Está en la página 1de 6
Instituto Babcock Universidad de Wisconsin
Instituto Babcock
Universidad de Wisconsin

Novedades Lácteas

Reproducción y Seleccion Genética No. 608

Nuevas Herramienta para el Manejo Reproductivo de las Vaquillas Lecheras

Autors: Paul M. Fricke, 1 H. Lopez, 2 y H. Rivera 2 Traductores: Humberto Rivera y Silvia Onetti

Inseminación Artificial 1 2

Por mucho tiempo se han recomendado programas de inseminación artificial (IA) a productores que crían vaquillas de reemplazo debido a las ventajas genéticas y económicas comprobadas del uso de IA comparado con

toros en servicio natural en ganado lechero. Por ejemplo, se estima una ventaja en Mérito Neto en Dólares de $211 en la vida de una vaca Holstein servida con un toro de IA promedio (primera prueba) comparada con una vaca servida con un toro promedio probado en monta natural. Este cálculo es conservador porque los productores lecheros tienden a seleccionar el semen de toros IA por encima del promedio y porque el mérito genético promedio de un toro probado en monta natural es mayor, en promedio, a los toros no probados en monta

natural [5].

  • u Ventajas de la inseminación artificial en vaquillas lecheras

En la mayoría de los casos, las ventajas de usar IA para servir vaquillas lecheras son mayores que cuando se utiliza IA exclusivamente para servir vacas en lactancia. En las fincas que usan IA, las vaquillas representan la población genética más avanzada

1 El Dr. Paul Fricke

es el

extenionista espeicalizado en

reproducción en el Departamento de Ciencias Lácteas,

Universidad de Wisconsin-Madison. Es especialista en mejorar la eficiencia reproductiva através de modernas

practices de manejo y servicios de reproducción.

  • 2 Hernando Lopez y

Humberto Rivera son

asistentes de

investigación en el Departamento de Ciencias Lácteas, Universidad de Wisconsin-Madison.

de las hembras en el establecimiento. De este modo, el mérito genético de los becerros producto de IA en vaquillas es superior a los becerros de las vacas más viejas. Basado en la edad, las vacas de primera lactancia constituyen el grupo de vacas más grande en una lechería (34%) [1]. Los programas de IA en vaquillas aceleran el proceso genético porque los becerros de las vaquillas contribuyen proporcionalmente un mayor número de crías disponibles para reemplazos comparado con los grupos de vacas más viejas. Los costos de semen por preñez y por hembra de reemplazo producida también son menores para las vaquillas por que éstas tienen mayores tasas de concepción que las vacas lactantes (74% vs. 39%) [16], y entonces requieren m enor núm ero de servicios por preñez. La producción de leche en la vida, la producción por lactancia a 305 días, y la rentabilidad durante la vida en las hembras de reemplazo se maximiza cuando las vaquillas

tienen su primer parto entre los 23 y 25 meses de edad [6]. Protocolos de

sincronización de servicios usados conjuntamente con la IA, permite a los productores lecheros un manejo más preciso de la edad al primer servicio y la edad al primer parto de las vaquillas. Finalmente, los programas de IA en vaquillas permiten el uso de toros Holstein con facilidad comprobada de parto en lugar de utilizar toros de otras razas para evitar distocias. De este

En esta Novedad Láctea 1 Inseminación Artificial 2 Desarrollo de Nuevos Sistemas Controlados de Servicio para
En esta
Novedad Láctea
1
Inseminación
Artificial
2
Desarrollo de
Nuevos Sistemas
Controlados de
Servicio para
Vaquillas
Lecheras
4
Conclusión
5
Referencias

Nuevas Herramientas para el Manejo Reproductivo de las Vaquilla Lecheras

modo, el método más efectivo para acelerar el proceso genético y maximizar la rentabilidad en una lechería es incorporar el uso de programas de IA para las vaquillas.

  • u Tendencias de la industria para el uso de la IA en vaquillas lecheras

A pesar de las grandes ventajas económicas del uso de IA en vaquillas lecheras, existe una tendencia paradójica en el sector lechero. Una encuesta nacional de la Asociación Nacional de Inseminadores Animales (NAAB) reveló que, de acuerdo al tamaño del hato, sólo 55 – 63 % de las vaquillas lecheras se servían con IA [3]. Una encuesta más reciente de la NAAB mostró que sólo el 62 al 68% de las vaquillas lecheras reciben por lo menos un servicio de IA [8]. Finalmente una encuesta bianual de mercado conducida por Hoard's Dairyman indica que el uso reportado de toros en monta natural para vaquillas lecheras incrementó casi el 6% entre 1990 y 1996, y fué aproximadamente 10% mayor para vaquillas que para vacas lecheras [7]. Basado en estas estadísticas, las vaquillas continúan siendo el recurso genético más subutilizado en las fincas lecheras [4]. Se han citado varias explicaciones para la falta de difusión del uso de IA y para la tendencia al aumento del uso de toros en monta natural en vaquillas lecheras. Cuando a los productores se les preguntó por las razones del uso de toros en monta natural para sus vaquillas, listaron “las vaquillas no están en buen lugar”, “pobre detección de celos”, y “falta de tiempo para supervisar la IA” como los factores más importantes que contribuyen a esta práctica [3].

Desarrollo de Nuevos Sistemas Controlados de Servicio para Vaquillas Lecheras

La razón primaria para sincronizar el estro de vaquillas lecheras es facilitar el uso de la IA [21]. La efectividad de las técnicas actuales de

sincronización de estro es limitada porque los productores deben confiar en la detección visual de celo, que es ineficiente en la mayoría de las fincas, para efectuar los servicios a tiempo. De acuerdo con esto, “inadecuada detección de celos para IA”, y “falta de tiempo para supervisar la IA” fueron dos factores importantes identificados por los productores en una encuesta nacional como razones para no usar IA en vaquillas lecheras [3]. Recientemente hemos conducido una serie de experimentos para desarrollar protocolos de inseminación a tiempo fijo (ITF) en vaquillas lecheras. Los resultados de esta investigación se resumen en los tres estudios siguientes.

  • u Estudio 1 [17]

Recientemente se han desarrollado varios estudios acerca de la efectividad de usar estrógeno en lugar de GnRH para inducir la ovulación y facilitar la ITF [9, 10, 13]. El cipionato de estradiol (ECP; Pharmacia Animal Health, Kalamazoo, MI) es el ester del 17 b - ciclopentilpropionato de alfa estradiol soluble

en aceite. Provee 17 b -estradiol

en forma de

ester de ciclopentil-propionato, un derivado altamente soluble en grasa con un prolongado efecto estrogénico. La administración de estrógeno en ausencia de progesterona y en presencia de un folículo con capacidad ovulatoria causa la ovulación al estimular la liberación de GnRH del hipotálamo, que a su vez causa la secreción en cascada de LH en la pituitaria, que es el estímulo ovulatorio. Para determinar la utilidad del ECP en vaquillas, se realizó el siguiente experimento. En un estudio preliminar, vaquillas Holstein ciclando (n=12) recibieron GnRH (100 m g) en una fase aleatoria del ciclo estral seguido por PGF 2 a (25 mg) 6 días má s tarde. La proporción de vaquillas en estro a 24, 48, 72, y 96 h después de la PGF 2a fué 2/12, 2/12, 6/12, y 1/12, respectivamente, con una vaquilla que no mostró estro. Para medir el efecto del ECP sobre el tiempo al estro y a la ovulación, se asignó un grupo de vaquillas (n=24) al azar a recibir GnRH (100 m g) en fase aleatoria del ciclo, seguido por PGF 2 a (25 mg) 6 días más

Nuevas Herramientas para el Manejo Reproductivo de las Vaquilla Lecheras

tarde (GP), o GnRH y PGF 2a como en el grupo GP pero con la adición de cipionato de estradiol (ECP; 0.5 mg) 24 h después de la PGF 2a (GPE). El momento del estro se determinó usando dispositivos Kamar, y el tiempo de la ovulación fué determinado por exámenes de ultrasonido cada 6 h después de la activación del Kamar. En general, el 50.0% (12/24) de las vaquillas ovularon dentro de 48 h después de la GnRH. El diámetro folicular fue mayor (P <0.01) para los folículos ovulatorios vs. los no ovulatorios (11.9 ± 0.5 vs. 7.6 ± 0.8 mm), y 4 vaquillas que no ovularon exhibieron estro después de la GnRH, pero antes de la PGF 2a . Basado en los

niveles de progesterona en suero, 83.3% (20/24) de las vaquillas tuvieron un CL funcional a la PGF 2a ; 90.0% (18/20) de los CL funcionales regresionaron y 16.7% (2/12) de los CL inducidos por la GnRH no regresionaron. En general, 70.8% (17/24) de las vaquillas expresaron estro dentro de 3 días después de la PGF 2a , y el intervalo desde PGF 2a al estro (47.3 ± 2.6 vs. 48.7 ± 3.4 h) y a la ovulación (76.5 ± 2.7 vs. 84.0 ± 4.4 h) fue similar para las vaquillas GP y GPE, respectivamente. Aunque el diámetro de los folículos ovulatorios a la PGF 2a no fue diferente entre tratamientos (10.7

±

0.6

vs.

9.9

±

0.9

m m para GP vs. GPE,

respectivamente), tendió a ser mayor 6 h antes de la ovulación ( P =0.06) para las vaquillas GP

(13.7 ± 0.5 mm) vs. las vaquillas GPE (12.1 ±

0.7 mm).

El

diámetro

de

los folículos

ovulatorios

a

la

PGF 2a

se

correlacionó

negativamente (P <0.01) con el tiempo desde PGF 2a a la ovulación (r = –0.72). De acuerdo a estos resultados, la administración de ECP suprimió el crecimiento folicular y retardó la ovulación. Aunque varios estudios han reportado el uso exitoso del ECP para protocolos de inseminación a tiempo fijo en vacas lecheras lactantes, nosotros preferimos interrumpir el uso de ECP en favor de la GnRH como estímulo ovulatorio en los estudios 2 y 3.

  • u Estudio 2 [18]

Ovsynch fue el primer protocolo desarrollado para la sincronización exitosa de la ovulación en

vacas lecheras [15]. Con Ovsynch, el productor no depende de la detección del estro para realizar un servicio programado. En lugar de eso, las vacas reciben ITF en relación a ovulación sincronizada, resultando en tasas de concepción similares a las de las vacas que reciben IA a estro detectado [14]. Desafortunadamente, las vaquillas lecheras muestran una respuesta pobre a Ovsynch y a la ITF, exhibiendo tasas de concepción 20 a 40% más bajas que las vaquillas que reciben IA a estro detectado [16, 20]. A pesar de que hemos recomendado no usar Ovsynch en vaquillas lecheras, ciertas modificaciones en el manejo durante el protocolo y en el protocolo en s í pueden mejorar la respuesta. Un grupo de vaquillas Holstein (n=352) entre 13 y 14 meses de edad en una finca en Wisconsin fueron sujetas a un período de IA de 42 días, durante el cual recibieron IA cuando se observó remoción de la pintura en la cola (evaluada una vez al día a las 09:00 h). Al comienzo del período de IA (Día 0), las vaquillas fueron asignadas al azar a recibir sincronización de la ovulación e ITF (100 mg GnRH, Día 0; 25 mg PGF 2a , Día 6; 100 mg GnRH + ITF, Día 8) seguido por IA después de observar remoción de pintura de la cola por el resto del período de servicios (GPG; n=175), o a IA después de la remoción de la pintura de la cola durante la duración del período de IA (TC;

n=177).

El intervalo desde el comienzo del período de IA a la primera IA fue mayor (P<0.01) para las vaquillas TC que para las GPG (9.9 ± 0.6 vs. 7.5 ± 0.1 d), mientras que la tasa de concepción a los 30 días post IA fue similar entre tratamientos (46.5%, 80/172 vs. 38.3%, 67/175 para vaquillas TC vs. GPG, respectivamente). No se detectó interacción entre tratamiento y técnico de IA (P =0.70); sin embargo, el técnico de IA afectó (P <0.01) la tasa de concepción (técnico 1 = 24.8%, 28/113; técnico 2 = 30.0%, 18/60; técnico 3 = 58.0%, 101/174). Debido a esto, las bajas tasas de concepción de este estudio pueden ser atribuidas a diferencias entre los técnicos de IA más que a una falla del protocolo en si. La pérdida de preñez entre los días 30 a

Nuevas Herramientas para el Manejo Reproductivo de las Vaquilla Lecheras

  • 75 post IA fue de 10.2% (15/147) y fue similar

entre tratamientos. Muchas vaquillas que no sincronizaron expresaron estro antes de la segunda inyección de GnRH. El 17.7% (31/175) de las vaquillas GPG recibieron IA antes del día 8 (Día 5.2 ± 0.2) y no recibieron ITF. Hemos mostrado una respuesta similar en vacas lecheras de baja producción manejadas bajo sistemas de pastoreo en Wisconsin [2]. De las vaquillas GPG que recibieron ITF, el 90.9% (131/144) ovularon dentro de las 48 h después de la segunda inyección de GnRH (tasa de doble ovulación = 4.9%, 7/144). Así, las vaquillas que no expresaron estro durante el protocolo tuvieron una alta tasa de sincronización de ovulación a la segunda inyección de GnRH. Muestras de sangre de las vaquillas GPG colectadas al momento de cada inyección fueron clasificadas en base a las concentraciones de progesterona (P) en suero como alta ( 1.0 ng/ml) o baja (<1.0 ng/ml). La proporción de vaquillas GPG con un CL funcional (alta P) a la PGF 2a fue

91.6% (132/144); y 96.2% (127/132) de los CL funcionales habían regresionado (baja P) a las

  • 48 h después de la PGF 2a . De esta manera, la

regresión lútea en respuesta a la PGF 2a también fue alta en este experimento. En resumen, este protocolo para ITF en vaquillas lecheras puede resultar en tasas de concepción aceptables si se realiza con detección de celos e IA entre la primera GnRH y la PGF 2a y el efecto del técnico de IA es optimizado.

  • u Estudio 3 [19]

Los dispositivos para la liberación interna controlada de droga (Controlled Internal Drug Releasing; CIDR) han sido recientemente aprobados para uso en vaquillas lecheras. Cada dispositivo CIDR se produce cubriendo un eje de nylon con un elastómero basado en silicona que contiene 1.38 g de progesterona. Cuando se inserta en la vagina, el dispositivo CIDR libera una cantidad definida de progesterona que inhibe la expresión del estro en el ganado [11]. Las ventajas de usar los dispositivos CIDR incluyen fácil inserción y extracción

(comparado con implantes en la oreja) y altas tasas de retención [11, 12]. Una desventaja práctica es que muchas fincas no cuentan con instalaciones para inmovilizar los animales para la colocación y la extracción de los dispositivos CIDR. En una explotación comercial en Wisconsin, un grupo de vaquillas lecheras Holstein (n=190) entre 13 y 14 meses de edad fueron sometidas a un período de IA de 42 d en el cual las vaquillas recibieron IA cuando se observó remoción de la pintura en la cola (evaluada una vez al día a las 09:00 h). Al inicio del período de IA (Día 0), las vaquillas fueron asignadas al azar a recibir sincronización de la ovulación e ITF (100 mg GnRH, Día 0; 25 mg PGF 2a , Día 6; 100 mg GnRH + TAI, Día 8) seguido por IA después de observar remoción de la pintura de la cola por el resto del período de servicios (GPG; n=96), o sincronización de la ovulación e ITF, como para el grupo GPG, pero con la adición de un dispositivo CIDR insertado al momento de la primer inyección de GnRH y extraído al momento de la inyección de PGF 2a (GPG + CIDR; n=94). Estos datos están siendo analizados actualmente; sin embargo, tenemos algunos resultados preliminares. De manera similar al estudio 2 antes mencionado, el 23.9% (23/96) de las vaquillas GPG recibieron IA antes del día 8 (Día 5.2 ± 0.2) y no recibieron ITF. En comparación, ninguna de la vaquillas GPG + CIDR expresó estro antes del día 8. La tasa de concepción a los 30 d post IA fue similar entre tratamientos (29.1%, 28/96 vs. 31.9%, 30/94 para vaquillas GPG vs. GPG + CIDR, respectivamente). Como en el estudio 2, no se detectó interacción entre tratamiento y técnico de IA (P =0.70); sin embargo, el técnico de IA afectó ( P <0.01) la tasa de concepción. La pérdida de preñez entre los días 30 a 75 post IA fue 6.9% (4/58) y fue similar entre tratamientos.

Conclusión

El método más efectivo para acelerar el progreso genético y maximizar la rentabilidad de una explotación lechera es servir las

Nuevas Herramientas para el Manejo Reproductivo de las Vaquilla Lecheras

vaquillas utilizando IA. Hemos hecho algún progreso en el desarrollo de protocolos que permitan IA a tiempo fijo en vaquillas por medio de modificaciones de Ovsynch y el uso

Referencias

de dispositivos CIDR. Más investigación está en camino para desarrollar métodos exitosos de IA en vaquillas lecheras.

  • 1. AgSource/CRI. 1999. AgSource Cooperative Services, Verona, WI.

  • 2. Cordoba, M.C. and P.M. Fricke. 2002. Initiation of the breeding season in a grazing-based dairy by synchronization of ovulation. J. Dairy Sci. 85:1752-1763.

  • 3. Erven, B.L. and D. Arbaugh. 1987. Artificial Insemination on U.S. dairy farms. Report of a study conducted in cooperation with the National Association of Animal Breeders. NAAB, Columbia, MO.

  • 4. Everett, R.W. 1989. Are heifers your untapped genetic resource? Hoard's Dairyman, April 25, p. 348.

  • 5. Fricke, P.M. 1997. Bulls are no bargain. Hoard's Dairyman, December, 1997 p. 841.

  • 6. Head, H.H . 1992. Heifer performance standards: rearing systems, growth rates and lactation. In: Large Herd Dairy Management. Van Horn HH, Wilcox CJ (Eds). American Dairy Science Association, Champaign, IL, p. 422.

  • 7. Hoard's Dairyman, 1997. Hoard's Dairyman Continuing Market Study, 1997. Hoard's Dairyman Research Department, Fort Atkinson, WI.

  • 8. Hogeland, J.A. and J.J. Wadsworth. 1995. The role of artificial insemination on U.S. dairy farms survey report. Study conducted in cooperation with the National Association of Animal Breeders. NAAB, Columbia, MO.

  • 9. Jordan, E.R., S.M. Pancarci, M.J. Schouten, and W.W. Thatcher. 2001. Use of ECP in a presynchronized timed artificial insemination protocol for lactating dairy cows. J. Dairy Sci. 84(Suppl. 1):248 (Abstr.) ..

    • 10. Lopes, F.L., D.R. Arnold, J. Williams, S.M. Pancarci, M.J. Thatcher, M. Drost, and W.W. Thatcher. 2000. Use of estradiol cypionate for timed insemination. J. Dairy Sci. 83 (Suppl. 1):216 (Abstr).

    • 11. Macmillan, K.L. and A.J. Peterson. 1993. A new intravaginal progesterone releasing device for cattle (CIDR-B) for oestrous synchronization, increasing pregnancy rates and the treatment of post-partum anoestrus. Anim Reprod Sci 33:1-25.

    • 12. Macmillan, K.L., V.K. Taufa, D.R. Barnes, A.M. Day, and R. Henry. 1988. Detecting oestrus in synchronized heifers using tail paint and an aerosol raddle. Theriogenology 30:1099-1114.

    • 13. Pancarci, S.M., C.A. Risco, F.L. Lopes, F. Moreira, E.R. Jordan, and W.W. Thatcher. 2001. Use of ECP in a timed insemination program. J. Dairy Sci. 84(Suppl. 1):460 (Abstr.).

    • 14. Pursley, J.R., M.R. Kosorok, and M.C. Wiltbank. 1997a. Reproductive management of lactating dairy cows using synchronization of ovulation. J Dairy Sci 80:301-306.

    • 15. Pursley, J.R., M.O. Mee, and M.C. Wiltbank. 1995. Synchronization of ovulation in dairy cows using PGF 2a and GnRH. Theriogenology 44:915-923.

    • 16. Pursley, J.R., M.C. Wiltbank, J.S. Stevenson, J.S. Ottobre, H.A. Garverick, and L.L. Anderson. 1997b. Pregnancy rates per artificial insemination for cows and heifers inseminated at a synchronized ovulation or synchronized estrus. J Dairy Sci 80:295-300.

    • 17. Rivera, H. and P.M. Fricke. 2002. Synchronization of estrus in dairy heifers using GnRH, PGF 2_ and ECP. J. Dairy Sci. 85( Suppl. 1):267.

    • 18. Rivera, H., H. Lopez, and P.M. Fricke . 2003. Fixed-time artificial insemination in Holstein dairy heifers after synchronization of ovulation or removed tail chalk. J. Dairy Sci. Submitted.

    • 19. Rivera, H., H. Lopez, and P.M. Fricke . 2003. Fixed-time artificial insemination in Holstein dairy heifers after synchronization of ovulation using GnRH and PGF 2_ with or without a CIDR device. J. Dairy Sci. Submitted.

    • 20. Schmitt, E.J-P ., T. Diaz, M. Drost, and W.W. Thatcher. 1996. Use of a gonadotropin-releasing hormone agonist or human chorionic gonadotropin for timed insemination in cattle. J Anim Sci 74:1084-1091.

    • 21. Xu, Z.Z. and L.J. Burton. 1999. Reproductive performance of dairy heifers and estrus synchronization and fixed-time artificial insemination. J Dairy Sci 82:910-917.

Nuevas Herramientas para el Manejo Reproductivo de las Vaquilla Lecheras

Todas las publicaciones del Instituto Babcock tienen el Derecho de Autor del Comité de Directores de Sistema de la Universidad de Wisconsin. Estas publicaciones pueden ser copiadas completamente o en partes con fines educativos locales solamente, y siempre y cuando las Fuentes sean identificadas y los materials no sean distribuidos con fines de lucro

Para mas información o para adquirir otras publicaciones, contactarse con:

The Babcock Institute, 240 Agriculture Hall; 1450 Linden Drive; Madison, WI 53706-1562 Phone: (608) 265-4169; Fax: (608) 262-8852; Email: babcock@cals.wisc.edu; URL: http://babcock.cals.wisc.edu