Está en la página 1de 192
Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la aprobación expresa del grupo Traducciones Ganimedes,
Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la aprobación expresa del grupo Traducciones Ganimedes,

Queda prohibida la distribución de esta traducción sin la aprobación expresa del grupo Traducciones Ganimedes, además esta obra es de contenido homoerótico, es decir tiene escenas sexuales explicitas hombre/hombre, si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es apto para cardíacos.

explicitas hombre/hombre, si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es
explicitas hombre/hombre, si te molesta este tema no lo leas, además que su contenido no es
Maverick Brac está pasando duros momentos para dejarla ir y ya ha pasado un año

Maverick Brac está pasando duros momentos para dejarla ir y ya ha pasado un año desde que Melonee encontró a su pareja, aun así, parece que Maverick no puede aceptar que ella ya no es su niña. Melonee sabe que Maverick la ama, pero esperar para estar con Ruttford ya no es una opción.

Especialmente cuando Ruttford le da cinco días para resolver sus asuntos en casa antes de que él la reclame.

Pero sus problemas apenas empiezan cuando un extraño aparece en su puerta y Melonee se da cuenta de que el guapo hombre es su segunda pareja.

Adam Nyte ha llegado a Villa Brac con una agenda oculta, pero pronto se da cuenta de que nada es lo que parece, incluida la forma en que la seductora pero inocente Melonee Brac le afecta.

Entre su familia ofreciendo consejos para el sexo y Maverick bufando cada vez que se mencionan los nombres de sus parejas, Melonee no tiene más lugar para la locura en su vida. Pero, ¿será capaz de manejar el amor de dos hombres, o el caos a su alrededor llegará a ser demasiado?

Nota: Cada libro en la colección de la manada Brac de Lynn Hagen se centra en una pareja romántica diferente. Para disfrutar de los personajes generales de la historia y de arco cruzado, recomendamos la lectura de la serie en orden secuencial.

de los personajes generales de la historia y de arco cruzado, recomendamos la lectura de la
Adam Nyte metió las manos en los bolsillos delanteros, luchando contra el frío del invierno,

Adam Nyte metió las manos en los bolsillos delanteros, luchando contra el frío del invierno, mientras caminaba por la calle casi desierta, encorvando los hombros en un intento de reducir el impacto de los vientos que soplaban. Sus orejas se congelaron y ya no podía sentir su nariz.

Estaba afuera en el maldito frío.

Apretó los dedos en puños, tratando de mantener la circulación mientras se dirigía hacia la cafetería. Adam no estaba seguro de por qué se detuvo. Estaba en su carro con el cálido chorro de la calefacción, cuando vio la cafetería. Adam estaría en la ciudad por las próximas semanas, pero en realidad aún no había tenido la oportunidad de explorar lo que la villa Brac ofrecía. Pero la calidez del lugar había hecho a Adam detenerse y enfrentarse a los vientos.

Sólo estaba cruzando la calle desde su lugar de estacionamiento al otro lado, pero se sentía como si hubiera caminado un kilómetro lejos de su camioneta debido a los fuertes vientos. A regañadientes, sacó una mano del bolsillo cuando se acercaba a la puerta. Al entrar en la pequeña cafetería, Adam sonrió. Tenían música de navidad. Había pasado mucho tiempo desde que había oído las familiares melodías. Había estado en el extranjero el año pasado en navidad con una firma constructora y supervisando proyectos que tenían un horario estricto y se había perdido de la celebración.

Adam extrañó las melodías navideñas y la alegría de la ocasión en todo el mundo.

había perdido de la celebración. Adam extrañó las melodías navideñas y la alegría de la ocasión
Había algo acerca de escuchar las melodías navideñas que le hacían pensar en hogares cálidos

Había algo acerca de escuchar las melodías navideñas que le hacían pensar en hogares cálidos y sidra caliente. Sopló en sus manos mientras se acercaba al mostrador y esperó en la fila.

¿Adam Nyte?

Adam

se

cafetería.

giró

y

vio

a

Lewis

Keating

entrar

en

la

Wow, de todos los lugares para encontrarse con alguien de su pasado. Adam estaba un poco aturdido. Él sonrió, extendió la mano y estrechó la de Lewis. Mucho tiempo sin verte.

No me digas dijo Lewis con una sonrisa sincera en su rostro. No te había visto desde la preparatoria. ¿Cómo infiernos estas?

de

menú. He estado bien. ¿Y tú?

Adam

se

encogió

hombros

mientras

veía

el

Lewis asintió, mientras metía las manos bajo sus brazos, viendo a Adam como si quisiera recordar viejos tiempos. Tan agradable como era ver al hombre, Adam no estaba en la ciudad para recordar.

Estoy bien. Ahora soy un detective. No puedo creer que estés aquí en Villa Brac. ¿Dónde vives?

Adam sonrió mientras seguía viendo el menú, sin saber lo que quería beber. Alquilé un departamento al lado de la comisaría. Un mundo pequeño.

Así es. ¿Qué estás haciendo ahora?

Adam se movió hacia adelante cuando la persona que estaba delante de él terminó y se alejó. ¿Puedo tomar un chocolate caliente con crema batida? Se giró hacia Lewis. Estoy aquí viendo algunos lugares.

¿Puedo tomar un chocolate caliente con crema batida?  Se giró hacia Lewis  . Estoy
 ¿Para?  Lewis preguntó mientras pedía también un chocolate caliente. Adam tomó la taza

¿Para? Lewis preguntó mientras pedía también un chocolate caliente. Adam tomó la taza de la barra, y se apartó un paso atrás para que Lewis pudiera conseguir su orden.

Solo viendo bienes raíces. No se le permitía hablar de la verdadera razón para venir a Villa Brac. Adam sabía que no sería bienvenido si le contaba a alguien que estaba aquí para comprar propiedades en el pueblo para un centro comercial. La gente por lo general no se tomaba muy bien ese tipo de noticias, en especial los residentes de los pueblos.

Vas a tener que venir a cenar a mi casa dijo Lewis, mientras tomaba su taza del mostrador. Va a ser bueno para ponernos al día desde los viejos tiempos.

Adam levantó su chocolate caliente. Lo haré. Tomó un sorbo, se sentía un poco incómodo. No había pensado encontrarse con alguien conocido, y mucho menos a alguien con quien fue a la escuela. Por lo que el señor Kenyon le había dicho, el lugar se estaba muriendo y los residentes venderían con mucho gusto.

Pero por lo que Adam había visto desde que llegó a este pequeño y pintoresco pueblo, no estaba tan seguro. El lugar parecía prosperar y nuevos edificios estaban construyéndose. Este no era un pueblo moribundo en su opinión. Sin embargo, Adam no estaba aquí para hacer juicios.

Tenía un trabajo que hacer. La corporación Kenyon había contratado al mejor, a, Adam Nyte, para hacer un trabajo, y nada iba a interponerse en su camino.

Ni siquiera un viejo amigo de la preparatoria.

Te voy a dar mi dirección. Lewis dejó la taza sobre la mesa y garabateó en una servilleta. Le dio la dirección a Adam. Ven esta noche. Me encantaría platicar contigo.

la mesa y garabateó en una servilleta. Le dio la dirección a Adam  . Ven
 Lo haré.  La oferta sorprendió a Adam. Sabía que Lewis había crecido con

Lo haré. La oferta sorprendió a Adam. Sabía que Lewis había crecido con una madre alcohólica y un padre ausente. El hombre se había roto el culo para terminar la preparatoria, pero Adam había perdido el rastro del hombre cuando él se fue a la universidad. No eran lo que otros considerarían buenos amigos, pero sabía que a veces una cara conocida del pasado era bienvenida.

Nos vemos esta noche. Lewis sonrió una vez más y luego salió de la cafetería. Adam no estaba seguro de por qué, pero la idea de una comida casera le atraía. Había pasado demasiado tiempo desde que salió de casa y él no era el mejor de los cocineros. Aunque lo lograba. Cerró los dedos alrededor de la servilleta antes de meterla en el bolsillo delantero, preguntándose si debía ir.

No iba a dejar que sentimientos personales se interpusieran en el camino de los negocios. Le agradaba Lewis y había incluso admirado su perseverancia. Pero este negocio era de millones. La reputación de Adam estaba en sus habilidades de lograr la negociación y un acuerdo antes de Navidad.

Además, Adam amaba lo que hacía. Conseguía sentir una enorme euforia de forma natural cada vez que cerraba un trato. El poder y la riqueza eran geniales, incluso las quería, pero para lo que él vivía era para cerrar un gran trato, le daba un subidón como ninguna otra cosa lo hacía. Adam aun no encontraba nada que equipara a la embriagadora emoción.

Caminando hacia la parte trasera de la cafetería, Adam sacó el teléfono celular. El lugar no estaba demasiado lleno, así que su conversación no se oiría. Le contestaron al segundo timbrazo.

¿Está seguro de su investigación? Adam preguntó y luego tomó un sorbo de chocolate. Después de viajar por

 ¿Está seguro de su investigación?  Adam preguntó y luego tomó un sorbo de chocolate.
todo el mundo, se sorprendió al encontrar el chocolate tan rico, tan sabroso. Eso no

todo el mundo, se sorprendió al encontrar el chocolate tan rico, tan sabroso. Eso no era algo que esperara encontrar en un pueblo tan pequeño. Tomando asiento en un sillón rojo, Adam miró alrededor de la cómoda cafetería.

Nuestra investigación fue exhaustiva, señor Nyte. Villa Brac tiene unos novecientos habitantes, y el ochenta por ciento de la población no tiene trabajo. La ciudad no ha tenido un desarrollo nuevo en años. El promedio de ingresos es tan bajo que estoy conmocionado de que el pueblo aún exista. Los residentes venderán sin problemas.

Adam abrió la boca para decirle a Les asistente del señor Kenyonque la ciudad tenía varios desarrollos nuevos por lo que había visto, incluyendo un cine nuevo. Pero algo dentro de Adam le hizo quedarse con esa pequeña información para sí mismo. No tenía ninguna razón para hacerlo, pero Adam quería investigar un poco más antes de informarlo.

El pueblo es extremadamente pobre. Comprarles sus propiedades será un regalo del cielo. Ellos pensaran que se sacaron la lotería. Les hizo una pausa y luego habló en un tono preocupado. ¿Ya tienes problemas?

No, ninguno. Sólo quería asegurarme de que sus datos eran correctos antes de proceder.

Oh, bueno. He investigado a fondo la ciudad. Al parecer, el alcalde, Maverick Brac, no se preocupa por los ciudadanos. Ha dejado decaer el pueblo a su alrededor. Estoy dispuesto a apostar que él venderá tan fácilmente como todos los demás. Ve con él primero. Si el alcalde vende, todos los demás residentes verán que aferrarse al pueblo en el que crecieron no vale la pena. Si ellos no venden

Sí, Adam sabía lo que sucedería después. Tengo los archivos en mi departamento.

vale la pena. Si ellos no venden Sí, Adam sabía lo que sucedería después.  Tengo
 Muy bien  dijo Les  . Espero tu llamada diciéndome que el acuerdo

Muy bien dijo Les. Espero tu llamada diciéndome que el acuerdo está completo.

Adam colgó. Odiaba tratar con Les. El hombre era un quejumbroso besa-culos y nada profesional. El sujeto podía trabajar para un poderoso hombre, pero el trabajo de Les era cuestionable. El tipo no tenía su investigación en orden. Este pueblo no se estaba muriendo, estaba prosperando. Cómo pudo haberse perdido Les de esa pieza vital de información era una incógnita.

Adam decidió renunciar a la invitación a cenar. Había demasiado que investigar y tendría que realizarla por su cuenta. Esta era la primera vez que estaba prácticamente ciego en su puesto de trabajo. Les era un idiota y necesitaba ser despedido.

Dejando caer la taza en el bote de basura, Adam caminó de regreso a su carro. Parecía haberse puesto más frío afuera, así que corrió a través de la calle y se deslizó en el interior del carro, ahora frío. Hizo a un lado la sonrisa en el rostro de Lewis. No tenía sentido ceder a sentimientos de nostalgia cuando estaba a punto de clausurar este pueblo.

Ya fuera que prosperara o no, él tenía un trabajo que terminar.

Y

Adam

objetivos.

siempre

había

estado

a

la

altura

de

sus

Una vez que estuvo de vuelta en su departamento, Adam sacó los archivos que Les le había suministrado y los comparó con lo que había visto en la Villa. No sólo Les se había perdido del nuevo cine sino también de la tienda de motocicletas Santiago. Adam sacudió la cabeza ante la incompetencia. Un niño podría haber elaborado un informe de investigación mejor que este.

sacudió la cabeza ante la incompetencia. Un niño podría haber elaborado un informe de investigación mejor
Si el señor Kenyon mantenía a Les como asistente, la corporación Kenyon iba a caer.

Si el señor Kenyon mantenía a Les como asistente, la corporación Kenyon iba a caer.

Tomando una taza de café de la pequeña cocina, Adam se sentó en el sofá y empezó a hojear el archivo de Maverick Brac.

En realidad no había mucho que leer, pero lo que llamó de inmediato su atención es que no había fecha de inicio para cuando el señor Brac se había convertido en alcalde. El hombre ni siquiera había tenido un contendiente

funcionando desdeAdam miró el archivo

encontró registros de alguna persona que compitiera contra

el hombre, ni que le hubiera ganado, ni que lo hubieran elegido, ni siquiera un indicio de cualquier tipo de candidatura. Era como si el hombre hubiera estado presente desde que la villa fue construida hace más de doscientos años.

nunca. No

Pero eso era imposible. Adam leyó el archivo dos veces, pero sabía desde la primera lectura que no se le había pasado nada.

«Qué extraño».

Dejando el archivo a un lado, Adam tomó otro, marcado como el archivo Lakeland. Dio al expediente una lectura exhaustiva, señalando que la familia de ocho no había estado en Villa Brac desde hace tanto como algunos de los demás residentes. Adam no creía que eso fuera imposible ¿Qué jodidos?

Frunció el ceño mientras examinaba el informe anual de los ingresos de los Lakeland. Adam quedó desconcertado.

No había manera que Les fuera tan incompetente. Los Lakeland hicieron suficiente dinero para mantener a este pueblo diez veces. Algo no estaba sumando. Rascándose la incipiente barba en su mandíbula, dejó el archivo Lakeland a

pueblo diez veces. Algo no estaba sumando. Rascándose la incipiente barba en su mandíbula, dejó el
un lado y tomó la carpeta que contenía las estadísticas sobre el Taller Mark, esperando

un lado y tomó la carpeta que contenía las estadísticas sobre el Taller Mark, esperando ver una disminución constante de los ingresos, pero encontró lo contrario.

El Taller Mark estaba fiscalmente en auge.

¿Qué infiernos estaba sucediendo aquí? Adam estaba completamente perplejo. Lo que le habían dicho y lo que estaba leyendo, eran dos cosas muy diferentes. Para cuando Adam terminó de leer todos los archivos en su poder, era algo seguro que algún otro había comprado el moribundo pueblo. Sus instintos le decían que había más en esto que simple incompetencia.

Sólo que no estaba seguro de lo que podría ser. ¿Por qué la Corporación Kenyon lo envió a comprar un pueblo que cualquier hombre ciego podía ver que no estaba muriendo, sino floreciendo?

Sólo había una manera de obtener los datos que faltaban o que estaban siendo retenidos a propósito. Marcó un número que rara vez utilizaba. Si alguien podía descubrir lo que estaba pasando en este tranquilo pequeño pueblo, ese era Vincent Caldwell. El hombre podría descubrir la verdad detrás de la zona 51 1 si se sentía inclinado.

Adam.

La voz era profunda y segura cuando Vincent contestó el teléfono. Siempre le intrigaba a Adam que Vincent pudiera hacer eso. Adam no tenía registrado su número de teléfono o su ubicación. No lo tenía configurado de esa manera.

Y aun así Vincent lo sabía.

Te necesito para un trabajo.

Explícate.

1 El Área 51 es una base militar en el sur de Nevada, aparentemente es donde se prueban aeronaves secretas. El nombre oficial es Air Force Flight Test Center, Detachment 3.

aparentemente es donde se prueban aeronaves secretas. El nombre oficial es Air Force Flight Test Center,
Adam le dijo a Vincent sobre el trabajo que se le entregó y la información

Adam le dijo a Vincent sobre el trabajo que se le entregó y la información contradictoria. Su instinto le decía que algo más estaba pasando, y Adam sabía que no iba a darse por vencido hasta que tuviera todas las piezas del rompecabezas en su lugar.

Envíame los archivos.

Adam subió los archivos a un correo electrónico cifrado y los envió a Vincent. Llámame cuando sepas algo.

El teléfono se cortó.

Adam lanzó su teléfono satelital a la mesa de café, dejando escapar un profundo suspiro. Tenía la sensación de que acababa de entrar en un montón de mierda que no iba a lavar de sus zapatos con tanta facilidad.

Tal vez no debería haber dejado de fumar. No le vendría mal un maldito cigarrillo ahora mismo. Metió la mano en el bolsillo para un chicle y encontró la servilleta con la dirección que Lewis escribió sobre ella.

Tal vez podría ir a cenar con Lewis y ver si su viejo amigo estaba dispuesto a decirle algo sobre Villa Brac. Si alguien podía decirle algo acerca de este lugar, era un residente. Lewis no tenía idea de por qué Adam estaba allí, así que no sería tan reservado en revelar los secretos de esta pequeña villa.

Adam tomó una larga ducha y se preparó para su visita. Lewis no le había dicho una hora, así que el hombre no debería de quejarse de la hora. Las ocho era demasiado tarde para la cena, pero no para la información.

Adam no sólo quería terminar el trabajo por el cual vino a Villa Brac, sino que estaba malditamente determinado a averiguar por qué Les le había proporcionado un montón de archivos falsos. Adam sabía a ciencia cierta que el señor

a averiguar por qué Les le había proporcionado un montón de archivos falsos. Adam sabía a
Kenyon no contrataría a alguien incompetente. No, había más en juego aquí de lo que

Kenyon no contrataría a alguien incompetente. No, había más en juego aquí de lo que se veía.

Y

de

una

manera

u

otra,

Adam

iba

exactamente qué era ese algo.

a

saber

No, había más en juego aquí de lo que se veía. Y de una manera u
Maverick estaba tan agitado que le gustaría tener cinta adhesiva en sus manos en estos

Maverick estaba tan agitado que le gustaría tener cinta adhesiva en sus manos en estos momentos. Panahasi le había hablado de dejar que el guardián del inframundo colocara hechizos alrededor de la casa para avisarle cuando alguien apareciera o desapareciera. Maverick había aceptado, y estaba agradecido por esa decisión porque Melonee había desconectado la alarma más veces de las que podía contar.

Parecía que últimamente cada vez que se daba la

vuelta ella estaba tratando de desaparecer fuera y

encontrarse con

mandíbula con tanta fuerza que juraría que escuchó sus molares posteriores agrietarse. Llámenlo un imbécil

jodido fey 2 . Maverick tensó la

ese

ese

sobreprotector, pero él no estaba dispuesto a dejar ir a su hija

ese

adoptiva, y menos con ese

jodido fey.

No estaba preparado para que ella fuera la mujer

adulta que era, y malditamente seguro no estaba dispuesto a

aceptar el hecho de que ella era

la pareja de ese imbécil.

Sabía que las leyes de la manada le prohibían intervenir en cualquier tipo de apareamiento pero ella era Melonee, su niñita. Si alguien se interponía en su camino, les aplastaría los huesos a un polvo fino.

Tal vez tenía que poner cinta adhesiva en la silla de su oficina.

2 Fey, algo de fantasía, o con poderes sobrenaturales, o clarividentes o poderes extraños. Se deja el original.

2 Fey, algo de fantasía, o con poderes sobrenaturales, o clarividentes o poderes extraños. Se deja
 ¡Estás siendo tan poco razonable!  Melonee gritó mientras paseaba por su oficina, con

¡Estás siendo tan poco razonable! Melonee gritó mientras paseaba por su oficina, con las manos en puños y una mirada en su cara que debería haber matado a Maverick en el acto. Soy una mujer adulta, papá. ¡No me puedes mantener bajo llave!

Mírame respondió Maverick. No estaba listo para dejar que su hija se emparejara. No estaba listo para reconocer que era una mujer adulta. Él no estaba listo punto.

¿Y Ruttford? ¿En serio? ¿Por qué infiernos ella quería emparejarse con ese imbécil causador de estragos? Maverick sólo quería patear el culo de Ruttford de un extremo de la casa al otro. Podía imaginar sus manos alrededor del cuello del Fey mientras lentamente asfixiaba la vida de

Lo estás haciendo de nuevo advirtió Cecil golpeando el brazo de Maverick. Deja de mostrarte como si estuvieras soñando con destripar al hombre.

Lo estoy

admitió Maverick con los dientes

apretados. Si toca un pelo de su cuerpo lo voy a hacer.

un

gruñido. Maverick le había enseñado bien. Demasiado bien. Si lo lastimas, nunca te lo perdonaré.

Oh,

ya

basta

dijo

Melonee

con

Puedo vivir con eso admitió Maverick. No podía dejar de ser un imbécil. Aún veía a Melonee como la dulce pequeña de cinco años que le había robado el corazón al verla. ¿Y ahora tenía una pareja? De ninguna manera. No. No había ninguna oportunidad en el infierno para que Maverick le permitiera correr tras Rutt-jodido-ford.

Sólo la idea de que Ruttford la tocara bien, él oficialmente iba a convertir al bastardo en un eunuco. Entonces Melonee podría verlo todo lo que quisiera. Infiernos,

él oficialmente iba a convertir al bastardo en un eunuco. Entonces Melonee podría verlo todo lo
incluso les permitiría estar a solas después de que él se encargara de ese pequeño

incluso les permitiría estar a solas después de que él se encargara de ese pequeño problema.

Maverick dijo Cecil

advirtiéndole

mientras

palmeaba el pecho de Maverick. Respira.

Estoy respirando.

¡Fuego de tu nariz! Melonee gritó mientras ella dejó de pasear y lo enfrentó. Acéptalo, papá. Soy una mujer adulta, y voy a tener una pareja. Él me va a reclamar, te guste o no.

No uses esa palabra cuando hablas de RuttDioses, ni siquiera podía decir el nombre del hombre en voz alta sin ver rojo.

Ruttford

Melonee

terminó

él. Ruttford. Ruttford. Ruttford.

por

Oh, cielos. Cecil rodó los ojos. ¿Estás tratando de enloquecer a Maverick para que mate a tu pareja?

¡Cecil! Maverick gruñó.

Lo siento dijo Cecil mientras se dejaba caer en el sofá de cuero de la oficina de Maverick. Me olvidé que te niegas a dejarla crecer.

Maverick amaba a su pareja más que a su propia vida,

pero entre Cecil y Melonee, él estaba peligrosamente cerca

de atarlos a ambos y meterlos en un armario próximos cien años.

durante los

No dejaras la casa ordenó mientras la ira hervía y se derramaba.

¡Mírame! Melonee gritó mientras ella se dio la vuelta y salió de la oficina de Maverick, cerrando la puerta tras de sí con tal violencia, que las paredes temblaban.

la vuelta y salió de la oficina de Maverick, cerrando la puerta tras de sí con
 Te estaré observando, ¡está bien!  le gritó a la puerta cerrada  .

Te estaré observando, ¡está bien! le gritó a la puerta cerrada. ¡Viendo que no hagas nada!

Muy suave dijo Cecil cuando se sentó en el sofá y lanzó un brazo sobre el respaldo. Siento escalofríos que recorren mi brazo por tu amenaza.

Maverick gruñó a su pareja. No, tú también.

Cecil levantó las manos delante de él. Me voy a quedar neutral. Ella es nuestra hija, pero tarde o temprano vas a tener que dejarla ir. Ella es una mujer adulta con una pareja que ha esperado pacientemente tu aprobación. Pero tengo la sensación de que ya no puede esperarte más.

Eso no es quedarse neutral. Maverick se dejó caer en su silla, pellizcándose el puente de la nariz mientras dejaba escapar un largo suspiro. ¿Por qué se volvía loco cada vez que pensaba en su hija y Ruttford?. ¡Maldición!

Cecil se levantó y se acercó a él, deslizándose en el regazo de Maverick y jalándole el mentón hasta que Maverick vio los hermosos ojos amatistas de Cecil. Enfréntalo, bebé. Ahora, ha crecido. Tienes que dejarla ir y dejarla vivir su propia vida. Si no lo haces, va a resentirse contigo. ¿Qué harías si alguien tratara de mantenerme alejado de ti?

Maverick odiaba cuando Cecil intentaba hacerle entrar en razón. No quería ser prudente en estos momentos. Quería ser un lunático delirante que evitaría a toda costa que alejaran a su pequeña niña de él. Maverick apoyó su frente contra la de Cecil y suspiró, sintiéndose como si estuviera luchando una batalla perdida.

No era que no quisiera que su pequeño ángel fuera feliz. Sólo que dejarla ir era una de las cosas más difíciles que había tenido que hacer. ¿Qué padre pensaba que alguien era lo suficientemente bueno para su hija? ¿Y de todos los

que había tenido que hacer. ¿Qué padre pensaba que alguien era lo suficientemente bueno para su
hombres, Ruttford? Iba a requerir un milagro para que Maverick lo viera como algo más

hombres, Ruttford? Iba a requerir un milagro para que Maverick lo viera como algo más que un jodido inmaduro.

Yo los mataría.

Exactamente respondió Cecil mientras pasaba sus manos por el pecho de Maverick. No puedes aferrarte a ella para siempre.

«Mírame».

 . No puedes aferrarte a ella para siempre. «Mírame». Melonee enojada se dirigió a su

Melonee enojada se dirigió a su dormitorio y cerró la puerta. Estaba tan enojada ahora que ella gritó con toda su capacidad pulmonar. Sabía que su papá la quería. Se lo había demostrado a lo largo de los años, no sólo estuvo dispuesto a ir por encima de todo y más allá para mantenerla a salvo, sino que realmente la amaba y se preocupaba por ella.

Sólo deseaba que dejara de verla como su pequeña niña y que la reconociera como la mujer en la que se había convertido. Todos en la casa la trataban como una mujer y no como una niña. ¿Por qué su padre no podía hacer lo mismo?

Dejándose caer en la cama, Melonee se acomodó sobre su espalda y se quedó viendo el dosel de madera encima de ella. Estaba cansada de esperar para estar con Ruttford. Estaba empezando a olvidarse de como se veía, y eso sólo le molestaba aún más.

Ella vio hacia la puerta cuando se entreabrió. Ella ya sabía quién era. Entra, Taylor.

Con lo mucho que ellos se molestaban uno al otro, Taylor era su mejor amigo. El medio demonio había pasado

Entra, Taylor. Con lo mucho que ellos se molestaban uno al otro, Taylor era su mejor
tantas noches con Melonee tratando de encontrar una manera para que ella escapara con Ruttford,

tantas noches con Melonee tratando de encontrar una manera para que ella escapara con Ruttford, quien era su pareja, que Dagon había empezado a quejarse.

Pero Melonee se sentía agradecida por Taylor. La primera vez que lo conoció, eran más propensos a estrangularse entre sí que pasar el rato, pero se convirtió en la gema de sus amigos con los años.

Escuché tormenta en el piso de abajo confesó mientras cerraba la puerta detrás de él y se acercaba a la cama, tomando asiento en su suave edredón de encaje. ¿Estás bien?

No admitió Melonee. Entiendo lo que Maverick está pasando. Sinceramente, lo entiendo, pero no puedo permitir que siga dictando mi vida. He seguido sus reglas. Melonee sonrió. Bueno, de todos modos, la mayoría de ellas. Pero Ruttford es mi pareja. ¿Cuánto tiempo cree que puede mantenernos separados?

Taylor se recostó en su cama. Siempre puedes solo

irte.

Podría admitió mientras se mordía el labio inferior, pero no quiero hacer las cosas de esa manera. No quiero dejar de esa manera a mi papá. Quiero su bendición. Y eso parecía ser lo último que iba a tener. Entendía el amor que

sentía su padre por ella, honestamente lo entendía, pero iba

a hacer que se resintiera con él si no la dejaba ir.

Bueno dijo Taylor dejando escapar un largo suspiro. Creo que esto se reduce a escoger entre tu pareja

o tu papá. Su tono era triste, y Melonee sabía que él tenía

razón. Pero ella no quería que él tuviera razón. Ella no quería tener que elegir. Se le rompía el corazón con solo considerar en darle la espalda a Maverick, el hombre que la había

tener que elegir. Se le rompía el corazón con solo considerar en darle la espalda a
criado incondicionalmente. desinteresadamente y la había amado Las lágrimas brotaron de sus ojos mientras pensaba

criado

incondicionalmente.

desinteresadamente

y

la

había

amado

Las lágrimas brotaron de sus ojos mientras pensaba en no volver a ver a su padre de nuevo, pero Taylor estaba en lo cierto. En un momento Melonee tendría que abrazar su destino y encontrar su futuro con su pareja. No quería irse así. Una parte de ella se moriría sin él. Voy a hacerlo dijo con el corazón herido. Voy a ir a verlo mañana por la noche.

Taylor se giró, dándole unas palmaditas en la rodilla. Sabes que siempre estaré aquí para ti, Mel. Incluso después de que te vayas, llámame, aunque sea sólo para hablar.

Melonee luchó para ocultar las lágrimas. La decisión no había sido fácil, pero no podía negar a Ruttford y vivir bajo el techo de Maverick por el resto de su vida. No, tenía que vivir su propia vida, aunque fuera sin su papá.

Vamos dijo Taylor mientras se levantaba y le tendía la mano. Vamos a tomar un poco de chocolate caliente en la cocina.

Ella no tenía ganas de ir a ninguna parte, pero Melonee tomó la mano de Taylor y le permitió que la sacara de la cama. Tan pronto como se puso de pie, él la abrazó en un abrazo fraternal, pasando su mano por su espalda. Vas a estar bien, te lo prometo. Maverick se va a enojar, pero confía en mí, no va a darte la espalda. Eres su pequeña princesa.

Melonee levantó la mano y se limpió las lágrimas mientras apoyaba la cabeza en el hombro de Taylor. Espero que tengas razón. Deseaba que su hermano Tangee estuviera aquí, pero él y su pareja, Loco, se encontraban en un lugar de Manchester ayudando a unos shifter que estaban teniendo problemas con un techo con goteras. A pesar de que era genial tener a su mejor amigo

a unos shifter que estaban teniendo problemas con un techo con goteras. A pesar de que
ayudándola, Melonee necesitaba el abrazo de su hermano. Siempre ahuyentaba su mal humor. Pero, de

ayudándola, Melonee necesitaba el abrazo de su hermano. Siempre ahuyentaba su mal humor.

Pero, de nuevo, Melonee sabía que no podría resolver esto. Quería a Ruttford, lo ansiaba, y lentamente se estaba marchitando en su interior sin él. Apartándose de Taylor, le dio al medio demonio una temblorosa sonrisa y luego lo siguió desde su habitación.

Ella sabía que él tenía razón, pero tomar la decisión no era más fácil. Esta era su casa y había soñado con tener a su pareja bajo el mismo techo que los demás, pero parecía que no iba a tener su sueño. A pesar de que vivir fuera de la manada mataba algo dentro de ella, Melonee estaba cansada de esperar.

Al llegar al vestíbulo, el timbre de la puerta sonó. Se separó de Taylor y le dijo: Ve por nuestro chocolate caliente mientras yo abro la puerta.

Taylor asintió y se fue a la cocina mientras Melonee caminaba hacia la puerta, pensando profundamente en sus problemas. Tenía que haber una manera de estar con su pareja Ruttford y vivir con su manada. Podía no ser un lobo, pero desde que tenía cinco años, este había sido su hogar.

Melonee agarró la manija y abrió la puerta, con la mente en otra parte hasta que vio al hombre de pie en el escalón de la entrada, mirándola como si él estuviera en trance.

Ella sabía cómo se sentía.

Era como si el aire fuera golpeado de su estómago mientras estaba allí luchando por respirar. Su mente no podía procesar la implicación de quien estaba de pie justo en frente de ella. Su cerebro daba vueltas ante la imposibilidad.

Hola.

la implicación de quien estaba de pie justo en frente de ella. Su cerebro daba vueltas
Melonee se quedó allí parpadeando ante el hombre, incapaz de responder. El corazón le latía

Melonee se quedó allí parpadeando ante el hombre, incapaz de responder. El corazón le latía más rápido mientras veía fijamente los ojos de color azul pálido. Le recordaba los ojos de un husky siberiano, tan claros y cristalinos.

¿Te importa si entro? Está muy frío aquí afuera. Su voz era cálida, rica y se deslizó sobre ella como una suave piel.

Por supuesto. Melonee dio un paso atrás, absorbiendo su cabello corto y oscuro, sus ojos de color azul pálido y una expresión en su rostro que decía que estaba disfrutando la mirada abierta que le estaba dando.

«Humano».

Él era humano. Dios, ella estaba tan jodida. Si pensaba que Maverick había enloquecido por Ruttford, espera a que se entere que el destino quiso torturar al Alfa hasta la locura, dándole a Melonee una segunda pareja.

«Una segunda pareja».

Quizás era a ella a la que iban a torturar hasta la locura porque no tenía ni idea de cómo iba a manejar dos magníficas parejas. Dios, había estado preocupándose por uno tal como estaba.

¿Puedo ayudarte?

Melonee cerró los ojos ante el sonido de la voz de Maverick. Parecía que tenía un radar cuando se trataba de alguien que tenía la capacidad para llevarla lejos de la casa. Pero ella sabía que no podía permitir que el Alfa se enterara de quién era ese hombre. Él lo echaría antes de que ella siquiera conociera su nombre.

Su nombre.

el Alfa se enterara de quién era ese hombre. Él lo echaría antes de que ella
 Papá, él es nombre?  Ella se giró a verlo  . ¿Cuál es

Papá, él es nombre?

Ella se giró a verlo. ¿Cuál es tu

Hubo un gruñido salvaje detrás de ella, que le dijo a Melonee que su padre estaba enojado de que hubiera dejado entrar a alguien a la casa sin saber primero quién era.

Con una traviesa sonrisa, el desconocido levantó su mano, sus dedos fuertes tomaron los suyos y le dio un ligero apretón. Tan pronto como tocó su piel, Melonee sintió como si sus rodillas fueran a ceder.

«Contrólate, maldición. Si Maverick sospecha algo, va a echar a tu pareja».

Adam Nyte. Le dio a Melonee una sonrisa encantadora, con todos sus rectos dientes blancos y maldición, tenía hoyuelos. Pero rápidamente apartó la mano, temiendo que a su papá le diera un infarto.

Soy Melonee Brac. ¿Qué te trae por aquí, señor Nyte? preguntó Melonee, incapaz de apartar los ojos de él. Nunca antes había visto ojos como los suyos. Eran tan pálidos que casi carecían de color.

Él está aquí para verme dijo Lewis mientras bajaba las escaleras. Bueno. Gracias por venir, Adam. Los dos hombres se estrecharon las manos, dándose un rápido empujón antes de que Lewis se separara y palmeara la espalda de Adam. Fuimos a la escuela juntos, y me encontré con él en el pueblo hoy.

Bueno, al menos Melonee sabía que tenía a alguien a quien torturar para obtener información acerca de Adam, una vez que se fuera en la noche.

Lo siento por haber venido tan tarde. No tenía ni idea de que vivías con una gran familia. Adam miró a Melonee por un segundo y luego miró a Lewis. Por el aspecto de

que vivías con una gran familia.  Adam miró a Melonee por un segundo y luego
todos los vehículos afuera, yo diría que este lugar está lleno hasta el tope. 

todos los vehículos afuera, yo diría que este lugar está lleno hasta el tope.

Vamos a la cocina. Si tienes hambre, estoy seguro de que podemos encontrar algo para que puedas comer. Adam comenzó a caminar al lado de Lewis, pero vio por encima del hombro a Melonee, una mirada de asombro en sus ojos.

Ella sabía que él sentía la conexión, pero al ser humano, no le cabía duda de que no entendía la atracción.

Hay algo en él que no me da confianza dijo Maverick, mientras caminaba hacia su oficina.

Melonee cerró los ojos y se pellizcó el puente de la nariz, preguntándose si iba a sobrevivir a esto en una sola pieza o si el destino iba a añadir otra perversa vuelta de tuerca a una situación ya retorcida.

a esto en una sola pieza o si el destino iba a añadir otra perversa vuelta
Ruttford se paseaba de un lado a otro bajo el gran árbol, esperando a Melonee.

Ruttford se paseaba de un lado a otro bajo el gran árbol, esperando a Melonee. Se suponía que debía encontrarse con él esta noche, y ella era en todo lo que había pensado todo el día. Se moría de ganas de que sus dedos tocaran su cálida y sedosa piel y acariciar su largo cabello.

Todavía no había descubierto la manera de lograr estar alrededor de la familia de Melonee, aunque era mejor decir que el Alfa era la pesadilla de la existencia de Ruttford. Eso había tomado mucha de la paciencia que tenía, y Ruttford estaba al final de la cuerda con la espera. Esta noche, bajo el cielo despejado y las miles de estrellas, le pediría a Melonee que se fuera a casa con él. Sólo rezaba para que ella estuviera de acuerdo.

Ruttford entendía acerca de las lealtades familiares. Honestamente lo hacía, pero sabía que nunca iba a tener la bendición de Maverick, al infierno con eso. Estaba cansado de esperar, cansado de anhelar, y malditamente cansado de estar sin su pareja.

Bueno, aunque entendía las quejas de Maverick. Él, después de todo, causó muchos estragos en esa casa, pero

eso fue antes de saber que la mujer de sus sueños vivía allí. Si

sí, probablemente habría seguido siendo

una mierda, pero no se hubiera quedado para ser atrapado.

hubiera sabido

Quedarse lo agravó, Ruttford sintió a su hermano Fire antes de que apareciera, apoyado contra un árbol y una sonrisa de satisfacción en su rostro.

sintió a su hermano Fire antes de que apareciera, apoyado contra un árbol y una sonrisa
 ¿Qué estás haciendo aquí?  Ruttford preguntó mientras sus ojos recorrían la zona en

¿Qué estás haciendo aquí? Ruttford preguntó mientras sus ojos recorrían la zona en busca de Melonee.

Sólo quiero conocer a tu pareja respondió Fire. No es propio de ti ocultar a alguien de la familia. Se me hizo muy curioso.

Esto venía de un hombre que tenía tanto a hombres como a mujeres acudiendo a su cama. El alto, moreno y guapo elf nunca había ocultado el hecho de que podía conseguir a cualquier persona que quisiera. Si Melonee no fuera su pareja, Ruttford se habría preocupado acerca de que Fire estuviera aquí.

Aun así eso lo tenía al borde. Incluso si Melonee no encontrara atractivo a Fire, su hermano iba a utilizar sus encantos hasta que la tuviera comiendo en la palma de su mano. Fire no era más que un viejo y gran puto, y no había manera de que fuera a permitir que su hermano estuviera en algún lugar cerca de Melonee. Si yo quisiera que la conocieras, ya lo hubieras hecho para ahora.

Fire se rio y el sonido irritó los nervios de Ruttford. ¿Ella es tan desagradable a la vista que sientes la necesidad de mantenerla en secreto?

Ruttford estaba listo para golpear a su hermano, pero en su lugar lo ignoró.

Fire sólo estaba tratando de sacarlo de quicio. Pero no iba a funcionar porque Ruttford tenía otras cosas en mente esta noche. Por ejemplo, cómo iba a convencer a su pareja que dejara a su familia y viniera a vivir con él.

¿Pensé que ibas a salir esta noche? Ruttford preguntó irritado.

¿Realmente por qué estás aquí?

él.  ¿Pensé que ibas a salir esta noche?  Ruttford preguntó irritado.  ¿Realmente por
Fire cruzó los brazos sobre el pecho y se encogió de hombros.  Realmente quiero

Fire cruzó los brazos sobre el pecho y se encogió de hombros. Realmente quiero conocer a tu pareja.

Bueno dijo, mientras le daba la espalda. No te quiero aquí.

Ten cuidado, Ruttford, o podrías herir mis sentimientos.

Si eso fuera posible. Fire sólo tenía un sentimiento, y ese era el estar excitado. Ese era el único modo que el hombre parecía funcionar, y Ruttford no lo quería cerca de Melonee. Ella era una hermosa mujer que hacía que su corazón latiera más rápido y más lento al mismo tiempo.

La amaba profundamente. Era la única que lo hacía sentir de esta manera cada vez que ponía los ojos en ella. A pesar de que no había pasado mucho tiempo a su alrededor, Ruttford estaba enamorado. Tenía los ojos azules más grandes que había visto en su vida y abundante cabello caoba que rogaba a un hombre envolver las manos en el hermoso cabello y mimarla como un gatito.

Y no iba a dejar que Fire arruinara esto para él.

¿No tienes a alguien que tu encanto pueda llevar a tu cama, como a uno de los renos de Nick? Ruttford le dijo con petulancia a su hermano.

Muy gracioso respondió Fire, enfrentándose a los insultos de Ruttford. No, soy todo tuyo esta noche.

Ruttford se giró hacia su hermano y estudió al hombre. No era como si Fire fuera tan inflexible acerca de estar alrededor de Ruttford. Eran hermanos, pero no era un secreto que no eran cercanos. ¿Qué es lo que no me estás diciendo?

Cuando Fire se movió de un pie al otro, Ruttford sintió la ira subir hacia la superficie. ¡Me estas usando para ocultar tu olor!

movió de un pie al otro, Ruttford sintió la ira subir hacia la superficie.  ¡Me
 No lo hago  Fire negó, pero la forma en que sus ojos se

No lo hago Fire negó, pero la forma en que sus ojos se posaron en Ruttford le dijo que el hombre estaba mintiendo.

Les debes a esos malditos corredores de apuestas de nuevo, ¿no es así? Fire no solo tenía predilección por el sexo, sino también por el juego. La última vez que su hermano le debía a esos elves de las sombras, habían estado a punto de matarlo. Le había jurado a sus padres que había terminado con el juego, pero Ruttford conocía a su hermano. ¿Cuánto, Fire?

No estoy huyendo de los apostadores bufó Fire mientras se apartaba del árbol. ¿Por qué automáticamente asumes lo peor, Ruttford? ¿Sólo porque quiero conocer a tu pareja, estoy haciendo algo que no es bueno?

Suena bastante bien dijo Ruttford. ¿Cuánto les debes, Fire?

Sabes qué, jodete. Fire desapareció, dejando a Ruttford allí echando humo. Se habría sentido mal si no fuera por el hecho de que sabía que tenía razón.

Cansado de esperar, Ruttford apareció en el patio trasero de Melonee. Sabía cómo entrar sin ser detectado, pero Ruttford había estado intentando todo lo posible para comportarse y no enojar a Maverick más de lo que ya estaba. Había tratado de enseñar a Melonee cómo desaparecer sin ser detectada, pero su pequeña dulce pareja, encontró la lección difícil. Lo había intentado en numerosas ocasiones, sólo para hacer estallar la alarma de la casa y hacer que Ruttford rápidamente se desvaneciera antes de que le cortaran las bolas.

Pero después de lidiar con Fire, Ruttford quería saber lo que estaba evitando que su pareja se encontrara con él. Había prometido ayudarla con el escudo contra la

saber lo que estaba evitando que su pareja se encontrara con él. Había prometido ayudarla con
desaparición cuando ella estuviera lista para ir con él, pero aún no lo había llamado.

desaparición cuando ella estuviera lista para ir con él, pero aún no lo había llamado.

Quería saber por qué. Usando como protección la oscuridad para cubrir su apariencia, Ruttford miró el interior de la cocina. Vio a Lewis y a Taylor de inmediato. Estaban de pie cerca del mostrador hablando uno con el otro.

A Ruttford le agradaba Taylor. El medio demonio había cubierto a Melonee muchas veces. Le molestaba como el infierno que tuviera que cubrir a su pareja para salir con él. Ella era una mujer adulta, su pareja, y él tenía todo el derecho a estar con ella.

Pero Melonee no estaba lista para desafiar a su padre y realmente estar con él.

Una parte de él se entristeció con ese pensamiento, pero Ruttford sabía que haría lo que fuera para estar con ella. Melonee era muy dulce e inocente como para desafiar a Maverick, algo que Ruttford no podía negar.

Se

quedó

sin

aliento

cuando

la

vio

entrar en la

cocina. Dios, ella era tan hermosa. Era como ver las puertas del cielo y que se le negara la entrada. Dolían sus brazos por envolverlos alrededor de ella y jalarla hacia su cuerpo, besar el suave cuello y morder suavemente la oreja.

Le tomó todo lo que tenía quedarse fijo en el suelo y no irrumpir en la cocina y tomar lo que era suyo por derecho. Ruttford debería ser nombrado el santo del año por la paciencia que mostraba al contenerse.

Sonrió al verla sonreír. Le hizo bien a su corazón saber que ella era feliz. Eso era todo lo que quería para ella, que fuera feliz.

sonreír. Le hizo bien a su corazón saber que ella era feliz. Eso era todo lo
era por lo que estaba esperando hasta que estuviera lista para irse en lugar de

era por lo que estaba esperando hasta que

estuviera lista para irse en lugar de arrastrarla lejos de su familia y reclamarla como suya.

Eso

Frunció el ceño, Ruttford se preguntó a quién le estaba dando Melonee miradas robadas. Parecía como si estuviera tratando de no ser atrapada, eso fue lo que despertó su curiosidad. Moviéndose a la derecha, Ruttford se asomó a la cocina, y vio a un desconocido de pie allí, mirando a Melonee como si estuviera abiertamente interesado.

¿Que jodidos? Ruttford murmuró para sí mismo. Él se rascó la mandíbula, viendo a los dos y estando malditamente seguro que se estaban mirando uno al otro. Ira al rojo vivo se instaló en su pecho mientras apretaba sus manos en puños a los costados.

¿Su pareja estaba viendo a otro hombre? ¿Había perdido la maldita cabeza? Ruttford estaba dispuesto a destripar al hombre en el acto solo por verla de esa manera. Sacando su teléfono celular de su bolsillo, marcó el número de Melonee y esperó mientras sonaba. La vio sacar su teléfono de su bolsillo trasero, comprobar el número y, luego ver a su alrededor antes de salir corriendo de la cocina.

¿Hola?

Hola, hermosa. ¿Se te olvidó que se suponía que nos reuniríamos esta noche? preguntó, manteniendo su tono controlado a pesar del hecho de que había visto las miradas hambrientas que habían intercambiado en la cocina. Quería una explicación antes de que él la encerrara en su habitación por el resto de su vida y matara al bastardo que estaba de pie en la cocina.

Podía sentir la vacilación en el otro extremo del teléfono, y quiso maldecir y al mismo tiempo pedirle que

la cocina. Podía sentir la vacilación en el otro extremo del teléfono, y quiso maldecir y
saliera a verlo. No debería de haber otro hombre llamando su atención.  murmuró ella

saliera a verlo. No debería de haber otro hombre llamando su atención.

murmuró ella en el

teléfono. Ruttford se colgó a su voz, dejando que calmara esa parte de él que estaba a punto de ir todo bárbaro contra ella. Le ayudó a controlar su ira y darle una pequeña sonrisa.

No

me

he

olvidado

Entonces, ¿cuál es la demora? Te dije que te protegería evitando que alguien lo supiera. Él le dio un vistazo al extraño en la cocina y vio que el hombre estaba viendo hacia la puerta por donde Melonee había salido. Sus dedos se cerraron alrededor del teléfono con más fuerza, malditamente cerca de quebrarlo. ¿Estas lista?

Espera, déjame ir a mi habitación y cerrar la puerta de mi cuarto primero.

Ruttford dejó escapar un suspiro. Podría ir tras el extraño, pero por ahora, desapareció hacia el árbol de nuevo, esperaba que ella no descubriera que la había estado espiando.

Está bien, estoy lista.

Dado que Maverick tenía la casa protegida por Dios sabe qué, se le hizo mucho más difícil a Ruttford usar su magia fey, pero cerró los ojos, empujó su energía mientras la sentía aparecer.

Guardando su teléfono en el bolsillo de atrás, Ruttford la envolvió en sus brazos tan pronto como apareció frente a él. Apretó la cara contra su cabello, aspirando su aroma, y sabía que haría cualquier cosa para mantenerla con él.

¿Me extrañaste? ella preguntó con una graciosa risa mientras pasaba sus manos arriba y abajo de su espalda.

Más de lo que crees. La besó en la sien y se apartó para ver fijamente su hermosa cara. ¿Qué estabas

 Más de lo que crees.  La besó en la sien y se apartó para
haciendo esta noche?  Su cuerpo se sentía bien apretándose al suyo, el pecho subía

haciendo esta noche? Su cuerpo se sentía bien apretándose al suyo, el pecho subía y bajaba un poco más rápido. Eso sucedía siempre cuando estaban tan cerca, pero aún Ruttford no la había reclamado.

Ella no estaba lista, y él no iba a precipitarse en algo que era muy íntimo y especial entre su pueblo. Podía ser un tipo diferente de fey, pero el lazo era algo querido por todos sus semejantes.

Pero eso no le impidió acariciarla y besarla.

Ruttford recorrió con sus labios su cuello, disfrutando de la sensación de la suave piel bajo sus labios mientras deslizaba las manos por sus costados y luego hacia abajo otra vez.

Me es difícil pensar cuando haces eso confesó ella mientras inclinaba la cabeza hacia un lado, dándole más espacio para jugar. Sonrió en su piel mientras sus manos se movían por su espalda, atrayéndola más cerca, presionando sus pechos pequeños contra su pecho. Lo que no daría por tenerla desnuda mientras exploraba cada centímetro de su inocente cuerpo.

¿Lo hago? bromeó mientras le mordía la barbilla.

Ella se estremeció y asintió mientras Ruttford tomaba un puñado de cabello y le daba un ligero estirón, su pene se engrosó cuando ella gimió. La mujer no tenía idea de la mucha resistencia que estaba usando esta noche, sobre todo después de verla en la cocina con el desconocido. Con una abrumadora necesidad de reclamarla para que todo el mundo supiera que le pertenecía a él, presionó la espalda de ella contra el árbol, tomando sus labios en un beso controlado y tierno.

Melonee se derritió contra él, rindiéndose en sus brazos mientras que Ruttford se arriesgó y presionó su muslo entre sus

se derritió contra él, rindiéndose en sus brazos mientras que Ruttford se arriesgó y presionó su
piernas. Melonee jadeó, rompiendo el beso y viéndolo con sus confiados ojos azules.  Ruttford,

piernas. Melonee jadeó, rompiendo el beso y viéndolo con sus confiados ojos azules.

Ruttford, yo

Ruttford robó su protesta con una suave mordida en el labio inferior. Nosotros no vamos a hacer nada, hermosa. Me gusta sentirte contra mí. Lo cual era cierto, pero Dios él quería hacer mucho más.

Tentativamente, ella deslizó sus brazos alrededor de su cuello, jalándolo más cerca.

Esa es mi chica dijo mientras se inclinaba para besar su cuello. Sus manos vagaron hasta la cintura, sujetándola mientras la jalaba aún más cerca, sabiendo muy bien lo que la fricción le haría a ella.

Estaban afuera para darle un placer que él sabía que nunca había experimentado antes. Ruttford estaba utilizando todos los medios necesarios para recordarle que ella le pertenecía, no a un desconocido que le había dado una mirada radiante. Estaría maldito si dejaba que su pareja se descarriara. Mostrarle los placeres que ella podría desatar dentro de su cuerpo era una forma de asegurarse de que no se olvidara de él.

Tomando sus labios otra vez, Ruttford comenzó una lenta danza moviéndola hacia arriba y abajo de su muslo. Lo mantuvo presionado firmemente entre las piernas de Melonee mientras sus brazos se apretaron alrededor de él, su respiración cada vez más desigual.

Bebió sus gemidos mientras barría con su lengua su caliente y húmeda boca. Era el sonido más dulce que había oído. Ella no dudó, no le rehuía cuando él la presionó con más fuerza contra el árbol, devorándola mientras le ayudaba a subir a la ola del sensual placer erótico.

presionó con más fuerza contra el árbol, devorándola mientras le ayudaba a subir a la ola
 Ruttford  dijo desesperado  . Qué … Melonee en un tono  Relájate,

Ruttford

dijo

desesperado. Qué

Melonee

en

un

tono

Relájate, hermosa. Ruttford envolvió un brazo alrededor de su cuerpo, sosteniéndola con fuerza. El otro lo utilizó para jalar su cabello mientras ella se hacía cargo retorciéndose contra su pierna. Eso está bien. Toma lo que necesites de mí.

Melonee arqueó la espalda, Ruttford la sostuvo con más fuerza mientras ella se fragmentó entre sus brazos. Nunca había visto un espectáculo más impresionante en su vida. Apretó su coño contra su muslo, gritando su nombre cuando ella se corrió. Estaba tan jodidamente duro que estaba matándolo no poder tomarla, pero sabía que esto era lo más lejos que iría esta noche.

Pero eso no le impidió acariciarla a través de su orgasmo. Ella se estremeció, con los ojos abiertos y una bonita sombra color rosa coloreó sus mejillas.

Él sonrió, besando su mandíbula cuando se relajó en sus brazos.

¿Te sientes mejor? Ruttford le acarició el cuello y luego la lamió hasta su oreja. Era fey, por lo que sus orejitas puntiagudas eran ultrasensibles. Tenía razón, ella gimió una vez más.

Podía comérsela cuando ella estaba así, todo masilla y saciada en sus brazos. Sólo hacía que la esperanza de tenerla desnuda y reclamarla fuera aún más dulce.

Tengo que ir a casa murmuró mientras le mordió la

oreja.

sus

brazos. Quédate conmigo, Melonee. ¿No crees que ya es

hora, hermosa?

No

dijo

mientras

la

apretaba

en

sus brazos  . Quédate conmigo, Melonee. ¿No crees que ya es hora, hermosa?  No
Ella se apartó, desenfocados. lo miraba  Pronto, Ruttford, lo prometo. con sus iris azules

Ella

se

apartó,

desenfocados.

lo

miraba

Pronto, Ruttford, lo prometo.

con

sus

iris

azules

Le robó otro beso antes de dejarla firme sobre sus pies.

Inclinándose sobre ella, Melonee no tuvo más remedio que inclinarse hacia atrás en el árbol. Con el pulgar, le levantó la barbilla para verla a los ojos. Voy a darte cinco días, hermosa. Cuando esos cinco días pasen, voy a tomar lo que es mío.

para verla a los ojos.  Voy a darte cinco días, hermosa. Cuando esos cinco días
Adam miró la puerta de la cocina, una vez más, pero él no veía que

Adam miró la puerta de la cocina, una vez más, pero él no veía que regresara la impresionante mujer. No estaba seguro de lo que había en ella, aparte de la evidente belleza que poseía, que le hacía seguir viendo si ella regresaba.

Entonces, Adam Lewis comenzó, dime lo que has estado haciendo todos estos años.

Él apartó la mirada de la puerta mientras se encogía de hombros. Principalmente trabajo corporativo en el extranjero.

Eso es muy vago comentó Lewis con una risita.

No había manera de que pudiera decirle al hombre que ayudaba a las empresas en adquisiciones hostiles. No quería levantar su mano 3 acerca de su presencia en Villa Brac. No hasta no tener el informe de Vincent y descubrir por qué Les había enviado esos archivos incompletos. Es todo jerga legal.

No era realmente una mentira.

la

ciudad? Lewis le preguntó mientras dejaba su taza y se

giraba hacia Adam.

¿Cuánto

tiempo

planeas

quedarte

en

A lo sumo unas semanas. Tenía que cambiar de tema antes de que su viejo compañero de clase le

3 En esta frase se hace referencia a un juego de cartas donde se revela la mano o cartas, esta frase es una forma coloquial de decir que no se quiere revelar un secreto.

cartas donde se revela la mano o cartas, esta frase es una forma coloquial de decir
preguntara por qué estaba allí  . Entonces  empezó a decir, señalando con su

preguntara por qué estaba allí. Entonces empezó a decir, señalando con su brazo la gran cocina, ¿vives aquí?

Elegante, ¿no es así? Lewis le preguntó con una sonrisa. Pero no soy el propietario del lugar. Mi novio y yo alquilamos una habitación aquí.

Adam se quedó atónito en silencio por un momento. El mundo en el que vivía se había movido alrededor, expresando abiertamente relaciones gays. Le tomó por sorpresa el oír que Lewis lo admitiera tan libremente. No estaba acostumbrado a eso. Adam estaba acostumbrado a que todo lo referente a los hombres gay se escondiera detrás de puertas cerradas, sólo se murmuraba, y las reuniones con otro hombre se mantenían en secreto.

Cierra la boca, Adam dijo Lewis. Sí, soy gay.

Adam rápidamente cerró la boca, sintiendo el rubor de la vergüenza en su cara. Lo siento. No era mi intención ofenderte. No estoy acostumbrado a escuchar a alguien admitirlo abiertamente.

No hay ofensa. ¿Te gustaría un tour?

Eso le ayudaría con su investigación. Eso llenaría los huecos en los expedientes. Por supuesto.

Lewis le señaló a Adam que lo siguiera, y salieron de la cocina.

Adam no sólo prestaba atención a la gran casa que estaban recorriendo, sino que mantuvo un ojo buscando a Melonee. Mientras caminaba por los pasillos con Lewis, Adam estaba impresionado de lo ricamente decorado del lugar. Esto no era un hogar de alguien que estaba en la miseria y en busca de vender. Solo los pisos de mármol en el vestíbulo deberían de haber costado una fortuna, por no hablar de la rica madera barnizada de la escalera y las paredes.

vestíbulo deberían de haber costado una fortuna, por no hablar de la rica madera barnizada de
 ¿De quién es esta casa?  le preguntó.  De Maverick Brac  respondió

¿De quién es esta casa? le preguntó.

De Maverick Brac respondió Lewis. Pero él tiene un montón de familia alojándose aquí.

Adam dejó de caminar cuando un niño salió corriendo de uno de los dormitorios, corriendo por el pasillo usando solamente una sonrisa mientras se reía.

¡Vuelve aquí, Nevada! Un muy grande, hombre calvo perseguía al niño, agarrándolo en sus brazos. Tomaras un baño lo quieras o no.

Adam se sorprendió de lo suave que el gigante era con el niño pequeño. Él regañaba al niño, pero sus ojos brillaban con diversión.

Ese es Montana y su hijo Nevada Lewis le informó.

Adam asintió y comenzó a caminar mientras Lewis le mostraba los muchos pasillos del lugar. ¿Cuántos dormitorios tendría esta casa, y cuántos estarían llenos de gente?

Adam empujó su espalda contra la pared, con los brazos extendidos y todos los músculos tensos en su lugar cuando un jodido tigre rodeó la esquina. No estaba seguro de estar viendo las cosas correctamente. ¿Era eso realmente un tigre en dirección a ellos? ¿Qué infiernos estaba pasando en esa casa?

Relájate, Adam. Keata es inofensivo.

Adam no estaba dispuesto a tomar la palabra de Lewis. Nunca había estado tan cerca de un animal exótico antes, y él no estaba dispuesto a estar más cerca. ¿Podrías ponerlo en una habitación? le preguntó, odiando oírse como un cobarde, pero maldición, era un tigre.

Un real tigre vivo.

en una habitación?  le preguntó, odiando oírse como un cobarde, pero maldición, era un tigre.
 Ve a buscar a Cody  le dijo Lewis al animal mientras se inclinaba

Ve a buscar a Cody le dijo Lewis al animal mientras se inclinaba y frotaba detrás de la oreja al tigre. Adelante.

El tigre se lo quedó viendo por un momento, como si lo estudiara, y luego hizo lo que Lewis le pidió. Adam no estaba tan seguro de querer terminar el tour.

¿Más sorpresas?

No respondió Lewis y luego agregó, sólo un montón de alborotadores y un puñado de bebés.

Adam estaba listo para decirle a Lewis que había terminado con el tour y que estaba listo para irse cuando vio a Melonee por el pasillo caminando hacia ellos. Ahora podría acercarse a la belleza exótica tanto como ella quisiera. Había algo en ella que hacía que corriera la sangre de Adam caliente y su imaginación se volviera salvaje. Todo ese largo y hermoso cabello lo estaba volviendo loco, por no mencionar el cuerpo y el culo para morir que tenía.

Yo no seguiría comiéndome con los ojos a mi sobrina si fuera tú dijo Lewis, por lo que Adam apartó los ojos de ella para ver al hombre. Ella no está en el recorrido turístico.

La advertencia fue fuerte y clara. Mostrándole un lado de Lewis que nunca había visto antes. «Bastante justo». Pero no

era fácil. Podía realmente sentirla moverse hacia él.

¿Haciendo un recorrido? Melonee preguntó, su voz tan jodidamente hipnótica que Adam tuvo que esforzarse para no verla abiertamente. ¿Qué infiernos le sucedía? Ninguna mujer jamás le había afectado tanto como ella antes, y había dado la vuelta al mundo. Él normalmente era más controlado y no actuaba como un adolescente caliente queriendo anotar.

Pero

maldición

si

volviéndose locos.

todos

sus

sentidos

no

estaban

como un adolescente caliente queriendo anotar. Pero maldición si volviéndose locos. todos sus sentidos no estaban
 Estábamos a punto de terminar  dijo Lewis. Adam podía oír la irritación en

Estábamos a punto de terminar dijo Lewis. Adam podía oír la irritación en el tono. No había querido ser grosero pero parecía que Melonee lo estaba afectando de una manera que nunca antes le había sucedido.

Sí, se está haciendo tarde dijo Adam girándose y comenzando a regresar hacia el vestíbulo. Tenía suficiente por ahora para actualizar sus archivos. Estaba allí para comprar este pueblo y destruirlo. Ese pensamiento necesitaba mantenerse en la vanguardia de su mente. No importaba cuan hermosa fuera Melonee Brac o lo mucho que le afectaba. Adam no estaba aquí para conocer gente nueva.

Él estaba aquí con un solo propósito, y le haría bien recordarlo. Adam se reprendió mentalmente por dejar que alguien le llegara de la manera en que Melonee parecía estar haciéndolo. No era débil y no era alguien que dejaba que sus hormonas lo gobiernen.

Cuando llegó a la puerta principal, Adam volvió a estrechar la mano de Lewis, listo para salir rápidamente de allí. Fue bueno verte de nuevo.

La irritación se había ido, y el hombre le dio una sonrisa. Fue bueno, Adam. Tal vez nos encontremos en el pueblo.

Adam se alejó antes de ceder a la tentación de levantar la vista de la escalera. Podía sentir a Melonee de pie allí, viéndolo, y él estaba teniendo dificultades para no ver. Dando un paso de nuevo hacia el frío, Adam utilizó el aire frio para despejar su mente mientras se dirigía hacia su carro.

Cada señal de alarma en su cabeza le decía que algo raro estaba pasando en esa casa. Pero Adam no estaba aquí para averiguar quién era cada quien. Estaba allí para comprarle a todo el mundo y entregar los contratos a la corporación Kenyon.

quién era cada quien. Estaba allí para comprarle a todo el mundo y entregar los contratos
Maverick estaba junto a la ventana de su oficina, viendo como el hombre se alejaba.
Maverick estaba junto a la ventana de su oficina, viendo como el hombre se alejaba.

Maverick estaba junto a la ventana de su oficina, viendo como el hombre se alejaba. No confió en él.

Eso se debe a que estaba viendo a Melonee y no lo ocultó dijo Kota, el segundo al mando de Maverick, sentado en el sillón de cuero frente a su escritorio. Cualquier persona que abiertamente se la come con los ojos inmediatamente se pone en tu lista negra.

Maverick sacudió la cabeza mientras se apartaba de la ventana una vez que el Mercedes tomó el camino de la entrada y salía de su vista. Hay mucho más que sólo eso. El hombre vestía un suéter costoso, jeans y chaqueta, y Maverick, olía las segundas intenciones. Quiero que alguien mantenga un ojo sobre él, mientras que este en la ciudad.

Voy a decirle a Hawk que envié a algunos hombres a vigilar al señor Adam Nyte dijo Kota mientras Maverick se sentaba tras su escritorio y subía sus pies calzados con botas. Sabía que no se sentía de esa manera sólo porque el cabrón había estado revisando a su hija. Claro que eso ponía al hombre en la lista de la gente menos favorita de Maverick, pero había algo más que eso. No había permanecido como Alfa por tanto tiempo sin tener instintos que le dijeran que había algo más en el hombre que lo que se veía.

Quiero que Nero verifique sus antecedentes dijo Maverick. Si hay algo sospechoso acerca de ese humano, quiero saberlo.

Kota asintió mientras se levantaba. Voy a ir a la oficina de Nero al otro lado del pasillo antes de ver a Hawk.

Kota asintió mientras se levantaba.  Voy a ir a la oficina de Nero al otro
vello preguntándose quién era Adam Nyte y lo que estaba haciendo en Villa Brac. labio,

vello

preguntándose quién era Adam Nyte y lo que estaba haciendo en Villa Brac.

labio,

Maverick

jaló

el

debajo

de

su

¿Estás planeando la muerte de Ruttford de nuevo? Cecil le preguntó mientras entraba a la oficina y se dejaba caer en el sofá.

No lo hacía, pero gracias por recordarme al imbécil.

Cecil rodó los ojos y se recostó en el sofá, usando el brazo como un apoyo para la cabeza. Necesitas un poco de profunda e intensa psicoterapia, Maverick. Quizás puedas lograr que Nicholas consiga un loquero que te enseñe cómo cortar el cordón.

Maverick entrecerró los ojos a su razón de vivir. Se supone que debes estar de mi lado, pareja.

Y la mayoría de las veces lo estoy. Pero en este tema, estas solo mi pareja. Sabes que estoy de acuerdo con Melonee.

Maverick decidió dejar el tema en paz antes de explotar. Eso no le haría ningún bien. Él y Melonee se encontraban en un callejón sin salida, ambos negándose a ver el punto de vista del otro. A él le importaba una mierda si todo el mundo pensaba que estaba siendo irracional y prepotente. Ella era su niña, y no estaba dispuesto a dejarla ir.

¿Nero

ha

finalizado

la

configuración

de

tu

red? Maverick conversación.

preguntó

cambiando

el

tema

de

la

Cecil se sentó, dando a Maverick una mirada que decía que él sabía lo que el hombre estaba haciendo. Lo hizo. También envió un mensaje a las otras manadas y al aquelarre de Christian para que cada pareja configure una cuenta bajo un nombre de usuario y una contraseña.

manadas y al aquelarre de Christian para que cada pareja configure una cuenta bajo un nombre
Maverick se alegró de ver a Cecil tan involucrado en cosas de la manada en

Maverick se alegró de ver a Cecil tan involucrado en cosas de la manada en lugar de meterse en problemas. No era tan tonto como para creer que su pareja había dejado de causar estragos, pero también era bueno verlo meterse en otras cosas.

Maverick se giró justo cuando la puerta de la oficina se abrió, los hermanos gemelos entraron corriendo y se dirigieron directamente a su escritorio o para ser más precisos, detrás de la silla. ¿No es tarde para que ustedes dos estén corriendo alrededor?

Maverick

preguntó

mientras

Murdock

entraba

corriendo recorriendo con los ojos la oficina.

¿Has visto a mis hijos?

Maverick hizo todo lo posible para mantener la cara seria mientras negaba con la cabeza. No en los últimos cinco segundos. Murdock se dio la vuelta y salió de la oficina. Pequeñas risas sonaban detrás de su silla.

Ustedes dos pueden salir ahora dijo Cecil. Se ha

ido.

Matthew asomó la cabeza y miró alrededor de la oficina. Él va a regresar. Está tratando de engañarnos. Su cabeza desapareció detrás de la silla de Maverick cuando Murdock apareció en la puerta de nuevo, viendo alrededor de la oficina, y luego se alejó, murmurando por lo bajo.

Ahora debe de haberse ido anunció Maddox mientras salía de detrás del otro lado de la silla de Maverick. Eso estuvo cerca.

Ahora, ¿cuáles son sus diabólicos planes? Cecil preguntó.

Los gemelos se quedaron viéndose uno al otro y luego a Maverick. No sabemos. ¿Qué deberíamos hacer?

preguntó. Los gemelos se quedaron viéndose uno al otro y luego a Maverick.  No sabemos.
Eso sorprendió a Maverick, si bien estos dos eran gemelos, cuanto más crecían, Matthew se

Eso sorprendió a Maverick, si bien estos dos eran gemelos, cuanto más crecían, Matthew se parecía más a Murdock y los suaves rasgos de Heaven se veían más en Maddox. Incluso sus personalidades coincidan con la del padre al que se parecían. Matthew era de los dos, el verdadero Alfa. Él era el líder, el que movía a Maddox y lograba que ambos entraran en problemas mientras que Maddox lo seguía obedientemente. No tenía la menor duda que huir de su padre fue idea de Matthew. Aunque Maverick no estaba tan seguro considerando que Maddox era un artista del escape.

Vamos chicos. Estoy seguro de que podemos encontrar algunos problemas para entrar dijo Cecil mientras guiaba a los gemelos fuera de la oficina de Maverick.

un maldito club de

striptease! Maverick le gritó a su pareja. No estaba seguro si

debía rescatar a los niños de Heaven y Murdock o confiar en

que su pareja tuviera un poco de sentido común se levantó y fue tras Cecil.

Maverick

¡Solo

no

los

lleves

a

Justo

cuando

llegó

a

la

puerta,

Micah

y

Ludo

lo

detuvieron. Adam Nyte?

¿Qué

quieres

que

investiguemos

sobre

ese

Maverick vio como Cecil se dirigía a la cocina y rezó para que su pareja fuera por galletas y no saliera a hurtadillas por la puerta trasera. Regresó su atención a Micah. Nada en estos momentos. Nero está trabajando en el pasado del humano.

Entonces ¿por qué la vigilancia? Ludo preguntó.

Mi instinto respondió Maverick. Hay algo raro en ese hombre, y quiero saberlo ya que está en mi maldito pueblo.

instinto  respondió Maverick  . Hay algo raro en ese hombre, y quiero saberlo ya
 Podemos sólo interrogarlo como lo hacíamos en los buenos viejos tiempos  sugirió Micah

Podemos sólo interrogarlo como lo hacíamos en los buenos viejos tiempos sugirió Micah con una siniestra sonrisa. Los oscuros ojos del lobo parecieron iluminarse ante la perspectiva.

Si todo se redujera a eso respondió Maverick. Por ahora, sólo mantén un ojo en él y quiero saber lo que está haciendo.

Mientras los dos se alejaban, Maverick se dirigió a la oficina frente a la suya, encontrando a Nero detrás de su escritorio, escribiendo.

¿Aun nada?

Nero tecleó unas cuantas teclas más y la impresora volvió a la vida, algunas páginas se deslizaron en la bandeja. No hay mucho sobre él. No mucho en absoluto dijo Nero en su normal tono nervioso. Pero me las arreglé para averiguar que trabaja como consultor independiente de la construcción.

Maverick cruzó el despacho y tomó las páginas de la impresora, de lo que Nero había encontrado. Al parecer el señor Nyte había pasado mucho tiempo en el extranjero trabajando en varios proyectos para algunas empresas, pero nada que le dijera por qué el hombre estaba en Villa Brac.

Sigue buscando. Le dijo y salió de la oficina, más decidido que nunca a descubrir los secretos que el humano escondía.

buscando.  Le dijo y salió de la oficina, más decidido que nunca a descubrir los
Melonee se sentó ante la mesa del desayuno, sintiendo un nudo en el estómago. No

Melonee se sentó ante la mesa del desayuno, sintiendo un nudo en el estómago. No podía dejar de pensar en su tiempo con Ruttford anoche y lo que le había hecho a su cuerpo. Esa era la primera vez que el hombre había llevado las cosas tan lejos, y Melonee no estaba reacia a hacerlo de nuevo. Nunca antes había sentido nada como esa explosión, y su cuerpo se estremeció ante el recuerdo. Tenía que conseguir mantener sus pensamientos bajo control porque estaba malditamente segura de que los shifter podrían oler su excitación.

Era todo lo que necesitaba tan temprano en esa mañana, que sus tíos la interrogaran. No había manera en el infierno que ella revelara lo que había pasado entre ella y el hombre que le había dado el mejor orgasmo de su vida.

Dios, ella se sonrojaba. Podía sentir el calor en sus mejillas.

Pero la advertencia de Ruttford no dejaba de aparecer una y otra vez en su mente. Cinco días. Estaba dándole cinco días antes de que él arrojara el guante y exigiera a su pareja. Melonee se había preparado para irse esta noche, pero eso fue antes de que Adam hubiera aparecido.

Ahora no estaba segura de qué hacer.

Sabía que debería haberle dicho a Ruttford, pero después de lo que le había hecho, Melonee se sorprendía de recordar su propio nombre.

haberle dicho a Ruttford, pero después de lo que le había hecho, Melonee se sorprendía de
 Los huevos se están enfriando  dijo Johnny tocándole el brazo y luego señalando

Los huevos se están enfriando dijo Johnny tocándole el brazo y luego señalando su plato con el tenedor. ¿Cómo podía pensar en comer en un momento como este? Su mundo estaba girando fuera de control, y ¿él estaba pensando en los huevos?

¿Los quieres? Deslizó su plato hacia él, con cuidado de no dejar que su confusión sobre la situación se mostrara en su rostro.

Bueno, si insistes dijo antes de empujar el plato vacío a un lado y tomar el suyo. ¿Puedo comerme también la salchicha?

Lo que quieras. Sabía que tenía que llamarle a Ruttford y decirle lo que estaba pasando, pero temía su reacción. El fey había tenido suficiente paciencia, pero si se enteraba que había otro hombre destinado para ella, no estaba segura de que Ruttford esperara cinco días. Él podría irrumpir aquí y exigir que se fuera con él.

Ella se estremeció ante lo que sabía que su padre haría si su pareja decidía venir todo Rambo por ella. No sería bonito.

Johnny le dio unas palmaditas en la mano y le susurró:

Debes ir a ver al Doctor Sheehan. Te ves un poco constipada.

Melonee sonrió y abrazó al hombre. Si supiera cuánto había aligerado el momento para ella. O podría ser el hecho de que necesito ir de compras.

Los ojos azul-gris de Johnny se iluminaron. Ahora estas cocinando con tocino. Puedo lograr que Hawk nos lleve hasta el centro comercial.

¿Centro comercial? Keata dijo desde el otro lado de la mesa. ¿Están diciendo que irán al centro comercial?

¿Centro comercial?  Keata dijo desde el otro lado de la mesa  . ¿Están diciendo
 Yo quiero ir  dijo Blair mientras empujaba su plato a un lado 

Yo quiero ir dijo Blair mientras empujaba su plato a un lado. Tengo que hacer algunas compras de Navidad.

Parecía que Melonee había planeado su día. Pero eso aún no calmaba las mariposas en su estómago. Tenía que hablar con Ruttford, pero infiernos si podía lograr tener el valor para llamarle. Tal vez después de ir de compras con su familia tendría el valor, aunque lo dudaba.

También quería saber dónde estaba alojado Adam y tener también una charla con él. Ella no estaba segura de lo que iba a decirle. «Ah, por cierto, soy fey y tú eres mi pareja». Sí, eso no iba a ser suficiente.

Pero su mayor obstáculo iba a ser su papá. Melonee temía hablar con él. Quizás podría enviarle un texto una vez que se fuera. Dios, ella era una gallina. Ella sabía que no podía hacerle eso a Maverick, no después de que él la había acogido en su casa, la adoptó, y la amaba como si ella fuera su hija biológica.

Quizás debería llamar a su madre. Incluso aunque Olivia estaba felizmente emparejada con Windstorm, un shifter que vivía con la manada de los lobos grises del este, aún se mantenía en contacto y se veían a menudo. Ella sería capaz de ayudar a Melonee con su problema.

Nos vemos en una hora en la puerta principal, chicos dijo Melonee a los hombres alrededor de la mesa mientras deslizaba su silla hacia atrás y luego se dirigía a su dormitorio. Tan pronto como tuvo su puerta cerrada, tomó el teléfono y llamó a su madre.

Hola, cariño dijo su madre tan pronto como ella contestó. Estaba a punto de llamarte.

Melonee se sentó en la cama, preguntándose cómo iniciar la conversación. Quizás sólo debería dejarlo escapar y

Melonee se sentó en la cama, preguntándose cómo iniciar la conversación. Quizás sólo debería dejarlo escapar
acabar de una vez, como arrancar un curita.  Tengo otra pareja.  Ella se

acabar de una vez, como arrancar un curita. Tengo otra pareja. Ella se estremeció y contuvo la respiración mientras esperaba que su madre respondiera.

Oh, querida dijo Olivia. ¿Cómo te has enterado?

Melonee rodó sobre su abdomen y apoyó la cara en la mano libre, preguntándose cómo iba a lidiar con este lio. Un desconocido vino anoche. Creo que él solía ir a la escuela con el tío Lewis. Tan pronto como abrí la puerta, lo supe.

Supongo que si iba a la escuela con el tío Lewis él es humano.

Estas en lo correcto. Melonee suspiró. ¿Qué voy hacer, mamá? Maverick ya está teniendo un ataque por Ruttford, quien, por cierto, me dijo anoche que me daba cinco días y entonces él no esperará por más tiempo.

Olivia se echó a reír. Parece que tienes bastantes situaciones en tus manos. ¿Ruttford sabe sobre este hombre?

Melonee gruñó con irritación. No. Iba a decirle

anoche, pero entonces

a Melonee le daba vergüenza decir lo que había sucedido anoche bajo el gran roble.

Incluso si hablaba con su mamá,

¿Se volvió juguetón? preguntó su mamá.

Más o menos ella admitió con timidez. Me hizo olvidar que quería hablar con él acerca de esto.

Los hombres tienden a hacer eso, cariño. Pero no

puedes mantener esa pequeña información de Ruttford. Se merece saber que tienes otra pareja. Conozco al jovencito,

me parece muy dulce. Estoy segura que realmente no puedo decir lo que vaya a hacer.

oh, infiernos,

Conozco al jovencito, me parece muy dulce. Estoy segura que realmente no puedo decir lo que
 Pero, ¿si Ruttford es mi pareja, y Adam es mi pareja, no los hace

Pero, ¿si Ruttford es mi pareja, y Adam es mi pareja, no los hace a ellos pareja? Melonee sintió una ligera chispa de esperanza dentro de ella. Quizás estaba nerviosa por nada. Quizás ambos se aceptarían y las cosas no serían tan malas.

Te puedo decir por mi experiencia al vivir aquí en la villa de Zeus que sólo porque tienes dos hombres no significa que se lleven bien. Algunos de los hombres de aquí casi matan al otro, hasta que dejaron de actuar como estúpidos machistas y se instalaron en su relación.

Eso no era lo que ella quería oír.

»Pero, Melonee, pase lo que pase, tienes que seguir

tu corazón. Amo a Maverick a morir por cuidar de ti cuando

yo no pude. Fue un regalo del cielo, pero esta es tu vida no la suya. ¿De verdad quieres secretos entre tú y tus parejas?

No, no los quería. Ella quería lo que veía que los otros que vivían bajo este techo experimentaban con su pareja. La forma en que los hombres veían a sus parejas era más que impactante. A pesar de que Cecil era el mayor alborotador que conocía, Maverick veía al hombre como si todo su mundo dependiera de la felicidad de Cecil.

Melonee quería algo así. Ella quería una familia, tanto que le dolía. Veía la manera en que Murdock veía a Heaven,

o la manera en la que Montana abrazaba a Gabby, lo

apegados que eran de sus hijos era tangible. Melonee quería tener hijos. Quería que crecieran felices con sus primos, bajo un mismo techo.

Pero por la forma en que iban las cosas, ella tendría cuatrocientos para cuando diera a luz a su primer hijo. Tengo miedo.

Lo sé, cariño. Pero parte de ser una mujer madura es enfrentar el miedo y hacer lo que hay que hacer, sin importar

 Lo sé, cariño. Pero parte de ser una mujer madura es enfrentar el miedo y
lo duro que sea el camino a recorrer.  Su madre suspiró  . Desearía

lo duro que sea el camino a recorrer. Su madre suspiró. Desearía poder darte un abrazo y hacer que te sintieras mejor, pero eso requiere algo más que envolver mis brazos alrededor de ti. Aunque si lo necesitas, sin duda haré que tu padrastro me lleve allí.

Melonee sonrió. No, voy a manejar esto. Dile a Windstorm que mejor vengan para Navidad o voy a dejarle un carbón en su media.

Olivia se echó a reír, compartieron algunos intercambios más, y luego Melonee colgó, todavía confundida y asustada como el infierno. Marcó el número de Ruttford, mordiéndose la uña del pulgar mientras esperaba su respuesta.

¿Cómo está mi niña hermosa? Ruttford preguntó cuando contestó.

Melonee sintió el rubor deslizarse sobre su piel al recordar lo que el hombre le había hecho a su cuerpo anoche. Estoy bien admitió. Voy a salir a hacer algunas compras hoy con los chicos.

¿Y quieres que me reúna contigo? Su provocadora voz estaba causándole cosas en la parte baja de su cuerpo. ¡Dios, no! Amo a Johnny y a Keata a morir, pero no pueden guardar un secreto ni para salvar sus vidas.

Ruttford gruñó. Cinco días, hermosa, y luego ya no será nuestra preocupación.

Tenemos que hablar bufó Melonee antes de perder el valor.

¿Podemos vernos esta noche en el mismo lugar?

Ruttford se quedó en silencio por un momento y luego dijo: No vas a cambiar de opinión, Melonee. Estoy siendo generoso con los cinco días.

por un momento y luego dijo:  No vas a cambiar de opinión, Melonee. Estoy siendo
Su ira se disparó.  Si no le hubieras jugado todas esas bromas a mi

Su ira se disparó. Si no le hubieras jugado todas esas bromas a mi familia, Maverick no estaría listo para arrancarte la piel estando vivo.

Si yo hubiera sabido que iban a ser mi familia, no lo habría hecho. Pero eso no cambia el hecho de que estoy cansado de esperar, Melonee. Eres mía y tengo pensado reclamarte, le guste o no a tu papá.

Melonee le habría dicho lo que pensaba por hablarle de esa manera, pero él tenía razón. Ruttford había sido más que paciente. Esta noche, a las diez. El mismo lugar.

Lleva ropa holgada, hermosa dijo Ruttford, su voz cayendo a un tono ronco que estaba lleno de calor sensual y juguetonas promesas.

Melonee colgó el teléfono y se preguntó lo que el fey tenía en mente para ella. Se quedó sentada sosteniendo el teléfono, su cuerpo sintiéndose tan tenso en cada parte que se sentía necesitada y caliente. Ruttford había despertado algo dentro de ella, y ahora que Melonee tenía una idea de lo que las cosas iban a ser entre ellos, no había vuelta atrás.

Pero

antes

de

que

algo

más

pasara

entre

ella

y

Ruttford, tenía que contarle lo de Adam.

Llamaron a la puerta. Adelante gritó Melonee.

Hawk entró en su habitación. Si ella no hubiera crecido alrededor de ese guerrero, su tamaño la hubiera intimidado. El lobo parecía exigir atención de todos cuando entraba en una habitación. ¿Sí?

¿Puedo hablar contigo un momento?

«¡Oh, no! Por favor, no dejes que esté aquí para darme una charla acerca del sexo». El hombre tenía ese brillo en sus ojos, y se veía incómodo

como el infierno. Ella iba a morir de vergüenza cuando empezara con lo de los pájaros y las abejas.

y se veía incómodo como el infierno. Ella iba a morir de vergüenza cuando empezara con
 Está bien  dijo encontrando su voz. Hawk se sentó en la gran silla

Está bien dijo encontrando su voz.

Hawk se sentó en la gran silla de color rosa. Se veía tan fuera de lugar que casi se echó a reír, pero no lo hizo porque su estómago estaba hecho nudos.

La única razón por la que estoy aquí es porque Johnny me pidió que hablara contigo.

Ella iba a morir. ¿De qué?

Hawk

miró

alrededor

de

la

habitación,

su

piel

bronceada tomando un poco de sombra de color rojo.

«Por favor, no, no, no».

Todos sabemos que has encontrado a tu pareja, Melonee dijo Hawk y luego se aclaró la garganta. Y, uh, pronto te reclamara.

Melonee se quedó allí sentada con la boca abierta. ¡Realmente iba a pasar por esto! Quería esconder su cara y gritar que se fuera, pero ella simplemente siguió sentada ahí, en un atónito silencio. Rezó para que él perdiera su valor y se fuera. Rezó para perder el oído. Infiernos, rezó para que la casa fuera alcanzada por un rayo en los próximos cinco segundos.

Pero no fue tan afortunada.

Hay cosas sobre los chicos, y, eh, sólo quería decirte

¡Detente! Melonee finalmente dijo antes de que destrozara totalmente su cabeza. Mira, tío Hawk, los dos sabemos que no quiero tener esta conversación tanto como tú no quieres, te ruego no plantar esas imágenes en mi cabeza. ¿Por qué no le dices a Johnny que tuvimos esa charla y que todo está bien?

no plantar esas imágenes en mi cabeza. ¿Por qué no le dices a Johnny que tuvimos
visto aliviado.  Joder, gracias  dijo, y luego se disculpó por maldecir  .

visto

aliviado. Joder, gracias dijo, y luego se disculpó por maldecir. Confía en mí, la única razón por la que vine aquí

es porque me acosó para que hablara contigo.

Nunca

antes

había

a

ese

hombre

verse

tan

Hablamos, llenaste mi cabeza con imágenes por las que necesitaré terapia, y tuvimos un momento de sinceridad dijo ella rápidamente. Ahora ve.

Se puso de pie. Le diré eso.

Melonee se levantó de un salto y cerró la puerta tan pronto como se fue. Se quedó allí con su espalda apoyada en la puerta, con ganas de reír y gritar al mismo tiempo. Ella amaba a su familia más allá de toda medida, pero si alguien más se acercaba a ella con la charla, ella iba a irse a Alaska.

Además, su madre había hablado con ella sobre el sexo cuando tenía dieciséis años. No había manera de que ella viera a uno de sus tíos de la misma manera si le decían lo que Hawk estaba a punto de decirle.

Estremeciéndose, Melonee tomó algo de ropa y se dio una ducha rápida. Todo el mundo estaría esperándola junto a la puerta principal.

que ella estaba vestida y lista para salir,

Melonee se dirigió al pasillo. Ella rodó los ojos cuando Johnny se acercó al lado de ella, dándole una sonrisa de complicidad. Entonces, ¿está todo bien?

Una

vez

La próxima vez que quieras educarme sobre el sexo, ven a hablar conmigo tú mismo dijo ella, conteniendo su irritación. Ella sabía que Johnny sólo estaba tratando de cuidar de ella.

Johnny se puso serio mientras asentía. Lo tendré en cuenta. Pero pensé que quizás era mejor si venía de alguien que no usara términos de mascotas para la anatomía.

en cuenta. Pero pensé que quizás era mejor si venía de alguien que no usara términos
Melonee se detuvo y miró a Johnny.  ¿Qué clase de términos de mascotas? Él

Melonee se detuvo y miró a Johnny. ¿Qué clase de términos de mascotas?

Él se ruborizó. ¿De verdad quieres saber?

«En

realidad,

no». Vamos,

algunas compras.

papa

frita. Vamos

a

hacer

se ruborizó.  ¿De verdad quieres saber? «En realidad, no» .  Vamos, algunas compras. papa
Adam caminaba por su departamento, sumido en sus pensamientos. Tenía los archivos que se suponía

Adam caminaba por su departamento, sumido en sus pensamientos. Tenía los archivos que se suponía que debía estar revisando abiertos sobre la mesa, pero eso no era lo que tenía en mente.

«Melonee Brac».

Dios, ¿por qué no podía sacársela de su mente? Adam había estado en Brasil, Italia, Francia y muchos otros países donde había mujeres hermosas en abundancia, y había tenido su parte justa de esos cuerpos. Entonces, ¿por qué estaba tan obsesionado con esta mujer de este pequeño pueblo? ¿Qué había en ella que ni siquiera podía concentrarse en el trabajo para el que fue enviado a hacer?

Pasando sus manos sobre su cabeza, Adam decidió que quizás tenía que salir a dar un paseo, hacer turismo, o saltar a la maldita agua por el muelle cualquier cosa para lograr sacarla de su mente.

Poniéndose su chaqueta, Adam bajó corriendo por las escaleras del edificio de departamentos en el que estaba viviendo y salió a la calle, tomando una bocanada del frío aire de diciembre. En lugar de mojarse en el muelle, Adam decidió ser un poco más práctico e ir a la cafetería.

Hoy no estaba tan frío, por lo que caminar le sentaba muy bien. También le daba la oportunidad de revisar los nuevos edificios y negocios de la Villa, los negocios que Les había dejado fuera de su expediente. Vincent aún no había

nuevos edificios y negocios de la Villa, los negocios que Les había dejado fuera de su
llamado a Adam, pero sabía que podrían pasar días antes de que oyera noticias del

llamado a Adam, pero sabía que podrían pasar días antes de que oyera noticias del hombre.

Cuando Adam pasó por el cine, evidentemente nuevo, no pudo evitar sentir como si alguien lo estuviera observando. El vello de su nuca se erizó y miró a su alrededor, pero no vio a nadie que le prestara atención. Había unos cuantos coches circulando, un puñado de gente en las calles, pero nadie estaba viendo para su camino.

A pesar de que había confirmado que nadie le

prestaba ninguna atención, la sensación no desaparecía. Entró en la pequeña cafetería, empujando la idea de que alguien lo observaba fuera de su mente. Tenía que ser la falta de sueño lo que estaba experimentando. Nadie sabía por qué estaba allí, así que nadie podría pensar en vigilarlo.

No hasta que él comenzará el lento recorrido por el pueblo y hablara con la gente para que vendiera sus casas a la gran empresa.

Antes de que Adam ordenara su chocolate caliente, se dirigió hacia la parte trasera donde asumió que estaban ubicados los baños. Al entrar en el pequeño pasillo, se sorprendió al ver a Melonee saliendo del baño de las damas.

Por la expresión de su hermosa cara, estaba tan sorprendida de verlo como él. Sus ojos azules se abrieron más mientras lo veía y luego rápidamente miró detrás de él. Adam se giró pero no vio a nadie en el pasillo con ellos. Hola, Melonee.

Podía verla tragar con fuerza mientras de nuevo veía hacia atrás. Hola, Adam.

Su voz sólo confundió más a Adam.

La voz de ninguna otra mujer hacía que su pene se

volviera duro como roca por sólo oír el dulce tono. No podía

a Adam. La voz de ninguna otra mujer hacía que su pene se volviera duro como
entenderlo, pero él tenía la imperiosa necesidad de jalarla a sus brazos y reclamarla. «¿Qué

entenderlo, pero él tenía la imperiosa necesidad de jalarla a sus brazos y reclamarla.

«¿Qué demonios

Él no estaba aquí para conectar con nadie. Eso era lo último que necesitaba en estos momentos. Lo qué tenía que hacer era alejarse, pero en cambio, se quedó allí bebiéndola. Llevaba un par de descoloridos pantalones de jogging y un holgado jersey, pero maldición si no se veían bien en ella. Sus ojos bajaron a sus pequeños pechos, sus manos deseando acariciarlos y conseguir tanto placer quedios, tenía que dejar de pensar de esa manera.

Pasando la mano por la barba, Adam no pudo dejar de preguntarle: ¿Te gustaría acompañarme a tomar un poco de chocolate?

Bueno, estaba realmente cansado de que mirara nerviosa detrás de él. ¿Tendría un novio que tenía que tomar en cuenta? Su pene se volvió increíblemente duro cuando la vio pasar la lengua por el labio inferior. No puedo, pero no porque no quiera. Rápidamente añadió la última parte. ¿Podemos encontrarnos en algún lugar?

Bueno, él no esperaba eso. Bueno, di el lugar y la hora. No debería estar de acuerdo, pero infiernos si podía negarse.

Melonee se mordió el labio inferior, como si se tratara de una decisión muy difícil. Adam estaba a punto de decirle que se vieran en la cafetería mañana cuando dijo: Nos vemos en el restaurante para el desayuno a las ocho.

Cuando Melonee se alejó, Adam se giró para verla, sintiendo algo parecido a la nostalgia jalando sus entrañas.

Nunca antes había deseado establecerse con una mujer, pero al ver su bien formado culo balancearse de un

sus entrañas. Nunca antes había deseado establecerse con una mujer, pero al ver su bien formado
lado a otro, todo tipo de pensamientos pasaron por su cabeza. Y no sólo sexual.

lado a otro, todo tipo de pensamientos pasaron por su cabeza.

Y no sólo sexual.

Estaba empezando a pensar que quizás su encuentro no era tan buena idea después de todo. ¿Qué pasa si las cosas se complicaban más? No debería de apegarse, por lo que no debería considerar nada con ella.

Sin embargo, se encontró anticipando el desayuno.

con ella. Sin embargo, se encontró anticipando el desayuno. Ruttford se preparaba para su reunión con

Ruttford se preparaba para su reunión con Melonee cuando Fire tomó su brazo y lo hizo girar. Bueno, quizás los elfos de las sombra están tras de mí.

Apartando la mano de Fire, Ruttford entrecerró los ojos. Te dije que dejaras a esos malditos hombres en paz. ¿Cuánto debes?

Cincuenta dijo Fire mientras pasaba la mano por su cabello y se giraba, caminando hacia el bosque frente a la casa de Ruttford.

Cincuenta no está mal.

Fire se giró, dándole a Ruttford una mirada que le decía que no iba a ser bueno. Cincuenta mil, hermano.

Cómo infiernos, qué, estas jodidamente loco. Ruttford sentía que su estómago se volvía al revés. ¿Cómo infiernos vas a conseguir esa cantidad de dinero? Los elfos de las sombras trataban a Fire como un bastardo. Ellos estuvieron malditamente cerca de matar a Fire la última vez que les debía, y no era tanto como lo que les debía ahora. Él agarró a su hermano por la pechera, golpeándolo

vez que les debía, y no era tanto como lo que les debía ahora. Él agarró
contra la puerta  . Sabes que si no pagas, vendrán después por tu familia.

contra la puerta. Sabes que si no pagas, vendrán después por tu familia. ¿En qué estabas pensando?

Pensó en sus padres, en Melonee, y sabía que la mierda lo iba a golpear. Sabía que si la reclamaba ahora, ella no estaría a salvo. Quería matar a Fire por arruinar sus planes. Durante toda su vida, Fire había sido egoísta y sólo pensaba en sus propias necesidades. Ahora su irreflexión estaba a punto de impactar a todos. ¿Incluso le importaba su hermano?

«Probablemente no».

Yo no estaba pensando admitió Fire. Tienes que ayudarme a salir de esto.

Ruttford lo soltó, alejándose antes de hacer algo que

quizás. No estaba muy seguro que volverse

hijo único en este momento fuera más beneficioso que mantener vivo a Fire.

iba a lamentar

¿Qué quieres que haga, Fire? No tengo esa cantidad de dinero. Vas a tener que encontrar alguna manera de pagar, o que Dios me ayude, te voy a matar yo mismo si algo le pasa a nuestros padres, o a Melonee.

Ruttford ni siquiera quería pensar en esos tiburones yendo tras ella. Melonee era inocente, dulce, y su familia le cortaría las bolas a Ruttford yRuttford tragó saliva. Si Maverick descubría que Fire la había puesto en peligro, toda la familia de Ruttford sería aniquilada.

Pero el Alfa no culparía a Fire. Encontraría la manera de culpar a Ruttford. Después de los estragos que había causado, el lobo estaba buscando cualquier excusa para mantener a Ruttford y Melonee separados.

Esto sellaría su destino.

causado, el lobo estaba buscando cualquier excusa para mantener a Ruttford y Melonee separados. Esto sellaría
 He venido contigo por ayuda y ¿esto es todo lo que puedes decir? 

He venido contigo por ayuda y ¿esto es todo lo que puedes decir? Fire le gritó cuando Ruttford comenzó a caminar de nuevo. Tenía que alejarse o él envolvería sus manos alrededor de la garganta del hombre y lo estrangularía hasta la muerte.

Ruttford desapareció, sintió malestar en el estómago al ver a Melonee esperándolo. Pegó una sonrisa en su rostro mientras la envolvía en sus brazos. Ella no tenía por qué sospechar lo que estaba pasando. Si él la conocía, y estaba bastante seguro de que la conocía, ella haría todo lo posible para lograr sacar a Fire de esta situación.

Y con la suerte de Ruttford, Maverick lo descubriría. ¿Cómo estuvieron tus compras, hermosa? Se dio cuenta de que ella llevaba las ropas holgadas que él le había pedido que usara. Había planeado llevarla a su casa e ir un poco más lejos que anoche, pero no estaba seguro de que su casa fuera segura en estos momentos. Los pantalones de jogging y el suéter le darían fácil acceso, pero a Ruttford le aterrorizaba que los elfos de las sombras se presentaran en su casa.

Bien respondió ella.

Él se apartó, dándole un beso que debería haber puesto su alma en llamas. En cambio, lo único en lo que podía pensar era en lo que había hecho Fire y cómo podría afectar a Melonee.

Ella fue la primera en romper el beso. Necesitamos hablar.

Ruttford tomó su mano, listo para desaparecer y se detuvo. ¿Cómo saliste de la casa sin activar ninguna alarma?

Nero me ayudó le respondió.

y se detuvo.  ¿Cómo saliste de la casa sin activar ninguna alarma?  Nero me
Satisfecho de que Maverick no lo estaría cazando, Ruttford desaparecio hacia uno de sus lugares

Satisfecho de que Maverick no lo estaría cazando, Ruttford desaparecio hacia uno de sus lugares preferidos a donde le gustaba ir cuando tenía que pensar. Era privado y por la expresión de su rostro, Ruttford tenía la sensación de que su noche sólo iba a mejorar.

Este lugar es increíble dijo Melonee mientras veía a su alrededor. ¿Dónde estamos?

La condujo por un sendero, sintiéndose demasiado vestido con su chaqueta. La isla de Santa Maria respondió mientras se quitaba la chaqueta. Dime que tienes una camiseta debajo de tu suéter.

Ruttford estaba malditamente cerca de tragarse su lengua cuando ella se quitó su suéter por la cabeza, dejando al descubierto una pequeña camiseta. Se olvidó de Fire. Se olvidó de Maverick. Ruttford se olvidó de todo mientras contemplaba la puesta de sol rosa y azul detrás de ella. Era tan hermoso que Ruttford sentía su pecho tensarse.

Mucho mejor dijo ella, sin saber cómo lo afectaba. Él sabía en su corazón que ella podría vivir hasta los mil y todavía la vería como si fuera la criatura más hermosa que hubiera pisado la tierra.

Ella era la otra mitad de su alma.

Deslizando su mano alrededor de la parte posterior de su cuello, Ruttford la atrajo hacia sí, poniendo su otra mano en su cadera mientras bajaba la cabeza. ¿Sabes lo mucho que significas para mí, Melonee? Deslizó la mano hacia arriba por su costado y luego acunó su pecho. Su pene se volvió inmediatamente duro al sentir la suave piel separada sólo por una fina capa de seda.

Necesitamos hablar, Ruttford dijo Melonee, pero podía decir que lo que ella le diría la estaba desmoronando. Ruttford no quería hablar de eso ahora. Ni siquiera quería

decir que lo que ella le diría la estaba desmoronando. Ruttford no quería hablar de eso
pensar en estos momentos. Lo único que quería era ahogarse en Melonee y olvidar. Quizás

pensar en estos momentos. Lo único que quería era ahogarse en Melonee y olvidar.

Quizás podrían esconderse aquí para el resto de sus vidas. Después de todo el lugar era impresionante y hermoso. Pero por mucho que lo quisiera, Ruttford sabía que no podía huir. Sin embargo podía olvidar por un momento.

Deslizando su mano por el largo y brillante cabello de Melonee, Ruttford lo apartó, mientras recorría con su boca el cuello. Sabes tan bien. Tomó su pecho con su mano, pasando su pulgar sobre su pezón. Se volvió duro como el diamante bajo su toque.

¿Confías en mí? Ruttford preguntó mientras seguía recorriendo su cuello, lamiendo su camino por encima de su delicada clavícula e inhalando su natural aroma. Él no tenía intención de reclamarla esta noche, pero infiernos si la dejaba alejarse con hambre.

Nunca iba a dejar morir de hambre a su pareja por algo que podría darle tan fácilmente. Y dado los calientes gemidos y la espalda arqueada, estaba muerta de hambre.

Confío en ti, pero

Sin peros, hermosa. Ruttford inclinó su cabeza hacia abajo y suavemente mordió la punta de su pezón. Melonee gritó cuando él tomó el pezón entre sus dientes sobre la cubierta de seda. Cuando ella no protestó, Ruttford empujó la delgada pieza de tela fuera y lamió el camino hacia su pecho mordisqueándola esporádicamente. Melonee tomó en un puño su cabello, acercándolo más mientras su cabeza caía hacia atrás, y un gemido largo y sensual vibraba en el pecho.

Un bajo gruñido salió de su garganta mientras lentamente la bajaba a la tierra cubierta de hierba, tomándose su tiempo para finalmente explorar su cuerpo.

mientras lentamente la bajaba a la tierra cubierta de hierba, tomándose su tiempo para finalmente explorar
Había pasado mucho tiempo, y no sólo Melonee tenía hambre, Ruttford estaba hambriento por ella.

Había pasado mucho tiempo, y no sólo Melonee tenía hambre, Ruttford estaba hambriento por ella.

Lamiendo un camino hacia el pecho descuidado, Ruttford empujó la cintura de sus pantalones de jogging, jalándolos hacia abajo, antes de tomar el pequeño trasero en sus manos, masajeó la suave piel, pasando sus uñas sobre su carne, oyéndola gemir aún más fuerte.

Voy a enterrar mi boca en tu coño, hermosa. Su mano se movió a su abdomen, acariciando su camino hacia los muslos entreabiertos. Formaba perezosos círculos sobre su piel, dejándola acostumbrarse a la idea de lo que quería antes de sumergir la mano por dentro de su húmedo calor y separar los pliegues de su coño, su dedo recorría su hinchado clítoris. Dios, estás tan húmeda, tan caliente.

Y dulce madre de Dios, ella estaba desnuda ahí abajo, ni un solo pelo a la vista. Ruttford sentía como si hubiera muerto he ido al cielo mientras veía entre sus piernas, su respiración saliendo más o menos, entrecortada.

Un rubor recorrió el cuerpo de Melonee, pero Ruttford no iba a darle tiempo suficiente para arrepentirse. Esta noche no, no mientras que la tuviera tan abierta para él, tan dispuesta. Su pene palpitaba en sus jeans, pidiendo que lo dejara salir a jugar, pero Ruttford sabía que si él sacaba su hinchado eje, no sería capaz de evitar reclamarla.

Ahora mismo no era seguro, no con la mierda en la que se había metido Fire, y lo último que haría era ponerla en peligro.

Ruttford apretó la mandíbula cuando Melonee se empujó hacia él, los pliegues de su dulce coño húmedamente brillante con la débil luz. Pasó los dedos por la humedad que se aferraba a sus muslos y luego levantó sus

húmedamente brillante con la débil luz. Pasó los dedos por la humedad que se aferraba a
dedos, colocándolos en su boca, probándola por primera vez. Los ojos de Melonee se abrieron

dedos, colocándolos en su boca, probándola por primera vez.

Los ojos de Melonee se abrieron como platos y él le sonrió traviesamente. Ruega que te devore, hermosa. Metió sus dedos otra vez, reuniendo más de su crema, dejando el dorso de sus nudillos sobre su palpitante capullo.

Su cabeza cayó hacia atrás mientras ella gemía, sus piernas se abrieron aún más, en invitación.

Uh-uh, ruégamelo, bebé.

¡Ruttford! Melonee dijo con frustración.

Ruttford se acomodó entre sus piernas, dándole un larga lamida a su clítoris. Ruégamelo.

Por favor jadeó Melonee.

Ruttford

giró

su

lengua

alrededor

de

su

provocándola. Por favor, ¿qué?

clítoris,

Melonee se lamió los labios, la mirada fija en él, como si tuviera miedo de decir las palabras. Iba a conseguir que pasara más allá de su timidez. Ruttford quería que gritara sus deseos, que le dijera lo que más deseaba.

Cuando ella no contestó, Ruttford chupó su clítoris dentro de su boca, dio unos cuantos jalones, y luego se retiró. Por favor, ¿qué?

Te voy a matar gritó mientras levantaba su mitad inferior y colocaba su depilado coño cerca de la boca.

Podrías, pero no voy a ir más lejos hasta que me lo ruegues. Oyó un bajo gruñido que se volvió gutural cuando rodeó con la punta de su dedo su no probada entrada.

lo ruegues.  Oyó un bajo gruñido que se volvió gutural cuando rodeó con la punta
 Oh, dios, Ruttford  jadeó Melonee, y podía oír la vergüenza subyacente en su

Oh, dios, Ruttford jadeó Melonee, y podía oír la vergüenza subyacente en su tono. Por favor, chupa mi coño, por favor.

Deslizando sus manos por debajo de su espalda, Ruttford la levantó hacia él y la devoró con su boca. Su esencia se derramaba como dulce miel sobre su lengua mientras lamía y chupaba, mordisqueaba y acariciaba su hinchado clítoris con los labios y la lengua.

Una tortura como nada que Ruttford hubiera conocido se extendió por él, lo que le obligó a empujar su pene en la tierra cubierta de hierba, haciendo su mejor esfuerzo para satisfacerse sin tomarla. Su control se desvanecía rápidamente con cada grito, cada gemido, cada súplica de su pareja. Sabía que si no la llevaba al clímax pronto, su control se destrozaría.

Ella comenzó a empujar sus caderas hacia adelante, hacia su boca. Oh mierda, estaba perdido. Empujando una mano debajo de ella, puso un dedo en la entrada de su coño mientras chupaba su clítoris en su boca.

Ella jadeaba y se retorcía bajo él, sus muslos aferrándose a su cabeza mientras gritaba su liberación. Ruttford chupó más duro, empujando su dedo dentro de ella mientras ella se estremecía.

Si había pensado que era hermosa cuando ella montó su pierna hasta correrse, no era nada en comparación con la forma en que gritó su nombre y se corría en su boca, jalando su cabello, y apretando los muslos mientras temblaba.

Sacó su dedo, lamiéndola con movimientos lentos y perezosos, llevándola lentamente hacia abajo. Se quedó allí, jadeando, su piel brillaba con una fina capa de sudor. Ruttford se abrió paso por su cuerpo, jalándola a sus brazos,

jadeando, su piel brillaba con una fina capa de sudor. Ruttford se abrió paso por su
acariciándola, dándole ligeros besos, mientras su respiración se estabilizaba.  Hola, preciosa  dijo mientras

acariciándola, dándole ligeros besos, mientras su respiración se estabilizaba. Hola, preciosa dijo mientras le sonreía.

Hola. Ella le devolvió la sonrisa.

Ahora, ¿qué era lo que querías hablar conmigo? Su mano se deslizó hacia su vientre, acariciándola, haciéndole saber lo mucho que le gustaba tocarla.

Cuando Melonee giró la cabeza, negándose a verlo a los ojos, su mano se quedó inmóvil. Su respiración se detuvo. Todo su mundo se detuvo. Háblame, Melonee.

Ella lentamente giró la cabeza hacia atrás, sus ojos se llenaron de temor. Él no estaba seguro de qué pensar.

Encontré a mi otra pareja.

cabeza hacia atrás, sus ojos se llenaron de temor. Él no estaba seguro de qué pensar.
Cecil caminó alrededor de la mesa de billar, viendo a Blair colocar las pelotas contra

Cecil caminó alrededor de la mesa de billar, viendo a Blair colocar las pelotas contra la pared, rodó los ojos. Puedo oír mi cabello crecer. Date prisa y toma tu turno.

No me apures porque estás perdiendo respondió cuando su teléfono sonó. Cecil lo tomó de su cadera, viendo a Blair. No hagas trampa.

Blair se detuvo mientras Cecil respondía su teléfono. Funeraria Brac. Usted los apuñala y nosotros lo enterramos. Cecil el sepulturero le habla.

Oh, eso es bueno. Voy a tener que usar eso.

Siéntase libre Cecil frunció el ceño. Con tal de que me digas quién eres.

Lo descubrirás muy pronto si el hermano de Ruttford no resuelve esto. Si no paga, vamos a empezar con esa fey que es tu hija y luego seguiremos con toda tu familia.

¡Inténtalo y veras que lejos llegas!

Blair estaba a su lado, frunciendo el ceño mientras el que llamaba colgó. ¿Qué infiernos sucede? le preguntó.

Cecil guardó el teléfono de nuevo, lanzando el palo de billar sobre la mesa. Busca a Oliver y Carter. Tenemos algunos negocios que atender. Nadie jodía a su familia. Tan pronto como descubriera lo que sucedía, Cecil iba a matar a ese bastardo que había amenazado a las personas que más significaban para él.

lo que sucedía, Cecil iba a matar a ese bastardo que había amenazado a las personas
Tan pronto como Blair salió de la habitación, Cecil llamó a Ahm. Intentó hacer el

Tan pronto como Blair salió de la habitación, Cecil llamó a Ahm. Intentó hacer el menor ruido posible. Lo último que quería era que Maverick averiguara que había algún tipo de mierda con Ruttford.

Maverick no escuchaba razones cuando se trataba de Melonee, y sabiendo que todo lo que amaba acababa de ser amenazado a causa del hermano de Ruttford sólo enviaría a su pareja al borde.

El elfo que solía ser azul se apareció, con aspecto irritado como siempre. ¿Deberías rodar y lamer mis bolas?

Cecil se habría reído de la referencia del perro, pero después de la llamada que acaba de recibir, lo único que quería era respuestas. ¿Qué sabes acerca del hermano de Ruttford?

¿El elfo de Santa? Ahm preguntó mientras veía a Cecil como si realmente no quisiera estar allí.

Sí, ese es el tipo.

Ahm se encogió de hombros mientras apoyaba la cadera en la mesa de billar. Ellos son una raza diferente de elfos. Realmente no sé mucho, excepto que el hermano de Ruttford, Fire es adicto al juego.

«Mierda». Eso no era lo que Cecil quería oír. ¿Quién lo estaría persiguiendo si tiene una deuda?

¿Qué

preguntó.

pasa

con

el

repentino

interés? Ahm

Recibí una llamada telefónica diciéndome que mi familia estará en peligro si Fire no lo resuelve.

Ahm se enderezó, negando con la cabeza mientras cruzaba los brazos sobre el pecho. Son elfos de las sombras,

Ahm se enderezó, negando con la cabeza mientras cruzaba los brazos sobre el pecho.  Son
pero no puedo interferir, Cecil. Si es una deuda legítima, no hay nada que pueda

pero no puedo interferir, Cecil. Si es una deuda legítima, no hay nada que pueda hacer al respecto. Es nuestro derecho.

Cecil le dio a Ahm una dura mirada. Está bien, pero al menos me dirás quién es el hombre. Necesito saber con quién estoy tratando.

El labio superior del hombre se curvó. Confía en mí. No quieres reunirte con Myne y Yanyte. No son elfos de las sombras que puedas engañar.

Y yo no soy un humano que puedan amenazar, Ahm. Estamos hablando de mi familia. ¿Qué crees que Maverick haga cuando se entere de que algunos de los tuyos me han llamado y me han dicho que mi familia va a ser eliminada? ¿Crees que va a sentarse y dejar que suceda?

Buen punto dijo Ahm con irritación. Pero si yo interfiero, mi fuerza como su líder estará en tela de juicio. Esta no es la primera vez que Fire está en problemas con ellos. Si me lo preguntas, él tiene que arreglar este asunto.

Oh, Cecil planeaba enfrentar a ese tipo Fire. Podría importarle una mierda si los hombres de las apuestas le quitaban la vida, pero ahora estaba involucrada su familia y Cecil no iba a mantenerse al margen y dejar que eso sucediera.

Dame una salida.

Solo por el hecho de que no quiero una guerra contra Maverick, te lo voy a decir dijo Ahm. Pero si sacas a Fire de esto, recuerda mis palabras, sólo dará la vuelta y se endeudara de nuevo.

No dijo Cecil, no lo hará. Puedo garantizar que su mal se curará. Por desgracia, Fire pronto sería parte de la familia tan pronto como Ruttford se emparejara con

su mal se curará.  Por desgracia, Fire pronto sería parte de la familia tan pronto
Melonee. No había manera en el infierno que Cecil permitiera al hombre hacer esto otra

Melonee. No había manera en el infierno que Cecil permitiera al hombre hacer esto otra vez.

A menos que maten a Fire primero no se les permite emprenderlas contra el árbol familiar. Ellos los amenazarán, tratando de asustarlos para que paguen su deuda, pero no pueden tocarlos. Mantenlo seguro y no te dañarán ni a ti ni a los tuyos.

Jesús, los gánsteres tienen reglas. Que jodidamente amable.

Ahm se acercó más, entrecerrando los ojos mientras hablaba. No te burles sobre esto, Cecil. Myne y Yanyte han acabado con familas enteras antes. No están jugando aquí. Mantén a ese alborotador aquí, donde no puedan llegar a él hasta que encuentren una solución.

Cecil miró a Ahm y luego sonrió. ¿Cómo van las cosas con Bryce? ¿Ya tienes las bolas para acercarte a su familia o sigues actuando como un niño de cinco años, demasiado asustado para reclamar lo que es tuyo?

Vete

a

la

desapareciendo.

mierda,

Cecil

gruñó

Ahm

Nero entró en el estudio viendo alrededor. Yo silencié las alarmas porque pensé que Melonee estaba apareciéndose furtivamente.

Cecil maldijo de nuevo. ¿Sabes a dónde fue?

Nero

sacudió

la

cabeza. No,

encontrarse con Ruttford.

pero

ella

fue

a

Dios, esto estaba cada vez mejor y mejor. Aunque Ahm le había dicho que los elfos de las sombras no podían tocar a nadie hasta que Fire estuviera muerto, Cecil no iba a confiar la seguridad de su hija a simples reglas de mafiosos.

a nadie hasta que Fire estuviera muerto, Cecil no iba a confiar la seguridad de su
Necesitaba encontrar a Fire antes que Myne y Yanyte lo hicieran.  Desconecta las alarmas.

Necesitaba encontrar a Fire antes que Myne y Yanyte lo hicieran.

Desconecta las alarmas. Voy a salir y no quiero que Maverick lo averigüe.

Nero se retorció las manos enguantadas en frente de él. Voy a conseguir un sermón por esto. Sí, lo tendré. Odio cuando Maverick me sermonea. Nero se acercó más. Da miedo cuando está enfadado.

Yo me encargo de mi pareja. Eso sí, no le digas que nos hemos ido.

lo

digas. Cuanto menos sepa mejor. Él salió corriendo del

estudio mientras Blair, Oliver, y Carter llegaban.

¿Nos? Nero preguntó. Espera, no

me

Vamos, señores. Tenemos un adicto al juego que cazar antes de que muera.

¿No vamos a patear el culo de alguien? Oliver preguntó.

Quizás lo haremos.

de alguien?  Oliver preguntó.  Quizás lo haremos.  ¿Que dijiste?  Ruttford dijo mientras

¿Que dijiste? Ruttford dijo mientras se apartaba.

Melonee no había querido dejarlo salir así, pero no podía pensar en ninguna otra manera más fácil de darle la noticia. Un desconocido llegó a la casa para ver a Lewis. Tan pronto como abrí la puerta, lo supe.

Ella sintió su corazón apretarse cuando Ruttford se puso de pie, alejándose unos pasos. Metió las manos en la espalda, viendo la hermosa agua, sumido en sus pensamientos. Ella no

pie, alejándose unos pasos. Metió las manos en la espalda, viendo la hermosa agua, sumido en
estaba segura de si debía preguntarle qué estaba pensando o dejar que resolviera las cosas

estaba segura de si debía preguntarle qué estaba pensando o dejar que resolviera las cosas en su cabeza.

Nunca he oído hablar de un fey que tenga más de una pareja, Melonee. Se giró, sus ojos se llenaron de algo parecido a la desesperación. No renunciare a ti. Eres mía.

Melonee se puso de pie, acomodó sus pantalones, y luego empujó hacia abajo su camiseta. No te pido que renuncies a mí. Lo único que digo es que sentí la atracción hacia él. ¿Cómo sabes que ustedes dos no son pareja?

Ruttford frunció el ceño. No era una mirada que Melonee quería ver. Ella esperaba que fuera razonable acerca de esto. Su vida ya estaba envuelta en la locura con su padre negándose a dejarla ir y descubrir que tenía otra pareja.

Háblame, Ruttford.

Estoy pagando lo que le hice a tu familia, ¿verdad? él preguntó mordazmente. El destino está dando su última carcajada a mi costa. Ya es bastante malo que tenga que esconderme de tu padre para verte. Ahora tengo que tratar con otro hombre. Caminó un poco más lejos, la ira rodando fuera de él. ¿Dónde está?

No lo sé respondió ella con sinceridad. Se supone que debemos reunirnos mañana por la mañana para desayunar en el restaurante.

Ruttford se dio la vuelta, estrechando sus ojos verdes. ¿Haces citas a mis espaldas, hermosa?

Melonee sintió que su ira subía a alta velocidad. ¡Yo no pedí esto! He venido esperando que pudieras ayudarme, pero en su lugar, quieres lograr enojarme. Jódete, Ruttford. Melonee desapareció, dejándose caer sobre su cama haciéndose un ovillo y cubriéndose la cara con las

Ruttford.  Melonee desapareció, dejándose caer sobre su cama haciéndose un ovillo y cubriéndose la cara
manos. Cómo pudieron las cosas empeorar tanto. Ayer, ella había planeado decirle a Ruttford que

manos. Cómo pudieron las cosas empeorar tanto. Ayer, ella había planeado decirle a Ruttford que estaba lista para estar con él.

Ahora yacía en su cama hecha un maldito lío. Sentía sus emociones desgarrándola mientras se secaba las lágrimas de sus ojos. Quizás ella no debería esperar hasta el desayuno. Quizás tenía que ir a buscar a Adam y tener una larga conversación con él. No había manera de que fuera a dejar que Ruttford cerrara el tema cuando ella sabía en su corazón que había sentido la atracción. Si ambos hombres no podían resolver las cosas, los iba a entregar a ambos a Maverick y terminar con eso. Melonee desapareció de nuevo, rezando para que Nero siguiera manteniendo las alarmas desconectadas por ella. Necesitaba respuestas, y ella las necesitaba ahora.

El hombre había dicho que estaría en la Villa por un par de semanas cuando estaba hablando en la cocina con Lewis. Todo el mundo sabía que los departamentos junto a la estación de policía era donde por lo general vivían los inquilinos que alquilaban departamentos a corto plazo.

Tomando la oportunidad, Melonee apareció al lado del edificio y luego caminó. Maldición, debería de haber recordado tomar su suéter antes de salir tan enojada. Tenía frío como el infierno, pero ella no iba a regresar a casa por su chaqueta.

Abriendo la puerta del edificio, ella entró y revisó los buzones. Encontró sólo uno sin nombre y rezó para que fuera el departamento de Adam.

Realmente no estaba segura de lo que iba a decir una vez que tocara a la puerta. ¿Pensaría que ella era una acosadora? ¿Le cerraría la puerta en las narices?

a decir una vez que tocara a la puerta. ¿Pensaría que ella era una acosadora? ¿Le
Solo había una forma de averiguarlo. Subiendo los tres tramos de escalones, Melonee llegó hasta

Solo había una forma de averiguarlo. Subiendo los tres

tramos de escalones, Melonee llegó hasta fuera de la puerta

y vaciló. ¿Realmente era tan valiente? No había pensado en

una razón suficientemente buena para decirle por qué estaba allí. Oh, planeaba hacerle saber lo que él era para ella, pero pensó que era mejor mantener eso para sí misma hasta que le permitiera entrar.

Controlando sus nervios, Melonee llamó. Era tarde, y no estaba segura de sí él pudiera la puerta se abrió y Melonee perdió la capacidad de respirar. Adam estaba allí con una toalla envuelta alrededor de su cintura, viéndose lo suficientemente bueno como para comerlo. Se lamió los resecos labios mientras veía la delgada pieza de tela alrededor de su cuerpo.

Melonee, no te esperaba.

Eso

era

evidente

por

su

medio

desnudo

estado. Alejando la imperiosa necesidad de hacer desaparecer la toalla, Melonee se aclaró la garganta.

Lo siento por llegar inesperadamente Adam. Estaba empezando a perder su valor hasta que recordó el miedo de Ruttford de que Adam pudiera remplazar al hombre fey. Era ridículo en su mente y estaba decidida a demostrar que Adam y Ruttford también eran compañeros. ¿Puedo pasar?

Adam dio un paso atrás, pero la dejó en la puerta mientras entraba y recogía algunos archivos, metiéndolos rápidamente en un maletín. Siéntete como en tu casa. Señaló el sofá. Me disculpo, pero creía que íbamos

a encontrarnos mañana por la mañana.

Ella miró su bien redondeado trasero bajo la toalla, y sus dedos se morían de ganas de pasar por ambos montículos. Se mordió el labio inferior, se sentó y se obligó a dejar de verlo estúpidamente. Se suponía que sería mañana por la

el labio inferior, se sentó y se obligó a dejar de verlo estúpidamente.  Se suponía
mañana  respondió ella. Sabía que necesitaba decirle. Melonee simplemente no sabía cómo decirle. 

mañana respondió ella. Sabía que necesitaba decirle. Melonee simplemente no sabía cómo decirle.

¿Puedes darme un segundo para ponerme algo de

ropa?

Ella no quería que se pusiera ropa. Quería que se quitara esa toalla. ¿Pero podría ella decírselo en voz alta? No. ¿Lo quería? Sí. Asintiendo, Melonee se sentó en el sofá, cruzando las manos sobre el regazo, viendo a su alrededor.

Se quedó allí sentada recorriendo diferentes maneras de decirle que era fey y que él era su segunda pareja. Nada parecía sensato en su cabeza. Adam era un humano. Necesitaba decírselo tranquilamente. No tenía sentido asustar al hombre.

Quizás tenía que empezar por preguntarle si creía en fantasmas para ver si estaba abierto a la idea de lo sobrenatural. Melonee nunca tuvo que explicar el mundo en que vivía a nadie y no parecía que fuera tan fácil como se podría pensar. No tenía ni la menor idea de por dónde empezar.

¿Cómo lo habrían hecho los shifter de su casa que tenían como parejas a humanos para hablarles de estas cosas? Quizás debió de haber averiguado antes de venir aquí.

Melonee se enderezó cuando Adam volvió a entrar en la habitación. Dios, él se veía bien en sus pantalones y suéter de cachemira. Ella no estaba segura de cómo terminó con dos parejas magníficas, pero infiernos si no estaba agradecida.

¿Quieres algo de beber? Adam preguntó, sonriéndole mientras se dirigía a la puerta entre la sala y la cocina.

 ¿Quieres algo de beber?  Adam preguntó, sonriéndole mientras se dirigía a la puerta entre
 Seguro. Ella había esperado que él le ofreciera un té caliente o algo por

Seguro.

Ella había esperado que él le ofreciera un té caliente o algo por el estilo, pero él se acercó a una barra y tomó una botella de whisky y vasos de cristal. Melonee nunca había bebido antes y no estaba segura de que este fuera un buen momento para empezar, pero tomó el vaso que le ofreció cuando se acercó y se lo entregó a ella.

Así que, Melonee, dime por qué estás aquí. Adam se sentó junto a ella, poniendo su brazo sobre el respaldo del sofá mientras tomaba un sorbo del líquido ámbar.

Melonee miró su vaso, preguntándose por dónde empezar cuando sintió que el vello de su brazo se erizó. Levantó la cabeza a tiempo para ver aparecer a Ruttford, viéndolos a ambos.

¿Que infiernos? Adam se levantó del sofá,

retrocedió mientras miraba a Ruttford como si hubiese visto un

fantasma y luego

se desmayó.

Ruttford rápidamente alcanzó a Adam antes de que cayera al suelo mientras Melonee se tomaba el trago sintiendo la quemadura y rezando para que Ruttford no le hubiera causado un infarto al hombre.

Melonee se tomaba el trago sintiendo la quemadura y rezando para que Ruttford no le hubiera
y un cuerpo duro debajo del suyo. Él parpadeó abriendo los ojos para ver que

y un

cuerpo duro debajo del suyo. Él parpadeó abriendo los ojos para ver que el hombre que acababa de aparecer en su departamento lo estaba viendo, y Adam estaba acostado en el regazo del hombre.

Adam sintió una compresa fría en su cabeza

¿Te sientes mejor?

«Mierda». Adam se empujó fuera del regazo del hombre, cayendo al suelo y se deslizó lejos mientras miraba al desconocido y a Melonee. Ambos lo veían como si él fuera el que acabara de aparecer de la nada.

Quizás el hombre no sólo apareció. Podría ser posible que él entrara caminando y Adam no se hubiera dado cuenta hasta que el chico estuvo de pie delante de él. La gente no solo aparece por arte de magia. No. Adam tenía que aceptar esa idea, porque si no lo hacía, iba a desmayarse de nuevo.

Así que eres Adam dijo el hombre, inclinándose hacia adelante y viéndolo. Tenía una pícara sonrisa en su rostro, como si esto fuera divertido como el infierno para él. Sus ojos verdes brillaban mientras recorría a Adam con la mirada.

Dios ¿el tipo estaba abiertamente revisándolo? Debió de haberse golpeado la cabeza cuando se cayó. ¿Quién eres?

Mi nombre es Ruttford.

revisándolo? Debió de haberse golpeado la cabeza cuando se cayó.  ¿Quién eres?  Mi nombre
Adam sintió la garganta seca cuando se dio cuenta de la punta en el extremo

Adam sintió la garganta seca cuando se dio cuenta de la punta en el extremo de las orejas del hombre. Quizás un defecto de nacimiento o algo así. No había manera Dios, necesitaba conseguir controlarse a sí mismo.

Poniéndose de pie, Adam tomó una profunda respiración y se controló. Él era un hombre muy poderoso, muy buscado por muchas empresas. Él valía millones, y aquí estaba de pie delante de estos dos sintiéndose inseguro como el infierno.

No, tenía que tomar el control de la situación. ¿Cómo

Adam se calló, esperando que el

has entrado aquí, señor

chico llenara el espacio en blanco.

Sólo Ruttford. Se puso de pie, caminó hacia Adam, por lo que los nudos en su estómago se apretaron más. Tú no eres un mal tercio dijo, mientras caminaba alrededor de Adam, que estúpidamente se quedó allí dejándolo. No, para nada mal.

Está bien, Adam estaba malditamente seguro de que el hombre estaba abiertamente abordándolo. Tan poderoso como Adam era, se sentía como si estuviera en una especie de subasta y Ruttford fuera el comprador.

Eso le molestó. ¡Fuera de aquí!

Melonee se levantó de un salto del sofá, con las manos levantadas delante de ella. Te dije que teníamos que hablar cuando llegué aquí.

ira

comenzar a crepitar en su interior. ¿Qué clase de juego

hermosa

Adam

miró

a

la

mujer,

y

sintió

roja

están ustedes dos jugando aquí?

Ruttford se movió detrás de Adam y acunó su trasero y apretó las nalgas con sus manos, haciendo saltar a Adam. Esto no es un juego, Adam. Confía en mí. Sus dedos se

las nalgas con sus manos, haciendo saltar a Adam.  Esto no es un juego, Adam.
hundieron más en el trasero de Adam  . Dios, no puedo creer cuan agradablemente

hundieron más en el trasero de Adam. Dios, no puedo creer cuan agradablemente redondo eres.

Adam

empujó

a

Ruttford

alejándolo

y

miró

al

hombre. Jodidamente no me toques de nuevo.

Eres nuestra pareja bufó Melonee.

Ruttford le apartó el cabello de los hombros y la besó en la sien. Realmente tienes que trabajar con tu sutileza, hermosa.

Ya basta, Ruttford dijo Melonee golpeándolo. Él necesita saber.

Adam estaba perdido para las palabras. Estos dos estaban locos. Tenía que ser. No tenía ni idea de lo que hablaban, e infiernos si no parecían serios. Voy a decirlo una vez más dijo, mientras se acercaba a Ruttford, que era unos centímetros más alto que él. Fuera.

Adam se congeló cuando el hombre desapareció delante de él, sólo para aparecer justo detrás de él. Bueno, se estaba volviendo loco. No había otra explicación. Ningún ser humano podía aparecer y desaparecer a voluntad.

Cálmate, guapo Ruttford le murmuró al oído.

Adam no movió ni un músculo. Apenas si respiraba mientras seguía allí. Un hombre había desaparecido delante de él y luego reapareció. ¿Cómo infiernos era eso posible?

Respira, Adam dijo Ruttford mientras deslizaba su brazo alrededor de la cintura de Adam, jalando la espalda del hombre contra su pecho. Sólo respira.

Adam

miró

a

hombros. Somos fey.

Melonee,

quien

se

encogió

de

del hombre contra su pecho  . Sólo respira. Adam miró a hombros.  Somos fey.
Adam sintió que sus rodillas temblaban. Ni siquiera estaba seguro de lo que era un

Adam sintió que sus rodillas temblaban. Ni

siquiera estaba seguro de lo que era un fey, pero no podía ser bueno. Organizando sus pensamientos, Adam empujó a Ruttford, alejándolo de nuevo. No me importa quién o qué eres. ¡Sal de aquí!

«Oh, Dios

»

Ruttford

entrecerró

obstinado, ¿no es así?

los

ojos. Pequeño

hombre

Adam confundido caminó hasta el sofá, tomó asiento y se preguntaba si quizás él no estaba soñando todo esto. Este tenía que ser el momento más extraño de su vida.

¿Vas a desmayarte de nuevo? Melonee preguntó mientras se acercaba y luego se detuvo, con los ojos diciéndole a Adam que no estaba segura de si iba a ser bienvenida. Su mente luchaba por aceptar lo que había visto y lo que le habían dicho. Esto tenía que ser un raro sueño.

Parece como si estuviera a punto de vomitar Ruttford le comentó a Melonee. ¿Debo conseguir una bolsa de papel o algo así?

sólo

Adam

movió

su

mano

señalando

alrededor, apareciste. Esto no puede ser real. No puede ser

posible.

Creo que está en shock dijo Melonee mientras se acercaba, arrodillándose delante de él. Adam, tienes que escucharme.

Adam la veía. ¿Siquiera ella era real? Dios, ¿habría soñado a esta hermosa mujer mientras dormía? Si lo hizo, felicidades a su excelente imaginación. Pero ¿por qué iba a hacer aparecer a Ruttford? El hombre era guapo como el infierno, pero ¿por qué dos personas? Voy a estar bien dijo, tan pronto como despierte de este extraño sueño.

pero ¿por qué dos personas?  Voy a estar bien  dijo  , tan pronto
 Adam  dijo Melonee mientras se inclinaba y acunaba su mejilla  , no

Adam dijo Melonee mientras se inclinaba y acunaba su mejilla, no estás soñando, dulce corazón. Esto es real. Yo soy real. Ruttford es real.

Soy un hombre muy inteligente, Melonee. Pero no puedes arrodillarte allí y decirme que una persona puede entrar y salir de los lugares apareciendo.

Adam parpadeó cuando Ruttford entró y salió de su departamento varias veces. Él siguió haciéndolo una y otra vez como alguien enciende y apaga un interruptor de luz. En un minuto él estaba allí, el siguiente no estaba. En un minuto él estaba allí, y entonces no estaba.

Creo que él entendió el punto, Ruttford dijo Melonee por encima del hombro. Basta. Incluso yo me estoy mareando viéndote.

Los

puerta.

tres se

congelaron cuando alguien llamó a la

¿Esperas compañía? Ruttford preguntó.

Adam negó con la cabeza.

Abre, Melonee dijo una voz profunda a través de la puerta.

Mierda, es Micah dijo Melonee mientras sus ojos se agrandaron.

Adam no estaba seguro de si podría tomar más sorpresas esta noche, así que ni siquiera preguntó quién era Micah. Solo reaba para que no dijera que era otra pareja.

Tiempo de desaparecer dijo Ruttford mientras tomaba el brazo de Adam y Melonee tomaba su otro brazo.

Adam estaba a punto de decirles que lo dejaran cuando el departamento desapareció y de repente estaban

su otro brazo. Adam estaba a punto de decirles que lo dejaran cuando el departamento desapareció
rodeados de palmeras y el sonido de las olas del mar rompiendo en la orilla.

rodeados de palmeras y el sonido de las olas del mar rompiendo en la orilla.

Oficialmente

había

perdido

su

mente. ¿Dónde

estamos? preguntó mientras veía alrededor.

Las Bahamas respondió Ruttford. Es el primer lugar que se me vino a la cabeza cuando desaparecimos.

Adam miró a Ruttford, viendo sus orejas y luego los ojos. Realmente eres mágico, ¿no es así?

No, te estás imaginando todo esto. Melonee le puso algo a tu bebida y estas teniendo una gran alucinación.

Melonee golpeó el brazo de Ruttford. Deja de jugar con su cabeza.

«Demasiado tarde para eso».

Adam cada vez tenía menos miedo de ambos y estaba más excitado. Había tropezado con una mina de oro en este pueblo. Sabía que algo andaba mal, pero no tenía ni idea de que estaba lleno de hadas. ¿Hay más como ustedes en Villa Brac? ¿El alcalde Brac es un hada?

Melonee veía con la boca abierta como Ruttford entrecerraba los ojos. Oh, por favor, te ruego que le preguntes al Alfa si es un hada dijo Ruttford con un tono de diversión.

¿Quieres asombro y dolor.

explotarnos? Melonee

preguntó

con

Lo haces sonar como algo malo dijo Adam. Yo puedo comercializarte. ¿Sabes lo ricos que pueden llegar a ser si todo el mundo supiera lo que pueden hacer?

En lugar de responderle, Melonee apartó su brazo y golpeó la mandíbula de Adam. Trastabilló hacia atrás,

hacer? En lugar de responderle, Melonee apartó su brazo y golpeó la mandíbula de Adam. Trastabilló
explotando el dolor en un lado de su rostro.  ¿Por qué infiernos hiciste eso?

explotando el dolor en un lado de su rostro. ¿Por qué infiernos hiciste eso?

¡Considérate afortunado de que fue todo lo que te hice! Melonee gritó. Estas hablando de explotar a mi familia. ¿Por qué infiernos el destino me dio un imbécil egoísta?

Ahora la has enfurecido dijo Ruttford. Ella nunca

maldice

mucho.

estoy

presentando? ¿No ven la fama y la fortuna que podría ser suya? Adam no podía ver una desventaja de eso. ¿Cuál era su problema?

¿No

ven

la

oportunidad

que

les

Yo ya soy rica. Tengo la riqueza de una gran y amorosa familia y no quiero fama explicó Melonee.

Adam rodó los ojos. Pero la riqueza de una familia no va a pagar tus cuentas.

¿Cómo fue que terminaste siendo tan insensible? Ruttford preguntó mientras se apoyaba contra una palmera. He oído hablar de gente como tú que no les importa lo que destruyen mientras obtengan beneficios económicos.

Adam pensó en su estéril infancia, cómo la única familia que tenía había trabajado hasta el punto de olvidar que tenían un hijo. Sus padres le habían dicho que el dinero era la clave de la felicidad y que para ser feliz, tenía que ser el mejor de los mejores. Bueno, Adam se había convertido en el mejor en lo que hacía, había conseguido el dinero suficiente para ser el hombre más feliz del planeta, pero no lo era. Los únicos recuerdos felices que tenía eran de cuando era un niño y sus padres lo llevaban a casa de sus abuelos durante la navidad.

felices que tenía eran de cuando era un niño y sus padres lo llevaban a casa
Ellos habían sido amorosos y cariñosos, mostrándole que no todos los padres pensaban en sus

Ellos habían sido amorosos y cariñosos, mostrándole que no todos los padres pensaban en sus hijos como un inconveniente. Pero él siempre se había sentido como que algo faltaba en su vida. Sin importar la cantidad de dinero que hiciera, o cuantos tratos asegurara, había una parte de él que siempre se había sentido intranquila.

Miró a Melonee y a Ruttford, sintiéndose un poco extraño por la atracción que sentía hacia ambos, pero Adam lo atribuía a su descubrimiento. Ya verás, Melonee, una vez que puedas comprar lo que quieras, entrar a cualquier tienda y comprar el lugar.

¿Eso es todo lo que la vida es para ti, Adam, dinero? Melonee preguntó. ¿Eso es todo lo que te importa?

Esto no es sobre mí le respondió, sintiendo crecer ese agujero en su pecho. Se trata de la forma en que podrías cambiar el mundo.

Y yo que pensaba que Ebenezer Scrooge 4 era un personaje de ficción contestó Ruttford. Si Maverick pensaba que no me quería después de lo que hice, va a pensar que soy un santo cuando conozca a Adam.

¿Qué tiene que ver Maverick con esto? Adam preguntó.

Él es mi papá confesó Melonee. Y confía en mí, él es alguien que no quieres que esté del lado equivocado.

Adam pensó en el alcalde extremadamente grande de Villa Brac que había conocido en el vestíbulo cuando había ido a reunirse con Lewis. Adam había creído que el alcalde iba a ser un gordo y perezoso bastardo que no se preocupaba por su villa. El hombre que conoció se parecía al líder de alguna pandilla fuera de la ley, pero por la manera

4 Ebenezer Scrooge, personaje principal de la novela de 1843 Cuento de Navidad de Charles Dickens. Es un hombre de corazón duro, egoísta al que le disgusta la navidad, los niños y cualquier cosa feliz.

Charles Dickens. Es un hombre de corazón duro, egoísta al que le disgusta la navidad, los
en que veía a Melonee en el vestíbulo, Adam sabía que el hombre la amaba

en que veía a Melonee en el vestíbulo, Adam sabía que el hombre la amaba más allá de las palabras.

Y dado el aspecto de la casa en que vivían, Adam

tenía la sensación de que nadie iba a venderle. Tenía que

recuperar sus pérdidas de alguna manera. Este descubrimiento lo haría rico más allá de sus sueños más salvajes.

No puedo permitir que se lo digas a alguien dijo Ruttford mientras se apartaba del árbol. No lo puedo permitir.

¿Y

cómo

si

vas

a

detenerme? Adam abandonarlo aquí,

preguntó. Incluso

Adam fácilmente podría hacer su camino a casa.

ellos

pensaran

en

Manteniéndote en la casa hasta que veas cuán importante es la familia y por qué se debe proteger con la vida respondió Melonee mientras Ruttford tomaba a Adam de la cintura. El hombre lo había tomado por sorpresa y Adam tuvo que detener el gemido que lo sorprendió. Nadie, ni siquiera sus padres, sabían que Adam era bisexual. No era recomendable en el mundo en el que se movía. Los encuentros que había tenido con otros hombres fueron siempre a puerta cerrada y muy discretos. Le había costado mantener a los otros hombres callados, pero Adam había pagado y había disfrutado de su tiempo.

Lo siento, Adam dijo Ruttford al oído, pero no nos dejas otra opción.

¿Qué estás haciendo? Adam preguntó, mientras las palmeras y el mar desaparecían. Se encontró de pie en el vestíbulo de entrada de Melonee.

Y Maverick Brac estaba allí de pie viéndolos como si

fuera el ángel de la muerte y ellos fueran los siguientes en su lista de víctimas.

allí de pie viéndolos como si fuera el ángel de la muerte y ellos fueran los
Ruttford tragó saliva mientras veía la manera en que Maverick los veía — o más
Ruttford tragó saliva mientras veía la manera en que Maverick los veía — o más

Ruttford tragó saliva mientras veía la manera en que Maverick los veía o más precisamente a él.

¿Qué estás haciendo aquí? Maverick gruñó mientras Melonee corría y colocaba sus palmas sobre el pecho de Maverick, haciendo todo lo posible para detenerlo. Ruttford tenía la sensación de que no lo detendría si él quisiera pasar por encima de ella.

Escucha, papá comenzó Melonee. Es una larga historia.

Escucharé mientras aso las bolas de Rutt-jodido-ford en una fogata.

«Oh cielos».

¿Por qué infiernos esta él aquí? Maverick preguntó mientras veía a Adam. ¿Por qué infiernos esta con el elf? El rostro de Maverick se contorsionó con rabia pura. ¿Qué infiernos le hiciste a mi bebita?

Ruttford desapareció llevándose a Adam a la escalera cuando Maverick hizo a un lado a Melonee y fue hacia él. El hombre iba a matar a Ruttford. No había vuelta de hoja. Él iba a encontrar una manera de echarle la culpa porque ambos tenían una segunda pareja.

¡Él es mi pareja, papá! Melonee gritó mientras agarraba el brazo de Maverick, tratando inútilmente de jalarlo hacia atrás.

Maverick se detuvo.

La casa se quedó en un silencio sepulcral.

Maverick, tratando inútilmente de jalarlo hacia atrás. Maverick se detuvo. La casa se quedó en un
Ruttford podría haber jurado que escuchó al mismísimo diablo reírse.  ¿Tu qué?  Adam

Ruttford podría haber jurado que escuchó al mismísimo diablo reírse.

¿Tu qué?

Adam es mi segunda pareja respondió Melonee detrás de él. Así que no puedes matarlo.

Maverick se giró lentamente, taladrando a Melonee con sus ojos grises, su rostro manchado por la rabia. Espera. Justo. Aquí.

Los tres vieron a Maverick caminar por el pasillo hasta su oficina y cerrar la puerta con tanta fuerza, que los dientes de Ruttford retumbaron. Un segundo más tarde, algo muy grande y muy pesado se estrelló dentro de la oficina del hombre.

Oh, infiernos murmuró Melonee.

Entonces, algo más estaba siendo destruido.

Realmente necesitas trabajar con tu sutileza, hermosa.

Todos ellos se estremecieron cuando algo más se estrelló y oyeron a Maverick maldecir en voz tan alta que la gente empezó a reunirse en la planta baja.

¿Qué sucede? Johnny preguntó mientras veía a los tres y luego al pasillo.

Creo que Maverick finalmente se quebró dijo Law Santiago mientras se acercaba a Ruttford. ¿Quién es el humano?

Adam vio a Law y luego volvió a ver a Ruttford.

su

pareja. Adam luchaba por salir del brazo de Ruttford, pero

Ni

una

maldita

palabra

le

advirtió

a

a Ruttford. su pareja. Adam luchaba por salir del brazo de Ruttford, pero  Ni una
Ruttford no estaba seguro si aún tendría que desaparecer a todos a un lugar seguro

Ruttford no estaba seguro si aún tendría que desaparecer a todos a un lugar seguro. No te muevas.

Todo el mundo se quedó en silencio cuando Maverick salió de su oficina, con polvo y pequeñas astillas de madera en los hombros y el cabello. Dime por qué los has traído aquí le dijo Maverick a Melonee.

Ruttford sostuvo con fuerza a Adam porque el werelobo estaría a punto de tratar de matar a Adam cuando se enterara que su pareja quería explotar el mundo sobrenatural.

estaría a punto de tratar de matar a Adam cuando se enterara que su pareja quería
 ¿Es él?  Cecil preguntó mientras entraba en el cuarto de atrás de un

¿Es él? Cecil preguntó mientras entraba en el cuarto de atrás de un combate de boxeo ilegal. El lugar olía a sudor y sangre. Cecil tampoco estaba muy seguro acerca de los desagradables personajes a su alrededor. Él había tratado con su cuota justa de malos, pero estos hombres se veían como si pareciera que cortarían la garganta de alguien mientras sonreían.

Realmente no le asustaban, no después de tratar con vampiros, demonios, y rebeldes pero se mantuvo cauteloso, permaneciendo atento a todo lo que sucedía a su alrededor.

Saludó inclinando la cabeza a algunas personas mientras cruzaban el cuarto. Carter conocía a Fire de antes, por lo que sabía cómo se veía. Cecil no le preguntó a Carter cómo había conocido al hermano de Ruttford. Él sólo quería tomar al hombre que lo había metido en este lío y salir de aquí.

Asqueroso dijo Oliver mientras levantaba su bota. Cecil miró hacia abajo viendo que el hombre Goth había pisado sangre. ¿Podemos tomar al tipo y salir de aquí?

Ese es el plan dijo Blair.

Los cuatro se giraron cuando sonó la campana y dos hombres comenzaron a boxear en el centro de la habitación. Cecil había visto boxeo en la televisión, pero nunca de cerca. Ni siquiera estaban usando guantes, solo cinta blanca alrededor de los nudillos.

en la televisión, pero nunca de cerca. Ni siquiera estaban usando guantes, solo cinta blanca alrededor
Carter le dio un golpecito en el hombro y señaló con la cabeza hacia el

Carter le dio un golpecito en el hombro y señaló con la cabeza hacia el fondo de la sala. Tenemos que agarrar a Fire y salir de aquí antes de que los elfos de las sombras aparezcan.

Cecil apartó la vista de la lucha y comenzó a caminar hacia Fire cuando vio a dos elfos azules aparecer.

«¡Joder!». Démonos prisa gritó Cecil cuando los dos henchman 5 comenzaron a mirar en la habitación llena de gente. Él se abrió paso entre la multitud de personas, haciendo todo lo posible para llegar a Fire antes de que los otros hombres lo hicieran.

Justo cuando Cecil salía de entre la multitud, alguien gritó: ¡Policía!

Bien, ahora realmente necesitaba sacar su culo de aquí. Si Maverick se enteraba de que Cecil estaba en un lugar como este, la mierda golpearía hasta el techo. Cecil corrió entre la multitud que corría, tratando de mantener sus ojos en los hombres que habían venido con él, en Fire y en los hombres tras Fire.

Sin mencionar a los policías.

Cecil sabía que todo el mundo estaba en pánico porque nadie se dio cuenta que dos hombres azules se dirigían hacia el elf con miradas asesinas.

Alguien agarró la parte posterior de la camisa de Cecil, pero él se soltó y siguió al frente hacia el hermano de Ruttford.

Se sintió aliviado al ver que Carter alcanzaba a Fire primero, pero antes de que pudiera hacer lo mismo, un

5 Henchman originalmente se refería a la persona que atendía a los caballos es decir el caballerango, también era el nombre que se le daba al ayudante fijo en la corte real, en la actualidad se utiliza para describir al ayudante de los villanos en las historietas.

ayudante fijo en la corte real, en la actualidad se utiliza para describir al ayudante de
hombre de uniforme azul se puso delante de él y le cortó el camino. 

hombre de uniforme azul se puso delante de él y le cortó el camino.

Por aquí gritó Oliver, tomando a Cecil por el brazo y jalándolo. Blair estaba justo detrás de ellos, los tres se dirigieron hacia la puerta. Sabía que Carter llevaría a Fire a la Casa. La pregunta era, ¿podrían Cecil y los otros dos regresar? No tenía ni idea de dónde estaban o qué tan lejos estaban de casa, Carter los había traído.

Cecil

casi

había

llegado

a

la

puerta

cuando

fue

arrojado al asqueroso suelo, siendo jaladas sus manos por detrás de su espalda. ¡Quédate ahí!

¡Pero yo no hice nada!

Eso es lo que todos dicen dijo el policía que colocó las esposas en su lugar. Díselo a tu abogado.

Mientras

el

policía

lo

levantaba,

Cecil

comenzó

a

luchar. No había manera de que él fuera a llamar a Maverick

y le

combate de boxeo ilegal.

dijera

a su pareja que había sido arrestado

en

un

El policía jaló su brazo. ¿Quieres añadir resistencia a la autoridad a tus cargos?

¿Dónde está tu espíritu navideño? Cecil preguntó al policía mientras se dirigían hacia la puerta.

le