ENSAYO SOBRE EL LIBRO TEORÍA DE LA ARQUITECTURA, DE JOSÉ VILLAGRÁN GÁRCIA.

Villagrán habla del valor como algo independiente del hombre y viceversa, tomando como base la teoría de Scheler, que contra el empirismo, el hedonismo y el relativismo moral, y en general, contra toda la concepción de inspiración materialista. Scheler afirma la realidad de los valores, de las esencias que son y valen por si mismas, trascendentes al hombre y de vigencia absoluta y eterna. Desde Frondizi cuando habla de Scheler, lo posiciona en un objetivismo íntimamente unido a su absolutismo. Scheler dice que los valores se tratan de “cualidades que existen independientemente de los respectivos depositarios” (1). Frondizi identifica en las ideas de Scheler, que “la independencia de los valores implica su inmutabilidad; los valores no cambian. Por otra parte, son absolutos no están condicionados por ningún hecho, cualquiera sea su naturaleza, histórica, social, biológica o puramente individual. Sólo nuestro conocimiento de los valores es relativo; no los valores mismos.”(2) . Frondizi dice que éste corrige a Kant por medio de una ética material de los valores y un apriorismo emotivo. Donde los valores son cualidades independientes de los bienes y se consideran un hecho fenomenológico, “es que en el percibir sentimental de un valor está dado este mismo valor con distinción de su sentir y, por consiguiente, la desaparición del percibir sentimental no suprime el ser del valor.” (3) En Frondizi vemos los cinco criterios que utiliza Scheler para su jerarquización, los cuales son: durabilidad, divisibilidad, fundación, la profundidad de la satisfacción y la relatividad. A través de estos criterios, Scheler formula una tabla de valores, que es la siguiente: “En primer término figuran, en el nivel más bajo, los niveles de lo agradable y desagradable, a los que corresponden los estados afectivos del placer y el dolor sensibles. En segundo término están los valores vitales, que representan una modalidad axiológica independiente e irreductible a lo agradable y lo desagradable… en tanto estados, todos los modos del sentimiento vital, como la salud, la enfermedad… los valores espirituales constituyen la tercera modalidad axiológica…dentro de los cuales pueden distinguirse, los siguientes: a) los valores de lo bello y lo feo y los demás valores puramente estéticos; b) los valores de lo justo y de lo injusto, que no hay que confundir con lo recto y lo no recto que se refieren a un orden establecido por la ley, y que son independientes de la idea de Estado y de cualquier legislación positiva; c) los valores del conocimiento puro de la verdad, tal como pretende realizarlos la filosofía, en contraposición con la ciencia positiva que aspira el conocimiento con el fin de dominar la naturaleza… por encima de los valores espirituales está la última modalidad de los valores, la de lo santo y profano. Los valores religiosos son irreductibles a los espirituales y tienen la peculiaridad de revelársenos en objetos que se dan como absolutos.”(4) Como puede verse toda la jerarquía se funda en Dios, lo cual nos expresa su posición idealista.

donde estos valen “no como fin. Villagrán lo traslada a lo arquitectónico en dos aspectos diferenciables. según él. Esta clasificación Villagrán la desglosa con el fin de analizar el valor arquitectónico. Sociales. sino que van incluidos en los objetivos de la tendencia como su fundamento. (5. 2. débil. útil. "lo bueno" y "lo malo" no poseen una materia específica.. Para este pensador los valores son independientes de los bienes y de los fines. también exige la posesión del objeto útil para poder gozar de su utilidad. integrándolo con las siguientes formas de valores: “1. Después los estéticos como: justo y bueno. A continuación los lógicos como: verdad y falso. . Lo útil dice. y por último exige una adecuación formal de la cosa útil a la obtención del bien que se persigue através o por su medio”.6) Tomando estas ideas de Scheler en cuanto al valor. ventilación. por así decir para alcanzar otro objeto. La independencia de los valores frente a sus respectivos depositarios es uno de los supuestos de la axiología sheleriana. le siguen en sentido ascendente los vitales como: fuerte.”(7). (10) Con esto se toma en parte la idea de Scheler que dice que los valores no dependen de los fines ni pueden abstraerse de ellos. A todo valor acompaña un contravalor (polaridad de los valores) y su objetividad no depende de las preferencias del individuo. Estéticos 4.” (8) Iniciando con lo el valor de lo útil. Villagrán toma la teoría de Gaston Sortais donde se incluye lo útil entre lo que denominan bienes instrumentales. uno es lo “útil-conveniente o útil-económico” como aprovechamiento del espacio delimitado o habitable. sino que consisten en la realización de todos los demás según su jerarquía axiológica. como los demás valores. adecuado.(11) De acuerdo a esto lo que se valora en cuanto a la útil en una edificación es. ajeno a la cosa valente como útil. sino como medio”(9) para obtener algo. que se encuentre la mejor solución. iluminación. “la primera esfera la constituyen los valores útiles como: conveniente. también hace uso de su clasificación donde la modifica a su objetivo. o bien. donde se ve la circulación. se manifiesta en algunas de sus categorías básicas: “requiere servir de puente. Lógicos.En esta tabla no incluye los valores morales porque. y por últimos los religiosos como: santo y profano. el otro es lo “útil mecánico constructivo” como una adecuación de los espacios delimitantes o edificatorios a funciones mecánicas de resistencia. etc. donde se apegue lo mas posible la forma a la función y con la perfecta y estricta adecuación a la función mecánica con mira a la máxima economía. Útiles. Siguiendo está idea de lo útil. 3. Según Max Scheler la tabla de valores que él propone es inmutable y absoluta por lo que no puede ser alterada por la experiencia.

tiene una similitud en todas sus partes. los valores lógicos son los siguientes. Villagrán formula su propia clasificación de la verdad. que a su vez consistirá en una nueva concordancia entre el PENSAMIENTO y su OBJETO. Según la naturaleza de esta relación. que consiste en la concordancia o conformidad del ENTE con la ESENCIA DE SU NATURALEZA. se pueden distinguir tres clases de verdad: lógica. La segunda forma de verdad es la ONTOLÓGICA o simplemente LÓGICA. donde aparecen: “una verdad que podríamos llamar ÓNTICA. Al tratar de explicar la verdad. o sea una categoría en sentido clásico.”(13) Según Villagrán en la creación arquitectónica. y la tercera la verdad ÉTICA. “la verdad supone así tres elementos: objeto. lo cual no quiere decir que sean iguales pero que guardan cierta armonía. 4. es la conformidad del pensamiento con su objeto… Verdad metafísica. que sirva como ventana. Muller. objetiva u ontológica es la conformidad de las cosas con el pensamiento que las ha producido… Verdad moral o veracidad es la conformidad de la palabra con el pensamiento. particularmente fachadas y estructuras internas: concordancia entre lo interior y exterior. “no cabe otra verdad que la óntica. Para llevar más a fondo el tema de la verdad en el plano de lo arquitectónico se nos lleva a cinco formas de verdad expuestas en el siglo pasado que son: 1. o sea: ACTO EXPRESIVO. que supone también una concordancia entre PENSAMIENTO y EXPRESIÓN. concordancia entre forma y función mecánico-utilitaria: forma consecuente con su función mecánica. es lo que es. si se pone una ventana. Sortais encuentra diferentes formas de verdad.Siguiendo con el orden de los valores que adopto Villagrán. donde los materiales con superficies a la vista correspondan a su propia naturaleza. que dice que la verdad es una conformidad del pensamiento y sus cosas. la que afirma ese algo y relación de conformidad entre la afirmación y el objeto. concordancia entre materiales de construcción y apariencia ópticoháptica: relativo al tacto. lo que se ve del edificio te hace imaginarte lo que estas por ver. 3.” (12) Basándose en esta clasificación. del que se afirma algo. no hacer creer a la gente una cosa y que al final se de cuenta de otra. La verdad lógica o subjetiva. el cual habla de la verdad como una concordancia entre el contenido del pensamiento y el objeto sobre el que se enfoca. inteligencia. concordancia entre forma y destino utilitario-económico: poner cosas que cumplan su función. que pueden ser verdaderos o falsos. que según Villagrán dan mayor claridad al tema de la verdad en la lógica arquitectónica. pues un edificio que se encuentra en esta verdad. metafísica y moral. al considerar la obra acorde con la esencia que el creador ha podido imaginar”. de A. . los cuales se refieren a pensamientos. 2. concordancia entre formas exteriores.(14) de acuerdo a esta posición tan absolutista se entiende que lo arquitectónico desde su concepción hasta que se lleva a la realidad debe tener una concordancia. por ejemplo cuando alguien ve un edificio por primera vez. y las ideas nuevamente de Sortais. Villagrán toma las ideas de dos autores.

el agua. perfecta. “la verdad del arte consiste en la conformidad DE LA OBRA CON SUS MEDIOS Y SU FIN”. lo útil es su primera finalidad”(17). pero no condicionados. Desde donde Villagrán desprenderá las formas del valor estético en la arquitectura. Conformar los espacios construidos. (16) La cual Maritain llama como Lógica obrera. no implica que se llegue a la belleza. siendo el medio el instrumento material para construir la obra de arte. Explora la cultura estética y su proyección en la vida contemporánea. si están relacionados. En este caso suponiéndose que se llegue a esta verdad. se tiene que es la adecuación de la forma a las múltiples funciones (que se denominan programa). como los materiales de construcción. llamado Jacques Maritain. Sabiendo esto pasemos a dos ideas utilizadas por Villagrán. medio y forma resultante. el cual afirma que. tenemos que la estética pura es la que trata de explicar la esencia de los valores estéticos.5. lo mismo ante objetos naturales como creados por el hombre. Esta idea de conformidad de forma con fin. la belleza se encontrará en la perfecta armonía de las partes y del conjunto. desde los espacios habitables hasta las calidades plástica formales. se encuentran factores comunes. El primero nos habla de condicionar lo bello a lo bueno y útil. Comenzando con la composición. que trata de combinar los medios propios de un arte en el sentido de expresar estéticamente. y las situaciones son la temática o pretexto de la creación. a su programa. espiritualistas. provenientes de Leonce Reynaud y Julien Guadet.. Mientras Guadet nos dice que lo bello se condiciona a la verdad. concordancia entre forma y tiempo histórico: concordancia entre estilo de la obra y su propia época. la luz. Al contemplar estas dos teorías y las de otros con filosofías objetivistas. quiere decir que no porque algo sea útil. Con estas ideas se le da el nombre de lógica a la conformidad del hacer con su fin y su medio para obtener una forma construida buena. necesariamente es bello. las plantas. Traduciendo esto para definir la Lógica arquitectónica. subjetivitas. relativistas. “la arquitectura… nace de las necesidades materiales. etc. como el que todo arte posee medios y situaciones. incluyendo los submedios. Estudia los fenómenos del gusto estético. (15) Al analizar estas cinco formas todas te llevan a la conformidad entre finalidad. en todas estas. nos expone su pensamiento idealista. lo cual me hace pensar nuevamente en el valor de lo útil. Resultando de éstas. pues se basa en un pensador existencialista y tomista. Si la composición no alcanza . Pasando al ámbito de lo estético. Pero al ser lo estético y lo bello pertenecientes a dos esferas del valor diferentes. de la creación artística y de la estructura del arte y de las diversas artes. pues en lo útil está la perfección de la cosa hecha mediante la relación del fin con su medio.

ritmo y repetición. El partido arquitectónico.”(19) Donde no solo las dimensiones físicas del hombre determinan las proporciones racionales. es el modo peculiar que subraya las creaciones de un determinado artista o grupo de artistas. La proporción es la relación métrica entre las partes y el todo de la obra. uno personal y otro colectivo. es derivado del eje de simetría geométrica. pero no se debe caer en la monotonía pues sino se tendrá una obra fría y fea. Cuando una obra tiene carácter se habla que tiene conformidad con su destino. El carácter en una obra arquitectónica se refiere. La repetición y el ritmo. siendo éste la disposición relativa de las partes en el conjunto. El eje arquitectónico. contraste. siendo lo moderno aquello que posea un estilo perteneciente a su tiempo histórico y a su lugar geográfico. que viene desde el Renacimiento.armonía en su combinación. Villagrán plantea una idea de antropocentrismo. “cualidad de orden psicológico en el contemplador de la obra… que tenga conocimiento del programa que ha regido la creación de la obra” (18). donde el individual puede tener influencia para desarrollar un colectivo. El estilo en una edificación. . que lo lleva a otro punto importante. Donde la unidad se ve en la claridad. colores y texturas. donde los elementos se repiten rítmicamente. Del estilo se desglosa lo moderno y lo arcaico. resultado de un estudio exhaustivo del programa. ya sea en sentido vertical u horizontal. basándose en la naturaleza que nos enseña como lograr la perfecta unidad. donde se toma al hombre como el centro y origen de las proporciones arquitectónicas. y en un sentido plástico. Villagrán refuerza esta idea sustentándola con la idea de Paul Valery. axialidad. de acuerdo a su tiempo y lugar geográfico. con lo edificado y sus conveniencias constructivas. abarcando desde la situación geográfica-local hasta las condiciones económico-sociales. con dimensiones. simetría. no hay expresión estética y por lo mismo no habrá composición. sino yuxtaposición de medios. parte de lo orgánico. El partido debe ser entendido en su representación dibujada. sino de igual modo lo biológico. La unidad. Teniendo así dos tipos de estilos. y lo arcaico será aquello que contradiga su tiempo y espacio. Pasando a referirse a los espacios habitables. y el colectivo que se manifiesta individualmente. La proporción racional o lógica. pero difiere en que en que rige de acuerdo al punto de vista posible y pensado por el arquitecto. La relación de las partes con el todo y del todo con las partes. es aquella donde hay una “correspondencia entre las dimensiones métricas de la obra y las exigencias utilitarias. lo bello. el carácter.

que representa una expresión más. A través del artista la colectividad se expresa. La proporción estética corresponde al concepto de la proporción geométrica. Villagrán concluye. La formativa. teniendo como consecuencia el valor de expresión. al ser parte de su expresión total.La proporción psicológica. conocido como escala que se da según las condiciones en que el observador se coloque y el ambiente. mostrando su idealismo al decir. “toda auténtica arquitectura. de forma inadvertida e involuntaria. sino por su intuición estética y que los trazos sirven sólo como verificación científica. nada más. La expresión de lo social en una obra no solo implica lo referente al programa particular de ésta. Donde la resultante forma arquitectónica tiene valores instrumentales para la cultura y la sociedad: expresiva y formativa(o educativa). los cuales provocan al artista primeramente una impresión ante una situación. avances técnicos y expresiones profundas de lo estético.” (22) Habla también de que la creación artística se da por una serie de motivos personales y extrapersonales. tiene un valor social que se deriva de esta pertenencia”(21). que lo lleva a tener la necesidad de expresarlo. al pertenecer a una cultura. donde se transmiten las diversas modalidades del vivir individual y colectivo. obteniendo las dimensiones adecuadas. . “La razón geométrica resultante de comparar las diversas partes constitutivas de la composición. sino también las ideas de la sociedad. “el arquitecto llega a la composición armónica. no por los trazos. es el efecto de la dimensión física en el espectador. se idearon tres sistemas de trazos basados en la proporción áurea. es constante”. para por fin darle una forma perdurable. El arquitecto puede lograr obtener diversos efectos psicológicos. (20) Al tratar de hallar las proporciones en obras consideradas armónicas. donde una acción es orientada hacia un ideal. En cuanto al aspecto social. científicas. Villagrán dice que. pero siendo estos demasiado complejos.

p 59-60. (12) Ib. p. pp. p. p. pp.92 (20) Ib. 116 (2) Ib. Revista de Occidente 1942. p 39-40. 146 . p. p. p. p.F.44 (16) Ib. 125 (22) Ib. (7) Villagrán G. 120 (3) Ib. Editorial Loseda. Fondo de la Cultura Económica. p. p. 236 * Scheler M. 32 (8) Idem (9) Ib. p. 34 (11) Idem. El puesto del hombre en el cosmos. p. El puesto del hombre en el cosmos. ¿Qué son los valores?. p 59-60. 1986.F. p.. Teoría de la arquitectura. p.. p. Ética. p.33 (10) Ib. (6) Scheler M. ¿Qué son los valores?. 42 (13) Idem. Teoría de la arquitectura. Cuadernos de arquitectura y conservación del patrimonio artístico. 54 (18) Ib.CITAS (1) Frondizzi R. (14) Ib. 105 BIBLIOGRAFÍA * Frondizzi Risieri. * Scheler M. p 39-40. 77 (19) Ib.43 (15) Ib. México D. México D. p. 2008. 122 (4) Ib. Buenos Aires. p. * Villagrán García. 101 (21) Ib. Revista de Occidente 1942. 46 (17) Ib. Ética. 1971. 137-139 (5) Scheler M.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful