Está en la página 1de 9

Estado laico y México ¿ESTADO DE DERECHO O DERECHO DE ESTADO?

Fernando La Salle declaraba que la Constitución política representaba “la suma de los factores reales de poder” en el entendido de que la constitución siguiendo la doctrina de Hans Kelsen constituye el centro y origen de los sistemas jurídicos contemporáneos. Hoy la realidad se presenta con matices Supracontitucionales enmarcados o evidenciados en los Tratados y organismos internacionales que determinan en la colectividad los derechos fundamentales por encima de cualquier otro derecho resguardado por el régimen interior de un gobierno. Existe un amplio consenso al considerar a los derechos fundamentales como exigencias que se incorporan en el ordenamiento jurídico para constituir el sustrato material que limita jurídicamente al poder del Estado y determina el devenir de su política legislativa, administrativa y jurisdiccional, además de irradiarse en las mismas relaciones jurídicas entre los particulares. Esta afirmación, sin embargo, lejos de aparecer como una conclusión pacífica es, antes bien, el punto de partida de un interesante debate que exige el análisis de diversos temas que aunque pueden analizarse separadamente por razones metodológicas, en la compleja realidad social se fusionan, complementan y condicionan. En tal fusión la realidad se nos presenta como un complejo entramado de teorías y posturas ideológicas que pretenden explicar a través del derecho el fenómeno social y establecer los parámetros -si no ideales por lo menos eficaces- de acción en los que el Estado moderno debe actuar para cumplir con los fines que se le han determinado.1 Luego entonces, para poder abordar un estudio adecuado sobre el tema del estado laico, es necesario a mi parecer identificar qué es un Estado de Derecho. Resulta complicado citar una definición que permita homologar las diferentes posturas al respecto; sin embargo, para efectos prácticos y meramente ilustrativos, tomaremos en consideración la de Jesús Orozco Henríquez que señala que el Estado de Derecho es “aquel Estado cuyos diversos órganos e individuos miembros se encuentran regidos por el derecho y sometidos al mismo”2

1

Recordemos la Teoría General del Derecho y del Estado de Hans Kelsen en la que se establecía que el Estado se contempla como el baluarte que garantiza la realización de los valores como la libertad, la justicia, la seguridad y los servicios públicos, estos últimos se transforman entonces en las aspiraciones que se espera alcanzar en la entidad estatal. Por lo tanto, esos juicios de valor son los fines que el ser humano pretende conseguir al convivir inmerso en la realidad del Estado, valores que tiendan a la realización del bien general, que es la meta última de todos los Estados.
2

Orozco Henríquez, J. Jesús. Diccionario Jurídico Mexicano. México D.F. Editorial Porrúa,. 1998

tampoco es necesariamente “de Derecho”. etc. North en El análisis económico de la usura. o las libertades políticas y de tránsito en las dictaduras militares. tránsito.” Douglass C. En consecuencia. comercio. 3 Recordemos las particularidades de los regímenes socialistas como China o Cuba. existe un estado de derecho siempre que el gobierno se apegue a las reglas que para ese propósito existen. Un Estado que no garantiza libertades políticas y civiles seguramente no es “de Derecho”. la pobreza. nos permite establecer los siguientes postulados: Para las sociedades en las que se privilegia al gobierno como centro de la interacción humana. Un Estado en el que se aplica la Ley. y de la sociedad en la que se produce el fenómeno.La definición. y dictaduras militares como la de Pinochet en Chile 4 “Las reglas que el soberano puede cambiar con facilidad difieren significativamente en sus implicaciones sobre el desarrollo de exactamente las mismas reglas cuando éstas no se pueden revisar. Fondo de Cultura Económica. mas no suficiente para que exista un Estado de Derecho. lo que en definitiva no es un Estado de derecho.4 Las libertades constituyen una condición necesaria. Es por eso que adicionalmente conviene establecer a contrario sensu. 1976 . restringen las libertades básicas. aún siendo derecho positivo. evidentemente positivista. Al parecer la interpretación del término radica esencialmente en el enfoque particular de quien funge como observador. la protección de las libertades políticas y civiles individuales constituye el elemento esencial del Estado de Derecho. se requiere de instituciones que garanticen certidumbre e imparcialidad. ya sean las de propiedad. pero tampoco son suficientes para que exista un Estado de Derecho. se define al Estado de derecho en función del cumplimiento de las reglas que emite el proceso político. pero un Estado que garantiza transitoria o discrecionalmente tales libertades tampoco es plenamente “de Derecho”. Éste existe siempre que no se violen los derechos del individuo. La legalidad por ello es una condición necesaria. En las sociedades que privilegian al individuo como punto cardinal del desarrollo.3 No es posible hablar de Estado de Derecho cuando las leyes. el crimen. y en general las libertades políticas y religiosas en los regímenes socialistas. Un Estado en el que no se cumple la Ley ciertamente no es “de Derecho”.

se está refiriendo a un Estado. La complejidad a la que se está sujeto radica en la concepción y visión que se tenga desde una posición ya sea puramente religiosa. los hechos nos demuestran que el gobierno mexicano no ha podido ser garante en todos los casos de las prerrogativas que concede el Estado de derecho a los individuos. implica hablar de un sistema creado para la protección de los derechos fundamentales del ser humano a fin de no verse forzado a la rebelión contra la tiranía y la opresión. México es una República. es decir.5 En oposición al Estado Republicano o de Derecho. en la arena política y también desde la delgada línea que separa lo público de lo privado. como la coronación de Napoleón como emperador de los franceses. eran legitimados por una autoridad de la iglesia católica. En la antigüedad. establecer cuál debe ser el alcance del derecho de Estado. los monarcas. autónomo y pleno que no está sujeto a la voluntad o influencia de religión alguna. Dicha palabra procede de la expresión latina res publica y tiene el sentido de comunidad pública o cuerpo político. y a pesar de que normativamente se pretenda que las instituciones sean capaces de brindar dicha certidumbre. aparece el estado totalitario o estado policía que es un sistema de nudo de poder que ejerce una ilimitada jurisdicción en todos los aspectos. Una vez aclaradas las implicaciones que conlleva el concepto de Estado de Derecho. La voluntad del estado -dicen quienes así lo perciben. independiente. resulta un tema no fácil de tratar. quien se coronó a sí mismo. resulta difícil afirmar que en México vivimos en un Estado de Derecho. es decir.es la Ley y sus agentes son los que hacen las leyes e imponen su observancia. entendido éste como una estructura de autoridad (gobierno) que no posee credo religioso alguno. un Estado libre. Cuando se dice del Estado laico. reyes o emperadores. teóricamente complicado. con excepciones. . moverse en estas esferas es incluso. para ejercer un control coercitivo. autorizada y pertrechada para el empleo de la fuerza. El decir “sistema republicano de gobierno”. De aquí que no falten quienes siguen viendo al Estado como la institución de la sociedad. 5 En términos del Artículo 40 de su Constitución Política. Esta fuerza puede ser ejercida como defensa del orden sobre los propios miembros de la sociedad o contra otras sociedades. El derecho de estado se ve determinado entonces por la política pública que pretende mantener el sistema de gobierno en vigor. resulta conveniente para continuar con el desarrollo del presente. El tema del Estado laico o de la laicidad aplicada a los asuntos del Estado.Partiendo de lo anterior.

El pleno del Senado inició el análisis de la reforma con la discusión sobre el artículo 40. El cambio fue aprobado tras menos de una hora por 97 votos a favor. siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. La Cámara de Senadores aprobó en el mes de marzo pasado modificaciones a los artículos 40 y 24 de la Constitución mexicana. devociones o actos de culto respectivo. devociones o actos del culto respectivo. la de su agrado. Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas. En las modificaciones se especificó el “derecho de practicar. el cual queda de la siguiente manera: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa.Con el derrumbe de los gobiernos monárquicos y la instauración del sistema republicano. Todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias. tres en contra y una abstención. Casi tres horas después. Nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos. siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su régimen interior. Reforma propuesta Artículo 24. que introduce la palabra “laica” a uno de los artículos que definen al Estado mexicano. no sólo elige a sus gobernantes sino que los legitima. de proselitismo o de propaganda política. . en las ceremonias. democrática. siempre que no constituyan un delito o una falta penados por la ley”. pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley fundamental”. que conceden abiertamente la práctica de cultos religiosos en público o privado. según los respectivos dictámenes. tanto en público como en privado las ceremonias. de proselitismo o de propaganda política como se ve a continuación: Texto vigente Artículo 24. la legitimidad en el poder ya no “proviene de Dios” sino del pueblo. laica. federal. Esta libertad incluye el derecho de participar. tanto en público como en privado. El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohiban religión alguna. de conciencia y de religión. y a tener o adoptar en su caso. y es éste quien por medio del sufragio libre. individual o colectivamente. La reforma mantiene la reserva que prohíbe usar el derecho de culto con fines políticos. individual o colectivamente. los senadores aprobaron los cambios al artículo 24 por 72 votos a favor y 35 en contra. Los actos religiosos de culto público se El Congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohiban religión alguna. y apuntalan la laicidad del Estado. devociones o actos del culto respectivo.

la simulación a conveniencia con la dictadura de Porfirio Díaz. acusó. . inclusión. La pluralidad es innegable. los utiliza para sus propósitos institucionales. “Es lamentable la simulación que se vive en México de un Estado laico que políticos usan para lograr sus propios fines y a su vez. por más que sus jerarcas afirmen que su función es meramente espiritual. El investigador dijo que en este año electoral se verá a muchos políticos en misa. quienes su única intención es montarse en las creencias religiosas de los mexicanos católicos con la intención de obtener una rentabilidad electoral e incluso para legitimar sus aspiraciones. Ahí esta la invitación del Papa Benedicto XVI. éstos se sujetarán a la ley reglamentaria. criticó el ex funcionario de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México. la llamada Guerra Cristera. Es una relación de convivencia”. Desde el establecimiento en dos ocasiones de un imperio. Tolerancia. respeto. EN mi opinión. Los celebrarán ordinariamente en los templos. en fin. el apoyo al golpe de Estado y asesinato del presidente Francisco I. es indispensable preservar el marco de la laicidad a fin de que éste genere las condiciones necesarias para que puedan brotar y madurar valores democráticos tan necesarios en nuestra sociedad. en donde se abren las posibilidades de que el PAN pierda la gubernatura“. La Iglesia Católica mexicana o en México. el complot y asesinato del presidente Álvaro Obregón. innegables e irrefutables de su intromisión en los asuntos del Estado. Sin Estado Laico es imposible continuar con el actual proceso democrático que todos deseamos. Madero. “el Estado laico en el país ha sido una simulación. Los que extraordinariamente se celebren fuera de que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria. la coexistencia de todos y la generación de desarrollo y bienestar para todos. Los políticos utilizan eventos religiosos para lograr sus propósitos o intereses y recurren a su legitimidad para retener el poder político montándose en las creencias religiosas de una gran mayoría de mexicanos”. propuesta tentativamente para el mes de marzo de viajar a México para visitar Guanajuato. la excomunión a los que juraran guardar la constitución de 1857. “Los ejemplos sobran. tiene antecedentes de peso. Luis Escobar Aubert.Los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. Eso sencillamente nadie lo cree. pero el reto será la sana convivencia. la Iglesia católica mexicana. Sin embargo. Jamás el clero católico ha dejado de lado su proyecto de establecer un Estado confesional en México.

misma que ha sido cuestionada por algunos sectores. se ubica la reforma actual del artículo 24 de la Constitución. sino por el contrario. en lo individual o en grupo. “A pesar de que la Iglesia católica ha perdido seguidores. en el reglamento se matiza si asisten a título personal. en lo privado o público. es hoy una de las más dinámicas e influyente y su convivencia con el poder político es hoy más patente que nunca”. en al año de 1992. de afectar al estado laico y ampliar el espectro de posibilidades de intervención de las Iglesias en la vida pública del país. por ello. No obstante. reintegrando privilegios a esas entidades. que se enmarcó en los límites justificados por los antecedentes de impulsaron el Estado laico y que fueron. ni en las iglesias o agrupaciones religiosas. insistió el investigador universitario. como internacionales que exigieron volver los ojos a una realidad que había dejado atrás la forma y. así como de practicarla como se estime conveniente. porque la reforma no otorga más derechos a las iglesias o religiones que se practican en la República. cuyo entorno permitió la reforma principalmente a los artículos 3º. con uno acorde con los cambios tanto internos. 5º. que muestra una clara relación de convivencia entre la Iglesia católica y el poder político. Me parece que ello no es exacto. fue motivo de una innovación que afecto profundamente el régimen constitucional prevaleciente. acusándola de regresiva. en 1991 el entonces Presidente Carlos Salinas. anunció la reforma constitucional en materia religiosa para modernizar la vida nacional. b) no intervención del clero en asuntos políticos y. En esta apretada síntesis de precedentes. lo que no constituye sino un reconocimiento en la Constitución de lo que ya forma parte de un derecho universal del ser humano. en favor de las personas. . ha evolucionado en nuestro país de acuerdo a transformación que ha tenido su sociedad. a) educación pública. hace efectivos los derechos de libertad de conciencia y de profesar o no una religión o creencia. misma que después de un largo periodo de tiempo de mantenerse en una posición formalmente extrema de rigidez. es utilizado para lograr concretar aspiraciones o fines políticos. El ex funcionario de la Secretaría de Gobernación sostuvo que la Iglesia católica mexicana es una de las primeras en importancia a nivel nacional que los actores políticos no pueden dejar de lado.24. aunque admitió que hay otros grupos religiosos que existen en el país como el cristianismo o el evangelismo que cuentan con un importante número de practicantes y seguidores.Reiteró que el Estado laico que se vive en México es una simulación. pues los actores políticos se apoyan en la fe religiosa de los mexicanos. siempre y cuando las acciones que lleve a cabo para ello se apeguen a la ley. c) imposibilidad de acumulación de bienes temporales en sus manos. Escobar Aubert recordó que aunque la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público que está vigente en el país impide la participación oficial de personajes políticos en actos religiosos o de culto público. Por otra parte. el derecho a la libertad de conciencia y religiosa. 27 y 130 de la Constitución Política.

de conciencia y de convicciones filosóficas. en Suiza (artículo 15) está garantizada la libertad religiosa y filosófica. la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Las declaraciones contenidas en los pactos mencionados. al establecer que tal derecho abarca la libertad de cambiar de religión o de creencia. individual o colectivamente. “al menos”. de acuerdo con la concepción renovada de la interpretación de los derechos humanos contenida en el artículo 1º de la Constitución Mexicana. a al menos la denuncia. de manifestarla y practicarla en público o en privado (artículo tercero). en España la Constitución establece (artículo 16): “Se garantiza la libertad ideológica. del prejuicio y la superstición que son la esencia de las religiones históricas y de la tradición’”. dichas comisiones se inclinan por el criterio de hacer posible “la convivencia de todas las ideologías posibles”.México está obligado no solo a reconocerlos en su Carta Fundamental. Sin entrar en el debate académico. Por su parte la Constitución de África del Sur (artículo 15) protege la libertad de conciencia. El dictamen de las comisiones unidad no pretenden definir el concepto de laicidad. obligan jurídicamente a los Estados que las suscriben a observarlos en toda su extensión y. Sobre este aspecto el derecho constitucional comparado nos ofrece los siguientes ejemplos: en Alemania se protege (artículo 4º) la libertad religiosa. religión. Pedro Salazar advierte que el laicismo tiene. la laicidad tiene varias acepciones. religiosa y de culto de los individuos y las comunidades…”. y se puntualiza el derecho “de profesar individual o conjuntamente con otras personas cualquier religión o no profesar ninguna”. así como la libertad de manifestar su religión o su creencia. ahora. dos sentidos: “como un principio de autonomía ante los dogmas religiosos que sientan las bases para la convivencia de todas las ideologías posibles y se expresa en la regla de ‘no pretender que se es poseedor de la verdad más de lo que otro puede pretender que posee’. no es una decisión arbitraria u ocurrente. y a profesarlas de manera individual o comunitaria”. sin que esto implique la preferencia ni la precedencia de ninguna con relación a las demás. hacerlo en la forma que otorgue la protección más amplia a las personas. Esta función concierne a la doctrina pues. tanto en público como en privado (artículo 18). sino a observarlos de acuerdo a los pactos internacionales que ha suscrito y que se lo imponen como estado. e instituye (artículo 185) una Comisión para la Promoción y Protección de los Derechos . creencia y opinión. como bien ha dicho Roberto Blancarte. pensamiento. pues la declaración Universal de Derechos Humanos de 10 de diciembre de 1948. amplió el concepto de libertad religiosa. o como una ‘batalla intelectual que se propone la derrota. sino una decisión fundamental de orden universal. Ante el sentido polisémico del concepto. señala que toda persona tienen el derecho de profesar libremente una creencia religiosa. en la Federación Rusa (artículos 19 y 28) están protegidas las libertades de religión y de convicciones. y se agrega que “todas las personas tienen derecho a elegir su religión o sus convicciones filosóficas con libertad.

” Los límites del ejercicio de los derechos fundamentales son los marcados por el contenido del derecho mismo y en ese sentido se incluyó en la última parte del párrafo primero del artículo 24. señala en su artículo 1. el orden. Es importante reiterar que nuestra Carta Magna también se ocupa de la materia de libertad religiosa en los artículos 1°. la salud o la moral públicos. la salud o la moral públicos o los derechos y libertades fundamentales de los demás”. o los derechos y libertades fundamentales de los demás. así como la expresión de quienes no profesan religión alguna…”.toda acción directa o indirecta para influir en la conciencia de las personas con el fin de cambiar sus preferencias políticas o electorales. 27 y 130. y se adoptan los estándares constitucionales contemporáneos. individual o colectivamente.Igualmente el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966. de proselitismo o de propaganda política”. La libertad de convicciones filosóficas figura en las constituciones de Bolivia (artículo 14). el orden. también la libertad religiosa tiene límites jurídicos. 3°. con lo que se amplía considerablemente el ámbito de libertades existente. entre las religiones.3.Culturales. proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1981. tanto en público como en privado. restringido en la actualidad a la de escoger. Colombia (artículo 13). Religiosos y Lingüísticos de las Comunidades. 5°. que no son objeto de . en el art. En el caso de la reforma al artículo 24 que se propone.3 indica que “La libertad de manifestar la propia religión o las propias creencias estará sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley que sean necesarias para proteger la seguridad. una previsión que reafirma la laicidad del Estado mexicano al determinar “que los actos públicos de expresión de la libertad religiosa no se utilicen con fines políticos. con esta reforma se hace explícito el derecho a participar en actos de culto. Asimismo. De esta manera se fortalece la trayectoria progresiva en materia de laicidad iniciada con la Constitución mexicana de 1857. la “que más agrade” a las personas. En el ámbito internacional la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones. y de libertad de conciencia. que ya figura de manera implícita en el texto vigente. Brasil (artículos 5º y 143). en Ecuador el artículo 67 de la Constitución dispone que “El Estado protegerá la práctica religiosa voluntaria. Estas comisiones unidas consideran importante mencionar que como todo derecho. Con esta disposición se evitará -de manera clara. que “La libertad de manifestar la propia religión o las propias convicciones estará sujeta únicamente a las limitaciones que prescriba la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad. Portugal (artículo 14) y República Dominicana (artículo 39). o para capitalizar políticamente la realización de actos religiosos. se incluyen los conceptos de libertad de convicciones éticas. 18.

Me gustaría cerrar el debate con una idea que retomo del célebre jurista y filosofo del derecho mexicano Eduardo García Maynez que nos habla en su obra de introducción al estudio del derecho de la norma “plus cuan perfectum” como aquella formalmente valida. sino en erradicar la simulación y empezar a aplicar la ley con posibilidad de que el Estado garantice las libertades esenciales. Muchas Gracias . pero que definitivamente se encuentra lejana a ser eficaz y vinculatória para todos los sujetos al régimen constitucional mexicano . El propósito de la reforma del artículo 24 constitucional de ninguna manera sugiere ni requiere abrir el camino para futuras reformas a los preceptos que son la base del Estado laico mexicano. intrínsecamente valida y provista de positividad. El problema del estado laico no radica en el reconocimiento de libertades concedidas ya por el derecho internacional. como ya quedó asentado.ya que el estatus quo resulta cómodo para la autoridad que no se ve obligado a ser garante del respeto a la libertad religiosa por un falaz argumento retórico en defensa de un laicismo simulado. Con ello podrían evitarse los desplazamientos de indígenas en las comunidades de los altos de Chiapas. La matanza de Acteal.por citar un ejemplo. Debe subrayarse. entendida como la eficacia y observancia de la norma jurídica. que pudiera encontrar valor intrínseco en su motivación subjetiva. que al reformar el primer párrafo del artículo 24. o el choque cultural que se vive en algunas regiones del país son triste testigo de una realidad que rebasa la norma jurídica que ha sido promulgada formalmente.reforma y cuya plena vigencia y positividad no se ve afectada por la que ahora se propone con relación al artículo 24. los dos siguientes mantienen sin modificación alguna la redacción actualmente en vigor.