el crepúsculo se acerca cuando el tulnaka llega al lugar, todavía habriento tras un infructuoso día buscando alimentos.

el árido paisaje no le ha proporcionado ninguna presa. sin embargo, algo se agita bajo sus patas.

un hombre renace, al fin despierto tras el largo sueño en el hiber-módulo. john prophet renace.

ampa micakane: estimulará su sistema nervioso y activará sus implantes.

el tulnaka sigue hambriento.

todavía débil y mareado por la hibernación, se revuelve, intentando sacar fuerzas...

...entonces, el estimulante hace su efecto.

sus fuerzas regresan.

su cuchillo aparece en su mano.

y vuelve a ser él mismo.

el humo cocinará las partes comestibles del tulnaka.

dentro de la carcasa encuentra un órgano que hace las veces de corazón y pulmones. dentro de su estómago, un pulgar, cuatro dedos y una palma, cortados a la altura de la muñeca.

y se pone en marcha, dirigiéndose hacia el este de la tierra bajo la que ha dormido durante tanto tiempo.

sabe que tiene un contacto que hacer y una misión que cumplir.

a su alrededor suenan los gañidos y chillidos de nuevas criaturas.

la tierra ha cambiado desde la última vez que la vio. la antigua tierra es más dura ahora. es implacable. incluso los animales que conocía han cambiado.

la primera noche lucha contra una manada de domeodos, todavía más mortíferos debido a los astutos parásitos que se han adherido a ellos.

hay animales nuevos. desconocidos. su segunda mañana despierto.

un hiber xull chilla como un cachorro mientras lo arrastra fuera del río, sólo para descubrir que es incomible.

así que mata lo que sabe que puede comer.

dos días. la primera visión de artefactos hechos por el hombre. los cascos están oxidados por el tiempo y, aún así, son lo más avanzado que ha visto desde que despertó.