Está en la página 1de 15

Amor por una mujer

Espejo mío
cambiante e inaccesible
cuando adivino tus ojos detrás de los lentes café
leo tu amor cobijado de odio,
me susurraste cosas que no entendí  
pero finalmente te leí la decisión
cero palabras, ningún tipo de comunicación 

el por qué no lo he entendido todavía

mi pequeño cangrejito
te sumergiste en tu agujero 

es que con cada marea tu espacio se cierra 
cerrándolo a mí también

mi esponja, mi dulce y suave esponja 
mojo  mi cuerpo con tu recuerdo y te desvaneces
te vas en tu auto blanco, en tu corcel blanco,
te elevas en tu alfombra mágica, inmensa e inaccesible
difícil e inerte

23.oct.2002
Amor por las cosas

Amo las cosas
amo las cosas que tú me diste
amo el billete de cien
amo los dedos inertes y sin sentido que se alargaron
para darme las esperanzas que no tenían residencia

amo las cosas vacías que se transformaron en olvido
amo las piedras porque son necesarias para conocer el dolor
he amado tu susurro 
y seguiré imitándolo,
continuaré amando la expresión cruel y sin forma que se dibujó 
en tu rostro
continuaré añorando el imposible
riendo solo 
solamente con mis cosas que amo
con ese billete de cien que no ha desaparecido junto al olvido.

23.oct.2002
Amor por el viento

Sin oxígeno y sin fuego
no existo
sin ilusión y sin tu espejo 
es difícil caminar,
no tengo destellos tampoco tengo las sombras
solamente tengo el viento que me recuerda
tu cuerpo
errático y sin asidero

El viento transformado en ventana
a través de la cual solamente pude sentir tu mano en mi frente.

23.oct.2002
Monigote

Hago el esfuerzo por continuar con mi ritual:
martillar mi dedo, confundir mi razonamiento, 
agregar más sal a mis heridas o
seguir latiendo,
acaso blandiendo mis resortes 
haciéndome el poderoso hombre de fauces estrechas.

Las montañas son más pequeñas de cerca,
pero el miedo es más alto que mi vista
y lo que no veo es lo que me traiciona.
Por eso prosigo, hago el esfuerzo 
de pensar en las mismas cosas que no tienen valor
de pensar en las cosas por instinto.
porque lo tangible es lo honesto.

He caminado junto a mi sombra y la sombra me ha dicho:
no te acerques a la montaña, ella te aplastará,
más bien, hazte amigo de monigote, él es bueno y sencillo,
él no te traicionará.

23.oct.2002
Quiero hablar

Quiero hablar sobre tu rostro delgado y blanco
para rezar un ave maría y encoger mis manos sobre tu seda
sobre la felpa de tu boca que se encogió ante mi prisa

De noche quiero hablar para encender estrellas y navegar 
taciturno 
hacia tu vientre.
Al amanecer quiero retraerme, extraer tu raíz sencilla y manejar 
mi imaginación hacia tu ombligo.
Pequeña estación, parqueo de autos, esos lugares están para 
emboscarte y tal vez en un acto salvaje, preñarte.

Rebelde y llena de nervios, cuerpo joven y sin filtrar, 
continuaste tu paso hacia la lluvia, era de tarde y todo lo que 
yo podía oler, eran las gotas que cayeron sobre vos.

Y vos me dijiste: cobarde amigo, no te atreviste a irte con la 
lluvia,
porque tenías miedo a mojarte,
amigo cobarde, te quedaste en el parqueo, te quedaste solo
sin poder preñarla.

24.oct.2002
Mentiras

Las líneas paralelas se juntan en tus manos,
tus ojos son más negros de cerca,
y existe un romance entre las verdes hojas de la hiedra
y la inconsolable avestruz que alguna vez atravesó esa escalera
cuando aún yo no te conocía.

Cálida y viviente, cómo inicié mi agonía hacia vos,
cómo empezó esta historia que te relato en mis sueños
en el momento mismo en que tú me atravesaste el cuerpo 
y ya no pude jamás despertar.

Mi rebeldía consiste en escribir, 
en relatar lo que vos no me dijiste, lo que apartaste y tiraste 
a la basura,

mi forma de lucha es reconocerte, no olvidarte,
escribirte diario, pensarte diario, y maltratarte con mis 
fantasías.

Helada, plato de frijoles,  me relataste de los tiempos en que 
aún soñabas,
tu castigo ahora es no soñar,
así ya no me intranquilizas con tus relatos 
o con tus mentiras que finalmente me despertaron.
Viernes

Antes que me congele
se desvanecen tus gotas llamadas lágrimas
y me despido de vos porque no tengo otro remedio.

Deseaba observarte como un pececito en acuario, 
tenía deseos de atraparte con mi  vista y  retenerte en mis 
pestañas,
no me diste esa oportunidad,
anduviste siempre en el misterio,  dentro de la sábana de mis 
sueños,
nunca fuiste real,
y por eso el tiempo ha desaparecido para mí.

Llegué a una conclusión,
la muerte es el tiempo cero, ya no hay  más cronometraje,
el ayer, el presente, el futuro, están en un solo salbeque, 
y esta es la realidad de mi muerte.

Una muerte que vos propiciaste
y que te agradezco, porque vino de tu boca adorada.

13.diciembre.2002
INSOMNIO

no podìa dormir

mi cabeza se hundia en la almohada y naufragaba
en la luces de la ventana 

me revolvia inquieto y me  desesperaba porque vos permanecias a 
mi lado,
dandome el dolor  y el vacio,

la cama continúa igual, revuelta, sudorosa,
sigue siendo mi fiel compañera 
esperándome 
hasta que termine de escribir,
hasta que finalice diciembre y tal vez me canse de vos.

no podia dormir porque estaba enfermo, 
con animal enfermo con la morriña que invade el corazón
y se transforma en hueco.

no era mi persona era esa imagen que quedó frente a vos
era la sombra era el espejo que no se atrevió a decirte
que te amaba.....

por eso continúo sin dormir.

14.DICIEMBRE.2002
Otro espacio

El espacio que abandonaste 
no ha sido sustituido, simplemente he colocado cosas 
enfrente de tu recuerdo
y cada vez que el tiempo se aleja como tren
cada vez más hay más incertidumbre.

Quería definirte y te puse  por nombre
mi pancito dulce
mi virgen que admiré a través de un par de ojos bellos

Estaba loco cuando pensé que me amarías
Ahora sé que el imposible ocurre una sola vez
Cuando las cosas se llenan del vacío y el tedio
Cuando el sol tarda en esconderse detrás de tus ojos
Como un circuito en medio de la muchedumbre …
Inicio

Un buen día abrí el libro de nuevo
Eran los primeros días de invierno y me había reconciliado
Con Dios
Aprendí a conversar con él y reconocer su voz

Un día le pedí por mi tía 
Y él me contestó durante la misa
Varios días después supe la buena noticia

Mi alma ha empezado a caminar sola hacia la muerte 
A esperarla y a buscarla pensando en que volveré a ser expulsado 
hacia el paraíso

Por eso he vuelto a abrir los libros, he vuelto a escribir en mi 
computadora
He vuelo a tener esperanzas desde los lejanos días de mi rebelde 
amor imposible
La de voz tenue que se marchó en su corcel blanco

Han muerto amigos como Don Elías
Se han ido los tiempos y los segundos y cada día raspo la vejez
Con mis manos callosas y resecas

Se han ido los fantasmas y las ánimas, limpio mi cerebro del 
polvo, de la basura que me extenuaba

Se han ido las espinas pero lucho 
Lucho conmigo mismo porque yo soy mi peor enemigo
Soy yo el que a veces se rehúsa a escribir y el que no escucha 
razones

Por las mañanas agarro una brocha y despejo el polvo que hay en 
mis ojos y en mi mente 
Porque no sé quién es el ciego, o mi cerebro o mi retina
No sé quién es el que tiene sed, o mi boca o mi espíritu

17 mayo 2006
Alabanza

Las cosas de la rutina no importan
Alabemos todos a Dios
Démosle crédito por las maravillas que ha hecho
Alabémosle y hablemos en nuestra mente con él 
Creamos en él y no lo olvidemos
Para que él no se olvide de nosotros cuando muramos

ARMONIA

Busco la paz interior al amanecer escuchando los pájaros
Me encuentro con ellos cada mañana y me llaman por mi nombre
Bebo una taza de café y me encamino hacia la rutina
Mis hijos se preparan para asistir a clases
Tienen energía vital, están sanos de mente y corazón aún
Su espíritu es nuevo y aún no se han desgastado.

26 julio 2006

El anciano y la computadora
15 septiembre de 2006

El anciano sabía que iba a morir porque se lo habían 
diagnosticado en el último chequeo, la debilidad general que le 
producía la leucemia galopante lo iba a dejar en poco tiempo 
tendido en la cama y sin fuerzas.

Amaba su computadora y su conexión a Internet. Pensaba en una 
forma elegante de despedirse de sus cuentas de correo 
electrónico que había abierto y a la cual había dedicado tanto 
tiempo de horas intercambiando mensajes, a veces con amigos, 
otras con desconocidos, otras con posibles socios de negocios 
que nunca se concretaron.

Era su segunda computadora.  La primera le había durado quince 
años hasta que un buen día el disco duro se había rendido al uso 
y ya no había repuesto. 
Pensó en una salida muy intelectual, a tono con su nivel 
académico y formación.  Haría una declaración de una página, se 
despediría de todos sus contactos, les anunciaría que se iba a 
morir y que el dominio de todas sus cuentas de correo 
electrónica quedarían en poder de sus nietos quienes se 
encargarían de perpetuar los nombres registrados de las cuentas. 

Angel de la guarda
8 diciembre de 2006

Angel de la guarda 
Dulce compañía no me abandones 
Ni de noche ni de día
En los momentos en que me encuentro solo
Vos estás conmingo fortaleciéndome y evitando mis errores
Angel de la guarda
En el momento de mi muerte
Ayúdame a cruzar la frontera vida­muerte
Y auxíliame a introducirme en el mundo de los muertos
Pero no me hagas descansar para siempre
Mantenme vivo en el nuevo universo desconocido.
Angel de la guarda
Cúbreme la espalda con una caparazón protectora
Líbrame de mis enemigos y llévame a sitios seguros,
Llévame al santuario de Dios.

Renovación
4 enero 2007 

En el sagrado momento de la muerte
Deseo escuchar los versos que escuché al nacer
Y dejar escapar el suspiro igual como la primer nalgada me hizo 
aspirar la primer bocanada de aire.

En el momento de estacionarme hacia la incógnita del fin de la 
materia 
Me aferraré al espiritu, e igual como una tormenta se convierte 
en lluvia,
Mi fuerza interna viajará a otra dimensión y conoceré los 
secretos del Creador del Universo.
En el momento en que me revuelque de dolor y desesperación 
No voy a tener miedo
Desearé que el fin se acerque para conocer el sagrado misterio 
de la muerte
Le diré adiós a mi familia y los veré de lejos llorar.

En el momento en que me inunde la oscuridad y mis ojos se 
cierren pero aún tenga vida,
En ese segundo importante, agradeceré al Creador por los 
momentos maravillosos que me permitió vivir, le diré Gracias 
Dios Santo hasta siempre en el otro universo. 
Me iré alegre y no triste con una sonrisa en la cara.

En el momento que mi cuerpo pierda la consciencia de sí mismo, 
ganaré la consciencia de mi espíritu, y por si acaso 
Quedarán mis cuentos y poemas como testimonio que alguien vivió 
Y no tuvo más remedio que resignarse a morir y perderse en la 
nada.

Y mi material genético navegará hacia la eternidad en el cuerpo 
de mis hijos y nietos, también en el de mis amigos y enemigos 
con quienes fui feliz algún día.

Los árboles

Cómo caen los árboles? 
Cómo caen en la vejez las personas que han sido el sustento de 
mi vida?
En dónde encontraré la resignación y la certidumbre de que somos 
seres finitos e imperfectos?
Dónde conciliar mis sueños, mi pasado con mi futuro?
Por dónde puedo caminar para regresar y ver las personas que se 
han ido para siempre?
Qué máscara voy a usar cuando el día llegue y el golpe que da el 
vacío de la inexistencia aterrice en mi cara
y el pecho se me hunda como un abismo profundo?

18.2.2007

No existe

Lo que no está escrito no existe
Lo que no está referenciado nunca vio la luz del día
Porque la palabra es vida y es trascendencia

Si nunca fue escrito, nunca valió la pena recordar
El olvido es no escribir y no dejar testimonio
Porque el testamento es hablar sobre algo
.........y darle vida.

24.febrero.2007

Destino

El destino del hombre es dejar un testamento
Y asignar los bienes terrenales acumulados
El futuro del hombre es dejar un legado 
Y pedir que lo preserven
El fin del hombre es hablar del futuro
Y solicitar que lo resguarden
Es el árbol y los arroyos de agua 

24.febrero.2007

El mendigo

Acurrucada al lado de las escaleras
Se encuentra una anciana extendiendo su mano.
La encuentro siempre cualquier dia que vaya por ese lugar,
Pide y pide, extiende su mano y no se cansa

Me da tristeza y pena cuando no le doy una moneda,
digo en mis adentros ...
Debo darle siempre una moneda? 
Su apariencia es realmente la de una anciana que necesita ayuda, 
Me da lástima, me da tristeza saber que son sus últimos días, 
Y llego a la conclusión que debería darle una limosna cada vez 
que la vea.

19 marzo 2007

Otra vez

He vuelto a encontrar unos bellos ojos redondos
Negros
Profundos
Confiados
Amables
Atentos
Los he encontrado hoy junto a mí
Leyendo números sin fin en páginas sin forma 
Los he examinado como un tesoro 
Y he descubierto que son tan profundos 
Como abeja en su colmena
Dulces sin empalagar.
Yo deseo que esos ojos sean mis ojos.

6 junio 2008
Un compañero

Tengo un amigo 
Que me espera siempre a las cinco
Al salir del trabajo
Le doy siempre una moneda 
Y se va tranquilo 
Es un amigo diferente
No es lo que piensan, es un ser racional, cuerdo
Aunque lo crean loco e indigente
No es lo que aparenta ser …  se llama Jesús.

6 junio 2008

Intereses relacionados