Está en la página 1de 11

Apuntes sobre pensamiento sistémico

No es posible resolver un problema con el mismo nivel de pensamiento que lo generó. Albert Einstein

El objetivo de estos apuntes es brindarle una nueva perspectiva para mirar el mundo en que vivimos, una herramienta práctica para resolver problemas, una base para reflexionar de una manera distinta a la que habitualmente usamos. Si bien se trata de una pequeña síntesis elaborada exclusivamente para los alumnos del Curso de Gestión del Conocimiento en Medicina, utilizando fragmentos extraídos de los textos mencionados en las referencias y pasajes de factura propia, confío en que su utilidad exceda los límites de este curso.

Cuando manejamos sistemas complejos, el pensamiento lógico lineal que nos han enseñado y que hemos aprendido y practicado, es insuficiente. Ni las personas ni los acontecimientos se rigen por las leyes de la lógica. No son tan fáciles de predecir ni los problemas tan fáciles de resolver como una ecuación matemática. Se escapan a las soluciones rápidas y sintomáticas. Peter Senge1 señala que el pensamiento sistémico es hoy más necesario que nunca porque la complejidad nos abruma. Quizá por primera vez en la historia, la humanidad tiene capacidad para crear más información de la que puede absorber, para alentar mayor interdependencia de la que puede administrar y para impulsar el cambio con una celeridad que nadie puede seguir. Esta escala de complejidad no tiene precedentes. Dice Herrscher2 que la mirada sistémica es la que puede mostrar la ubicación de cualquier sub-sistema o problema en su relación con los demás, para luego ir limitando su alcance a lo que se desea abarcar en cada instancia concreta. El método se puede aplicar a problemas de la educación o del gobierno, de ingeniería y de medicina, de planeamiento industrial, de opciones tecnológicas o de toma de decisiones estratégicas. Al margen del papel orientador de los políticos, que deberían ser esencialmente educados en la mirada sistémica, muchas de estas decisiones están en manos de especialistas, a quienes tal mirada contribuiría a “desespecializar” antes de volver para encarar la solución específica desde su disciplina.

¿Qué es el pensamiento sistémico?
El pensamiento sistémico es un marco conceptual, un cuerpo de conocimientos y herramientas que se ha desarrollado en los últimos setenta años para resolver problemas, para comprender el mundo cada vez más complejo que hemos creado. El pensamiento sistémico es práctico; es un método de identificar algunas reglas, algunas series de patrones y sucesos. Nos aporta cierto control y nos prepara para el futuro, y para influir sobre él, en alguna medida. El pensamiento sistémico es una disciplina para ver totalidades. Sirve para ver interrelaciones en vez de cosas, para ver patrones de cambio en vez de imágenes estáticas. Implica una apertura de la mirada, un cambio de enfoque.

1

surgen propiedades nuevas que no pueden explicarse a partir de las propiedades de los elementos aislados (propiedades emergentes). y la medicina. una doctrina. Esto lo logra con la aparición de toda una serie de retroalimentaciones positivas y negativas que atenúan cualquier § § § § § § ¿Qué es un sistema? Un sistema es un conjunto de elementos que interactúan en forma dinámica y están organizados con relación a una finalidad.La utilidad y la importancia de la aplicación de la mirada sistémica en la pedagogía son casi obvias. parecería que. y no siempre facilita su solución cuando hay choque de intereses o de paradigmas culturales. Las ecuaciones no-lineales (bucles) que vinculan sus componentes suelen tener una fuerte dependencia con las condiciones iniciales del sistema. lo que hace aún más difícil. evaluar su comportamiento. Sin embargo. la fisiopatología. un ecosistema. Como resultado de las interacciones entre sus elementos. porque los primeros que deberían adquirir una mirada sistémica son los docentes y los funcionarios. por eso mismo. Dependen del observador. Sus límites son difusos. en bien de la contextualidad de la labor profesional de médicos. los límites disciplinarios. si cabe. y hay sistemas complejos como el cuerpo humano. la visión reduccionista sea a tal punto prominente: a juzgar por los planes de estudio. pero no han conducido a una educación más acorde con el mundo que se pretende comprender. frecuentemente se deben usar métodos matemáticos como la estadística. Autoorganización: Todo sistema complejo emerge a partir de sus partes y fluctúa hasta quedar fuertemente estabilizado en un atractor. porque comprender la estructura de los problemas generalmente los muestra en su verdadera complejidad. La visión sistémica contextualizadora mostraría a los profesionales su real lugar en la sociedad. siempre suponiendo un margen de error muy creciente con el tiempo. la probabilidad y las aproximaciones numéricas como los números aleatorios. ingenieros y otros especialistas.2 Hay sistemas simples. frecuentemente no suscitan el interés de los alumnos. Poseen variables ocultas cuyo desconocimiento impide analizar el sistema con precisión. sólo somos capaces de prever su evolución futura hasta ciertos límites. y que. Un conjunto de elementos 2 . una familia. los conflictos más insolubles se verían con una luz que los relativizaría y los haría más comprensibles. una empresa. Somos un sistema y estamos rodeados de sistemas. Características de los sistemas complejos § El todo es más que la suma de las partes. la biología molecular y la farmacología. Es curioso que en la mayoría de las carreras profesionales. de la anatomía. Entre las partes que lo integran no existen relaciones lineales. como un termostato.2 interrelacionados considerado relevante por un observador. Las sucesivas reformas reconocen este hecho. condición necesaria para encarar una solución. Sin embargo. la ingeniería no fuese más que un conjunto de aplicaciones de las ciencias. si el empleo de la mirada sistémica pudiese generalizarse. en general.2 El enfoque sistémico no es una panacea.2 También la educación universitaria y profesional debería iniciarse con una introducción de los que hemos llamado la mirada sistémica. Su comportamiento es difícilmente predecible: para realizar predicciones más o menos precisas de un sistema complejo. Saber como funciona cada una de sus partes no basta para entender el sistema. llenos de conocimientos descontextualizados. Posee más información que la que cada parte posee en forma independiente. La educación formal a la que sometemos a nuestros jóvenes divide al mundo en compartimentos estancos llamados “materias” o asignaturas. Los sistemas educativos siguen. una comunidad.

Para abordarlos se utiliza la conjunción “Y” en vez de la disyunción “O”. El pensamiento sistémico es un pensamiento en círculos. El establishment norteamericano. Esta carrera ha drenado la economía de los Estados Unidos y devastado la economía soviética. 3 . ha tenido una perspectiva de la carrera armamentista que. Se dice que el sistema se “acomoda” en un estado y que cuando es apartado de él tiende a hacer todos los esfuerzos posibles para regresar a la situación acomodada. Energía: Los sistemas complejos son sistemas abiertos en los que la energía fluye hacia y desde el sistema. un conjunto de variables que se influyen mutuamente: Diferencia básica entre el pensamiento lineal y el pensamiento sistémico El pensamiento lineal lógico tiende a ver líneas rectas. Ha perturbado a sucesivos gobiernos y aterrado a dos generaciones de ciudadanos del mundo. por ejemplo. y la expansión en armas nucleares era una respuesta defensiva a la amenaza soviética.§ § § § modificación (cambio) provocada por un accidente externo. Son adaptativos: son capaces de reaccionar a estímulos externos respondiendo ante cualquier situación que amenace su estabilidad como sistema. limitadas en tiempo y en espacio en lugar de factores que se influyen mutuamente. Desde la perspectiva soviética. esencialmente. Se puede afirmar que el sistema “reacciona” ante agresiones externas que pretendan modificar su estructura. ni en las armas nucleares. La raíz de la carrera armamentista no se encuentra en ideologías políticas rivales. En los sistemas complejos la “O” no existe. Esto ocurre por ejemplo con el cuerpo humano que lucha constantemente para mantener una misma temperatura corporal. Pero las dos líneas rectas forman un círculo. en bucles de realimentación. consecuencias simples de causa y efecto. se asemeja a lo siguiente: Al mismo tiempo. No hay ejemplo más agudo de la necesidad de un pensamiento sistémico para comprender la carrera armamentista entre los Estados Unidos y la ex Unión Soviética. las dos potencias políticas más poderosas se trabaron en una carrera para ver quién llegaba más pronto adonde nadie quería ir. y la expansión soviética en armas nucleares era una respuesta defensiva a la amenaza americana. el agresor era Estados Unidos. “lineales” y asistémicas de ambas naciones interactúan para crear un “sistema”. los soviéticos eran los agresores. Para poder abordar un sistema complejo es necesario formar parte de él. los líderes soviéticos tenían una visión de la carrera armamentista parecida a esta: Desde la perspectiva americana. La perspectiva sistémica de la carrera armamentista muestra un ciclo perpetuo de agresión. sino en un modo de pensar compartido por ambos bandos. Mientras el mundo observaba impotente durante cuarenta años. Las perspectivas individuales. Es preciso tolerar la ambigüedad.

hay complejidad dinámica. Es preciso ver las pausas entre actos y consecuencias. Ver procesos de cambio en vez de “imágenes congeladas”. La mezcla de muchos ingredientes en un guisado. es la complejidad dinámica. Las simulaciones con miles de variables y complejos despliegues de detalles nos impiden ver patrones e interrelaciones. como en una escalada continua. el pensamiento sistémico significa combatir la complejidad con la complejidad. hay complejidad dinámica. Para la mayoría de la gente.1 Lamentablemente. un conjunto complejo de instrucciones para ensamblar una máquina o el inventario de una tienda suponen complejidad dinámica. no en la complejidad dinámica. Se trata de aprender 4 . los patrones de cambio. sofisticados análisis de ambos arsenales y complejas simulaciones por ordenador donde se representaban escenarios bélicos de ataque y contraataque. Están diseñadas para manipular la complejidad donde hay muchas variables: la complejidad de detalle Pero también hay otro tipo de complejidad. y donde los efectos de la intervención a través del tiempo no son obvios. Esta es la antítesis del genuino pensamiento sistémico. Cuando una acción tiene un conjunto de consecuencias locales y otro conjunto de consecuencias distintas en otra parte del sistema. lo cual conduce a más armas norteamericanas. ambos bandos alcanzan su meta de corto plazo. Pero sus actos terminan por crear el resultado contrario en el largo plazo: el aumento de la amenaza. así como elegantes planes estratégicos (incluiría aquí a los planes terapéuticos). La esencia del pensamiento sistémico radica en un cambio de enfoque: § § Ver interrelaciones en vez de las concatenaciones lineales de causaefecto. lo cual aumenta la amenaza para los Estados Unidos. ¿Por qué estas herramientas destinadas a afrontar la complejidad no nos capacitaron para escapar de la ilógica de la carrera armamentista? La respuesta radica en la misma razón por la cual herramientas sofisticadas de pronóstico y análisis. lo cual aumenta la amenaza para los soviéticos… El ciclo es interminable. ni la URSS ni los Estados Unidos dio con una perspectiva sistémica. Aquí. la mayoría de los “análisis de sistemas” se concentran en la complejidad de detalles. Desde sus perspectivas individuales.Estados Unidos responde a una presunta amenaza para los norteamericanos construyendo más armas. El pronóstico. a menudo fracasan en el intento de generar mejoras rápidas.1 Cuando la misma acción tiene efectos drásticamente distintos a corto y a largo plazo. lo cual produce más armas soviéticas. situaciones donde la causa y el efecto son sutiles. la planificación y los métodos analíticos convencionales no están equipados para afrontar la complejidad dinámica. diseñando soluciones cada vez más complejas (“detalladas” es la palabra atinada) para problemas cada vez más complejos. Cuando las intervenciones obvias producen consecuencias no obvias. lo cual aumenta la amenaza para los soviéticos. Ambos bandos responden a una presunta amenaza. hay complejidad dinámica. con una cantidad de armas nucleares almacenadas que equivalen a diez mil veces el poder de fuego total de la Segunda Guerra Mundial. que muestra cómo los actos pueden reforzarse o contrarrestarse (equilibrarse) entre sí.1 Pensamiento en círculos La práctica del pensamiento sistémico comienza con la comprensión de un concepto simple llamado realimentación o feedback. a pesar de la abundancia de “analistas de sistemas”. no solo las instantáneas. como en muchos sistemas.1 Complejidad de detalle y Complejidad dinámica Durante años. El resultado de largo plazo de los esfuerzos de ambos bandos por ganar mayor seguridad consiste en mayor inseguridad para todos. Pero ninguna de estas situaciones es específicamente compleja en términos dinámicos. hacer lo obvio no produce el resultado obvio y deseado.

entre los niveles plasmáticos de calcio y la secreción de las glándulas paratiroides. Vale decir.a reconocer tipos de estructuras recurrentes. la proalimentación. se corre el riesgo de activar bucles de compensación en forma inoportuna o excesiva. que todavía no ha tenido lugar. todo sistema necesita tener una forma de medición para advertir la diferencia entre dónde está y dónde debería estar. porque cuanto mayor es el conocimiento. La realimentación de refuerzo se produce cuando los cambios en el sistema se realimentan en la misma dirección del cambio original y lo amplifican. no hay sistema. O’Connor describe otro tipo de bucle. para funcionar. Los bucles de compensación se oponen al cambio experimentado en un sistema. por ejemplo. sin embargo. Además. Se lo presenta con una balanza. Basta con recordar las interrelaciones que se observan en el sistema endocrino. ilustrado en la Fig. no son ni buenos ni malos. La realimentación es fundamental para cualquier sistema. Los bucles de realimentación son básicamente de dos tipos: de refuerzo y de compensación. Un ejemplo de realimentación de refuerzo positivo es el aprendizaje. 1. genera la causa en el presente que. el bucle de compensación desplazará el sistema en la dirección del estado deseado. Si no se mide esta diferencia con exactitud. por lo que la comprensión de este concepto se ve facilitada. más aprendemos ya que podemos establecer más conexiones con lo que sabemos y así aumentamos nuestro caudal de conocimientos. el bucle dejará de funcionar y el sistema se mantendrá en reposo o en estado de equilibrio. menor será el desplazamiento del sistema. están formados únicamente por estos dos tipos de bucles de realimentación. Estos se producen cuando el efecto anticipado del futuro. En el organismo humano. gracias a estos bucles de compensación. entre el hipotálamo y la hipófisis. Los bucles de compensación se producen cuando los cambios registrados en el sistema se oponen al cambio original para amortiguar el efecto.mencionado por Joseph O’Connor3 es el de la sobrecarga de trabajo y la presión del tiempo. en sí mismos. su presencia puede representar un obstáculo o una ventaja. por muy complejos que sean. Cuanto más cerca del objetivo se encuentre el sistema. Siempre que haya diferencia entre el estado actual del sistema y el estado deseado. se mantienen estables la tensión arterial y la temperatura. Se representa a este bucle como una bola de nieve bajando por una pendiente. Una vez alcanzado ese objetivo. Los bucles de refuerzo pueden conducir tanto a un círculo virtuoso positivo como a un círculo vicioso.3 En medicina conocemos muchos ejemplos de bucles de realimentación. Estos bucles de compensación aparecen cuando surge alguna diferencia en el estado de equilibrio de un sistema para conducir el sistema hacia su objetivo. Son los que tarde o temprano aparecen para frenar el crecimiento de la bola de nieve. Es importante porque sin realimentación. Hay una tendencia a calificar a estos bucles como negativos. Todos los sistemas. Por lo tanto. Pueden indicar una resistencia al cambio y también pueden indicar estabilidad. Un buen ejemplo de realimentación de refuerzo perjudicial –círculo vicioso. de no ser 5 .

le sigue el efecto B. Utilizamos la misma palabra. Inclusive en ocasiones compra más de lo necesario a modo de prevención por la escasez prevista.así. Sin embargo. de la relación entre ellos. es decir. están idealizadas. los rumores y las convicciones respecto del futuro. la única manera de dormirnos es dejar de empeñarnos en conseguirlo. Aprendemos de la experiencia estableciendo una conexión entre causa y efecto. la gente sale y compra del producto de que se trate “por las dudas”. El empeño es lo que impide dormir y refuerza la idea de que nos va a costar trabajo dormir. cuando en realidad en su forma pura no son de aplicación en ninguna parte. también aquí se aplica el pensamiento sistémico). el entorno o el sistema de influencias que las rodean. por ejemplo. (E inclusive. una pluma no llegará a caer si hay un fuerte viento. Como veremos. De esta forma crea la escasez que ha causado la alarma. Por ejemplo. Sin embargo. pero estos dos ejemplos no dependen de ninguna ley física o lógica. a excepción del entorno artificial de un laboratorio. cuando hay expectativas de escasez de cualquier tipo de producto. Todos estos argumentos son cuestionables. La proalimentación crea premoniciones que se cumplen. más dinero. A veces. la persona en cuestión debía estar predispuesta de alguna manera. que se ha producido algún otro cambio. a veces no es tan sencillo establecer esta conexión. Así. los miedos. pues si así fuera todas las personas 6 . porque sus esfuerzos tienen algo de desesperados. Las esperanzas. por ejemplo. pero esa no es la única causa. “causa”. ¿Cuál es en este caso la causa y cuál es el efecto? Depende del enfoque. Incluso cuando decimos que “fumar provoca cáncer” queremos decir que hay una relación estadística muy fuerte entre fumar cigarrillos y llegar a tener cáncer de pulmón. acaba siendo rechazada. incluso las leyes de la física dependen de toda una red de factores determinantes (en pensamiento sistémico se dice: el estado inicial del sistema). Por ejemplo cuando una persona quiere evitar estar sola y pretende hacerse amiga de todo el que conoce. y generan más distancia que atracción. Causa y efecto Causa y efecto pueden parecer algo directamente relacionado. tiene la condición no escrita de si no se produce ningún otro cambio. el vínculo es aún más complejo y discutible. la conducción rápida como causa de accidentes o el desempleo como causa de delincuencia. Se dan además otros factores que complican la situación. Tener expectativas respecto de un hecho hace que este se produzca tal como se lo espera. Cuando se da la causa A. o una barra de hierro si hay un fuerte campo magnético. el cinturón de seguridad. como todas las leyes físicas. Sucede algo similar cuando se quiere evitar el insomnio. O tomemos el ejemplo del virus que causa el resfriado común: diez personas pueden estar expuestas al mismo virus y tal vez. Así pues. salva vidas. algo tan obvio como la fuerza de gravedad depende de la distancia entre los objetos. del punto de vista que adoptemos. solo una acabe pillando un resfriado. o sea. Al final. no se hubiera producido. pero es imposible afirmar que son verdad con absoluta certeza en cualquier caso individual. la cosa no es tan simple. así como las creencias. No cabe duda de que la fuerza de gravedad hace que los objetos caigan. Siempre estamos inventando teorías causales: más policía significa menos delitos. pueden ser verdad en la mayoría de los casos. Las leyes de la física. por lo tanto. la proalimentación tiene otra peculiaridad: los propios esfuerzos que hace una persona para evitar algo acaban haciendo que eso ocurra. y si se da B significa que se ha dado A. crean el futuro anticipado. o los ordenadores aceleran el trabajo. Tomemos un ejemplo obvio e indiscutible de causa y efecto. de ansiosos. No tienen en cuenta el contexto. una vida más feliz. En otro tipo de relaciones de causa y efecto. Se consideran universales y de aplicación en todas partes.

El desarrollo de cáncer dependerá de ese y de otros factores determinantes. Cuando se hace una pregunta difícil como “¿cuál es la causa de la delincuencia?”. las condiciones de vivienda. El pensamiento sistémico va más allá del pensamiento en lista de compras. Causa y efecto son dos palabras diferentes. el desempleo. llegaremos al punto de partida. del más al menos importante. la ley y las políticas de orden público. pueden darse las dos cosas a la vez. falta de oportunidades y pérdida de valores. como puede suceder con el dolor de tipo anginoso. La lesión la obligaba a andar un poco ladeada. Un osteópata contó el caso de una de sus pacientes que tenía un fuerte dolor en el cuello. dependiendo de los bucles de realimentación. Esto es lo que esperamos. en la que cada factor tiene una importancia relativamente determinada. y no es así. Es frecuente también establecer una jerarquía entre esos factores. Fumar es solamente un factor. lo habitual es enumerar una lista de factores como la falta de cultura. 7 . pero en los sistemas complejos. El tratamiento que se aplicó directamente en la zona del cuello no produjo mejoría alguna y fueron necesarias varias semanas para llegar al fondo del problema. pueden referirse a un mismo suceso. Este método explicativo-causal recibe el nombre de “pensamiento a modo de listas de compras”. Los dolores reflejos son un buen ejemplo. El efecto sigue a la causa en espacio y tiempo. siempre hay desfases y el efecto puede producirse en una parte distinta del sistema. resulta más sencillo establecer una relación entre ambos. y esto le generaba una ligera sobrecarga en la zona de la pelvis. cuando manejamos sistemas complejos debemos ampliar nuestros horizontes temporal y espacial y mirar más allá para encontrar las cadenas de causas y efectos. y lo que encontremos primero dependerá de dónde comencemos. y cuando el efecto sigue a la causa. únicamente que cambiarlo era la forma más sencilla de modificar la estructura del sistema por el efecto rebote. los efectos de una lesión en una parte del cuerpo pueden producir dolor en otra parte sin ser este un reflejo de aquella. y presupone una vía de influencia de una sola dirección. Para compensar la sobrecarga. Sabemos que podemos conseguir un gran cambio si cambiamos el elemento apropiado (punto de palanca). para así quitar peso al pie lesionado. pero esto no es verdad en los sistemas complejos. dependiendo del punto de vista. al mostrar la influencia en círculos y considerar que la importancia relativa de cada factor puede variar a lo largo del tiempo.que fuman tendrían cáncer. ¿La escasez de un producto provoca el acaparamiento o el acaparamiento provoca la escasez de dicho producto? Se trata de una pregunta imposible porque lo que manejamos son círculos. 2. las causas se encuentran en la estructura del sistema. Las tres falacias El pensamiento sistémico pone de manifiesto tres falacias en los razonamientos de causa y efecto: 1. La causa y el efecto están separados y el efecto se produce después de la causa. La proalimentación demuestra que el efecto de una causa puede ser causa de un efecto. Además. pero ello no quiere decir que ese elemento sea la causa del problema. Estamos acostumbrados a pensar en términos de causa “o” efecto. pero. Así pues. los músculos de la espalda y del cuello soportaban una mayor presión y esta mayor presión se manifestaba como dolor en el cuello. La paciente se había lesionado el dedo gordo del pie derecho. y si avanzamos lo suficiente. no estáticas. En los sistemas. de causa a efecto. La disfunción en una parte del organismo puede manifestarse como dolor en otra parte. Las causas son dinámicas. En última instancia.

La física convencional maneja sistemas cerrados. la causa y el efecto son aún más inciertos. Insistía en aparcar justo a la puerta de su casa. la explicación no se encuentra en diferentes causas aisladas. el daño y el impacto dependerán de la masa y de la velocidad de los dos vehículos. un conductor sobrio le rasguñó el coche cuando intentaba esquivar un perro que cruzaba la calzada. sistemas que se pueden considerar aislados de su entorno. se obtiene una respuesta completa. podemos obtener un gran efecto mediante un pequeño estímulo. Un termostato es un sistema cerrado. Cambiamos de forma constante para mantenernos iguales. En muchos sistemas mecánicos. El efecto es proporcional a la causa. La tercera vez fue un día que llovía con mucha intensidad. Dos meses después. Esta idea es cierta cuando nos referimos a objetos físicos. sobre todo si significan culpar a factores externos. no ocurre nada. Dos veces es algo que debe tenerse en cuenta. se mantienen en el tiempo gracias a la constante interacción con el entorno que los rodea. Tres veces es un patrón que nos llevará a la estructura de los sistemas. como el impulso de energía que supone apretar el acelerador de un coche: el sistema amplifica el efecto mediante bucles de refuerzo. Al tercer accidente y 8 . Se debe buscar la causa en el patrón. La repetición es una clave para detectar la estructura subyacente de los sistemas: § § § Una vez es un suceso. sino en la estructura del sistema y en las relaciones que se dan en él. así. No experimentamos el mismo desgaste que un sistema cerrado. Vivía en una zona residencial y aparcaba el coche justo a la puerta de su casa. Así. Puede ocurrir también que una acción no tenga ningún efecto. Podemos equivocarnos también mediante posibles explicaciones porque tendemos a buscar situaciones que demuestren nuestros modelos mentales previos. ya que los sistemas tienen umbrales. cuando un vehículo choca contra otro.Así pues. buscar el efecto próximo a la causa puede llevarnos a falsas conclusiones. Una epidemia descomunal puede estar causada por algo tan insignificante como un virus y la introducción de un solo pesticida puede tener efectos de amplio espectro en el equilibrio ecológico de toda una región. Cuando un estímulo queda por debajo del umbral. Establecida una determinada temperatura. al parecer. el estado último está totalmente determinado por las condiciones iniciales. Una vez que se alcanza el umbral. los seres humanos tomamos oxígeno y alimentos del medio ambiente para mantenernos vivos y aportamos dióxido de carbono y residuos al medio ambiente. En un sistema cerrado. Pero no podemos generalizar y aplicar esta idea a todos los sistemas vivos o mecánicos. Los sistemas sociales y los sistemas vivos son sistemas abiertos. es posible predecir el comportamiento del termostato. En el primer accidente. un conductor ebrio embistió una noche la parte frontal de su coche. en el pensamiento sistémico. 3. tenemos la propiedad de Herrscher cuenta la historia de un hombre que. lo cual implicaba dejar el coche en el lado contrario al sentido de los vehículos que circulan por esa calle y a sólo unos cuantos metros de una cuesta muy pronunciada que acababa en una carretera de mucho más tráfico. no en las diversas explicaciones que se den en cada ocasión aislada. el perro y la lluvia fueron tres causas importantes que precipitaron las cosas. En los sistemas vivos. es decir. tenía una suerte espantosa con su automóvil. Le ocurría sin más que otros automóviles chocaban con el suyo. Había tenido tres accidentes en un año y en ninguna de las tres ocasiones él estaba siquiera dentro del coche. tras recibir una carta de la compañía aseguradora. decidió aparcar bastante más arriba en la misma calle y no ha tenido ningún accidente desde entonces. pero nuestro amigo estaba tentando la suerte. No cabe duda de que el alcohol. No olvidemos que. Es importante prestar especial atención a los patrones que se repiten.

Este es el punto de partida de la teoría del caos. y en la esfera empresarial. Entonces. A escala individual. La segunda idea es localizar los atractores. Así. si optamos por observar nuestras finanzas. Puede que sepamos cuáles son o puede que no. Por esta razón. En teoría de la autoorganización. los sistemas vivos son tan impredecibles. cuánto más amplia sea la red. nuestra aspecto será más o menos el mismo que ahora. Con la § Si queremos modificar un hábito. Los sistemas complejos tienden a revertir en algún estado estable. § § ¿Qué quiero hacer en lugar de ese hábito? ¿Puedo sustituir el hábito con algo nuevo que mantenga todas las ventajas del anterior? Equilibrando el atractor antiguo y creando uno nuevo. ¿Queremos cambiarlos? Tanto si pretendemos cambiar sistemas sociales. hemos de hacernos las siguientes preguntas: § ¿Qué es lo que mantiene la situación en el presente? ¿Cuál es la nueva disposición que busco para que mantenga las ventajas de la anterior. organizaciones empresariales o nuestra propia vida. que se ocupa del comportamiento de los sistemas complejos. las organizaciones tienden a adoptar determinados estados estables. pero otros tipos de organización política no son tan estables. Como habíamos mencionado en las características de los sistemas complejos. Estos estados ordenados son emergentes y son el resultado de determinada organización de la realimentación en cada sistema. Los bucles compensadores lo mantienen en su lugar con una finalidad o varias. a pesar de que el 90 por ciento de los átomos de nuestro organismo habrán cambiado. la primera idea es establecer límites útiles. se dan también los equivalentes personales de los estados atractores. En la esfera social. es defendible que la democracia sea un atractor una vez que el sistema social alcance determinado nivel de complejidad. estos estados estables se denominan atractores. De aquí a un año. podemos dejar a un lado sin problemas la estructura molecular de las monedas y los billetes. Los sistemas abiertos son extremadamente sensibles a las condiciones iniciales. nuestros sueños y nuestros objetivos de cara al futuro. tenemos que examinar las condiciones que lo mantienen y lo que nos reporta. La fuerza del hábito no está en el plano del hábito. estos tienen bordes difusos. sino en lo que nos reporta. pero es mucha la resistencia que hay que hacer para salir de estos estados. así como la estructura holográfica de la imagen que haya en nuestra tarjeta de crédito.regenerarnos. 9 . Serán sin embargo de máxima importancia nuestro estado de salud. más complejidad habrá. es posible deslizarse hacia uno de estos atractores. estrategias y hábitos de pensamiento frecuentes. algunos patrones. Por lo tanto. habrá que crear otro atractor. que es la parte de la teoría del caos que trata de cómo el orden parece surgir de forma espontánea en los sistemas complejos. Es probable que tengamos un estado emocional predominante. Debemos hacernos las siguientes preguntas: § § § ¿Qué es lo que se consigue con este hábito que es importante para mí? ¿Hasta qué punto es eso importante para mí ahora? ¿Cómo puedo conseguir lo mismo de otra forma que sea más beneficiosa? Estas preguntas desestabilizarán el estado del momento presente. Una ligera diferencia en las condiciones iniciales puede dar un resultado totalmente distinto ante el mismo estímulo. Nosotros mismos decidimos los límites del sistema que vamos a observar. podremos trasladarnos a ese punto crucial intermedio en el que resultará más fácil deslizarse hasta el nuevo atractor. Comprender y limitar la complejidad misma facilidad con la que se desliza una pelota cuesta abajo por una ladera. pero sin sus desventajas? Hay dos ideas que ayudan a comprender y limitar la complejidad de un sistema.

Tanto Rao como O’Connor coinciden en que hay dos variantes de modelos mentales: los que nos dificultan la vida al llevarnos a situaciones de parálisis y los que nos la facilitan al servirnos para resolver problemas. Los juicios son enunciados autoritarios respecto de una realidad de segundo orden: el mundo del significado. a lo que escribe. Del mismo modo que en el caso anterior. la frase “Debo recortar mis gastos” se convierte en “Puedo recortar mis gastos”. En su mayor parte los aceptamos sin dudar y analizamos muy pocos de los supuestos en los que esos modelos se sustentan. una ligera diferencia en el punto de partida puede dar un resultado totalmente diferente que requiera una solución distinta. los predicamentos pueden desmembrarse y disfrazarse de realidad para que no parezcan la opinión de alguien. Se trata de asuntos que no revisamos. Nos sirven para explicar las cadenas de causa efecto y para dar significado a nuestras experiencias. “Deber” y “tener que” son términos que demuestran que se está aplicando una regla. ejercer nuestra profesión y actualizarnos. no el de los hechos físicos. películas. Pero pocos juicios son verdad en todas las situaciones. maestros. Cuando alguien asume o presupone algo está actuando un modelo mental limitador. a lo que dicen los demás y. La cuestión es cómo hacer para tener pocos modelos mentales del primer tipo y muchos del segundo. a su diálogo interior. y esa regla puede ser un modelo mental limitador. Escuche en primer lugar los juicios. se dan por válidas. de la sociedad. aunque en silencio. ni cuestionamos. Tomar conciencia de las creencias limitadoras que mantienen un problema. y las 10 . no existe una sola realidad sino que hay tantas realidades como personas. Ponga todos estos juicios en cuestión formulando la siguiente pregunta: ¿Qué pasaría si no lo hago? Esta es una pregunta muy útil porque nos lleva a las consecuencias hipotéticas que están detrás de la regla. No existe una descripción de la realidad que no sea la descripción de alguien. Desde las tareas más sencillas como ducharnos. Así. para llegar así a las hipotéticas consecuencias. Estos modelos los hemos absorbido de nuestros padres. Una vez que nos damos cuenta de esto. puesto que somos sistemas abiertos y. profesores. la regla puede ser realista y sensata. lavar los utensilios de cocina y decorar nuestra vivienda hasta para las tareas más complejas como educar a nuestros hijos. por lo tanto. A la inversa. El predicamento coercitivo pasa así a ser una elección en lugar de una obligación. por citar algunos ejemplos. vincularnos con otras personas. a través de libros. Preste atención a lo que dice. podemos decidir si nos interesa actuar sobre la información recibida. Los modelos mentales son las ideas y creencias que guían nuestros actos. la cultura en la que vivimos. Sin embargo. para uno mismo. Al escucharlas. Todo lo que se dice es dicho por alguien. dice O’Connor. de la publicidad y de otras fuentes. La regla puede tener una buena razón. Son suposiciones que simplemente. a veces es suficiente para encontrar la solución.Modelos mentales El profesor Srikumar Rao4 dice que todos percibimos el mundo con cristales diferentes y que. amigos. Otra forma de manejar estas frases consiste en sustituir mentalmente los verbos de obligación por la forma correspondiente del verbo “poder” y ver la diferencia que se establece. pero siempre es conveniente cuestionarla. en consecuencia. Las generalizaciones que han sido útiles en muchas ocasiones pueden convertirse en clichés e imponerse como verdades en todos los casos. ni sobre los que reflexionamos. démosle la vuelta a la pregunta anterior y digamos “¿Qué pasaría si lo hago?”. Esos cristales que usamos para percibir el mundo son nuestros modelos mentales. Tenemos modelos mentales para todo. en especial. también las locuciones con el significado de “No deber hacer algo” implican una regla.

Buenos Aires. pregunte si ha habido alguna vez una excepción. “tener que hacer algo”. Granica . no solo a los managers. Este texto está dirigido a cualquier persona que tenga interés en abordar el pensamiento sistémico. porque establecen límites. Introducción al Pensamiento Sistémico de Joseph O’Connor y Ian McDermott. Granica. paradójicamente. La aplicación de los conceptos generó “La Quinta Disciplina en la Práctica” del mismo autor. 2. Su lectura es sumamente sencilla y amena. Referencias y comentarios 1. También orientado hacia la administración de empresas. este libro posee la frescura de estar escrito como diálogo entre dos personas que comparten un viaje. el problema no se habrá resuelto en su totalidad. “nadie”. Al usarlas. Al escucharla. Abriendo puertas. Contiene además muchos ejemplos tomados de la medicina. Los mejores puntos de palanca para efectuar cualquier cambio suelen ser los modelos mentales sobre los que se está sustentando la estructura de un sistema.. somos sistemas complejos. No es casual. Colección Gestión del Conocimiento. editado en forma de libro. “siempre”-. Estrategias no convencionales para alcanzar el equilibrio profesional y personal de Srikumar Rao. pero no está de más hacer la prueba. Muy profundo y claro.Pero siempre hay excepciones. de Peter Senge. Buenos Aires. 4. 2da. y con frecuencia encubren modelos mentales limitadores. 3. con las que se construyen las generalizaciones. universales. “no deber hacer algo” y “no poder hacer algo” reciben en lingüística la denominación de operadores modales.consecuencias funestas. ¿Aprendemos de la experiencia? Sólo si la experiencia nos lleva a volver a evaluar nuestros modelos mentales. con un abordaje mucho más completo y exhaustivo. criterios) es el punto de palanca a partir del cual se desencadena una serie de transformaciones. porque si los aceptamos literalmente restringen las posibilidades de elegir y la búsqueda de nuevas opciones. Se trata de un curso que dicta su autor desde hace años. Empresa Activa. La quinta disciplina que describe Senge es el pensamiento sistémico. 2003. Cada vez que escuche uno de estos universales. por ejemplo. “nunca”. Urano. Buenos Aires. 11 . hay una clase de palabras llamadas. planteemos la pregunta básica “¿Qué me está frenando?”. Suele ocurrir que el cambio de modelo mental (creencias. Por último. Quien desee explorar más sobre modelos mentales. Tras la expresión “no puedo” también es posible encontrar un modelo mental limitador. “todos”. Buenos Aires. Edición. La Quinta Disciplina. queda establecido que no hay excepciones. 1998. 2006. Las perífrasis que incluyen “deber hacer algo”. con abundantes ejemplos comprensibles para cualquier neófito. 2004. Pensamiento sistémico de Enrique Herrscher. Está escrito en una prosa clara y didáctica. Se trata de un texto seminal en el ámbito del management empresarial. “todo el mundo”. si la resolución de un problema no conlleva un cambio de modelo mental. este trabajo puede ser un excelente punto de partida. Los universales son limitadores. Para O’Connor.