Está en la página 1de 11

INSTITUTO LATINOAMERICANO DE LA COMUNICACIÓN EDUCATIVA

CENTRO DE ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN Y TECNOLOGIAS EDUCATIVAS

UNIVERSIDAD DEL GOLFO DE MEXICO CAMPUS TUXPAM

MAESTRIA EN COMUNICACIÓN Y TECNOLOGIAS EDUCATIVAS

MODULO DE INVESTIGACION

TRABAJO PARCIAL 1

“REFLEXIONES ACERCA DE LA CONCIENCIA ETICA Y LA COMPRENSION


HUMANA EN LOS AMBITOS FAMILIAR, PROFESIONAL E INVESTIGATIVO”

ALUMNO:

JOSE LUIS FERNANDEZ RICAÑO

TUTOR:

MARTHA RAQUEL HERNANDEZ MALDONADO

GRUPO:

03

TUXPAN, VERACRUZ, FEBRERO 2009.


“REFLEXIONES ACERCA DE LA CONCIENCIA ETICA Y LA COMPRENSION
HUMANA EN LOS AMBITOS FAMILIAR, PROFESIONAL E INVESTIGATIVO”

Con el presente documento, se pretende exponer las reflexiones del autor acerca de las lecturas de
Morín y Rojas Soriano, “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro” y “El plagio en el
trabajo científico” respectivamente así como algunas propuestas que se podrían implementar en los
ámbitos familiar, profesional e investigativo para promover la conciencia ética y la comprensión
humana.

Desde sus orígenes, el hombre ha tenido que vivir en sociedad para poder subsistir. Este concepto aún
es aplicable a nuestros días, dado el entorno macroeconómico en el que nos vemos envueltos a nivel
mundial. Es debido a esto que el hablar de la conciencia ética y comprensión humana es tan
importante el día de hoy. En una primera instancia, ya que a partir de la conciencia ética podemos
refrendar los valores adquiridos en nuestra vida, en una primera instancia en el hogar y
posteriormente con nuestros vecinos, profesores, personas con las que convivimos, etc.

Con base en la primer lectura señalada en el párrafo primero del documento, los saberes necesarios
para la educación del futuro son: Las Cegueras del conocimiento: el error y la ilusión. Los principios
de un conocimiento pertinente. Enseñar la condición humana. Enfrentar las incertidumbres. Enseñar
la comprensión y la ética del género humano.

Del capítulo que se hablará será el de enseñar la comprensión y partiendo de ahí puedo comentar que
coincido plenamente con el autor en el sentido de que existen grandes y múltiples progresos de la
comprensión pero los progresos de la incomprensión parecen más grandes, de que la comunicación no
conlleva comprensión y de que la comprensión necesita apertura, simpatía y generosidad.
Esto es una realidad, somos seres humanos y lo vemos en las noticias por televisión, internet, en los
periódicos, etc., “no nos comprendemos”, hay infinidad de desacuerdos que no logran volverse
acuerdos, el ejemplo más reciente, la guerra de medio oriente entre Israel y los Hamas, ambas partes
consideran tener la razón y no se ve por donde vaya a realizarse un acuerdo aún y cuando la
Organización de las Naciones Unidas ha tratado de intervenir.

Si lo vemos en nuestro País, México, la incomprensión se da considerablemente, no hay acuerdos y lo


que prevalece en nuestro estado son las pugnas por el poder. Las cadenas televisoras dominan o mejor
dicho son grandes manipuladoras para el pensamiento de los mexicanos. Televisa y Televisión Azteca
tienen la batuta para “decidir” lo que esta bien de lo que está mal hecho por los mexicanos. Esto que
acabo de mencionar puede decirse que es un claro ejemplo de un obstáculo externos a la comprensión
intelectual u objetivo, es “ruido que parasita la transmisión de la información”. De ahí Morín nombra
otros seis obstáculos externos que son Polisemia de una noción. Ignorancia de mitos y costumbres del
otro. Incomprensión de valores imperativos expandidos en el seno de otra cultura. Incomprensión de
imperativos éticos propios de una cultura. Imposibilidad de comprender ideas o argumentos de otra
visión del mundo y por último la imposibilidad de comprensión de una estructura mental a otra.

En este sentido puedo comentar que a mi pensar la ignorancia en términos generales es el obstáculo
externo más importante que no emite la comprensión intelectual u objetiva. Así también considero
que a veces la ignorancia se disfraza ya que muchas veces por intereses personales no “queremos”
comprender una buena idea o una buena razón. En ese tenor los obstáculos externos están mezclados
por regla general con los internos que son la indiferencia, el egocentrismo, el etnocentrismo y el
sociocetrismo. Por lo tanto puedo señalar que para comprender al ser humano se tiene que cumplir
con muchos factores que favorezcan la correcta y adecuada comunicación entre el emisor y el
receptor de la información y que ambos tengan la capacidad de poder comprenderse mutuamente.
Y si bien es cierto que para comprender a los demás primero hay que comprenderse a uno mismo
como lo indica Morín, aquí si difiero en lo que opina el autor dado que puede que en su interior la
persona no tenga un autoconcepto bien definido sin embargo, si el valor de la honestidad lo tiene bien
plantado, puede comprender una buena razón, como lo dijo Voltaire “podré no estar de acuerdo con
lo que digas, pero defenderé a muerte tu derecho a hacerlo”.

La comprensión se dará siempre que exista una mentalidad abierta, crítica y ética tanto del emisor
como del receptor de la información y así también transcribo aquí los factores que para Morín la
favorecen: el bien pensar, la introspección, la conciencia de la complejidad humana, la apertura
subjetiva hacia los demás, la interiorización de la tolerancia y la comprensión ética y cultura
planetarias. Es decir, la comprensión es un círculo, tanto comprende como el que da la información
como quien la recibe, quien enseña aprende y quien aprende enseña, esto es una realidad.

Ejemplo de este “círculo de la comprensión” lo podemos ejemplificar incorrectamente al ver en el


hogar cuando al darle la orden a tu hijo de “no digas mentiras”, inmediatamente suena el teléfono y es
un cobrador quien llama, el hijo contesta y el padre le dice “diles que no estoy”. Este añejo ejemplo
del valor de la honestidad que no tiene el padre por supuesto sirve para ver que el no pensar bien, el
no ser congruente con lo que decimos y con lo que hacemos, puede acabar en una incomprensión total
hacia con quien queremos que reciba nuestra información. Caso contrario si en la casa un padre o
madre de familia plática con sus hijos acerca de los valores y son congruentes, los hijos asimilarán de
una mejor manera esa información que se les está diciendo ya que teoría y práctica bien enseñadas
jamás podrán ser olvidadas.

Comprensión en su estricta definición de la Real Academia Española de la Lengua es Facultad,


capacidad o perspicacia para entender y penetrar las cosas, lo cual conlleva a otras formas de ser
como la empatía, la tolerancia, el respeto, el conocimiento, etc. Por tanto, ser comprensivo es ser ético
y la mejor manera que considero para fomentar la comprensión es el ser congruente con lo que
decimos y lo que hacemos, independientemente si nuestra idea es correcta o no, este sería el primer
paso, posteriormente ser crítico y tener una mente abierta para poder reconocer nuestros errores,
aprender de ellos, corregirlos y retomar el camino adecuado para poder lograr nuestros objetivos o
nuestras metas.
Comprensión es igual a comunicación efectiva debido a la ambivalencia que tiene la palabra; La
comunión entre el emisor y receptor debe de darse a fin de poder iniciar y concluir con el “proceso”
de la comprensión, así, una y otra vez ya que como les decía, este es un ciclo sin fin.

Es importante señalar que la ética juega un papel destacado en lo que a comprensión se refiere,
efectivamente la conciencia ética es determinante para poder transmitir o recibir información, y es en
la familia, el primer lugar en donde se va a desarrollar esa ética en el ser humano. La ética es
aprendida con el ejemplo, mediante la teoría y siempre reforzada con la práctica (recordemos el
ejemplo del padre aconsejando al hijo sobre no decir mentiras y la posterior llamada telefónica). Es en
el núcleo de la sociedad en donde el individuo va a transmitir y recibir valores y debemos de tener
conciencia en ello. “Vivir es tener un proyecto de vida, el proyecto será más o menos ético, pero no
puede dejar de ser. Así, tener derecho a la vida significa también tener derecho a construir el proyecto
de vida orientado a ser feliz”. Este pequeño fragmento de la lectura Los Valores de la Educación de
Victoria Camps resume en cierta medida la importancia de la conciencia ética en nuestro ámbito
familiar. Partiendo de la idea que es en la familia donde comenzamos a construir ese proyecto de vida
debemos de fortalecer ese vínculo con nuestros padres, hermanos, esposos, esposas, hijos, hijas, etc.
Para que la comunicación primera sea efectiva, que tengamos bien plantados valores para poder
emprender las tareas que se nos presentarán fuera del seno familiar. Recalcar el hecho de platicar con
los hijos, no ignorarlos, entender y comprender sus razones, respetarlos, darles su lugar, jamás
reprenderlos delante de personas extrañas, motivarlos en sus asuntos escolares, o reconocerles sus
logros en las actividades que realizan bien o que acaban de aprender, son algunos ejemplos de lo que
debemos hacer como padres, porque a mi entender está en los padres la responsabilidad mayor y
pudiera decir que total de transmitir esos valores. Nosotros somos el ejemplo vivo hacia nuestros
hijos, nuestro actuar también juega un papel muy importante en el desarrollo de la conciencia ética de
los futuros mexicanos económicamente activos. Así, con una estructura familiar sólida y con la
transmisión adecuada de valores, serán pauta para poder llevar a cabo trabajos de investigación éticos,
tales como los de la maestría que actualmente cursamos.
En lo profesional, la comprensión y el desarrollo de la conciencia ética debe darse, sino, esto fuera un
caos total. Si todos los mexicanos no fuéramos éticos viviríamos una situación terrible, no existiría la
paz social. Es cierto también que en nuestra situación actual no estamos bien, hay una crisis, la que
más se nota es la económica y esta puede ser el factor detonante para las demás. Centrándonos en el
objeto de redacción del presente documento, la falta de apoyo a la investigación en nuestro país es
notoria, desgraciadamente el gobierno da mayor preferencia a otras actividades como las deportivas,
específicamente el fútbol, a fin de “enmascarar” de cierta manera la situación real en la que vivimos.

Tristemente veo como en todas las noticias que vemos por la televisión, la “preocupación nacional”
es que la selección de futbol no pierda el próximo miércoles contra su similar de Estados Unidos de
Norteamérica. Esto es increíble, pero que le vamos a hacer, esa es nuestra realidad en política a mi
parecer “al pueblo, pan y circo” ¿Y la Investigación? ¿Y la Educación? ¿Y la Etica Profesional?

Sin educación no hay progreso, eso me queda claro a mí y creo que a millones de personas, también
es responsabilidad de nosotros, los académicos, el fomentar en nuestros alumnos el deseo de la
investigación, es en el aula de clases en donde tenemos nosotros una infinidad de oportunidades de
poder transmitir los conocimientos, valores y prácticas a los muchachos a fin de que ellos sean
participes activos de los procesos de investigación. En México nos hace falta dar ese paso, que la
investigación se de en mayor medida en nuestros alumnos, no solo los estudiantes de posgrado, sino
en los departamentos de investigación de las Universidades o Centros de Estudios Superiores poder
desarrollar estrategias que permitan incluir más evaluaciones relacionadas con la investigación.

Ahora bien, el Docente, debe ser un facilitador del aprendizaje y también debe contar con los
conocimientos necesarios para poder evaluar eficazmente un trabajo de investigación y es en ese
punto en el que la ética está implícita. Debe existir la comprensión y la comunicación entre las
personas involucradas dentro del proceso de investigación. Entonces, recapitulando, tenemos la
obligación como docentes de ser éticos en nuestro actuar, evaluar y retroalimentar a nuestros alumnos
Hablemos ahora del ámbito de investigación. Con base a las sesiones 2 y 3 de la Maestría en
Comunicación y Tecnologías Educativas, en el que se nos indicaron aspectos éticos a considerarse,
tales como el manejo de fuentes de consulta, claridad en los objetivos de la investigación,
transparencia de los datos obtenidos, confidencialidad, profundidad en el desarrollo del tema y algo
muy importante para recordar, que las personas con las que interactuamos en una investigación
educativa y social no son objetivos, sino sujetos con una dignidad que respetar.

Tampoco debemos pasara por alto los conceptos de complejidad e incertidumbre en la investigación
educativa y social y en ese sentido, poder implementar las estrategias pertinentes a fin de poder
elaborar adecuadamente un trabajo de investigación. Por lo tanto, en el proceso de investigación
debemos ser éticos, responsables y respetuosos de las personas con las que interactuemos en la
elaboración de los trabajos. Tener una mentalidad abierta y crítica a fin de poder ir corrigiendo
aquellas partes de nuestro trabajo que tengan algunas inconsistencias y poder ofrecer a las personas
un trabajo de calidad, ético, humilde y responsable y que además sea propositivo en su fondo.

La Etica es algo que está presente en todos los ámbitos de nuestra vida y es un tema del que se ocupan
tanto a nivel nacional como internacional. En Noviembre de 2008 se llevo a cabo el Simposium
Internacional: La ética en el conocimiento, celebrado en Argentina y en una de sus mesas redondas
se planteó la temática referente a que desde el humanismo universalista, buscamos que las Ciencias
Sociales hagan su aporte a la humanización de la vida, al perfeccionamiento moral y al cultivo de la
solidaridad humana. Esto quiere decir, solo por citar un ejemplo, que existe la preocupación en el
mundo porque esa comprensión global se de, que la mundialización no únicamente debe hacerse por
asuntos económicos sino que debe de existir una mundialización en ideas, aportes y beneficios para
todos los habitantes de este nuestro planeta.
Hablemos ahora de algo que se da de forma consciente o inconsciente en el proceso de investigación
de cualquier disciplina, el plagio. Rojas Soriano en su trabajo Formación de Investigadores educativos
expone que los hechos de plagiarse los planteamientos de un autor constituye un acto de
deshonestidad intelectual y también menciona que los docentes debemos hacer que los estudiantes
conozcan la gravedad de dicho fenómeno a fin de que esta práctica bastante frecuente se destierre
poco a poco de nuestro país.

Efectivamente, coincido plenamente en la opinión del autor. En nuestro México para desgracia de
todos los mexicanos, el plagio se da en demasía en las escuelas. Los alumnos desconocen la gravedad
de la falta que están cometiendo al “copiar y pegar” información sin mencionar o citar quienes son los
propietarios de dichos trabajos. Para poder erradicar el plagio se debe trabajar en conjunto, partiendo
de nuestro gobierno. Así es, de arriba hacia abajo en cadena, se debe dar el ejemplo. ¿Cómo puede un
gobierno decirle a su pueblo que es malo robar, si vemos en televisión a un Servidor Público
recibiendo dinero de un particular para favorecerlo con obras públicas? De igual manera ¿Cómo
puedo decirle el gobierno a un pueblo que sea honesto cuando el presidente de uno de los tres partidos
políticos más poderosos del país, hace trampa y gana una competencia de maratón en Alemania? o un
político al que le descubren su enriquecimiento ilícito, por citar algunas situaciones peculiares que
acontecen en nuestra realidad mexicana.

De igual manera, si esto lo bajamos de nivel, se da en instituciones particulares, educativas, etc.


Cuantas veces no nos hemos topado con el caso de que se ha descubierto que un maestro pide dinero
o favores a sus alumnos para poder acreditar materias, cuando esta actividad al igual que el plagio,
deben de ser duramente castigadas, la realidad es que no. Académicamente el plagio en los
reglamentos escolares está tipificado como un delito grave, en la mayoría de los casos, es motivo de
expulsión, por lo que, el Docente es la parte fundamental para poder ir erradicándolo de las aulas y de
todos los procesos académicos. ¿Cómo? A través de poner en claro las reglas del juego al inicio de las
sesiones educativas, si se logra detectar a un alumno plagiando conscientemente aplicar el reglamento
correspondiente, aunque aquí, entra también la parte que no queda del todo claro, cuando es que el
plagio se da conscientemente y cuando no. Esto es muy complicado, ya que muy probablemente al
alumno sorprendido en plagio diga que no lo hizo en forma consciente y para poder comprobarle lo
contrario tendría que pasar por muchas pruebas lo que ocasionaría retrasos en información, desgaste,
etc.
Es por ello de la importante labor facilitadora del Docente, el orientar correctamente a los alumnos a
la construcción de su conocimiento, siendo honestos y citando a aquellos autores de los cuales
tomamos ideas, conceptos, frases o extractos de sus trabajos.

Como académicos y estudiantes actualmente que somos, tenemos la solución en nuestras manos, de
fortalecer en nuestros alumnos valores como el humanismo, la pertinencia, humildad, respeto y sobre
todo el de la honestidad, a fin de inculcar en ellos el sentido de la responsabilidad.

Tenemos también la oportunidad de poder brindarles información que les permita ser críticos y que
puedan construir conocimientos así como también que desarrollen el gusto por la investigación.

No debemos olvidar que tenemos la responsabilidad de formar a los futuros hombres activos de este
nuestro México querido y que también está en nosotros el fortalecer el área de investigación en los
niveles educativos superiores. Debemos también inculcarles el gusto por la lectura, por el no quedarse
satisfechos ante la primera información que encuentren en internet, a ser honestos y citar a todos y
cada uno de los autores que ocupen para sus trabajos.

Quiero finalizar con una transcripción de la parte final del discurso hecho por la Académica Denisse
Dresser en el foro “México ante la crisis” el cual fue leído por la autora frente a diputados, senadores,
empresarios y funcionaros el pasado mes de enero de 2009. Esto aunque probablemente no parezca
relacionado, si lo está, dado que tiene mucho que ver con la comprensión y la conciencia ética de las
personas que nos gobiernan, desde mi punto de vista de ahí parte todo. Predicar con el ejemplo es
fundamental en un país tan rico y tan pobre a la vez como México. Este discurso representa el sentir
de millones de mexicanos, por lo cual quiero en estas líneas agradecer a su autora el valor moral que
mostró al decírselo frente a frente a nuestras máximas autoridades legislativas.
“México no crece por la forma en la cual se usa y se ejerce y se comparte el poder. Ni más ni menos.
Por las reglas discrecionales y politizadas que rigen a la república mafiosa, a la economía “de cuates”.
Por la supervivencia de las estructuras corporativas que el gobierno creó y sigue financiando. Por un
modelo económico que canaliza las rentas del petróleo a demasiadas clientelas. Por un sistema
político que funciona muy bien para sus partidos pero muy mal para sus ciudadanos. Un sistema de
“extracción sin representación”. Creando así un país poblado por personas obligadas a diluir la
esperanza, a encoger las expectativas, a cruzar la frontera al paso de 400 mil personal al año en busca
de la movilidad social que no encuentran aquí; a vivir con la palma extendida esperando la próxima
dádiva del próximo político; a marchar en las calles porque piensan que nadie en el gobierno los
escucha; a desconfiar de las instituciones; a presenciar la muerte común de los sueños porque México
no avanza a la velocidad que podría y debería”:
BIBLIOGRAFIA

Morín, Edgar.Los siete saberes necesarios para la educación del futuro.UNESCO, Francia 1999.

Rojas Soriano, Raúl, “Formación de investigadores educativos”, Edit. Plaza y Valdés, México 1992.

Galbán Sara. Investigación Sesión 2. (Diapositivas). CECTE: 14 diapositivas.

Real Academia Española de la Lengua. Diccionario, España 2009.

Camps, Victoria. Los Valores de la Educación, Edit. Anaya, Madrid 2000.

Dresser, Denisse. Discurso. Foro México ante la Crisis, 2009. Recuperado el 7 de febrero de 2009 de
http://www.eluniversal.com.mx/notas/573207.html