Está en la página 1de 34

CON CRISTO EN MI FAMILIA  1 CON CRISTO EN MI FAMILIA . PRINCIPIOS BÍBLICOS
CON
CRISTO
EN MI
FAMILIA
1
CON CRISTO EN MI FAMILIA
.
PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MATRIMONIO

PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MATRIMONIO

CON

CRISTO

EN LA

FAMILIA

RECOPILACIÓN DE ESTUDIOS:

“La familia cristiana” Donald R. Bond

Un estudio bíblico sobre la familia” Daniel Nelson

Proverbios; sabiduría y discernimiento para vivirBard Pillete

“El matrimonio y la familia” Juan José Ajú

Una evaluación para PadresPam Forster

Adaptado y Editado para la ESCUELA DE FORMACION CRISTIANA

2013

www.unavidareformada.blogspot.com

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

2

PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MATRIMONIO

1. PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MATRIMONIO

El matrimonio no es simplemente un contrato social entre un hombre y una mujer. Es una parte de la creación divinamente ordenada por Dios. Él lo creó, determinó su estructura interna, y ordenó para ello ciertos propósitos y metas. La familia es una institución de Dios. En ella un hombre y una mujer pueden

cooperar con los propósitos de Dios en la creación y así glorificarle a Él. Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican (Sal. 127:1). Desde luego, la familia cristiana no existe para su propio

beneficio. Dios la creó, así como creó la humanidad, para traer honra y gloria a Si Mismo. llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice (Is. 43:7).

Todos los

Una familia cristiana no es solamente una familia hecha de cristianos. Es una familia donde Cristo es Señor y donde Su Palabra es la base de su código moral. Si Cristo es verdaderamente el Señor en una familia, su relación con Él influirá todas las relaciones entre los miembros. Afectará como gastan su dinero y tiempo, como adornan su casa, como pasan su tiempo libre y sus vacaciones.

Este curso se basa en ciertos principios escritos en la Bibla. Hemos de estudiar lo que el Creador de la vida familiar dice de ella. Ciertamente Él quien creó las familias sabe algo de ellas y como deben funcionar. Él nos ofrecerá el mejor consejo y debemos obedecerlo en vez de seguir las prácticas y las tradiciones mundanas si queremos agradarlo y gozar de sus bendiciones. Las condiciones y las situaciones pueden cambiar pero los principios básicos, establecidos por el Creador, durarán tanto tiempo que duren Él y la creación. La norma dominante de relativismo y licencia en nuestra cultura actual contrasta totalmente con el concepto bíblico de orden y autoridad. Problemas serios resultan de seguir las actitudes y prácticas de la cultura de hoy día. Una familia cristiana verdadera practica la presencia de Cristo Jesús continuamente. Este es posible cuando establecemos el orden divino en el hogar. Dios es un Dios de orden y autoridad. Practicar el orden divino en el hogar crea un ambiente donde Jesús está “en casa” y el Espíritu Santo está libre para hacer Su obra de enseñarnos y dirigirnos en la clase de vida familiar que Dios planeó y que resulta en una vida abundante. Cuando un hombre y una mujer se sujetan a la voluntad de Dios, el matrimonio es una experiencia bella, emocionante y satisfactoria. El espíritu que opera en el mundo hoy se opone a todas las enseñanzas fundamentales de las Escrituras acerca de la vida familiar. Hay una campaña activa de parte del gobierno, la educación, y la comunidad contra la familia tal como fue instituida por Dios. Estoy convencido qe la inmutable Palabra de Dios es suficiente para toda circunstancia, para toda edad, y para cada individuo, familia, y nación. Las teorías y prácticas humanas están sujetas a revisión constante. Considera los libros de medicina o de ciencia de hace cien años, es gracioso leer algunas creencias y prácticas de aquel tiempo. Hasta un niño de primaria puede darse cuenta de la ignorancia y errores. Mientras que progresamos en conocimiento, las opiniones y enseñanzas de origen humano son continuamente revisadas. En cambio, las enseñanzas de la Palabra de Dios no necesitan revisarse. Son inspiradas por Dios (2 Ti. 3:16) y son eternas. Son verdad hoy igual como cuando fueron escritas. Estoy seguro que después de otros 100 años nuestros actuales libros sicológicos, sociológicos, médicos, y científicos, igual a los del siglo pasado serán encontrados erróneos y obsoletos. Nuestros bisnietos se reirán de ellos. Esto jamás ocurrirá con la Palabra de Dios que perdura a pesar de los tiempos. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido (Mt. 5:18). La ceremonia del matrimonio no trae felicidad automática como las novelas y el cine lo presentan. Amar y vivir con su cónyuge requiere un darse de si mismo diariamente para el bien del otro. Puesto que Dios creó al hombre y a la mujer para esta entrega mutua, es obvio que las mejores instrucciones y el mejor consejo para el matrimonio se encuentran el la Biblia. Dios diseñó el matrimonio para el bien de la humanidad. Con el fin de encontrar la felicidad plena en el matrimonio los cónyuges tienen que trabajar juntos para armonizar sus diferencias mentales, espirituales, emocionales, y físicas en una sola unidad.

3

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

PRINCIPIOS BÍBLICOS DEL MATRIMONIO

Una pareja comienza su matrimonio muy enamoradas pero la luna de miel no es una experiencia permanente. La naturaleza pecaminosa se manifiesta más y más y conflictos entran en su relación. Si estos conflictos no se resuelven en una manera bíblica el amor se reemplaza con hostilidad y rencor que seguirán en una espiral descendente hasta la separación; así como se ve en el siguiente versículo: Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios os perdonó a vosotros en Cristo (Ef. 4:31,32).

Con toda la confusión, violencia e inseguridad que nos rodean en el mundo, necesitamos un lugar en la vida donde podamos estar cercados con paz y amor; Dios creó el hogar con ese propósito. Todos queremos esa clase de hogar pero no lo forma la casualidad, resulta de seguir activamente los principios bíblicos en todas las actitudes, las relaciones, y las acciones en la vida familiar.

1. LA CREACIÓN DEL HOMBRE Y LA MUJER (Génesis 1-3)

A. Lea Génesis 1:26-28 y conteste las siguientes preguntas:

1. ¿Qué era diferente de la creación del hombre y la mujer a lo demás de la creación?

2. ¿Se aplica esta diferencia solo al hombre o a ambos?

3. El Señor les dio dos responsabilidades. ¿Cuáles fueron?

B. Ahora lea Génesis 2:7, 18-22 y conteste lo siguiente:

1. ¿Quién fue creado primero, el hombre o la mujer?

2. ¿Qué dijo Dios que no era bueno?

3. Dios dijo que quería hacer una “ayuda idónea” para Adán. ¿Qué es una ayuda idónea?

4. Algunos dicen que esto quiere decir que el hombre es un ser superior a la mujer. ¿Qué nos dice Gálatas 3:28 acerca de la posición del hombre y la mujer delante de Dios?

2. LA CREACIÓN DEL MATRIMONIO (Génesis 2:24-25)

A. Estos versículos mencionan que el hombre debe dejar a sus padres antes de unirse con su mujer. ¿Por qué es necesario hacer esto?

B. El resultado del matrimonio según estos versículos es la unión de un hombre y una mujer en una sola carne. ¿Qué significa unirse en una sola carne?

C. ¿En cuáles áreas de nuestra vida debería existir esta unión?

D. El versículo 25 dice que estaban desnudos y no se avergonzaban. ¿Qué nos dice esto acerca de la unión que debe existir entre una pareja casada?

3. CONCEPTOS FALSOS EN CUANTO AL MATRIMONIO Lea las siguientes declaraciones y diga por qué están equivocadas

“El matrimonio solo es un pedazo de papel”

“Uno debe vivir junto con alguien antes de casarse para estar seguro de que sean compatibles”

“Está bien casarse sólo para obtener papeles”

“El vivir juntos es lo mismo que estar casados”

4

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL AMOR VERDADERO

2. EL AMOR VERDADERO

Los primeros tres años de la vida matrimonial son generalmente los años más difíciles en el desarrollo de la vida mutua de una pareja. Hay tres áreas básicas donde tiene que haber una adaptación si

los cónyuges van a crear una relación feliz y armoniosa. Estas 3 áreas son mentales, físicas, y espirituales. Las tres son interrelacionadas y si hay falta de armonía conjugal en una, las tres estarán afectadas. La esfera espiritual es sin duda la más importante siendo que ésta mejorará dramáticamente la adaptación en las otras. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre,

templanza; contra tales cosas no hay ley

5:22,23, 25). Para tener algo hay que regalárselo al otro. Si quiere amor, no lo busque, delo. La Biblia nos dice que cosecharemos lo que sembramos. Si uno muestra amor constante, volverá a recibir amor. Una pareja que da y recibe el fruto espiritual mencionado en Gálatas probablemente tendrá un matrimonio contentísimo y satisfaciente. Todos somos vulnerables al egoísmo porque somos por naturaleza pecadores. Una vida espiritual sana ha de mejorar las adaptaciones mentales que son esenciales para una buena adaptación física. Trabajan juntas estas tres en los individuos que se han juntado en una sóla carne. Reacciones egoístas indican la necesidad de la gracia de Dios en la vida. Si mi cónyuge dice algo mordaz o desconsiderado y respondo igual con palabras poco amables, yo he pecado. Mi cónyuge también ha pecado pero yo no soy responsable a Dios por su pecado; soy responsable solamente por el mío. Como con cualquier pecado tengo que confesarlo a Dios y luego a la persona ofendida. No es mi responsabilidad cambiar a mi cónyuge. No lo puedo. Sólo Dios puede cambiar el corazón de una persona. No se ha casado con una persona perfecta; ni tampoco lo ha hecho su cónyuge. Por lo tanto los dos tendrán que perdonarse el uno al otro por los pecados, el egoísmo, falta de consideración y errores. Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas (Mt. 6:14,15). Su manual de Dios acerca del comportamiento humano, la Biblia, nos da consejos excelentes en cuanto a la vida matrimonial. La garantía que abarca todo para la felicidad en el matrimonio es la abnegación. Todos nacemos completamente egoístas. Las criaturas y los niñitos son por naturaleza egoístas y no se preocupan del bienestar de los demás. Mientras que van creciendo, con disciplina e instrucción adecuada, aprenden a considerar los deseos y las necesidades de otros. Esto es una parte de la madurez. La falta de madurez en el matrimonio es un problema serio y destructivo. La etapa de adaptación en el matrimonio, (generalmente unos tres años), naturalmente produce conflictos de interés. Las personas egoístas toman decisiones solamente basadas en lo que quieren o en lo que les beneficia. Cuanto más inmaduros los cónyuges, más áreas de conflicto se esperan. Sin embargo, los desacuerdos son inevitables en el matrimonio y la pareja tiene que buscar la forma de solucionar los problemas. Si encaran sus mutuas frustraciones, las conversan y buscan resolverlas en una manera positiva, pueden terminar los desacuerdos. Dos personas maduras, mostrando el fruto del Espíritu, pueden encarar sus áreas de conflicto con comunicación abierta y en una forma amigable resolver el problema. La persona que insiste en “su propia manera” está desarrollando un proceso destructivo que producirá un matrimonio infeliz. Si quiere que su cónyuge le trate con cortesía, con consideración, y sin egoísmo, hay que tener suficiente madurez para tratarlo de esa misma manera . Individuos maduros, mostrando amor bíblico verdadero, no entran en el matrimonio con el fin de aprovechar algo para sí, sino más bien, para dar lo que puedan a su compañero. Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superior a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros (Fil.2:3,4). La llave que garantiza un matrimonio feliz es el amor bíblico. La mayoría de la gente de hoy no entienden lo que es el amor. Confunden la atracción física, lujuria, deseo personal, compasión, o lástima con el amor. La Palabra de Dios dice que el amor de un hombre para su esposa debe igualar su amor para sí mismo. Dice también que el hombre debe amar a su esposa así como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella (la Iglesia). Ese amor es un amor sobrenatural. No es natural amar a otros como nos amamos ni amar como ama Dios. Sin embargo, Dios nunca nos manda hacer algo sin darnos el poder para

Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu (Gál.

5

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL AMOR VERDADERO

hacerlo. Si le pedimos, El nos proveerá ese amor sobrenatural. Amados, amémosnos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama es nacido de Dios y conoce a Dios (1 Jn.4:7). El amor es benigno. Muchas parejas, después de un tiempo de estar casadas, olvidan mostrar benignidad. Se ponen cáusticos, sarcásticos, y mordaces en su hablar o practican el trato de silencio.

Después de cada conversación, cada cónyuge debe preguntarse, “¿Fui benigno/a?

perdón y buscar la ayuda de Dios para practicar la benignidad. Todos necesitamos aceptación, especialmente de parte de aquellos a quienes amamos. Para tener un compañero contento tenemos que mostrar nuestro amor por alabarle con frecuencia y por agradecerle tanto públicamente como en privado. La desaprobación es una manera de castigar a una persona y daña la relación. El elogio de lo bueno siempre da mejores resultados que la condenación. La comunicación abierta es esencial para una relación feliz en el matrimonio. Mientras que la pareja puede mantener la comunicación abierta y expresar sus sentimientos libremente el uno al otro, las dificultades pueden resolverse. La mayoría de los problemas en el matrimonio nacen de la incapacidad de comunicarse acerca de las tensiones. Hay unidad en el amor pero también tiene que haber libertad para que cada uno

mantenga su propia personalidad e identidad. Cada cónyuge tiene que respetar los derechos y privilegios del otro.

Un buen ejercicio al aconsejar a un matrimonio perturbado es pedir que cada uno prepare una lista de las cosas que aprecia en el otro y luego leerla a su cónyuge, la misma hará que recuerden por qué se casaron. Después cad uno debe hacer una lista de las cosas que le irritan en el otro y otra vez leérsela. Generalmente las dos listas serán una revelación para los dos cónyuges. Comprobarán que no hubo comunicación de estas verdades entre sí y por consiguente se encuentran con problemas. La mayoría no podemos leer la mente de otros y es preciso comunicar, o por palabras o por escrito. Muchas parejas utilizan el silencio como arma para expresar desaprobación o para defenderse al estar atacados. El silencio no trae una resolución amigable al conflicto porque frena la comunicación y, por ende, la capacidad de resolver el problema. El camino a la paz es hablar con tranquilidad y así llegar a una solución razonable con madurez. La falta de armonía en la interrelación matrimonial con toda seguridad afectará el aspecto físico y el placer de la satisfacción en el acto sexual. Los seres humanos son mucho más complejos que los animales y su vida sexual es mucho más que el impulso de apareamiento. Es una compleja experiencia emocional. Si sus relaciones sexuales no están basadas en el mutuo amor verdadero y no son el resultado de cariño y consideración, terminarán en frustración para uno o los dos cónyuges. La mayoría de los desacuerdos en la relación sexual en un matrimonio son el resultado de la ignorancia, el egoísmo, o el temor. Trataremos esto más ampliamente al examinar el manual de ejercicios. Una vida sexual sana y satisfactoria es mayormente un asunto de la actitud. Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios (Heb.13:4). El sexo fue diseñado por Dios para el bien del ser humano y es la expresión más íntima, más sublime del amor entre esposos. Se limita exclusivamente a los lasos del pacto matrimonial. No hay sombra alguna de mal en la relación sexual correcta dentro de los votos del matrimonio.

Si no, deben pedir

A. EL ESTADO ORIGINAL DEL HOMBRE Y LA MUJER Lea Génesis 2:23-25.

a. ¿Por qué piensa usted que se hace mención que ambos estaban desnudos?

b. ¿Cómo piensa que la relación de Adán y Eva fue afectada por el hecho de que no tenían nada que ocultar?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

6

EL AMOR VERDADERO

B. LA CAÍDA DEL HOMBRE Y LA MUJER Ahora lea Génesis 3:6-11.

a. ¿Cómo fueron afectados por el hecho de que habían pecado?

b. ¿Qué afecto piensa que tendría el hecho de que ahora sentían vergüenza en la relación entre Adán y Eva?

C. LAS VENTAJAS Y LOS PELIGROS DE LA TRANSPARENCIA

1. ¿Piensa que la relación entre Adán y Eva era mejor antes o después de la caída? ¿Por qué?

2. Es muy difícil ser transparente porque lo hace a uno vulnerable, pero a la vez hay ventajas. Mencione

3. ¿Cuál es el peligro de ser transparente o vulnerable?

4. Uno puede escoger uno de dos caminos:

Intentar abrirse a pesar de los riesgos

Mantenerse cerrado sin tener verdadera comunicación

¿Cuál es el mejor? ¿Cómo podría hacerlo?

¿De qué maneras estaría tomando el camino opuesto?

D. REQUISITOS DE LA TRANSPARENCIA (explique con sus propias palabras qué significa cada uno)

a. Acuerdo mutuo

b. Confianza

c. Humildad

d. Rendimiento en vez de lucha

e. Constancia, paciencia y mucho amor

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

7

EL HOMBRE EN LA FAMILIA

3. EL HOMBRE EN LA FAMILIA

Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón (1 Cor.1:11). Es verdad que el esposo y la esposa son iguales delante del Señor. Sin embargo, para alcanzar el plan perfecto de Dios en el matrimonio es necesario seguir las pautas que Él estableció para el rol de los cónyuges en la relación matrimonial. Las diferencias entre los sexos fueron dados por el Creador con el fin de equipar a cada uno en

el rol que Él le designó. Dios es un Dios de orden y autoridad y Él diseñó Su creación con líneas de autoridad

y disciplina, no con anarquía ni caos. Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios es la cabeza de Cristo (1 Cor.11:3) Este es el diseño divino e ignorarlo resulta en un hogar y una sociedad infeliz y desorientado.

Dios ordenó que el hombre sea responsable de dirigir su familia. Ser la cabeza quiere decir ser el dirigente. No quiere decir solamente privilegios y derechos. Significa autoridad y el derecho de dar la palabra final pero también significa asumir las resonsabilidades que acompañan tal liderazgo. El hombre ha de dirigir

su hogar. El esposo es responsable de todo lo que pasa en su casa

tengaa sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios? (1 Tim. 3:4,5). Esta característica se incluye en la lista de cualidades de los hombres quienes llevan vidas que les califican para el liderazgo en la iglesia y que son ejemplos para todos

los hombres. En el versículo 12, se requiere que los diáconos también sean buenos gobernantes de sus hijos

y de sus hogares. El esposo debe tener su hogar bajo su control. Este incluye todos los miembros de su familia. Su tarea es asumir ese liderazgo.

que gobierna bien su casa, que

El liderazgo no implica aplastar los talentos y dones de los demás. Un buen dirigente sabe encargar

a otros con el trabajo y apoyarlos en sus tareas. El gobernante del hogar no descuidará ni destruirá los

talentos de su esposa. La considerará como una maravillosa bendición de Dios, que le ayuda y le complementa. El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de Jehová (Pr. 18:22). Con la vida agitada de nuestra cultura moderna la mayoría de los hombres están ausentes de su hogar la mayor parte del día. El esposo depende de su esposa para estar al tanto de los pormenores del hogar. Tiene que consultar con ella con frecuencia para saber lo que está pasando en la familia. Es su responsabilidad corregir las cosas que no están marchando bien. A pesar de las condiciones cambiantes de la sociedad actual, Dios no ha relevado al esposo de sus responsabilidades como cabeza del hogar.

Ser la cabeza de la familia significa ver que todos los miembros de la familia sean estimados y cuidados. Quiere decir que las necesidades materiales, espirituales, y sociales de cada miembro estén provistas. Manifestaciones de egoísmo y falta de madurez de parte de un hombre casado son repugnantes y son pecaminosos. La responsabilidad del bienestar de la familia es una parte del liderazgo designado por Dios. Los deseos, opiniones, y comodidad de un solo miembro de la familia, especialmente del jefe, no debe ser el factor decisivo en una decisión. Toda decisión debe tomar en cuenta el bien común de la familia y los derechos y las necesidades de cada miembro.

Pensando en la crisis familiar evidente en nuestra sociedad moderna, el fracaso principal del esposo consiste en su descuido de la vida espiritual de la familia. En la mayoría de los hogares hoy el liderazgo en las cosas espirituales pertenece a la esposa en vez de al esposo. Esto no es la voluntad de Dios y llevará al desastre, a menos que no haya esposo o padre presente, o si el esposo no es creyente. Siendo cabeza de la familia de acuerdo al designo de Dios, el esposo y padre es el llamado para ver que haya un tiempo de adoración familiar, estudio de las Escrituras, oración, y asistencia en los cultos de la iglesia. Él es el responsable de ver que sus hijos reciban enseñanza en el conocimiento y los caminos de Dios. Puede aceptar ayuda en esta tarea de su esposa, de la iglesia, o de la escuela, pero es su responsabilidad ver que sea hecho debidamente.

8

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL HOMBRE EN LA FAMILIA

Una responsabilidad mayor del hombre para con su esposa es proveer sus necesidades sexuales.

Él es el único que fue hecho exclusivamente para hacerlo.

tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento… (1 Cor.7:2-5).

cada uno tenga su propia mujer, y cada una

El cuerpo del marido pertenece a su esposa para su satisfacción sexual. Ninguna otra mujer tiene derecho alguno bajo Dios a provocar o tocar sexualmente el cuerpo de un hombre excepto su esposa. Las Escrituras enseñan que Dios juzgará a los que lo hacen (Heb. 13:4). En esta relación conyugal, como en todas las demás, el bienestar y el placer de la otra persona tiene la preferencia. Para que los dos tenga la satisfacción que Dios quiere que la relación sexual traiga al esposo y a la esposa, es importante entender las diferencias entre los sexos. Hablaremos de los órganos sexuales en otra clase (La Educación Sexual) Pero aquí notaremos la diferencia hermosa en la composición emocional del hombre y de la mujer según los creó Dios.

El impulso sexual en el hombre se estimula por la vista y puede excitarse con una provocación

mínima. Por eso Cristo dijo

corazón (Ma.5:28). Nunca dijo eso acerca de la mujer. La mujer normal no tiene el problema de codiciar a un hombre al mirarlo. Una mujer responde a palabras y expresiones de cariño, así como a la caricia tierna y al toque tierno. Las emociones de la mujer se excitan más lentamente y tienen la capacidad de sostenerse por más tiempo.

.cualquiera que mira a una mujer para codiciarla ya adulteró con ella en su

El esposo tiene que aprender a ejercer control propio durante la relación sexual a fin de dar tiempo para que su esposa le alcance emocionalmente, debe expresarle su amor con ternura y cariño, acariciandola tiernamente. Para que ella sea completamente satisfecha en la experiencia el esposo debe traerla al orgasmo junto con él. Este es una capacidad que se aprende y se mejora con la práctica. No hay prisa. Tienen toda la vida para perfeccionar su relación. Después de la consumación del acto conyugal el esposo otra vez tiene que ejercer mesura y no retirarse inmediatamente. Pensando en el placer de su esposa, debe prolongar la experiencia.

Esta es otra área del matrimonio donde la comunicación es vital. Los cónyuges tienen que hablar libremente acerca de estos asuntos delicados. Revelaciones íntimas y francas de lo que es más agradable para su pareja ayudarán a los dos en pensar de la satisfacción del otro. Como en toda la relación matrimonial es preciso que los dos busquen el bien y el placer del otro en vez de pensar solo en sí y en su propio placer.

En el acto sexual del matrimonio como en toda la relación es normalmente el esposo (la cabeza) que inicia y dirige. No es necesariamente así. Es agradable que ocasionalmente la esposa muestre su deseo del

compañerismo íntimo del sexo. las experiencias previas.

Este ocurrirá si el esposo ha buscado sin egoísmo la satisfacción de ella en

El amor verdadero es darse a sí mismo para servir a otro. Un hogar cristiano feliz será la recompensa de los que practican el amor verdadero.

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

9

A.

CRISTO Y LA IGLESIA: UN MODELO (Efesios 5:22-24)

EL HOMBRE EN LA FAMILIA

1. Según estos versículos, ¿cuál debe ser la función del marido en el matrimonio?

2. ¿En qué manera es la relación entre Cristo y la iglesia un ejemplo para los maridos?

3. Escriba abajo algunas cosas que el ser cabeza de familia NO significa.

4. Escriba abajo algunas de las responsabilidades del marido como cabeza de la familia.

5. 1 Timoteo 5:8. ¿Qué piensa Dios del hombre que no cumple con sus responsabilidades en la familia?

B. ALGUNAS SUGERENCIAS:

El ser cabeza del hogar es una responsabilidad no un derecho. el respeto se gana, no se obliga.

Nunca debe tomar una decisión importante sin primero consultar con su esposa.

Uno debe tratar de llegar a un consenso en tomar decisiones importantes.

En ninguna situación tiene el esposo el derecho de tratar mal a su esposa.

La esposa debe tener una idea de cómo manejar las finanzas en el hogar.

C. AMAR A SUS ESPOSAS

1. Lea los versículos 25-30, y conteste las preguntas que siguen:

a. ¿Cuál es el deber del esposo según estos versículos?

b. Pablo escribe 5 versículos para describir e ilustrar este deber y solo dos para describir la función de ser cabeza del hogar. ¿Por qué le da tanto espacio a esta función?

c. El amor que vemos en la Biblia no es solo una emoción. El amor no solo se siente, se demuestra. El versículo 25 dice que Cristo amó a la iglesia y se ENTREGÓ…

d. Haga una lista de maneras en que los esposos pueden demostrar su amor para con sus esposas.

2. Lea Deuteronomio 24:5. Es interesante que Dios mandó que los recién casados deberían tomar una luna de miel por su primer año de casados. ¿Qué debió hacer el esposo durante este tiempo?

3. Ahora lea 1 Pedro 3:7. ¿Cómo debe un esposo tratar a su esposa según estos versículos?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

10

LA MUJER EN LA FAMILIA

4. LA MUJER EN LA FAMILIA

En la clase anterior estudiamos el rol del hombre en la familia. Ahora veremos las enseñanzas

bíblicas en cuanto a la mujer como esposa y madre. La Biblia declara que ella ha de ayudar, someterse,

respetar, y amar a su esposo.

Amplificaremos estos deberes en el Manual de Trabajo.

Dios mismo declara que la razón por la que creó a Eva fue para proveerle una ayuda a Adán. Esto define el plan de Dios para toda esposa. Puesto que Dios le dio al hombre autoridad sobre todo la creación, es un gran honor y responsabilidad ser su ayuda y compañera. Pero esta ayuda no se refiere solamente al trabajo, una esposa ha de ser ayuda idónea a toda necesidad que sienta el esposo. Ella debe ayudarlo en sus necesidades mentales, emocionales, y espirituales también. Proverbios 31:10 dice, Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.

Sin duda el aspecto más difícil para la esposa en la relación de con su esposo es la sumisión. ¿Por qué demanda Dios sumisión de parte de la esposa? El apóstol Pablo explica que este mandato se basa

en los eventos de la creación y la historia de la primera pareja. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión (1 Tim. 2:12-14, el énfasis es mío). La sumisión también se basa en el plan perfecto de Dios y Su voluntad para Su creación. Él no tiene que explicarnos el por qué de lo que hace. Él sabe lo que es mejor para nosotros y nos dice que obedecerlo es agradarlo. Colosenses 3:23 nos dice que todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para

el Señor y no para los hombres.

ordenanza es: Casadas, estad sujetas a vuestros maridos; implica que ella debe sujetarse a su esposo para

agradar a Dios, no solamente para agradar a su esposo. No es tanto un asunto de cómo es su esposo ni como le trata; es cuestión de su relación con el Señor. Si una persona ama a Dios y quiere agradarlo, se sujetará a su esposo.

Este versículo estampa el sello a una serie de mandatos cuya primera

¿Porqué es tan difícil someterse? Es por la misma razón que es difícil someternos a cualquiera autoridad: todos tenemos una naturaleza pecaminosa y rebelde. Todos somos egoístas y queremos nuestra propia voluntad. Así que el primer paso para encontrar el lugar designado por Dios para la mujer en la familia es tener una relación correcta con Él. Jesús dijo, Si me amáis, guardad mis mandamientos (Jn. 14:15). También dijo, Si sabéis estas cosas, bienaventurados [contentos ] seréis si las hiciereis (Jn. 13:17). El secreto de un hogar feliz es la obediencia a las eseñanzas de la Palabra de Dios.

Es obvio que otro problema para la mujer moderna es el espíritu de este mundo. El Movimiento para la Liberación de la Mujer y las corrientes relacionadas despiertan en ella inquietud y rebelión. La mujer de hoy escucha y lee constantemente declaraciones tales como Tienes tus derechosy “Te debes a ti misma, etcétera. Las mujeres son acosadas con ideas que las inducen a pensar que están maltratadas y que los principios bíblicos son anticuados y irrelevantes. Solamente cuando ella tiene una comprensión correcta de Dios y Su amor puede entender que el plan de Dios es para su bien.

Cuando el esposo obedece el mandato de Dios y ama a su esposa como Cristo amó a la Iglesia, no es difícil someterse a la autoridad de su esposo. Pero un problema grande se presenta si el esposo no es creyente. Muchas mujeres cristianas se encuentran en esta situación, y algunas piensan que esta es una excusa por no someterse. La verdad es que no hay excepciones en el mandato de Dios. El apóstol Pedro aborda esta misma situación en su primera epístola: Asimismo vosotras, mujere,estad sujetas a vuestros

maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus

esposas, considerando vuestra conducta casta y respetuosa (1 Ped. 3:1,2).

casadas con hombres incrédulos presentan una serie de “¿Qué pasa si…” tal como “¿Qué si mi esposo hace una decisión que llevará la familia a un desastre?” o “¿Qué si mi esposo me manda hacer algo pecaminoso –

Con frecuencia las mujeres

como abortar mi bebé?” Hay regular desacuerdo en cuanto a estas situaciones.

 

11

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

LA MUJER EN LA FAMILIA

Algunos estudiantes de la Biblia citan la respuesta de Pedro en Los Hechos 4:19: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir los que hemos visto y oído,

y en 5:29: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres, como una razón legítima para que una

esposa desobedezca a su esposo incrédulo. En cambio, Elizabeth Rice Handford toma una posición fuerte contra este argumento en su libro ¿YO? ¿OBEDECER A MI MARIDO?. Ella sostiene que Dios nunca nos dará dos mandatos opuestos, haciéndo de este modo imposible obedecerlos sin transgredir una de ellos. Ella cita varios casos donde mujeres obedecían a sus maridos, confiando en Dios y pidiendo que Él cambie sus circunstancias, y lo hizo. Uno de sus ejemplos bíblicos es el caso de Abraham y Sara. Dos veces Abraham metió a Sara en situaciones donde tendría que cometer adulterio, pero cada vez Dios milagrosamente prohibió al gobernante tocarla. El apóstol Pedro ultiliza a Sara como un ejemplo de una mujer en sujeción a su esposo.

En estas situaciones es importante distinguir entre la ley de Dios y los deseos y preferencias personales de la esposa. Una mujer no está quebrantando la ley de Dios cuando su esposo la prohibe asistir

a los cultos de la iglesia. Claro que es una actividad deseable, pero no hay mandato bíblico acerca del

domingo en la mañana, domingo en la noche, o miércoles PM.

diariamente en obedencia a su esposo, en una sumisión amorosa y sincera. Larry Christenson dice: La sumisión es mucho más que una forma externa; es una actitud interna. Es más que una cabeza cubierta; es un corazón cubierto con honor y reverencia hacia el esposo (Christenson, p. 48). Se le debe ese respeto, no

por lo que él es, sino por su posición, posición dada por Dios como cabeza de la familia.

El asunto importante es si una mujer vive

Tito 2:4 manda a las esposas a amar a sus esposos, y la palabra aquí es fileo se refiere a un amor emocional y cuidadoso. Elizabeth George, en su libro UNA ESPOSA SEGÚN EL CORAZÓN DE DIOS, dice

de esta clase de amor:

apreciar y gozarnos con nuestros esposos como con el mejor amigo (George, p. 31). Esta actitud ayudará

mucho en resolver los problemas en un matrimonio turbulento.

.hemos de ser cariñosas y tratar con nuestros esposos en una manera amorosa

La “esposa virtuosa” de Proverbios 31:10 se define detalladamente en los versículos que siguen. Es un cuadro bello de una mujer que es competente, dinámica, una trabajadora entusiasta; es bondadosa, sabia, confiable, alegre, proveyendo por su casa y generosa con otros. Utiliza su inteligencia, su fuerzas físicas y su carácter de reverencia a Dios para el bien de su familia. En este pasaje tenemos un buen ejemplo de lo que quiere decir ser una “ayuda idónea” al esposo.

A veces al leer este pasaje nos sentimos abrumados con todas las actividades de la mujer virtuosa. Hay que recordar que no necesariamente hacía todas estas cosas al mismo tiempo. Notamos que muchas cualidades se refieren a su carácter, no sus actividades. Dios dio a la mujer todo lo que necesita para ser ayuda, compañera y amante de su esposo.

A. UNA AYUDA IDÓNEA (Génesis 2:18) Lea Génesis 2:18. ¿Cuál es el “rol” que debe llenar la esposa según este versículo? Explique lo que piensa que esto significa

B. SUJECIÓN (Efesios 5:21-24) Lea Efesios 5:21-24. ¿Cuál es el “rol” de las esposas según estos versículos?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

12

C.

DOS EJEMPLOS (1 Pedro 2:18-3:2)

LA MUJER EN LA FAMILIA

1. El primer ejemplo que vemos es en cuanto a la relación entre los criados y sus amos (vv. 18-20).

a. Según el versículo 18, ¿Debe importarle al criado la actitud de su amo? ¿Qué principio podemos sacar de esto en cuanto a la sujeción?

b. Ahora lea el versículo 19. ¿Qué debe ser lo que nos motiva a ser sujetos?

2. El segundo ejemplo es Cristo. Lea los versículos 20-25 y haga una lista de las maneras en que Cristo mostró su actitud de sujeción:

La sujeción es parte de nuestro llamado como creyentes. Hombres deben estar sujetos a sus jefes (1 Ped.2:18), los niños a sus padres (Efe. 6:1-4), todos al gobierno (1 Pedro 2:13), y esposas a sus maridos (1 Pedro 3:1).

D. MÁS PRINCIPIOS BÍBLICOS

1. En 1 Pedro 3:1-2, vemos que las mujeres deben estar sujetas a sus maridos.

Hay una pequeña palabra en este versículo que es muy importante. Es la palabra “asimismo”.

a. ¿A qué se está refiriendo esta palabra?

b. ¿Cuál puede ser un resultado de esta sujeción?

2. Esposas, si quieren cambiar algo en su esposo, ¿Cómo nos dicen estos dos versículos lo podemos hacer?

E. UN RESUMEN

1. Recordando lo que vimos al principio de esta lección acerca de ser una ayuda idónea, ¿Qué NO significa la sujeción?

2. Ahora escriba algunas cosas que SÍ significa la sujeción.

F. LO MÁS IMPORTANTE

1. La sujeción también tiene que ver con la manera en que una mujer se viste y se comporta.

2. Según los versículos 4-6, ¿en qué se deben preocupar las esposas?

a. ¿Por qué es importante vestirse de forma moderada?

b. ¿A quién estamos mostrando sujeción cuando nos preocupamos de nuestra vida interna?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

13

LOS HIJOS Y LA DISCIPLINA

5. LOS HIJOS Y LA DISCIPLINA

El modelo para ser buenos padres es Dios. Él estableció la familia y los primeros padres. Él les dio la capacidad para tener hijos y la aptitud para criarlos bien. A la vez, hizo al hombre a su propio imagen con la posibilidad de obedecer o desobedecer Sus principios y Su voluntad. La mayoría de los padres tienen buenas intenciones y desean criar exitosamente a sus hijos, pero hay una ausencia crítica de buenos modos de pensar y planificar.

Las dificultades en el hogar no son exclusivamente nuestras. La naturaleza humana ha sido igual desde la caída de Adán y Eva. Las respuestas a los problemas causados por nuestra naturaleza pecaminosa y la de nuestros hijos se encuentran en el Guía del Creador. No tenemos que confeccionar nuestra estrategia para criar a los hijos al momento. Las culturas cambian y los detalles de nuestras relaciones familiares cambian pero los principios básicos permanecen siempre iguales. La crianza exitosa de nuestros hijos no estará modelado en las prácticas de nuestros padres ni de los vecinos sino en las reglas establecidas por Dios.

Somos responsables de criar a nuestros hijos en el temor y amonestación del Señor. Si fallamos, nos afectará a nosotros y a nuestros hijos durante toda la vida. Dios nos ha dada autoridad sobre los hijos y en gran parte somos responsables de su manera de ser y vivir. La tarea es más difícil porque somos padres imperfectos. No tenemos suficiente paciencia, ni comprensión, ni madurez. Los hijos también son llenos de defectos: problemas, pereza, rebeldía, y falta de responsabilidad.

Tenemos que desafiar a nuestros hijos con las metas más altas y a la vez comprender cuando fallan miserablemente. Dios nos ha dado un ejemplo magnífico de esta paradoja en su trato con nosotros. Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, ni

nos ha pagado conforme a nuestros pecados

(Sal. 103:8-10).

Los padres creyentes tienen ciertas metas y expectaciones para sus hijos:

Que tengan una relación auténtica con Dios. Quiere decir aceptar su don de salvación y andar con Él

Que tengan una relación amorosa y sin egoísmo con los demás. El mejor lugar para que los hijos aprendan a relacionarse con otros es el hogar bajo la dirección de sus padres.

Que hagan algo significante de sus vidas. Queremos que tengan un impacto para Dios con los demás.

Que vivan una vida cristiana victoriosa. Esta es la clave a una vida feliz y fructífera.

Que desarrollen integridad, confianza, humildad, ydisciplina propia. Los padres son los designados a enseñar estos atributos a las criaturas inmaduras y pecaminosas.

Mientras seguimos estas metas en la crianza de nuestros hijos, es preciso que tengamos completa tolerancia por su derecho de ser humanos. Tienen el derecho de ser diferentes, de ser libres, de ser jóvenes. No es aceptable tolerar la maldad. El pecado patente y abierto requiere disciplina, arrepentimiento, perdón, y misericordia. La flaqueza e imperfección humana requiere tolerancia y comprensión. Todos tenemos problemas con falta de memoria, errores inocentes, falta de madurez, e irritación. Somos seres imperfectos y Dios nos da ejemplo de tolerancia y paciencia en Su trato con nosotros. Procurar hacer todo perfectamente, no dar campo para ninguna falla en nuestros hijos, es crear un hogar opresivo y sembrar semillas de rechazo a nosotros y a nuestros valores. Si constantemente los criticamos y no pueden hacer nada que nos agrada, apagaremos cualquier estímulo de superación y quizás su amor y respeto por nosotros.

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

14

LOS HIJOS Y LA DISCIPLINA

Junto con la tolerancia los niños necesitan la justicia. Si no experimentan la justicia en el hogar no tendrán un sentido práctico de lo que es correcto y lo que es malo. Tienen que aprender, muchas veces por medio del dolor propio, que es malo herir a otros. Nuestros hijos tienen que aprender por la experiencia la verdad de uno de los principios divinos de la vida: No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará(Gal. 6:7). Este principio estará claro si practicamos la justicia en el hogar. La justicia requiere reprensión, conformidad, restitución, y muchas veces castigo.

El motivo principal en disciplinar a nuestros hijos es que desistan. Queremos que obedezcan y que dejen de hacer lo que es malo. Requiere esfuerzo e interés en el bienestar del niño insistir en la obediencia. No podemos ceder al gimoteo ni ruegos, ni aceptar excusas por un mal comportamiento. Lo vemos por lo que es: la manifestación de la naturaleza vieja pecaminosa. Claro que nos acordamos que el pecado y el pecador no son la misma cosa. Amamos al pecador y odiamos el pecado, y esto aclaramos al niño. Es difícil, pero necesario, encontrar el equilibrio entre severidad y flexibilidad, entre demandar y aceptar. Otra vez, Dios es nuestro modelo en Su trato con nosotros, Sus hijos.

El padre piadoso no permite que su deseo natural de tener buena relación con sus hijos le detenga de su responsabilidad de gobernar su casa con justicia. Tenemos que aceptar el rechazo temporal de nuestros hijos después que les hemos castigado. No debe ser permitido, bajo ninguna circunstancia, ceder a la hostilidad. Es por eso que tenemos la autoridad y poder paterno. Es un error ceder a berrinches, súplicas vacías (ruegos insinceras a su amor), o soborno. En cambio, no es justo hacer que nuestros hijos sean la válvula de escape para nuestro enojo o dolor emocional. Muchas veces las mejores oportunidades para intimidad con los hijos ocurren después de haberles disciplinado o cuando hayan pasado tiempo en la escuela de golpes duros. Nos anima saber que las relaciones entre padres e hijos pocas veces están hechas en concreto. Algún día nuestros hijos nos agradecerán por la crianza piadosa.

Dios no nos ama “tal como somos”. Nos ama a pesar de lo que somos. Amamos a nuestros hijos por quienes son, no por lo que son. Les amamos con todos sus fallas. Cuando sean poco amables todavía les amamos, cuando no merezcan nuestro amor y respeto siempre les amamos. Nuestro amor inagotable siempre está, esperando mostrar compasión. Tan pronto que los hijos cambien, tan pronto que se arrepientan, tan pronto que digan “lo siento” y pidan perdon, estamos listos con compasión y misericordia.

A. DEUTERONOMIO 6:1-9 En nuestros días en que la religión se enseña en la iglesia y no en el hogar, este pasaje es verdaderamente revolucionario.

1. ¿Cómo vemos el interés de Dios en la comunicación de la verdad de generación en generación?

2. ¿Es esta nuestra actitud en la iglesia? ¿Por qué?

3. ¿Qué se dice acerca de la relación que un padre tiene con los mandamientos?

4. ¿Cómo se aplica esto a nuestra vida?

5. Estos versículos declaran que hay cuatro cosas que se tiene que hacer con la ley de Dios. ¿Cuáles son?

6. ¿Cómo aconsejaría a otros padres usando estos cuatro puntos?

B. ÉXODO 12:24-27:

Aquí vemos la centralidad del hogar en adoración y enseñanza.

a. ¿Cuántas de las fiestas oficiales se celebran en el hogar?

b. ¿Qué se lograba al tenerlas en el hogar y no en el tabernáculo?

c. ¿Qué otros medios tenía el fiel judío para asegurar una buena enseñanza en el hogar?

15

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

LOS HIJOS Y LA DISCIPLINA

C. PROVERBIOS Y LA DISCIPLINA

1. Razones de la disciplina (13:24)

a. El que no disciplina a su hijo lo (13:24a)

b. El que disciplina a su hijo lo (13:24b)

c. Si el padre disciplina a su hijo, debe de hacerlo con (desde) (13:24b)

d. Porque si es inconstante o espera a que su hijo tenga mayor edad para aplicarla, no verá los resultados esperados.

e. En tu opinión, ¿por qué se tiene que usar la vara? ¿No es tan eficaz la mano?

f. ¿En cuál parte del cuerpo debe de aplicarse la corrección?

2. El Beneficio para el Hijo

a. La vara y la reprensión dan (29:15)

b. Según la Biblia, el niño no es tan inocente como algunos suponen.

c. La realidad es que la rebelión o la (22:15a)

d. La única cosa que lo alejará de ella es la (22:15b)

está

ligada a su corazón.

de la

Algunos padres piensan que disciplinar con vara es abusar del niño.

e. Pero Dios declara que hacerlo no hiere al hijo (23:13)

f. Más bien, el padre (23:14)

su alma del

,

g. Es decir, le guía a tomar el camino recto evitándole riesgos y problemas.

h. La disciplina aplicada en la niñez es eficaz para toda la vida. Enseña al niño el camino

en que debe andar y aún cuando sea (22:6)

no se

de él.

i. Los padres no deben de esperar a que sus hijos sean mayores para corregirles, sino que deben de hacerlo en su niñez mientras haya (19:18)

j. Pasividad en esta área es contribuir a que el hijo se meta en problemas que le llevarán a la muerte.

3. El Beneficio para los Padres

a. La vara ayuda quitar la necedad del niño y por lo tanto, él crece en sabiduría.

b. Como resultado él (10:1a) madre.

c. Los padres que disciplinan a sus hijos no experimentarán la tristeza ni la (17:25a)

al padre y no es (10:1b)

la (17:25b)

,

o la (19:26b)

y

para su

d. Además el hijo disciplinado no (19:26a) a su madre, ni (20:20)

e. Los padres que corrigen a su hijo gozarán de (29:17a)

a su padre, no (19:26a)

a su padre o a su madre.

y (29:17b)

,

f. Si hay tanto beneficio para los padres y para los hijos cuando se ejerce la disciplina bíblica,

g. ¿Por qué, en tu opinión, la mayoría no lo hace?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

16

EL ADOLESCENTE EN LA FAMILIA

6. EL ADOLESCENTE EN LA FAMILIA

Podemos hacer de la adolescencia un tiempo de tensión y conflicto en la familia, tanto para nosotros como para nuestros hijos, o podemos aprovecharla como un tiempo de oportunidad para preparar a nuestros hijos jóvenes a vivir vidas que son productivas y que honran a Dios. Todos somos pecadores viviendo en un mundo caído. Hay una batalla en nuestras vidas y en las vidas de nuestros adolescentes. Es una batalla espiritual cuyo trofeo es el corazón. Esta batalla es de suma importancia porque lo que controla el corazón dirige la vida.

Cada etapa de la vida tiene sus propias tentaciones. Huye también de las pasiones juveniles

Tim.2:22) indica que hay tentaciones que específicamente acosan a la juventud. Las tentaciones de un niñito, un joven, y un adulto no son necesariamente idénticas Tenemos que reconocer que muchas veces los conflictos con los adolescentes en la familia revelan los pensamientos y deseos erróneos de los padres. Cuando los padres llegan a reconocer, admitir, confesar, y dejar las actitudes malas de su corazón y las

acciones incorrectas que resultan, se produce un cambio positivo en las relaciones con sus jóvenes hijos.

.(2

El adolescente de hoy encara tres asuntos centrales, los mismos ofrecen una oportunidad a sus padres, oportunidad para ayudarle a poner en práctica las verdades bíblicas que deben guiar su vida. Estos problemas son inseguridad adolescente, rebelión juvenil, y su mundo creciente. Siente inseguridad acerca de su apariencia física, sus relaciones sociales, las ideas que le rodean, sus responsabilidades, y su futuro. Cuando estas inseguridades se manifiesten en comportamientos problemáticos, los padres tienen la oportunidad de aconsejarle y aplicar las verdades acerca de Dios, su Creador, acerca de la futilidad de procurar agradar a los hombres, acerca de la soberanía de Dios, su identidad en Cristo, la guerra espiritual, la tentación, y mucho más.

El adolescente está en el proceso de independizarse de sus padres. Quiere ser un indivíduo y pensar por sí. Los adolescentes desean ser libres para probar cosas nuevas y comprobar sus límites. Hay el deseo de tomar decisiones propias, ser diferentes de sus padres, llevarse bien, ser aceptados por sus iguales. Todas estas luchas están acentuadas por el egoísmo de la naturaleza pecaminosa y pueden desviar al joven. Los tiempos de rebelión y conflicto que resultan son oportunidades para compartir y aplicar las verdades bíblicas que se relacionan con la autoridad, sembrando y cosechando, la naturaleza de verdad y falsedad, la ley y la gracia, la sabiduría y la sensatez, la confesión, el arrepentimiento, el perdón, la naturaleza y condición del corazón, etcétera.

Una de las cosas más intimidante para la juventud (y sus padres) es la expansión repentina de su mundo. Se encuentran en un mundo de amigos nuevos, situaciones nuevas,oportunidades y responsabilidades nuevas, nuevos pensamientos, nuevos planes, nuevas libertades, nuevas tentaciones, nuevos sentimientos, nuevas experiencias, nuevos descubrimientos. A veces estos cambios son emocionantes y a veces son espantosos y aplastantes. Todas estas emociones e inseguridades les proveen a los padres oportunidades para ayudar a su adolescente a entender y aplicar la soberanía y providencia de Dios, el pronto auxilio del Señor, la naturaleza de las relaciones bíblicas, la guerra espiritual, dominio propio, disciplina, contentamiento, fidelidad, honradez, la naturaleza del mundo, la carne, y el diablo, prioridades bíblicas, responsabilidad, mayordomía, y más.

Con mucha frecuencia las reacciones de los padres a los dilemas de sus hijos adolescentes revelan que no los ven como oportunidades para servirles a ellos y a Dios, mas bien como fracasos y aflicciones para soportar. La falta de tolerancia y el enojo que resultan llevan a los padres a atacarlos con palabras amargas de juicio, acusación y condenación. Muchas veces el problema está en el corazón de los padres tanto como en el comportamiento del hijo/a. Hay deseos secretos egoístos y motivos de los cuales los padres no se habrán dado cuenta.

17

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL ADOLESCENTE EN LA FAMILIA

Uno de estos deseos es nuestra propia comodidad. Sentimos que tenemos derecho de un hogar donde hay quietud, armonía, paz, y respeto. Cuando no lo logramos, respondemos con enojo y aún castigo injusto. Las Escrituras nos advierten que la vida es una guerra, una carrera, una lucha, y está llena de conflicto. No es un sitio donde uno es servido, donde hace solo lo que quiere hacer cuando quiere hacerlo. La misma guerra espiritual que hay en nuestro corazón está pasando en el corazón de nuestro hijo/a adolescente. Olvidamos quién es el enemigo y vemos a nuestro hijo/a como el enemigo. Nos impulsa a pelear con ellos en vez de para ellos. Tenemos que recordar la verdadera naturaleza de la batalla y la identidad del verdadero enemigo.

Otro de los deseos que nos engaña es el sentir que merecemos y queremos respeto. El respeto a la autoridad es una cosa buena y tenemos que inculcarlo en nuestros hijos. Sin embargo, respeto a nosotros personalmente no es algo que debe controlar nuestro corazón egoístamente. Hay que recordar la dimensión vertical. Los padres son los representantes de Dios guiando a su hijo/a a honrar y glorificar a Dios. El desarrollo, inseguridad, y torpeza del niño/a no debe ser un insulto personal. No recibimos el respeto por demandarlo ni por pelear por ello. Dios produce respeto verdadero en el corazón de uno. Nuestra meta no es que el niño/a nos tema ni que nos de el respeto que pensamos merecer, sino la meta es su crecimiento espiritual y su relación con Dios.

Un tercer deseo que nos puede cegar a las oportunidades de criar a nuestro niño/a en el camino del Señor es la meta de ser apreciados. Los hijos deben apreciar a sus padres pero eso no es el objectivo de la vida. La tendencia del adolescente es más que todo estar lleno de si y no tanto pensar y apreciar a otros. Otra vez, debemos aprovechar las oportunidades para instruir al joven indisciplinado en como seguir la amonestaciones de las Escrituras, no nuestras demandas personales. Estamos criando a nustros hijos como un servicio a Dios. Recibiremos nuestra recompensa en el cielo. No tenemos que esperar ni demandar aprecio aquí en la tierra.

La mayoría de nosotros consideramos el tener hijos con un sentido de propiedad. Pensamos que son nuestros hijos y su obediencia es un derecho paterno. Nuestra identidad está involucrada en nuestros hijos y queremos sentir satisfacción y éxito por medio de la conducta de ellos. Cuando nuestros hijos no alcanzan nuestras expectaciones, en vez de tener lástima por ellos y pelear por ellos, peleamos con ellos. Lloramos a nosotros mismos porque nos han robado una reputación de padres exitosos. Somos oprimidos, preocupados por lo que pensarán otros. Olvidamos que nuestros hijos no nos pertenecen. Nos fueron dados no para traer gloria a nosotros, sino a Él. Somos instrumentos en las manos de Dios y debemos buscar nuestra identidad en Él y en Su servicio, no en nuestros hijos ni en su rendimiento.

Hay dos maneras de vivir. Una es confiar en Dios y vivir en sumisión a Su voluntad y soberanía; la otra es procurar ser Dios. Durante los primeros años de ser padres, controlábamos todo. Por naturaleza éso nos gusta. Sin embargo, la verdad es que desde el primer día nuestros hijos están creciendo hacía la independencia. El bebito a quien ayudábamos a voltearse comienza a caminar y crear desorden. El niño que nos buscaba por dirección y ayuda ya pasa largos ratos fuera del hogar, siguiendo los consejos de otros. Si no podemos ceder poco a poco el control de sí a nuestro hijo habrá conflicto en el hogar. La meta de los padres no es retener un control rígido sobre nuestros hijos con el fin de garantizar su seguridad y nuestra comodidad. La meta es ser utilizados por Dios para inculcar en los hijos, por medio de los principios de la Palabra de Dios, un control propio que va creciendo y madurando.

Dios no nos llama a conformar a nuestros hijos a nuestra imagen y a nuestros deseos sino a trabajar para que se conforman a la imagen de Cristo. Si nuestros corazones se gobiernan por nuestra necesidad personal de comodidad, respeto, aprecio, éxito, y control, procuraremos obligar a nuestros hijos a conformarse a nuestras expectaciones y fracasaremos en nuestra responsabilidad recibida de Dios: Criarlos para Él.

18

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL SIGUIENTE ESTUDIO ESTÁ BASADO EN PROVERBIOS 5

EL ADOLESCENTE EN LA FAMILIA

A. DETRÁS DE LA BELLEZA DE LA MUJER ADÚLTERA SE ESCONDE EL VENENO (5:1-6)

1. ¿Quién tiene la responsabilidad de aconsejar al joven con respecto al sexo? (5:1)

2. ¿Cómo es la mujer extraña o coqueta? (5:3)

Los labios

Su lengua (paladar)

3. ¿Qué hay detrás de lo atractivo del sexo fuera del matrimonio? (5:4-5)

Al final (más su fin) es (5:4)

como el ajenjo,

como

espada de dos filos.

Sus pies descienden a la (5:5)

Sus pasos sólo logran el (conducen al) (5:5)

 

4. ¿Cómo se caracteriza a la mujer inmoral? (5:6)

¿Piensa en el futuro?

No

¿Considera las consecuencias de su estilo de vida? Sí

No

¿Es una persona segura de sí misma?

No

¿De veras se da cuenta de cómo es ella?

No

En tu opinión, ¿por qué tantos hombres se dejan llevar por ella sin ninguna objeción?

B. ADVERTENCIAS RESPECTO A LAS CONSECUENCIAS DE SEGUIR A LA MUJER EXTRAÑA (5:7-14)

1. Algunos padres aconsejan a sus hijos diciéndoles que está bien satisfacer su curiosidad y ganar algo de experiencia con la sexualidad. Pero la Biblia dice

a. (5:8)

b. (Efesios 5:3)

2. El sexo fuera del matrimonio no es sabio porque:

Das

tu

(5:9a)

Das tus

(5:9b)

Das

tus

(5:10a)

Das

tu

(5:10b)

Al final te

(5:11)

Demasiado tarde admites que

Habrás perdido tu reputación y el respeto de

(5:12-13)

(5:14)

C. CONSEJOS PARA GOZAR DEL SEXO DENTRO DEL MATRIMONIO (5:15-19)

1. El autor usa un lenguaje figurado en los versículos 15-18. ¿Puedes interpretar cada figura?

a. Tu cisterna o pozo es

b. Tus manantiales (fuentes) o arroyos (corrientes) de agua son

c. En tu opinión ¿por qué escogió el autor agua fresca como figura del amor sexual?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

19

2.

Algunos padres dicen a sus hijos que la esposa es para tener hijos, pero la amante para satisfacerse sexualmente. La Biblia dice (5:18-19)

EL ADOLESCENTE EN LA FAMILIA

D. NO SE PUEDE ESCONDER LA INMORALIDAD NI EVITAR SUS CONSECUENCIAS (5:20-23)

1. ¿Hay secretos delante de Dios? (5:21)

2. ¿Incluye Dios los secretos en su juicio? (Rom 2:16)

3. Con el tiempo ¿qué pasará con el que ha cometido pecado sexual? (5:22-23)

4. ¿Es cierto que la mujer debe ser virgen cuando se casa pero el hombre no? (Mat 15:18-20; 1 Cor 6:9, 13, 18; la palabra inmoral es la palabra fornicario) ¿Por qué tanto el hombre como la mujer hacen bien en guardarse en pureza?

5. Si un hombre seduce a una chica, ¿Él no tiene la culpa porque así es él y es responsabilidad de ella decirle que “no”? (Ex 22:16-17)

6. ¿Cuáles son los pasos bíblicos antes de tener una relación íntima? (Gén 2:24)

a.

a su padre y a su madre.

b.

a su mujer (o esposo).

c.

una sola carne.

Por lo consiguiente, uno tiene que salir de la casa de sus padres, dejar de recibir su sostén, y públicamente casarse (unirse), formando su propio hogar, antes de tener relaciones sexuales (ser una sola carne)

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

20

LA EDUCACIÓN SEXUAL

7. LA EDUCACIÓN SEXUAL

Al considerar el asunto de la instrucción sexual de nuestros niños, una de las consideraciones más importantes es nuestra actitud. Nuestra actitud hacia el sexo involucra más que el conocimiento de los detalles básicos de la anatomía y fisiología de la reproducción. Incluye especialmente una comprensión de las dimensiones espirituales y las enseñanzas bíblicas acerca de la voluntad de Dios en cuanto a la vida sexual.

La Palabra de Dios trata el sexo con franqueza y sin vergüenza y debemos tener la misma actitud. Una sana educación sexual o la falta de ella afectará a nuestros hijos por toda la vida. Influirá sus actitudes hacia sí y hacia los del sexo opuesto y afectará la respuesta que den a su medio ambiente. En realidad, determinará la clase de padres que lleguen a ser.

La educación sexual es importante para:

1. Ayudar al niño a aceptar cada parte de su cuerpo como cosa buena y tener una comprensión sana de su desarrollo sin vergüenza o culpa

2. Ayudar al niño a entender su rol en la vida y aceptarse como Dios lo creó

3. Borrar la curiosidad malsana.

4. Quita el misterio, así no necesitará investigaciones secretas y experiencias desafortunadas.

5. Evitar complejos serios y desajustes posteriores en la vida.

6. Fomenta el desarrollo de actitudes normales y bíblicas en la vida adulta.

7. Fomentar un respeto sano a Dios y Su plan para la propagación humana.

8. Aumentar la confianza del niño. Le llevará a confiar en sus padres en otros asuntos también.

9. Anular información errónea y malsana de otras fuentes.

10. Ayudar al niño a aceptar nuevos hermanitos en una forma sana.

11. Fomentar un orgullo de su propio sexo y ayudarlo a apreciar los atributos y capacidades del sexo opuesto.

12. Prepararle para hacer decisiones maduras acerca del noviazgo y el matrimonio

Los niños por naturaleza son curiosos. Es la manera en que aprenden. También son naturalmente curiosos acerca de sus órganos sexuales así como son en cuanto a lo demás de su medio ambiente. No hay razón de tener vergüenza ni ser sigiloso acerca de cualquier miembro del cuerpo. Es bueno que los niñitos observen el bañarse y vestirse de las criaturas del sexo opuesto y es bueno contestar sus preguntas con verdad y sin vergüenza. Una vez satisfecha su curiosidad, probablemente perderán interés en las diferencias.

Mientras que va creciendo el niño/a es importante enseñar el decoro por ejemplo y por instrucción. Uno de los resultados naturales del proceso de maduración es el crecimiento en decoro. Esto comienza con más o menos seis años de edad. Cuando el niño manifieste el deseo por privacidad al vestirse, bañarse, o usar el inodoro, toda la familia debe respetar su deseo. Hay que enseñarles lo que es aceptable en público y porqué es así. Hay que decir a las niñas, y mostrarlas por ejemplo, como guardar su falda bien puesta y a los niños que guarden su pantalón arriba y con la cremallera cerrada. Deben aprender a susurrar cuando tienen que ir al baño. Es la responsabilidad de los padres enseñar buenos modales y cortesía en estos asuntos como en todo lo demás.

Dios no hizo el cuerpo humano con algunas partes buenas y otras partes malas; lo hizo todo bien. Cuando hablemos de los órganos reproductivos con nuestros hijos, es útil usar sus términos médicos en vez de los nombres vulgares de la calle que se relacionan con actitudes impías.

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

21

LA EDUCACIÓN SEXUAL

Los términos correctos de los órganos sexuales masculinos visibles son:

El escroto la bolsa pequeña colocada entre las piernas del hombre que contiene los testículos.

Los testículos los órganos sensitivos,aovados, colocados en el escroto, que producen la esperma

El pene el órgano masculino sexual por el cual sale ambos la orina y la esperma. Normalmente es blando y esponjoso pero con exitación se llena con cantidades de sangre que produce una erección haciéndolo sobresalir del cuerpo.

Los órganos femeninos genitales mayores son:

El área de la vulva consiste de los labios exteriores, o la labia majora, y los labios interiores (labia minora). Estos cubren las entradas a la vagina y la uretra.

La vagina el órgano sexual femenino que corresponde al pene del hombre y fue diseñado para recibirlo. Hecho de tejido blando muscular, provee un pasillo desde el exterior del cuerpo al útero donde los bebitos crecen y se alimentan en la gestación.

Siendo que la Biblia prohibe el acto sexual afuera del matrimonio, algunas mujeres tienen recelo para entrar con entusiamo en las relaciones sexuales después del matrimonio. A veces las ideas preconcebidas de padres malajustados o de amigos comunican un sentido malo al sexo y hay una asociación subconsciente de culpa al participar en el acto. Esto no es la percepción del Creador. Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios (Heb. 13:4). El compañerismo íntimo de las relaciones sexuales entre esposos agrada a Dios y es una parte de Su plan para la raza humana.

La educación sexual comienza con la actitud de los padres hacia los pañales, el bañarse, y el aseo personal. Una actitud apropiada muestra a su hijo/a que las funciones del cuerpo son normales y correctas. La educación sexual debe comenzar al momento que el niño empieza a hacer preguntas. Las preguntas se deben contestar claramente y con sencillez. No hay que dar detalles no solicitados a los niños pequeños. Al madurarse el niño, será necesario dar explicaciones e instrucciones más detalladas. El niño recordará más la actitud de los padres que los detalles. Si percibe veguenza de parte de sus padres, el niño captará la idea de no preguntarles y buscará información de otras fuentes indeseables.

A. CANTAR DE LOS CANTARES:

"El Cantar de los Cantares es un himno de alabanza al amor sensual sin pena de pecado, ni concepto negativo del sexo para tirar una sombra negra".

1. SI USTED ES CASADO; lea el libro en voz alta con su esposa (o esposo). Descubran juntos el concepto del Antiguo Testamento acerca del amor y el matrimonio. Haga nota de unos principios que usted podría presentar en una plática o consejos a otro matrimonio de la iglesia.

2. SI USTED NO SE HA CASADO:

Lea el libro y evalúelo a la luz de los elementos que usted espera en su hogar.

a. Hágase unas preguntas claves, como estas:

¿Cuáles son sus pensamientos íntimos al leer este libro?

¿Cuáles partes le eran difíciles, o le causaban ciertas inquietudes. Sea franco.

¿Cuáles partes eran las más bellas? ¿Por qué?

El amor tiene que ser acompañado siempre por el sexo? ¿Por qué?

3. SOLTERO O CASADO, al terminar la lectura, escriba una lista de principios acerca del tema del matrimonio, el amor y la sexualidad.

22

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

B.

1 CORINTIOS 7:1-40

LA EDUCACIÓN SEXUAL

1. Considerar: ¿Hay algunas personas en nuestras iglesias que creen que el sexo es pecado?

¿Por qué? Para este estudio, lea el pasaje en alguna versión contemporánea.

2. En cuanto al sexo dentro del matrimonio vv. 1-7

a. Pareciera que Pablo recomienda el celibato y no el matrimonio. ¿Qué dice usted? ¿Por qué?

b. ¿Por qué es que Pablo habla de este problema en la iglesia de Corinto?

c. ¿Cuál es el significado de que una esposa tiene derechos conyugales de satisfacción sexual en el matrimonio?

d. ¿En qué manera se puede decir que esto enseña que el compañero casado debe participar en la relación sexual aunque no sienta del todo el deseo y la excitación?

e. ¿Cuál será el problema a que Pablo se refiere en v. 5?

f. ¿Cómo resumiría usted en pocas palabras lo que Pablo recomienda en estos versículos?

C. En cuanto a los solteros y las viudas vv. 8-9

1. ¿Cuál es el significado de "estarse quemando"?

2. ¿Y el del v. 7 "Pero cada uno tiene su propio don de Dios"? (Note la relación que esto tiene con lo que Cristo dice en Mt . 19:11.)

D. En cuanto al sexo y el cristiano soltero vv. 25-38

1. ¿Cuáles son las razones por las cuales Pablo recomienda que uno no se case?

2. ¿Qué significa "para que sin impedimento os acerquéis al Señor" del v. 35?

3. Los vv. 36-38 presentan un problema especial. ¿A qué se refiere Pablo aquí?

4. ¿Sería diferente en la cultura de hoy día en que los hijos tienen más libertad en cuanto a decisiones? ¿Por qué?

E. En cuanto a las viudas vv. 39-40

1. ¿Cuáles son las condiciones que Pablo da para el segundo matrimonio?

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

23

LA PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO

8. LA PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO

La clave de un matrimonio exitoso y el cemento que une a las dos personas es el pacto realizado. Entrega para toda la vida es la intención que Dios tenía para un hombre y una mujer en la relación matrimonial. El amor, en la relación entre dos pecadores, puede tener sus momentos fríos. Es el pacto matrimonial lo que los sostiene en los tiempos difíciles.

La tasa tan alta del divorcio, ya endémico en la sociedad, indica relaciones que han fracasado. Mucha veces el fracaso ocurre porque los involucrados se arrastraron al matrimonio por el amor romántico y nunca tomaron el tiempo o el esfuerzo para desarrollar el amor verdadero “ágape”. No adquirieron las habilidades para mantener una relación exitosa durante toda la vida.

Las relaciones entre un hombre y una mujer son interacciones complicadas que requieren considerable tiempo y energía para desarrollarse . Las parejas que pasan rápidamente por las varias etapas necesarias de la intimidad no tienen suficiente fuerza para aguantar las confrontaciones inevitables sobre las necesidades y deseos contrarios. La corriente de la gratificación instantánea del mundo actual impulsa a muchos a actuar con rapidez y saltarse el tiempo necesario para crecer y formar una relación estable y duradera.

Las normas de Dios para la sexualidad humana se tratan en la Biblia con una importancia Capital entre las reglas de interacción humana. Las leyes del matrimonio fueron diseñadas expresamente para el bien del ser humano. El hombre, en su naturaleza caída, independiente, arrogante, insensata, perversa, ciega, y malvada, infringe esas normas divinas y luego sufre las consecuencias.

Las relaciones sexuales fuera del matrimonio, incluyendo el sexo antes del matrimonio, están explícitamente prohibidas en la Palabra de Dios. ¿No sabéis que los injustos no herederán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con

varones

adulterio, fornicación, inmundicia,

aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos (Ef. 5:3). Pues la voluntad de Dios es vuestra

santificación; que os apartéis de fornicación

el Señor es vengador de todo esto

Dios diseñó el sexo para que sea una relación exclusivamente monógama para el bienestar humano. Quiere decir que los deleites físicos y emocionales más exquísitos pueden experimentarse solamente en la entrega total del matrimonio. En las sociedades donde las parejas se casan poco después de la pubertad, ejercer el control propio en asuntos sexuales es más facil que en nuestra cultura. En nuestra tradición, la adolescencia dura de seis a diez años, este es un tiempo en que naturalmente la juventud es abrumada por el deseo sexual físico, pero no se casa. A esto se suma el ambiente moral de nuestro tiempo en que el sexo prematrimonial se considera normal, y la idea de abstinencia hasta el matrimonio parece ridícula o imposible

por tanto esperar el matrimonio llega a ser una batalla.

.que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque

heredarán el reino de Dios (1 Cor. 6:9, 10). Y manifiestas son la obras de la carne, que son:

(Gal. 5:19). Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni

(1 Tes. 4:3,6).

Es preciso que ayudemos a nuestra juventud a entender las razones por las que deben esperar el matrimonio para el sexo. Dios estableció la normas para nosotros por Su amor hacia nosotros. Dios está pensando en nuestro bienestar cuando dice no hagáis. Continuamente demuestra Su amor para con nosotros al proveer para nosotros y protegernos. Establece límites para nuestras actividades, incluyendo el sexo, para guardarnos de hacernos daño. Acciones erróneas tienen consecuencias. Dios, por Su compasión y amor por nosotros, quiere protegernos de las consecuencias dolorosas y negativas del sexo prematrimonial.

Hay razones físicas, emocionales, relacionales, y espirituales por las cuales se deben esperar el matrimonio para disfrutar del sexo.

24

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

LA PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO

Físicamente hay una epidemia de enfermedades de transmisión sexual hoy en día, especialmente entre personas sexualmente promiscuas. Hay docenas de estas enfermedades hoy y un solo acto sexual puede contagiar a una persona de hasta cinco enfermedades distintas. Una enfermedad de transmisión sexual puede pasarse por formas variadas de coito, oral, anal,o vaginal, y aún por masturbación mutua. Puede infectarse uno por medio de otro en que la enfermedad queda latente (y por tanto no tiene indicios de enfermedad). Una contestación honesta a una pregunta íntima tampoco es garantía de que no hay peligro. Sin duda la más seria de estas enfermedades es VIH o Sida y es fatal. Hasta ahora no hay remedio. La única protección es la abstinencia.

Otra razón física por decir no al sexo prematrimonial es la posibilidad real de un embarazo no deseado. No hay ningun método de protección que sea cien por ciento seguro. Todos los métodos de control de la natalidad tienen un porcentaje de fallas. Dios hizo el sexo, entre otras razones, para la procreación. Los que fornican, ¿están listos a crear bebés? La mujer soltera embarazada tiene cuatro opciones: dar a su bebé en adopción, casarse con el padre del niño, criar al niño sola, o tener un aborto. La mayoría de los hombres quienes son responsables por el embarazo de mujeres solteras las abandonan eventualmente, y ellas tienen que tomar la decisión a solas. El aborto a veces parece la forma más fácil de resolver el problema del embarazo no deseado pero el daño emocional y físico a la madre es verdadero y enorme. El asesinato es otro pecado que lleva sus consecuencias y no contribuyen a una vida feliz y satisfecha. La solución al problema de los embarazos no deseados no es el aborto ni la disponibilidad de contraceptivos sino creer la infalible Palabra de Dios y aceptar que Sus mandatos sabios son para nuestra bien.

Hay muchas consecuencias emocionales devastadoras al sexo prematrimonial. La culpabilidad es una que puede obsesionar a un persona durante años. Dios nos hizo de tal manera que reconocemos cuando hemos pecado. El acto sexual es mucho más mejor disfrutado cuando sabemos que estamos actuando correctamente dentro de la intimidad del matrimonio. Los que son promiscuos sufren también de un síndrome de comparación y ejecución. El plan de Dios nos protege de ser evaluados solamente por nuestra actuación en la cama al reservar el sexo para el compromiso del matrimonio. Sin los lazos del matrimonio el sexo es intrínsecamente un acto egoísta para provecho personal y conlleva inseguridad porque los participantes tienen que agradar al otro continuamente o poner en peligro la relación. Cuando creemos que el sexo es el amor, confundimos los conceptos sencillos de dar y recibir y esto afecta todas las relaciones del matrimonio. El matrimonio es una institución en la cual un hombre y una mujer comparten en todo aspecto de la vida. Esperar el matrimonio para el sexo da oportunidad para que el amor genuino se desarrolle legítimamente en el sentido físico. Hay también el asunto de la virginidad. Solamente hay una oportunidad para “la primera vez”. La experiencia emocional de esa “primera vez” quedará con la persona durante toda la vida. El plan de Dios es que esa “primera vez” sea con su compañero de toda la vida.

Hay mucho más que el sexo en construir la intimidad y la satisfacción en la relación matrimonial. Todos queremos amar y ser amados. El sexo es meramente la expresión física del amor íntimo. No es la fuente de ese amor. Esperar el sexo requiere que la pareja desarrolle una relación madura que resulta en un matrimonio de por vida. El deseo de acortar el proceso por ceder al sexo antes del matrimonio puede crear barreras que hace imposible normalizar la relación. El sexo ilícito ha dañado muchas más relaciones de las que ha enriquecido. Muchas veces destruye la confianza y la fe en la relación y resulta en su terminación. Es común ver a los jóvenes dejar a las chicas que han dañado. No quieren una persona dañada como esposa una vez que la han usado.

La abstinencia hasta el matrimonio es el único sexo “seguro”. La única manera correcta es hacer las cosas según el plan de Dios en vez de según nuestras ideas. El propósito de la vida es glorificarle a Él y el pecado no puede glorificarle nunca, ni puede contribuir a una vida feliz y exitosa.

25

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EL SIGUIENTE ESTUDIO ESTÁ BASADO EN PROVERBIOS 7

LA PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO

A. LA AMIGA SABIDURÍA GUARDA AL JOVEN DE LA MUJER SENSUAL (7:1-5)

1. ¿Qué quiere decir la expresión “la niña de tus ojos”? (7:2)

2. Entonces, ¿cómo guardas la enseñanza bíblica como la niña de tus ojos?

3. Si la palabra de Dios está pegada a tus dedos y al corazón ¿Qué efecto tienen en tu conducta? (7:3)

4. Hay que considerar la sabiduría como tu (7:4a)

5. Y la inteligencia como tu mejor (7:4b)

6. ¿Tienes alguna hermana? Ella sabe cómo piensa una mujer ¿Qué tipo de consejos te daría en cuanto a otras mujeres?

B. DESCRIPCIÓN DE LO QUE ATRAE AL JOVEN AL PECADO SEXUAL (7:6-21)

1. ¿Cómo se le describe al joven que está por cometer el pecado sexual?

a. (7:7a)

b. (7:7c)

2. ¿En qué ambiente andaba?

a. (7:8)

b. (7:9)

3. ¿Cómo es la mujer sensual?

a. (7:10) Su ropa:

b. (7:10) Su capacidad para manipular la situación:

c. (7:11a) Su carácter:

d. (7:11b-12) Su lugar favorito:

e. (7:13) ¿Es pasiva o agresiva?

4. ¿Cómo habla la mujer seductiva?

a. Cubre lo inmoral al referirse a su acto religioso de ofrecer (prometer)(7:14)

b. Habla como si estuviera pensando específicamente en él hasta que por fin lo (7:15)

c.

Así (7:21)

con sus palabras

5. ¿Cómo describe el ambiente de sus tentaciones? (7:16-17)

a. Lecho (cama) con

b. Linos de (recamadas con)

c. Cama rociada (perfumada) con Ella pinta un cuadro muy bonito, muy atractivo y muy sensual.

6. Confunde el sexo con el embriagarse de (7:18)

7. Suprime cualquier inquietud del joven al asegurarle que:

a. Su marido (7:19)

b. No regresaría pronto porque llevaba consigo suficiente (7:20)

8. Sus palabras son (7:21) Sus palabras esconden la realidad de lo atractivo

y sus labios

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

26

LA PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO

C. CON FUEGO NO SE JUEGA (7:22-27)

1. El varón que tiene sexo fuera del matrimonio es como (7:22)

2. Solamente después de caer en la trampa se da cuenta de las consecuencias (7:23)

Por lo tanto, el sexo fuera del matrimonio siempre se pinta como algo atractivo. El mundo o la sociedad mienten diciendo que no hay consecuencias. Sólo hasta que el hombre cae se percata de que no es librarse sino esclavizarse. Hasta ese momento, lo atractivo muestra su cara real cuando ya es demasiado tarde y ya no hay salida.

3. ¿Cuál es el fin de los que siguen el camino de la mentira con respecto a la libertad sexual? La mujer inmoral indirectamente:

a. Los (7:26a)

b. Los (7:26b)

c. Los encamina al (7:27a)

d. Los lleva (conduce) a las (7:27b)

[Seol es casi un sinónimo del sepulcro]

Por supuesto, existe el castigo eterno por los pecados sexuales, pero aquí en Proverbios habla de la muerte física. Por lo general, tales personas mueren por la venganza del esposo(a) furioso(a) por haber sido engañado(a), acarrearán la pobreza (al malgastar sus bienes), se exponen al dolor y la enfermedad y generalmente sólo provocan su propia la angustia emocional y espiritual. La vida de la persona inmoral es vacía y le lleva a una muerte miserable y a una eternidad de castigo.

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

27

PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO

9. PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO

A. PROBLEMAS COMUNES EN EL MATRIMONIO El propósito de esta lección es encontrar áreas donde muchas veces surgen conflictos en el matrimonio e identificar una estrategia en cómo superar el conflicto.

1. LOS CONFLICTOS

a. Tome unos momentos y piense en áreas donde pueden surgir problemas en el matrimonio:

b. Ahora, al lado de cada área mencionada, ponga un consejo o sugerencia de cómo estas áreas de conflicto pueden ser evitadas o resueltas.

c. Vea la lista abajo, y hagamos lo mismo que hicimos con los anteriores:

Dinero

Niños

Alcohol

Celos

Suegros (as)

Enojo/críticas

Tiempo libre

Egoísmo

Religión

2. RESOLVIENDO CONFLICTOS Lea los siguientes versículos e identifique un principio bíblico que le ayudará a resolver conflictos:

Proverbios 15:1; 16:24

Romanos 12:20

Mateo 7:1-5

Salmo 127:1

Filipenses 2:2-4

Efesios 4:29

Efesios 4:32

1 Pedro 4:8

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

28

PROBLEMAS EN EL MATRIMONIO

B. LO QUE LA BIBLIA DICE ACERCA DEL DIVORCIO Hoy en día la mayoría de los matrimonios termina en divorcio. Aunque es un tema difícil de tratar, con estas estadísticas al frente, no podemos escapar del tema. Veamos lo que la Biblia dice acerca del divorcio.

1. ¿QUÉ ES EL MATRIMONIO?

a. Para comprender la enseñanza bíblica sobre el divorcio tenemos que saber lo que es el

matrimonio. Lea Génesis 2:24 y escriba una breve descripción del matrimonio.

b. Según esta descripción, ¿por qué es el divorcio un tema tan serio?

2. LA ENSEÑANZA BÍBLICA SOBRE EL DIVORCIO

a. Lea Marcos 10:1-12. ¿Cuál fue la intención de los fariseos en preguntarle a Jesús acerca del

divorcio? (v. 2)

b. Ellos correctamente indicaron que Moisés había permitido el divorcio en ciertas ocasiones. ¿Cuál fue la respuesta de Jesús a esta indicación? (v. 5)

c. ¿Cuál es el plan de Dios en cuanto al matrimonio? (vv. 6-8)

En el versículo 9, Cristo dice que no debemos separar lo que Dios ha juntado.

d. Entonces, ¿Cuál es la enseñanza de Jesús en cuanto al divorcio?

e. ¿Qué dice Jesús que está cometiendo la persona que se divorcia y se vuelve a casar? (vv. 11-12)

f. Lea Malaquías 2:13-16. Ahora lea el versículo 16 otra vez. ¿Cómo se siente Dios acerca del divorcio?

g. ¿Cuál conclusión podemos sacar de estas enseñanzas sobre el divorcio?

3. LAS EXCEPCIONES A LA REGLA Como vimos al principio, aunque el divorcio no es la mejor opción, sí se permite en algunas circunstancias. Veamos cuáles son.

a. Lea Mateo 19:8-9. ¿Cuándo es que Jesús permite el divorcio según estos dos versículos?

b. Lea ahora 1 Corintios 7:10-16. Lea otra vez el versículo 15. ¿Cuál es la situación donde Pablo permite el divorcio?

Estas son las dos veces que Dios permite el divorcio que vemos en la Biblia.

4. ALGUNAS PREGUNTAS QUE DEBEMOS HACER

a. ¿Cuál es el resultado espiritual y emocional para la persona que sufre un divorcio?

b. ¿Qué debemos hacer nosotros como cristianos cuando vemos personas que han sufrido un divorcio?

c. ¿Cómo responde Dios a las personas que han pasado a través del divorcio? (Lea Mateo 11:28)

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

29

10.

LA PRESENCIA DE CRISTO EN LA FAMILIA

LA PRESENCIA DE CRISTO EN LA FAMILIA

Solamente cuando Cristo sea honrado y reciba la preeminencia en todo en el hogar se manifiestará su presencia y se gozará de su bendición en todo aspecto del hogar. La consciencia constante de la presencia del Señor, el estudio persistente de Su Palabra, y la obediencia a ella forman la base de un hogar que es verdaderamente cristiano.

Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes (Dt. 6:6,7). Este mandato obviamente se refiere a las actividades del hogar. Es muy provechoso tener un tiempo planificado como parte de la rutina diaria de la familia cuando se lee la Palabra de Dios, cuando se enseña sus verdades, y se las aplican a los asuntos diarios. En ese tiempo pueden orar juntos, pueden fortalecer a los débiles, arreglar problemas, ganar a los incrédulos, y pueden honrar y adorar a Dios. Este tiempo de devociones familiares junta a la familia como una unidad en la presencia de Dios y en Su verdad.

La carrera loca para alcanzar las cosas, los placeres, la vida social, y el mejoramiento personal hace difícil encontrar tiempo para que la familia esté junta, aún para comer. La vida agitada de nuestra sociedad y la tendencia de intentar a vivir dos o tres vidas en una sóla vida afectan negativamente la realización del altar familiar y la adoración a Dios como una familia. La edificación del carácter, el crecimiento espiritual, y la victoria en el hogar tienden a ceder ante las demás obligaciones del día. Los resultados destructivos se ven en los periódicos cada día. La taza de divorcios entre creyentes es igual a la de los incrédulos. La delincuencia juvenil, el uso de drogas, el sexo promiscuo, el aborto, suicidio, y problemas siquiátricos se encuentran en las familias cristianas tanto como en las no cristianas.

¿A qué precio vamos a descuidar este tiempo familiar y así ver a nuestros hijos (y sus padres) sen vencidos por la carne, el mundo, y el diablo? Dondequiera que encuentre una familia que practica fielmente el altar familiar, encontrará una familia bendecida por el Señor y gozando de una integridad que no hay en las demás. Por supuesto, los padres tienen que practicar los principios bíblicos en sus vidas personales y en sus hogares también. Las devociones familiares no disminuyen la importancia de un tiempo devocional personal de cada miembro de la familia.

A. LA ENSEÑANZA BÍBLICA DEUTERONOMIO 6:1-9

1. Vea Deuteronomio 6:1-10.

a. En el versículo 1, ¿cuál es la razón por qué Dios nos ha dado sus mandamientos?

b. ¿Cuál es la cadena a través del cual estos preceptos serán pasados de generación a generación? (v. 2)

c. ¿Qué promesa da Dios si guardamos sus mandamientos y las pasamos a la siguiente generación? (v. 3)

d. ¿En qué lugar debemos instruir a nuestros hijos en los caminos de Dios? (vv. 7-9)

e. Según lo que hemos visto en este pasaje, termine la siguiente declaración:

“Yo como padre o madre tengo la responsabilidad de:

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

30

LA PRESENCIA DE CRISTO EN LA FAMILIA

B. EXCUSAS COMUNES

1. “No tengo tiempo”.

a. Lea Marcos 1:21-34. Aquí hay un relato de lo que Jesús hizo en un día.

b. ¿Estaba ocupado?

c. ¿Qué hizo Jesús el día siguiente y cuándo fue que lo hizo?

Ahora lea el versículo 35.

2. “No es muy conveniente”.

a. Lea Proverbios 4:23. Según este versículo, ¿qué es la cosa más importante que puedes hacer?

b. ¿Qué podría pasar si no lo hacemos?

3. “No lo necesito, me basta ir a la iglesia los domingos”.

a. Lea Colosenses 3:17. ¿Cuál parte de las cosas que hacemos deben ser dirigidas al Señor?

b. ¿Qué tan importante es la formación espiritual?

C. CÓMO TENER UN DEVOCIONAL FAMILIAR

1. Aprenda a hablar con Dios y enseñe a sus hijos a orar.

2. Escuche a Dios a través de su Palabra. ¿Cuáles son algunas ideas originales que podemos usar para escuchar la palabra de Dios?

3. No es tan considerable el tiempo, pero sí es importante que sea un tiempo fijo.

4. Haga el tiempo corto. de 8 a 15 minutos.

5. Sea creativo. Haga cosas diferentes, no siempre lo mismo.

6. Anote algunas ideas originales que se pueden usar en el tiempo devocional.

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

31

EVALUACIÓN PARA PADRES

EVALUACIÓN PARA PADRES

Preguntas y Porciones de las escrituras para autoevaluarnos como padres

Hay muchas maneras de usar esta evaluación:

Úsela como una evaluación semanal (tal vez como parte de sus actividades los domingos)

Lea las preguntas cada noche para reflejar en sus actividades del día.

Evalúese en una escala de 1 al 5 en cada área y haga un total. Se puede hacer esto semanalmente tratando de mejorarse.

Ponga una palomita en los áreas donde pudo contestar "si"

o marcar los áreas donde contestó "no" para que pueda

fácilmente ver sus áreas débiles.

Hable como pareja o con sus hijos acerca de las preguntas, pidiéndoles que le ayuden a ver sus puntos de flaqueza.

Si tiene hijos mayores, ¡sé valiente y pídales que lean las preguntas y le hagan una evaluación!

Pida a su cónyuge que le evalúe en una escala de 1 al 5 en cada una de las preguntas.

Memorice los versículos, especialmente los que se refieren

a sus áreas de flaqueza.

Reduzca las páginas en una copiadora, y fíjelas a su área

de trabajo o en su agenda.

Evalúe el trabajo de ser padre/madre con cada uno de sus hijos individualmente, para ayudarle a ver posibles problemas de favoritismo, injusticia, etc.

Las preguntas se dividen en seis áreas de responsabilidad:

Amor, Protección, Oración, Provisión, Instrucción y Ejemplo NOTA: Las preguntas todas refieren a su "hijo/hija". Esto obviamente se refiere a los hijos en su propia familia.

"Queridos hijos, no amemos de palabra ni de labios para afuera, sino con hechos y de verdad". (1Jn.3:18)

¿Traté a mi hijo de la misma manera en la que me gustaría ser tratado?

"Amarás a tu prójimo como a ti mismo". (Romanos 13:9b)

¿Demostré compasión cariñosa, consuelo, y apoyo, recordando el corazón joven e imprudente de mi hijo? ¿O le corregí excesivamente, esperando más de él que era capaz de dar?

"Así como también sabéis de qué modo, como el padre a sus hijos, exhortábamos y consolábamos a cada uno de vosotros". (1 Tesalonicenses 2:11)

"Tan compasivo es el Señor con los que le temen como lo es un padre con sus hijos. Él conoce nuestra condición; sabe que somos de barro". (Salmo 103:13-14, NVI)

¿Perdoné gustosamente a mi hijo cuando se arrepintió de algún mal, o estoy guardando ira, rencor u orgullo en mi corazón?

AMOR

"Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros". (1 Juan 4:11)

¿He hablado palabras de amor y bendición con mi hijo? (Ejemplos: "Me da gusto ser tu madre / padre". "Te quiero". "Eres un buen ayudante." "Un día vas a ser una buenísima esposa para alguien")

"No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo". (Proverbios 3:27)

¿Mostré amor por mis acciones? (Ejemplos: tomar tiempo con su hijo a solas, jugando, hablando con él, mostrando paciencia, dando abrazos y sonrisas.)

"Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros". (Colosenses 3:12-13)

¿He sido un siervo agradable y cariñoso a mi familia, o busqué solo mi propia gloria, comodidad y placer?

"En esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros. Así también nosotros debemos entregar la vida por nuestros hermanos". (1 Juan 3:16, NVI)

32

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EVALUACIÓN PARA PADRES

PROVISION

¿Trabajé fielmente para proveer física, mental y espiritualmente por las necesidades de mis hijos?

“Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo” . (1 Timoteo 5:8).

¿Estoy planeando y proveyendo para la herencia de mi hijo (por establecer un negocio, para construir una casa, etc.)?

Pues “

no deben atesorar los hijos para los

padres, sino los padres para los hijos” (2 Corintios 12:14)

¿Estoy creciendo y madurando de una manera que proveerá una herencia espiritual para mi hijo?

“Camina en su integridad el justo; sus hijos son dichosos después de él” (Proverbios 20:7)

“Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos”. (Salmo 103:17-18)

"Asimismo da a mi hijo [Salomón] corazón perfecto, para que guarde tus mandamientos, tus testimonios y tus estatutos, y para que haga todas las cosas…" (1 Crónicas 29:19)

¿He guiado a mi hijo en oración a nuestro Señor, enseñándole que se acerque al Señor por la suplicación de sus necesidades, y para darle gracias por Sus muchas bendiciones?

"Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro". (Hebreos 4:16)

dando "

siempre gracias por todo al Dios y

Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo". (Efe.5:20)

INSTRUCCIÓN

"Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes". (Deuteronomio 6:7)

¿Leí y expliqué la Biblia a mi hijo?

ORACIÓN

"Orad sin cesar". (1 Tesalonicenses 5:18)

¿Pedí al Señor sabiduría en mi papel como padre, o traté de dirigir a mi hijo en mi propias fuerzas?

"Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podría gobernar este tu pueblo tan grande?" (1 Reyes 3:9)

el "

(Isaías 38:19b)

padre hará notoria tu verdad a los hijos".

¿Son Dios y Su Palabra mi patrón en la enseñanza y entrenamiento de mi hijo?

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra". (2 Timoteo 3:16-17)

"Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada". (Santiago 1:5)

¿Oré por mi hijo por entendimiento de la Palabra, por sus relaciones, por su comportamiento, sus problemas, por su futuro cónyuge, etc.?

"Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto". (1 Samuel 12:23)

¿Dirigí mi hijo a la Palabra de Dios cuando le di consejería acerca de sus acciones y decisiones?

"Por el camino de la sabiduría te he encaminado, y por veredas derechas te he hecho andar". (Proverbios 4:11)

¿Fui fiel en enseñar a mi hijo con palabras de sabiduría, mostrándole de la Palabra de Dios lo que Dios dice acerca de sus actitudes y acciones pecaminosas?

33

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

EVALUACIÓN PARA PADRES

"Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor". (Efesios 6:4)

¿Noté el comportamiento piadoso en mi hijo y le animé, o llamé su atención sólo cuando hizo lo malo? ¿Le recompensé con mis palabras, acciones y bendiciones especiales?

Mas "

firme". (Proverbios 11:18b)

el que siembra justicia tendrá galardón

¿Fui creativo en ayudar a motivar a mi hijo a amar y obedecer a Dios y a Su Palabra?

"Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras". (Hebreos 10:24)

Bajo la dirección del Espíritu Santo, ¿llevé mi hijo a una conciencia de sus actitudes y acciones pecaminosas?

"No os engañéis; Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará". (Gálatas 6:7)

¿Fui consistente y rápido en usar la vara cuando el comportamiento de mi hijo lo merecía?

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige” (Proverbios 3:24)

PROTECCION

“El temor del Señor es un baluarte seguro que sirve de refugio a los hijos” (Proverbios 14:26)

Porque

quienes han de dar cuenta…” (Hebreos 13:17)

ellos velan por vuestras almas, como

¿Protegí mi hijo física, mental y espiritualmente, o lo expuse descuidadamente al mal, a la tentación o a peligro?

"Porque el Señor disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido". (Proverbios 3:12, NVI)

Hijo "

mío, da gloria a Jehová el Dios de Israel,

y dale alabanza, y declárame ahora lo que has

hecho; no me lo encubras". (Josué 7:19)

Con mis palabras y acciones, ¿Encaminé mi hijo a obedecer la ley de Dios y Sus autoridades delegadas? ¿O por mi negligencia o flojera, le dejé desarrollar hábitos de desobediencia?

"La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzará a su madre". (Proverbios 29:15)

¿Diseñé y administré con oración la disciplina que ayudará a mi hijo entender las consecuencias naturales del pecado en su vida?

Y "

(Deuteronomio 32:23b)

sabed que vuestro pecado os alcanzará".

“Pero si alguien hace pecar a uno de estos pequeños que creen en mi, más le valdría que lo colgaran al cuello una gran piedra de molino y lo hundieran en lo profundo del mar” (Mateo 18:6 NVI)

EJEMPLO

“Entenderé el camino de la perfección cuando vengas a mi” (Salmo 101:2)

¿Puede mi hijo ver mi vida como un ejemplo digno de imitar?

“Cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebano”. (1 Pedro 5:2-3 NVI)

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. (Mateo 6:33)

CON CRISTO EN MI FAMILIA

.

34