PLAN DE SOCIAL MEDIA

Cualquier proyecto, sea del ámbito que sea, ha de partir de una buena planificación. En redes sociales, donde todo parece tan natural y espontáneo, también es necesario planificar y definir una estrategia que guíe las acciones a desarrollar en cada una de las plataformas o recursos existentes. Y todo plan que se precie ha de constar de unos pasos bien definidos, que siguen a la lógica y mediante los cuales podremos visualizar y tener clara la dirección hacia la que nos dirigimos. Se pueden encontrar muchos ejemplos y definiciones de planes de comunicación online, social media plan, o nombres similares, con fases o pasos a seguir también con diferentes nomenclaturas y visiones. Aquí expondré las fases que, a mi parecer, ha de seguir un plan de comunicación online. Por supuesto, no es la única válida, es la que a mí me funciona.

1.

2. 3. 4.

5. 6.

Analizar situación 1.1. Análisis interno 1.2. Análisis externo 1.3. Análisis DAFO Establecer objetivos Definir público objetivo Diseñar estrategia 4.1. DÓNDE: Herramientas 4.2. QUÉ: Acciones 4.3. COMO: Características comunicación 4.4. CUANDO: Calendario Implementar Evaluar y revisar

Publicado en Comunic@rte en fecha: 21 de enero de 2013

Autora: Esther Maderuelo Twitter Facebook Google + LinkedIn
1

Analizar situación
Análisis interno
¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos?

Análisis externo
¿Quién es la competencia? ¿Qué hace?

DAFO
Debilidades—Fortalezas Amenazas—Oportunidades

Medir
(Evaluar y Revisar)

Establecer objetivos
Promocionarse, conseguir nuevos clientes, interactuar y fidelizar público...

Definir Implementar público
Establecer y segmentar perfiles

Diseñar Estrategia
DÓNDE
Concretar Herramientas
Facebook, Twitter, Pinterest, Google+, LinkedIn...etc
2

QUÉ
Definir Acciones

CÓMO
Establecer Tono y Estilo

CUÁNDO
Determinar Calendario

1. Analizar situación

Antes de empezar a planificar nada hay que conocer y tener claro quiénes somos, dónde estamos y quiénes nos rodean. Eso es analizar la situación. Fácil ¿verdad?.

1.1. Análisis interno Responde a las preguntas de ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos?. Conocer la propia empresa, marca o entidad: Productos, Acciones, diferencias con la competencia, alcance geográfico...etc. 1.2. Análisis externo Saber quién es la competencia y qué hace; acciones de comunicación, donde están presentes, que productos o servicios tienen. 1.3. Análisis DAFO A partir del análisis interno y externo podemos completar el DAFO, que no es más que poner en común los aspectos positivos y negativos que hemos localizado, tanto a nivel interno como a nivel externo. Esto nos permitirá definir la estrategia a partir de los indicadores que debemos mejorar y optimizando los que ya funcionan. A nivel Interno: Debilidades: Puntos débiles de la marca o empresa que hay que mejorar Fortalezas: Puntos fuertes de la marca o empresa que permiten competir en el mercado A nivel Externo: Amenazas: Todo lo que puede interferir en el buen funcionamiento de la estrategia Oportunidades: Todo lo que pueda ser una ventaja para nuestra estrategia

2. Establecer objetivos El paso inicial en cualquier planificación es tener claro para qué planificamos, y qué queremos conseguir con las acciones que desarrollaremos. En un plan de social media, la marca, empresa o entidad puede tener diferentes objetivos, que pueden ser: Promocionarse y dar a conocer la marca, conseguir clientes, crear comunidad, fidelizar o interactuar con clientes o clientes potenciales, posicionarse en buscadores…etc.

3. Definir público objetivo El público al cual se dirige el plan de comunicación online ha de ser bien definido y segmentado. También se le llama “target” o audiencia, y una vez identificado, hay que establecer su perfil en relación a los objetivos propuestos anteriormente. Es importante saber que quizás han de definirse diferentes tipos de público (clientes, proveedores, personas de influencia…etc.) al cual se dirigirá la información desde las diferentes herramientas existentes.

3

4. Diseñar estrategia Ya hemos llegado a la planificación de la estrategia comunicativa. Definido el público y después de saber en qué punto estamos y hacia dónde queremos ir, sólo nos queda decidir qué queremos hacer, dónde y cómo vamos a hacerlo, y por supuesto, cuándo. 4.1. DÓNDE: Herramientas Concretar las herramientas o plataformas que vamos a utilizar es básico para saber dónde vamos a estar presentes como marca o entidad. La definición de la audiencia que hemos realizado nos ayudará a saber en qué redes sociales debemos interactuar, ya que es donde encontraremos nuestro público objetivo. Existen muchas, y las más utilizadas actualmente son Facebook y Twitter. Dependiendo del tipo de productos o servicios también es necesario estar en plataformas de vídeo, como Youtube, o de imágenes, como Pinterest o Instagram. Google + es una red que empieza a estar en lo más alto y donde podemos crear comunidades. Y la red LinkedIn también puede servirnos para contactar con otras empresas o clientes potenciales que estén interesados en nuestra marca. Lo importante es saber que no podemos estar en todas, ya que no hay que estar únicamente, sino que la participación ha de ser activa y comunicativa. Si no se dispone de tiempo o recursos suficientes es mejor priorizar 2 o 3 redes sociales que no abarcar demasiadas y no poder optimizarlas. 4.2. QUÉ: Acciones Planificar las acciones a desarrollar es la base fundamental de una planificación estratégica. Una vez escogidas las redes sociales en las que estaremos presentes debemos pensar y poner por escrito las acciones que desarrollaremos en cada una de ellas. 4.3. COMO: Características comunicación También ha de clarificarse el tipo de comunicación que se utilizará en cada una de las redes sociales, teniendo en cuenta los objetivos y las acciones planteadas. Han de definirse el tono y estilo que emplearemos, así como el tipo de lenguaje e idiomas. 4.4. CUANDO: Calendario A veces es la gran olvidada, la calendarización de las acciones. No podemos pretender llevar a cabo todas las acciones propuestas de golpe, y establecer un calendario es necesario para visualizar, a través del tiempo, cómo van a ir desarrollándose éstas acciones.

5. Implementar Si ya lo hemos definido todo, concretado y re-concretado hasta lo más mínimo, tenemos en nuestro poder el magnífico plan de comunicación online y unos deseos enormes de ponerlo en práctica. ¿Para qué esperar más? La ejecución del plan es una de las partes más emocionantes de todas, asimilable a cuando un niño abre sus regalos en reyes, después de haber esperado todo un año. Dejemos que el plan empiece a funcionar.

6. Medir Todo lo anterior está muy bien, y es necesario. Pero por mucho trabajo que haya costado definir objetivos, acciones o calendario, es totalmente obligatorio medir los resultados que nuestras acciones vayan teniendo. Y más obligatorio todavía es revisar el plan que tanto nos ha costado hacer y volver a definir lo que sea necesario. En esto no puede haber peros, penas o reticencias de ningún tipo. Todo lo que sigamos haciendo mal, si no lo cambiamos, será una pérdida de tiempo y dinero. Así que cuanto antes, mejor.

4

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful