como ya expuse en otro lugar. aspectos todos ellos que la convierten en un área de conocimiento mucho más compleja que el resto de las ciencias estándares. Según la RAE. en toda su complejidad. impidiéndole caminar con la facilidad que se quisiera. imprescindible y relevante: el que el objeto de estudio sea la realidad social. La necesidad de un desarrollo ontológico y epistemológico de los estudios del futuro es. 1. pero no existe un acuerdo generalizado que homogeneíce la metodología existente en estudios del futuro. ya estén fundamentadas sobre base científica o no. Conceptos básicos 1.1. 5 la elaboración por parte de la comunidad científica y profesional dedicada a los estudios del futuro de un corpus metodológico homogéneo referencial. es la confusión que reina sobre la predicción del futuro.2. Y QUÉ NO ES. y que impide. todas las declaraciones o aseveraciones sobre el futuro.CAPÍTULO 2 TIPOS DE PREDICCIÓN (QUÉ ES. En las ciencias sociales ello resulta. su reconocimiento social.1. si cabe. existen al menos siete términos excluyentes entre sí en el vocabulario de la lengua castellana que tratan acerca de las distintas formas de predicción existentes.

la técnica y la emancipatoria serían predicciones «por ciencia o conjetura». sino para su propia supervivencia. entre las formas de predicción consideradas en el cuadro 2. desde el momento que de él depende la credibilidad de la propia disciplina. dentro del genérico campo de la predicción. «de hemisferio izquierdo». Actualmente. distinguir —a partir de la conocida clasificación de Jürgen Habermas 6 sobre las diferentes categorías de interés en las ciencias— al menos cuatro tipos de predicción base: sobrenatural. tienen como objetivo mejorar la comunicación y la puesta en común entre los ciudadanos con el ánimo de favorecer actividades conjuntas y promover acciones colectivas. valga la redundancia. de este modo. El principal objetivo de la investigación sobre el futuro. de los estudios del futuro. en tanto en cuanto no se busca el conocimiento objetivo. sino en la percepción. priman los estudios de caso sobre las reflexiones metodológicas. ciencia o conjetura de algo que ha de suceder». la predicción hermenéutica engloba al futurismo y a la anticipación utópica. por revelación. a) Qué son y qué no son los Estudios del Futuro Dentro de la predicción. hermenéutica. en base a la perspectiva de análisis empleada en cada caso.1. la predicción «por revelación». No es. su fin hacer predicciones cuantitativas ni desarrollar metodologías de trabajo. Como se puede observar en la figura 2. La predicción hermenéutica. es decir. podemos. 8 la utilización de uno u otro tipo de predicción se corresponde con el objetivo de conocimiento o el interés pretendido en cada caso y. e incluiría. El segundo paso sería establecer una definición única para cada uno de los conceptos considerados. fundamentadas en mayor o menor medida en una metodología prefijada y un análisis sistemático. El primer paso para elaborar un corpus metodológico sería la elaboración de una estructura metodológica que permita discernir.condición sine qua non. entendida en su acepción más amplia. no ya para el correcto desarrollo futuro de los estudios del futuro. Estos tres tipos de predicción conforman lo que conocemos por estudios del futuro. la predicción no fundamentada en un método de análisis sistemático.1). En base a esta premisa. la profecía y la clarividencia.1. estos tres tipos de predicción pueden ser considerados estudios del futuro. técnica y emancipatoria (véase la figura 2. es decir. y ello es una realidad patente que se evidencia al revisar la literatura reciente. como el «anuncio. la visión. como veremos. serían predicciones.1. por tanto. referidos en el cuadro 2. Es la predicción «de hemisferio derecho» 7 (adivinación). concretas. Su vocación es. La predicción sobrenatural sería. la utilización de una metodología de trabajo. tan necesarias. Predicción hermenéutica. estriba en encontrar los posibles desarrollos del futuro y evaluar cuán probables y deseables son dichos desarrollos alternativos. para. ello resulta fundamental para conceptualizar. mediante la creación de un entendimiento subjetivo de la realidad social. de lo que no lo son. implica en cada caso. Aquellos estudios del futuro caracterizados por tener un interés hermenéutico por el conocimiento. lo que son los estudios del futuro hoy día. prescriptivo-normativa. la iluminación o la opinión del sujeto predictor. volviendo a la definición primigenia. con Tortosa. garantizar su correcta utilización. en consecuencia. y consecuentemente de unas técnicas. .

en segundo lugar. al estilo de las naturales. En este tipo de investigación sobre el futuro se mezclan los valores con los hechos. y puesto que funciona con criterios cientifistas. Obviamente. evitando posturas preconcebidas que puedan bien obstaculizar el conocimiento objetivo (como puede ocasionar la predicción hermenéutica). una opción «a caballo» entre las dos anteriores. Los estudios del futuro que tienen un interés técnico por el conocimiento están más cerca que ningún otro de la tradición cientifista. dado que se reniega de la objetividad y el uso del método científico. del «conjunto de los estudios que se proponen predecir científicamente el futuro del hombre». seleccionar las alternativas deseables o identificar las no deseables para. pues. como Alvin Toffler. pasando por Marx) hasta una anticipación utópica. determinar. La secuencia de trabajo en los estudios del futuro emancipatorios es la siguiente: en primer lugar. disciplinas todas ellas que utilizan única y exclusivamente modelos matemáticos y obvian todo tipo de variables cualitativas a la hora de predecir el futuro. y como tal puede ser elegido y diseñado en su totalidad. basada en la consecución de objetivos ideales prefijados. de un tipo de investigación con vocación descriptiva basada en la extrapolación de tendencias. George Orwell o Isaac Asimov. La predicción técnica es habitualmente utilizada por las compañías privadas. G.Para este tipo de estudios del futuro no existen leyes que. es decir. El interés emancipatorio por el conocimiento en la investigación del futuro busca promover vías de desarrollo y mejora en el futuro. Tienen su razón de ser en la idea de que el futuro es única y exclusivamente producto de la voluntad colectiva. Aquí lo que se persigue no es la teorización (como ocurría en la predicción hermenéutica). tanto los distintos futuros apuntados por las tendencias existentes como las alternativas a los mismos. pues. En este caso estaríamos hablando de lo que estrictamente es la futurología (véase el cuadro 2. también incluye todas aquellas investigaciones dirigidas a desarrollar métodos y técnicas que aumenten la calidad de las predicciones. a partir de una toma de conciencia previa sobre la realidad pasada y presente. cosa fácilmente comprensible dado el carácter cualitativo del mismo. Este tipo de investigación persigue el conocimiento objetivo. difusión entre las empresas e instituciones públicas de investigación. rijan los destinos de la sociedad. toda vez que totalmente distinta a las mismas. H. o nula. Es éste un tipo de investigación sobre el futuro de escasa. También es el método de trabajo más extendido entre los miembros de la World Future Society.1). la verificación empírica necesaria para conocer la realidad) con lo subjetivo (los valores). del positivismo. sino la constatación mediante el estudio empírico. Es un tipo de investigación que intenta conjugar lo objetivo (la constatación. así como por centros de investigación públicos. de este . dado que lo que pretende es proveer de predicciones que orienten en la toma de decisiones a largo plazo. También se podrían incluir todos aquellos que adoptan el futurismo como actitud estética. la mayoría de los cuales desarrollan su trabajo en el ámbito de la empresa privada. Wells. la meteorología y la astronomía. Predicción emancipatoria. Algunas disciplinas científico-académicas que realizan este tipo de predicción son la econometría. y los investigadores y autores que practican (desde Moro hasta muchos investigadores de la World Future Studies Federation. Predicción técnica. bien impedir la búsqueda de alternativas (como puede ocasionar la predicción técnica). Se trata. Es ésta. pero usual entre pensadores particulares. buscando relaciones causales. la demografía. cualitativa y/o cuantitativamente.

«un panorama de los futuros posibles (futuribles). 14 Prospective (prospectiva). con un cierto grado de confianza (probabilidad) de la evolución de una tendencia hacia un horizonte dado [. se puede elaborar un glosario con aquellos términos básicos utilizados en los estudios del futuro.] una apreciación numérica efectuada a partir de datos del pasado y con base en algunas hipótesis».modo. no sólo en los estudios del futuro realizados en los países desarrollados (donde predomina el forecasting). el término «predicción» con el de «previsión» (forecasting). si tomamos como referencia la definición de Eric Jantsch. y especialmente la prospectiva electoral. de «la apreciación.. realizada con un nivel relativamente alto de confianza. sino determinar los futuros posibles y conocer su grado (probabilidad) de ocurrencia. Por tanto.. en definitiva. y ello influye en la construcción del propio futuro. asignándoles probabilidades de ocurrencia. orientar las acciones hacia su consecución o evitación. para de este modo orientar la acción. Projection (proyección). y raramente dentro de las ciencias sociales. b) Glosario conceptual básico A partir de la estructuración epistemológica vertida en las páginas anteriores. Es una «apreciación. cuando se habla de predicción. eminentemente aplicada y «abierta». Es «una vía de enfocar y concentrar el futuro imaginándolo a partir de las deducciones extraídas del presente». en los países en vías de desarrollo. puesto que lleva implícita la posibilidad de acción. 12 Se trata. como ocurría en los casos anteriores. por ejemplo. y principalmente. hace prospectiva a la vez que previsión: define escenarios alternativos. Dentro de los estudios de futuro no se suelen utilizar este tipo de apreciaciones más que en lo que aquí se ha dado en denominar predicción técnica o futurología. de una previsión». es decir de los escenarios que no son improbables teniendo en cuenta los determinismos del pasado y la confrontación de los proyectos de los actores. Puede solaparse fácilmente con la prospectiva. en este caso lo que se busca no es tanto el plantear un futuro deseable ni el predecir con exactitud cuál será el futuro. respectivamente. La planificación estratégica. no probabilística y realizada con un nivel absoluto de confianza. toda vez que se asocia ésta a probabilidad de ocurrencia y condiciones de partida. Cada escenario (representacion coherente de hipótesis) de la prospectiva puede ser objeto de una apreciación numérica. dada la cautela que imprime el carácter relativo de valorar el futuro en términos de probabilidad de ocurrencia. debido a que la producción literaria relativa a estudios del futuro está en su inmensa mayoría producida en este idioma. 15 o. 16 como se comentaba anteriormente ocurre en la prospectiva electoral. es decir. con su equivalente en castellano. expresado de una forma más concreta y actual. la prospectiva y la reingeniería de procesos son métodos de trabajo que podrían ser enmarcados dentro de este tipo de investigación sobre el futuro. En castellano se suele utilizar. así. Esta visión del estudio del futuro. Es éste un término ampliamente aceptado. 13 La previsión es utilizada con más profusión que la predicción en los estudios del futuro. sino. 11 Forecasting (previsión). sobre el futuro». la sociología prospectiva. Con este término se designa el análisis de tendencias basado en la continuidad lineal . Prediction (predicción). es una afirmación de carácter absoluto que describe cómo será el futuro. sobre el futuro». Es «una apreciación probabilística. coincide plenamente con las tesis defendidas por los que abogan por la prospectiva como forma idónea de investigar el futuro. De esto se deriva el que sea un método de trabajo empleado tanto en la investigación realizada en el ámbito de las instituciones públicas (académicas o no) como en el mundo de la empresa privada. Se citan y analizan los términos en idioma inglés. 10 Por tanto.

Estas dos formas de entender el futuro dependen claramente de actitudes vitales diferentes: la visión determinista del futuro implica resignación (hay que prepararse para el futuro) y utopía (el futuro es esperanzador. hace referencia a un modelo o idea de futuro construido en base a la lógica. 21 el futuro puede ser entendido de dos maneras radicalmente distintas: una determinista (el futuro es único y no puede ser cambiado por el hombre) y otra estructuralista o sistémica (el futuro no es inexorable. indica el conjunto de los posibles futuros alternativos. asignándoles probabilidad de ocurrencia y grado de deseabilidad. va asociado con la prospectiva. Tiene el mismo significado de forecast. y se utiliza fundamentalmente en Alemania y Europa oriental. Futuribles. y por la propia percepción de la predicción como herramienta (¿confirmatoria/exploratoria o normativo/prescriptiva?) para el análisis. Llegados a este punto. Es un término ampliamente usado. No es un término muy utilizado actualmente. es producto de la suma de las acciones individuales de los hombres). La prospectiva como metodología En las páginas anteriores hemos visto qué es la predicción. Por lo que hasta el . 18 padre —junto con Gaston Berger— de la prospective (la escuela francesa de estudios del futuro). empleado por mí mismo para alejarme de la maraña de términos confusos en otra ocasión. y en cierto modo se trata de una predicción (por su carácter absoluto: sólo considera un futuro) basada en la mera extrapolación de tendencias. Término acuñado por Bertrand de Jouvenel. asemejándolo prácticamente con los estudios del futuro en general. Obviamente. todo ello con el fin de orientar en la toma de decisiones en el presente.1. DETERMINISMO VS. que aun siendo compatibles. tiene una relación muy estrecha con la forma en que es entendido el futuro en cuanto que objeto de estudio (¿uno. es el momento de tratar de diferenciar la prospectiva de otras aproximaciones sistemáticas a la investigación sobre el futuro. o múltiple. la estructuralista es escéptica (nada es seguro) y relativista (todo es posible). sobre todo en la investigación sobre futuro desarrollada en Europa. 2. puede ser construido). El empleo de unas técnicas u otras (y por ende la utilización de un método de trabajo). Fred Polak 17 es uno de los científicos que utiliza este término en un sentido amplio.pasado-presente-futuro. y resume la idea opuesta a la presunción de la existencia de un solo e inexorable futuro. y utilizan muchas veces diferentes técnicas de recogida y análisis de información. 2. cierto y predecible. persiguen diferentes objetivos. gestión y diseño de los procesos de cambio. incierto y construible?). ESTRUCTURALISMO Como bien dice César Martín Iñíguez. Es usado principalmente en economía y demografía. Anticipation (anticipación). Prognosis. como veremos. qué papel juegan los denominados estudios del futuro dentro de ésta y en qué se diferencian este tipo de estudios de «otras» formas de predecir. Porque el estudio «científico» del futuro es un cajón desastre donde tienen cabida diferentes metodologías. 20 La anticipación también puede considerarse como la determinación de escenarios posibles alternativos futuros en base a los indicios presentes y pasados. Hasan Ozbekhan 19 es uno de los investigadores que más utiliza este término.

ya no lo podemos cambiar. Por ello el análisis de ese presente es también el del futuro»). otros autores 23 han utilizado los términos «extrapolativo» y «normativo» para calificar a estos dos tipos respectivamente. más optimista y utópica: intenta desligar pasado y presente de futuro (es un antideterminismo a ultranza. pues. Éste es el tipo de estudio desarrollado por los norteamericanos de la Rand Corporation 28 durante la guerra fría. y a partir de ello articulan las actuaciones presentes. está ya configurado y decidido por el presente.. una postura menos arriesgada. más centrados en una perspectiva cuantitativa. con el fin de alcanzarlos. o los estudios de prospectiva electoral. digamos. parten. el futuro. Por el contrario. los estudios prescriptivo-normativos. dentro de los cuales se podrían encuadrar la predicción técnica y la emancipatoria (forecasting / anticipación probabilística). como partes de estructuras específicas de referencia. aunque considere que el futuro no ha de ser necesariamente invariable: «sólo un análisis serio y crítico del presente servirá para lograr un futuro. menos utópica. del conocimiento que se tiene del pasado y en el presente para proyectar un futuro probable. Es. imaginan en el presente futuros deseables. además. tal y como han sido definidos. a) Método descriptivo-extrapolativo Los estudios sobre el futuro descriptivo-extrapolativos.2. [.] para predecir es necesario un buen conocimiento del pasado. menos optimista que la normativoprescriptiva. Esta postura es más voluntarista.. que si bien no se libra del todo del determinismo (pasado y presente determinan el futuro). 26 que confiada en el futuro. más parecidos a los modelos econométricos. 2. digamos. que tan populares son hoy día. Aquí tendría cabida .. 27 Utiliza métodos.] distinto del que determina el presente». b) Método prescriptivo-normativo Por otro lado. estarían en cierto modo dentro de la visión determinista del futuro. a corto y aun a medio plazo. más «científicos». de las que son proyectadas tendencias en el futuro. 22 los estudios del futuro pueden ser «descriptivos» o «prescriptivos». una postura más arraigada en el pasado («se podrán predecir probabilísticamente los trayectos futuros de fenómenos sociales con pasado. está más influida por valores.. dado que es donde se recoge el futuro») 25 y en el presente («en gran medida el futuro está en el presente. [. sí lo reinterpretan para descartar la existencia de un solo futuro y explorar todas las alternativas. Esta visión coincide prácticamente con la clasificación que Daniel Bell 24 sugiere para los estudios del futuro en relación con el cambio social: se puede analizar el futuro extrapolando (del pasado y del presente) y estudiando los elementos fundamentales de cambio social en la historia vía identificación de tendencias dominantes. obedecen a una visión estructuralista del futuro. y trata de construir un futuro ajeno a los vicios de los otros dos estadios temporales. o un «determinismo al revés»). DESCRIPTIVO VS PRESCRIPTIVO De acuerdo con John McHale. los estudios del futuro de carácter emancipatorio. los estudios del futuro de carácter hermenéutico (futurismo y anticipación utópica) y técnico (futurología). o se puede analizar el futuro considerando las oportunidades.momento se ha visto.

independientemente del enfoque. lo que favorece la adopción de una actitud activa. y cruzándolas en una tabla de doble entrada. yo añado. concebida en origen por Nietzsche y desarrollada fundamentalmente por Michel Foucault. se puede decir que son dos formas de ejercer la responsabilidad presente ante el venir. donde se pueden ubicar las distintas perspectivas de análisis hasta ahora consideradas. 2. Vamos a obviar la predicción hermenéutica puesto que. tendente a evitar o paliar condiciones que puedan favorecer una de las alternativas no deseadas. se pueden distinguir tres metodologías bien diferenciadas: la predicción técnica (casilla superior izquierda). la comprensión y —fundamentalmente— la estimulación del cambio social a lo largo de la historia de la humanidad. 33 En definitiva. según Prigogine 34 (para el cual el futuro no nos es dado). 36 . Federico Mayor Zaragoza. busca el origen de todas aquellas prácticas. “guarecidos en el todavía”?» Él contesta que es una cuestión de voluntad. como dice tan bellamente Laín Entralgo.3. 32 Aunque estas dos visiones sean radicalmente distintas. PROSPECTIVA VS PREDICCIÓN TÉCNICA Partiendo de las dos dimensiones metodológicas previamente expuestas. pero no sólo de voluntad. de «dirigirse resueltamente hacia el futuro». con ella se pueden «diseñar futuros que rompan con las inercias del presente que no nos gustan. radicales y utópicas (estudios del futuro con orientación hermenéutica). lo cual implica responsabilidades éticas. se plantea la siguiente pregunta: «¿Podemos configurar el futuro? ¿Es verdad que. A través de la deconstrucción 30 se trata de recuperar el futuro como un espacio libre descubriendo previamente las fuerzas que empeñan las inercias del pasado y el presente hacia el futuro. si bien resulta interesante tenerla en cuenta en la medida en que ha contribuido (y contribuye) al estudio. pueden vislumbrarse diferentes futuros. el futuro se construye básicamente 35 en el presente. en el prólogo a la edición española de Evolución de Ervin Laszlo. 31 La genealogía.3). Dentro de este cuadro. nos quedaría en segundo . En este sentido la anticipación juega un papel crucial.desde la prospectiva 29 centrada en la planificación estratégica hasta las posturas más críticas. y cuáles son las alternativas que quedan marginadas: las cosas ocurren de una manera porque a alguien le ha interesado y convenido que ocurriera así. sí. el futuro es moldeable y por lo tanto será el resultado de nuestras acciones presentes. también de posibilidad: resulta conveniente considerar tanto lo descriptivo-extrapolativo (hacia qué futuro/s vamos) como lo normativo (qué futuro queremos). lo que está claro es que con una actitud creativa. aunque el pasado también influya indefectiblemente en su configuración. quien sale beneficiado del mantenimiento del presente. podemos diseñar futuros que prioricen a aquellos que tradicionalmente han estado marginados». estamos aún a tiempo. La deconstrucción puede ser. tienen un común denominador: considerar —en mayor o menor medida— que el futuro se construye en el presente. En conclusión. obtenemos un mapa cognitivo de los estudios del futuro (figura 2. Por tanto. en el que ya se ha obviado la predicción sobrenatural. valores y convenciones sociales heredados como atemporales con el fin de conseguir la liberación de las inercias del pasado. las que hablan de deconstrucción y genealogía. dado que —siguiendo con Prigogine— el tiempo se construye. Según Jordi Serra. la predicción hermenéutica (casilla superior derecha) y la prospectiva (casillas inferiores). un buen instrumento para «descolonizar» el futuro. pues. «hacer genealogía en prospectiva equivale a destruir los apriorismos históricos y negar la predeterminación del futuro».

anticipación es previsión (“lo que puede ocurrir”). pero sin olvidar la vertiente oculta.plano en tanto que «herramienta científica». busca el conocimiento emancipatorio. la técnica y las tecnologías). Anticipación no es predicción en el sentido determinista del término (“lo que va a ocurrir”). el matiz. La prospectiva. «anticipar no quiere decir otra cosa que prever situaciones hipotéticas futuras (futuribles) y sus consecuencias a partir de un análisis pormenorizado de las tendencias que explícita o implícitamente subyacen en la información —cuantitativa y cualitativa— que se posee en el presente. La anticipación prospectiva no es. es aleatoria y probabilística». como la planificación estratégica y la reingeniería de procesos. 37 A lo dicho añadiría algo más: la anticipación prospectiva lleva implícita la acción (se hacen futuribles para actuar desde el presente buscando optimizar resultados o minimizar agravios). es decir. por el contrario. al menos para lo pretendido en este libro. Como ya dije en otro sitio. no necesa . que del fatalismo o utopismo deterministas. Si nos centramos en la prospectiva tenemos que está más cerca de la visión pragmática —pero no cerrada— del estructuralismo. Por ello ha sido incluida páginas antes. dedicándose a la anticipación. determinista. pues. pues. junto con otras áreas de conocimiento «nuevas». buscando la objetividad (utilizando el método científico. que dan los valores subjetivos (lo cualitativo) en el estudio de la realidad social y los procesos de cambio. la predicción técnica. dentro de los estudios del futuro con una orientación emancipatoria.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful