El pueblo cora (”na‟ayarij” en su lengua), uno de los pueblos indígenas más pobres de México, habita en su mayor parte en el Estado

de Nayarit. La sierra del Nayar hace topográficamente poco accesible el lugar, por lo que hasta el año 1531 no fueron encontrados por los conquistadores. Desde 1581 se realizaron reiterados intentos de sometimiento hasta que, un siglo más tarde, en 1722, fueron derrotados y evangelizados por los jesuitas. Imagen de Fernando Rosales A pesar de que el contacto con los evangelizadores fue muy corto y conflictivo en comparación con el proceso de evangelización de otros pueblos indígenas, el pueblo cora se apropió de elementos del catolicismo y les asignó un significado compatible con sus códigos preexistentes. Este sincretismo, al igual que en otras culturas, dio como resultado la adaptación al catolicismo de múltiples ceremonias culturalmente propias, dando como resultado ceremonias tan contradictorias para occidente como la denominada „Semana Santa Cora‟ o „Judea‟. Un ritual carnavalesco Explicar en qué consiste esta celebración no es tarea fácil. Es una visión cosmogónica de carácter indígena trasladada al ritual católico de la Semana Santa. Una representación simbólica de tradiciones y mitos propios en la impuesta religión católica que por ocho días se convierte en un ritual de especial impacto visual. Los preparativos de la fiesta son largos: las autoridades deben someterse a una dieta sin sal y sin alcohol. Cada viernes de Cuaresma, los coras hacen una procesión en honor al Nazareno, un Cristo de tamaño natural vestido con una túnica morada. Algunos músicos tocan la flauta esos viernes a medianoche en diversos puntos del pueblo. Las melodías invitan a los hombres a asistir a la próxima Judea. La celebración se inicia el Domingo de Ramos y termina el Sábado de Gloria. Al parecer esta escenificación de la Semana Santa católica sustituye la ancestral práctica cora del mitote guerrero, que les fue vedada desde que fueron conquistados. Durante ocho días los coras se transformarán en diferentes personajes: judíos, fariseos, moros, demonios blancos y negros, borrados, dobles de Cristo… para llevar a cabo el ritual de

y con su antecedente inmediato. la Fiesta de las Pachitas. constituyéndose como elemento de cohesión comunitaria. la paz y el equilibrio vuelven al pueblo una vez que se lleva a cabo la última procesión al templo católico. está relacionada estrechamente con el ciclo agrícola del cultivo del maíz. ancianos). adultos. los músicos y la gente de la comunidad. además de los fariseos. Durante la Semana Santa el pueblo cora se involucra en conjunto (niños. Llevan un emblema-machete y al son de flauta y tambor ejecutan danzas guerreras. con el advenimiento del ciclo de lluvias. que se manifiesta en procesiones.Semana Santa. los demonios. Es una etapa de la celebración en la que „el mal‟ pone en peligro la armonía cósmica: persiguen al Cristo Niño o Cristo Sol y. los judíos. combaten y danzan para protagonizar -en tanto estrellas. del espacio y de la vida pública de las comunidades. hacen sacrificios simbólicos y bromas de todo tipo. con la renovación de la vegetación. El Sábado de Gloria la situación se invierte. la Virgen María y San José. mujeres. luchas cósmicas y ceremonias diurnas y nocturnas que se ejecutan siguiendo un orden temporal muy preciso. por su sincretismo cultural. con la elección de nuevas autoridades y cambio de varas (enero). la cual es presidida por Cristo. con su intrincado simbolismo. Está vinculada con otras celebraciones como el día de difuntos (mes de noviembre). el renacimiento de la vida. Los judíos. de donde habían salido al principio de la ceremonia. Se trata de una expresión cultural de valor excepcional por su permanencia a través del tiempo. Cristo resucita. Cambio de roles Las autoridades civiles ceden al grupo ceremonial de los centuriones el control del tiempo. por su impresionante riqueza simbólica -en los personajes. los demonios se autodestruyen y regresan al río. cambian su personalidad) pintando su cuerpo con ceniza de olote quemado para constituir una autoridad temporal y para personificar justamente a aquellos indios en guerra del pasado. después de múltiples intentos. se „borran‟ (es decir. jóvenes. Se lleva a cabo la restitución de los poderes a las autoridades civiles y finalmente. Raíces indígenas La Judea.la lucha cósmica. emiten gritos y alaridos. el Viernes Santo logran capturarlo y simbólicamente le dan muerte. el uso del .

Función social de la ‘Semana Santa cora’ Este ritual es fundamental porque a través de él. música. Muchos mestizos. las misas. por su expresión simbólica artística -en las pinturas corporales. el uso del morado como color del luto en el altar. los coras se definen como grupo ante el resto del país: ni siquiera el poder judicial del Estado de Nayarit puede intervenir durante estos días. es la conmemoración del sacrifico. dejan el pueblo. La „Judea‟ ha adquirido a través de los años una importancia social fundamental en el Estado de Nayarit. Durante la Judea. no con ellos. ya que el “otro” vive al lado. La Judea tiene muchas funciones.y finalmente porque es la celebración fundamental en la reproducción de la identidad del pueblo Cora. tanta que incluso dentro del penal tiene cabida la celebración de la „Semana Santa cora‟. es un carnaval en el cual los coras invierten el orden establecido y toman el poder del pueblo. otros sacan provecho de la fiesta e instalan pequeños puestos de comida en las casas. llamados “vecinos” por los coras. cada participante juega un papel aún a pesar suyo. el Gobernador cora tiene derecho de enjuiciar o encarcelar a quien provoque desordenes o no cumpla con las reglas de la Judea. En ella intervienen los elementos de la liturgia cristiana. pero a la manera cora . El sacerdote sigue los acontecimientos rezando en cora y en español.espacio y la relación con los dioses y con el ciclo agrícola-. danzas. todo el ritual católico. el inicio de un nuevo ciclo. las procesiones. La noción de “vecino” es significativa en sí. máscaras.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful